You are on page 1of 6

¿QUÉ ES LA PSICOLOGÍA FORENSE?

La Psicología Forense o Psicología Jurídica es un Área de la Psicología que se


dedica a la Evaluación Psicológica de aspectos relacionados con la personalidad,
la existencia de algún trastorno psicológico o cualquier comportamiento de la
persona o de la relación entre dos o más personas. Una vez realizada dicha
evaluación, los resultados se exponen en un Informe Psicológico que se
presentará en un Procedimiento Judicial.

El Psicólogo Forense es un profesional independiente, que aporta sus


conocimientos, con la mayor objetividad posible, para que sean tenidos en cuenta
por el Juez o Tribunal en la toma de decisiones que supone la Sentencia.

 ¿QUÉ ES LA PSICOLOGÍA FORENSE?


 ¿EN QUÉ CONSISTE UN INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO?
 ¿QUIÉN PUEDE ELABORAR UN INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO?
 ¿QUIÉN PUEDE PEDIR UN INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO?
 ¿DESCRIPCIÓN DEL PROCESO DE ELABORACIÓN DEL INFORME
PSICOLÓGICO?
 ¿CUÁNDO ES RECOMENDABLE REALIZAR UN INFORME PERICIAL
PSICOLÓGICO?

La figura del Perito está reconocida en el Código Civil como aquel profesional con
conocimientos técnicos, científicos o artísticos, que participa en el Procedimiento
Judicial aportando al Juzgador conocimientos que le ayuden a conocer mejor los
hechos.

Por ello, el Psicólogo Forense es aquel profesional de la Psicología que aporta sus
conocimientos sobre el comportamiento humano, en un Procedimiento Judicial. Al
Informe que elabora el Psicólogo se le llama Informe Pericial o Informe Pericial
Psicológico.

Un Psicólogo Forense debe tener un amplio conjunto de conocimientos y


experiencia sobre: Psicopatología (cualquier alteración del comportamiento o
Trastorno Psicológico), Evaluación Psicológica (de la conducta normal y de los
trastornos psicológicos) y diseño y elaboración del Proceso de Evaluación y del
Informe Pericial Psicológico. Además, el Psicólogo Forense debe tener unos
amplios conocimientos sobre el sistema judicial y las principales leyes y principios
que pueden tener relación con su trabajo.

¿EN QUÉ CONSISTE UN INFORME


PERICIAL PSICOLÓGICO?
Como hemos apuntado, el Informe Psicológico no es más que la exposición de los
resultados de la Evaluación Psicológica que se ha llevado a cabo. El Informe
Psicológico se convierte en Informe Pericial una vez aportado a una causa o
procedimiento judicial.

¿QUIÉN PUEDE ELABORAR UN INFORME


PERICIAL PSICOLÓGICO?
Conforme a la normativa vigente, un Psicólogo podrá elaborar un Informe
Psicológico y actuar como Perito Psicólogo, si cumple 3 requisitos: 1) Ser
Licenciado o Graduado en Psicología. 2) Estar Colegiado en el Colegio Oficial de
Psicólogos, y 3) Estar dado de alta en Seguridad Social y Actividades Económicas
(Hacienda).

Aunque estos son los requisitos formales, es mucho más importante que el
Psicólogo disponga de la formación teórica necesaria y de amplia experiencia en
la Elaboración y en la Defensa de su Informe en el Juicio Oral. Hay que tener en
cuenta que un “buen informe” mal defendido en la Sala no sólo no servirá al
objetivo del mismo, sino que puede incluso perjudicar a la persona evaluada.

¿QUIÉN PUEDE PEDIR UN INFORME


PERICIAL PSICOLÓGICO?
Un informe pericial psicológico se nos puede solicitar por:

 El Juez o Tribunal (por medio de un procedimiento que consiste en elegir a


un psicólogo de entre los profesionales disponibles en la ciudad). A este
procedimiento se le llama “Insaculación”.
 Las partes implicadas en un proceso judicial.

 El abogado de una de las partes.

¿DESCRIPCIÓN DEL PROCESO DE


ELABORACIÓN DEL INFORME
PSICOLÓGICO?
El proceso de elaboración de la pericial psicológica comienza con la primera
entrevista. Durante la misma se valorará la viabilidad del Informe Psicológico (si
realmente es necesario, si desde la psicología se puede dar respuesta a la
cuestión y una primera valoración sobre si se prevee que los resultados del
Informe van a ser favorables para el cliente). En esta primera entrevista se plantea
la Hipótesis (Ej. Evaluar si la persona, en el momento de cometer un hecho
delictivo, tenía sus facultades mentales mermadas). Entonces se diseña un
proceso de evaluación que dé respuesta a la Hipótesis planteada. Qué entrevistas
se harán y a quién, que documentación se consultará, qué tests se pasarán, etc.
Diseñado el proceso, se realiza un presupuesto personalizado.

El Informe Pericial Psicológico constará, normalmente, de los siguientes


apartados:

 Datos identificativos de la persona evaluada.

 Introducción

 Fundamentación teórica (ej. si es un caso relacionado con la esquizofrenia


se incluirá un resumen objetivo sobre qué es la esquizofrenia, cuáles son
sus síntomas y cómo puede haber afectado a los hechos). Este apartado lo
solemos incluir porque el Juez o Magistrado no tiene por qué tener
conocimientos de Psicopatología y esta información le ayudará a
comprender las conclusiones del informe.

 Resultados de las entrevistas

 Resultados de la Técnica de Observación.

 Resultados de la evaluación mediante tests, cuestionarios o inventarios.


 Resultados de la evaluación de los documentos y pruebas objetivas (por
ejemplo, declaraciones disponibles en la causa, informes médicos,
psiquiátricos o psicológicos, etc.).

 En este apartado se exponen las conclusiones que se derivan de todo el


proceso. Las conclusiones se elaboran siempre después de disponer de
todos los datos y resultados.

 En este apartado (que se incluye sólo algunas veces) se solicita algo al


Tribunal, que resulte necesario tras exponer las conclusiones.

 El último paso del Informe Pericial es la defensa del mismo ante el Juez o
Tribunal. Quizás es el más importante y el más difícil. Un Proceso (civil o
penal) se compone siempre de dos partes enfrentadas o con intereses
contrapuestos. Las conclusiones de nuestro Informe siempre serán
contrarias a los intereses de una de esas partes. Por tanto, en el Juicio Oral
podemos enfrentarnos a verdaderos ataques que pongan en duda nuestras
conclusiones o el proceso de evaluación seguido. Hay que tener mucha
experiencia en la defensa del informe para que no intenten manipularnos
mediante un interrogatorio agresivo y mantengamos dichas conclusiones y
el grado de seguridad en las mismas.

¿CUÁNDO ES RECOMENDABLE
REALIZAR UN INFORME PERICIAL
PSICOLÓGICO?
Los Informes Psicológicos Forenses pueden estar referidos a cualquier cuestión
relacionada con el comportamiento humano y en cualquiera de las Jurisdicciones.
Los Informes más frecuentes son en Juzgados de Familia, Juzgados de la
Jurisdicción Penal, Juzgados de lo Social (temas laborales, incapacidades, etc.).
También nos solicitan Informes dirigidos a los Juzgados de Menores, Tribunal
Eclesiástico, Juzgados Militares o Juzgados de lo Contencioso-Administrativo.

El Informe Pericial es una prueba más en el procedimiento y será necesario


siempre que el hecho a probar ayude a los intereses de la persona evaluada.

Los supuestos más habituales son:

 Respecto a menores: medidaS de guarda y custodia y régimen de visitas,


adopción y tutela de menores, etc.
 Procesos de nulidad matrimonial (ámbito civil y/o ecclesial).

 Privación de la patria potestad.

 Secuelas psicológicas de accidentes laborales o de tráfico.

 Estrés laboral, acoso psicológico y/o moral en el trabajo.

 Incapacidad psicológica laboral (cuando es por causa de problemas o


trastornos psicológicos).

 Solicitud de Reconocimiento de Minusvalía.

 Valorar la responsabilidad penal en función de un posible trastorno mental


y/o discapacidad intelectual. Es decir, estudiar cuando una persona comete
un delito, si dispone de las capacidades cognitivas y volitivas para valorar el
bien y el mal de sus actos y dirigir su conducta de acuerdo a esa valoración.
En caso contrario, el Juez podrá acordar la aplicación de una Eximente
Incompleta (reduce la condena en uno o dos grados) o Eximente Completa
(la persona se considera inimputable y no puede ser condenada, aunque sí
se podrán establecerse medidas de seguridad).

 Evaluar la veracidad de un testimonio.

 Predecir la Peligrosidad futura de una persona que ha cometido un delito.

 Evaluar secuelas psicológicas debido a algún suceso traumático:


agresiones sexuales, daños morales, acoso, violencia de género, etc.