You are on page 1of 36

INTRODUCCIÓN

En la intimidad del hombre la oración es posiblemente la expresión más


privilegiada entre la creatura y su Creador. Por medio de este coloquio el hombre logra
encauzar experiencias y sentimientos espontáneos de lamento, súplica, confianza,
arrepentimiento, gratitud, alabanza, admiración, profesión de fe, etc. Cuando todo este
cumulo de sentimientos y experiencias se unen para convertirse en lenguaje, llegan a la
avidez y destreza de la persona, convirtiéndola en notables expresiones poéticas.

De manera especial y antiquísima la oración con los salmos es sumamente


apreciada, pues en sus distintos salmos, se puede encontrar una gran riqueza. Han sido
una hermosa herencia que el pueblo judío ha dado al mundo, para que con un corazón
justo busque a Dios1.

Del corazón del hombre brota lo más íntimo y puro de su ser, la oración con los
salmos, conduce a un encuentro íntimos con Dios. Dependiendo las circunstancias a las
que de manera personal se encuentre cada orante, la oración podrá conducir a un peno
coloquio divino. Cada salmo lleva y muestra un camino distinto a este coloquio, y como
se menciona arriba, puede ser para suplicar, agradecer, confianza, etc.

1
GONZALO FLOR SERRANO, Los Salmos, Sígueme, España 1994, p. 13.
Introducción 3

La confianza, se puede ver en varios salmos, sin embargo en el salmo 23, se


desvela más fácilmente, al mostrar hermosas imágenes de Dios, como Pastor y como
Bienhechor. Con estas dos figuras se quiere resaltar, por un lado la presencia siempre
atenta, protectora y tierna de parte del pastor a sus ovejas; cuidar con diligencia, pues sabe
que cada una es valiosa, se esfuerza por mantenerlas bien alimentadas y protegidas.

Este salmo 23 es sumamente conocido, pues la analogía que presenta es fácil de


entender, de ahí vendría su especial predilección de entre los salmos, para su meditación y
oración. Para la formación sacerdotal, la imagen del pastor es esencialmente importante
pues es el arquetipo al que se quiere configurar de ahí que los seminarios se esmeren por
formas sacerdotes a imagen de Jesucristo buen Pastor, para enseñar, santificar y regir el
pueblo de Dios.

Estudiar, meditar, pero sobre todo orar con este salmo es un gran don de Dios, al
descubrir un nuevo matiz, otra cara de esta oración, es enriquecer la propia vocación y la
respuesta que en lo cotidiano se va dando; es fortalecer la entrega a los demás y seguir
dejándose cautivar por la Palabra de Dios, que entra a lo más profundo de cada corazón.
CAPÍTULO II
CRÍTICA TEXTUAL AL SALMO 23

Este salmo es uno de los favoritos de la tradición, liturgia y piedad privada, música
y artes pláticas incluso también está tomando gran importancia para los exegetas 2. La
fórmula «el Señor es mi Pastor» aflora muchas veces en varios de los salmos. Siendo
materia de varias disciplinas es conveniente ver algunos de los problemas más
significativos de su contenido, así como su estudio en algunas notas al píe de página de
traducciones de la Biblia3.

2.1 Problemas significativos

Al convertirse la primera parte del salmo en estribillo o antífona, parece que el


salmo queda fijado con un título: El Señor, pastor. Refiriéndose a un título corriente, sin
embargo es conveniente mostrar otras propuestas, otros títulos de algunas traducciones
modernas:

2
LUIS ALONSO, SCHÖKEL, Treinta salmos, poesía y oración, Cristiandad, España 1981, p, 110.
3
MATTHIEU, COLLIN, El libro de los Salmos, cuadernillo bíblico 92, Verbo Divino, España 1997, pp. 44-45.
Crítica Textual al Salmo 23 5

Autor Traducción Al español


Voccari Il Pascolo divino El Pastor Divino
UTET I buon pastore El Buen Pastor
CEI Felicità e grazia perenni Felicidad y gracia perenes
NAB, Grail The Lord Shepherd and Host El Señor Pastor y Anfitrión
Jér Pléy Le bon Pasteur El Buen Pastor
Einheits Der Herr mein Hirte El Señor mi Pastor
González Núñez El Buen Pastor
Prado Bajo el cayado y la tienda del Señor

Dos versiones inglesas y Prado ofrecen título doble. En el salmo la imagen pastoril
se retira a la mitad4.

Hay un quiebro curioso y significativo a mitad del salmo. Hasta ese momento el
salmista habla del Señor a sí mismo o a sus oyentes (Sal 23, 1-4a). Pero la presencia del
Señor a su lado es tan cierto, tan real, que repentinamente el salmista comienza a dirigirse
a él: ¡Tú estás conmigo! A partir de entonces el salmo es una conversación con el Señor.

También habría que entender, a la luz del último verso, que bajo las imágenes
utilizadas el salmo habla del templo y de las estancias del fiel en él o podemos ampliarlo a
toda la vida y a todos los ámbitos de la misma, incluido el del templo. Se prefiere lo
siguiente: la intuición fundamental del salmo, la que lo genera y lo pone en marcha, es ese
¡tú estás conmigo! central. Y esa presencia es real no sólo en el templo, sino en la vida
eterna y en cada uno de sus momentos5.

4
LUIS ALONSO SCHÖKEL, Treinta Salmos: poesía y oración, Cristiandad, España 1986, p. 112.
5
Cfr, GONZALO FLOR SERRANO, Los Salmos, Sígueme, España 2007, pp., 82-83.
Crítica Textual al Salmo 23 6

Siguiendo con esta misma idea es conveniente ver como el salmo se encuentra en
dos grandes bloques, a saber: los versos 1-4 desarrollan la imagen del pastor; los versos 5-
6, la del anfitrión. Si toda la imagen sintetiza dos planos, uno de ellos al menos sensible,
la síntesis es patente en el presente salmo, en el que la imagen discurre como una artista
en la que coinciden dos planos inclinados. De suerte que en algunos momentos predomina
la imagen pastoril, y en otros la experiencia humana, espiritual.

De tal manera que se pude ir caminar he ir disfrutando en equilibrio por el artista,


mirando a ambos lados y realizando la síntesis. No descuidamos el plano sensible, que da
sustancia y realismo a la meditación. Lo que se escribió con imaginación se ha de leer con
imaginación6.

Respecto de este punto José Bartolini, menciona que: el núcleo central contienen
dos imágenes importantes. La primera presenta al Señor como pastor, y el salmista se
compara con una oveja (1b-4). Los términos de estos versículos pertenecen al contexto
del pastoreo. En la segunda imagen (5-6a) es también muy interesante. Ya no se trata de
ovejas. El contexto en que se encuentra es el del desierto de Judá. En el país de Jesús la
hospitalidad era algo sagrado. El que se refugiaba en la casa o en la tienda de otra
persona, estaba a salvo de cualquier peligro7. Así se podría distinguir estos dos grandes
bloques del salmo, el del pastoreo y el del huésped; por lo tanto requiere un estudio más
profundo para entender el sentido profundo del mismo salmo.

2.2 Notas al pie de las Sagradas Escrituras

En la traducción que realiza Schökel, Biblia del peregrino, nos menciona los
siguientes puntos que iluminan el estudio del salmo: las imágenes del pastor (1-4) y del

6
LUIS ALONSO SCHÖCKEL, Contempladlo y quedaréis radiantes, Salmos y ejercicios, Sal Terrae, España 1996, p.
189.
7
JOSÉ BARTOLINI, Conocer y rezar los Salmos, San Pablo, España 2002, pp., 122-123.
Crítica Textual al Salmo 23 7

anfitrión (5s), pueden haberse inspirado en la vida de un pueblo nómada o, acaso mejor en
la experiencia histórica de Israel liberado de Egipto y/o que retorna de Babilonia. En
ambos casos Dios actuó como pastor, conocedor de su oficio. Abre camino al frente del
rebaño. Cuando la arena borra las rutas del desierto, y sobre el rebaño planean males
mortales, el pastor se pone a lado de la oveja: Tú vas conmigo (4b).

El cambio a la imagen del anfitrión, en gran medida paralela a la anterior: pasto y


mesa, lúgubres cañadas y enemigos, nada falta y la copa que rebosa, vara/callado y
Bondad/Lealtad, dos personificaciones divinas, defensa y escolta, reposo y habitación.
Dios es pastor y hospedero.

Las dos imágenes están unidas en la traducción del éxodo (Sal 78, 19s) y del
retorno de Babilonia (Sal 77, 21; Is 40, 11). Alternando el camino con el reposo, se llega,
al fin, a la tierra o a la casa del Señor, en la que el peregrino vivirá para siempre. El
símbolo del pastor está muy presente en el Nuevo Testamento (Cfr. Jn 10, 1-18; 1 Pe
2,25; 5,2-4). Estaremos de camino hasta que lleguemos a la Tierra. Este salmo, mientras
vamos de camino, nos infundirá luz y consuelo8.

En la Biblia Nacar Colunga, encontramos el siguiente aporte: siendo la vida


pastoril tan conocida en Israel, es natural que los profetas y salmistas den a Dios el
nombre de Pastor del pueblo, o de los fieles de él. Además, los lectores del pueblo son
llamados sus pastores, y, por tanto, Yavé es su Pastor supremo (cf. Jer 23, Iss; Zac II, 4ss;
Jn II, I4ss)9.

En la Biblia hipanoamerica, encontramos los siguientes aportes: sobre el versículo


23,4 los sentimientos de seguridad y paz inundan esta descripción idílica (23, 1-4) en la
8
LUIS ALOSNSO SCHÖKEL, en Salmos, en La Biblia de nuestro pueblo, Biblia del Peregrino América Latina, de
ALONSO SCHÖKEL L. [dir], Mensajero, España 201517, p., 1119.
9
En Salmos, en Sagrada Biblia Nacar Colunga, de ELOÍNO NÁCAR FUSTER – ALBERTO COLUNGA, [dir], BAC,
España, 1974, p., 702.
Crítica Textual al Salmo 23 8

que Dios es el pastor que atiende con mimo a sus ovejas, las protege, las guía y las llena
de serenidad y confianza. En el NT esta imagen del buen pastor se asocia a la figura de
Jesús. Y en el versículo 23, 4 nos dice, mi copa rebosa: El salmista, convertido en
huésped de Dios, disfruta de los gestos que simbolizan la hospitalidad del anfitrión:
protección, vino, manjares y aceite perfumado sobre su cabeza 10.

En la Biblia de América encontramos que es un salmo de confianza individual. Se


trata probablemente de un salmo sobre el rey, reinterpretado después del exilio. La
imagen de Dios como pastor ideal que proporciona a su rebaño paz y seguridad, no es
sino un canto emocionado a la bondad y al amor del Señor para con su pueblo. La
evocación de Cristo como el buen pastor que da la vida por sus ovejas (véase Jn 10 1-21)
y las resonancias eclesiales y sacramentales de los símbolos (agua, banquete, unción,
morada) hacen que pueda ser leído con un sentido genuinamente cristiano11.

En la Biblia de Jerusalén, sus notas al pie de página traen lo siguiente: la solicitud


divina por los justos, descrita bajo la doble imagen del pastor vv.1-4, y del huésped que
ofrece el banquete mesiánico, vv 5-6. Este salmo se aplica tradicionalmente a la vida
sacramental, especialmente al Bautismo y a la Eucaristía. En el v. 4, pues tú vienes:
adicción probable para armonizar con 1 S 22 23 y subrayar así la alusión al gesto
davídico. El texto primitivo sería: cerca de mi tu vara, tu cayado están ahí…. En el v. 5
conforme a la costumbre de la hospitalidad oriental, Sal 92, 11; 139 2; Qo 9 8; Am 6 6;
Lc 7 46. Y por último el v. 6 y habitaré, versiones; volveré a, hebreo (simple corrección
vocálica)12.

10
En Salmos, en La Biblia hispanoamericana, de GUILLERMO SANTAMARÍA DE PANDO-JOSÉ LUIS ANDAVERT [dirs],
Verbo Divio/Sociedades Bíblicas Unidas, España 2013, p., 914.
11
En Salmos, en Biblia de América, de SANTIAGO GUIJARRO OPORTO-MIGUEL SALVADOR GARCÍA [dirs], La Casa de
la Biblia, España 19994, p., 908.
12
V. MORLA, en Salmos, en Biblia de Jerusalén, de JOSÉ ÁNGEL UBIETA LÓPEZ [dir], Desclée de Brouwer, Bilbao
20094, p., 697.
Crítica Textual al Salmo 23 9

Como se puede ver, la mayoría de las aportaciones de la citas al píe de página, van
dirigidas a estas dos figuras, a saber: el Pastor y el Anfitrión, pero ancladas por la
confianza en Dios, de saber que siempre está a la escucha atenta y activa de quien le
busca para implorar sus protección.
2.3 Estudio particular sobre el pastor

El que se cuida de un rebaño. Abel tenía un rebaño de ganado menor (Gn, 4,2).
Desde Abraham a Jacob y sus hijos, los patriarcas fueron ganaderos y pastores (13 1-6).
Jabal, Abraham y los recabitas fueron nómadas; moraban en tiendas y llevaban a sus
rebaños y ganados de lugar a lugar para hallar pastos (Gn 4,20; Cfr. 13,2; 3,18 y 20,1; Jer
35,6-10). Otros ricos propietarios de ganaderías y rebaños residían en ciudades, en tanto
que sus siervos iban de pasto a pasto con los animales (1 S 25,2; 3,7; 15; 16; Cfr. Gn 37,
12-17).

Había también pastores sedentarios, que salían por la mañana con su rebaño, lo
devolvía por la noche al redil (Jn 10, 1-4). Con frecuencia el rebaño era confiado al hijo, a
la hija o a un asalariado. El propietario exigía del pastor el precio de todo animal
desaparecido (Gn 31,39). La ley de Moisés libraba al asalariado de esta obligación, si
podía probar que la pérdida no había sido consecuencia de una negligencia.

El pastor iba temprano al redil. Donde se hallaban varios rebaños y llamaba a sus
ovejas. Éstas reconocían la voz y los seguían. Esto último es una realidad en Oriente, así
como que cada oveja tiene un nombre y que conoce la voz del pastor, y constituye un
hermoso tipo de la relación de Dios con Israel y de Cristo con la Iglesia. Las ovejas de
otros pastores no prestaban atención a su voz. El pastor conducía el rebaño a los pastos,
quedándose allí todo el día, y en ocasiones incluso toda la noche; los defendía de las
fieras y contra los merodeadores, recogía a la perdida. Se cuidaba de las ovejas recién
paridas y de las esparcidas.
Crítica Textual al Salmo 23 10

El pastor llevaba un zurrón y un arma defensiva. Si hacia mal tiempo, se envolvía


en su manto. Su cayado, muy parecido al usado por nuestros pastores en España, le
permitía dirigir al rebaño, reunirlo y defenderlo. Era ayudado por perros, que no eran
demasiado dóciles y fieles, pero que, al ir detrás del rebaño, señalaban el peligro con sus
ladridos13.

Antes de instalarse Israel en Canaán, cada una de las familias tenía que andar
continuamente de un lado a otro con sus rebaños. Los patriarcas eran nómadas que, tenían
ovejas y cabras, además de ganado vacuno. Cuando en el AT se dice que los patriarcas,
entre otras cosas, tuvieron también camellos, lo que se hace es retrotraer ingeniosamente
situaciones posteriores (el tiempo del narrador) a los días de los patriarcas. El oficio de
pastor se encomendaba preponderantemente a miembros de la familia, a las hijas sólo
muy cerca de casa.

De los pastores, lo mismo que de los esclavos que ayudaban en este menester, se
esperaba cautela, paciencia en el trabajo y honradez. No era fácil encontrar a tiempo
nuevos pastos durante la época de estiaje, en terrenos pobres, conduciendo al ganado por
terrenos solitarios, ni era fácil tampoco saber compaginar el apacentar, el abrevar, el dejar
descansar al ganado, y el vigilar.

El pastor tenía que cuidar incansablemente a los animales más débiles. La fidelidad
profesional se echaba a ver en la guardia nocturna del ganado, en la que habría que dar
cara a fieras y ladrones. Con frecuencia se hacían tristes experiencias en este sentido con
los pastores asalariados14.

13
Voz «Pastor» en Nuevo Diccionario Bíblico ilustrado, de SAMUEL VILA VENTURA-SANTIAGO ESCUAIN [dir],
CLIE, España 1989.
14
E. BEYREUTHER, voz «Pastor» en Diccionario Teológico del NT, vol. III, LOTHAR COENEN-ERICH BEYREUTER-
HANS BIETENHARD [dirs], Sígueme, España 1983.
Crítica Textual al Salmo 23 11

2.4 Puntos importantes y argumentación

Pareciera que este salmo está condicionado por su primer verso, que enfoca la
atención en el la figura del buen pastor y todas las funciones que realiza, sin embargo
también como se ha mencionado con anterioridad, se puede ver una realidad distinta, a
saber: la imagen del huésped, que se entrelaza con la primera imagen. El quinto verso del
poema (4b) ocupa el centro de los nueve versos, pertenece a lo que precede por la imagen,
a lo que sigue por la aparición de la segunda persona.

En este sentido el dicho verso se convierte en el centro en forma y contenido.


Algunos toman este verso para resolver todo el poema y su material imaginativo en una
emoción única y simple: tú estás conmigo15.

El Señor como pastor y huésped del pueblo y del justo inspira este hermoso y
poético canto de confianza, en el que dominan los sentimientos de seguridad, paz y calma.
La imagen idílica del rebaño en las verdes praderas, junto a aguas frescas y claras, adonde
lo conduce certeramente y sin peligro el cayado del pastor para que las ovejas descansen y
repongan sus fuerzas, deja paso en la segunda parte a una escena de banquete, de perfume
y de fiesta en el marco del templo, la casa del Señor, escena que no puede ser perturbada
por la presencia medio adivinada de los adversarios que la contemplan.

Son en realidad dos imágenes bastante paralelas: la hierba fresca y el agua y el


reponer las fuerzas corresponde al banquete, al perfume 16, al vino. El valle tenebroso
puede relacionarse con los adversarios: ambos representan peligro. Pero está Dios con el
salmista: la vara y el cayado que dan seguridad en la primera escena se transforman en su
amor y su bondad que acompañan siempre al orante17.

15
Cfr, HANS JOACHIM KRAUS, Los Salmos 1-59, vol. I, Sígueme, España 1993. p., 400.
16
Cfr, VALENTÍN M. SÁNCHEZ RUIS, Nuevo Salterio, Apostolado de la Prensa, España 19573, p. 64.
17
Cfr, GONZALO FLOR SERRANO, Los Salmos, Sígueme, España 1994, p., 82.
Crítica Textual al Salmo 23 12

De igual modo se presenta Dios como un bondadoso padre o jeque 18 de tribu que
recibe amorosamente al justo en su tienda, prodigándole las atenciones que son de rigor
en la hospitalidad oriental v.5 (Cfr, Gén 43,16; 2 Sam 9,7s). Para dejar aislados a los
enemigos del salmista, Dios dispone una mesa bien abastecida, ungiendo a su huésped
con óleo.

Y el anfitrión, además, ofrece personalmente la copa rebosante de vino: mi cáliz


rebosa. Todo es generosidad y señorío en la casa de Dios. Su cáliz, es decir, la amistad
íntima del salmista son su Dios, rebosa, sin medida ante la envidia de sus adversarios.
Gracias a la bondad y benevolencia, de su Dios puede el salmista morar habitualmente en
la casa de Dios, como huésped preferido (v.6)19.

En esta segunda parte vv. 5-6, se adelanta el plano real, inmediato: la experiencia
religiosa tiene en el templo. Allí encuentra el hombre asilo frente el enemigo; participa en
la mesa del banquete sagrado, recibe la unción que lo consagra. La intensa experiencia
religiosa se convierte en esperanza y deseo para toda la vida20.

De suyo el salmo, expresa una gran confianza en la figura pastoril de Dios, pero
también experimenta una esperanza plena y segura del banquete eterno, sonde
contemplará al que es pastor como anfitrión de la eternidad. Sería una gran mutilación
quedarse solo con la figura pastoril de Dios, sin poner los ojos en la eternidad, ambas
figuras llevan a contemplarlo como justo y misericordioso.

18
También se puede entender por Jefe, Cacique o Caudillo
19
Cfr, MAXIMILIANO GARCÍA CORDERO, Libro de los Salmos, BAC, España 1963, pp., 95-96.
20
Cfr. LUIS ALONSO SCHÖKEL, Salmos, Sígueme, España 1966, p. 65.
CAPÍTULO III
TRADUCCIÓN DEL TEXTO

3.1 Estructura del Salmo 23

1 El Señor es mi pastor, nada me falta;


en verdes praderas me hace reposar
y hacia fuentes tranquilas me conduce
para reparar mis fuerzas.

2 Por ser un Dios fiel a sus promesas,


me guía por el sendero resto;
nada temo, tú estás conmigo.
Tu vara y tu cayado me dan seguridad.

3 Tú mismo me preparas la mesa,


a despecho de mis adversarios;
me unges la cabeza con perfume
y llenas mi copa hasta los bordes.

4 Tu bondad y tu misericordia me acompañan


todos los días de mi vida;
y viviré en la casa del Señor
Traducción del texto 15

por años sin término21.

3.2 Modo de proceder de a Perícopa

Au22 début du v. 4 seulement, se trouve un tristique de 3+2+2 arsis. On


distingue aisément deux strophes, dont la première paraît comprendre 2+3 vers, la
seconde 2+2. Zenner-Wiesman, pour rétablir l´égalité, a imaginé de répéter le premier
distique du poème à la fin du v.6. La solution n’est pas satisfaisante, même si l’om
acceptait l´hypothèse de l’unité d’allégorie entre 1 b-4 et 5-6 ; car le contenu du v.6 ne
prépare guère le retour de 1b-2a. Elle est peut-être un peu moins invraisemblable si l’on
prend 1b-2a pour une sorte de prélude plus ou moins détaché, qui se répète à la fin en
guise de conclusion plus détachée encore.23.

3.3 Criterios formales o estilísticos

Abbimo24, così, determinato due poli attorno ai quali il carme si sviluppa.


Naturalmente le raminicazioi dei due nuclei simboloci fondamentali implicano altre
componenti che successivamente esamineremo e che hanno una notevole rilevanza per
lʼintera decifrazione del messaggio poetico e religioso del salmo: i pascoli verdeg-
gianti, le acque di riposo, il cammino, la valla oscura, il bastone e la verga, gli
avversari, lʼolio, la coppa traboccante, il tempio. Tuttavia possiamo coi dati finora

21
CONFERENCIA DEL EPISCOPADO MEXICANO, Leccionario II, Buena Prensa, México 20014, p. 994.
22
Al principio de v. 4 solamente, se encuentra un tristique de 3+2+2 arsis. Distinguimos fácilmente dos
estrofas, cuyo estreno aparece comprender 2+3 versos, el segundo 2+2. Zenner-Wiesman, para restablecer la
igualdad, imaginó de repetir el primer dístico del poema el fin de v. 6. La solución no es satisfactoria, si el no
aceptaba la hipótesis de la unidad de alegoría entre 1b-4 y 5-6; porque el contenido de v. 6 apenas prepara la
vuelta de 1b-2a. Ella es un poco menos inverosímil tal vez si se toma 1b-2a por una clase de preludia más o
menos suelto, que se repite al fin a manera de conclusión más suelta todavía.
23
JEAN CALES, Le Livre des psaumes, vol. I, Rennes, Paris 1936, p,280.
24
Por lo tanto, hemos determinado dos polos alrededor de los cuales se desarrolla el poema. Naturalmente, la
relación de los dos núcleos simbólicos fundamentales implica otros componentes que examinaremos más
adelante y que son de considerable importancia para descifrar por completo el mensaje poético y religioso del
salmo: los pastos verdes, las aguas de descanso, el camino, el valle oscuro, el palo y vara, adversarios, aceite,
copa desbordante, templo. Sin embargo, podemos con los datos adquiridos hasta ahora suponer en la pureza
unitaria del salmo dos momentos estructurales: en vv. 1-4 el canto del pastor y en vv. 5-6 que del invitado. En
los dos momentos, el desarrollo está marcado por acentos.
Traducción del texto 16

acquisiti supporre nella purezza unitaria del salmo due momenti strutturali: nei vv. 1-4
il canto del pastore e nei vv. 5-6 quello dellʼospite. Nellʼinterno dei due momenti lo
sviluppo è segnato da acceti.

Alla25 dichiarazione tematica del v. 1a segue lʼespansio-ne simbolica pastorale


dei vv. 1b-3a. Nei vv. 3b-4c pastore e gregge si muovono mentre il v. 4d è la
dichiarazione temática conslusiva (il sostengo). Il secondo momento si apre con la
presentazione tematica dellʼospitalià (v. 5a) caratterizzata dallʼantitesi dei nemici nel.
v. 5b, ilustrata poi nei vv. 5c e 5d. Nel v. 6 si svela il fondale dellʼospitalità, la casa del
tempio26.

A. Il27 canto del pastore (vv. 1-4). Si snoda unitariamente in


-una dichiarazione temática: Jahweh roʻî (v. 1a)
- una descrizione pastorale disosta (vv. 1b-3a)
-una descrizione pastorale di cammino (vv. 3b-4c)
-una dichiarazione tematica: sostegno (v. 4d)
B. Il canto dellʼospite (vv. 5-6):
- una dichiarazione tematica: Davanti a me una tavola (v. 5a)
- una descrizione ospitale generale (v. 5b-5d)
- una descrizione ospitale specifica e sacra (v. 6)28

25
A la declaración temática de v. 1a sigue la expansión pastoral simbólica de vv. 1b-3a. En vv. 3b-4c pastor y
bandada se mueven mientras v. 4d es la declaración temática conslusiva (el soporte). El segundo momento se
abre con la presentación temática de la hospitalidad (v. 5a) caracterizada por la antítesis de los enemigos en el. v.
5b, luego ilustrado en vv. 5c y 5d. En v. 6 revela el telón de fondo de la hospitalidad, la casa del templo.
26
GIANFRANCO RAVASI, Il Libro dei Salmi, vol., I (1-50), EDB, Bologna 1981, p., 438.
27
A. El canto del pastor (versículos 1-4). Se une en forma unitaria
-una declaración temática: Jahweh ro'î (v. 1a)
- una descripción pastoral desasociada (vv.1b-3a)
- una descripción pastoral del viaje (versículos 3b-4c)
- una declaración temática: apoyo (ver 4d)
B. La canción del invitado (versículos 5-6):
- una declaración temática: frente a mí una mesa (ver 5a)
- una descripción de hospitalidad general (ver 5b-5d)
- una descripción específica y sagrada del hospital (v. 6)
28
Cfr, GIANFRANCO RAVASI, Il Libro dei Salmi, vol., I (1-50), EDB, Bologna 1981, p., 438.
Traducción del texto 17

El núcleo central contiene dos imágenes importantes. La primera presenta al


como pastor, y el salmista se compara con una oveja (1b-4). Los términos de estos
versículos pertenecen al contexto del pastor. La segunda imagen (5-6a) es también
muy interesante. No se trata de ovejas. El contexto en que se sitúa es el del desierto de
Judá. Tenemos que imaginar a una persona que huye de sus enemigos por el desierto.
La persona que huye es recibida con alegría y fiesta, convirtiéndose en huésped del
jefe. Pasado un tiempo, el huésped tendrá que proseguir su viaje. El jefe, entonces, le
ofrece dos guardaespaldas, que, simbólicamente, reciben el nombre de felicidad y
misericordia29.

3.4 Análisis morfológico

Verbo 1P. Adverbio Verbo 1 P. Sustantivo Sustantivo Sustantivo


Masculino de Masculino, Masculino Masculino Masculino
singular negación singular Singular Singular Singular
Nombre Propio Nombre Propio

‫ֶא ְח ָ ָֽסר׃‬ ‫ֹ֣לא‬ ‫ֹ֜ר ִ֗ ִעי‬ ‫הו֥ה‬


ָ ְ‫י‬ ‫ְל ָדִוִ֑ד‬ ‫ִמזְ ֥מֹור‬
Nada de no a pastos Dios David salmo de

El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes praderas me hace reposar

30

Preposición + Prep. +
Verbo 3 P. Sustantivo Verbo 3 P Sustantivo
Sustantivo Sustantivo
Masculino Femenino Masculino Masculino
Plural Femenino
Singular Singular Singular Singular
Masculino Plular

‫יְ נַ ֲה ָֽלנִ י׃‬ ‫ְמנֻ ֹ֣חֹות‬ ‫ל־מי‬


ֵ֖ ‫ַע‬ ‫יַ ְר ִביצִ֑נִ י‬ ‫ֶֶּ֭ד ֶשא‬ ‫ִבנְ ֹ֣אֹות‬
me conduce reposo en aguas me tumba hierba en pastos

hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas.

29
Cfr, JOSÉ BORTOLINI, Conocer y rezar los Salmos, San Pablo, España 20022, pp., 122-123.
30
CONFERENCIA DEL EPISCOPADO MEXICANO, Leccionario II, Buena Prensa, México 20014, p. 994.
Traducción del texto 18

Sustantivo Sustantivo Prep + Verbo 3 P Verbo 3 P Sustantivo


Masculino Masculino Sustantivo Masculino Masculino Masculino
Preposición
Singular Singular Masculino Singular Singular Singular
Plural

‫ְל ַ ֹ֣מ ַען‬ ‫י־צ ֶדק‬


ֹ֜ ִֶ֗ ‫ְב ַמ ְעגְ ל‬ ‫ַיָֽנְ ֥חנִ י‬ ‫שֹובב‬
ִ֑ ְ‫י‬ ‫נַ ְפ ִ ֥שי‬
Un nombre para justicia de senderos en me lleva regreso de
alma
Por ser un Dios fiel a sus promesas, me guía por el sendero recto;

‫ְש ָֽמֹו׃‬

Verbo 1 P Conj. + Prep. +


Adjetivo Partícula + Sustantivo Conj. +
Sustantivo
Singular Pron. Masculino Verbo 1 P Masculino Verbo 1 P.
Personal Masculino
Singular Singular Singular Masculino Conjunción
Singular
2P Sngular

‫י־א ָ ֥תה‬
ַ ‫ִכ‬ ‫ָ ִ֗רע‬ ‫ירא‬
ַּ֤ ָ ‫א־א‬
ִִ֨ ‫ל‬ ‫ַצ ְל ָָ֡מוֶ ת‬ ‫ְבגֵ֪יא‬ ‫ַגַּ֤ם ִ ָֽכי־א ֵ֙לְך‬
Conforta porque tú malo no temería sombras de muerte en el valle yo camino
también
así, aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo.

‫ִע ָמ ִ ִ֑די‬
Traducción del texto 19

Conj. + Sustantivo
Verbo 3 P. Pron. Personal
Sustantivo Masculino
Masculino 3 P.
Femenino Singular
Singular Masculino
Singular
Plural

‫מנִ י׃‬
ָֽ ֻ ‫יְ ַנ ֲָֽח‬ ‫ֹ֣ה ָמה‬ ‫וֹ֜ ִמ ְש ַענְ ִֶ֗תך‬ ֥‫ִש ְב ְטך‬
me consuela ellos y tu vara tu palo

Tu vara y tu cayado me dan seguridad.

Prep. + Verbo 2 P. Verbo 1 P. Sustantivo Prep. + Verbo 2 P.


Sustantivo Masculino Masculino Masculino Sustantivo Masculino
Masculino Plural Plural Preposición Singular Masculino Singular
Singular Plural

‫ִד ַ ֵ֖שנְ ָת‬ ‫צ ְר ָ ִ֑רי‬ ‫ֶנֶ֥֥גֶ ד‬ ‫ֻש ְל ִָ֗חן‬ ‫ְל ָפנֵַ֙ י׀‬ ‫ַת ֲע ֹ֬רְך‬
con aceite unge de mis oponentes delante de mesa a delante tú preparas

‫ַב ֶ ֥ש ֶמ‬

Sustantivo Sustantivo Sustantivo


Femenino Femenino Masculino
Singular Singular Singular

‫ְרוָ יָ ָֽה׃‬ ‫כֹוסי‬


ִ֥ ‫אשי‬
ִִ֗ ‫ֹ֜ר‬
Colma de mi copa de mi cabeza

Tú mismo me preparas la mesa, a despecho de mis adversarios; me unges la cabeza


con perfume y llenas mi copa hasta los bordes.
Traducción del texto 20

Conj. + Sustantivo Sustantivo Verbo 3 P. Conj. + Sustantivo


Masculino+ Partícula
Verbo 1 P. Masculino Masculino Verbo 3 P. Masculino
Sustantivo Adverbio
Singular Singular Singular Masculino Singular
Masculino Singular
Plural

‫ַח ָיִ֑י‬ ‫ָכל־יְ ֹ֣מי‬ ‫ִי ְֶּ֭ר ְדפונִ י‬ ‫וָ ֶ ֹ֣ח ֶסד‬ ‫ַּ֤טֹוב‬ ‫ַ ַּ֤אְך׀‬
Y volveré vida todos los días él acompaña y lealtad bondad
ciertamente

‫וְ ַש ְב ִ ֥תי‬

Sustantivo Prep. + Sustantivo Prep. +


Masculino Sustantivo Masculino Sustantivo
Plural Masculino Singular Masculino
Singular Singular

‫יָ ִ ָֽמים׃‬ ‫ְל ֹ֣א ֶרְך‬ ‫הוה‬


ִ֗ ָ ‫ית־י‬
ְֹ֜ ‫ְבב‬
días par longitud en la casa de Dios

Tu bondad y tu misericordia me acompañaran todos los días de mi vida;

y viviré en la casa del Señor por años sin término.


Traducción del texto 21

3.5 Análisis lingüístico-literario

a) El sustantivo vp,n,

Alma/vida es de las palabras más investigadas del AT. La panorámica sobre los

significados y el uso de vp,n,

1. Significado básico concreto:


a) Aliento/respiración,
b) Garganta/laringe
2. Anhelo/avidez/afán:
a) Ansiosa
b) Sed de venganza
c) Apetencia/deseo/agrado
d) Aspectos negativos
e) Expresiones fijas
3. Alma:
a) Ansiosa
b) Hambrienta/saciada
c) Afligida/gozosa
d) Esperanzada
e) Amorosa/rencorosa
f) Viviente
g) Resumen
4. Vida
a) Salvación/ conservación/mantenimiento
b) Amenaza/pérdida
c) Síntesis
5. Ser viviente/hombre:
a) En leyes
b) En censos
Traducción del texto 22

c) Expresiones generales
d) Uso pronominal

El significado «vida» de vp,n, está atestiguado más frecuentemente, sólida y


claramente que el de «alma»; la palabra se oyó en hebreo ante todo y sobre todo con
este sentido de «vida», pero no coincide en absoluto con el de la palabra «vida». Hay

una diferencia esencial respecto al grupo anterior de vp,n = alma; en aquél, vp,n es

la mayoría de la veces sujeto, mientras que en éste es objeto 31.

b) El Sustantivo tyIB;

En su significado base, tyIB; designa la casa firme, construida con cualquier


material, normalmente diferenciada de tienda. Unido a «Dios» o a otro nombre divino,

tyIB; designa una «casa de Dios» o «templo» o de santuario de Yahvé situados fuera
de Jerusalén, pero la más frecuente con mucho es la referencia al templo de
Jerusalén32.

c) El verbo tjb

Confiar es más frecuentemente que aparezca en el AT es en los formularios de


oraciones y cánticos: dos de cada cinco pasajes pertenecen al salterio; muchos
pertenecen a géneros cúlticos o reflejan temática de ese tipo. Se refiere al abandonarse
ya realizado y experimentado.

Lo mismo si se trata de descripciones de situación que de afirmaciones de


confianza diversa duración, frecuencia o modulación, siempre se tiene en cuenta un

31
C. WESTERMANN, voz «vp,n» DTMAT, vol., II, pp.,103-133
32
E. JENNI, voz «tyIB;» DTMAT, vol., I, pp., 451-452.
Traducción del texto 23

punto de referencia hacia el que se dirige la confianza; designa por lo general un acto
que fundamenta la existencia; el que confía se apoya en algo, y todo depende en
definitiva de la fiabilidad del otro; el que confía busca protección y se mantiene o cae a
la vez que aquel en quien ha confiado33.

d) El verbo hcd

Pastar, apacentar, cuidar, (objeto de: Ganado; en sentido figurado, también


hombres). Cuando los sujetos son hombres: llevar (el ganado al pasto, hacer pastar,
apacentar, en forma absoluta, ser pastor, cuidar); en sentido traslaticio, cuidar=
gobernar; con sujeto personificado, alimentar, satisfacer o similares.

En una sociedad cuya economía se basa principalmente en la agricultura y la


ganadería, el título de pastor se pudo transferir sin dificultad a Dios, al rey y a la
autoridad en general. Yahvé es pastor, una imagen que encontró su formulación clásica
en el Sal 23,1-4. Se puede decir que el título es muy antiguo y se remonta incluso a la
época de la religión de los patriarcas. En muchos casos no hay duda de que la
designación de Yahvé como pastor es una variante del título melek, rey.

En Mesopotamia, el título de pastor se refiere, por una parte, a las funciones


culturales del rey como cabeza suprema del sacerdocio y mediador entre los dioses y el
pueblo; por otra, el rey es pastor, porque reúne y protege a su pueblo, lo provee
abundantemente de bienes materiales y vela por la justicia.

Esta idea está ampliamente extendida también en Israel, si bien allí el rey,
aunque tiene un papel importante en el culto del Estado, apenas es comparable al de
sus colegas mesopotámicos; en el gobierno profano, sus funciones son muy parecidas,

33
E, GERSTENBERGER, voz « tjb », DTMAT, vol., I, pp., 441-443.
Traducción del texto 24

sobre el rey prometido. Aquí llama la atención que el título de pastor no esté
directamente atestiguado en Israel para ninguno de los reyes conocidos 34.

e) El sustantivo byEao

Enemistar aparece siempre, a excepción de un caso en participio, usado por lo

general en forma sustantivada, y raramente como verbo. El singular byEao designa


raramente a un enemigo único y concreto. Generalmente, byEao tiene un sentido de
plural e indica a los enemigos en general. En la mayoría de los casos el texto se refiere
a enemigos políticos-militares del pueblo de Israel; así en las narraciones históricas de
los estilos más diversos. Son menos frecuentes, a excepción de en los Salmos, las
alusiones a los enemigos de un individuo particular35.

f) El sustantivo ds,x,

De suyo ds,x,= bondad, aparece junto a felicidad, pero ambas palabras

también se distinguen una de la otra con claridad. Otro aspecto significativo de ds,x,
sale a la luz cuando va unido a misericordia, en una unión estrecha. Según Glueck,

ds,x, no designa una amabilidad espontánea y, en definitiva, inmotivada, sino un

modo de comportamiento que se deriva de una relación determinada por leyes y


obligaciones.

Cuando se habla de ds,x, de Dios, se hace alusión a la realización de las promesas


hechas con la alianza. En los salmos ds,x, caracteriza normalmente, aunque no

34
J. A. SOGGIN, voz «hcd» DTMAT, vol., II, pp., 995-998.
35
E, JENNI, voz «byEao», DTMAT, vol., I, pp., 194-200.
Traducción del texto 25

siempre, una actitud de Dios. El carácter formulario y litúrgico de las expresiones


excluye ya en principio toda delimitación rígida de las concepciones36.

36
H. J. STOEBE, voz, «ds,x,», DTMAT, vol., I, pp., 832-861.
CAPÍTULO IV
COMENTARIO AL SALMO 23

Para este último capítulo se quiere intentar ofrecer una nueva mirada al Salmos 23.
No es que se pretenda ofrecer algo nuevo, pues eso le corresponde a aquellos hombres
que por gracia de Dios y por su esfuerzo han podido profundizar mucho más en algunos
aspectos muy concretos del salmo, trayendo grandes beneficios en la oración y estudio.
Ante esta realidad, este apartado tendrá como camino y guía a Kraus Hans Joachim.

Para un mejor estudio es conveniente poner la estructura del salmo, pues se


recurrirá en numerosas ocasiones.

1Salmo de David.
Yahvé es mi pastor, nada me faltará.
2En verdes praderas me hace reposar.
Me lleva a aguas de remanso.
3El restaura mi alma.
Me conduce por senderos justos
por amor de su nombre.
4Aunque camine por el valle sombrío,
no temo ningún daño,
Comentario al salmo 23 25

porque tú estás conmigo;


tu vara y tu cayado
me infunden aliento.
5Tú preparas ante mis ojos una mesa
en presencia de mis enemigos.
Unges mi cabeza con aceite.
Mi copa está rebosando.
6Tan sólo bondad y misericordia me seguirán
todos los días de mi vida,
y yo permaneceré en la casa de Yahvé
mientras viva37.

En el versículo 1 encontramos la imagen del pastor, que se refiere originalmente al

pueblo, que como rebaño es conducido y protegido 38. Yahvé el que lleva a pastar hcd,
una imagen que encontró su formulación clásica en este salmo. Se puede decir que el
título es muy antiguo y se remonta incluso a la época de la religión de los patriarcas.

En muchos casos no hay duda de que la designación de Yahvé como pastor es una

variante del título %l,m,, rey, esto es porque en la antiguas culturas, el rey era el que
dirigía, protegía y proveía a su pueblo, los apacentaba; además de gobernar y de
administrar los bienes. Así con un conocimiento de la ganadería y agricultura los pueblo
tenían como sustantivo de rey a pastor 39.

La figura del pastor y su rebaño pertenece al mundo cotidiano del antiguo Oriente
mediterráneo. Desde Abel, que es el primer pastor (Gn 4, 20), y desde Yobal, hijo de

37
HANS JOACHIM KRAUS, Los salmos, 1-50, vol. I, Sígueme, España 1993, pp., 467-468.
38
Cfr, HANS JOACHIM KRAUS, Los salmos, 1-50, vol. I, Sígueme, España 1993, p., 468.
39
Cfr, J. A. SOGGIN, voz «hcd» DTMAT, vol., II, pp., 995-998.
Comentario al salmo 23 26

Lamec, que fue padre de todos los que crían ganado y viven en tiendas (cf. Gn 4,20), y
desde los patriarcas cuidadores de ganado (cf. Gn 13,7; 26,20; 4,32), la Biblia está llena
de pastores, aunque la cultura israelita dominante acaba siendo agrícola y urbana. De
todas formas, el recuerdo de David, pastor de ovejas en los campos de Belén (1 Sm 16,13;
17,20), se ha mantenido vivo en la tradición mesiánica. Un salmo dice que Dios tomó a
David de los rediles de ovejas, para hacerle rey de Israel, de manera que su oficio y tarea
de pastor de ovejas sirve de base simbólica para entender su función de pastor en el
pueblo (cf. Sal 78.70).

Por otra parte, Dios aparece como un pastor que cuida a su rebaño de los hombres,
especialmente en su pueblo Israel (40,11; 63; Jr 30, 10; etc.). El AT sabe que Dios es
pastor de Israel: «El Señor es mi pastor, nada me falta, por lugares tranquilos me hace
reposar…» (Sal 23,1; cf. Gn 49,24; Jr 31,10; 43,12; Ez 34,5.12; etc.). También los jefes
de Israel reciben rasgos de pastor (cf. 2 Sm 7,7; Jr 3, 23; Sal 78,72)40.

En el versículo 2 el pastor lleva a su rebaño a verdes praderas, para alimentarse,


pero también lo lleva lugares donde abunda el agua, para que apaguen sus sed. Quiere
mostrar, la capacidad del pastor para llevar a su rebaño a donde puedan alimentarse, y
esto es bastante significativo, pues los campos verdes no eran tan comunes como se puede
pensar, de este modo el pastor es eficiente en su labor, al llevar al rebaño en donde
abunda su alimento41.

En el versículo 3, tomando en cuenta el anterior versículo en el que el pastor lleva

a pastar hcd, a sus ovejas, dándoles agua y alimento, se puede ver como esto lleva a que
el rebaño no solo se nutre e hidrata, sino que devuelve el vigor de la vida, la vitalidad. El

significado «vida» de vp,n, está atestiguado más frecuentemente, sólida y claramente


40
XABIER PIKAZA, Voz «Pastor» en Diccionario enciclopédico de la Biblia, Sapientia, México 2013.
41
Cfr, HANS JOACHIM KRAUS, Los salmos, 1-50, vol. I, Sígueme, España 1993, p., 473.
Comentario al salmo 23 27

que el de «alma»; la palabra se oyó en hebreo ante todo y sobre todo con este sentido de
«vida», por lo tanto el acto de llevar a pastar, es restaura su alma, evocando al mismo
hecho de dar vida al rebaño, acto que solo Dios puede hacer, estar con él y dejarse guiar,
será la menara en que la oveja tendrá vida; de manera contraria a la oveja que se aleje de
él42.

En el versículo 4, se mencionan los peligros que enfrentan el rebaño y el pastor,


cuando al acabarse los suministros tienen que buscar nuevos. Es ahí donde se muestra la
valentía plena del pastor, sabe que el camino está lleno de situaciones difíciles, sin
embargo su rebaño reclama nuevos pastos, el corazón del pastor no puede negar esa
realidad. Puesto en marcha va al frente estando al tanto de su entorno, midiendo
concienzudamente los posibles peligros43.

El rebaño confía tjb, en el pastor. De suyo este verbo aparece con más frecuencia
en el AT en los formularios de oraciones y cánticos: dos de cada cinco pasajes pertenecen
al salterio; muchos pertenecen a géneros cúlticos o reflejan temática de ese tipo. Se refiere
al abandonarse ya realizado y experimentado.

Lo mismo si se trata de descripciones de situación que de afirmaciones de


confianza de diversa duración, frecuencia o modulación, siempre se tiene en cuenta un
punto de referencia hacia el que se dirige la confianza; designa por lo general un acto que
fundamenta la existencia; el que confía se apoya en algo, y todo depende en definitiva de
la fiabilidad del otro; el que confía busca protección y se mantiene o cae a la vez que
aquel en quien ha confiado44.

42
Cfr, C. WESTERMANN, voz «vp,n» DTMAT, vol., II, pp.,103-133
43
Cfr, HANS JOACHIM KRAUS, Los salmos, 1-50, vol. I, Sígueme, España 1993, p., 474.
44
Cfr,E, GERSTENBERGER, voz « tjb », DTMAT, vol., I, pp., 441-443.
Comentario al salmo 23 28

El rebaño confía plenamente en el pastor, sabiendo que con él encuentran


protección, de ahí que a pesar de los cañadas oscuras la paz le llega por saberse
protegidos con la propia vida del pastor, es digno de confiar, de poner lo más valioso que
es la propia vida.

Este es el punto central del salmo, pues el verbo tjb, es lo que amalgama toda su
estructura. Dios está presente con toda su omnipotencia para prestar su protección. El
pastor lleva consigo un garrote recubierto de hierro, con esta arma podría hacer frente a
los peligros. Para poder asimilar de mejor manera este punto conviene acercarnos aún más
a la imagen del pastor y su función.

El pastor iba temprano al redil. Donde se hallaban varios rebaños y llamaba a sus
ovejas. Éstas reconocían la voz y los seguían. Esto último es una realidad en Oriente, así
como que cada oveja tiene un nombre y que conoce la voz del pastor, y constituye un
hermoso tipo de la relación de Dios con Israel

Las ovejas de otros pastores no prestaban atención a su voz pues solo confían es su
único pastor. El pastor conducía el rebaño a los pastos, quedándose allí todo el día, y en
ocasiones incluso toda la noche; los defendía de las fieras y contra los merodeadores,
recogía a la perdida. Se cuidaba de las ovejas recién paridas y de las esparcidas. El pastor
llevaba un zurrón y un arma defensiva. Si hacia mal tiempo, se envolvía en su manto. Su
cayado, muy parecido al usado por nuestros pastores en España, le permitía dirigir al
rebaño, reunirlo y defenderlo.45.

Como se puede ver, la confianza crece por la intimidad, llevando a que las ovejas
no se marchen con otro pastor. Esto se entiende al saber la dedicación y entrega de este

45
Voz «Pastor» en Nuevo Diccionario Bíblico ilustrado, de SAMUEL VILA VENTURA-SANTIAGO ESCUAIN [dirs],
CLIE, España 1989.
Comentario al salmo 23 29

oficio. El arma con la que protegía al rebaño, bien ante las fieras, bien ante los ladrones,
es una muestra de que el pastor era audaz y astuto es su manejo, pues de eso dependía la
integridad de su rebaño así como la de su propia persona. Y el otro instrumento el cayado,
que utiliza para alentar a la retrasada o integrar a la que se aleja 46.

La confianza está puesta en el pastor, en una relación de intimidad que el pastor y


su rebaño generan día a día. Caminan firmes, y siguen confiadamente los pasos de su
guía. No puede dejar que ninguna se pierda, cada una de las ovejas es única, y cada una
en sí misma tiene un valor incalculable.

En el versículo 5 después de ver la idea enucleadora, la confianza, en el pastor,


ahora hay un quiebre mostrando una nueva imagen un tanto ajena a la figura pastoril.
Dios se presenta como un anfitrión esplendido, que pone casa, alimento y protección. La

protección es porque hay enemigos, byEao.

byEao, enemistar aparece siempre, a excepción de un caso en participio, usado


por lo general en forma sustantivada, y raramente como verbo. El singular byEao
designa raramente a un enemigo único y concreto. Generalmente, byEao tiene un

sentido de plural e indica a los enemigos en general. En la mayoría de los casos el texto se
refiere a enemigos políticos-militares del pueblo de Israel; así en las narraciones históricas
de los estilos más diversos. Son menos frecuentes, a excepción de en los Salmos, las
alusiones a los enemigos de un individuo particular47.

Ante estos enemigos, Dios brida su protección y hospitalidad, y lo hace en su casa,

en su significado base, tyIB; designa la casa firme, construida con cualquier material,
46
Cfr, HANS JOACHIM KRAUS, Los salmos, 1-50, vol. I, Sígueme, España 1993, p., 474.
47
Cfr, E, JENNI, voz «byEao», DTMAT, vol., I, pp., 194-200.
Comentario al salmo 23 30

normalmente diferenciada de tienda. Unido a «Dios» o a otro nombre divino, tyIB;


designa una «casa de Dios» o «templo» o de santuario de Yahvé situados fuera de
Jerusalén, pero la más frecuente con mucho es la referencia al templo de Jerusalén48. El
hecho de ser comensales con el anfitrión Dios tiene por significado que se halla bajo la
protección del mismo Dios, y esto lo ven sus enemigos, sin que ellos puedan hacer algo,
pues bien saben que ante Dios no pueden hacer nada49.

El versículo 5 habla de la solicitud del anfitrión hacia el perseguido, esto se


entiende de mejor manera al saber que en medio oriente es elemental la hospitalidad; ante
climas extremos y cambiantes, si no se tiene donde refugiarse se corre el riesgo latente de
la muerte. Dar hospedaje es salvar y dar vida.

En el versículo 6, se muestra como Dios no solo está con el perseguido, cuando lo


hospeda en su casa y él mismo le da protección, también muestra cómo es que después de

que se recupera el perseguido, no se ira solo, pues la bondad ds,x, de Dios le

acompañarán. De suyo ds,x,= bondad, aparece junto a felicidad, pero ambas palabras
también se distinguen una de la otra con claridad.

Otro aspecto significativo de ds,x, sale a la luz cuando va unido a misericordia,

en una unión estrecha. Según Glueck, ds,x, no designa una amabilidad espontánea y, en
definitiva, inmotivada, sino un modo de comportamiento que se deriva de una relación
determinada por leyes y obligaciones.

48
Cfr, E. JENNI, voz «tyIB;» DTMAT, vol., I, pp., 451-452.
49
Cfr, HANS JOACHIM KRAUS, Los salmos, 1-50, vol. I, Sígueme, España 1993, p., 475.
Comentario al salmo 23 31

Cuando se habla de ds,x, de Dios, se hace alusión a la realización de las promesas

hechas con la alianza. En los salmos ds,x, caracteriza normalmente, aunque no siempre,
una actitud de Dios. El carácter formulario y litúrgico de las expresiones excluye ya en
principio toda delimitación rígida de las concepciones50.

La ds,x,, bondad y la misericordia de Dios, experimentadas en su casa seguirán


al perseguido por toda su vida. Una vez experimentada la protección de Dios basada en
una plena confianza, llevan a querer quedarse con la casa de Dios, por años sin término,
pues quien ha experimentado la bondad de Dios desearía permanecer para siempre en el
recinto de salvación, en el santuario51.

De cierta manera se destacó la individualidad de las dos imágenes: Pastor y


Anfitrión, separando las dos partes que el salmo recorre sin una transición explícita. Pues
al hacer el estudio más a fondo se podría cuestionar su unidad. El análisis por separado no
muestra fracturas, porque en un mundo poético de símbolos la convivencia no es
trabajosa52.

50
Cfr, H. J. STOEBE, voz, «ds,x,», DTMAT, vol., I, pp., 832-861.
51
Cfr, HANS JOACHIM KRAUS, Los salmos, 1-50, vol. I, Sígueme, España 1993, p., 476.
52
Cfr, LUIS ALONSO SCHÖKEL- CECILIA CAINITI, Salmos, vol. I, Verbo Divino, España 1992, p. 404.
Comentario al salmo 23 32

SIGLAS Y ABREVIATURAS

Sigla/Abreviatura Significado
AT Antiguo Testamento
CELAM Conferencia General del Episcopado
Latinoamericano, Nuevo Testamento y Salmos,
Sociedad Bíblica Unidas, Corea 1990.
Cfr, Confrontar
Conj Conjunción
d.C Después de Cristo
DTMAT Jenni, E- Westermann, C., Diccionario Teológico
Manual del Antiguo Testamento, Madrid 1978; trad.
esp. de: Theologisches Handwörterbuch zum Alten
Testament.
dir/dirs Director/directores
NT Nuevo Testamento
p/pp Página/Páginas
Prep Preposición
TM Texto Masorético
v/vv Versículo/Versículos
vol. Volumen
BIBLIOGRAFÍA

1. ALONSO SCHÖKEL, L., Contempladlo y quedaréis radiantes, Salmos y


ejercicios, Sal Terrae, España 1996.
2. _______________., Salmos, Sígueme, España 1966.
3. _______________., Treinta salmos, poesía y oración, Cristiandad, España
1981.
4. ALVES, HERCULANO., Símbolos en la Biblia, Sígueme, España
2008.BARTOLINI., JOSÉ, Conocer y rezar los Salmos, San Pablo, España 2002.
5. CALES, JEAN., Le Livre des psaumes, vol., I, Rennes, Paris 1936.
6. CARRILLO ALDAY., SALVADOR, El Señor es mi Pastor, DABAR, México 1996.
7. COLLIN, MATTHIEU., El libro de los Salmos; Cuadernillo bíblico 92, Verbo
Divino, España 1997.
8. Diccionario Bíblico ilustrado, CLIE, España 1989.
9. Diccionario Teológico del Nuevo Testamento, vol. III, Sígueme, España 1883.
10. FLOR SERRANO GONZALO., Los Salmos, Sígueme, España 1994
11. GARCÍA CORDERO, MAXIMILIANO., Libro de los Salmos, BAC, España 1963.
12. HENRY MATHEW., Libros poéticos, comentario exegético devocional a toda la
Biblia, CLIE, España 1973.
13. KRAUS HANS JOACHIM., Los Salmos, 1-59, vol. I, Sígueme, España 1993.
14. MORLA ASENSIO, VÍCTOR., Libros sapienciales y otros escritos, Verbo Divino,
España 1994.
15. NACAR FUSTER, ELOINO Y COLUNGA ALBERTO [dirs]., Sagrada Biblia, BAC,
España, 1974.
Bibliografía 34

16. PIKAZA, XABIER, Diccionario enciclopédico de la Biblia, Sapientia, México,


2013.
17. RAVASI, GIANFRANCO., Il libro dei Salmi, vol., I (1-50), EDB, Bologna 1981.
18. SÁNCHEZ RUIS, M. VALENTÍN., Nuevo Salterio, Apostolado de la Prensa,
España 19573.
19. SANTA MARÍA DE PANDO., GUILLERMO y ANDAVERT, JOSÉ LUIS [dirs], Verbo
Divino/Sociedades Bíblicas Unidas, España 2013.
20. UBIETA LÓPEZ, JOSÉ ÁNGEL [dir]., Biblia de Jerusalén. Nueva edición revisada
y comentada, Desclée de Brouwer, Bilbao, 20094.
21. ZAMORA NÚÑEZ, JOAQUÍN., Salmos y sapienciales, Uso Privado, Pachuca,
Hidalgo, 2017.
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN 2

CAPÍTULO I: LIBRO DE LOS SALMOS 4

1.1 Aspectos generales 4


1.2 Nombre del Libro 6
1.3 Género del Libro 6
a) Cánticos de oración 7
b) Salmo de confianza 7

CAPÍTULO II: CRÍTICA TEXTUAL AL SALMO 23 8


2.1 Problemas significativos 8

2.2 Notas al pie de las Sagradas Escrituras 10

2.3 Estudio particular sobre el pastor 13

2.4 Puntos importantes y argumentación 15

CAPÍTULO III: TRADUCCIÓN DEL TEXTO 17


3.1 Estructura del Salmo 23 17
3.2 Modo de proceder de a Perícopa 18
3.3 Criterios formales o estilísticos 18
3.4 Análisis morfológico 20
3.5 Análisis lingüístico-literario 23
Índice 36

a) El sustantivo vp,n,

23
b) El Sustantivo tyIB; 24
c) El verbo tjb 24
d) El verbo hcd 25
e) El sustantivo byEao 26

f) El sustantivo ds,x, 26

CAPÍTULO IV: COMENTARIO AL SALMO 23 27


Versículo 1 28
Versículo 2 29
Versículo 3 29
Versículo 4 30
Versículo 5 32
Versículo 6 33

SIGLAS Y ABREVIATURAS 35

BIBLIOGRAFÍA 36

ÍNDICE 35