Sie sind auf Seite 1von 19

TERAPIA DEL APRENDIZAJE

Definición

La Terapia de Aprendizaje consiste en Aprender a Aprender. A través de este tipo


de terapia, el escolar recibe las herramientas necesarias para construir su
conocimiento a partir de su propio aprendizaje y experiencia previa. Este tipo de
terapia abarca conceptos, procedimientos y actitudes.

El alumno adquiere técnicas de estudio en relación con los contenidos curriculares,


aprende a organizar su estudio y a planificar sus tareas, ejercitando a su vez la
capacidad de atención/concentración, memoria y razonamiento, con especial
énfasis en la motivación.

Las sesiones son programadas para cada caso en particular aunque se puedan
desarrollar en pequeños grupos.

Este tipo de terapia va dirigida a niños y adolescentes que presentan dificultades


específicas de aprendizaje, y para aquellos que muestran dificultades de atención,
concentración y memoria.

Antecedentes

Las aproximaciones al estudio del aprendizaje tienen sus raíces en la filosofía de


René Descartes (1596-1650). Antes de Descartes se pensaba que el
comportamiento humano estaba determinado por la intención consciente y el libre
albedrío. No se consideraba que las personas pudieran estar controladas por
estímulos externos o por leyes naturales. (Las personas hacían el resultado de su
voluntad y su intención deliberada).

Descartes reconoció que muchas cosas de las que hacen las personas son
respuestas automáticas a estímulos externos sin abandonar la idea del libre albedrío
y el control consciente, formuló una visión dualista del comportamiento humano el
dualismo cartesiano.
Según el dualismo cartesiano existen dos tipos de conducta humana: voluntaria e
involuntaria.

La conducta involuntaria consiste en respuestas automáticas a los estímulos


externos y está mediada por un mecanismo especial denominado reflejo.

La conducta voluntaria no requiere estímulos externos, se debe a la voluntad


consciente de actuar de una determinada manera.

Descartes asume que los estímulos externos son la causa de la conducta


involuntaria, pensaba que los nervios transmitían la información de los órganos de
los sentidos al cerebro y del cerebro a los músculos. (Pensaba que los animales no
humanos eran los únicos que tenían conducta involuntaria), (Los humanos eran los
únicos que realizaban acciones conscientes y voluntarias).

Pioneros

Lo que hoy se conoce como la terapia de la conducta, es en realidad la integración


de varias líneas de investigación, las más notables son:

 La línea que investigaba dentro del paradigma de la inhibición recíproca, cuyo


mayor representante fue Joseph Wolpe,

 La línea que investigaba dentro del paradigma operante, cuyo mayor


representante fue B. F. Skinner,

 La línea de las terapias cognitivas, como la TREC y la TCC, cuyos fundadores


respectivos son Albert Ellis y Aaron Beck.

Objetivos de la Terapia

Los principales objetivos de la Terapia de Aprendizaje son:


 Adquirir herramientas instrumentales básicas para mejorar en el estudio.
 Favorecer el uso de estrategias de pensamiento y resolución de problemas.
 Trabajar los aspectos cognoscitivos deficitarios.
 Aumentar el sentido de responsabilidad hacia la tarea.
 Suscitar el pensamiento reflexivo, creativo y crítico.
 Incrementar la motivación intrínseca por las tareas del colegio.
 Potenciar la confianza en uno mismo.
 Hacer extensible lo aprendido a situaciones de la vida cotidiana.

Beneficios de la Terapia

Las habilidades aprendidas a través de la terapia no sólo se aplican a la tarea


escolar. Esas destrezas pueden conducir a tener más éxito y seguridad en
diferentes áreas y no solamente en la escuela.

Por ejemplo, las estrategias para organizar un proyecto escolar podrían ser
aplicadas a otras actividades, como organizar los detalles y los horarios de un
evento. Y las estrategias para superar la ansiedad académica podrían ser utilizadas
en otras situaciones estresantes, como controlar el nerviosismo frente a la prueba.

Técnicas

La forma de impartir las sesiones de aprendizaje varía en función del alumno. Las
sesiones son programadas para cada caso en particular.

Habitualmente, se realizan sesiones participativas en las que se trabaja en


interacción con otros alumnos, haciendo dinámicas que permiten compartir los
conocimientos e impresiones de cada uno, enriqueciéndose con el intercambio y
aprendiendo a hacer juicios constructivos.

Otras veces se trabaja de manera individual, realizando cada alumno la tarea


encomendada por el profesional, escogida ésta en función de la dificultad que
presenta.

A lo largo de las sesiones se trabajan los aprendizajes instrumentales básicos, como


lectura, cálculo y ortografía, considerados piedra angular de conocimientos más
complejos y se enseñan técnicas de estudio, necesarias para adquirir un buen
método de trabajo y para lograr una buena planificación. Todo esto sin olvidar los
contenidos de las materias curriculares y la realización de ejercicios de
entrenamiento de las capacidades mentales: atención-concentración,
razonamiento, percepción, memoria, orientación espacial, con especial énfasis en
la motivación.

Procedimientos

Para su procedimiento se recomienda:

 Técnicas de estudio, necesarias para adquirir un buen método de trabajo y para


lograr una buena planificación.

 Contenidos de las materias curriculares en relación con la parte de técnicas de


estudio.

 Ejercicios de entrenamiento de las capacidades mentales: atención-


concentración, razonamiento, percepción, memoria, orientación espacial, etc.

TERAPIA COGNITIVA CONDUCTUAL

Definición

La terapia cognitivo-conductual es una terapia psicológica con numerosos avales


científicos sobre su eficacia. De hecho, aparece como la terapia con más evidencia
científica para el tratamiento de numerosos problemas psicológicos como los
problemas de ansiedad, para el tratamiento de la depresión, de la asertividad, etc.
Por ello, en el artículo de hoy hablaremos sobre un aspecto muy importante en esta
terapia, los objetivos terapéuticos.

Antecedentes

La psicología del último siglo se ha caracterizado por ser multifacética, en tensión


dinámica entre tres poderosas fuerzas de la experiencia humana: hacer, pensar y
sentir (Mahoney, 1991). Para los conductistas, la conducta o acción y sus
consecuencias determina la cognición y el afecto; para los cognitivistas el papel
central se le da a la cognición, de tal modo que su afirmación esencial es que “como
tú piensas, tú sientes y actúas”. Finalmente, para los teóricos emotivos, el
sentimiento es primario y es lo más poderoso.
El estudio de las experiencias privadas de la persona fue uno de los temas centrales
de los orígenes de la psicología científica, desde Wundt. Sin embargo, dependiendo
de la concepción de la ciencia y de la psicología ha estado inicialmente considerado
como objeto de investigación científica, luego apartado por el Conductismo y, a
partir de la segunda mitad del siglo pasado, se produce lo que muchos han
denominado la revolución cognitiva, con el reconocimiento de los procesos internos
y la posibilidad de su estudio científico.

Pioneros

Los pioneros en usar las bases de la ciencia cognitiva de forma sistemática para el
tratamiento de los trastornos psicológicos fueron los psicólogos Albert
Ellis y Aaron Beck. El primero llamó a su modelo de aplicación terapéutica
“Terapia Racional Emotiva Conductual” (TREC) y el segundo llamó a su método
de terapia “Terapia Cognitiva”.

Es importante destacar que existen diferentes modelos de terapia cognitiva, y éstos


son dos de las más conocidas debido a su gran utilidad práctica. Las terapia
cognitivas no son “técnicas”, sino ciencia aplicada, por lo que suelen constar de un
método más o menos definido para lograr unos objetivos según su enfoque teórico
de partida.

El modelo de Aaron Beck se centra, básicamente, en pensamientos automáticos y


en las distorsiones cognitivas, y la Terapia Racional Emotiva Conductual de Albert
Ellis, está centrada principalmente en las creencias irracionales. Entre ambas
existen similitudes, pero también diferencias, por ejemplo: la Terapia Cognitiva de
Beck se basa en el empirismo colaborativo; en cambio, Ellis utiliza como principal
herramienta terapéutica el diálogo o debate socrático.

Objetivos

La terapia cognitivo-conductual, tiene la característica que analiza cada caso de


forma individual para poder planificar un plan de tratamiento personalizado y
adaptado a cada persona y problemática. Sin embargo, hay algunos objetivos que
son comunes a todos los casos. A continuación os explicamos esos objetivos.
Dotar de herramientas para afrontar las situaciones

Eliminar o reducir la frecuencia de las conductas y pensamientos negativos

Mejorar el estado de ánimo y el bienestar de la persona

Beneficios

Como ya se ha dicho, este tratamiento proporciona beneficios muy positivos en


comparación con la administración de fármacos, de hecho, tiene una mayor
adherencia al tratamiento.

Entre los beneficios a destacar de la terapia cognitiva conductual, se encuentran:

 La disminución del riesgo de recaída.

 Posee una elevada tasa de recuperación.

 No deja ninguna patología residual.

 Evita la cronificación.

 En consecuencia, se reduce las visitas al médico mejorando sustancialmente


la calidad de vida del paciente.

Además a las ya mencionadas, el tratamiento cognitivo conductual


ofrece beneficios en el caso de los problemas de salud mental que presentan
pacientes con otras complicaciones médicas, como el abuso de alcohol o drogas,
ya que la prescripción de fármacos mantiene cierta dependencia a los químicos.
Como también se recomienda en el caso de niños, adolescentes y mujeres
embarazadas.

Técnicas

Son múltiples los tratamientos, terapias y técnicas que pueden utilizarse de cara a
producir una mejoría al paciente. Muchas de ellas son técnicas surgidas
del conductismo a las cuales se les han añadido elementos cognitivos. A
continuación se explican brevemente algunas de las técnicas empleadas:
Técnicas de exposición: Este tipo de técnicas son empleadas especialmente en los
casos de fobias y trastornos de ansiedad y control de los impulsos.

Desensibilización sistemática: es semejante al de la exposición, ya que en él se


establece también una jerarquía de estímulos ansiógenos a los que el paciente va
a exponerse, se diferencia de las técnicas anteriores en el hecho de que
previamente se ha entrenado al paciente en la realización de respuestas
incompatibles con la ansiedad.

Reestructuración cognitiva: Esta técnica resulta básica en el tratamiento de la mayor


parte de trastornos psíquicos, formando parte de casi todas las técnicas cognitivo-
conductuales. Se basa en la modificación de los esquemas de pensamiento del
paciente a través de diversos métodos, identificando los propios patrones de
pensamiento y su influencia sobre la vida del paciente y generando junto al paciente
alternativas cognitivas más adaptativas y funcionales.

Técnicas de modelado: es un tipo de técnica en la que un individuo realiza una


conducta o interactúa en una situación con el objetivo de que el paciente observe y
aprenda una manera de actuar concreta de manera que sea capaz de imitarlo.

Inoculación de estrés: Esta técnica se basa en la preparación del sujeto de cara a


hacer frente a posibles situaciones de estrés.

TERAPIA DE DESENSIBILIZACIÓN

Definición

Se trata de una técnica muy utilizada en el tratamiento de los desórdenes de


ansiedad, especialmente en las fobias. Consiste en la aplicación de una jerarquía
de estímulos estresantes a través de imágenes visuales. Es decir, paciente y
terapeuta diagraman un conjunto de situaciones típicas a las cuales el paciente
teme, especificando la mayor cantidad de detalles posibles. Luego, mientras el
paciente se encuentra en un profundo estado de relajación, se lo guía para que vaya
imaginando estas escenas temidas de acuerdo al grado de ansiedad que le
provocan.

Antecedentes

Cuando Joseph Wolpe introdujo su paradigma de desensibilización sistemática en


1958, al publicarse Inhibición Recíproca, presentó un acervo importante de estudios
de laboratorio. Hoy día, 50 años después, existe una numerosa cantidad de
resultados clínicos en estudios controlados que apoyan el método.

Pionero

La desensibilización sistemática (DS) es una técnica desarrollada por Joseph


Wolpe en 1958. La DS, tal como la propone Joseph Wolpe, se basa en el
condicionamiento clásico. El principio consiste en que la intensidad de una
respuesta como la ansiedad puede ser reducida a través de la emisión de una
respuesta incompatible, como podría ser la relajación.

Beneficios

Entre los diferentes beneficios que podemos encontrar con la terapia psicológica,
estos son 5 de los más destacables:

1. Técnicas como la desensibilización sistemática nos permite hacer frente a


eventos tan estresantes como puede ser una fobia de manera altamente
efectiva

2. Para evitar recaídas existen técnicas que funcionan como una especie de
vacuna ante el evento estresante que se esta viviendo y las posibles
vivencias estresantes del futuro.

3. Un gran beneficio es que estas técnicas son de fácil aprendizaje

4. No exigen mucho tiempo de ejecución una vez aprendidas

5. Varias de estas técnicas fácilmente pueden ser practicadas o aplicadas en


diferentes escenarios, como la casa, escuela u oficina
Objetivos

Tiene como objetivo terminar tanto con las respuestas de ansiedad como con las
conductas de evitación propias de los trastornos ansiosos.

Dado que estas conductas son especialmente importantes en el mantenimiento de


los trastornos fóbicos, se trata de una técnica muy empleada en su tratamiento.

Técnicas

Es posible utilizar cualquier procedimiento, pero si es posible mejor utilizar algún


tipo de relajación que el propio paciente pueda poner en práctica de forma rápida y
eficaz.

En caso contrario se pueden enseñar técnicas como la relajación progresiva o el


control de la respiración, que son técnicas fáciles de aprender. Lo fundamental es
que ante la situación ansiosa, estas respuestas incompatibles de relajación puedan
ser aplicadas de forma fácil, rápida, y reduzcan la ansiedad con eficacia.

Procedimiento

El procedimiento estandarizado de la desensibilización sistemática incluye cuatro


pasos. Entrenamiento en relajación, una construcción de las jerarquías, evaluación
y práctica en imaginación y la desensibilización sistemática propiamente dicha.
Antes de pasar al entrenamiento en relajación, es necesaria la explicación de la
técnica al cliente, para motivarlo y hacerle comprender la estrategia básica y los
principios de la eficacia técnica.

Hay que explicarle qué son respuestas incompatibles y por qué si aparece una, no
puede aparecer la otra (como relajación y tensión), qué es una jerarquía de
estímulos, qué es el contra condicionamiento y la generalización en términos que
pueda comprender.
TERAPIA DE GRUPO

La Terapia de Grupo es un tipo de terapia psicológica que se lleva a cabo con un


grupo de personas en lugar de con una persona. Mientras que el término
técnicamente se puede aplicar a cualquier tipo de psicoterapia en la que se participa
un grupo, se asocia a un tipo de terapia específica que hace uso de la dinámica de
grupo.

La terapia en un entorno de grupo puede tener muchos beneficios, ya que


proporciona una red de apoyo y ofrece la oportunidad de conocer a otras personas
que experimentan problemas similares. Se trabaja junto con el terapeuta y los otros
miembros del grupo, a los que se anima a compartir sus experiencias y trabajar en
una mayor comprensión de sí mismos.

Pioneros

SH Foulkes y Wilfred Bion fueron los pioneros en la Terapia de Grupo en el Reino


Unido utilizando el método como una forma de tratamiento para la fatiga del
combate durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, fue en Estados Unidos
donde se utilizó por primera vez la terapia de grupo, después de que Joseph H.
Pratt, Trigant Burrow y Paul Schilder fundaran el enfoque en el siglo XX. Después
de la Segunda Guerra Mundial, varios psicoterapeutas incluyendo Irvin Yalom
desarrollaron el concepto más allá.

Objetivos

En algunos aspectos, la Terapia de Grupo y Terapia Individual son iguales y los


objetivos suelen ser similares. Con la Terapia de Grupo, sin embargo, el terapeuta
puede hacer uso de la dinámica de grupo para lograr estos objetivos de una manera
diferente. Hablando en términos generales, los objetivos de la Terapia de Grupo
son:

1. Ayudar a las personas a identificar la conducta inadaptada: Estar en un


ambiente de grupo y en un entorno de terapia puede ayudar a las personas a
identificar sus propios comportamientos y diferencias mejor. Ya que hay
espacio para la comparación, puede descubrir que usted no es quizá tan
adaptable como le gustaría. La Terapia de Grupo tiene como objetivo ayudar
a las personas a verse a sí mismos y sus comportamientos con mayor claridad.

2. Ayudar con dificultades emocionales a través de la


retroalimentación: Discutir las dificultades emocionales con su terapeuta y
otros miembros de la sesión de Terapia de Grupo le proporcionará una amplia
retroalimentación. Esta retroalimentación podría ser un consejo por parte del
terapeuta o incluso consejos prácticos de otros miembros del grupo que han
experimentado un problema similar a sí mismos.

3. Ofrecer un ambiente de apoyo: La Terapia de Grupo no es sólo una


oportunidad de recibir información y asesoramiento, sino que también es una
oportunidad para alcanzar y apoyar a los demás. Lo que se discute dentro de
sus sesiones de terapia se lleva a cabo de manera confidencial.

Beneficios

Mientras que la Terapia de Grupo técnicamente se puede aplicar a una gran


variedad de problemas, hay ciertas áreas que pueden beneficiarse particularmente
de una dinámica de grupo. A continuación tiene algunos ejemplos:

 Adicción: Tener una fuerte red de apoyo es clave cuando se trata de superar
la adicción.

 Ansiedad: Para las personas que sufren de ansiedad, salir e interactuar con
aquellas que le entienden puede ser muy útil.

 Depresión: Los pacientes con depresión pueden sentirse muy vulnerables y


aislados.

 Trastornos de la alimentación: Para algunas personas, la red de apoyo


creada por la Terapia de Grupo puede ayudarles a la recuperación de un
trastorno alimentario.
 Desorden Obsesivo Compulsivo: Estar a solas con sus propios
pensamientos en momentos de ansiedad puede desencadenar síntomas
severos cuando se sufre de Trastorno Obsesivo Compulsivo.

 Dificultades en las relaciones: Si le resulta difícil de forjar y mantener


relaciones, la Terapia de Grupo puede ayudar.

Técnicas

Hay muchos ejercicios usados frecuentemente en las sesiones de terapia grupal:

Creación de máscaras: Una técnica frecuentemente usada en la terapia grupal es


hacer que cada miembro del grupo cree una máscara que sienta que representa su
emoción. Estas máscaras pueden ser esculpidas con arcilla y pintadas o pueden
ser dibujadas en el respaldo de platos de papel y coloreadas.

Los juegos de rol son un ejercicio de actuación frecuentemente usado en un


ambiente de terapia grupal. Un miembro del grupo puede representar a alguien de
la vida de otro miembro del grupo para darle la oportunidad de practicar la
comunicación efectiva.

Escribir historias compartidas. Otro ejercicio grupal involucra que cada miembro
escriba una historia sobre sí mismo y su vida y luego la lea en voz alta para que el
grupo escuche y discuta. Esto es beneficioso para aquellos integrantes del grupo
que no son tan conversadores como otros.

Procedimientos

El procedimiento funciona aplicando un programa de tratamiento ajustado al


problema, programa que se cumplimenta en etapas, utilizándose el refuerzo
del terapeuta, del grupo, el modelado y el feed-back. De esta forma se constituyen
grupos de auto-afirmación, de desensibilización sistemática, de aptitudes sociales,
de control de peso, de tabaquismo, de solución de problemas, etc.
TERAPIA FAMILIAR

Definición

La Terapia Familiar es una disciplina terapéutica que aborda la intervención y el


tratamiento de la familia en su conjunto. Desde el punto de vista sistémico, se suele
utilizar el término terapia familiar y de pareja, en tanto se entiende que el objeto de
intervención son los sistemas y subsistemas familiares.

La terapia familiar y la práctica sistémica están especialmente indicada cuando el


objetivo es mejorar la capacidad de los miembros de la familia para apoyarse
mutuamente. Posibilitar que los miembros de la familia puedan usar más
eficientemente sus recursos de apoyo puede ser vital para ayudarles a gestionar las
fases de transición del desarrollo familiar o los acontecimientos vitales estresantes
tales como una enfermedad grave o el fallecimiento de uno de sus miembros.

Antecedentes

La historia de la Terapia Familiar comenzó a su andadura en Estados Unidos. Su


inicio está en la década de los 50. Antes de su aparición la psicología terapéutica se
había centrado en una óptica individual y muy influido por el Psicoanálisis. El
desarrollo de la Ecología, la Cibernética, las teorías de la Comunicación, y
las Ciencias de los Sistemas, van a ejercer influencia en la aparición de un nuevo
paradigma en las Ciencias de la Conducta, el denominado Paradigma Sistémico.

Pioneros

Los pioneros de la Terapia Familiar se van a dividir en dos grupos o líneas


terapéuticas. El primero de los grupos, tendrá un corte más psicoanalista. El
segundo tendrá una influencia antropológica y considerará la comunicación como
un punto clave de la investigación.

Aunque no todos los autores podrán englobarse dentro de estos dos grupos, como
es el caso de John Bowlby. Bowlby publicó en 1949 un artículo llamado “El estudio
y reducción de la tensión grupal en la familia”. En él habla de la utilización
de entrevistas familiares conjuntas como auxiliares del tratamiento individual de sus
pacientes. Otro profesor que mantenía contacto con Bowlby fue John
Bell. Bell puede ser considerado como el precursor de la historia de la terapia
familiar en Estados unidos. Otro de los autores que tuvieron una gran influencia sin
intención fue Milton Erickson. Este autor introdujo técnicas paradójicas en sus
tratamientos. Esta técnicas fueron muy influyentes en los autores de Terapia
Familiar que prestaron una atención especial a la comunicación.

Objetivos

Los principales objetivos de la terapia familiar son:

•La mejora del funcionamiento de la familia a diferentes niveles.

•El aumento de la comprensión mutua y el apoyo emocional entre los miembros de


la misma

•El desarrollo de estrategias de afrontamiento y habilidades de resolución de


problemas ante diferentes dilemas y situaciones de la vida.

Beneficios

El principal beneficio de la terapia familiar es que puede resultar de gran ayuda para
mejorar la comunicación entres padres e hijos y también entre hermanos o entre los
cónyuges. A partir de aquí, sola o combinada con otros métodos, puede suponer
una gran ayuda para resolver problemas psicológicos o de conducta individuales.

La terapia familiar es especialmente útil cuando el objetivo es mejorar la capacidad


de los miembros de la familia para apoyarse mutuamente. Al usar con mayor
eficiencia los recursos de apoyo, este tipo de terapia puede resultar clave para
gestionar los acontecimientos vitales estresantes tales como: una situación de
bullying en el entorno escolar, problemas de adicciones (drogas, alcohol, juegos,
tecnologías), una enfermedad grave o el fallecimiento de un familiar.

Otra beneficio se potencia la función de pertenencia que de por sí ya tiene la familia.


Con un buen terapeuta especializado en terapia familiar es posible dotar un mayor
sentido a esta pertenencia e incrementar sus posibilidades de individualizar a cada
uno de sus miembros. Esto significa que dentro del contexto familiar la persona, y
en especial el niño o adolescente, aprende ser independiente, tener confianza en sí
mismo y adquirir las herramientas indispensables para sobrellevar los problemas y
crisis de la vida.

Para hacernos una idea exacta de la importancia capital de la terapia familiar, no


podemos perder de vista que precisamente la familia está considerada en la
mayoría de sociedades como el pilar más importante sobre el que se sustenta el
crecimiento y desarrollo individual de una persona, así como su roles, deberes,
valores, creencias y principios.

Técnicas

Una de las técnicas más utilizadas en terapia familiar es el juego de los roles
familiares, o “rol playing”.

Consiste en darle la posibilidad, a cada miembro del grupo familiar, de jugar el rol
de cada uno de los otros, llevando a cabo distintas escenas familiares comunes,
particularmente las polémicas, donde cada uno tratará de imitar la forma real en que
juegan los roles verdaderos cada uno.

El rol playing permite salirse de uno mismo y verse proyectado como lo ve otro
miembro del grupo, permitiendo tomar conciencia de los errores que se cometen y
de las dificultades que tiene todo ser humano para ponerse en el lugar del otro.

Para un adulto, ser capaz de jugar a ser un adolescente le da la posibilidad de revivir


la etapa más difícil de la vida, que la mayoría ha olvidado, y adoptar una conducta
más equitativa y justa, que sin afectar la seguridad de los jóvenes permite
comprenderlos y ayudarlos.

Los jóvenes necesitan ser comprendidos y escuchados, y aunque parezca que son
diferentes, si tienen una buena relación con sus progenitores, más que como son
ellos, se identificarán con el ideal de personas que sus padres desearon alguna vez
haber sido.
Muchos padres pretenden ganar tranquilidad coartando todas las libertades a sus
hijos. Pero ser padre implica no estar tranquilo a ese costo, sino ocuparse de lo que
corresponda y estar dispuesto a desempeñar el rol en el momento que sea
necesario para ganarse esa tranquilidad, recién cuando haya logrado poder confiar
en su hijo.

Cuando los hijos ya son mayores de edad, lo único que les queda a los padres es
rezar, porque ya es tarde para educar.

Procedimientos

Algunos de los procedimientos son la repetición del mensaje, la modificación del


tiempo, el cambio en la distancia.

Establecimiento de límites: Se regulan las interacciones entre los diferentes


subsistemas. Se logra a través del establecimiento de una distancia psicológica
adecuada entre subsistemas que estén demasiado unidos o separados.

Complementariedad El orientador debe procurar que los miembros de la familia


vean sus problemáticas como parte de un todo que está por encima de su yo
individual.

Cuestionamiento de la realidad familiar: Toda la familia posee un conjunto de


esquemas cognitivos que legitiman o validan la organización familiar. El orientador
puede cuestionar la manera en que una familia legítima se estructura a través de
las técnicas como la utilización de constructores cognitivos que cuestionan los
utilizados por la familia para explicar su realidad.

Son muchos los motivos por los que puede resultar conveniente acudir a una serie
de sesiones de terapia familiar, puesto que es un método que puede ser beneficioso
para resolver tanto problemas de grupo como individuales. A nivel de organización
familiar, se pueden tratar desde problemas de implementación de reglas de
convivencia, a comunicaciones insuficientes o distorsionadas o interacciones
familiares frías, distantes y hasta violentas.
TERAPIA CENTRADA EN EL CLIENTE

Definición

La psicoterapia centrada en el cliente es el nombre de una psicoterapia enmarcada


en la psicología humanista. "Cliente" pretende enfatizar un matiz semántico distinto
a "paciente", ya que un cliente permanece con la responsabilidad y libertad sobre el
proceso terapéutico como un agente activo, en contraposición de "paciente", como
indica éste término en su sentido literal ("ser paciente con el problema").

Antecedentes

Los antecedentes sobre “El Enfoque Centrado en la persona” nacen de la propuesta


de Carl Rogers que está dentro la psicología humanista o tercera fuerza en
psicología. El humanismo surge como una reacción en contra del determinismo y el
mecanicismo, como una manera más optimista y positiva que pudiera dar cabida a
los aspectos más constructivos y creativos del hombre. El humanismo es algo que
se siente, algo que se vive y que inunda a la persona hasta convertirse en un
verdadero estilo de vida. Las propuestas de Rogers con el: Enfoque Centrado en la
Persona y el enfoque de la psicoterapia Gestalt, por otra parte, encierran en gran
medida estos aspectos. Carl Rogers se dedicó durante muchos años a la
psicoterapia y a darle el valor que tiene la persona. El saber que cada persona que
se acerca a la sala de consulta trae una lucha consigo mismo, está luchando por
ser el mismo y sin embargo temeroso de serlo, y que el psicoterapeuta o facilitador
necesita ser sensibles al otro.

Pioneros

La terapia centrada en el cliente fue desarrollada por Carl Rogers en las décadas
de 1940 y 1950. Sus aportaciones fueron fundamentales para el desarrollo de la
psicoterapia científica tal y como la conocemos en la actualidad.

La obra de Rogers se enmarca en el humanismo psicológico, un movimiento que


reivindicó la bondad del ser humano y su tendencia innata al crecimiento
personal frente a las perspectivas más frías y pesimistas del psicoanálisis y del
conductismo. Rogers y Abraham Maslow son considerados los pioneros de esta
orientación teórica.

Para Rogers la psicopatología se deriva de la incongruencia entre la experiencia del


organismo (“yo organísmico) y el autoconcepto, o sentido de la identidad; así, los
síntomas aparecen cuando la conducta y las emociones no son coherentes con la
idea que tiene la persona de ella misma.

Objetivos

El propósito central de este enfoque es facilitar la tendencia hacia la auto-realización


del cliente, la auto-realización es la creencia de que todos los seres humanos
persiguen lo que es mejor para ellos. Este tipo de terapia facilita el crecimiento
personal y las relaciones de un individuo, por lo que les permite explorar y utilizar
sus propias fortalezas y la identidad personal. Un terapeuta centrado en la persona
va a ayudar a este proceso y proporcionar un apoyo vital.

Beneficios

En general, el asesoramiento centrado en el cliente puede ayudar a las personas


de todas las edades con una serie de cuestiones personales. Para muchas
personas es un tipo atractivo de la terapia, ya que les permite mantener el control
sobre el contenido y el ritmo de las sesiones, y no tienen que preocuparse de que
su terapeuta les esté evaluando o juzgando de ninguna manera. El estilo no directivo
de la orientación centrada en el cliente se cree que es de mayor beneficio para las
personas que tienen un fuerte deseo de explorar ellos mismos y sus sentimientos,
y para aquellos que quieren hacer frente a los hábitos psicológicos específicos o
patrones de pensamiento.

Este enfoque se ha encontrado particularmente útil para ayudar a las personas a


superar problemas específicos, tales como depresión, ansiedad, trastornos de la
personalidad, trastornos de la alimentación y de la adicción al alcohol. Estos
problemas pueden tener un impacto significativo en la autoestima, la autonomía y
la conciencia de sí mismo, pero la Terapia Centrada en el Cliente puede ayudar
a los individuos para volver a conectar con su ser interior con el fin de superar
cualquier limitación.

Técnicas

Según Rogers, hay seis técnicas necesarias para que un cambio real. Estas son:

1. El contacto psicológico entre el cliente y el terapeuta.

2. El cliente sufre un trastorno emocional, pues se encuentra en un estado


de incongruencia.

3. El terapeuta es auténtico y consciente de sus propios sentimientos


(congruencia).

4. El terapeuta tiene la consideración positiva incondicional hacia el cliente.

5. El terapeuta tiene la comprensión empática del cliente y su marco interno


de referencia, y sabe comunicar esta experiencia con el cliente.

6. El cliente reconoce que el terapeuta tiene la consideración positiva e


incondicional hacia él y una comprensión de sus dificultades.

Procedimiento

Para obtener resultados positivos en esta terapia se deben de incluir en los


procedimientos lo siguiente:

 Acercar posiciones entre lo que idealiza el cliente y la realidad de un


individuo.

 Una mejor comprensión de sí mismo y la conciencia.

 Disminución de la actitud defensiva, la inseguridad y la culpa.

 Una mayor capacidad de confiar en uno mismo.

 Relaciones más sanas.

 Mejora de la auto-expresión.

 En general, un sano sentido del cambio.