Sie sind auf Seite 1von 4

Esmirna: la iglesia sufrida

PRESENTACIÓN DE CRISTO:
Apoc 2:8 Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo
muerto y vivió, dice esto:
Aquí se muestra al Cristo eterno, aquí está un atributo de Cristo y de DIOS, le eternidad, la
expresión el primero y el ultimo hace referencia a que nada existió antes de Él, que el es
ETERNO,
Apoc 1:17-18 17Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí,
diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; 18y el que vivo, y estuve muerto; mas
he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del
Hades.
También esa primera parte que sigue se puede decir de esta manera: el que estuvo muerto y
resucito, esto significa que él tiene el poder sobre la vida y la muerte, esto va acorde a su
eternidad, si es eterno la muerte no puede con él y por eso puede darnos vida.
Juan 14:19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque
yo vivo, vosotros también viviréis
Gal 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y
lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó
a sí mismo por mí.
Col 3:2-3 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 3Porque habéis
muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios
Heb 7:25 por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a
Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.

EL ELOGIO

Apo 2:9 Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la
blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás.

Como lo había mencionado anteriormente, en la carta a Efeso, Cristo esta en medio de su


iglesia, por lo tanto, Él conoce la situación de su iglesia, de allí que diga, yo conozco tus
obras, pero no solo conocía las obras de esta iglesia, también su sufrimiento (tribulación),
esto debe de llenar al creyente de confianza en su Dios, porque es un Dios que conoce
nuestro sufrimiento:
Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis
aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo
Hch 14:22 confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen
en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el
reino de Dios
Ro 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución,
o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
Ro 12:12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración
Así que el Señor conoce nuestra tribulación o nuestro sufrimiento, así que debemos estar
tranquilo, porque conoce todo lo que nos pasa y actuara en su tiempo.
Otra situación que conocía el Señor era la pobreza en la que estaba su iglesia, pero observe
lo que le dice: pero tu eres rico:
Esto significa que si nosotros tenemos a Cristo en nuestra vida lo tenemos todo mi amado
hermano
2Co 8:9 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a
vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.
Sant. 2:5 Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo,
para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?
No hagáis tesoros en la tierra sino en los cielos…
Pero aún hace falta una última cosa que Dios conocía de ellos: la blasfemia de muchos que
decían ser algo en Dios y no eran nada, muchos van a hablar de nosotros, pero si estamos
firmes en el Señor Dios hablara por nosotros:
y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás.
Hay muchos que hoy se levantan en contra de la iglesia del Señor y tienen a Dios en sus
bocas, pero sus corazones están lejos del Dios vivo, ellos dicen Dios es amor… quien no
sigue lo que dice la Biblia, aunque hable de Dios, no es nada.

LA EXHORTACIÓN

La exhortación no solo se refiera a un reproche, también a una palabra de aliento, y este es


el caso para esta iglesia.
Apoc. 2:9 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de
vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel
hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.
Aquí en donde un aprecia el valor del sufrimiento en la vida del creyente, y entendemos
porque, aunque estemos atribulados o sufriendo tenemos una esperanza:
No temas en nada lo que vas a padecer, esto nos ayuda a mantenernos firmes, dice la
Biblia: el perfecto amor hecha fuera el temor, pero también se nos deja ver quien es el que
esta detrás de nuestro sufrimiento o de la persecución: satanás, He aquí, el diablo echará a
algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez
días el sufrimiento del creyente es para probarle, para ver si confía o no en aquel en quien
ha creído
1 P 5:8-9 8Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente,
anda alrededor buscando a quien devorar; 9al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que
los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.
Someteos a Dios, resistid al diablo y él huirá de vosotros
1 P 1:6-7 6En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es
necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7para que sometida a prueba
vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego,
sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo
En medio de la tribulación de la persecución en medio de la prueba Dios nos dice esto:
Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.
Sant 1:12 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido
la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman

LA RECOMPENSA

Apo 2:11 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no
sufrirá daño de la segunda muerte.

Aquí vemos que Cristo es quien tiene el poder sobre la muerte, y también el que tiene el
poder sobre el juicio, por lo tanto aquellos que creen en él no serán condenados:
El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.
Muchos le tienen temor a la muerte en la tierra, pero eso no es nada, a lo que hay que
temerle es a la segunda muerte, aunque quiero dejarle claro que el creyente que es fiel al
Señor no le teme porque la muerte segunda no llegara a él.
¿Qué es la muerte segunda?
Apoc 20:6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la
segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de
Cristo, y reinarán con él mil años
Apoc 20:11-15 11Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del
cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12Y vi a los muertos,
grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto,
el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban
escritas en los libros, según sus obras. 13Y el mar entregó los muertos que había en él; y la
muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno
según sus obras. 14Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la
muerte segunda. 15Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de
fuego.
Apoc 21:1-8 1Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera
tierra pasaron, y el mar ya no existía más. 2Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva
Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su
marido. 3Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los
hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos
como su Dios. 4Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni
habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. 5Y el que estaba
sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe;
porque estas palabras son fieles y verdaderas. 6Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la
Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del
agua de la vida. 7El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi
hijo. 8Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y
hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con
fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Así que mis hermanos, a nosotros nos espera la vida, no la muerte porque hemos creído en
el verdadero.