Sie sind auf Seite 1von 49

INSTITUTO TECNOLÓGICO DE LA ZONA MAYA.

TEMA: UNIDAD 1
“IMPORTANCIA DE LOS INSECTOS”.

ASIGNATURA: ENTOMOLOGIA.

DOCENTE: Ing. Benjamín Vela Domínguez.

CARRERA: Ingeniería en Agronomía.

SEMESTRE: 6° GRUPO “AB”.

ALUMNO:
Yoer Luis Chan Xool.
ENTOMOLOGIA.

“IMPORTANCIA DE LOS INSECTOS”.

DOCENTE: Ing. Benjamín Vela


Domínguez.

CARRERA: Ingeniería en Agronomía.

SEMESTRE: 6° GRUPO “AB”.

Integrantes:
Yoer Luis Chan Xool
Miguel Alcocer Ávila
Jorge Alberto May de la Cruz
Diana
Laura
Ureña García
Laura Isabel Kauil Peraza
Imelda González Poot

UNIDAD I.

1. Gestión administrativa.

1.1. Estructura de las organizaciones.

1.1.1. Nivel corporativo.

1.1.2. Supervisión y control.

1.1.3. Operación de la empresa.

1.2. Planeación y procesos.

1.2.1. Fases.

1.2.2. Mapeo de procesos.

1.3. Comunicación, información, toma de decisiones y control. 1.3.1.


Comunicación en la unidad de producción.

1.3.2. Retroalimentación.
UNIDAD 1

GESTION ADMINISTRATIVA
La gestión administrativa es la forma en que se utilizan los recursos escasos para conseguir los
objetivos deseados. Se realiza a través de 4 funciones específicas: planeación, organización,
dirección y control.

1.1. Estructura de las organizaciones


Estructura organizacional puede ser definida como las distintas maneras en que puede ser
dividido el trabajo dentro de una organización para alcanzar luego la coordinación del mismo
orientándolo al logro de los objetivos. División del trabajo permite observar a la organización
dividida en “sectores”.

1.1.1.Nivel corporativo
La estrategia a nivel corporativo ocupa el nivel más alto de la jerarquía. Las cuestiones más
generales se abordan en este nivel. ¿Qué productos o servicios debe proporcionar la empresa?
¿Cómo debe organizarse la empresa? es decir, ¡una asociación, una empresa privada, una
empresa que cotiza en bolsa? ¿Debería ser el funcionamiento de las divisiones o propiedades
individuales en gran medida autónomo, o se debe utilizar una jerarquía estricta con amplia
participación de los gestores centralizados? Dirigir estas preguntas es esencial para el éxito de
la empresa. Incluso con trabajadores motivados, personal administrativo eficiente y gerentes
organizados y justos, una empresa que trata de ofrecer un servicio que ya no se quiere o un
producto que ha quedado obsoleto está condenada al fracaso. Por el contrario, incluso la
aplicación más adecuada en un mercado lucrativo o un producto excepcional puede producir
ingresos impresionantes. Similar potencial para el éxito o el fracaso existe en la selección de
los mercados, la estructura organizativa y la nutrición de la cultura corporativa.

Niveles estratégicos más bajos

Los niveles más bajos de toma de decisiones estratégicas pueden ser igual de importante, sin
embargo. A nivel de las unidades de negocio, las decisiones estratégicas se toman con
respecto a cómo
hacer frente
a
competidores específicos, adaptarse a
los cambios en la demanda o aplicar nuevas tecnologías. Un ejemplo de una decisión a nivel
de unidad de negocio es hacer la elección entre tres estrategias genéricas. Una estrategia de
diferenciación tiene por objeto proporcionar un producto o servicio que sea claramente superior
a sus competidores. Por otro lado, una estrategia de líder de precios busca proporcionar un
producto que sea comparable, pero ofrece ahorros sustanciales a los clientes potenciales. Una
tercera estrategia, el enfoque, se concentra en proporcionar una ventaja de precio o
diferenciación dirigida a un estrecho segmento del mercado de consumo.

Niveles más exigentes

La integración vertical es un ejemplo de estrategia que pone en relieve un aspecto a veces


confuso de la estrategia a nivel corporativo. En la integración vertical, una empresa adquiere
cualquiera de sus clientes, sus proveedores o, a veces ambos. La empresa propietaria de
fábricas de acero estaría utilizando la integración vertical si adquiere minas de hierro o carbón
o si abrió instalaciones para la producción de productos metálicos prefabricados. Pero, ¿es
esta actividad un ejemplo de una decisión estratégica a nivel institucional o de una decisión a
nivel de negocio? Diferentes fuentes responderán de manera diferente, pero está claro que no
hay una línea de demarcación obvia entre las dos.

1.1.2. Supervisión y control

Son todas las actividades que se realicen para operar y controlar el esfuerzo de los hombres,
con el objeto de que éstos, en grupo o individualmente cumplan con las funciones o tareas que
le han sido asignadas.

Los supervisores actúan como jueces y como solucionadores de problemas en el proceso de


control en una organización. Los supervisores cumplen 2 funciones: en el primer rol, actúan
como un juez observando lo que sucede en el departamento para ver si las actitudes,
condiciones y resultados se llevan a cabo como se esperaba. En el segundo rol, actúan al
solucionar problemas y tomar decisiones. Esto se hace con el fin de averiguar porque no salió
bien algo y luego decidir qué hacer al respecto.

En su rol de juez, los supervisores observan lo que sucede a través del proceso de conversión
y luego compara estas observaciones con los estándares de lo esperado. Estos estándares se
derivan de las metas que se establecieron durante el proceso de planeación o puedo ser las
mismas metas.

En el rol de solucionadores de problemas y de tomadores de decisiones, los supervisores no


solo no deben averiguar porque las condiciones o resultados están por debajo de los
estándares, sino también corregir esas condiciones y lograr los resultados esperados.

La planeación y el control son inseparables: los gemelos siameses de la administración. La


acción no planeada no puede controlarse, porque el control requiere mantener encauzadas las
actividades, corrigiendo las desviaciones de los planes iniciales. Cualquier intento por controlar
sin planes no tendría sentido, puesto que no se podría saber si se va a donde se desea ir la
tarea del control, a menos que se sepa de antemano a donde se quiere ir la tarea de la
planeación. Los
planes

proporcionan, por tanto, los estándares de control.

1.1.3. Operación de la empresa


Las Operaciones en una empresa son todas aquellas actividades que tienen relación con las
áreas de la misma que generan el producto o servicio que se ofrece a los clientes. Podríamos
decir que son la “forma de hacer las cosas dentro de la empresa”, tal que sus actividades
permitan prestar el servicio o producir el producto que se da o entrega a los clientes para
cumplir sus expectativas.

Por tanto, las Operaciones tienen como objetivos:

1. Ser competitivo, esto es, diferenciarte de los demás y que el cliente compre a la
empresa. ¿Por qué?; fundamentalmente porque cuando un cliente compra un producto o
servicio a una empresa, el cliente “contacta” con las personas que le ofrecen ese
producto o servicio, es decir, con las Operaciones de la empresa. El cliente no contacta
con el Director Financiero ni con el Director General y sin embargo la empresa le está
realizando el servicio para cumplir con sus expectativas. Nótese que las Operaciones se
convierten en la principal herramienta para apoyar la competitividad de la empresa,
ofreciendo un producto o servicio excelente y aportando valor al cliente.
2. Ser rentable (ganar dinero). En concreto, está más enfocado a reducir los costes del
producto o servicio (sin tocar salarios), es decir, generar mayor productividad. ¿Por
qué?; hay una razón importante, y es que, de forma general, el 80% de los costes de
personal de una empresa está ocupada por personal de Operaciones, y, sin embargo, no
nos ocupamos muchas veces de optimizar su eficiencia.

Al contrario de lo que muchos puedan pensar a priori, la Dirección de Operaciones es una


ciencia empresarial (no es ingeniería, sino gestión), y además una ciencia compleja por ser
multidisciplinar. Está formada por un conjunto de áreas de conocimiento completamente
diferentes entre sí, y que han de conocerse precisamente así, en conjunto y en detalle, para
asegurar la correcta toma de decisiones de los directivos y mandos de la empresa y optimizar
la productividad y alcanzar los más altos niveles de competitividad en la estrategia diseñada.

Las actividades que contemplan la Dirección de Operaciones existen siempre en cualquier


empresa, tanto si se trata de una fábrica, un hospital, un hotel o la conducción de un autobús.
No importa si se trata de una empresa industrial o de servicios: todas poseen la función de
Operaciones.

Por tanto, las Operaciones abarcan todas las actividades que van desde una idea hasta un
cliente satisfecho. La satisfacción del cliente, que se consigue al superar las expectativas que
éste espera de la empresa (del producto o servicio) a corto, medio y largo plazo, se convierte
en un objetivo operativo: que éste vuelva a comprar.
1.2 Planeación y procesos

La planeación es el cimiento del éxito empresarial; y aunque no se puede asegurar que es una
garantía absoluta para conquistar el mercado, en la medida que responda a la realidad de la
empresa, muy posiblemente contribuirá al crecimiento y eventual logro del más ambicioso de
los propósitos.

Es decir que de nada sirve redactar unos objetivos gigantes si no se cuenta con las
herramientas, el personal, o la capacidad productiva para lograrlos; ya que incluso en el caso
de que más clientes soliciten los productos o servicios de la organización, sino se puede
responder a estos pedidos oportunamente y con calidad, la empresa va a perder más de lo que
podría ganar.

Entonces, la actitud que debe acompañar la manera en que se entiende la planeación en una
empresa es la sensatez, hay que soñar en grande, pero planear de manera lógica para que
cada día se puedan ejecutar tareas pequeñas que en conjunto aporten al progreso de la
compañía y el bienestar de sus trabajadores.
Procesos de una
planeación:
Propósitos:
Aspiraciones fundamentales, finalidades de tipo cualitativo que se orientan y persiguen a través
de los objetivos.

Premisas: Suposiciones Futuras, Fortalezas y Debilidades, Amenazas y Oportunidades, de


carácter político, legal, económico, social, técnico y por otros factores.

Objetivos: Resultados que se esperan obtener a propósito de los propósitos o de la misión, son
fines a lograr, con sus características: medibles, cuantificables, claras, precisas, específicas y
alcanzables.

Estrategias: Cursos de acción general o alternativas de utilización de recursos y esfuerzos para


lograr los objetivos, determinando alternativas, evaluando los cambios al interior, y
seleccionando alternativas

Políticas: Guías para orientar las acciones con criterios lógicos en la toma de decisiones.

Programas: Esquema que establece secuencias de actividades para realizar los objetivos,
identificando actividades, cronogramas, interrelacionando y asignando actividades.

1.2.1 Fases
1.- Planeación:
¿Qué se va
a hacer? Objetivos, políticas, diagnóstico, programas y presupuestos

2.- Organización: ¿Cómo se dividirá el trabajo? Unidades de mando y procedimientos

3. - Integración: ¿Quién y con qué se va a hacer? Personal: selección, contratación,


capacitación, materiales, finanzas, compras, producción, entre otros.

4.- Dirección: ¿Cómo se debe hacer? Autoridad, mando, toma de decisiones, supervisión,
delegación, instrucciones y comunicación.

5.- Control: ¿Cómo se hizo? Evaluación, comparación, determinación de las desviaciones,


corrección de fallas y retroalimentación.

1.2.2 Mapeo De Procesos


1.3. Comunicación, información, toma de decisiones y control.

Una de las razones principales de los conflictos dentro de la empresa es la denominada


"ruptura de las comunicaciones". Creemos que ha llegado el momento de tratar este asunto y
tener en cuenta los procesos básicos de la comunicación.

Es importante aclarar que la comunicación en una actividad, no un concepto abstracto.


Podemos sencillamente demostrarlo mediante el siguiente esquema:

A comunica (x) a B con resultados (Y), es decir A------(x) ------B = Y

Donde A representa la persona/ departamento que transmite el mensaje (x) a través de un


medio o canal (------) a B, otra persona o departamento, para lograr un intercambio de actividad
Y.

Todo el proceso de las relaciones internas de una empresa descansa en una correcta
información y comunicación.

1. Hay que tener en cuenta las limitaciones lingüísticas, inteligencia, experiencia, la capacidad
de escuchar y el grado de receptividad de las personas, en todo proceso de comunicación
interna en la empresa.
2. En la

comunicación, las personas destinatarias de los mensajes, solo recibirán aquellos que cubran
sus propios objetivos. Si el tema del mensaje es contrario a las opiniones o intereses de los
receptores, estos no serán bien recibidos.

3. Un mensaje bien presentado atraerá la atención de quién lo recibe. Si ya existe una cordial
relación entre A y B, se pueden comunicar incluso mensajes intrascendentes.
La Comunicación Interna en la gestión de los negocios.

Un primer acercamiento a la definición de comunicación puede realizarse desde su


etimología. La palabra deriva del latín comunicare, que significa “compartir algo, poner en
común”. Por lo tanto, la comunicación es un fenómeno inherente a la relación que los seres
vivos mantienen cuando se encuentran en grupo. A través de la comunicación, las personas o
animales obtienen información respecto a su entorno y pueden compartirla con el resto.
El proceso comunicativo implica la emisión de señales (sonidos, gestos, señas, etc.) con la
intención de dar a conocer un mensaje. Para que la comunicación sea exitosa, el receptor
debe contar con las habilidades que le permitan decodificar el mensaje e interpretarlo. El
proceso luego se revierte cuando el receptor responde y se transforma en emisor (con lo que el
emisor original pasa a ser el receptor del acto comunicativo).
En el caso de los seres humanos, la comunicación es un acto propio de la actividad psíquica,
que deriva del pensamiento, el lenguaje y del desarrollo de las capacidades psicosociales
de relación. El intercambio de mensajes (que puede ser verbal o no verbal) permite al
individuo influir en los demás y a su vez ser influido.
Entre los elementos que pueden distinguirse en el proceso comunicativo, se encuentra el
código (un sistema de signos y reglas que se combinan con la intención de dar a conocer
algo), el canal (el medio físico a través del cual se transmite la información), el emisor (quien
desea enviar el mensaje) y el receptor (a quien va dirigido).
La comunicación puede ser afectada por lo que se denomina como ruido, una perturbación
que dificulta el normal desarrollo de la señal en el proceso (por ejemplo, distorsiones en el
sonido, la afonía del hablante, la ortografía defectuosa).
El proceso comunicativo implica la emisión de señales (sonidos, gestos, señas, etc.) con la
intención de dar a conocer un mensaje. Para que la comunicación sea exitosa, el receptor debe
contar con las habilidades que le permitan decodificar el mensaje e interpretarlo. El proceso
luego se revierte cuando el receptor responde y se transforma en emisor (con lo que el emisor
original pasa a ser
el receptor del
acto
comunicativo).
En el caso de los seres humanos, la comunicación es un acto propio de la actividad psíquica,
que deriva del pensamiento, el lenguaje y del desarrollo de las capacidades psicosociales de
relación. El intercambio de mensajes (que puede ser verbal o no verbal) permite al individuo
influir en los demás y a su vez ser influido.
Entre los elementos que pueden distinguirse en el proceso comunicativo, se encuentra el
código (un sistema de signos y reglas que se combinan con la intención de dar a conocer algo),
el canal (el medio físico a través del cual se transmite la información), el emisor (quien desea
enviar el mensaje) y el receptor (a quien va dirigido).
La comunicación puede ser afectada por lo que se denomina como ruido, una perturbación
que dificulta el normal desarrollo de la señal en el proceso (por ejemplo, distorsiones en el
sonido, la afonía del hablante, la ortografía defectuosa).

La comunicación interna es la comunicación dirigida al cliente interno, es decir, la comunicación


que se sucede entre los trabajadores y los equipos de la organización.
Nace como respuesta a las nuevas necesidades de las compañías de motivar a su equipo,
inculcarles una verdadera cultura corporativa para que se sientan identificados y sean fieles a
la organización. Y es precisamente aquí donde se convierte en una herramienta estratégica
clave para dar respuesta a esas necesidades y potenciar el sentimiento de pertenencia
de los empleados a la compañía para conseguir retener el talento.

Una buena comunicación nunca debe ser sólo unidireccional, ya que perderías uno de los
beneficios más importantes del proceso: la respuesta y la interacción. La comunicación interna
puede organizarse en tres tipos, teniendo en cuenta la dirección en que circulan los mensajes.
Tener un equipo motivado y comprometido es imprescindible para alcanzar el éxito.
Los objetivos que debe contemplar un plan de comunicación interna son:
Manuales corporativos: El welcome pack se convierten en dos herramientas fundamentales,
aportan una gran operatividad y permiten que el trabajador empiece a ser eficiente, eficaz y
rentable desde el primer día de su incorporación.
Convenciones
anuales:
Siguen
siendo una herramienta estratégica de comunicación, principalmente en los equipos de venta.
Revista interna o newsletter: Es un medio dinámico y abierto a la opinión y colaboración de
los empleados. Goza de gran fiabilidad y permite al personal estar al día de las últimas
novedades en la organización.
Nuevas tecnologías: La videoconferencia o la intranet permite potenciar el sentimiento
corporativo y motivar a los empleados. Así como, el uso de aplicaciones móviles para
empresas con mayor número de empleados.

Los beneficios que aporta una organización al implementar un plan de comunicación interna:
- Influye de forma directa y clara en la gestión del día a día y en los resultados finales de
la organización.
- Optimiza procesos internos ya que satisface las necesidades propias de la empresa y
contribuye a alcanzar sus objetivos.
- Reduce la conflictividad y mejora el clima laboral.
- Impulsa la cultura de la organización: todos los trabajadores se reconocen con sus
valores, normas, creencias y objetivos.
- Se genera un sentimiento de unidad, las opiniones y las ideas de los trabajadores son
escuchadas, valoradas y todos trabajan para llegar.
La información está constituida por un grupo de datos ya supervisados y ordenados, que
sirven para construir un mensaje basado en un cierto fenómeno o ente. La información permite
resolver problemas y tomar decisiones, ya que su aprovechamiento racional es la base del
conocimiento.
Por lo tanto, otra perspectiva nos indica que la información es un recurso que otorga
significado o sentido a la realidad, ya que, mediante códigos y conjuntos de datos, da origen
a los modelos de pensamiento humano.
Existen diversas especies que se comunican a través de la transmisión de información para su
supervivencia; la diferencia para los seres humanos radica en la capacidad que tiene el
hombre para armar códigos y símbolos con significados complejos, que conforman el
lenguaje común para la convivencia en sociedad.
Los datos son percibidos a través de los sentidos y, una vez que se integran, terminan por
generar la información que se necesita para producir el conocimiento. Se considera que la
sabiduría es la habilidad para juzgar de modo adecuado cuándo, cómo, dónde y con qué
objetivo se emplea
el conocimiento
adquirido.
Los especialistas afirman que existe un vínculo indisoluble entre la información, los datos, el
conocimiento, el pensamiento y el lenguaje.
A lo largo de la historia, la forma de almacenamiento y acceso a la información ha ido
variando. En la Edad Media, el principal acerbo se encontraba en las bibliotecas que se
armaban, funcionaban y se conservaban en los monasterios. A partir de la Edad Moderna,
gracias al nacimiento de la imprenta, los libros comenzaron a fabricarse en serie y surgieron
los periódicos.
Ya en el siglo XX, aparecieron los medios de comunicación masivos (televisión, radio) y las
herramientas digitales que derivaron en el desarrollo de Internet.
Algunos autores definen la información
Idalberto Chiavenato afirmaba que la información consiste en un conjunto de datos que
poseen un significado, de modo tal que reducen la incertidumbre y aumentan el conocimiento
de quien se acerca a contemplarlos. Estos datos se encuentran disponibles para su uso
inmediato y sirven para clarificar incertidumbres sobre determinados temas.
Ferrell y Hirt, por su parte, dicen que esos datos y conocimientos están estrictamente ligados
con mejorar nuestra toma de decisiones. Si un individuo se encuentra bien informado sobre
un aspecto, seguramente su decisión al respecto podrá ser más acertada que uno que no lo
esté.
Otros autores que han definido la información son Czinkota y Kotabe, que dicen que consiste
en un conjunto de datos que han sido clasificados y ordenados con un propósito
determinado.
Uniendo todas las teorías sobre el concepto llegamos a la conclusión de que son datos sobre
un suceso o fenómeno particular que al ser ordenados en un contexto sirven para disminuir la
incertidumbre y aumentar el conocimiento sobre un tema específico.

Existen muchos tipos de información, algunos de ellos son:


La información meteorológica.
La información financiera.
La entrada en el nuevo siglo y el panorama cambiante del mercado, sumado al aparecimiento y
desarrollo de las tecnologías de información y comunicaciones (TIC´s) ha hecho que las
empresas tengan que desenvolverse en un entorno cada vez más complejo. Por lo tanto, la
empresa agrícola moderna debe asumir el enorme desafío de modificar su gestión para
competir con éxito
en el mercado.
Se puede decir
entonces que la mayor parte de las empresas agrícolas se han visto en la necesidad de
abrazar una gestión de adaptación a los cambios y a las nuevas circunstancias venideras.
Hasta el momento hemos contextualizado a la información dentro de la Ciencia de la
Administración, y a su vez dentro de la planificación y de la toma de decisiones como la
conversión de la información en acción. Además, hemos implicado al conjunto de la
organización como un todo capaz de vertebrar las necesidades de información de todos los
elementos que conforman una empresa.

A partir de ahora introduciremos al alumno en el concepto general de sistemas de información,


para desde ahí aplicarlo a los sistemas de información en la empresa.
Horton entiende por sistema una serie estructurada o integrada de procesos para manejar
información o datos caracterizada por un procesamiento repetitivo de inputs, actualización de
datos y generación de outputs.

Sin embargo, la denominación de sistema de información es muy ambigua en tanto que


engloba gran cantidad de definiciones y enfoques, y todo ello dependiendo de la perspectiva
que adopte el autor de la investigación.

Un modelo general contemplado es el que ofrece el profesor López Yepes que diferencia tres
modelos:
Modelo A. Que contempla desde una perspectiva general y cuyo estudio es utilizado para el
desarrollo del resto de modelos. Yepes cita a Debons que lo denomina sistema de información
generalizada, que es un modelo compuesto de:
Entorno, Adquisición de datos, transmisión, proceso, almacenamiento, utilización y
transferencia.
Modelo B. Es un subsistema dentro de las organizaciones. Destaca los sistemas de
información para la gestión (MIS) y los sistemas de gestión de información.
Modelo C. Es el "resultado de la conjunción de redes y centros de información, enmarcado en
las políticas nacionales y territoriales de información. En este sentido el sistema actúa bajo el
principio de la

centralización, y la red bajo el principio de coordinación de centros en que, por delegación, se


invisten de determinada responsabilidad en la recolección y difusión de fuentes".
Senn diferencia entre los siguientes tipos de sistemas de información:
 sistemas para el procesamiento de transacciones,
 sistemas de información administrativa,
 y sistemas de información para la decisión.
Este autor discierne, a su vez, entre sistemas abiertos que interactúan con su medio ambiente,
reciben entradas y producen salidas. Y sistemas cerrados, que no interactúan con su medio
ambiente.

Otra clasificación distingue entre aquellos que sirven para la toma de decisiones
estructuradas, y los que sirven para la toma de decisiones semiestructuradas, donde existen
riesgos y criterios múltiples. Conceptos éstos, ya vislumbrados en el apartado de la toma de
decisiones.
Para Debons sistema de información es "un conjunto de personas, maquinaria y
procedimientos que integrados hacen posible a los individuos trabajar con inputs y demandas
que aparecen en el trabajo cotidiano".
Lluís Codina ha analizado los sistemas de información como una disciplina de interés para la
investigación, de tal forma que parte de la teoría de sistemas y desde allí señala que un
sistema "es un conjunto de elementos que interactúan unidos por una relación de influencia" e
identifica las siguientes características: propósito del sistema, elementos del sistema o
composición interna, entorno del sistema, entradas, salidas y procesos de transformación o
funciones del sistema.
Así que para Codina un sistema de información es un modelo de una parte de la realidad, y
como tal mantiene registros sobre algún aspecto de esa realidad.
Para Samuelson "sistema de información es la combinación de recursos humanos y materiales
que resultan de las operaciones de almacenar, recuperar y usar datos con el propósito de una
gestión eficiente en las operaciones de las organizaciones".
Emery señala como la información ha generado en la estructura de las organizaciones nuevas
formas de gestión derivadas del uso inteligente de la información. Visto así, la información
ayuda a una organización a trabajar de forma más inteligente.
Emery, al igual que otros autores, diferencia entre varios tipos de sistemas de información
dentro de las organizaciones, pero cuyo común denominador busca proporcionar datos
seleccionados y
evitar
información
inútil para la toma de decisiones en diferentes escalas de la estructura de la organización.
Gil Pechuan cita las características que Emery ha descrito como las necesarias para la
existencia de todo sistema de información:
 Disponibilidad de información cuando es necesario y por los medios adecuados.
Suministro de información de manera selectiva.
 Variedad en la forma de presentación de la información.
 Grado de inteligencia incorporado al sistema.
 Tiempo de respuesta del sistema.
 Exactitud.
 Generalidad, como las funciones para atender a las diferentes necesidades.
 Flexibilidad, capacidad de adaptación.
 Fiabilidad, para que el sistema opere correctamente.
 Seguridad, protección contra pérdidas.
 Reserva, nivel de repetición del sistema para evitar pérdidas.
 Amigabilidad, para el usuario.

Otros autores reflejan definiciones que permiten enmarcar su posible descripción. Así, para
Patricia Burt un sistema de información es una combinación de fuentes de información junto
con una serie de mecanismos de recuperación, manipulación y uso.
El objeto de cualquier sistema de información es conectar a un usuario con una fuente de
información que necesita para satisfacer sus necesidades. Mientras para otros, sistema es un
conjunto de componentes que interactúan entre sí para lograr un objetivo común, y desde esta
perspectiva toda organización es un sistema definido por flujos informativos.
De esta manera, estamos tratando un concepto cargado de una cierta ambigüedad, en tanto
que su aplicación se puede enmarcar aplicado a los sistemas de información personales como
a los sistemas de información que implementan políticas territoriales de información. Así, puede
señalarse que todo sistema de información mantiene un conjunto de flujos de información, de
entrada, internos al sistema y de salida, que tienen como función solucionar un problema
informativo a cualquier escala.
Chaín asume la visión integradora que considera que la organización genera el sistema de
información y ambas se integran formando un todo.
Así, en las últimas
dos décadas
se ha
evolucionado enormemente en la consideración de los sistemas de información que "podían
existir" en las organizaciones a la última noción integradora de organización como un sistema
informativo. Ahora se considera que la organización genera el sistema de información, y ambos
se integran formando un todo.

Los sistemas de información en la empresa.

Frecuentemente se ha utilizado el término informatización como sinónimo de sistemas de


información. Y aunque la mayoría de los autores están de acuerdo en asumir que un sistema
de información requiere un adecuado proceso de informatización, lo que también está claro es
que no en todos los casos la construcción de un sistema de información lleva aparejado el uso
de tecnologías de la información.
Sin embargo, asumimos que hoy en día cualquier sistema de información, por pequeño que
sea requiere de unos mínimos procesos de automatización.
También parece adecuado señalar que las distintas aplicaciones informáticas que funcionan
por separado impiden la adecuación de un sistema de información, de manera que como
señala Gil Pechuan para que el sistema de información exista "deberá contemplar el diseño de
un sistema integrado que relacione las informaciones generales por las diversas aplicaciones
funcionales de la empresa y que permita así, mejorar los procesos de toma de decisiones".
Realizada la aclaración anterior, asumimos que la aplicación de los sistemas de información al
ámbito de la empresa, aunque puede orientarse a cualquier tipo de organización, incluye los
siguientes tipos:
Los Sistemas de Información para la Gestión (SIG), o Management Information Systems (MIS),
Sistemas Soporte a la Decisión (SSD), o Decision Support Systems (DSS),
y Sistemas de Información para Ejecutivos (SIE), o Executive Information Systems (EIS).

Sistemas de información para la gestión (mis).

Los Sistemas de Información para la Gestión son un conjunto de herramientas que combinan
las tecnologías de la información (hardware + software) con procedimientos que permitan
suministrar información a los gestores de una organización para la toma de decisiones.
Podemos afirmar que estos sistemas se componen de tres funciones; la recopilación de datos,
tanto internos como externos; el almacenamiento y procesamiento de información; y la
transmisión de información a los gestores.
Parece que el uso de los sistemas de información para la gestión dejaban incompletas las
necesidades informativas de los gestores de las empresas, surgiendo, así, distintos sistemas
para la toma de decisiones. Describiremos los Sistemas Soporte a la Decisión, y los Sistemas
de Información para Ejecutivos.

Ahora vamos a realizar una clasificación de las fuentes de información pertinentes para la
empresa, cuyo control nos permitirá un diseño eficaz del sistema de información.
Distinguiremos, así, diez tipos, si bien entendemos que la clasificación puede ser más amplia o
más reducida, pero que sirve para estructurar y sistematizar las necesidades de información de
un gestor.
Directorios de empresas, sus productos y ejecutivos. Incluye la información que originan las
ferias comerciales.
Los informes comerciales. Incluyen los informes prejudiciales o de solvencia, especialmente
realizados para la obtención de información sobre los bienes patrimoniales de una empresa.
Indicadores del entorno: estadísticas, informes económicos generales, e indicadores del
entorno político y social.
Los medios de comunicación, tanto las fuentes primarias como secundarias.
La información de los mercados financieros. Incluye los siguientes mercados: crediticios, de
divisas, de renta fija, de renta variable, de materias primas, y mercados de derivados.
Ayudas, concursos públicos y oportunidades comerciales.
Estudios de mercado y sectoriales. Se incluyen en los informes sectoriales los principales
aspectos que definen la evolución reciente y las perspectivas de un sector en su conjunto, y de
las principales empresas que operan en el mismo.
Información sobre I+D+I. Incluye la información sobre patentes y modelos de utilidad, los
modelos y dibujos industriales, las marcas, los informes y los recursos de investigación.
Legislación, Jurisprudencia y Normativas.
Otros: Información
sobre viajes
y referencias
bibliográficas.

Toma de decisiones.

La participación en la toma de decisiones a nivel del hogar y de la comunidad influye en el


acceso a los recursos y en el papel global en el proceso de desarrollo. Si bien es difícil captar
la participación real en la toma de decisiones, hay algunos criterios que pueden permitir
dilucidar la situación. Por ejemplo, la pertenencia a una cooperativa de productores mostraría
una cierta capacidad a participar en debates y hacer escuchar su voz; la participación en
asociaciones femeninas denota una cierta aptitud para salir del aislamiento familiar (imposible
en algunas sociedades), hacer arreglos familiares para ausentarse del hogar y la parcela, así
como para intercambiar ideas.
La participación en organizaciones rurales y agrícolas fortalece las capacidades de gestión de
la parcela o explotación (obtención de asesoría y en algunos casos, capacitación). Sin
embargo, la afiliación de la mujer a organizaciones agropecuarias sigue siendo muy baja.
Algunos estudios revelaron que mientras la condición de las mujeres afiliadas como miembros
es importante en las cooperativas industriales, artesanales o de gestión relacionadas con la
vivienda (adquisición, mejoramiento, introducción de servicios), en las cooperativas agrícolas
no es significativa dicha presencia.
Es conveniente recolectar información a nivel comunitario acerca de la participación de la
población rural en varios tipos de organizaciones. La pregunta podría dirigirse a todos los
miembros del hogar involucrados en el trabajo agrícola. Habría que tener en cuenta la afiliación
a organizaciones y el rol desempeñado (miembro, consejo de administración, de gestión, de
dirección etc.). Las organizaciones se pueden clasificar por objetivos, tal y como sigue a
continuación:
 Suministro de servicios: crédito, conocimientos técnicos, materiales y equipos agrícolas
(tractor comunal), transporte colectivo, etc.;
 Apoyo a la comercialización: compras, ventas, procesos, etc.;
 Asociaciones de propietarios o titulares de la tierra;
 Asociaciones de productores agrícolas o ganaderas;
 Organizaciones comunitarias, etc.
En los casos en que
se verifique una
ausencia de
participación, hay que especificar si la limitación es impuesta por reglas establecidas
formalmente o por costumbres.

La toma de decisiones es el proceso a través del cual se identifica una necesidad de


decisión, se establecen alternativas, se analizan y se elige una de ellas, se implementa la
elegida, y se evalúan los resultados.
En cuanto a lo que a negocios se refiere, la toma de decisiones es una herramienta que
permite tomar las mejores decisiones en beneficio de la empresa.
Generalmente, se utiliza para tomar decisiones estratégicas, decisiones importantes o
decisiones que son poco frecuentes (no rutinarias); sin embargo, podemos usar la toma de
decisiones para tomar cualquier decisión en la empresa.

Veamos a continuación los pasos o las etapas que conforman el proceso de la toma de
decisiones:

1. Identificación de la necesidad de tomar una decisión


El primer paso en la toma de decisiones consiste en identificar la necesidad de tomar una
decisión, es decir, en reconocer que es necesario tomar una decisión.
Generalmente, la necesidad de tomar una decisión surge como consecuencia de un problema
u oportunidad que se presenta.
En esta etapa debemos definir claramente el problema u oportunidad, o cualquiera que sea la
necesidad de tomar la decisión.
Asimismo, debemos asegurarnos de que realmente es necesario tomar una decisión, y de que
somos nosotros a quien nos compete tomarla, o si existe la posibilidad de poder delegarla.
Ejemplo: hemos identificado el problema de que el proveedor que teníamos ha disminuido la
calidad de sus productos y, por tanto, se hace necesario buscar un nuevo proveedor, y tomar la
decisión de qué proveedor elegir entre todas las alternativas posibles.
2. Identificación de criterios de decisión
Una vez que hemos identificado la necesidad de tomar una decisión, pasamos a identificar los
criterios que vamos a tomar en cuenta al momento de evaluar las diferentes alternativas de
decisión propuestas.
Ejemplo: una vez que hemos determinado la necesidad de contar con un nuevo proveedor,
determinamos que los criterios que vamos a utilizar para poder elegir al nuevo proveedor serán
el precio, la calidad del producto, las facilidades de pago, y los plazos de entrega.

3. Asignación de peso a los criterios


Una vez que hemos identificado los criterios de decisión que vamos a tomar en cuenta para
evaluar las alternativas de decisión, pasamos a valorar o ponderar dichos criterios de acuerdo
a la importancia que le vamos a dar al momento de tomar la decisión.
Ejemplo: una vez que hemos determinado los criterios que vamos a utilizar para elegir al nuevo
proveedor, pasamos a ponderarlos, dándole al criterio más importante el valor de 10, por
ejemplo, al criterio precio le damos un 7, al de calidad un 10, al de facilidades de pago un 6, y
al de plazos de entrega un 8.

4. Desarrollo de alternativas
En esta etapa hacemos una lista con las diferentes alternativas de decisión que hayamos
propuesto.
Para hallar alternativas de decisión podemos proponerlas nosotros mismos en base a nuestros
conocimientos o experiencia, acudir a diversas fuentes de información tales como Internet,
consultar con los trabajadores de la empresa, hacer una lluvia de ideas, etc.
Mientras más importante sea la decisión a tomar, mayor tiempo debemos tomarnos para
desarrollar las alternativas, mayores alternativas debemos buscar, y mayor información sobre
éstas debemos recabar.
Ejemplo: para determinar a los proveedores que vamos a considerar como alternativas,
buscamos en las páginas amarillas, buscamos en Internet, consultamos con los trabajadores
de la empresa, etc. Y luego, una vez hecho una pre selección en donde descartemos a los que
no cumplan con los principales requisitos, elaboramos una lista con las alternativas que nos
hayan quedado.
5. Análisis de
alternativas
Una vez que
contamos con una lista de alternativas de decisión, pasamos a evaluar cada una de ellas,
asignándole calificaciones con respecto a cada criterio determinado.
Ejemplo: para el proveedor A, en el criterio de precio le damos una calificación de 10 (pues
tiene muy buenos precios), en calidad le damos un 5 (pues sus productos no son de muy
buena calidad, pero tampoco son de mala calidad), en facilidades de pago le damos un 8 (pues
nos dan buenos créditos comerciales), y en plazos de entrega un 2 (pues demoran mucho en
entregar los pedidos). Lo mismo con los demás proveedores:

precio calidad pago entrega TOTAL

Proveedor
10 5 8 2
A

Proveedor
7 7 5 6
B

Proveedor
8 5 5 5
C

Una vez que hemos asignado calificaciones a cada alternativa con respecto a cada criterio,
para hallar la calificación total de cada alternativa, multiplicamos la calificación de cada criterio
por el peso de éste, y luego sumamos los resultados de cada alternativa.
Por ejemplo, la calificación total del proveedor A seria: (10 x 7) + (5 x 10) + (8 x 6) + (2 x 8) =
184. Lo mismo con los demás proveedores:

precio calidad pago entrega TOTAL

Proveedor
10 5 8 2 184
A

Proveedor
7 7 5 6 197
B

Proveedor
8 5 5 5 176
C
6. Selección de
alternativas
Una vez que
hemos asignado las calificaciones a cada alternativa con respecto a cada criterio, y hallado la
calificación total de cada una, pasamos a seleccionar aquella que tenga la mayor calificación
total.
Ejemplo: una vez evaluado a los proveedores propuestos, pasamos a seleccionar el proveedor
B ya que es el que obtuvo la mayor calificación.

7. Implementación de la alternativa
Una vez seleccionada una alternativa, es decir, tomada una decisión, pasamos a
implementarla, es decir, ponerla en práctica, lo cual incluye comunicarla a todas las personas
afectadas, y buscar el compromiso de éstas para aplicarla.
Ejemplo: una vez elegido al nuevo proveedor, pasamos a comunicar la decisión a todo el
personal afectado, y luego pasamos a hacer contacto con el proveedor y firmar el contrato
correspondiente.

8. Evaluación de la eficacia de la decisión


Y, finalmente, una vez puesta en práctica la decisión, evaluamos los resultados.
Si los resultados no son los esperados, podemos optar por tomarnos un poco más de tiempo, o
aceptar que definitivamente la decisión tomada no fue la acertada, e iniciar nuevamente el
proceso de la toma de decisiones.
Ejemplo: una vez que ya estamos trabajando con el nuevo proveedor, evaluamos
constantemente su desempeño, por ejemplo, nos aseguramos de que mantenga la calidad de
sus productos, que entregue los pedidos a tiempo, que cumpla con las condiciones pactadas,
etc.
Como apunte final, debemos señalar que el proceso de la toma decisiones descrito
anteriormente es solo uno de los diferentes métodos que existen. Podemos tomarlo como
referencia, o modificarlo de acuerdo al tipo de decisión, o a la complejidad o importancia ésta.
Siempre teniendo en claro que mientras más formales seamos con el desarrollo del proceso de
la toma de decisiones, mayores posibilidades tendremos de tomar la decisión correcta.

El “control” es una actividad que observa los hechos ocurridos y de este ciclo de
control, existe una etapa preliminar que es como se va a realizar dicho control a todas y
cada una de las actividades de la gestión.
En cualquier
organización,
el control suele
estar relacionado con otras actividades, como, por ejemplo, la planificación. Esta actividad
detecta e identifica, a través del control, cualquier variación de los planes existentes y las
estrategias.

Existen otros elementos en el proceso de control:


ƒ El control financiero, que es llevado a cabo a través del seguimiento de la política
presupuestaria y la corrección de las desviaciones.
ƒ El control de personal, para observar el grado de disciplina de los empleados y la influencia
que mantienen los mandos intermedios sobre las distintas actividades en línea.
ƒ El control de ventas, para comprobar el rendimiento de las zonas de venta, vendedores,
productos, etc.
ƒ El control de producción, para observar la evolución de los costes, rendimiento de la
maquinaria, productividad, plazos de entrega, calidad, etc.

El control podríamos definirlo como una síntesis crítica del funcionamiento de la gerencia, su
personal y demás elementos de la gestión. La delegación de responsabilidad y autoridad a los
empleados es visto por muchos gerentes como una estrategia que implica cierto riesgo y, para
que llegue a funcionar con éxito, los mecanismos de control deberán ser más eficientes.

El Concepto De Control

Kast y Rosenzweig definieron el término control como: “la fase del proceso de la dirección por
la cual ésta mantiene la actividad de la empresa dentro de los límites establecidos de acuerdo
a las expectativas de la misma dentro de su mercado objetivo”.

Estas expectativas pueden ser:


ƒ Implícitas, es decir, lo que se desea hacer.
ƒ Explícitas, en términos de: planes, procedimientos, normas reguladoras de la actividad, etc.

Existen cuatro elementos dentro de esta definición:


1) Mantener constantemente la actividad de la empresa.
2) Prestar especial atención a los clientes establecidos.
3) Ejercer algún tipo
de medida o
contraste.
4) Comparar los resultados con las expectativas previstas.

El control incluye verificar durante los procesos o al final de los mismos el desempeño del
grupo de trabajo. Esta verificación se realiza teniendo en cuente los planes iniciales y las
decisiones que se habían tomado en cuanto a las acciones a realizar.
El control muestra dos aspectos importantes: si está siguiendo o no los planes y si estos
funcionan bien o no. A partir del control se deben tomar medidas de corrección que
reencaminen el trabajo y que puedan llevar el equipo hacia los resultados. Es decir, que debe
REPLANIFICAR.

Una vez fijadas las metas, formulado los planes, delineados los arreglos estructurales,
entrenado y motivado el personal, existe la posibilidad de que algo salga mal. Para asegurar
que las cosas vayan como deben, se debe monitorear el desempeño del negocio u
organización para comparar los resultados con las metas fijadas y presupuestos.
Dirigir Comprende:
• Producir: Resultados, metas, eficacia.
• Administrar: Eficiencia, funciones.
• Emprender: Crear, innovar.
• Integrar: Personas, equipos y cultura.
El directivo 100%:
• Consigue resultados
• Conoce su especialidad
• Está muy motivado
• Es buen administrador
• Es un apasionado del detalle
• Es un magnifico coordinador
• Es creativo
• Tiene vocación empresarial
• Está dispuesto a asumir riesgos.
• Es sensible a la persona
• Es un líder para su equipo
1. 3.1

Comunicación en la Unidad De Producción.

La unidad de producción se refiere al conjunto de terrenos, infraestructura, maquinaria y


equipo, animales, y otros bienes que son utilizados durante las actividades agropecuarias y no
agropecuarias por el grupo familiar que vive bajo una misma administración, y que
normalmente comparte una misma vivienda (Pérez, 1997).
Un sistema comprende una colección de partes o componentes organizados con un propósito
(Coyle, 1978); en relación con la producción agropecuaria y forestal en las áreas rurales, el
sistema es una parte de un universo de producción, o bien, un subsistema de éste; de ese
modo, en cuanto a las actividades agrícolas, se le puede referir como sistema agrícola de
producción; en las actividades pecuarias será un sistema de producción pecuaria, etc. En ellos
se producen bienes agrícolas, pecuarios o forestales, comúnmente en condiciones de riesgos
climáticos y económicos, y cuyo fin es mayormente la alimentación de la unidad familiar y la
venta de algún volumen de ellos para adquirir otros bienes que necesita y no produce. En esta
investigación se hace referencia a los sistemas agrícolas de producción, sin embargo, se
reconoce que en la unidad familiar rural se integran en un sistema común las actividades
agrícolas, pecuarias, forestales y de recolección (de especies animales o vegetales,
principalmente)
Para muchos productores los sistemas de producción son sistemas agropecuarios y/o
forestales y están formados por un conjunto de cultivos o especies pecuarias o forestales que
trabaja el productor; en el caso de especies agrícolas hace referencia a monocultivos o a
cultivos asociados, secuenciados en un patrón determinado por las condiciones ecológicas, de
suelo, clima, disponibilidad de riego y los objetivos socioeconómicos del productor (Laird, 1977;
Zúñiga, 1987).

El tipo de producción se puede clasificar desde varios puntos de vista:

 Destinación de la propia actividad agropecuaria: para la alimentación directa o para


insumos industriales, que a su vez pueden destinarse a la alimentación (caña de azúcar)
o a materias primas para uso industrial (algodón);
 Tipo de cultivo: perennes (árboles frutales) o cíclicos (maíz);

 La cría de animales: consumo alimenticio humano o aprovechamiento de sus productos


derivados etc.
En todo caso, lo mejor es centrar la atención en los productos específicos y explorar las
contribuciones diferenciadas de hombres y mujeres a la producción agrícola y la cría de
animales. Por ejemplo, es más frecuente la presencia de las mujeres en la producción de
hortalizas y en la cría de especies menores. La especialización de cultivos por sexo se da tanto
en la producción de pequeñas unidades, como en los cultivos comerciales. Por lo tanto,
fomentar o inhibir el cultivo de un determinado producto puede tener repercusiones diferentes
sobre el empleo de hombres y mujeres.

En el ámbito específico de la producción se deben recoger los siguientes datos:

 Nombre específico y tipo los cultivos producidos precisando si son perennes o


temporales. Aclarar si son hortalizas, flores para venta o granos, árboles frutales, nopal,
magueyes, plantaciones;
 Área cultivada de árboles en producción y número de ellos;

 Ciclos de explotación y producción;

 Especies menores y especies mayores de animales: colmenas, tipo de aves, cerdos,


borregos, cabras, conejos, burros, caballos, ganado vacuno, etc. y diferenciación de su
utilización: consumo, transporte, trabajo, valorización de los productos derivados (el
cuero o la lana).

 Conocer el destino de la producción es particularmente relevante para las políticas de


seguridad alimentaria y lucha contra la pobreza. Es importante distinguir entre la
producción destinada para consumo de la propia explotación o para la venta.
En el primer caso se puede distinguir entre:
a) consumo humano, y
b) consumo animal.
En el segundo, es decir cuando el destino es la comercialización, se puede dirigir:
a) mercado interno (local, regional y nacional) o
b) exportación.
 De cualquier
forma,
es
importante examinar la capacidad de almacenamiento y conservación. Igualmente hay que tener en
cuenta que la fluctuación de los precios del mercado internacional, el deterioro en los términos de
intercambio y unos precios relativos desfavorables para la agricultura tradicional son algunas de las causas
principales de la pobreza de los campesinos. Por último, es oportuno recabar datos sobre los sistemas de
comercialización, ya que las deficiencias en el mercadeo es uno de los determinantes de los bajos niveles
de ingreso de los campesinos. Se pueden distinguir los siguientes sistemas de comercialización:

- Venta directa a los consumidores;

- Venta a través de un intermediario en un centro de acopio, que puede ser: a) único y siempre
el mismo; b) varios, con posibilidad de elección; 2) en la propia explotación;

- Venta de la producción a) ya cosechada; b) en pie, o sea aún sin cosechar (cuando el


comprador contrata a jornaleros que cosechan);

- Otras modalidades que corresponden a procesos muy difundidos en algunas industrias (como
la costura), en que el trabajador o trabajadora, aparentemente independiente, en realidad vende
su trabajo incorporándolo en la renta de algunos recursos productivos. En el sector
agropecuario esto ocurre en las pequeñas granjas de pollos, por ejemplo. Con frecuencia el
campesino recibe en sus propias instalaciones un número de pollos y el alimento que debe
suministrarles y después de que los animales alcanzan la madurez deseada, quien hizo el
encargo pasa a recogerlos y paga únicamente el servicio.

1.3.2. Retroalimentación.

¿Qué es la gestión empresarial?

Es la actividad empresarial que busca a través de personas (como directores institucionales,


gerentes, productores, consultores y expertos) mejorar la productividad y por ende la
competitividad de las empresas o negocios. Una óptima gestión no busca sólo hacer las cosas
mejor, lo más
importante
es hacer mejor
las cosas correctas y en ese sentido es necesario identificar los factores que influyen en el
éxito o mejor resultado de la gestión.
La entrada en el nuevo siglo y el panorama cambiante del mercado, sumado al aparecimiento y
desarrollo de las tecnologías de información y comunicaciones (TIC´s) ha hecho que las
empresas tengan que desenvolverse en un entorno cada vez más complejo. Por lo tanto, la
empresa agrícola moderna debe asumir el enorme desafío de modificar su gestión para
competir con éxito en el mercado. Se puede decir entonces que la mayor parte de las
empresas agrícolas se han visto en la necesidad de abrazar una gestión de adaptación a los
cambios y a las nuevas circunstancias venideras.
Capacidades y habilidades de la función gerencial:
La función gerencial implica tener capacidad para conducir personas, un don especial para ser
reconocidos y seguidos por los subalternos, indudablemente para esto se requiere capacidad
técnica profesional espontánea y otros aspectos directivos a como se señalan a continuación:
• Capacidad para tomar decisiones
• Imaginación honestidad, iniciativa e inteligencia
• Habilidad para supervisar, controlar y liderar
• Habilidad para visualizar la actividad hacia el futuro
• Habilidad para despertar entusiasmo
• Habilidad para desarrollar nuevas ideas

• Disposición para asumir responsabilidades y correr riesgos inherentes


• Capacidad de trabajo
• Habilidad detectar oportunidades y generar nuevos negocios
• Capacidad de comprender a los demás y manejar conflictos
• Imparcialidad y firmeza
•Capacidad de adaptarse al cambio
• Deseo de superación
• Capacidad técnica de marketing para promocionar los productos de la empresa
• Capacidad para el análisis y solución de problemas
• Paciencia para escuchar
• Capacidad para relacionarse
Factores de

competitividad que afectan la gestión:


Puntos críticos y determinantes de la competitividad a diferentes niveles:
Nivel Micro:
• Capacidad de gestión
• Estrategias empresariales
• Gestión de innovación
• Prácticas en el ciclo de producción
• Capacidad de integración en redes de cooperación tecnológica
• Logística empresarial
• Interacción entre proveedores, productores y compradores
Nivel Macro:
• Política de infraestructura fiscal
• Política educacional
• Política tecnológica
• Política de infraestructura industrial
• Política ambiental
• Política regional
• Política de comercio exterior
Clasificación de la gestión empresarial según sus diferentes técnicas:
Gestión empresarial es un término que abarca un conjunto de técnicas que se aplican a la
administración de una empresa y dependiendo del tamaño de la empresa, dependerá la
dificultad de la gestión del empresario o productor. El objetivo fundamental de la gestión del
empresario es mejorar la productividad, sostenibilidad y competitividad, asegurando la
viabilidad de la empresa en el largo plazo.

A continuación, las técnicas de gestión empresarial:


Análisis Estratégico: diagnosticar el escenario identificar los escenarios político, económico y
social internacionales y nacionales más probables, analizar los agentes empresariales
exógenos a la empresa.
Gestión Organizacional o Proceso Administrativo: planificar la anticipación del quehacer futuro
de la empresa y la fijación de la estrategia y las metas u objetivos a cumplir por la empresa;
organizar, determinar las funciones y estructura necesarias para lograr el objetivo
estableciendo la
autoridad y
asignado
responsabilidad a las personas que tendrán a su cargo estas funciones.
Gestión de la Tecnología de Información: aplicar los sistemas de información y comunicación
intra y extra empresa a todas las áreas de la empresa, para tomar decisiones adecuadas en
conjunto con el uso de internet.
Gestión Financiera: obtener dinero y crédito al menos costo posible, así como asignar, controlar
y evaluar el uso de recursos financieros de la empresa, para lograr máximos rendimientos,
llevando un adecuado registro contable.
Gestión de Recursos Humanos: buscar utilizar la fuerza de trabajo en la forma más eficiente
posible preocupándose del proceso de obtención, mantención y desarrollo del personal.
Gestión de Operaciones y Logística de abastecimiento y distribución: suministrar los bienes y
servicios que irán a satisfacer necesidades de los consumidores, transformando un conjunto de
materias primas, mano de obra, energía, insumos, información. etc. En productos finales
debidamente distribuidos.
Gestión Ambiental: contribuir a crear conciencia sobre la necesidad de aplicar, en la empresa,
políticas de defensa del medio ambiente.
Pautas básicas fundamentales para una gestión adecuada:
Para lograr obtener éxito la empresa agrícola y poder mantenerlo existen muchas fórmulas, sin
embargo, existen ciertas pautas fundamentales que los empresarios, operadores de servicio o
administradores deben de tomar en cuenta para gestionar adecuadamente su negocio sobre
todo si nos referimos a los pequeños microempresarios:
•Querer y cuidar a los clientes compradores
• Encuentre a los compradores que usted quiera
• Descubra qué quieren sus clientes compradores
• Oriente a su cliente comprador a obtener lo que quiera
• Entregue siempre un valor entregado
El éxito de una gestión empresarial dependerá de muchos factores, por ejemplo, la
localización, competencia, etc. Sin embargo, el empresario agrícola puede crear su propio
modelo según gestión adaptándose a sus habilidades empresariales y recursos disponibles
actuales y futuros.
Por otro lado, cuando el buen empresario productor o administrador está creando su propio
modelo de gestión deberá siempre efectuar lo siguiente:
• Planear a corto, mediano y largo plazo
• Usar herramientas
cuantitativas
en la toma de
decisiones
• Reducción y control de costos
• Generación de valor agregado
• Prever el cambio
• Mantener una visión amplia del negocio
Funciones básicas de la gestión:
Existen cuatro funciones básicas:
• Planeación.
• Organización
• Dirección
• Control
Por tanto, la capacitación en cuestión empresarial agrícola deberá fortalecer en todo momento
los conceptos referidos a las 4 funciones básicas:
Niveles y tiempo:
Planeación:
Esta función contempla definir las metas de la organización, establecer una estrategia global
para el logro de estas metas y desarrollar una jerarquía detallada de planes para integrar y
coordinar actividades, contempla las siguientes actividades:
• Asignación de recursos

• Programación
Organización:
Es la manera de diseñar la estructura de un negocio o empresa. Incluye la determinación de las
tareas a realizar, quien las debe realizar, como se agrupan las tareas, quien reporta a quien y
donde se toman las decisiones.
La estructura organizacional debe diseñarse de tal manera que quede claramente definido
quien tiene que hacer determinadas tareas y quien es responsable de los resultados.
Dirección, conducción y liderazgo:
Toda empresa, negocio, organización o institución agrícola está formada por personas, es
responsabilidad de los administradores dirigir y coordinar las actividades de estas personas.
Las direcciones consisten motivar a los subordinados, dirigir actividades de otros.
Control:
Una vez
fijadas las
metas, formulado los planes, delineados los arreglos estructurales, entrenado y motivado el
personal, existe la posibilidad de que algo salga mal. Para asegurar que las cosas vayan como
deben, se debe monitorear el desempeño del negocio u organización para comparar los
resultados con las metas fijadas y presupuestos.
Dirigir Comprende:
• Producir: Resultados, metas, eficacia.
• Administrar: Eficiencia, funciones.
• Emprender: Crear, innovar.
• Integrar: Personas, equipos y cultura.
El directivo 100%:
• Consigue resultados
• Conoce su especialidad
• Está muy motivado
• Es buen administrador
• Es un apasionado del detalle
• Es un magnifico coordinador
• Es creativo

• Tiene vocación empresarial


• Está dispuesto a asumir riesgos.
• Es sensible a la persona
• Es un líder para su equipo
GESTIÓN
EMPRESARIAL
Docente: Nahún Santos Chacón

Ingeniería en
Agronomía
V Semestre B

Unidad 2

Integrantes:
Yoer Chan
Xool
Miguel Alcocer Ávila
Jorge Alberto May de la Cruz
Diana Laura Ureña García
Laura Isabel Kauil Peraza
Imelda González Poot

UNIDAD 2.

GESTIÓN COMERCIAL

Una vez terminado el producto de un negocio viene la parte importante, de colocarlo al


mercado estas producciones que se están realizando para poder así volver a capitalizarse para
toda esta mecánica existen ciertos sistemas que se deben tomar en cuenta para que la
producción se ha colocada en cada lugar al cual fue hecha cubriendo con todas las
expectativas deseadas.

2.1. El mercado

En términos generales podemos considerar4 el mercado como un conjunto de personas y


organizaciones que participan de alguna forma en la compra y venta de productos y servicios, o
en la utilización de los mismos.

Son muchos los factores que influyen en que la empresa encuentre su hueco en el mercado:

 El comportamiento de la competencia, es decir, en el lugar en la que se encuentre, saber


si hay empresas que te puedan quitar la clientela.
 La evolución de la población, es decir, al lugar a la que vaya a construir la empresa, que
sea una población densa y creciente y no poca densa y decreciente: también que
disponga en sus alrededores de grandes empresas.
 Los canales
de

distribución o intermediarios, es decir, que tenga alguien que pueda distribuir los
productos.
 Las barreras de entrada en el comercio, es decir, que la competencia tenga dificultad
parta entrar al mercado. “Por ejemplo”, si en la localidad que tu estas solo hay un local
libre para comercio, tiene poca posibilidad para montar una empresa.
 Las innovaciones técnicas que afecten al sector, es decir, cada cierto tiempo irán
cambiando las cosas: más técnicas y mejores, etc. Según a lo que se dedique.

Clase de comercio

Se divide según los siguientes tipos:

Según el tipo de comprador hay:

 Los particulares: son los que se venden a los clientes directamente (soriana, la comer,
etc.).
 Las empresas: solo venden el producto a los particulares (el corte ingles compra
productos Nike a la empresa nike).
 Organismos públicos: al organismo público le trabaja la empresa (limasa limpia las
calles de un ayuntamiento).
 Otras instituciones: telefonía, etc.

Según el tipo de productos ofertados:

 productos agropecuarios y/o del mar.


 Materias primas.
 Productos manufacturados (directamente al consumidor).
 Servicios (colegios privados, electricistas, etc.).
 Activos financieros
 Ideas

Según los competidores:

 Monopolio (un producto es vendido por solo una compañía).


 Oligopolio (el producto lo ofertan muy pocas compañías).
 Monopolísticas (muchos clientes, muchos vendedores pocos productos diferentes).
 La competencia perfecta (muchos compradores, muchos vendedores y poco producto
diferentes).

2.1.1. Estratificación de mercado.


¿Cuál es tu
producto?,
¿Cuál es tu
mercado?

Todas las sociedades del mundo en la actualidad presentan estratificación social y es que
durante siglos ha existido la estratificación social y por consiguiente ha marcado la vida
humana y ha determinado el comportamiento de compra de los seres humanos.

Definición de estrato

Para definir un estrato social existen algunos criterios, y esto de clasifican en descriptivos
(sexo, etnia, edad) que son los que nos vienen dados y no podemos cambiarlos y los individuos
de adquirir nuevos criterios.

En las sociedades humanas de hoy en día hay tres tipos de estratificación social las cuales son
las más comunes: clase alta, clase media y la clase baja.

Esta clasificación es de gran ayuda para los mercados logos y las empresas en el momento de
ingresas a un nuevo mercado, ya que cada estrato presenta diferentes gustos y preferencias
de marcas y productos en muchos ámbitos (vestimenta mobiliaria del hogar, automóviles,
estudio, medios de comunicación y recreación), inclusos los consumidores asocian marcas de
productos y servicios con las clases sociales.

Usos y beneficios

La estratificación permite determinar el consumo de ciertos segmentos de la sociedad, así


como prever el comportamiento futuro de este.

Descripción de las características de la clase social identificadas en el mercado objetivo.

Desarrollo de un programa de mercadotecnia para maximizar la eficacia de la mezcla de


mercadotecnia con base en la coherencia con los atributos de la clase social.

2.1.2. Canales de comercialización.


Es el circuito a través del cual los fabricantes (productores) ponen a disposición delos
consumidores (usuarios finales) los productos para que los adquieran.

La separación geográfica entre compradores y vendedores y la imposibilidad de situar la


fábrica frente al consumidor hacen necesaria la distribución (transporte y comercialización) de
bienes y servicios desde su lugar de producción hasta su lugar de utilización o consumo.

Elementos de los canales de comercialización

El punto de partida del canal de distribución es el productor.


El punto final o de
destino es el
consumidor.

El conjunto de personas u organizaciones que están entre productor y usuario final son los
intermediarios.

Intermediarios

Algunas de las funciones que desarrollan los intermediarios son:

Investigación: recabar información necesaria para planear y facilitar el intercambio.

Contacto: encontrar a compradores potenciales y comunicarse con ellos.

Adaptación: modelar y ajustar el producto a las exigencias del consumidor. Para ello se
necesitan actividades como fabricación, clasificación, montaje y empaque.

Negociación: tratar de encontrar un precio mutuamente satisfactorio a fin de que se efectué la


transferencia de propiedad o posesión.

Distribución física: transportar y almacenar los bienes.

Financiamiento: obtener y usar los fondos para cubrir los costos de sus actividades.

Aceptación de riesgos: que supone realizar las funciones propias del canal de distribución.

2.2 La conducta del consumidor


La conducta del consumidor se ha analizado desde principios de siglo como un objeto de
estudio de gran interés. Sin embargo, sólo a partir de los años sesenta se comienzan a realizar
estudios sistemáticos destinados a evaluar las dimensiones subjetivas que influyen en las
conductas de compra y se comienzan a elaborar definiciones sistemáticas de lo que vamos a
entender por Comportamiento o Conducta del Consumidor.

“La conducta del consumidor puede ser definida como los procesos de toma de decisiones y
las actividades físicas implicadas en la evaluación, adquisición, uso y disposición de bienes y
servicios” (Loundon y Della Bitta, 1993). Por otra parte, la American Marketing Association la
define como “la interacción dinámica entre el afecto, la cognición, la conducta y las
circunstancias externas por las que los seres humanos conducen los aspectos del intercambio
en sus vidas.” (Peter y Olson, 1993).

Para Wilkie (1994) la conducta del consumidor implica las actividades físicas, mentales y
emocionales que la gente efectúa cuando selecciona, compra y dispone de productos y
servicios tanto para satisfacer necesidades como deseos.

Robertson, Zielinski y Ward (1984) agregan que la conducta del consumidor implica una
secuencia de decisiones y actitudes, centradas en la toma de decisiones sobre si consumir o
ahorrar, sobre las categorías de bienes y servicios a consumir, sobre las marcas a consumir,
sobre la conducta de compra y el shopping, y sobre cómo los productos serán usados y
eliminados.

Un aspecto central a considerar es la supuesta racionalidad de la conducta humana, supuesto


que subyazca a la mayoría de las teorías económicas y sus

investigaciones empíricas. Por el contrario, casi todas las aproximaciones psicológicas implican
que algo distinto a la racionalidad determina la conducta, la mayoría de los estudios señalan
que el principio de racionalidad, desde el punto de vista económico, no se mantiene. Es preciso
entonces definir lo que entendemos por racionalidad. Para Lee (1991), la racionalidad tiene dos
sentidos. Por un
lado, un
individuo se
comporta
racionalmente si esta persona parece sensible a las circunstancias que le rodean. Pero
también podemos referirnos a este concepto a la hora de describir el proceso por el cual una
persona toma una decisión: será racional si logra entender las consecuencias que se deriven
de su acción y selecciona aquel curso de acción cuyos resultados son más probables. La
economía considera fundamentalmente la primera acepción que se basa en una descripción de
la conducta a diferencia del segundo caso que se orienta a una descripción de los mecanismos
que subyacen a la conducta.

En este ámbito, se ha demostrado que los sujetos tienden a preferir resultados inmediatos en
lugar de retrasar la gratificación, aunque esta sea mayor a largo plazo. Ello implica que, de no
mediar otros factores, socialización, valores, actitudes, es más probable una conducta de gasto
que una conducta de ahorro y por ello la conducta de compra es un elemento importante de
estudiar porque determina los patrones económicos de la sociedad actual.

2.2.1 Factores que determinan el consumo


Las empresas enfocan sus esfuerzos en generar estrategias que relacionen al público con la
marca que comercializa, mismas que deben ser elaboradas con base en estudios referentes al
tipo de público al cual se quiere llegar.

La conducta que tenga el público frente a un producto determinará, en gran parte, el éxito o
fracaso que obtenga, motivo por el cual ubicar marcas dentro

de entornos relacionados a ella es un tema al que se le necesita dar importancia.

Además de lo anterior, existen factores externos al producto que pueden determinar el


comportamiento del consumidor en un punto de venta, como:

1. La apariencia

Los productos renuevan su packaging al mismo tiempo de que lo dotan con características
para que la atención del público se centre en ellos. Contar con empaques que sobresalgan del
resto implica que el consumidor se enfoque en querer saber más de ellos.
2. Beneficios
que le
brinda

Las personas asisten a tiendas comerciales con dos fines, uno, conocer lo que hay en
mercado, y dos, encontrar un producto que solucione un problema, para ello tendrán en cuenta
los beneficios que dicha marca tenga. Existen compañías con productos similares que no
cubren los mismos elementos.

3. Publicidad realizada

La promoción en torno a un producto es importante para que el


público lo conozca y lo ubique como una marca que puede llegar a
satisfacer sus necesidades. Publicitar una marca por diferentes
medios de comunicación ayudará a que más personas lo conozcan y evalúen la posibilidad de
adquirirlo.

4. Características personales

La edad, el género, el entorno y el estilo de vida que lleva una


persona, determinará los elementos a los cuales les prestará atención y a cuáles no. Para que
un producto tenga
éxito, los
mercadólogos deben de tener en cuenta estos factores para evitar que la marca incurra en
errores.

5. Ubicación dentro de la tienda

Acomodar un producto en un lugar no muy transcurrido dentro


de un punto de venta ocasionará que el público no se interese
en él, en cambio sí es ubicado en lugares estratégicos
generará más atención por parte del consumidor. Es preferible ubicar productos a la altura dl
público para evitar que tengan que hacer movimientos más allá de estirar la mano.

2.3. Elementos De Gestión Comercial


La gestión comercial es un término relacionado a la mercadotecnia o marketing, es decir, te
proporciona las técnicas de como promover un producto o servicio ofrecido por una pyme o
micro pyme. Ofrece todas las herramientas necesarias para administrar y gestionar
adecuadamente las principales actividades comerciales de la organización en mercados cada
vez más saturados y competitivos. No hay que olvidar que la venta, es un definitiva, el objetivo
final de cualquier pyme. Por ello en el proceso comercial y de negociación, el elemento más
significativo es la comunicación.

2.3.1 Las Cuatros P´S


Las actividades de marketing son esenciales para llevar productos y servicios de la empresa a
sus consumidores. Las "4P" reflejan una fórmula simple para abordar sus elementos centrales.

Para que un producto llegue a su mercado, el marketing es una estrategia que abarca
producto, precio, publicidad, y punto de venta; estos 4 elementos centrales, en simultáneo, el
cliente perciba su valor y lo quiera comprar, y la empresa invierta sus recursos de manera
eficiente.
Para recordarlos fácilmente, se resumen en las 4P, que detallamos a continuación:

 Producto. ¿Qué vendes exactamente? ¿Qué beneficios ofreces a tus clientes? ¿Qué
características definen tu producto o servicio? Considera no solo el qué, sino el cómo: envase,
nombre, forma de entrega, atención, tiempos, etc.

 Precio. ¿Qué valor tiene lo que ofreces a tus clientes? ¿Cuánto vale algo similar en el
mercado? ¿Tu producto va a ser exclusivo o económico? La fijación del precio de un producto
no es
solo el
resultado de
sus costos
más la ganancia esperada, sino un complejo proceso que impacta en la imagen ante los
clientes.

 Publicidad. ¿De qué forma vas a dar a conocer tu producto o servicio? ¿Dónde están tus
clientes? De acuerdo a los medios que utilices, los mensajes que elijas y la inversión que
realices, puedes alcanzar a distintos públicos. Hay que tener en cuenta formas de
comunicación tradicionales, como los avisos, pero también las promociones y descuentos, y las
campañas de fidelización.

 Punto de venta. Las definiciones sobre canal de ventas y formas de


comercialización impactan en tu negocio. No es lo mismo el marketing mayorista, minorista o
de venta hacia el gobierno y organismos públicos. Venta directa, distribuidores, venta online y
franquicias son opciones comerciales que puedes evaluar y que implican distintos
acercamientos a los clientes.

De una estrategia de marketing integral que combine estos cuatro aspectos centrales de forma
coherente, alineada y orientada a tu público objetivo, dependerá en gran parte el éxito
comercial de tus productos o servicios.

2.4. El plan de Márquetin

El plan de marketing es una herramienta vital y necesaria para toda empresa del S.XXI.
Actualmente nos encontramos ante un entorno altamente competitivo y dinámico, donde la
empresa debe afrontar continuamente nuevos retos. Sin duda, la globalización de mercados,
internet, la inestabilidad económica y un continuo desarrollo y avance tecnológico producen
una serie de cambios que determinan el éxito de toda empresa. La adaptación de las empresas
a este nuevo paradigma no puede ser improvisada y es necesario elaborar un plan de
marketing que permita anticiparse y afrontar los cambios del entorno.

El plan de marketing se puede definir como la elaboración de un documento escrito que está
compuesto por la descripción de la situación actual, el análisis de dicha situación, el
establecimiento de objetivos de marketing, la definición de estrategias de marketing y los
programas de acción.

Fases Del Plan De Marketing:


Descripción De
La Situación
Nos
encontramos en el punto de partida de todo plan de marketing. Hemos de describir tanto la
situación actual externa como interna.

En la descripción de la situación actual externa se describen aquellos factores que son


externos y por tanto incontrolables por la empresa pero que afectan directamente a su
desarrollo. En este punto hemos de describir:

-Entorno general: información relacionada con datos económicos, sociales, tecnológicos,


políticos, culturales, medioambientales…

-Entorno sectorial: grado de dificultad de entrada de nuevos competidores, análisis de


proveedores clave, obtener información detalla sobre gustos intereses de los clientes.

-Entorno competitivo: hemos de realizar un estudio detallado sobre nuestros principales


competidores.

-Mercado: en este apartado se debe de incluir información sobre la evolución y tendencia de


nuestro mercado (productos, segmentos, precios…)

En la descripción de la situación actual interna hemos de detallar información relevante sobre:


producción, finanzas, marketing, clientes y recursos humanos de nuestra empresa.

Análisis De La Situación

El objetivo de la etapa del análisis de la situación es dar a conocer la situación actual en la que
se encuentra la empresa.

Fijación de objetivos
Una vez hemos
analizado la
situación, ya
estamos en disposición de establecer nuestros objetivos de una forma realista. Para fijar
correctamente los objetivos en nuestro plan de marketing, tenemos que seguir las siguientes
pautas:

-Los objetivos tienen que ser adecuados y coherentes, de nada sirve fijar unos objetivos
inalcanzables, lo único que podemos conseguir con ello es la desmotivación.

-Los objetivos tienen que estar definidos claramente para que no puedan inducir a ninguna
clase de error.

-Definidos de una forma concreta. Objetivos específicos por unidades de negocio, zonas
geográficas, productos, etc.

-Es necesario marcar plazos para su consecución, esto ayudara a motivar su cumplimiento.

En todo plan de marketing existen dos clases de objetivos que se deben de fijar, los objetivos
cuantitativos y los cualitativos. Los objetivos cuantitativos expresan todos aquellos objetivos
que se pueden cuantificar, por ejemplo, volumen de ventas, porcentajes de fidelización de
clientes, beneficios, facturación, etc. Sin embargo, los objetivos cualitativos son aquellos
objetivos que por la dificultad o su elevado coste de cuantificar se expresan de forma
cualitativa. Como, por ejemplo: aumentar la notoriedad de marca o ser líderes de mercado.

Estrategias De Marketing

Las estrategias en el plan de marketing definen como se van a conseguir los objetivos que
hemos planteado en la etapa anterior.
-Estrategia de Cartera:
Podemos utilizar herramientas como la matriz BGC o la matriz McKinsey-General Electric para
ayudarnos a tomar decisiones estratégicas sobre nuestra cartera de productos y poder priorizar
la inversión de recursos dependiendo de la importancia sobre la consecución que estos tengan
sobre los objetivos.

-Estrategia de Segmentación:
No podemos
considerar al
mercado
como una unidad e intentar satisfacer a todos sus miembros con la misma oferta. Es necesario
dividir el mercado en grupos con características y necesidades semejantes. Así lograremos
optimizar nuestros recursos de marketing. Hay cuatro variables principales para segmentar
nuestro mercado: geográfica, demográfica, psicográfica y conductual.

-Estrategia de Posicionamiento:
El posicionamiento es el espacio que el producto o servicio ocupa en la mente de los
consumidores respecto de la competencia. Podemos establecer posicionamientos basados en
características de productos, calidad-precio o estilos de vida. Para poder establecer una
estrategia de posicionamiento es necesario responder antes a ciertas preguntas: ¿cómo
perciben los consumidores a nuestra competencia?, ¿qué atributos valoran los clientes?, ¿Cuál
es nuestro actual posicionamiento?, ¿qué posicionamiento queremos alcanzar?, ¿tenemos los
medios necesarios para ello?

Marketing MIX:
En este punto hemos de tomar las decisiones estratégicas sobre las famosas 4Ps del
marketing: producto, precio, distribución y comunicación. Las 4Ps han de trabajar
conjuntamente y han de ser coherentes entre sí.

2.4.1. Etapas para elaborar el plan

Nos encontramos en la etapa más operativa del plan de marketing. Esta parte táctica del plan
nos ayuda a llevar a cabo las estrategias de marketing para cumplir con los objetivos fijados.

-Acciones sobre productos: modificaciones o cambios de packaging, lanzamientos o


modificaciones de productos, desarrollo de marca, incluir servicios.
-Acciones sobre precios: modificaciones de precios, descuentos, financiación, etc.
-Acciones sobre ventas y distribución: modificación de canales de distribución, renegociar
condiciones con mayoristas, mejoras en plazos de entrega, aumentar o disminuir la fuerza de
ventas, expandir o reducir las zonas de venta, etc.
-Acciones sobre comunicación: publicidad, promoción de ventas, relaciones públicas.

Supervisión
Las
reuniones
periódicas, el cuadro de mando y los KPls suelen ser las medidas más utilizadas para la
supervisión. De nada sirve un plan de marketing si no supervisamos su implementación y no
corregimos los imprevistos que puedan surgir.

Conclusión

En resumen, podemos decir que en cualquier empresa o institución se desenvuelve una cierta
cantidad de tareas que se apoyan en la gestión administrativa de la misma. Para que se
produzca el correcto desarrollo de la gestión administrativa es necesario que la misma
contribuya en una mejora para la eficiencia en el seno de la organización.

El fin de la persona responsable de la gestión administrativa es garantizar la disposición de


determinadas capacidades y habilidades con respecto a este tema, por ejemplo, la capacidad
de liderazgo, la de dirección y en especial, la capacidad de motivación que le puede
proporcionar a su equipo de trabajo. Como complemento imprescindible no podemos ignorar el
hecho de que, en la actualidad para lograr el desarrollo de estas capacidades mencionadas, el
responsable de la gestión administrativa de cualquier entidad debe disponer de fundamentos
coherentes cuando lleve a cabo la utilización de los recursos económicos, materiales y
humanos para el cumplimiento de los objetivos de la misma
Bibliografía

http://www.tordera.cat/ARXIUS/Promocio_economica/GESTION_COMERCIAL___CCC_.pdf

http://www.buenosnegocios.com/notas/324-las-4-p-del-marketing

https://www.gestionyadministracion.com/empresas/gestion-administrativa.html

https://www.uninorte.edu.co/web/gestion-administrativa-y-financiera/gestion-administrativa

https://www.siigo.com/blog/empresario/sistema-de-gestion-administrativa/