Sie sind auf Seite 1von 7

Universidad Abierta Para Adultos (UAPA)

Nombre:
Leidy Núñez Tavarez
Matricula:
2018-006012
Facilitador/a:
Natanael Almánzar Liriano
Materia:
Matemática básica
Las operaciones básicas de la aritmética son: adición, sustracción, multiplicación,
división, potenciación y radicación. En esta asignatura trabajaremos las diferentes
operaciones de manera separada, es decir las cuatro primeras (adición,
sustracción, multiplicación, división) serán trabajadas pero ahora con expresiones
algebraicas. Además como pre- requisito para comprender mejor la adición debes
ver el tema reducción de términos semejantes.

Para realizar esta tarea, debes investigar en la bibliografía básica, complementaria


o en la web, el tema: Operaciones básicas con Expresiones Algebraicas
(reducción de términos semejantes, adición, sustracción, multiplicación y división)
y luego redacta un informe teórico práctico donde describas el procedimiento para
realizar cada operación y al menos una demostración de cada operación descrita.
Esta tarea podría realizarse en un documento de Word o presentación PowerPoint
que te permite agregar audio a tu presentación.

ADICIÓN
El ser humano siempre ha necesitado de la habilidad de contar, y además,
de reunir cantidades separadas, hecho que origino la suma. Por ejemplo, cuando
cogemos dos canicas por nuestra izquierda, y otras dos canicas por nuestra
derecha, al unirlas (o sumarlas) originan cuatro canicas:

Propiedades de la suma
Las propiedades que cumplen la regla de la suma son dos: La propiedad
conmutativa y la propiedad asociativa.

Propiedad conmutativa
El orden de los sumandos no altera el valor de la suma. Da igual resultado
sumarle 5 a 3, que sumarle 3 a 5:

Propiedad asociativa
Al sumar varios números, el orden no varía de cualquier modo:

SUSTRACCIÓN

La resta o sustracción es una de las cuatro operaciones básicas de la aritmética;


se trata de una operación de descomposición que consiste en, dada cierta
cantidad, eliminar una parte de ella, y el resultado se conoce como diferencia o
resto. Es el contrario de la suma, ya que esta añade y la resta quita. Aparte de la
diferencia, también tiene otras partes, la primera de arriba se llama minuendo y la
de abajo, sustraendo.
Ejemplo:

Intervenciones de la resta

En la propiedad distributiva de la multiplicación

Es el signo de la resta, por lo que interviene.

Propiedades
La resta no tiene propiedades, pero está en el apartado anterior, que interviene en
la propiedad conmutativa de la multiplicación.

MULTIPLICACIÓN

La multiplicación es una operación matemática que consiste en sumar un número


tantas veces como indica otro número. Así, 4×3 (léase «cuatro multiplicado por
tres» o, simplemente, «cuatro por tres») es igual a sumar tres veces el valor 4 por
sí mismo (4+4+4). La multiplicación está asociada al concepto de área geométrica.

Propiedades

Conmutativa
El orden de los factores no altera el producto.

Asociativa
El orden de los factores no altera el producto.

Distributiva
DIVISIÓN

La división es una de las operaciones aritméticas básicas. Para efectuarla se debe


cumplir la condición de que:

y que

Por ejemplo, sustituyendo los valores de a y b con los números 6 y 3


respectivamente, tenemos que

Cumpliéndose aquí la condición de que el producto de b y c equivale al valor de a.


Cabe decir que no existe un resultado para la división por cero, por lo tanto, un
error muy común es suponer que la división por cero es una operación matemática
válida.

POTENCIACIÓN

La potenciación es la operación matemática mediante la cual multiplicamos un


número por sí mismo las veces que nos indique el exponente.

Por ejemplo, la ecuación donde a es un número cualquiera, equivale a la


ecuación

Es decir que cumplimos la condición de multiplicar por sí mismo nuestro número


(a) tres veces, tal como lo indicó el exponente (3)

Leyes de los exponentes


De acuerdo a las leyes básicas de los exponentes, sabemos que las operaciones
como la multiplicación de términos homogéneos (en nuestros ejemplos el término
será x) con exponentes diferentes serán:

Multiplicación de exponentes
Dado el caso de la multiplicación de dos números iguales (representados por la
literal x) con exponentes diferentes, tenemos que
Por ejemplo, en la ecuación

debido a que y , por lo tanto, la ecuación de arriba


se puede expresar como
División de exponentes

Dado el caso de la división de dos números iguales (representados por la literal x)


con exponentes diferentes, tenemos que

Por ejemplo, en la ecuación

Esto porque, dicho de otra forma, podemos decir que la ecuación anterior es igual
a la siguiente ecuación

Entonces, de acuerdo a la ley de las divisiones, en donde teniendo términos


similares como divisores y como dividendos de una ecuación, dichos términos
iguales se anulan, y siguiendo esta lógica, tenemos que dos de los términos de
arriba de la división (dividendos) se anulan con los dos términos de abajo de la
división (divisores). Quedando como resultado solamente la x restante del
dividendo.

En el caso de tener como divisor un exponente mayor que el exponente del


dividendo, tenemos el caso de un exponente negativo, el cual se puede expresar
como

Y expresado en forma de fracción, el número equivale a

Esto porque, de igual forma que se anulan los dos términos en el primer ejemplo,
aquí se anulan todos los términos de x que se encuentran en el dividendo, de
forma que
RADICACIÓN

La radicación es el proceso opuesto a la potenciación. Es decir,


matemáticamente:
En el proceso de radicación, buscamos un B que satisfaga la condición anterior.
Los elementos y características de este proceso están explicados en Función raíz
(Wikipedia).

Método de resolución para raíces cuadradas

El método más difundido para su resolución, es el siguiente:


Tomemos como ejemplo, el radicando 65536.
El primer paso es la separación en grupos de dos del radicando,
así: Ahora se busca un número que multiplicado por sí mismo sea lo
más próximo (por defecto) al primer grupo de números, comenzando por la
izquierda. Si el número no es un entero, los grupos se realizarán a partir de la
coma decimal, hacia ambos lados. Si el número posee una cantidad impar de
cifras decimales, se agrega un cero a la derecha, por ejemplo en el caso 123,456
la separación sería 1.23,45.60. Al llegar a la parte decimal, se pondría también en
ese mismo paso la coma en el resultado.

En este caso es el 2, pues . Este número se resta del grupo de dígitos


del radicando, y a la diferencia se le concatena el siguiente grupo. Es decir,
√6.55.36 | 2
-4
___
2 55
El 2 ya es parte del resultado. Una vez tenemos esto, el siguiente paso será
iterado tantas veces como sea necesario hasta terminar la resolución de la raíz. La
parte que tenemos de resultado se multiplica por dos, y al resultado se le añade
un número que multiplicado por sí mismo sea lo más próximo posible (por defecto)
al número con el que estamos trabajando (255). Esto es, buscamos
un . En el ejemplo, el X buscado es 5,
pues (y ). El 5 es el siguiente dígito
del resultado. Ahora, se resta el resultado (45x5) a la parte "activa" del radicando.
En el ejemplo,
√6.55.36 | 25
-4 | 45x5=225
___
2 55
- 2 25
_________
30 36
Los pasos sucesivos son iteraciones del anterior, como se ha comentado. Por
tanto, se busaría un . Ese número es el 6,
pues . El resultado final es:
√6.55.36 | 256
-4 | 45x5=225
___ | 506x6 = 3036
2 55
- 2 25
______
30 36
- 30 36
_________
0
Y con eso demostramos que . Por tanto, también es cierto
que

En caso de querer hallar números después de haberse terminado las cifras


significativas del radicando, se bajarán grupos de dos ceros por cada dígito que se
necesite de aproximación.