Sie sind auf Seite 1von 66

AGRADECIMIENTO

INDICE
RESUMEN

En el presente trabajo se explora la problemática del desarrollo sostenible en


relación con los proyectos de energía eólica, con el objetivo de analizar los
aspectos que permitan potenciar el desarrollo socioeconómico a nivel local.
Para lograr este fin, se diseñaron y aplicaron dos encuestas, una para evaluar
los diferentes criterios de desarrollo sostenible y otra para evaluar algunos
aspectos de la aceptación social de los proyectos eólicos. Los criterios
evaluados en la primera encuesta fueron identificados a partir de la revisión
bibliográfica y con la retroalimentación recibida por los residentes y dueños de
la tierra en los sitios de estudio, localizados en la región Norte del estado de
Baja California. Los criterios se dividieron en seis categorías: la aceptación
social con seis indicadores; el beneficio social con seis indicadores; el impacto
en la cultura con tres indicadores, el impacto ambiental con tres indicadores; el
beneficio económico con siete indicadores y finalmente, criterios técnico-
ecológicos con cuatro indicadores. Los datos obtenidos se analizaron
empleando un método de análisis multicriterio de relaciones de preferencia
(Outranking). A todos los indicadores se le asignó el mismo peso. En contraste,
la función de preferencia se eligió empleando el menú de ayuda del software
Visual PROMETHEE, el cual fue empleado para el análisis. Las funciones de
preferencia permitieron clasificar los sitios de estudio de acuerdo con los
valores obtenidos en el flujo neto Phi, el cual esencialmente representa un
promedio de las relaciones de preferencia por pares. Con la segunda encuesta
se evaluó únicamente la aceptación social y los resultados se analizaron de
forma cualitativa. En general, se observó que los proyectos de energía eólica
cuentan con una gran aceptación social, pero no inciden en el desarrollo
socioeconómico a nivel local, por lo que se sugiere que los criterios
identificados como más relevantes para potenciar el desarrollo sean tomados
en cuenta para proyectos eólicos futuros.

Palabras clave: Desarrollo sostenible, aceptación social, energía eólica,


PROMETHEE, La Rumorosa.
ABSTRACT
In this paper a number of issues of sustainable development at the local level
resulting from wind energy projects are explored, with the aim to analyze and
identify the most important criteria that would lead, through projects, to a local
socio-economic growth. In order to achieve this aim, two surveys were designed
and applied, one to evaluate different sustainable development criteria, and
another one focused specifically social acceptance criteria of wind energy
projects. The criteria evaluated in the first survey were identified from the
literature review and feedback received by residents and land owners in the
study sites, in the state of Baja California, Mexico. The criteria assessed in the
sustainable development survey were divided into six categories: social
acceptance with six indicators; social benefit with six indicators; the cultural
impact with three indicators, the environmental impact with three indicators; the
economic benefit with seven indicators; and finally, techno-ecological criteria
with four indicators. The data obtained were analyzed using a multicriteria
analysis technique based on pairwise preference relationships (outranking).
Equal weights were assigned to all indicators. In contrast, the preference
function for each indicator was chosen using the help menu of the software
Visual PROMETHEE used for the analysis. Preference functions allowed to
classify the study sites according to the values obtained in the net flow Phi,
which is essentially an average of pairwise preference relationships. In the
second survey, only social acceptance criteria were evaluated and the results
were analyzed qualitatively. In general, it was concluded that wind power
projects have a large social acceptance, but do not have a local socio-economic
development impact, so it is suggested that the criteria identified as drivers for
such development are taken into account for future wind energy development
projects. Keys words: sustainable development, wind power, social acceptance,
Visual PROMETHEE, La Rumorosa.
ENERGIA EOLICA
I. INTRODUCCION

En la actualidad la crisis energética es una preocupación mundial. Los recursos


utilizados como fuentes de energía, tales como petróleo, carbón y gas natural,
son recursos no renovables y se estima que las reservas existentes no serán
suficientes para cubrir las necesidades de una población mundial creciente
(Ortega, 2006). Por otra parte, la combustión de energías fósiles es una de las
principales fuentes de emisión de gases invernadero (Nguyen, 2006).

Las fuentes energéticas que provienen de recursos renovables se presentan


como una alternativa y posible solución a esta problemática. Las llamadas
Energías Renovables No Convencionales (ERNC) permiten incorporar a la
matriz de generación eléctrica fuentes de energía primaria autóctonas
aplicadas como nuevas tecnologías de generación (Comisión Nacional de
Energía (CNE), 2008). Las ERNC y, particularmente la energía eólica, son
relevantes el caso de sectores rurales ya que es en estos lugares donde se
encuentran los mejores nichos para su aprovechamiento. Además es
importante considerar que los sectores rurales y de bajos ingresos deben
destinar porcentajes significativos de su presupuesto familiar a la adquisición
de energía, por lo que en algunos casos la sustitución de energía eléctrica en
dichos sectores por ERNC se presenta como una opción eficiente, además de
contribuir a la independencia energética. (Inforesources, 2006).Entre las
principales ventajas de emplazamientos eólicos a pequeña escala en sectores
rurales se encuentran: posibilidad de suministrar electricidad en lugares
aislados y alejados de la red eléctrica; posibilidad de sustituir o complementar
la energía obtenida de la red eléctrica; generación de energía junto a los puntos
de consumo; accesibilidad para cualquier tipo de usuario debido a su sencilla
instalación; y generación de un mayor bienestar y equidad social en
comunidades rurales contribuyendo al desarrollo debido a la posibilidad de
acceder a un mayor grado de tecnología (Instituto para la Diversificación y
Ahorro de la Energía (IDAE), 2006; Inforesources, 2006; Nguyen, 2006).

El viento es una fuente de energía libre, limpia e inagotable. Ha servido a la


humanidad así durante muchos siglos para propulsar naves y hacer girar a los
molinos de viento para la molienda del grano y extraer agua del subsuelo.
Aunque durante siglos fue usada de manera más o menos extendida para
ambos propósitos, no fue hasta la segunda mitad del siglo pasado cuando se
planteó su uso comercial para la generación de energía eléctrica como un
elemento fundamental en el desarrollo sostenible de las económicas
occidentales. Fue en la década de los 70 cuando, a raíz de la crisis del petróleo,
la gente empezó a darse cuenta de que los suministros de petróleo del mundo
no iban a durar para siempre y que, además, dichos suministros deberían ser
conservados para la industria petroquímica. El uso del petróleo como
combustible para la generación de energía era, además de estar produciendo
emisiones de gases nocivos para la actividad humana, un desperdicio que no
se podía tolerar. Era necesario, pues, desarrollar otras fuentes de energía
alternativas aparte de las convencionales. Existen otras fuentes
“convencionales” de energía además del petróleo como son el carbón, la
energía nuclear y el gas en sus diversas y muy recientes formas de extracción,
que han sido consideradas como capaces de suministrar la necesidades
energéticas a largo plazo. Muchas personas piensan que hay suficiente carbón
y gas para varios siglos al ritmo actual de consumo, y también energía nuclear.
Se trata de recursos probados en el sentido de que la tecnología está muy
desarrollada, y en la actualidad las grandes nucleares, térmicas de carbón y de
gas (ciclos combinados) proveen la mayor parte de energía al planeta.
Desafortunadamente, el carbón, el gas y la energía nuclear actual generan
problemas ambientales graves. El carbón se extrae en grandes operaciones
mineras, dejando las tierras baldías de difícil o imposible restauración. La
producción de dióxido de carbono y dióxido de azufre proveniente de la
combustión de los mismos puede afectar a la atmósfera y la capacidad del
planeta para producir alimentos para su población así como generar el llamado
efecto invernadero en la atmosfera. El carbón es también una valiosa materia
prima y que muchos consideran que su quema como combustible es algo
insólito y poco adecuado.

La energía nuclear tiene varias ventajas sobre carbón y el gas dado que no
genera nada de dióxido de carbono o dióxido de azufre, las operaciones
mineras para la extracción de los materiales radioactivos necesarios son de
mucha menor escala, y no tiene ningún otro uso (excepto el militar,
obviamente), además del suministro de calor. Asimismo con cantidades
relativamente pequeñas de material se produce una gran generación de
energía lo que, desde un punto de vista energético, parece muchísimo mas
eficiente que las otras formas de energía mencionadas anteriormente.
Desgraciadamente, ante estas clara ventajas, existen una serie de desventajas
que cuestionan su idoneidad. Por un lado (y esto es común a las otras
tecnologías) las materias primas para la generación de esta energía se
producen donde la naturaleza las creó y depositó y estos lugares (aunque
mucho menos que el caso del petróleo, gas y carbón) no siempre están en
zonas geopolíticamente estables del planeta. Otro problema importante que
genera este tipo de energía es el de los residuos generados (aunque en
volumen son infinitamente menores que en las anteriores energías) siguen
teniendo un poder letal para la naturaleza y tiempo en que no la afectarán es
de muchísimos años por lo que han de “guardarse” en instalaciones especiales
hechas por el ser humano con las desventajas que ello conlleva. Por último
están las gravísimas consecuencias de un posible accidente nuclear, que
aunque muy poco probable se produce como el recientemente acaecido en
Fukushima y ponen de manifiesto el claro riesgo que estas energías tienen para
la sociedad y el medio ambiente. Debido a estos problemas se lleva desarrollo
desde hace ya unas cuantas décadas la energía eólica y otras formas de
energía alternativas como la solar en sus diferentes ramas, geotérmica,
biocombustibles, maremotriz , etc. La energía eólica, que es el objeto de este
curso, se está convirtiendo en una importante fuente de energía, a pesar de los
costes directos ligeramente superiores al resto de energías convencionales.
Esto no quiere decir que la energía eólica siempre sea será más cara que el
resto, ya que debido precisamente al mayor coste y las subvenciones que se
esta dando a este tipo de energías se está fomentando la experimentación en
este tipo de tecnologías haciéndolas en muchos casos igual o más baratas que
el resto de las convencionales si se toman en consideración el resto de
externalidades

1. ANTECEDENTES

Hasta la aparición de la máquina de vapor en el siglo XIX, la única


energía de origen no animal para realización de trabajo mecánico
era la proveniente del agua o del viento. La primera y más
inmediata forma de aprovechamiento de la energía eólica fue la
utili- zada por la navegación desde los tiempos más remotos; las
primeras referencias de la
utilización de embarcaciones a vela proceden de Egipto (FIG I.1) y
datan del IV ó V mile-nio antes de Jesucristo. 7

FIG I.1 Uso del viento en el antiguo Egipto

2.1 EPOCA ANTIGUA Y EDAD MEDIA


Los molinos de viento ya existían en la más remota
antigüedad. Persia, Irak, Egipto y China disponían de
máquinas eólicas muchos siglos antes de J.C.; Hammurab I.
rey de Babilonia, 17 siglos antes de J.C. utilizó molinos
accionados por el viento para regar las llanuras de
Mesopotamia (FIG I.2) y para la molienda del grano. Se trataba
de primitivas máquinas eólicas de rotor vertical con varias
palas de madera o caña, cuyo movimiento de rotación era
comunicado directamente por el eje a las muelas del molino
En China hay referencias de la existencia de molinos de rotor
vertical y palas a base de telas colocadas sobre un armazón
de madera, que eran utilizados para el bombeo de agua,
máquinas conocidas como panémonas, precursoras de los
molinos persas

Los molinos de viento fueron utilizados en Europa en la Edad


Media (FIGI.3), comen- zando a extenderse por Grecia, Italia y
Francia. Si el origen de las máquinas eólicas pre- senta
notables incertidumbres, no menos lo hace su expansión por
el Mediterráneo y el resto de Europa. Según algunos autores,
se debe a los cruzados la introducción de la tecnología
eólica en Occidente, si bien otros opinan que Europa
desarrolló su propia tecnología, claramente distinta de la
oriental, ya que en Europa se impusieron funda-

mentalmente los molinos de eje horizontal, mientras que los


molinos orientales eran de eje vertical.

2.2 EL RENACIMIENTO, TAMBIÉN EN LA EÓLICA

Sea cual fuese la forma de aparición de estas máquinas en


los diversos países eu- ropeos, lo cierto es que se
encuentran abundantes ejemplos de la importancia que los
molinos de viento llegaron a tener en multitud de
aplicaciones; citemos como ejemplo relevante los literarios
molinos castellanos utilizados desde la Edad Media tardía
para la

molienda y los no menos conocidos molinos holandeses


usados desde 1430 para la

desecación de los polders, todos ellos de eje horizontal. En el


siglo XVI Holanda perfec- ciona el diseño de los molinos (
FIGI.4) y los utiliza para el drenaje; entre los años 1609 y

1612, Beemster Pólder fue drenado con la ayuda de estas


máquinas; sin embargo, no só- lo utilizaron los molinos para
drenar el agua, sino también para extraer aceites de semi-
llas, moler grano, etc.; precisamente el nombre de molinos
proviene de este tipo de apli- caciones.
FIG I.4 Ejemplos de molinos europeos holandeses

Una idea de la importancia que en el pasado adquirió la


energía eólica nos la da el hecho de que en el siglo XVIII, los
holandeses tenían instalados y en funcionamiento unos
20.000 molinos, que les proporcionaban una media de 20
kW cada uno, energía nada despreciable para las
necesidades de aquella época.

En 1724 Leopoldo Jacob proyecta un molino de ocho palas


que mueve una bomba de pistón; en 1883 aparece el
pequeño multipala americano (FIG I.5) diseñado por Ste- wart
Perry. Este molino, de unos 3 metros de diámetro utilizado para
bombeo, ha sido el más vendido de la historia, llegándose a
fabricar más de seis millones de unidades, de las que existen
varios miles en funcionamiento

FIG I.5 Ejemplos de molinos americanos multipal


Como p re cu rso r de los actuales aerogeneradores, es
necesario citar la aerogenera- dor danés de Lacear (1892),
máquina capaz de desarrollar entre 5 y 25 kW.

Hasta ese momento, las velocidades típicas que se habían


conseguido con los mul- tipala eran de dos veces la del viento,
mientras que los molinos clásicos habrían funcio- nado con
velocidades en el extremo de la pala del mismo orden de
magnitud que la del viento.

La teoría de la aerodinámica se desarrolla durante las


primeras décadas del siglo XX, permitiendo comprender la
naturaleza y el comportamiento de las fuerzas que ac- túan
alrededor de las palas de las turbinas. Los mismos científicos
que la desarrollaron para usos aeronáuticos Joukowski,
Drzewiechy y Sabinin en Rusia; Prandtl y Betz en Alemania;
Constantin y Enfield en Francia establecen los criterios
básicos que debían cumplir las nuevas generaciones de
turbinas eólicas.

2.3 COMIENZOS DEL SIGLO XX


En el año 1910, Dinamarca tenía instalada una potencia
eólica de 200 MW. En los años 20 se empiezan a aplicar a
los rotores eólicos los perfiles aerodinámicos que se habían
diseñado para las alas y hélices de los aviones. En 1927, el
holandés A.J. Dekker construye el primer rotor provisto de
palas con sección aerodinámica, capaz de alcanzar

velocidades en punta de pala, cuatro o cinco veces superiores


la del viento incidente

Betz demostró en su famoso artículo "Die Windmuhlen im lichte


neverer Forschung", (Berlín 1927), que el rendimiento de las
turbinas aumentaba con la velocidad de rotación y que, en
cualquier caso, ningún sistema eólico podía superar el 59,9%
de la energía contenida en el viento. Por lo tanto, los nuevos
rotores debían funcionar con elevadas velocidades de
rotación para conseguir rendimientos más elevados. La
teoría demostró también que cuanto mayor era la velocidad
de rotación menor importancia tenía el nú- mero de palas,
por lo que, teóricamente, las turbinas modernas podían
incluso cons- truirse con una sola pala sin que disminuyera
su rendimiento aerodinámico significati- vamente.

A pesar de los esfuerzos realizados y de la mayor eficacia de


las nuevas turbinas, las dificultades de almacenamiento y
las desventajas propias de la irregularidad de los vientos
fueron la causa de que continuaran declinando las
aplicaciones basadas en el aprovechamiento del viento
como recurso energético hasta el final de la Primera Guerra
Mundial.

Los combustibles fósiles, y en particular el petróleo,


empezaban a imponerse como la principal e insustituible
fuente de energía. Sin embargo, el petróleo presentaba un
grave inconveniente al crear una dependencia entre los
países consumidores y los pro- ductores. De este forma, solo
cuando el orden económico se veía alterado por alguna crisis y
la dependencia energética se hacía patente, se adoptaban
políticas de apoyo de los recursos autónomos, que se
abandonaban de nuevo una vez se superaba la crisis. La
primera de estas etapas fue una consecuencia inmediata de
la Primera Guerra Mundial.

Con una fuerte expansión de la electricidad como sistema


energético universal y la escasez de recursos para im po rta r
petróleo, las turbinas eólicas continuaron desarrollándose
por dos caminos diferentes

Por un lado, hacia el diseño, construcción y


comercialización de Aero genera- dores de baja
potencia, capaces de generar electricidad en áreas
rurales más
menos aisladas, a las que todavía no habían llegado
las redes de electrificación
Por otro, y a la sombra de una industria aeronáutica en
pleno desarrollo, hacia el diseño y construcción de
grandes plantas eólicas capaces de generar electricidad
a gran escala

Este apoyo a los recursos energéticos autóctonos, que


comenzó inmediatamente después de la guerra, se
mantuvo durante la década siguiente, como consecuencia
de la política proteccionista adoptada por los países
occidentales tras la crisis de 1929.

Durante este período fueron innumerables los trabajos


realizados sobre plantas eólicas de gran potencia en Europa
y USA, centrando los programas eólicos su interés en
aspectos diferentes como la evaluación de los recursos
disponibles, obtención y trata- miento de datos
meteorológicos, elaboración de mapas eólicos, localización
de emplazamientos y el cálculo, diseño y construcción de
plantas de gran potencia. Asimismo, se intentaron crear
incentivos que motivasen a la iniciativa privada a fabricar y
comercial- zar pequeñas turbinas con funcionamiento
autónomo, que permitiesen cubrir las necesidades de
explotaciones agrícolas o industriales situadas en zonas
apartadas

A NIVEL INTERNACIONAL

En chile
En el estudio que se realizó en la localidad de Curiñanco en la zona
costera de la provincia de Valdivia, XIV Región de los Ríos.
Curiñanco está separado de Valdivia por 36 km de ruta en dirección
noroeste y las coordenadas geográficas de su ubicación son 39º 48´
de latitud Sur y 73º14´ de longitud Oeste (Comité Nacional Pro
Defensa de la Fauna y Flora (CODEFF), 2003).
La escuela fue seleccionada para el estudio debido a que es una
entidad que representa toda la comunidad de Curiñanco, además
logra fortalecer el aprendizaje de los niños sobre las energías
renovables y sus ventajas en favor del medio ambiente.
El estudio se dividió en dos ámbitos que fueron el estudio técnico y
la estimación del costo de producción de la energía a través de un
sistema eólico versus el sistema actual de abastecimiento. Este
estudio tuvo por objetivo determinar el potencial eólico del sector de
Curiñanco. Se reunieron datos de temperatura, dirección y velocidad
de viento los cuales fueron obtenidos del Laboratorio de Recursos
Acuáticos Calfuco perteneciente a la Facultad de Ciencias de la
Universidad Austral de Chile, para un período de un año, desde el
21 de diciembre de 2006 al 20 de diciembre de 2007.
A partir de estos antecedentes se calcularon los siguientes
parámetros: velocidad media diaria del viento, potencial eólico y
oferta de energía generada en el sector de Curiñanco.
La velocidad media diaria del viento se calculó para determinar a qué
hora del día ocurren las mayores y menores velocidades de viento,
determinando a qué hora del día se obtiene la mayor y menor
cantidad de energía. La velocidad del viento (m/s) se promedió en
función de las horas del día en forma anual. Se determinó además
la frecuencia de distribución de los datos de velocidad anual a través
del modelo de probabilidad Weibull.

Luego de analizar la situación para cada estación del año en base al


estudio de la velocidad media diaria se estableció que la producción
de energía aumentó de menor a mayor grado en el siguiente orden:
verano, primavera, otoño e invierno. De esta forma en las estaciones
de invierno y otoño se registraron las mayores velocidades de viento
promedio, generándose a su vez las mayores cantidades de energía.
Está asociada a un costo medioambiental y social que varía según
el impacto ocasionado, el cual fue considerado en los tipos de
generación energética. (Almonacid A.1, Nahuelhual L., CHILE
(2009))

En España

Durante las primeras décadas del siglo XX, el avance de la


tecnología aeronáutica establece las bases de los actuales
aerogeneradores, aunque es necesario esperar hasta la crisis del
petróleo de 1973 para que la energía eólica cobre un vivo impulso
como fuente energética para la generación de electricidad (Alonso,
1993). La posibilidad del aprovechamiento de la energía del viento
en España con fines energéticos se remonta a mediados de los años
cincuenta del siglo pasado.

En 1955 se publica el informe La energía del viento y su


aprovechamiento, del que son autores J.A. Barasoaín y L. Fontán.
De ambos también es el estudio Prospección eólica y solar en
España (1962).

A NIVEL NACIONAL

En el 2014 entraron en operación las primeras tres grandes centrales


eólicas en el país, como son: "Marcona" (Ica) de 32 MW,
"Cupisnique" (La Libertad) de 80 MW y "Talara" (Piura) de 30 MW.
El 11 de marzo de este año, se integró al SEIN la central eólica de
generación eléctrica "Tres Hermanas", ubicada en el distrito de
Marcona (Ica), la cual cuenta con una potencia instalada de 97.15
MW y demandó una inversión de casi 197 millones de dólares. Este
parque eólico está compuesto por 33 aerogeneradores e inyectará
su energía al SEIN a través de la sub estación existente en
Marcona.El potencial eólico del Perú es de aproximadamente 22,450
megavatios y a la fecha se tiene han aprovechado 239 Mw en
centrales de generación eléctrica, es decir 1% del potencial total.A
la fecha, en total son cuatro los parques eólicos que operan en el
país aportando 239 Mw al Sistema Eléctrico Interconectado
Nacional, y que contribuyen al cuidado del medio
ambiente.(Ministerio de Energía Y Minas - Perú )

A NIVEL REGIONAL

Huambos ( Chota) es el lugar del primer parque eólico que se


construirá en la región Cajamarca, el cual dotará de energía eléctrica
a su localidad y a 39 comunidades campesinas de su jurisdicción,
así como a otras zonas de las provincias cajamarquinas de Chota,
Cuervo y Jaén

El Ministerio de Energía y Minas, a través de la Resolución


Ministerial Nº 575-2015-MEM/DM, otorgó la concesión temporal a
favor de Grenergy Perú S.A.C. para desarrollar estudios a nivel de
factibilidad relacionados a la actividad de generación eléctrica de la
futura Central Eólica Parque Duna, ubicada en el distrito chotano de
Huambos.
Manifestó que la mencionada central eólica tendrá una capacidad
instalada estimada de 120 Megawatios (MW), el cual servirá para
producir energía eléctrica sin contaminar el medio ambiente, ya que
esta energía será producida por los vientos. “Para dicha central la
municipalidad de Huambos ha saneado un terreno de tres kilómetros
en la comunidad de Challuaracra. (Ministerio de Energía Y Minas
- Perú)

2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA


Aunque no parece haber límites físicos en el suministro mundial de energía
durante al menos los próximos cincuenta años, el sistema energético actual
es insostenible por consideraciones de equidad así como por problemas
medioambientales, económicos y geopolíticos que tienen implicaciones de
muy largo plazo.

Los combustibles avanzados y la electricidad no son universalmente


accesibles, lo que constituye una desigualdad que tiene implicaciones
morales, políticas y prácticas en un mundo cada vez más globalizado. El
sistema energético actual no es lo suficientemente fiable o asequible
económicamente como para soportar un crecimiento económico
generalizado. La productividad de un tercio de la humanidad está seriamente
comprometida por la falta de acceso a las formas avanzadas de energía y
tal vez otro tercio sufre penalidades económicas e inseguridad a causa de
un suministro energético poco fiable. Los impactos negativos, tanto a nivel
local, como regional y global de la producción y del uso de la energía
amenazan la salud y el bienestar de la generación actual y de las futuras.
Por todo lo explicado anteriormente es esencial investigar e indagar en
formas de suministro de energía que sean sostenibles en el tiempo.

3. PREGUNTA DE INVESTIGACION

¿De qué manera contribuye la energía eólica en el desarrollo sostenible del


medio ambiente?

4. OBJETIVOS
General

Desarrollar una investigación de la energía eólica asociada a la


termodinámica

Específicos
Analizar de qué manera la energía eólica se transforma en energía
eléctrica
Detallar como un aerogenerador funciona termodinámicamente
Identificar los equipos que conforman un sistema de energía eólico
5. JUSTIFICACION
Al llevar a cabo esta investigación se podrá entender claramente el
concepto de Energía Eólica y sus beneficios para la vida humana.
También se podrá tener claro como funciona este sistema de energía a
base del viento..

6. HIPOTESIS
Mi investigación de proyecto será a base de Energía Eolica, Investigar
profundamente sobre el tema y poder investigar también muy a fondo
los lugares de Colombia a donde no llega energía eléctrica por motivos
de lejanía a una planta cercana o por costos muy altos.
Mi meta en esta investigación es poder buscar la manera de hacerle
llegar energía a largo plazo por medio de molinos (energía eólica) a esos
lugares apartados, investigar los recursos necesarios para hacer esto
posible y poder obtener energía mediante los vientos, utilizando una
bobina que produce energía y va a una batería que que rectifica la
energía y la convierte de DC a AC que es la energía que hace encender
los bombillos de la luz y los aparatos que utilizamos hoy.

II. MARCO TEORICO


HISTORIA
La energía eólica terrestre es un tipo de energía renovable cuya fuente es la
fuerza del viento. La forma típica de aprovechar esta energía es a través de la
utilización de aerogeneradores o turbinas de viento. ¿Pero cómo se llega del
viento a la electricidad? El antecedente directo de los
actuales aerogeneradores son los viejos molinos de viento, que incluso hoy en
día se siguen utilizando para extraer agua o moler grano.
Un molino es una máquina posee aspas o palas unidas a un eje común, que
comienza a girar cuando el viento sopla. Este eje giratorio esta unido a distintos
tipos de maquinaria, por ejemplo maquinaria para moler grano, bombear agua
o producir electricidad. Para obtener electricidad, el movimiento de las aspas o
paletas acciona un generador eléctrico (un alternador o un dinamo) que
convierte la energía mecánica de la rotación en energía eléctrica. La electricidad
puede almacenarse en baterías o ser vertida directamente a la red. El
funcionamiento es bastante simple, y lo que se va complejizando es la
construcción de aerogeneradores que sean cada vez más eficientes.
Los aerogeneradores pueden ser de eje horizontal, que son los más comunes
hoy en día, o también los hay de eje vertical.
Uno de los problemas más frecuentes que presentan los aerogeneradores es su
gran tamaño así como las vibraciones y ruido que provocan. Por esta razón
suelen ubicarse en zonas alejadas de viviendas. Sin embargo empresas y
científicos de todo el mundo siguen trabajando para construir aerogeneradores
más pequeño , o silenciosos que puedan ubicarse en zonas urbanas. Pero
uno de los problemas que más preocupa en el campo de la generación de
la energía eólica es la variabilidad de la fuente, es decir del viento.
Los aerogeneradores, en general, están preparados para funcionar en forma
óptima cuando el viento sopla dentro de un rango determinado de velocidades.
Por un lado se requiere cierta velocidad mínima para mover las aspas, por el otro
lado existe también un límite máximo. Por ejemplo lo más común es que esos
límites sean con vientos de velocidades de entre 3 y 24 metros por segundo. Al
mínimo se lo llama velocidad de conexión, o sea lo mínimo para generar algo de
electricidad, y al máximo se lo llama velocidad de corte, o sea cuando ya es
contraproducente, ya que podría romper el mecanismo. Los aerogeneradores
pueden trabajar solos o en parques eólicos, sobre tierra formando las granjas
eólicas, sobre la costa del mar o incluso pueden ser instalados sobre las aguas
a cierta distancia de la costa en lo que se llama granja eólica marina u offshore.
Factores que influyen en la cantidad de potencia del viento

La energía eolica es aprovechada por nosotros básicamente por un sistema de


un rotor que gira a medida que pasa viento por este.

La potencia del viento depende principalmente de 3 factores:

1. Área por donde pasa el viento (rotor)


2. Densidad del aire
3. Velocidad del viento

Para calcular la formula de potencia del viento se debe considerar el flujo


másico del viento que va dado por:

Densidad del viento


Área por donde pasa el viento
Velocidad del viento
Para calcular la formula de potencia del viento se debe considerar el flujo
másico del viento que va dado por:

Densidad del viento


Área por donde pasa el viento
Velocidad del viento

Entonces el flujo másico viene dado por la siguiente expresión:

Entonces la potencia debido a la energía cinética esta dada por:


Energía eléctrica disponible en un aerogenerador

Supongamos que se tiene un aerogenerador, un ejemplo, caso danés de 600


Kw. de potencia.

Los fabricantes por lo general entregan la Curva de energía eléctrica


disponible versus las velocidades a diferentes parámetros de la distribución
de weibull:

Los distintos colores representan las distintas distribuciones probabilísticas de


los vientos en año a distintas velocidades, uno esperaría que a medida que
aumentamos la velocidad la energía debería estar a una función cúbica de
esta, sin embargo esto nos se produce ya que la eficiencia de los
aerogeneradores no es constante, por lo tanto la tendencia es más bien lineal.

La tecnología eólica es una de las más antiguas, existen pruebas de su


utilización de este recurso desde 1700 a.C. para molienda. Desde entonces
hasta ahora la tecnología ha ido evolucionando y el aprovechamiento de la
energía es cada vez más eficiente.

En 2001 la potencia mundial de origen eólico superaba los 23GW, con una
tasa anual de crecimiento próxima al 30%. En 2008 la potencia eólica mundial
instalada fue ya de 90.000 MW. Dentro del grupo de países que lideran el
panorama mundial hay que destacar Estados Unidos y Alemania,
encontrándose España también entre ellos.
Fuente: AEE

La utilización de la energía eólica para la producción de energía eléctrica en


sistemas conectados a la red, se está consolidando en muchos de los países
europeos, como una forma de diversificación de la actual estructura
energética.

Recurso Eólico

Cada vez es más del interés de los inversores en proyectos renovables de


energía eólica conocer con exactitud o a ser posible, con el menor error, la
energía que producirán los parques eólicos futuros. No obstante, la
variabilidad del viento entre un año y otro hace que este cálculo posea cierta
incertidumbre.

En la actualidad, cada vez más y más herramientas informáticas aparecen


para que el cálculo del recurso eólico de un parque sea lo más detallado
posible. No obstante, el software más empleado en la última década son los
que incorporan el modelo WAsP. No obstante, este software únicamente
recoge la dinámica de fluidos propia de terrenos simples, es por ello que la
demanda de otros modelos de calculo (CFD) está a la orden del día entre los
profesionales del sector. Recientemente, el CENER publico un documento
sobre el estado del arte del análisis del recurso eólico, el cual puede ser
consultado en el siguiente enlace: http://www.waudit-
itn.eu/documents.php (ver documento: “State-of-the-art of Wind Resource
Assesment”).
En la imagen de la izquierda se puede observar un mallado del recurso eólico.
Además de calcular la producción, ésta técnica ayuda a optimizar los diseños
de parques eólicos.
El cálculo de producción posee gran incertidumbre, viéndose afectada
principalmente por: la calidad de la medición, la orografía del terreno, la
calidad de los datos de entrada, existencia de vegetación elevada y/o
obstáculos, variaciones interanuales.

Además de estas incertidumbres, hay que añadirle las propias de un parque


eólico como puedan ser: pérdidas eléctricas y las pérdidas por disponibilidad
de las máquinas

Marco Regulatorio

A continuación se describe brevemente la historia del marco legal, relacionado


con el sector eléctrico y las energías renovables y más concretamente con la
energía eólica.

En 1980 con el Real Decreto 1271/81, el sector eléctrico se abre a la iniciativa


privada para las renovables. En él se fijan los tres elementos esenciales de
las renovables en nuestro país: obligación de la compra de la energía
producida, un precio fijado y conexión a la red. Más adelante, se creó el
régimen especial, a través del Real Decreto 2366/1994, que determina la
formula de fijación de precios.
El RD que configura el marco actual, Real Decreto 2818/1998, refuerza el
alcance y determina las condiciones técnicas y económicas del régimen
especial. Ofrece dos alternativas: Remuneración a una tarifa fija o
remuneración variable según precio medio horario final más una prima.
Pueden acogerse instalaciones de hasta 50MW de potencia y se fijan unas
primas de apoyo a la producción de las renovables, revisables anualmente.
El Real Decreto 436/2004, mantiene las dos opciones de remuneración: tarifa
fija o prima, que va referida a la Tarifa Eléctrica Media (TEM). Establece
diferencias para parques en tierra, parques en el mar y parques con menos
de 10 MW de potencia instalada y parques con menos de 5 MW. Establece
incentivos de participación en el mercado: prima del 40%, por soportar huecos
de tensión y complemento por energía reactiva. Establece un coste de los
desvíos de producción estimada.
Real Decreto 661/2007 por el que se regula la actividad de producción de
energía eléctrica en régimen especial, que se clasifica a su vez en ocho
grupos. El 2º Grupo b.2. Instalaciones que únicamente utilicen como energía
primaria la energía eólica, se divide en dos subgrupos: b.2.1. Instalaciones
ubicadas en tierra y b.2.2. Instalaciones ubicadas en el mar territorial.
ITC 3860/2007, instrucción técnica complementaria por la que se revisan las
tarifas eléctricas a aplicar a partir de enero de 2008.
Resolución 4 de octubre de 2006, de la Secretaría General de Energía, por la
que se aprueba el procedimiento de operación P.O. 12.3 Requisitos de
respuesta frente a huecos de tensión de las instalaciones eólicas y el
procedimiento de operación P.O. 3.7. Programación de la generación
renovable no gestionable.
RD 6/2009 que supone la creación de un registro de pre-asignación para las
energías renovables. Este registro de pre-asignación ha sido muy polémico y
según la AEE (Asociación empresarial eólica) tiene el objeto de evitar que se
superen los objetivos establecidos en el Plan de Energías Renovables 2005-
2010 (PER) para las distintas tecnologías. Además, según AEE, el registro
exige que “para inscribirse en el registro será necesario el cumplimiento de
una serie de requisitos: disponer de autorizaciones y permisos necesarios,
poder demostrar una financiación de al menos el 50% de la inversión y
disponer de contratos de suministro de equipos de al menos el 50% del valor
total de la instalación. Además, deberá depositarse un nuevo aval de 20€ por
kW”.
Actualmente el sistema de retribución está en revisión debido a la crisis
económica en la que ésta sumergida España. El Ministerio de Industria
pretende recortar el sistema de retribuciones para las energías renovables
(primas), algo que marcará definitivamente la evolución del negocio. La
propuesta del ministerio para retribuir a las instalaciones del régimen especial
propone establecer una tarifa regulada que, según Industria, supondría tasas
de retorno de la inversión (TIR) de entre el 7% y el 8%.

Planificación de un Parque Eólico

Previamente al inicio de un proyecto debe existir una planificación global de


éste, con el objetivo de analizar los factores que intervienen en el ciclo de vida
del proyecto y los recursos que se deben asignar a cada fase del mismo.
La planificación abarca la estructuración, secuenciación, duración y
programación de actividades o paquetes de trabajo, incluida la asignación de
recursos a actividades, el establecimiento de fechas límites y la supervisión y
control de su ejecución puntual.
De manera generalista, cabe decir que la planificación y la programación, son
actividades bien diferenciadas. Se puede decir, que la programación es un
nivel detallado de la planificación, ya que en ella se indicarán tiempos
específicos a cada sub-actividad con el objetivo de cumplir a tiempo con la
actividad principal, mientras que el objetivo de la planificación es controlar la
totalidad del proyecto mediante el control de actividades principales.

Existen varios métodos para planificar un proyecto, principalmente se pueden


destacar dos principalmente: gráficos de Gantt y diagramas PERT.

A niveles iniciales es conveniente utilizar una planificación mediante gráficos


Gantt, ya que éste se basa en la distribución de actividades de una manera
intuitiva sobre un calendario. Asimismo, esta técnica presenta las siguientes
ventajas:

 Requiere un nivel mínimo de planificación, es decir, es necesario que


haya un plan inicial que ha de representarse en forma de gráfico.
 Muy eficaz en etapas iniciales de la planificación. Aporta una visión
general de todo el proyecto.
 Herramienta ágil, simple y de bajo costo
 Recomendable para proyectos con menos de 200 actividades.
Existen programas informáticos (Ej. Microsoft Project, Primavera, etc…)
basados en ésta técnica. Dicho software permite la incorporación de mayor
número de variables e información a las actividades del proyecto de una forma
ágil, manejable y sencilla. A continuación se muestra una planificación
estándar de un parque eólico.

Futuro de la Energía Eólica

La Energía Eólica ha alcanzado su plena madurez tecnológica y comercial,


junto con la posibilidad de garantizar un precio de la electricidad
competente con otras energías fósiles. No obstante, el sector está en pleno
avance y desarrollo y miles de millones de euros son invertidos anualmente
en I+D+I para mejorar la tecnología, aumentando la productividad de los
aerogeneradores y haciendo que la energía generada sea de mayor
calidad.
 Aerogeneradores de mayor diámetro de rotor
 Investigación en Energía Eólica Marina (off-shore)
 Optimización de los procesos de fabricación
La distinción de minieólica se debe sólo al tipo de
aerogenerador utilizado para el aprovechamiento de la
energía eólica, así surge también la definición de mini
aerogenerador.

Por tanto, la energía minieólica es el aprovechamiento de los recursos


eólicos mediante la utilización de mini aerogeneradores, los cuales tienen
una potencia inferior a los 100kW. De acuerdo con las normas
internacionales, los mini aerogeneradores deben tener un área de barrido
que no supere los 200 m2.

Marco Regulatorio

En España la primera característica que define este sector es la ausencia


de regulación específica para instalaciones minieólicas conectadas a red,
por lo tanto, la energía minieólica se encuentra catalogada en el mismo
marco regulatorio y retributivo que la gran eólica. La falta de diferenciación
entre ambas tecnologías perjudica enormemente el desarrollo del sector
minieólico, ya que cumplir los mismos requisitos que un parque eólico sin
generar la misma electricidad, convierte las instalaciones minieólicas
conectadas a red inviables económicamente.

Aplicaciones Generales

Una peculiaridad de la mini eólica es la variedad de aplicaciones que tiene


frente a la gran eólica, siendo esta última utilizada básicamente para
producir electricidad y evacuarla a la red de transporte de alta tensión.

Algunas de las aplicaciones más utilizadas de la mini eólica son:


 electrificación rural,
 electrificación de viviendas y edificios altos,
 electrificación de veleros, de sistemas aislados (ej. Antenas de
telecomunicaciones),
 carga de vehículos eléctricos,
 sistemas de bombeo de agua, etc.

Tipos de Aerogeneradores

Los mini aerogeneradores se pueden clasificar en diferentes grupos por sus


características técnicas, pero las distinciones más claras y habituales son:

1. Por potencia, dentro de la mini eólica se distinguen varios subgrupos


por
la potencia del mini aerogenerador.
2. Por tipo de eje, vertical u horizontal.
3. Por la posición de las palas respecto a la góndola: barlovento o
sotavento.
4. Por estar conectado a red o formando un sistema aislado.
5. Por protección mecánica ante sobre velocidades de viento, en función
del mecanismo que utilice el mini aerogenerador para protegerse de
vientos fuertes.
6. Por su regulación electrónica de potencia, en función del circuito o
esquema interno del mini aerogenerador que regula su potencia de
funcionamiento.
7. Otras características pueden ser por número de palas, por tipo de torre,
y últimamente se puede distinguir entre mini aerogeneradores para
entorno urbano y los que no, cuando los primeros cuidan más sus
especificaciones de niveles de ruido y vibraciones.

Ventajas de la Minieólica

1. Permite el suministro de electricidad en lugares aislados y alejados de


la red eléctrica.
2. Genera energía de manera distribuida (micro-generación distribuida)
reduciendo de este modo las pérdidas de transporte y distribución.
3. Produce electricidad en los puntos de consumo, adaptándose a los
recursos renovables y a las necesidades energéticas de cada lugar.
4. Puede combinarse con fotovoltaica en instalaciones híbridas.

III. CONCEPTOS GENERALES

Animación

Esta interesante infografía que nos proporciona la web de CONSUMER,


sirve de ilustración para comprender mejor los apartados que siguen a
continuación:

Historia del aprovechamiento de la energía eólica

Siglos antes de Jesucristo, el rey de Babilonia, Hammurabi, ya


aprovechaba la energía eólica para regar las llanuras de Mesopotamia con
molinos de viento.

Los cruzados los introdujeron en Europa en la Edad Media. En Holanda se


perfeccionó su diseño en los siglos XIV y XV y se utilizaron para el drenaje
de sus tierras bajas.

Los molinos se utilizaron también para moler cereales que es precisamente


de donde les viene el nombre.

Se ha pasado del primitivo aprovechamiento industrial de la energía eólica


como energía mecánica para el bombeo de agua o para la molienda de
cereales al aprovechamiento actual para producir energía eléctrica.

Actualmente se están fabricando aerogeneradores de la más amplia gama


de potencias.
El viento

La fuente de la energía eólica, renovable e inagotable, es el viento; es la


energía mecánica que transporta el aire en movimiento. Tiene sin embargo,
el inconveniente de que es dispersa y aleatoria.

El viento se produce por la variación de presión atmosférica entre los


diferentes puntos de la corteza terrestre, desplazando el aire desde las
zonas de alta presión a las zonas de baja presión.

Las diferencias de presión se producen, entre otras causas, por efecto del
calor solar sobre la Tierra. La energía que la Tierra recibe del Sol
anualmente es de unos 2000 Kwh por metro cuadrado, transformándose
aproximadamente un 2% de esta energía en energía eólica.

La atmósfera funciona como una máquina térmica en la que la diferencia


de temperatura existente entre los polos y el ecuador proporciona la
energía necesaria para la circulación del aire.

A pequeña escala sucede lo mismo con las brisas marinas. La radiación


solar sobre el suelo aumenta la temperatura de la corteza terrestre y del
aire circundante. Al calentarse el aire, se dilata, pierde presión y es
reemplazado por el aire fresco que viene del mar (que se calienta menos
que la tierra por la evaporación de agua). Por la noche el proceso es
inverso, la corteza terrestre se enfría más rápidamente, mientras que el
agua del mar conserva mejor el calor acumulado a lo largo del día.

Además de la radiación solar, son causas del viento: la rotación de la Tierra,


que provoca desviaciones hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia
la izquierda en el hemisferio sur, y las perturbaciones atmosféricas.

Para determinar la dirección de los vientos se utiliza la veleta. La velocidad


de los vientos se mide a 10 metros sobre el suelo con un aparato llamado
anemómetro.

Para registrar la intensidad y dirección de los vientos se utiliza un diagrama


denominado Rosa de los Vientos en el que se representa el porcentaje de
viento que se produce en la zona con la dirección indicada y en módulo su
escala de velocidad media.

Se ha establecido una clasificación de los vientos en función de su


velocidad, asignándose a cada rango un número en la escala de Beaufort
en la que se indican los efectos que se observan tanto en el mar como en
tierra.

Mapas eólicos

Para aprovechar la energía eólica a escala industrial, es preciso que se


produzcan vientos de velocidades superiores a los 5 m/s durante muchas
horas al año.

Existen mapas eólicos a escala mundial y a nivel de cada país que ayudan
a determinar las zonas donde es realmente rentable instalar
aerogeneradores. A nivel mundial, las zonas más propicias son las
próximas a los polos y la costa oeste de todo el continente americano.

España, es un país de poco potencial eólico (menos de 2600 horas anuales


de vientos de más de 5 m/s) en términos generales. Las zonas más
aprovechables (entre 2600 y 4300 horas anuales) son: el norte de Galicia,
el centro de Aragón y de León, las costas de Alicante, Valencia, Almería y
Cádiz. La zona de mejor aprovechamiento (entre 4300 y 5300 horas
anuales) es la de Tarifa.

Aprovechamiento del viento por aerogeneradores

La velocidad idónea del viento para su aprovechamiento en producción de


electricidad, se sitúa en un rango entre los 5 m/s y los 12 m/s, ya que por
debajo de estos valores apenas se mueven las palas de los
aerogeneradores y por encima de los 15 m/s hay que pararlos para evitar
que se produzcan daños en los mismos.
Impacto ambiental de las instalaciones eólicas

A pesar de ser un sistema de generación de energía eléctrica limpio sin


contaminación, sí que tiene algunos efectos sobre el medio ambiente. El
más destacado es el impacto visual, puesto que modifica el perfil del terreno
con las siluetas de cientos de aerogeneradores. Lógicamente deben tener
un mantenimiento y, por tanto, necesitan realizar estrechos "caminos" que
permitan el desplazamiento del personal, con lo que se provoca una
alteración del terreno. También producen ruido en su funcionamiento,
aunque este aspecto es menos perjudicial por encontrarse estos parques
eólicos alejados de los núcleos de población. El último efecto es el de
obstaculizar el camino de las aves migratorias, pues éstas usan las
corrientes de aire en sus desplazamientos.

IV. DIMENSIÓN AMBIENTAL

Desde la perspectiva ecológica, la población y la demanda total de recursos


debe ser regulada para mantener la integridad de los ecosistemas y la
diversidad biológica. Estos elementos sostienen la vida y las actividades de
la humanidad, conservando la estabilidad dinámica de la biósfera (Harris,
2003; Priego, 2003). La lectura de este planteamiento no debe hacerse en
torno a limitar el tamaño de la población, más bien se debe comprender que
existe una capacidad de carga en los ecosistemas, la cual fluctúa en
función del tamaño de la población, el consumo de los recursos y la
tecnología empleada para el manejo y aprovechamiento de los recursos
(Riechmann, 1995). De esta manera la dimensión ambiental abarca
cuestiones relacionadas con el cuidado y la conservación de los recursos
naturales.

Asimismo, la formación y la sensibilización ambiental es una práctica


fundamental para promover un comportamiento responsable. Durante el
ejercicio 2016, esta formación ha estado enfocada a buenas prácticas y
aspectos como la eficiencia energética, la gestión de residuos y los
indicadores de gestión ambiental.
V. DIMENSIÓN ECONÓMICA
La energía eólica se empieza a utilizar para producir electricidad durante el
siglo pasado aunque siempre aplicada a instalaciones de pequeño tamaño
y principalmente orientadas al autoconsumo. La busca de alternativas al
modelo energético convencional hizo, en la década de los noventa, que la
energía eólica cobrara importancia por sus ventajas medioambientales.
Desde entonces este tipo de energía se ha desarrollado tecnológicamente
demostrando su viabilidad en términos económicos y reafirmándose como
energía de futuro.

La dimensión económica debe tomar en cuenta el capital natural que


compone todos los recursos naturales y los servicios ambientales del
planeta, como los suelos y las funciones atmosféricas. La conservación del
capital natural es esencial para la producción económica sostenible y la
equidad entre generaciones. Los mecanismos de mercado no
necesariamente son efectivos para 26 conservar el capital natural, por el
contrario podrían contribuir a reducirlo y degradarlo (Harris, 2003). Así
mismo, la dimensión económica debe tomar en cuenta que el crecimiento
económico es un medio y no un fin para alcanzar sociedades libres,
igualitarias, respetuosas de la vida y capaz de fomentar la generación de
empleos dignos y de calidad (Diego, 2013).

VI. DESARROLLO LOCAL


De acuerdo con Rodríguez y Saavedra, (2008: 26) el desarrollo local
significa “generar una estrategia basada en el potencial endógeno del
territorio, con una fuerte y decidida participación de sus actores y agentes
sociales, económicos y políticos, con una inyección de recursos financieros
tanto locales como externos y que sea sostenible en el largo plazo”. El
desarrollo local es un concepto clave ya que en otras regiones la industria
eólica ha fomentado el desarrollo, sin embargo, es necesario entender el
desarrollo como un proceso más allá del crecimiento económico. Por lo
tanto, se busca identificar los elementos que desde el punto de vista de los
agentes sociales son importantes para conseguir tal desarrollo. De acuerdo
con Méndez y Lloret (2004: 4) el desarrollo local debe fomentar cuatro
aspectos: la innovación, la capacidad emprendedora, la calidad del capital
humano, la flexibilidad del sistema productivo y por último, según Rodríguez
y Saavedra, (2008) el capital social. Para conseguir estos elementos se
deben impulsar proyectos con una dimensión adecuada al contexto, que
permitan la transformación progresiva del sistema económico local.

VII. ACEPTACIÓN SOCIAL


De acuerdo con Vázquez y Corona (2012) conforme ha crecido el sector de
la energía renovable, la competencia por tener una mayor participación en
los mercados ha puesto en riesgo las alianzas de colaboración entre
actores, surgiendo conflictos y acuerdos por el control del mercado. Así
mismo, la maximización de las ganancias en el corto plazo ha mostrado
que el sector de la energía renovable también puede hacer de lado el
cuidado del ambiente y el bienestar social. En este sentido, en un estado
como Baja California (ver mapa 2.1) donde la mayor parte del territorio se
encuentra bajo régimen ejidal (RAN, 2015), es improbable pensar que las
fuentes de energía renovable sean aprovechadas sin incluir la participación
de los dueños del territorio. La aceptación social es un concepto
multidimensional compuesto de tres dimensiones la aceptación social y
política, la aceptación de la comunidad y la aceptación del mercado. La 27
aceptación de la comunidad, es la aceptación expresa de los proyectos de
energía renovable por parte de los actores locales, principalmente
residentes y autoridades (Wüstenhagen et al., 2007). La aceptación y el
rechazo de la comunidad gira en torno a cuestiones relacionadas con la
calidad ambiental a nivel local, la justicia y la confianza en las autoridades
(Bronfman y López, 2011; Enevoldsen y Sovacool 2016). La aceptación
comunitaria es la dimensión de la aceptación social que se explora en esta
investigación, pues se considera como uno de los criterios fundamentales
para que el sector de la energía eólica crezca sin problemas, pero al mismo
tiempo genere un beneficio social. La aceptación social se evaluó a partir
de las compensaciones para mantener la calidad del entorno, los beneficios
sociales para la región y el impacto en el paisaje.
VIII. BENEFICIO SOCIAL
Actualmente los beneficios sociales se han vuelto más relevantes, ya que
la transición energética hacia fuentes renovables requiere de un carácter
social de la energía. Este carácter social es vinculante entre diversos
actores y deviene en mayores beneficios para la sociedad y el ambiente
(Vázquez y Corona, 2012). A nivel local y nacional puede haber una
convergencia de intereses 28 entre compañías privadas, comunidades,
consumidores y trabajadores siempre y cuando los actores sociales
encuentren condiciones de beneficio mutuo y lleguen a instituir acuerdos
que sean respetados (Ostrom, 2005 en Vázquez y Corona, 2012). El
beneficio social evalúa la importancia de esa convergencia de intereses a
través de la creación de fuentes de empleo más allá de la etapa de
construcción de una central energética, así como mediante el acceso a
servicios básicos, como el agua potable y la electricidad. La experiencia
descrita por Zahnd y Kimber (2009) es útil para poner de relieve que el
acceso a los servicios básicos como la electrificación es a menudo el
comienzo clave para el desarrollo de una comunidad hacia un nivel de vida
mejor. Generalmente las comunidades locales sin acceso al servicio
eléctrico, identifican la iluminación, la cocina, la calefacción y el agua
potable como sus principales necesidades para mejorar sus condiciones de
vida.

IX. IMPACTO EN LA CULTURA


La cultura abarca símbolos, significados, valores, instituciones, conductas
y todos sus derivados. Caracterizando a una población humana,
identificándose y distinguiéndose de las demás. Las culturas poseen, entre
otros elementos: un sistema de valores que le dan significado a la
existencia y un sistema de normas de conducta; una base compartida que
incluye territorio común, historia, lenguaje, raza o antepasados y que
identifica a las personas como miembro de un grupo; así como la voluntad
o decisión de ser identificado como miembro de esa comunidad (Shanker,
1998 en Robles, 2003). Los proyectos de energía renovable son elementos
que tienen un impacto potencial en los valores socioculturales de la
población. Los valores socioculturales representan las ideas abstractas
(implícita o explícitamente) compartidas sobre lo que es apropiado en una
sociedad (Finley-Brook y Curtis, 2011 en Pérez-Huesca et al, 2016). Este
concepto es esencial para la aceptación social de un proyecto eólico por
parte de la comunidad. En un estudio de caso realizado en cuatro
escenarios diferentes, Pasqualetti (2011) encontró que una de las
principales preocupaciones de las comunidades locales en dos sitios con
oposición a los proyectos eólicos es que estos implican un reto significativo
para los valores culturales de la localidad. En resumen, se entiende por
impacto en la cultura el cambio o pérdida importante de valores
socioculturales. Así mismo, el impacto cultural incluye la pérdida de los
elementos que le dan identidad a un lugar como un territorio, historia,
lenguaje o antepasados en común que 29 identifican a las personas como
miembros de un grupo, incluyendo cambios en las tradiciones y costumbres
personales.

X. MARCO TEÓRICO CONCEPTUAL

IMPACTO AMBIENTAL

Según MIDUVI, J. (2008), en su tesis “historia y uso de energía


renovable” menciono: Para la identificación de los impactos ambientales
que se producirán en el área de influencia, se ha desarrollado una matriz
causa y efecto, en donde su análisis según filas posee los factores
ambientales que caracterizan el entorno, y su análisis según columnas
correspondientes a las acciones de las distintas fases.

La predicción de impactos ambientales fue ejecutada valorando la


importancia y magnitud de cada impacto previamente identificado,
aplicando el método de la matriz de leopold, que analiza las
interacciones causa y efecto entre los factores ambientales relevantes
identificados en la línea base y las acciones del proyecto que tengan
potenciales impactos ambientales.
La importancia del impacto de una acción sobre un factor se refiere a la
transcendencia de dicha relación, a grado de influencia que de ella se
deriva en términos del cómputo de la calidad ambiental para lo cual se
ha utilizado la información desarrollada en la caracterización ambiental,
aplicando una metodología basada en evaluar las características de
extensión, duración y reversibilidad.

Uso del suelo

El impacto sobre el uso del suelo de las instalaciones de energía eólica


depende en gran medida del lugar de emplazamiento: los campos de
aerogeneradores situados en áreas planas normalmente usan más
terreno que aquellos situados en zonas altas, colinas o a pie de áreas
escarpadas. Sin embargo, los aerogeneradores no ocupan todo el
terreno. Deben separarse aproximadamente entre 5 y 10 veces el
diámetro de sus rotores (el diámetro de los rotores incluye las palas). Por
ello, los aerogeneradores en sí y la infraestructura que acompaña
(caminos de acceso, conexiones a la red eléctrica…) ocupan una pequeña
zona del total de un parque eólico.

Como media, se considera que en un parque eólico se requieren entre 4


y 20 ha por cada MW, aunque la superficie que ocupa un aerogenerador
realmente es de tan sólo 0,43 ha/MW. El terreno que queda bajo los
aerogeneradores podría emplearse para otros usos: agrícola, pastos para
el ganado, comunicaciones terrestres, pistas de senderismo, etc. También
podrían situarse en espacios industriales, lo que reduciría la preocupación
por el uso del suelo en áreas de mayor interés natural.

Los parques eólicos marinos requieren mayor superficie para trabajar,


puesto que las turbinas y palas que usan son mayores que las de los
aerogeneradores típicos de un parque eólico terrestre. Los parques
eólicos marinos podrían ser compatibles con una gran variedad de
actividades como la extracción de gas y petróleo, acuicultura, actividades
recreativas, pesca, etc.
Se requiere un buen estudio de planificación y situación para minimizar
los impactos potenciales sobre el terreno y poder hacerlas compatibles en
la medida que sea posible con otros usos.

Impacto sobre la fauna y los hábitats naturales

El impacto de los aerogeneradores sobre la vida salvaje, sobretodo sobre


la avifauna y los murciélagos, está ampliamente estudiado y
documentado. Se han documentado muertes de aves y murciélagos no
sólo por impactos directos sino por los cambios en la presión atmosférica
provocados por el giro de las palas. También se producen alteraciones en
sus hábitats.

En el documento de Directrices para la evaluación del impacto de los


parques eólicos en aves y murciélagos de la SEO, se hace una muy buena
revisión de los estudios existentes sobre la mortalidad de aves y
murciélagos en parques eólicos, y se llega como conclusión, que a pesar
de que las cifras son bajas comparadas con el impacto sobre la fauna de
otras infraestructuras de origen humano, los parques eólicos tienen un
significativo impacto cuando se sitúan en zonas comúnmente
frecuentadas por aves (nidificación, alimentación, paso migratorio…) y
que pueden afectar gravemente a poblaciones de especies amenazadas,
donde la desaparición de un número bajo de ejemplares supone un gran
impacto sobre el conjunto de la especie.
En cuanto a los murciélagos es de destacar que se ha comprobado que
éstos son más activos con velocidades de viento bajas. Si tenemos en
cuenta que la rentabilidad de los aerogeneradores aumenta conforme a la
velocidad del viento, se podrían desconectar a bajas velocidades
incidiendo muy positivamente sobre las poblaciones animales sin grandes
penalizaciones de índole económico.

Los parques eólicos marinos también tienen un efecto similar sobre las
poblaciones de aves marinas. Se cree de igual forma que el impacto es
bajo. Por el contrario, sobre poblaciones piscícolas podrían tener un
impacto positive, ya que las torres actuarían como refugios o arrecifes
artificiales.

De nuevo, en ambos casos, se requiere un minucioso estudio previo de


minimización de impactos.

Impacto visual y acústico

El impacto visual y acústico son también una de las mayores


preocupaciones de la gente sobre la instalación de aerogeneradores.

El ruido que ocasionan los aerogeneradores es debido precisamente al


movimiento de las palas en el aire. También hay un cierto ruido
proveniente de las partes mecánicas de la turbina. Que ese ruido sea más
o menos notable dependerá del diseño de cada aerogenerador y de la
velocidad del viento.

Al objeto de disminuir en lo posible el ruido generado por los


aerogeneradores, se está investigando en la minimización de las
imperfecciones de la superficie de las palas de los rotores y en el uso de
materiales que absorban el ruido por sí mismos.

Respecto al impacto visual, los aerogeneradores generan opiniones


diversas. Para mucha gente, son elementos gráciles que son dignos de
ser admirados, por su tecnología y por el beneficio “verde” que aportan.
Para otros, son en cambio, aberraciones del ser humano que daña
irremediablemente el paisaje. Obviamente, en tanto se pretendan instalar
en zonas de especial protección natural o belleza, la balanza quedará
desplazada más en el segundo sentido que en el primero. De ahí que sea
de nuevo muy necesario una buena planificación y justificación del
emplazamiento.

Otro hecho que mencionan personas que viven en las inmediaciones de


aerogeneradores es el sufrimiento del llamado efecto de sombra
parpadeante. Cuando se vive cerca de un aerogenerador, y dependiendo
de cómo interceda la luz del sol, el giro de las aspas provocará sombras
periódicas a los habitantes de la casa provocando un efecto
estroboscópico, muy molesto, y que se asocia a ciertos problemas de
salud como los ataques epilépticos. Por ello, bajo estas condiciones se
suele restringir el funcionamiento de los aerogeneradores en las horas de
luz que provocan las molestas sombras parpadeantes.

Uso del agua

Sólo se hace uso del agua en el proceso de fabricación e instalación de


los aerogeneradores. Posteriormente durante su explotación, no hay
ningún consumo de agua.

Emisiones a la atmósfera durante el ciclo de vida de un aerogenerador

Aunque en pleno funcionamiento un parque eólico no genera emisiones


de efecto invernadero a la atmósfera, se producen emisiones en otras
etapas del ciclo productivo de un aerogenerador, por ejemplo, en la
fabricación, transporte de materiales, construcción, mantenimiento y
desinstalación.

Sin embargo, en el cómputo global de emisiones se considera que éstas


son muy inferiores a las producidas por generación de energía a partir del
gas o petróleo, por lo que sigue siendo una fuente de energía mucho más
limpia y alternativa a los combustibles fósiles.

BENEFICIOS ECONÓMICOS

AHORRO Y EFICIENCIA DE ENERGIA:

Según Salazar, O. (2015), en su tesis “evaluación de impacto


ambiental del relleno sanitario de la ciudad de Logroño” menciono: En
los países industriales la industria utiliza entre la cuarta parte y un
tercio del total de energía consumido en el país. En los últimos años
se ha notado un notable avance en la reducción del consumo de
energía por parte de las industrias. Las empresas se han dado cuenta
de que una de las maneras más eficaces de reducir costos y mejorar
los beneficios es usar eficientemente la energía. Reciclar las materias
primas es una de las maneras más eficaces de ahorrar energía.

En la construcción, puede ahorrar mucha energía aislando


adecuadamente las viviendas, oficinas y edificios que necesitan
calefacción o aire acondicionado para mantenerse confortables.
Construir un edificio con un buen aislamiento cuesta más dinero, pero
a la larga es más económico porque ahorra mucho gasto de
calefacción o de refrigeración del aire. En casas pequeñas medidas
tan simples como plantar árboles que den sombra en verano o que
corten los vientos dominantes en invierno, se ha demostrado que
ahorran entre un (15%) a un (40%) del consumo de energía que hay
que hacer para mantener la casa confortable.

Respecto al combustible, el transporte emplea gran parte del petróleo


consumido. Por esto, cualquier ahorro de energía en los motores o el
uso de combustibles alternativos que contaminen menos, tienen una
gran repercusión. También se están construyendo interesantes
prototipos de coches que funcionan con electricidad, con metanol o
etanol o con otras fuentes de energía alternativas que contaminan
menos y ahorran consumo de petróleo. Interesan coches eléctricos
que consuman electricidad producida con gas o, mejor, con energía
solar o hidrogeno.

En el hogar, el mantenimiento de una temperatura adecuada en la


vivienda es uno de los factores que más consumo y derroche de
electricidad supone si no se toman las medidas adecuadas, como por
ejemplo tener bien aisladas del exterior las habitaciones con vidrios
de aislamiento térmico, toldos y persianas, así como también utilizar
bombillas de bajo consumo en aquellas dependencias de la vivienda
que tengan que permanecer mucho tiempo encendidas. Siempre que
sea posible, aprovechar la iluminación natural, usar la luz solo cuando
se necesite. No dejar luces encendidas en habitaciones que no se
estén utilizando. Usar siempre cacerolas y sartenes de diámetro algo
mayor que la placa o zona de cocción y tapar siempre las cacerolas
porque la cocción es más rápida.

XI. MARCO CONTEXTUAL

CAMBIO CLIMÁTICO Y ENERGÍA EÓLICA

Cambio climático:

Es toda variación global perteneciente al clima del planeta. Se


presenta por distintas causas; entre ellas naturales, por acción del ser
humano y por factores energéticos. Por lo general se producen a
ciertas escalas de tiempo difíciles de medir; pero se enlazan
a distintos parámetros de todo el medio ambiente. Estos parámetros
son:
 Temperatura
 Precipitaciones
 Nubosidad
Es los cambios climáticos actúa el efecto invernadero, sabiendo que
sin él la vida no sería compatible en el planeta, puesto que todo el
entorno sería excesivamente frío. Dentro de las gases acumulados
por la contaminación, por este efecto se encuentra el óxido nitroso; el
dióxido de carbono y el metano, gases que se emanan de actividades
humanas como la industria, los combustibles fósiles y también la
agricultura.
Así mismo, las industrias y sus residuos; han conseguido que los
gases se mantengan en aumento con mayor proporción desde el siglo
pasado, llegando hasta un 30% de más.
Esto se debe a que los primeros años, incluso hasta hace dos siglos;
la naturaleza misma se encargaba de equilibrar las emisiones que
tenía todas las industrias pero en la actualidad; el deterioro ha sido tal
que resulta imposible para la naturaleza regularlo con la misma
capacidad de antes, sobre todo por el aumento en el modo de
producción que existe hoy en día.
Los cambios negativos que ahora se asocian al cambio climático;
tienen estrecha relación tanto con el modo de producción como el
consumo energético actual; aspectos que han ido generando una
gran alteración climática global, provocando impactos severos en el
entorno natural del planeta y al mismo tiempo dentro de ella, como en
los sistemas socioeconómicos.

¿Cuáles son las causas del cambio climático?

Se sabe que en todas las perspectivas que se mire; las temperaturas


encontradas en este planeta son aptas y compatibles con la vida de
todos los seres vivo que en este entorno habitan. Esto está implicado
debido a que las radiaciones solares que llegan a la capa principal de
la tierra se reflejan en el espacio; llegando a ser en gran parte
absorbida por la naturaleza.
Por este lado, la Tierra al absorber gran cantidad de rayos es un
planeta caliente y queda en una temperatura final de +15° y no de -
19°C.

Pero para la emanación de los gases es necesaria la influencia de la


población humana y por lo tanto; es evidente la actuación de los seres
humanos en los cambios de clima.
Se ha descrito que la influencia humana sea la causa fundamental del
cambio climático desde el siglo XX; que es donde se han visto más
variaciones en ellas con distintos efectos, ocasionando
modificaciones en todo el sistema climático.

Por ende, para limitar en extensa proporción las variaciones


climáticas; se debe implantar una reducción importante pero
sostenible, de los gases de efecto invernadero; esto de manera de
mantenerlo como un planeta apto para la vida pero también, con
menos cambios del clima.
¿Cuáles son las consecuencias del cambio climático?
El cambio climático, desde la existencia de la tierra no solo ha
permitido modificar las condiciones de la naturaleza, sino que también
va haciendo variaciones en la economía; en la salud y en todas las
poblaciones de una u otra manera.
No obstante, se ha determinado científicamente que el cambio
climático va llegando a su límite y al no ponerle un freno definitivo a
estos aspectos en este, que es el tiempo oportuno; las consecuencias
que se pueden afianzar son devastadoras y se garantiza que los
resultados terminen completamente en desastres.
Las consecuencias comprobadas que se identifican con el cambio
climático son:
 El agua se expande al percibir el intenso calor; dado que son
los océanos los que absorben más calor que la tierra firme. De
este modo, el nivel del mar aumenta.
 Gracias a la fusión de los glaciares y el hielo marino como
consecuencia del calor excesivo; el nivel del mar también se ve
aumentado desde esta perspectiva.
 Como consecuencia al aumento del nivel del mar, se presentan
las inundaciones de todas las poblaciones aledañas.
 Sitios en los que llueve o nieva en condiciones normales, puede
llegar a calentarse y con ello, secarse por completo, al igual los
lagos y los ríos.
 Al disminuir las zonas de lluvia, va provocando la
deforestación y posterior desertificación del suelo.
 Se presentarían condiciones de fuerte sequía, manteniendo el
riesgo de pérdida para los cultivos.
 El agua para agricultura; producción de comida, bebida o uso
general estaría limitado por las condiciones atmosféricas.
 Comenzaría la crítica extinción de muchas especies animales
y de vegetación, por falta de agua para su nutrición.
 Huracanes, tornados, terremotos y tormentas provocadas por
las variaciones de temperatura que el planeta va ejerciendo
drásticamente y de forma descontrolada, conllevando al mismo
tiempo a la evaporación del agua que tendría efecto con mucha
más regularidad de lo normal.
¿Qué soluciones pueden ejercerse para reducir el cambio climático?
Las distintas soluciones aptas e indicadas para disminuir la frecuencia
entre los cambios del clima que vive la Tierra se basan en medidas
ejercidas directamente por la actividad humana, con el fin de
contrarrestar las acciones dadas directamente por la naturaleza y por
los factores energéticos que son inevitables.
Por ello, la educación es la base para mejorar las condiciones y
la protección del medio ambiente, teniendo en cuenta varios métodos
óptimos cuando se trata de disminuir el cambio climático, los cuales
son:
Reciclar
Reciclar es el comienzo para volver a restituir la vida del planeta,
evitando el empeoramiento del cambio climático. Al reciclar 1 Kg de
latas de aluminio usadas, esto consume menos energía que su
producción.
Agua
Cuando vayas a preparar alguna bebida caliente, hierve solo el agua
que vayas a utilizar, igualmente dale preferencia a ducharte, no solo
para ahorrar la cantidad de agua sino que ahorras energía que se
utiliza al calentarla.
Luces artificiales
Cuando no estés en casa o vayas a dormir, apaga las luces, se estima
que las viviendas son responsables en alrededor del 30% del
consumo eléctrico que interfiere con la calidad del ambiente. De esta
forma no solo ahorraremos electricidad, sino también colaboraremos
con el cuidado del planeta.

Electrodomésticos
No dejes a los equipos electrodomésticos en StandBy, pues por lo
general el 40% de la energía que consumen algunos de ellos como
los televisores lo hacen de este modo; aumentando el consumo de
energía y el desgaste del medio ambiente.
Lo mismo sucede con los cargadores del móvil, si los dejas
enchufados, gran parte de la electricidad se pierde y solo el 5% llega
a utilizarse. Desenchúfalo apenas lo termines de usar.

Disminuye el uso de la calefacción


Al colocar la calefacción en muy altas temperaturas; la repercusión
sobre el cambio climático se intensifica debido al aumento de calor
que llega a la atmósfera. Lo ideal es bajar la temperatura 1°C más y
así poder reducir aún más la factura de la energía y a la vez ayudas a
la vida del planeta reduciendo las probabilidades de sus
consecuencias.
Alternativas al auto
Los automóviles están identificados como los responsables del 10%
de dióxido de carbono que emana hacia la atmósfera, por lo cual es
una gran idea que de vez en cuando recurras al transporte público; la
bicicleta o andar a pie, de forma de contribuir con la reducción de los
cambios de clima y el calentamiento global.
Planta un árbol
Esta es la regla fundamental e inolvidable de todas aquellas personas
que quieren contribuir con el planeta y con la salud ecológica. Busca
un amplio parque donde sepas que tu árbol estará a salvo y planta la
semilla. Esta es una estrategia de mucha ayuda para el ambiente,
dado que 5 árboles llegan a absorber hasta 1 tonelada de dióxido de
carbono en toda su vida.
No a los combustibles fósiles
Evita en lo máximo posible los combustibles fósiles; para así disminuir
la cobertura de dióxido de carbono en la atmósfera, que termina
volviendo a nosotros en forma de lluvia ácida. En lugar de estos, se
pueden emplear alternativas al uso de petróleo, del gas y del carbón.
Infraestructuras ecológicas
En las medidas futuristas se recomienda adaptar las infraestructuras
domiciliarias como casas y edificios para aprovechar la energía y no
malgastarla. Para ello se debe omitir el cemento en su construcción
para así evitar la emisión de gases que van directo al efecto
invernadero, causante y agravante del calentamiento global.
Estos son los cuidados del medio ambiente que ayudarán a que
el cambio climático tenga una mínima progresión; ya que colaborará
con la reducción de gases en la atmósfera emitidos ante el efecto
invernadero, los cuales harán que se disminuya el uso de todos los
recursos naturales; además de permitir que se ralenticen las
consecuencias dadas por el cambio de clima, provenientes
directamente del calentamiento global.

Energía eólica:

Según Salazar, O. (2015), en su tesis “historia y uso de energía


renovable” menciono: Este tipo de energía, es una de las más antiguas
usadas por la humanidad. Desde el siglo (II a.C.), en China los hombres
utilizaban los molinos de viento para moler granos o bombear agua.
Con la llegada de la electricidad, a finales del siglo XIX los primeros
aerogeneradores se basaron en la forma y el funcionamiento de los
molinos de viento., sin embargo, hasta hace poco tiempo no la
generación de electricidad a través de aerogeneradores no ha jugado
un papel importante. La primera persona que utilizó el viento para
generar electricidad fue Charles F. Brush, en el año de (1888), quien
construyó el molino de poste Brush, en Cleveland, Ohio. Parecía un
ventilador gigante con una cola que podía hacer girar el rotor con el
viento. El molino de poste producía alrededor de (12 KV), cantidad que
cargaba las baterías en el sótano de la casa de Brush. Éstas
suministraban energía a las lámparas y a pequeños motores eléctricos.

Con la primera crisis del petróleo, sobre todo a partir de los movimientos
contra la energía nuclear en el continente Europeo, se despertó el
interés en energías renovables, por lo que se buscaron nuevos caminos
para explotar los recursos del planeta, tanto ecológicamente como
rentables económicamente. Los aerogeneradores de aquella época
eran demasiado caros, y el elevado precio de la energía que se obtenía
a través de los mismos era un argumento para estar en contra de su
construcción. Debido a esto, los gobiernos internacionales promovieron
la energía eólica en forma de programas de investigación y de
subvenciones, la mayoría de las mismas aportadas por los gobiernos
regionales.

Fue así como se crearon institutos de investigación que han llevado a


cabo una estandarización de las instalaciones y de los métodos de
seguridad que han alcanzado un mejor rendimiento económico de las
instalaciones. Los altos costes de generación de electricidad a partir del
viento se redujeron considerablemente en el año de (1981) al (50%)
con el desarrollo de un aerogenerador de (55 KW). Las organizaciones
ecológicas consideran la energía eólica una de las fuentes de energía
más económicas si incluimos los costes externos de generación de
energía, por ejemplo, los daños del medio ambiente.

Actualmente el proceso de generar electricidad por medio del viento


comienza a partir de una torre muy elevada en la parte superior, que
puede llegar a ser de un aproximado de (67 M), la altura de un edificio
de (21) pisos, un montante especial en la parte superior conecta las
aletas propulsoras con la torre, sobre un eje horizontal, el montante
también contiene un generador y un eje. El viento hace girar las aletas
propulsoras, que a la vez hacen girar el eje, éste se conecta con el
generador que produce electricidad. Generalmente, se ubican grupos
de turbinas a lo largo de un área extensa y éstos forman una planta de
energía eólica o parque eólico.

Según García, J y cantero, A. (2005), en su tesis “renovables 2050”


menciono: la energía considerada es la de un aerogenerador tripala de
transmisión directa (sin multiplicar de velocidad), con operación a
velocidad variable y control de paso individualizado para cada pala, y
bajas velocidades de arranque. Las maquinas elegidas tendrán,
respectivamente2.05 NW en terreno llano Y 810kw en terreno
accidentado; en parques eólicos de 15 aerogeneradores.
Se podría instalar 915NW de potencia eléctrica basada en la
energía eólica terrestre, y se podría generar 2.285 TWh al año, lo
que permitiría cubrir en más de ocho veces la demanda eléctrica
peninsular proyectada en 2050. Como vemos en el mapa (figura
#1), el mayor potencial se ubica en las dos costillas y Andalucía. Es
de destacar que cada una de estas podría generar con eólica
terrestre una cantidad de electricidad superior a toda la demanda
eléctrica peninsular proyectada en 2050. Además, todas las
comunidades, con la única excepción de Madrid, podrían generar
con eólica terrestre una cantidad de electricidad superior a su
propia demanda eléctrica proyectada en 2050.

Fuente: renovables 2050.

XII. PROYECTOS DE ENERGÍA EÓLICA EN EL ÁREA DE ESTUDIO

Complejo Eólico Gansu. 7.965 MW. Gansu (China)


Parque eólico Gansu, China

El proyecto Gansu Wind Farm es un enorme complejo de energía eólica


que consta de 100 parques eólicos al noroeste de China, en una zona
desértica de gran potencial eólico. Una vez concluida la puesta en marcha
de todos los aerogeneradores a finales de 2020, se transformará en la
mayor planta de energía eólica del mundo, con una capacidad de
generación de 20.000 megavatios.
La primera fase, que comenzó en 2009, alcanzó los 3.800 megavatios y
consistió en la puesta en funcionamiento de 18 parques de 200
megavatios y otros 2 de 100 megavatios. Actualmente se encuentran en
actividad un total de 7.965 MW que generan 90.000 GWh. En los próximos
cinco años, y hasta que se finalice el proyecto, con un costo total estimado
en 17.000 millones de euros y aproximadamente 2.700 turbinas
trabajando, se alcanzarán los 20.000 megavatios proyectados, una
potencia equivalente casi al total de energía eólica instalada en España
en la actualidad y el doble de toda la desplegada en América Latina. .
Para la coordinación de todos los parques se ha desarrollado un sistema
de control que gestionará y aumentará al máximo la eficiencia energética
y estabilidad de salida de la electricidad generada en las turbinas, entrada
en la red de abastecimiento y posterior distribución. Cuando la red alcanza
su máxima capacidad, se pierde eficiencia. Utilizando sistemas de
almacenamiento y control, y monitorizando las condiciones de viento, la
energía generada y las necesidades de alimentación, se puede sacar el
máximo provecho de la instalación.

Centro de Energía Eólica Alta. 1.547 MW. California (EEUU)


El Centro de Energía Eólica Alta (AWEC), también conocido como parque
eólico de Mojave, está situado en Tehachapi, (Condado de Kern), en
California, Estados Unidos, y cuenta con una capacidad operativa de
1.547 MW. El parque eólico terrestre fue inicialmente desarrollado por
Oak Creek Energy Systems bajo el contrato con Terra-Gen, pero es
operado por los ingenieros de Terra-Gen Power. La producción se destina
íntegramente a Southern California Edison bajo la modalidad de un
contrato de compra de energía a un plazo de 25 años
Las primeras cinco unidades de AWEC fueron terminadas en 2011,
instalándose dos unidades adicionales al año siguiente. La primera unidad
estaba formada por 100 turbinas GE 1.5-MW SLE, mientras que las otras
seis unidades operativas fueron instaladas con turbinas Vestas V90-
3.0MW. A partir de 2013 se iniciaron las fases para implementar otras
cuatro unidades más a AWEC, siendo la octava y novena unidad
integradas por aerogeneradores de Vestas, mientras que las dos últimas
unidades han sido instaladas con turbinas GE 1.7-MW y GE 2.85-MW de
General Electric. Cuando se combinen, las 11 unidades del parque eólico
estarán formadas por 586 turbinas en total.

Parque Eólico de Muppandal. 1.500 MW. Tamil Nadu (India)


Muppandal es un pequeño pueblo en el extremo sur de la India, en distrito
de Kanyakumari, en el estado de Tamil Nadu. Se encuentra ubicado en
una región montañosa abierta a las ráfagas de viento del Mar Arábigo a
través de puertos de montaña.
El pueblo, muy empobrecido, se benefició la construcción del Parque
Eólico de Muppandal, que abastece de electricidad a los habitantes del
pueblo y a las empresas de la zona. El pueblo había sido seleccionado
como el escaparate del programa de energías limpias de la India, dotado
con 2.000 millones de dólares que proporciona a las empresas extranjeras
incentivos fiscales para el establecimiento de parques eólicos. El parque
tiene una potencia instalada de 1.500 MW y su capacidad de generación
prevista para 2020 es de 26.200 MWh.
La idoneidad de Muppandal como un sitio para los parques eólicos se
debe a su ubicación geográfica, ya que tiene acceso a los vientos
monzones estacionales. Ahora hay más sitios identificados para molinos
de viento en esta zona (y alrededores Muppandal) y la capacidad de
generación de energía eólica se estima en alrededor de 1.500 MW, que
es aproximadamente el 20% de la capacidad de la India.

Parque Eólico Jaisalmer. 1.064 MW. Rajasthan (India)


El Parque Eólico de Jaisalmer es el segundo mayor parque eólico onshore
operativo de la India. El proyecto está ubicado en el distrito de Jaisalmer,
en Rajasthan. El proyecto, desarrollado por Suzlon Energy, se inició en
agosto de 2001 y en él se puede contemplar la cartera eólica completa de
Suzlon – que va desde el modelo 350 kW más reciente al S9X, de 2,1 MW
de serie. Su capacidad instalada es de 1.064 MW, lo que lo convierte en
el cuarto mayor parque eólico onshore de los que están operativos en el
mundo.
Cuando se acabó la instalación el 1 de abril de 2021, su capacidad
instalada combinada era de 1.064 MW, lo que en aquel momento le
convería en el mayor parque eólico de la India, honor que ahora ostenta
el parque de Muppandal.

Parque Eólico Shepherds Flat. 845 MW. Oregón (EEUU)

El Parque Eólico Shepherds Flat situado cerca de Arlington, al este de


Oregón, en Estados Unidos, es el quinto parque eólico más grande del
mundo con una capacidad instalada de 845 MW. El proyecto, desarrollado
por los ingenieros de Caithness Energy en un área de más de 77 km² entre
los condados de Gilliam y Morrow, comenzó a construirse en 2009 con un
coste estimado en 2.000 millones de dólares , recibiendo una garantía de
préstamo de 1,3 mil millones de dólares del Departamento de Energía de
EEUU en octubre de 2010, lo que supuso la mayor financiación jamás
llevada a cabo en el mundo para la construcción de un parque eólico.
El parque eólico se encuentra en funcionamiento desde septiembre de
2012, el cual lo integran 338 turbinas GE2.5XL, cada una con una
capacidad nominal de 2,5 MW cuya energía producida es suministrada a
la Southern California Edison para su distribución. En términos generales,
la energía renovable generada por el parque eólico es suficiente como
para satisfacer las necesidades eléctricas de más de 235.000 hogares.

Parque Eólico Roscoe. 781,5 MW. Texas (EEUU)

El Parque Eólico Roscoe localizado a 72 kilómetros al suroeste de Abilene


en Texas, Estados Unidos, es actualmente el sexto mayor parque eólico
del mundo con una capacidad instalada de 781,5 MW, desarrollado por
los ingenieros de E.ON Climate & Renewables (EC&R). Su construcción
se realizó en cuatro fases entre 2007 y 2009 cubriendo un área de 400
km² de tierras de cultivo y en él se invirtiron más de 1.000 millones de
dólares.
Concretamente la primera fase incluyó la construcción de 209 turbinas
Mitsubishi de 1 MW, en la segunda fase se instalaron 55 turbinas Siemens
de 2,3 MW, mientras que la tercera y cuarta fase se integraron 166
turbinas GE de 1,5 MW y 197 turbinas Mitsubishi de 1 MW
respectivamente. En total, se instalaron 627 aerogeneradores separados
a una distancia de 274 metros, que comenzaron a operar en conjunto a
plena capacidad desde octubre de 2009.
Centro de Energía Eólica Horse Hollow. 735,5 MW. Texas (EEUU)

El Centro de Energía Eólica Horse Hollow ubicado entre el condado de


Taylor y Nolan en Texas, Estados Unidos, cuenta con una capacidad
instalada de 735,5 MW y está operado por los ingenieros de NextEra
Energy Resources. Las instalaciones fueron construidas en cuatro fases
durante 2005 y 2006, siendo los ingenieros de Blattner Energy los
responsables de la ingeniería, adquisición y construcción (EPC) para el
proyecto.
Concretamente en las tres primeras fases del proyecto se instalaron 142
aerogeneradores de 1,5 MW de GE, 130 aerogeneradores de 2,3 MW de
Siemens y 149 aerogeneradores de 1,5 MW de GE respectivamente. El
parque eólico, con una superficie de más de 19.000 hectáreas, genera
suficiente energía como para satisfacer las necesidades eléctricas de
cerca de 180.000 hogares tejanos.

Parque Eólico Capricorn Ridge. 662,5 MW. Texas (EEUU)

El Parque Eólico Capricorn Ridge, situado entre los condados de Sterling


y Coke en Texas, Estados Unidos, tiene una capacidad instalada de 662,5
MW y está operado por los ingenieros de NextEra Energy Resources. Su
construcción se desarrolló en dos fases, finalizándose la primera en 2007
y la segunda en 2008.
El parque eólico cuenta con 342 aerogeneradores de 1,5 MW de GE y 65
aerogeneradores de 2,3 MW de Siemens, que llegan a medir más de 79
metros de altura desde el suelo hasta el centro del buje. Como resultado,
el parque eólico puede satisfacer las necesidades eléctricas de más de
220.000 hogares y ahorra más de 920.000 toneladas de emisiones de
efecto invernadero.

Parque Eólico Fântânele-Cogealac. 600 MW. Dobruja (Rumanía)

El Parque Eólico Fantanele-Cogealac localizado en la provincia de


Dobruja en Rumania, es el noveno mayor parque eólico del mundo con
una capacidad instalada de 600 MW. El proyecto, desarrollado por los
ingenieros de CEZ Group, se extiende por una superficie de 1.092
hectáreas en campo abierto a tan solo 17 kilómetros al oeste de la costa
del Mar Negro.
La primera turbina del parque eólico se instaló en junio de 2010,
realizándose la conexión a la red de la última turbina en noviembre de
2012, siendo desde entonces el mayor parque eólico terrestre de Europa.
Las instalaciones están compuestas por 240 aerogeneradores GE 2.5 XL
con un diámetro medio de rotor de 99 metros y una capacidad nominal
individual de 2,5 MW que, en conjunto, representan alrededor de una
décima parte de la producción total de energía verde en Rumanía.

Parque Eólico Fowler Ridge. 599,8 MW. Indiana (EEUU)


El Parque Eólico Fowler Ridge, ubicado en el condado de Benton en
Indiana, Estados Unidos, cierra el ‘top ten’ de los mayores parques eólicos
del mundo. El proyecto, desarrollado por los ingenieros de BP Alternative
Energy North America y Dominion Resources, se llevó a cabo en dos
fases permitiendo alcanzar una capacidad instalada total de 599,8 MW.
La construcción del parque eólico, con una superficie de más de 20.000
hectáreas, fue iniciado en 2008 comenzando finalmente las operaciones
desde 2010. Las instalaciones se componen de 182 aerogeneradores
Vestas V82-1.65MW, 40 aerogeneradores Clipper C-96 de 2,5 MW y 133
aerogeneradores de 1,5 MW de GE. En conjunto, el parque eólico puede
satisfacer las necesidades de energía de más de 200.000 hogares.

XIII. METODOLOGÍA

Estrategia metodológica
Cuando se mide en una campaña el recurso eólico no se mide solamente
la velocidad del viento, sino que se miden varios parámetros. Los tiempos
recomendados para una medición varían en función del objetivo que
persiga la misma en relación al proyecto, pero lo mínimo sería 1 año para
poder realizar proyecciones con buena certidumbre o confiabilidad.

En lo que refiere a equipamientos, se suelen instalar a distintas alturas en


un mástil o torre, sea de tipo reticulada o tubular. Las posiciones de
medición más frecuentes son altura de buje, punta de pala y una zona
intermedia. Los elementos que se suelen utilizar para medir son
anemómetros, veletas, higrómetro, termómetro, barómetro.
Para determinar qué zonas se han de medir, previamente es fundamental
conocer, entre otros aspectos: la dimensión prevista para el proyecto, la
superficie con la que se cuenta, potenciales modelos de aerogeneradores,
las características topográficas del emplazamiento, posibles zonas de
restricción.

En función de esto debemos fijar en qué lugar se colocará el o los


mástiles, de acuerdo a zonas que sean evaluadas y definidas por los
especialistas en este campo. Es importante destacar la importancia de la
participación de un consultor especializado, o al menos el de un
especialista en recurso eólico, para definir la ubicación de los mástiles, y
su configuración.

La inversión en un mástil de medición de recurso eólico es importante en


la primera etapa del proyecto, y es de suma relevancia que la misma sea
acorde a normas y estándares internacionales.

No menos importante es el seguimiento de la campaña de medición. La


instalación de un mástil conforme a normas, puede no ser suficiente, dado
que, en caso de surgir inconvenientes durante el periodo de medición, es
importante dar rápida respuesta a los mismos.

Sitios de estudio

Estas gigantescas instalaciones se encuentran generalmente en lugares


montañosos o con numerosas colinas, donde se dan condiciones
propicias para vientos de altas velocidades y por lo tanto un alto contenido
de energía. Otro factor importante para su ubicación es la cercanía con
una línea de transmisión para la conexión al sistema eléctrico.
Diseño del cuestionario
El cuestionario (Anexo I) se elaboró con base en los criterios de desarrollo
sostenible
identificados en las fuentes bibliográficas y con la información recaudada
acerca de parques eólicos.
El problema
La generación de energía eólica se presenta como una de las mejores
alternativas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero
que causan el cambio climático global y reemplazar el uso de
combustibles fósiles en la generación de energía eléctrica. Sin embargo,
a pesar de los beneficios ambientales que pueda tener la energía eólica,
aún no existe suficiente información y conocimiento para determinar con
claridad sus ventajas y desventajas en diferentes escalas espaciales y
temporales. Este es el caso de los impactos sociales y ambientales
negativos generados por la construcción de parques eólicos terrestres a
gran escala en el Istmo de Tehuantepec, principal sitio de operación de
parques eólicos en México debido a su elevado potencial eólico,
considerando como uno de los mejores a nivel mundial. Entre los
principales impactos destacan: el conflicto por la propiedad de la tierra
donde se ubica el recurso eólico, la degradación de la calidad del paisaje,
la pérdida de biodiversidad, la generación de ruido mecánico y
aerodinámico, entre otros más. El problema central es que los estudios
oficiales de impacto ambiental de los parques eólicos elaborados para
determinar su viabilidad ambiental, ignoran la complejidad, los riesgos y
la incertidumbre cognitiva y ética que subyace en el reciente uso de
tecnologías eólicas. Por lo tanto, los beneficios reales y potenciales de la
producción de energía eólica en México podrían ser menores a los
estimados. Así, el presente texto plantea que es indispensable profundizar
la información sobre los diferentes impactos, y repensar los criterios que
orientan la implementación de parques eólicos terrestres a gran escala
con el propósito de determinar qué tan viables son éstos en términos
sociales y ambientales.
XIV. CAPÍTULO V RESULTADOS y DISCUSIÓN

Aceptación social
El informe establece que los parques eólicos tienen una amplia aceptación
social en las comunidades rurales, y que los medios han jugado un papel
distorsionador en el debate, mediante la amplificación de la voz de los
opositores de la energía eólica. El CSIRO también argumenta que no hay
pruebas científicas que vinculen los parques eólicos a efectos adversos para
la salud. Heikki Willstedt, director de Políticas Energéticas de AEE, explicó
que en España la eólica ha tenido tradicionalmente mucha más aceptación
que en países como Reino Unido, Holanda o Bélgica. No obstante, siempre
es importante estar preparado.
Beneficio social
La energía eólica es una fuente de energía renovable, no contamina, es
inagotable y reduce el uso de combustibles fósiles, origen de las emisiones
de efecto invernadero que causan el calentamiento global. Además, la
energía eólica es una energía autóctona, disponible en la práctica totalidad
del planeta, lo que contribuye a reducir las importaciones energéticas y a
crear riqueza y empleo de forma local.

Por todo ello, la producción de electricidad mediante energía eólica y su uso


de forma eficiente contribuyen al desarrollo sostenible.

De todas estas ventajas, es importante destacar que la energía eólica no


emite sustancias tóxicas ni contaminantes del aire, que pueden ser muy
perjudiciales para el medio ambiente y el ser humano. Las sustancias tóxicas
pueden acidificar los ecosistemas terrestres y acuáticos, y corroer edificios.
Los contaminantes de aire pueden desencadenar enfermedades del
corazón, cáncer y enfermedades respiratorias como el asma.

La energía eólica no genera residuos ni contaminación del agua, un factor


importantísimo teniendo en cuenta la escasez de agua. A diferencia de los
combustibles fósiles y las centrales nucleares, la energía eólica tiene una de
las huellas de consumo de agua más bajas, lo que la convierte en clave para
la preservación de los recursos hídricos.

Resumen de beneficios de la energía eólica


 Energía que se renueva
 Inagotable
 No contaminante
 Reduce el uso de combustibles fósiles
 Reduce las importaciones energéticas
 Genera riqueza y empleo local
 Contribuye al desarrollo sostenible
La energía eólica terrestre sigue siendo la tecnología más eficiente para
producir energía de forma segura y ambientalmente sostenible: sin
emisiones, autóctona, inagotable, competitiva y creadora de riqueza y
empleo.
Impacto en la cultura
Según las condiciones climáticas y Ia magnitud de dichas instalaciones, las
consecuencias nocivas de estas acciones pueden combatirse a través de un
programa posterior de restauración de la cobertura vegetal. Una vez que
termina Ia vida útil de los aerogeneradores —que se estima en unos 25 a 3o
años- se deben retirar los molinos y revegetarse los huecos que provocaron.

Por otro lado, si no estén bien planificados, los parques eólicos contribuyen
a Ia desaparición de Ia fauna, especialmente de las aves, señala Ia Sección
Mexicana del Consejo Internacional para Ia Preservación de las Aves
(CIPAMEX), que tiene entre sus objetivos principales el estudio y
conservación de las aves mexicanas y sus hábitat. Debido a esto, es
necesario el estudio de las rutas migratorias de estas especies, para evitar
construir en zonas de su apareamiento y reproducción. Al finalizar Ia
instalación y durante Ia explotación de un parque eólico es preciso presentar
informes medioambientales periódicos.
En nuestro país no existen reglamentos y normas ambientales específicas
relacionadas con Ia generación de energías a través de fuentes renovables
como Ia eólica. Es por eso que resulta indispensable que las instituciones
correspondientes colaboren en el proceso de elaboración de una normativa
que considere aspectos como límites aceptables de ruido generado por
aeroturbinas, la distancia mínima entre ellas para evitar la afectación de la
fauna que pasta en esas áreas, así como la distancia mínima de la ubicación
de un proyecto de esta índole respecto a poblaciones humanas o recursos
naturales.

El doctor Gerardo Ceballos, investigador del Instituto de Ecología de la


Universidad Nacional Autónoma de México, opina que en otros países las
regulaciones están más avanzadas: “En España la construcción de parques
eólicos está muy bien regulada, en México todavía no, a pesar de que el país
tiene un gran potencial para el desarrollo de este tipo de centrales de
producción de energía eléctrica. Los impactos de estos lugares pueden
evitarse si se planean correctamente, incluso pueden ser positivos, porque
pueden apoyar la conservación de la flora y fauna activas.”

Ceballos advierte que, con los murciélagos, por ejemplo, hay dos grandes
problemas: “En primer lugar, ciertos estudios demuestran que sus pulmones,
y los de otras aves pequeñas, se colapsan cuando están cerca de los
generadores. Por otro lado, las especies voladoras no ven las aspas y se
impactan contra ellas.

La solución está en ubicar correctamente los aerogeneradores, pintar las


aspas en ciertos tonos, o bien, separarlas lo suficiente para darles tiempo de
esquivarlas. Es importante considerar estas sencillas soluciones porque es
mil veces mejor el desarrollo de una fuente de energía renovable, que la
construcción de presas hidroeléctricas o plantas nucleares”
CONCLUSIONES

Mediante este avance de proyecto de energía Eólica puedo hallar varios


conceptos para poder investigar mas a fondo sobre energía eólica y para ello
poder realizar lo planteado en mi hipótesis.

Mediante este trabajo pude aprender que la energía no necesaria mente viene
de energía eléctrica, si no que hay mas para hacer energía y usarla para lo que
necesitemos… ya que mediante el viento y un aerogenerador se puede general
energía.