Sie sind auf Seite 1von 2

Derecho tributario: Es el conjunto de normas jurídicas que se refieren al establecimiento

de los tributos; esto es, a los impuestos, derechos y contribuciones especiales a las
relaciones jurídicas principales y accesorias que se establecen entre la administración y
los particulares con motivo de su nacimiento, cumplimiento o incumplimiento, a los
procedimientos oficiosos o contenciosos que pueden surgir y a las sanciones establecidas
por su violación. (De la Garza, Sergio Francisco.

¿Qué es el Derecho Tributario?


Entre los conceptos sobre impuestos, debemos saber qué es el Derecho tributario o
Derecho fiscal, es decir, aquella rama del Derecho público, dentro del Derecho
financiero, que estudia las normas jurídicas a través de las cuales el Estado ejerce su
poder tributario con el propósito de obtener de los particulares ingresos que sirvan para
sufragar el gasto público en áreas de la consecución del bien común.
En este sentido, se suele limitar el concepto a los ingresos tributarios, que por su
importancia dentro de la actividad financiera del Estado y por la homogeneidad de su
regulación, ha adquirido un tratamiento sustantivo.
Sin embargo, debemos tener en claro que el Derecho tributario se divide en una parte
general que comprende los aspectos materiales y los de naturaleza formal o
procedimental, entre los que se encuentran: los principios tributarios constitucionales, las
fuentes de las normas, la aplicación temporal y espacial, la interpretación de las normas,
la clasificación de los tributos y sus características, los métodos de determinación de las
bases tributarias, las infracciones y sanciones tributarias, la extención de la deuda, los
procedimientos de recaudación, inspección y revisión de los actos administrativos y el
estudio de los órganos de la Administración tributaria.
Como bien dijimos, el derecho tributario se compone básicamente de los tributos. Ya
sabemos bien qué son los tributos, pero de todas formas, nunca está demás
repetirlo. Cuando debemos hablar de tributos tenemos que mencionar que se trata de
obtener ingresos necesarios para el sostenimiento del gasto público, sin perjuicio de su
posibilidad de vinculación a otros fines. Asimismo, los tributos tienen
un carácter pecuñario dado que consisten en pagos en especie o prestaciones
personales, en los sistemas tributarios capitalistas la obligación tributaria tiene carácter
dinerario.

Sujetos para el derecho tributario:


 El sujeto activo de las relaciones tributarias es el Estado o cualquier otro ente que tenga
facultades tributarias, que exige tributos por el ejercicio de poderes soberanos, los
cuales han sido cedidos a través de un pacto social.
 El sujeto pasivo es el contribuyente tanto sea persona física como jurídica.
 Sujeto de iure: el que fue considerado en la norma al establecer el impuesto.
 Sujeto de facto: es quien soporta la carga económica del impuesto, a quien el sujeto de
jure traslada el impacto económico.
En el moderno Estado de derecho los tributos son creados por ley. En este sentido,
el Código Fiscal de la Federación establece la clasificación de las contribuciones, que
son:
 Impuestos son las contribuciones establecidas en ley que deben pagar las personas
físicas y morales que se encuentran en la situación jurídica o de hecho prevista por la
misma.
 Aportaciones de seguridad social son las contribuciones establecidas en ley a cargo de
personas que son sustituidas por el Estado en el cumplimiento de obligaciones fijadas
por la ley en materia de seguridad social o a las personas que se beneficien en forma
especial por servicios de seguridad social proporcionados por el mismo Estado.
 Contribuciones de mejoras son las establecidas en Ley a cargo de las personas físicas y
morales que se beneficien de manera directa por obras públicas.
 Derechos son las contribuciones establecidas en Ley por el uso o aprovechamiento de
los bienes del dominio público de la Nación, así como por recibir servicios que presta el
Estado en sus funciones de derecho público, excepto cuando se presten por organismos
descentralizados u órganos desconcentrados cuando en este último caso, se trate de
contraprestaciones que no se encuentren previstas en la Ley Federal de Derechos.
También son derechos las contribuciones a cargo de los organismos públicos
descentralizados por prestar servicios exclusivos del Estado.

El derecho tributario o fiscal1 es la disciplina parte del derecho financiero que tiene por
objeto de estudio el ordenamiento jurídico que regula el establecimiento y aplicación de
los tributos.2 Estudia las normas jurídicas a través de las cuales el Estado ejerce su poder
tributario con el propósito de obtener de los particulares ingresos que sirvan para sufragar
el gasto público en áreas a la consecución del bien común. Dentro del ordenamiento
jurídico de los ingresos públicos se puede acotar un sector correspondiente a los ingresos
tributarios, que por su importancia dentro de la actividad financiera del Estado y por la
homogeneidad de su regulación, ha adquirido un tratamiento sustantivo.

Derecho fiscal en la Doctrina Mexicana

El término Derecho Fiscal se refiere al conjunto de normas jurídicas que regulan la


actividad del Fisco, entendiendo por Fisco el órgano del Estado encargado de la
determinación, liquidación y administración de los tributos.

Es el conjunto de normas jurídicas que sistematizan y regulan los ingresos fiscales del
Estado. Estas normas jurídicas comprenden el fenómeno fiscal como actividad del
Estado, a las relaciones entre éste y los particulares y a su repercusión sobre estos
últimos. Desde la perspectiva el derecho fiscal es una rama del derecho financiero que,
como se señaló, es el conjunto de normas jurídicas que sistematizan los ingresos y
los gastos públicos, normalmente previstos en el presupuesto, y que tienen por
objeto regular las funciones financieras del Estado: la asignación de recursos;
el pleno empleo con estabilización; la distribución del ingreso y el desarrollo económico.
Pero el derecho fiscal tiene un alto grado de autonomía, ya que los ingresos fiscales del
Estado están determinados por principios jurídicos, económicos y administrativos muy
particulares e independientes de los que rigen el gasto público, al crédito público o a las
otras figuras que integran las finanzas públicas. Además desde un enfoque histórico, las
cuestiones fiscales, particularmente las impositivas, han sido ampliamente tratadas desde
las perspectivas jurídica y económica.