Sie sind auf Seite 1von 10

¿DOS RADIOS COMUNITARIAS?

No hay que esperar nada de nadie, somos nosotros mismos los que debemos
pensar, escribir, luchar con arrojo y sin perder el sentido del por qué estamos
aquí. Debemos combatir a todo fetiche, dogmatismo y lidercillos que viven de
la pena de las familias y de la muerte de otros, que como buitres quieren
revindicase como luchadores sociales y velar por la causa de los más
vulnerables despojándolos de sus pertenencias.

A LA OPINIÓN PUBLICA.
A LOS MEDIOS DE PAGA.
A LOS MEDIOS ALTERNATIVOS.

El siempre polémico debate para tratar de definir quién y cuál de los medios de comunicación
alternativos, comunitarios, populares, indígenas, libres o como se les quiera llamar son realmente
un medio libre, esta disputa ha dividido a intelectuales, académicos y a los mismos comunicadores
por tratan de marcar la frontera entre uno y otro proyecto. También este forcejeo ha conducido a
una querella por la originalidad y la propiedad de la denominación de origen de los medios
alternativos que no son ni del Estado, ni son privados. Ello ha creado al seno de los mismos espacios
de comunicación fuertes disputas por darle sentido y rumbo a estos proyectos.

No hubiéramos querido molestar, pero el momento que viven los medios alternativos en la Ciudad
de Huajuapan de León y en esta parte de la mixteca oaxaqueña amerita reflexionar en torno a
ellos, ya que por varias situaciones propias o ajenas a los que se hacen llamar radialistas deja mal
parados el trabajo de estos medios que tienen la noble y vital tarea de reconstruir el tejido social.

Contexto regional.

La creación de las radios comunitarias, alternativas, culturales, educativas, populares o como se


les quiera llamar, en Oaxaca y la región en la mixteca en particular, tienen una historia de dolor y
muerte. Fue con el movimiento social oaxaqueño del año 2006, que los medios alternativos de
comunicación y en especial las radios libres tuvieron un papel fundamental en la explicación y
difusión de los hechos que cobraría relevancia a nivel nacional e internacional.

Fueron los medios libres los que lograron ser un verdadero contrapeso a los medios comerciales
que deformaban y justificaban las acciones violentas de los grupos de priístas que comandaba el
entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz, ataques que se enfocaban hacia sectores de la población

1
vulnerables, pero también a líderes sociales incomodos. Son con las radios alternativas,
educativas, comunitarias, educativas o magisteriales, los actores primordiales que impulsaron la
movilización ciudadana. Recordemos el papel que jugo Radio Plantón, Radio Cacerola, Radio
Universidad, Radio La Ley del Pueblo, Radio Calenda y Oaxacalibre, entre otras, que convocaron,
invitaron e informaron a una sociedad que se involucró y se posesionó de los mismos medios para
cambiar la correlación de fuerzas que existía en ese momento en la entidad oaxaqueña.

Los medios de comunicación alternativos fomentaron el diálogo con la ciudadanía y contribuyeron


a una mayor cohesión del movimiento social para enfrentar la arremetida de las guardias blancas,
escuadrones de la muerte y paramilitares que han acompañado a los gobiernos encabezados por
el PRI, las cifras de los muertos ahí están.

En la mixteca fue el 20 de enero de 2008 cuando iniciaron transmisiones Radio Copala, “la voz que
rompe el silencio”; misma que salió al aire con un transmisor de 50 watts en la frecuencia 94.9 de
FM, llegando de esta manera a ocho comunidades triquis como La Sabana, Yosoyuxi, Yerba Santa,
Guadalupe Tilapa, Agua Fría, El Diamante, Rastrojo y Coyuchi. Esta radio nació sin permiso, siendo
considerada una radiodifusora “pirata” o “ilegal”. Desde que inicio sus trasmisiones, la radio se
consideró un espacio estratégico tanto por las autoridades autónomas del Municipio Autónomo
de San Juan Copala (MASJC), como de los grupos detractores y de caciques regionales; para los
primeros sería el medio para difundir los trabajos que las propias comunidades realizan,
manteniendo la comunicación con las comunidades triquis de esa región. Para los otros, la radio
era una amenaza que desgarraba el silencio impuesto a la fuerza por los caciques priistas locales,
pues la palabra de los impulsores del MASJC llegaría más allá de sus fronteras, es decir, hasta sus
opositores. Así, las amenazas se cumplieron y fue el 7 de abril de 2008, cuando fueron emboscadas
y asesinadas por un grupo de pistoleros las dos locutoras triquis: Teresa Bautista y Felícitas
Martínez. Ese acto inadmisible sigue impune hasta la fecha.

Los antecedentes sobre esta forma de proceder por parte de los agentes del estado, caiques
priistas, guardias blancas o paramilitares hacia las radios comunitarias o alternativas ocasionaron
también los asesinatos de Placido Abraham López Castro quien en enero de 2008 coordinaba la
Radio Comunitaria de San Pedro Yosotato, mismo que fue asesinado el 24 de diciembre de 2008.

Contexto de Huajuapan.

Recordemos también que estas marcadas agresiones se materializaron como fue el caso de “La
Rabiosa Radio”, cuando personal de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), hoy
Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL), que respaldados por elementos de la Agencia
Federal de Investigación (AFI) y policías estatales, confiscaron el equipo y detuvieron a personal
de la Rabiosa Radio ubicada en la Ciudad de Huajuapan de León. La radiodifusora operaba con
auspicio del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (Cactus), misma que transmitía en

2
el 103.5 de FM en etapa de prueba, este proyecto comenzó sus trasmisiones en marzo de 2008
cerrando sus micrófonos el 29 de agosto de 2008.

Posteriormente entre 2010 y 2013 hubo la apertura de distintas radios que, bajo el manto de
comunitarias, alternativas, culturales, educativas o populares buscaron el apoyo de la población
de este municipio mixteco, pero que en realidad eran proyectos radiales de tipo comercial que de
manera inmediata mesclaron en sus contenidos la programación de comerciales y programas sin
compromiso educativo, informativo o cultural. Como fue el caso de proyecto de Álvaro Medina,
director del quincenario Despertar Mixteco, que intento impulsar una radio que transmitió por la
frecuencia de FM por espacio de tres semanas ante la eventual intervención de las autoridades de
la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL).

Ante el vacío de información y el monopolio por más de 45 años de la estación de radio XEOU la
Mejor, permitió el surgimiento y la articulación del proyecto radiofónico magisterial Tuu Ñuu Savi,
promovida a iniciativa de Juan Pablo Jiménez (periodista de diversos medios de paga), y Jefe del
Sector en Huajuapan de la sección XXII, Rafael Bravo (lidere magisterial y perredista), propuesta
que nació en el año de 2012. Este proyecto desde su inicio buscó el apoyo de diferentes sectores
sociales de esta Cuidad de Huajuapan León como jubilados, jóvenes estudiantes, anarquistas,
militantes del antiguo partido comunista, líderes de opinión, amas de casa, militantes y dirigentes
del partido MORENA, y profesionistas con un sentido crítico de la realidad, que junto con los
diferentes sectores de profesores integrantes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de
Trabajadores de la Educación (CNTE) en la Mixteca posibilitaron la puesta al aire de esta radio en
el mes de octubre de 2012 para ser precisos.

Al igual que en muchas regiones y localidades del Estado de Oaxaca, el surgimiento de esta radio
se debió a la coyuntura política que se vivían en esos sectores sociales ante las políticas de
represión de los gobiernos municipales, estatal y federal priistas y panistas que amedrentaban y
utilizaban la violencia como método para aquietar a los grupos e individuos y disidentes al sistema.

La Radio Magisterial Tuu Ñuu Savi, “La Voz del Pueblo Mixteco”, comenzó su marcha sin una
identidad clara (ideología, política y social), ni una definición del contenido de los programas que
trasmitía, fue notorio la falta de una metodología idónea para la definición de la distribución de
los programas en la barra programática, como también la carencia de principios, valores y
objetivos que le dieran certidumbre y rumbo al trabajo colectivo de la misma a través de unos
estatutos y estructura base.

De igual forma no contó con una estructura organizativa independiente o en consonancia con el
organigrama del sectorial y coordinadora del sector Huajuapan adscritos a la Sección 22 de la CNTE
que apoyo y coberturó políticamente y financieramente a esta radio. El surgimiento e instalación
de la llamada radio Magisterial Tuu Ñuu Savi dejo de lado la creación de un plan de
autofinanciamiento acorde con las necesidades de la misma.

3
Este crecimiento sin rumbo trajo consigo un problema de sostenibilidad económico, política, social
y de contenidos de la Radio Magisterial, ya que al ser una radio fuera de la ley, la discrecionalidad
en el manejo de los dineros y apoyos permitieron que algunos radialistas abusaran por vender o
ceder espacios publicitarios cuando no existía de antemano la regulación interna respectiva.

Ante tal desorden, se aprovechó para que la radio Magisterial, por sus propias contradicciones,
cerraran sus trasmisiones en el mes de mayo de 2017. Hay que mencionar que esta radio en su
momento sirvió de contacto con el mundo cuando, ante la masacre perpetuada por la policía
federal y estatal en contra de los profesores y población civil que mantenían un bloqueo en la
autopista México-Oaxaca, hecho acontecido en la Ciudad de Nochixtlan el 19 de junio de 2016. En
ese entonces el papel de los medios no oficiales y no comerciales tuvo un papel relevante porque
ayudó a canalizar la ayuda nacional e internacional a los heridos y familias de los asesinados.

La Radio Comunitaria Ñuu Dee.

Cinco meses después, el 08 de octubre de 2017, nace la Radio Comunitaria Ñuu Dee (RCÑD), por
iniciativa de ex radialistas que vieron cerrados sus espacios en varios medios de comunicación en
diferentes años, como fue la citada Radio Tuu Ñuu Savi (perteneciente a la sección XXII en la región
de la Mixteca), La Rabiosa, La Voz que Rompe el Silencio, la Radio Comunitaria de San Pedro
Yosotato y otros medios alternativos más que estaban integrados en la Red de Radios Comunitarias
del Sureste Mexicano, hermanadas con la Red de Radios de la Región Cuicatlán-Tehuacán, todas y
cada de ellas auspiciadas por el Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ).

El impulso de este proyecto recayó inicialmente en las personas de Ramón Cortes, Galo Juárez,
Ricardo García, Antonio Soriano, Valerio Loyola, quienes buscaron el apoyo del MAIZ en reuniones
preparatorias para la primera semana de septiembre de 2017. En una segunda reunión, llevada a
cabo el 10 de septiembre del mismo mes, pero ya sin la presencia del militante de MORENA,
Valerio Loyola, se integró Fernando Guzmán, (Osho) y José Alfredo Esquivel (Dsawi o Sawi), este
último representante del grupo de jóvenes anarquista del grupo de Pitaya Negra, compañero del
anarquista Salvador Olmos García quien fue colaborador de la Radio Magisterial, asesinado el 26
de junio de 2016. Ese grupo se reunió con el dirigente nacional de MAIZ, Omar Esparza, y los
dirigentes estatal y regional, el profesor Rigoberto Benítez Aguilar y el señor Misael Velázquez
Tadeo, quienes acordaron el préstamo de un trasmisor, antena y cables para poder iniciar el
trabajo radial. Los acuerdos iniciales para facilitar el trasmisor serian que: la radio contemplaría
dentro de sus principios el promover todo movimiento y causa indígena estatal y nacional no
oficialista ni partidita; promover y apoyar la otra campaña de María de Jesús Patricio (Mary Chuy)
y el Congreso Nacional Indígena; no promover a las compañías trasnacionales capitalistas
mediante spots; hacer el proyecto radial auto sostenible pero sin cobrar publicidad; no promover

4
a candidatos y partido político alguno; promover de manera continua la memoria de la compañera
Betty Cariño y de Jyri Jaakkola y seguir exigiendo justicia; mantener una campaña permanente
rechazar la introducción de las mineras y los megas proyectos infraestructurales que saquean los
recursos naturales. Donde la coordinación estaría a cargo de Ricardo García y la vigilancia y línea
ideológica del proyecto radial estaría impulsada por el Profesor Rigoberto Benítez que sería el
representante de MAIZ al interior de la radio.

Una vez que se tuvo el equipo, se buscó posteriormente un espacio donde se alojaría la radio,
situación que dificulto su instalación ya que al visitar a simpatizantes de MAIZ, a vecinos de las
distintas colonias y acudir con aquellos ciudadanos que abrazaran estos principios de una radio
con sentido zapatista, indígena y critica, cerraba posibilidad para habilitar una cabina, toda vez que
ante el temor real de que IFETEL pudiera proceder a decomisar el equipo y la propiedad o edificio,
como el también ser aprendido por las autoridades, las opciones eran nulas.

Fue para la primera semana del mes de octubre de 2017 que la propietaria de la vivienda en calle
Laguna Tecomates No. 3, Colonia Reforma, en Huajuapan de León, Pilar Betancur, siendo
intermediario del contacto Fernando Guzmán, ofreció un espacio para alojar el proyecto radial. Y
para el 8 de octubre, con un trasmisor de 300 watts, un computador y un micrófono de popote,
inicio sus trasmisiones Radio Ñuu Dee en la frecuencia 96.9 de FM.

Gradualmente con el paso de los días, la radio fue presentada ante la comunidad de la colonia y a
los medios alternativos el 10 de octubre con la asistencia de vecinos de la población de Tezotlán,
así como líderes y militantes del Movimiento Agrario Indígena Zapatista; la apertura se trasmitió
por internet a varios países de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa.

En los casi nueve meses que esta al aire la estación, se promovieron diferentes eventos culturales,
apoyo causas sociales, también se abrió espacios para los artistas locales, se le dio impulso a la
campaña de María de Jesús Patricio, se acudió a colonias de esta ciudad para realizar tequios.
También colaboró con dictámenes técnicos a viviendas dañas por los sismos de septiembre de
2017. Se solidarizó y recibió con diversas caravanas de damnificados del Istmo de Tehuantepec en
su pasaron rumbo a la Ciudad de México pasando y pernoctando por Huajuapan de León. Y de
igual forma se apoyó a caravanas que pasaron por Huajuapan de León rumbo al Istmo. Se promovió
el día internacional de la mujer y el medio ámbito con diversas actividades. Se abrió micrófonos a
estudiantes de todos los niveles educativos para expresar su sentir, entre muchas otras
actividades.

Pero como en toda organización no todos participan en las actividades colectivas, muchos y
muchas no colaboraron ni con su presencia, ni en especie, otras y otros limitaron su aparición con
el fin de que no los ubicara la ciudadanía como parte de una “radio ilegal”. Hubo también quienes
escatimaron su apoyo económico para la manutención de la radio. De igual forma en la gran

5
mayoría de los casos, los radialistas no aportaron algún equipo adicional para el mejoramiento de
la radio. Pues sólo algunos compañeros ya tenían definido sus interese personales y de grupos.
Esta actitud comenzó por el mes de marzo de 2018.

Esta situación coloco a la RCÑD en situación vulnerable que comenzó debilitar su presencia e
imagen desde el momento que se comenzaron a programar y trasmitir spots comerciales y saludos
comerciales a negocios que nunca aportaron apoyo alguno para la radio, donde suponemos que
solo hubo apoyos para los radialistas que se acercaban a esos negocios.

Ante esta situación hubo la salida de compañeros que al conversar con ellos y hacerles mención
que el proyecto de la radio tenia reglamentos y principios muy precisos para no aceptar spots o
saludos publicitarios, se sintieron ofendidos y salieron, o se les pidió que abandonaran la radio.

De igual forma se impuso de manera gradual una agenda ideológica del grupo de anarquistas que
revindicaban la memoria de sus muertos con el fin de crearse una imagen de luchadores sociales
para proteger sus propios intereses y conductas personales. Esto ciertamente empaño la
credibilidad e imagen de la radio ante la opinión pública, ya que los radioescuchas opinaban que
era un medio sin un sentido claro y se cargaba hacia el lado de una radio comercial, así lo
externaron en varios Whatsapp mandados al teléfono de la radio en reiteradas ocasiones.

A pesar de que se contaba con un organigrama y la estructura de comisiones de la radio,


reglamentos para el uso de cabina, el cómo elaborar sus programas bajo un formato radiofónico,
y contar con un reglamento para el manejo de los dineros y el apoyo en especie de los oyentes de
esta radio, muy pocos de los radialistas se ajustaban a estos elementos normativos que la radio
tenia, argumentado que era un espacio libertario. ¡Aun en el caos, existe un orden!

Lo anterior empezó a dividir entre aquellos que buscaban mantener los principios de la radio bajo
un proyecto más Educativo, Social y Cultural, con una visión zapatista, y por el otro lado, aquellos
que buscaban una radio más comercial, frívola y revindicar las causas libertarias anarquistas
(peligrosa combinación). Este último grupo de manera deliberada empezó alejarse de los acuerdos
sostenidos con el Movimiento Agrario Indígena Zapatista, y la otra fracción, trato de rencausar el
trabajo de todo el colectivo por apegarse a los acuerdos signados para caminar sin una
confrontación directa contra el poder, ni usar a los radioescuchas como la fuente de la obtención
de recursos para la manutención de unos cuantos radialistas (como por ejemplo, el solicitar 25
kilos de pollo o 35 Kilos de arroz para eventos sociales que organizaban dos personas) y/o
posesionar la imagen de algún radialista para quedar bien con algunos actores sociales o políticos
de la ciudad y de la región.

6
Los Hechos recientes.

Esta fractura comenzó acentuarse más el día siete de mayo de 2018, con la presencia de la patrulla
número económico 060 afuera de las instalaciones de la RCÑD. Que sin motivo aparente estuvo
también presente los días 10, 11 y 12 de ese mes. Hay que destacar que el viernes 11 de mayo la
frecuencia por la que trasmite la Radio Comunitaria Ñuu Dee, 96.9 FM tuvo fallas y bloqueos por
varios días. Ante estos hechos, varios de los radialistas se mantuvieron alejados observando desde
lejos el acoso por parte de la corporación policiaca.

Ante estos acontecimientos se denunció en redes sociales, ante la oficina municipal de derechos
humanos y la oficina regional de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca,
ante los visitadores de la Unidad de Atención a Medidas Cautelares y Protección a Periodistas y
Personas Defensores de Derechos Humanos.

También se denunció los pormenores del acoso y los actos de intimidación que ya muchos
comunicadores habían tenido y que habían sido objeto de violencia relacionada a la libre
manifestación de las ideas y la opinión, mismas que fueron denunciadas en su momento ante la
fiscalía estatal y federal. Ante esta situación se acordó realizar una reunión que se celebraría el día
23 de mayo con la Unidad de Atención a Medidas Cautelares, para buscar denunciar estos hechos
con más precisión.

Llegado el día y ante los representantes de los visitadores de la Unidad de Atención a Medidas
Cautelares, sólo estuvieron presentes los líderes estatales y regionales de MAIZ, el profesor
Rigoberto Benítez Aguilar y el señor Misael Velázquez Tadeo, el coordinador de la Radio, Ricardo
García, y los radialistas, Abelardo Cordero, Antonio Soriano (aguilucho) responsable de la comisión
de finanza de la radio, el Profesor Fernando del programa La Pirinola y el técnico de la radio Jesús
Miranda. En la reunión se expuso con detalles de la presencia de la policía en la RCÑD y se dio un
contexto de las agresiones que han tenido también comunicadores independientes y medios de
paga. Se mencionó que las agresiones surgieron coincidentemente, cuando irrumpió una radio
comercial propiedad de Juan Vera Carrizal, diputado con licencia del PRI. Hay que resaltar que el
grupo de jóvenes anarquistas, Fernando Guzmán y la dueña, Pilar Betancur, donde se aloja la radio,
nunca estuvieron presentes.

Pasado los días, la radio siguió sus trasmisiones, ello permitió demostrar que una parte de los
radialistas sólo les interesaba seguir trasmitiendo sus programas y los anuncios publicitarios y
saludos que se supone ya tenían apalabrados con sus radioescuchas.

El nueve de junio de 2018, se realizó un taller y un encuentro nuevamente con la Unidad de


Atención a Medidas Cautelares y Protección a Periodistas y Personas Defensores de Derechos
Humanos, de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, donde también se

7
explorarían de forma conjunta las medidas cautelares a seguir, como la manera de contestar el
informe que dio la policía municipal ante su presencia afuera de las instalaciones de la radio,
solicitud realizada por la Defensoría. El evento se llevó en un restaurante cercano al centro de la
Ciudad de Huajuapan de León, pero la dueña de la casa, Pilar Betancur, José Alfredo Esquivel
(Dsawi o Sawi) y Fernando Guzmán, boicotearon la reunión al no querer seguir en el lugar por el
argumento de que existían cámaras de video en el restaurante y gravarían su presencia en el lugar.
Presionando a los visitadores de la Unidad de Atención a Medidas cautelares, y cuestionando a los
demás compañeros radialistas por asistir a este tipo de eventos, los llevaron más por presiones y
chantajes a las instalaciones de la radio la tarde de ese día.

Para la mañana del miércoles 13 de junio de 2018, al encender el trasmisor a las 7 a.m. este no
tenía potencia y la frecuencia estaba desajustada. Lo extraño de este hecho es que la noche del
día anterior el trasmisor operaba normalmente. De estos hechos se reportó al dirigente de MAIZ,
el profesor Rigoberto Benítez Aguilar, y todos los radialistas.

Por lo tanto, no hubo emisiones los días siguientes. Para el sábado 16 se convocó a una asamblea
extraordinaria urgente para tratar de reunir los tres mil pesos que costaba reparar el trasmisor,
previo diagnóstico del técnico de la radio Jesús Miranda, y de dos técnicos externos, uno
perteneciente a Tejemedios y otro de la Ciudad de Huajuapan, que coincidieron en señalar que
sería el módulo de potencia y el displey de frecuencia. Pero la asamblea se convirtió en un campo
de batalla que sirvió para marcar y acentuar las diferentes entre ambos grupos. Por un lado, se
imputaba al coordinador de la radio una actitud autoritaria y poco delicada en su trato hacia unos
radialsitas. Otro grupo señaló la constante intromisión de la dueña de la casa que, con actitud
impertinente y grosera, creaba un ambiente de ríspido al soltar comentarios mordaces de las
relaciones de amistad y fraternidad que mantenían algunos radialistas entre sí. Hubo también
insinuaciones por la falta de rendición de cuentas de la comisión de finanzas y la falta de la
aportación de las cuotas de varios compañeros. Se manifestaron también la falta de apego a los
principios que dieron origen a la radio de unos y otros comunicadores.

Ante esta situación que prevaleció en el seno de la asamblea, y en la que nadie quiera aportar más
recursos para reparar el trasmisor, José Alfredo Esquivel (Dsawi o Sawi), Pilar Betancur y Fernando
Guzmán manifestaron que ellos ya habían conseguido otro trasmisor con alguna organización
“solidaria” para que comenzaran las trasmisiones, pero que las reglas serian otras para
permanecer en la radio. Desconocieron primeramente la coordinación de la radio, y manifestaron
su alejamiento con MAIZ. Aunque el profesor Rigoberto Benítez Aguilar, líder de MAIZ, trató de
hacer entrar en razón al grupo de Dsawi, señalando que esto traería una división mayor, y que esos
no eran los acuerdos iniciales de proyecto de la radio, este grupo desestimo su petición. Ante esta
cerrazón, los radialistas que caminan con la otra idea de radio más social, educativa y cultural,

8
sacaron el trasmisor dañado y el poco equipo que ellos habían prestado para la radio, dejando aún
más equipo propiedad de los y las compañera en las instalaciones.

¡Desde pues de…!

Han pasado varios días de silencio. Esos días han servido para pensar en lo sucedido. Como
supondrán los lectores, muchos de nosotros no aceptamos tan burda maniobra para obligarnos a
estar sometidos a los caprichos de la dueña de la casa y sus colaboradores. Estas actitudes afectan
la esperanza que se pudo tener para sembrar un proceso unitario con el fin de hacer contrapeso a
las dos radios priistas comerciales, y una más próxima a salir en un par de semanas, esto
indudablemente afecta el trabajo y la imagen de las radios comunitarias por unos cuantos que,
desbordados por su propias ambiciones e intereses, fortalece al enemigo que sin duda se carcajea
de la inmadurez y trampas de este actuar. La imagen negativa que se ha generado un par de meses
atrás del proyecto de la RCÑD se expresó en varios comentarios de Whatsapp enviados al teléfono
de la radio que la señalaban que era otra radio comercial más.

Hoy la decisión de varios de nosotros de ya no volver es porque desconocieron los acuerdos


iniciales que se centraba en una sola razón: que, ante la falta de convicción de unos cuantos, la
inexperiencia, los caprichos e intereses comerciales de unos dos o tres, y la falta de una historia
personal en el trabajo político y social, no estamos de acuerdo de estar supeditados a intereses
vulgares. Nosotros debemos cumplir con nuestro compromiso ético y moral con los radioescuchas.
Nosotros venimos de un proceso histórico de más de dos décadas de lucha, hemos pagado nuestra
cuota de sangre y agresiones por el trabajo de informar.

Deseamos de todo corazón que ustedes entiendan lo que hicieron, que fue el fracturar un proceso
comunicativo de contrapeso y contra el poder. Asimilen este hecho. No alberguen la idea de que
podríamos regresar, de que todo se puede arreglar, de que hablando uno con otro podrían
recuperarse lo hecho. ¡No!

La razón principal para rehusarnos a platicar con ustedes estriba en la decisión de no caer en
pláticas desgastantes como "tú dijiste…", "él interpretó…”, "ustedes dijeron…", "yo creí…", "no fue
así…", "sí fue así…", etc., que sólo nos llevarían a un callejón sin salida, a invertir tiempo
innecesario; preferimos encausar todo nuestro esfuerzo, inteligencia y creatividad en algo más
productivo. Además, nosotros no queremos hacer de una radio un medio que desangre y le quite
al pueblo lo poco o mucho que no tiene, nosotros no estamos buscando convocar a una lucha
armada, porque ni hay las condiciones, ni los medios oportunos. No somos kamikazes, porque
sabemos que un radialista muerto, preso o desaparecido de poco ayuda. Nosotros no buscamos
fama, ni utilizamos el espacio para reivindicarnos como luchadores sociales, ya lo somos, tampoco
queremos una radio para ocultar conductas poco claras de la vida personal de cada quien. No, no
buscamos ni queremos una radio así.
9
Con tristeza vemos que ustedes sí están distrayendo a los radioescuchas con ese sentido, utilizando
estos espacios para la trivialidad o crear una opinión radicalizada, no, nosotros seguimos por una
vía de una radio educativa, social y cultural. Por lo tanto, creemos sería más provechoso que
nuestras energías las dedicáramos a trabajar, consolidar una presencia más acorde con el instruir
y el educar de una sociedad.

Ahora será la vía de los hechos, desde afuera, la sociedad, la que juzgue la existencia de “Dos
Radios Comunitarias”.

Otra razón por la que no queremos platicar es evitar una reacción emocional impulsiva de ustedes
(de enojo, ¿de rencor, tal vez?) que llevados por sus impulsos acostumbran reaccionar así, pese
que se dicen sanadores del alma y dan consejos a las almas atribuladas que los escuchan. Si nos
hemos equivocado al pensar así, bueno, el tiempo y nuestros hechos nos lo harán ver.

En fin, consideramos más provechoso trabajar y no desgastarnos mutuamente, estamos


convencidos y no hay posibilidades de dar marcha atrás, lo mejor es aceptar las cosas como son y
echarle ganas a la tarea de comunicar.

Sólo les pedimos que regresen lo que no es suyo. Esfuércense en armar su radio con sus propios
recursos. Póngase a trabajar. Ya no sangren a los radioescuchas. Pedir se convierte en un vicio.

Reciban un cordial saludo, con los mejores deseos para el futuro de su trabajo.

¡Ah…! Pronto la más nueva de las radios en esta ciudad estará al aire. No llevamos prisa.

Atentamente:
Los Radialistas de una nueva Radio Educativa, Social y Cultural.

98.1 FM

Huajuapan de León, Oaxaca.


26 de junio de 2018

10