You are on page 1of 6

ESTUDIO PRACTICO DE LA CONTABILIDAD ELECTRONICA 155

CAPITULO IX
REVISIONES ELECTRONICAS

Las revisiones electrónicas son el punto donde alcanza su ma-


yor temor el contribuyente porque es acelerar la revisión mediante
modelos de riesgo que el SAT aplica a la información proporciona-
da por los mismos. Significa también la generación de cédulas a
través de sistemas automatizados, que lleven al auditor a centrar
su atención en renglones específicos dentro de la información fi-
nanciera del contribuyente. Lo anterior tiene su razón de ser en las
“estrategias” que recomienda la OCDE y que denomina “medidas
adoptadas para educar al contribuyente58”:

“s. La adopción de resoluciones públicas,

t. la sanción de los promotores de mecanismos fiscales


agresivos,

u. las obligaciones adicionales de divulgar información así


como

v. la puesta en marcha de estrategias eficaces con apoyo


en los medios de comunicación”.

“El objetivo de las estrategias de detección es garantizar


que se disponga oportunamente de información selectiva
y exhaustiva que las auditorías fiscales tradicionales por sí
mismas no permiten obtener. La disponibilidad de esa in-
formación es importante para que los gobiernos puedan
determinar los ámbitos de riesgo con suficiente antelación
y decidir rápidamente si deben dar respuesta y de qué for-
ma, lo que proporciona una mayor seguridad a los contri-
buyentes”.

La vigilancia puede ser ejercida de diversas maneras, pero la me-


jor es a través de los propios contribuyentes y la información que
proporcionan de primera mano y de sus propios sistemas, por lo
que cualquier error en la misma resulta en responsabilidad total de

58 OECD (2013), Addressing Base Erosion and Profit Shifting, OECD Publishing. La
publicación original señala: “Such deterrence strategies include, for example, in-
fluencing taxpayers through the issuance of public rulings, applying promoter pe-
nalties, imposing additional reporting obligations, as well as implementing effecti-
ve mass communication strategies”.
156 EDICIONES FISCALES ISEF

quien la proporciona y no cabe argumento alguno de errores de


captura por parte de las autoridades, pues no son ellas quienes
capturan la citada información. Aún más, cuando esta información
es enviada y recibida mediante un sistema automatizado, emplean-
do la supercarretera de la información en el ciberespacio, el pro-
ceso resulta ágil, se abaten costos, disminuyen significativamente
los errores por parte de las autoridades recaudatorias y en pocas
horas se puede determinar la población tributante que ha incumpli-
do e identificar a los contribuyentes morosos, incumplidos o que
han cometido errores en el envío de la información, pagos u otras
obligaciones59.
El CFF fue modificado para adicionar disposiciones tales que
permitan justificar la actuación de un brazo fiscalizador agresivo y
amenazante. Tal es el caso de las disposiciones siguientes:

“ARTICULO 42. ..................................................................

IX. Practicar revisiones electrónicas a los contribuyentes,


responsables solidarios o terceros con ellos relacionados,
basándose en el análisis de la información y documenta-
ción que obre en poder de la autoridad, sobre uno o más
rubros o conceptos específicos de una o varias contribu-
ciones.

...........................................................................................”.

Posteriormente, en el artículo 53-B se describe el procedimiento


que las autoridades seguirán, lo cual graficamos a continuación:

a. El contribuyente no hace nada ante la notificación y la liquida-


ción se vuelve definitiva. El SAT cobra.

b. El contribuyente acepta la liquidación dentro de los 15 días y


paga diferencias y la multa reducida.

c. El contribuyente aporta pruebas y razonamientos.

59 Galindo C., Mónica Isela. El SAT 2007 conozca las modernas formas de fiscaliza-
ción de los contribuyentes. Ed. Fiscales ISEF. 1a. edición, enero 2007. Prólogo.
Concluidos los plazos, se
pierde el derecho para
PAE
objetar; la resolución se
volverá definitiva

No aporta pruebas, no
manifiesta lo que a su
Revisión de No aporta pruebas
derecho convenga para
documentación. ni razonamientos
desvirtuar los hechos u
Emite preliquidación en 15 días
omisiones dentro de los
15 días

Omisión de
contribuciones, Opta por corregir su Paga multa del 20%
aprovechamientos Notificación al Acepta la
situación fiscal dentro de las contribuciones
otras irregularidades contribuyente preliquidación
de los 15 días omitidas

El SAT Identifica
Exhibe pruebas y
Preliquidación elementos adicionales
razonamientos
a verificar

SAT emite resolución

10 días 10 días 40 días


ESTUDIO PRACTICO DE LA CONTABILIDAD ELECTRONICA

Solicita a un 3o. 2o. requerimiento al


información/15 días contribuyente
157
158 EDICIONES FISCALES ISEF

1. LA CONTABILIDAD COMO PRUEBA EN CONTRA DEL CON-


TRIBUYENTE

Uno de los mayores temores de los contribuyentes, sobre todo


los pequeños o medianos, es que durante muchos años la contabi-
lidad no se ha realizado. En su caso, es incipiente o contiene serios
errores. Lo anterior debido a que no se entrega de manera regular a
los socios, directivos, etc. Hoy podemos afirmar que la contabilidad
proporciona información valiosa para los interesados, en este caso,
el SAT como órgano revisor tiene algunos elementos a su favor,
como se puede apreciar en las siguientes tesis:

“Materia(s): Administrativa
Novena Epoca
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Fuente: Semanario Judicial de la federación y su Gaceta
XXXIV, Septiembre 2011
Tesis aislada I. 4o.A.799 A.

NORMAS DE INFORMACION FINANCIERA. SU USO


COMO HERRAMIENTA EN PROBLEMAS QUE INVOLU-
CREN NO SOLO TEMAS JURIDICOS, SINO TAMBIEN
CONTABLES Y FINANCIEROS.

Las Normas de Información Financiera constituyen una he-


rramienta útil en los casos en que se debe evaluar y re-
solver un problema que involucre no sólo temas jurídicos,
sino también contables y financieros, en los que debe pri-
vilegiarse la sustancia económica en la delimitación y ope-
ración del sistema de información financiera, así como el
reconocimiento contable de las transacciones, operacio-
nes internas y otros eventos que afectan la situación de una
empresa. Así, la implementación o apoyo de las Normas de
Información Financiera tiene como postulado básico, que
al momento de analizar y resolver el problema que se plan-
tea, prevalezca la sustancia económica sobre la forma, pa-
ra que el sistema de información contable sea delimitado
de modo tal que sea capaz de captar la esencia del emisor
de la información financiera, con el fin de incorporar las
consecuencias derivadas de las transacciones, prácticas
comerciales y otros eventos en general, de acuerdo con la
realidad económica, y no sólo en atención a su naturaleza
jurídica, cuando una y otra no coincidan; esto es, otorgan-
do prioridad al fondo o sustancia económica sobre la forma
legal.”
ESTUDIO PRACTICO DE LA CONTABILIDAD ELECTRONICA 159

“Tipo de Documento: Tesis Aislada


Séptima Epoca
Instancia: Primera Sala Regional de Oriente del Tribunal Fe-
deral de Justicia Fiscal y Administrativa
Publicación: No. 1 Agosto 2011
Página: 171
NORMAS DE INFORMACION FINANCIERA. PUEDEN
SER UTILIZADAS POR LAS AUTORIDADES FISCALES
COMO SUSTENTO DE SUS DETERMINACIONES. De
conformidad con lo dispuesto por el artículo 28 del Código
Fiscal de la Federación, es obligación de los contribuyen-
tes llevar contabilidad; mientras la Sección III del Capítulo
II del Reglamento del Código Fiscal de la Federación, es-
tablece en qué consiste la contabilidad y los métodos y re-
quisitos de su manejo por los contribuyentes. En términos
generales, la contabilidad es la disciplina que se encarga
de determinar, medir y cuantificar los factores de riqueza
de las empresas, con el fin de servir para la toma de deci-
siones y control, presentando la información, previamente
registrada, de manera sistémica y útil. La contabilidad es
una técnica porque trabaja con base en un conjunto de
procedimientos o sistemas para acumular, procesar e in-
formar datos útiles referentes al patrimonio. Esto lleva a
concluir con toda lógica, que la técnica de la contabilidad
debe reunir aspectos armónicos o compartidos, para lograr
una uniformidad de todos los que la dominan, que permita
su comparación y revisión. En vinculación de lo anterior,
el Consejo Mexicano para la Investigación y Desarrollo de
Normas de Información Financiera, A.C., es un organismo
independiente en su patrimonio y operación, constituido en
dos mil dos, por entidades líderes de los sectores público
y privado que tiene entre otros, el objetivo de desarrollar
normas de información financiera, transparentes, objetivas
y confiables relacionadas con el desempeño de las entida-
des económicas y gubernamentales, que sean útiles a los
emisores y usuarios de la información financiera, así como
llevar a cabo los procesos de investigación, auscultación,
emisión y difusión de las normas de información financiera,
que den como resultado información financiera compara-
ble y transparente a nivel internacional y lograr la conver-
gencia de las normas locales de contabilidad con normas
de información financiera aceptadas globalmente. Por lo
que, si bien es cierto, las normas de información financiera
emitidas por el Consejo Mexicano para la Investigación y
Desarrollo de Normas de Información Financiera, A.C., no
son de carácter legal y por lo tanto no pueden formar parte
de la fundamentación de los actos de la autoridad, ni resul-
tan obligatorias para los contribuyentes, se trata de normas
consuetudinarias relativas a la técnica contable, que permi-
ten la uniformidad, comparación y verificación de quienes
160 EDICIONES FISCALES ISEF

la dominan. En otras palabras, el Código Fiscal de la Fede-


ración establece con toda precisión que los contribuyentes
deben llevar contabilidad, mientras que las normas de in-
formación financiera, son las reglas consuetudinarias que
preferentemente debe acatar esa técnica. Entonces, queda
claro que la autoridad sí puede citar como parte de las con-
sideraciones que le llevaron a emitir una liquidación, que
la contabilidad no se apegó a las normas de información
financiera.”

De lo anterior se desprende la recomendación para que la conta-


bilidad que, independientemente de que las autoridades la soliciten
o no, de que el SAT invoque a las NIF o que los auditores del SAT
sean especialistas en materia contable o no, cumpla con la norma-
tividad en lo mínimo y el contador vuelva a la raíz de su profesión:
emplear la información contable como base para la toma de deci-
siones.