Sie sind auf Seite 1von 5

Introducción

La motivación se define como aquello que nos impulsa a realizar una determinada
acción, sea negativa o positiva. La desmotivación es lo contrario a la misma.

La mayoría de las empresas no toman en cuenta la motivación en el área laboral sin


saber que esta es parte fundamental del desenvolvimiento de sus empleados para
realizar las actividades laborales de la mejor manera y así poder cumplir con los
objetivos de la compañía.

Principalmente en nuestro país hay un déficit de motivación laboral, ya sea por los
salarios o por el trato de los superiores hacia sus empleados, por lo cual es raro ver
un lugar donde se note un servicio de calidad y que dé gusto volver, pues los
empleados en muchos de los casos tratan de mala manera a los clientes y se notan
estresados por el mismo trato que le dan sus superiores.

Un buen líder motiva a su equipo para que este pueda trabajar a gusto y sin estrés,
para de esta forma realizar trabajos de calidad que sea beneficiosos para la
empresa.

En este pequeño ensayo veremos algunas de las cosas más importantes de la


motivación en el área laboral, la cual son los tipos, la importancia en sí, y los
factores que influyen en la satisfacción e insatisfacción de los empleados.

Tipos de motivación
La motivación es la disposición de individuos y grupos, influidos por necesidades y
percepciones a esforzarse por alcanzar una meta. La Real Academia de la Lengua
la define como “Acción o efecto de motivar”. “Conjunto de factores internos y
externos que determinan en parte las acciones de una persona”.

En otras palabras, puede definirse a la motivación como la voluntad que estimula a


hacer un esfuerzo con el propósito de alcanzar ciertas metas.

Existen diversos tipos de motivación, entre los cuales están las siguientes:

1. La motivación extrínseca: Hace referencia a que los estímulos motivacionales


que provienen del entorno, es decir, de fuentes externas al individuo. Así pues, los
factores motivadores son recompensas externas como el sueldo, prestaciones,
seguridad en el trabajo y condiciones laborales. o el reconocimiento por parte de los
demás.
Por ejemplo: Una persona puede trabajar mucho, motivado por el dinero que
va a obtener a cambio de dicho trabajo. De igual modo, un estudiante puede
esforzarse y estudiar consistentemente por el reconocimiento social que le
proporcionará el título alcanzado. Así pues, un estudiante con motivación
extrínseca realiza la tarea por la puntuación que le será atribuida, no por el
aprendizaje que obtendrá en el proceso de realizarla.

2. Motivación intrínseca: Es aquel comportamiento que manifiesta un individuo por


las experiencias placenteras que asocia con el comportamiento mismo.

3. Motivación positiva
Hablamos de motivación positiva cuando tenemos el impulso de realizar alguna
actividad y ser constantes en ello, ya sea porque podemos obtener una recompensa
positiva en el caso de que sea una motivación extrínseca, o por el placer de realizar
ésta actividad si se trata de una motivación intrínseca.

4. Motivación negativa
En el caso contrario, cuando la fuerza que nos motiva para realizar alguna actividad
es la de evitar una consecuencia desagradable, como una humillación o un castigo
si se trata de motivación externa, o la sensación de fracaso o frustración si es una
motivación interna, se trata de un tipo de motivación negativa.

5. Motivación básica
Cuando hablamos de motivación básica en deporte, estamos hablando de aquel
impulso o fuerza que tenemos que determina nuestro nivel de compromiso como
deportistas con la actividad física que realizamos. Es decir, se trata del interés que
ponemos en nuestro rendimiento físico y los resultados positivos del deporte.

6. Motivación cotidiana
En el caso de la motivación cotidiana en deporte, hablamos del interés que sentimos
por la actividad física diaria y los resultados o gratificación que obtenemos de ellos
inmediatamente.

7. Motivación centrada en nuestro ego


En este tipo de motivación en el deporte, la fuerza que nos lleva a realizar la
actividad deportiva que practicamos es el de obtener resultados que comparamos
con otros deportistas, es decir, el impulso proviene de nuestro ego.

8. Motivación centrada en la tarea


En este caso, el impulso por realizar nuestra actividad física lo sacamos de nuestros
retos y resultados personales y la impresión que nos hacemos nosotras mismas del
progreso y dominio en el deporte al que nos dediquemos.
Factores de satisfacción e insatisfacción de los
colaboradores en las organizaciones
Teoría de los dos factores

Continuamos analizando las perspectivas teóricas sobre la motivación, con la teoría


de los dos factores, también conocida como la teoría de la motivación e higiene
propuesta por Frederick Herzberg, en los años 1960. Con esta teoría intentó
explicar el comportamiento de las personas en relación al trabajo o empleo. Los dos
factores identificados por Herzberg son:

1. Factores Motivacionales: Están referidos al trabajo que desempeña la


persona, que derivan en: logros, reconocimiento, independencia laboral,
responsabilidad, promoción. Herzberg plantea que todos ellos son factores
de satisfacción. Es por tanto que, para proporcionar motivación en el trabajo,
Herzberg propone el “enriquecimiento de tareas”, también llamado
“enriquecimiento del cargo”, el cual consiste en la sustitución de las tareas
más simples y elementales del cargo por tareas más complejas, que ofrezcan
condiciones de desafío y satisfacción personal.

2. Factores Higiénicos: Estos factores están asociados al contexto de trabajo,


que incluye el salario, la seguridad en el empleo, condiciones laborales,
incentivos y relaciones interpersonales. Son factores de insatisfacción.

Factores que motivan a los empleados en una empresa:


Importancia de la motivación laboral
La empresa es un ente que por sí solo nunca puede alcanzar sus objetivos ya que
siempre necesita personas que la ayuden a lograr sus metas.
La empresa necesita personas para que funcione de forma normal, pero si lo que desea
es que funcione de forma excelente esas personas necesitan estar motivadas. Por ello,
es en la motivación del empleado donde la empresa obtiene la clave del éxito y los
máximos beneficios económicos.

Cuando el empleado entra en una fase de desmotivación, empieza a perder el


entusiasmo y la ilusión con la que empezó el primer día. Su rendimiento empieza a
verse reducido y la calidad del trabajo que realiza queda afectado y por tanto empiezan
a cometer ineficiencias por la falta de atención hacia las tareas a realizar.

La palabra Motivación deriva del latín Motivus, que significa “causa del movimiento”, el
concepto motivación lo conforma la palabra MOTIVO y ACCIÓN, eso significa que para
que un empleado se encuentre motivado y esté comprometido con la empresa y rinda al
110% debe tener un motivo que lo lleve a la acción.

Existen varios motivos posibles, como no sentirse bien remunerado, la mala relación
con el superior, con otros compañeros o cliente, la falta de reconocimiento, la falta de
desarrollo profesional, la rutina, los problemas personales, etc.

Para enfrentar a esta situación debemos volver a crear la ilusión del primer día en el
empleado, volver a enamorarlo, entusiasmarlo y ayudarle a encontrar el MOTIVO que lo
lleve a la ACCIÓN

Con pequeñas acciones se puede lograr aumentar de forma significativa el nivel de


motivación de los empleados. Como punto principal se encuentra la comunicación, ya
que la comunicación es la base principal sobre la que se sustenta el que las personas
se sientan realmente motivadas, saber comunicar correctamente evita malos
entendidos, crea confianza, establece vínculos, genera entusiasmo y establece lazos de
unión más que cualquier otro medio.

Cuando no se realiza una comunicación efectiva en la empresa el empleado puede


tener un sentimiento de falta de pertenencia a la empresa y reconocimiento, sumándose
la falta de interés por su trabajo.

Una buena comunicación reforzará los pilares de la motivación del empleado,


proporcionándole el MOTIVO que necesita para pasar a la ACCIÓN y permitiendo que
estos recuperen su entusiasmo y compromiso, elevando así las posibilidades del éxito
de la empresa.
Conclusión
En el ensayo anterior pudimos interiorizar acerca de lo que motiva a los empleados
en una empresa, aquellos factores que influyen en el buen comportamiento de los
mismos para que dichas personas puedan realizar trabajos de calidad de la mejor
manera.

A través de distintas fuentes pudimos profundizar acerca de teorías relacionadas


con ese tema, donde pudimos encontrar la teoría de los dos factores que influyen en
la satisfacción e insatisfacción de los empleados los cuales son los factores de
motivación y factores de higiene. Además vimos algunas sugerencias que deberían
tener los líderes para motivar a sus colaboradores.

La importancia de la motivación se basa principalmente en que si no nos sentimos


motivados nunca daremos el 100% a la hora de trabajar, ya sea una motivación
negativa o positiva, muchas personas trabajan con la única motivación de ganar
dinero, otras porque les gusta lo que hacen. Sin embargo, el trato que reciben los
empleados por parte de sus superiores, sea gerentes o supervisores, y la empresa
en sí, determina con qué gusto este realizará determinada tarea. Debe haber un
balance, ya que el objetivo de todo trabajo es obtener recursos monetarios, pero a la
vez queremos trabajar en algo que nos guste para así realizar el trabajo de la mejor
manera.

Por ejemplo, en una empresa puede que se gane mucho dinero pero sus
empleados no estén felices con el trato de la empresa, y no den el 100%. Por otro
lado, puede ser que en una empresa te den el mejor trato pero los ingresos no son
suficientes para satisfacer tus necesidades.

Todas estas son cosas que motivan y desmotivan a los empleados. Después de
haber analizado la información anterior, pudimos determinar que existen muchas
formas de que este balance se lleve a cabo, por lo tanto nuestra tarea es ser buenos
líderes y motivar a nuestro equipo para que podamos cumplir con nuestros objetivos
de la mejor forma.