Sie sind auf Seite 1von 3

Fines De La Educación Bilingüe Intercultural

Algunos de los rasgos fundamentales de la interculturalidad, que


constituyen la base de la educación bilingüe intercultural -EBI- son los
siguientes:

a) El convencimiento de que las culturas no son completas en sí


mismas, sino que necesitan unas de las otras.

b) El convencimiento de que es preciso aprender a convivir entre


culturas diferentes. Debemos decir no a la autosuficiencia cultural. Hay
ladinos racistas, pero también hay mayas racistas.

c) Una voluntad y disposición clara de aprender del otro.

d) Un cierto grado mínimo de distanciamiento crítico de las personas


respecto a la propia cultura, sin que ello signifique merma en la
identificación étnica o cultural de la persona o en su sentido de
pertenencia.

La interculturalidad debe ser una realidad que asegure el respeto a la


diversidad porque, como dice Boaventura Sousa de Santos: “Tengo
derecho a la igualdad, cuando la diferencia me inferioriza; pero tengo
derecho a la diferencia, cuando la igualdad me descaracteriza”

Hacia un nuevo sistema educativo nacional, desde la


interculturalidad

Necesitamos con urgencia de educación con calidad, lo cual “implica


posibilidades equitativas de acceso y permanencia dentro del sistema
de educación, así como posibilidades de participación plena en los
actos y decisiones educativas; para poder adquirir, en el tiempo
esperado, conocimientos pertinentes y relevantes.”. Y dentro de la
pertinencia y relevancia, la cultura y la interculturalidad juegan un
papel central e importante.

De allí, que desde estos aspectos, necesitamos avanzar hacia un


nuevo sistema educativo nacional guatemalteco, con las siguientes
características:
a) Sistema descentralizado y regionalizado, según áreas lingüísticas y
culturales.

La actual distribución de la población por departamentos es parte de


una herencia colonial que profundizó la marginación étnica y social y
que además no ha coadyuvado a resolver problemas tan difíciles en el
campo de cobertura educativa. La opción acertada es descentralizar la
administración y la toma de decisiones, tomando en cuenta la
estructura milenaria de los pueblos indígenas.

b) Sistema con pertinencia cultural, como derecho:

A las comunidades indígenas, se les ha negado históricamente el


derecho a ser protagonistas en la definición curricular y a participar en
los aspectos financieros administrativos de la educación; el Estado
debe promover un educación que responda a las características
culturales de las comunidades indígenas para asegurarles su derecho
a ser educados en su propia cultura e idioma.

c) Sistema que valore e impulse las experiencias educativas mayas:

El alcanzar la paz supone hacer cambios serios y profundos en la


educación de todos los guatemaltecos desde su cultura, que
contribuya a la configuración de una nación multiétnica, plurilingüe y
multicultural. Las experiencias educativas mayas han abierto un
importante camino en la línea de la pertinencia y de las respuestas
adecuadas a las necesidades educativas del país. De allí que
valorarlas e impulsarlas debe ser hoy una estrategia del sistema
educativo.

d) Sistema que invierta basado basada en la concertación social:

Históricamente, los procesos de cambios en la educación han


respondido a planteamientos de partidos políticos. El momento actual
debe privilegiar un proceso amplio de consulta participativa -con las
organizaciones de la sociedad civil- para la toma de decisiones en lo
que respecta inversión en educación.
Necesidades e intereses educativos de los cuatro
pueblos
Guatemala es un país que cuenta con una riqueza cultural y lingüística
diversa. En él conviven cuatro pueblos: el pueblo maya que se
subdivide en 22 comunidades sociolingüísticas de tronco común, el
pueblo Garífuna y su idioma materno, el Garinagú, el pueblo Xinka que
habla el Xinka y el Pueblo Ladino cuyo idioma materno es el Español.

De los 12,660 millones de habitantes calculados en el año 2004 por el


1 King, Linda: La Educación en un Mundo Plurilingüe, UNESCO 2003.
2 9 Modelo Educativo Bilingüe E InteRCULTURAL 10 Instituto
Nacional de Estadística –INE-, más de la mitad son considerados
indígenas, quienes aún viven en situaciones precarias. Según datos
del 2007, la situación de pobreza en el país, lo vive más del 82% de la
población en general. La mayoría de esta población es del área rural e
indígena, contra un 18% de la población de la ciudad y del área
urbana. En educación, de acuerdo con datos recientes de la Comisión
Nacional para la Reforma Educativa –CNPRE-, solo el 30% de niños y
niñas indígenas lograron tener acceso en preprimaria, el 36% en el
nivel primario y el 12% en secundaria básica2. Con relación a las
demandas sociales, después de los 36 años de conflicto armado
interno, la población en general guatemalteca, demanda cada vez más
la necesidad de una educación que contribuya al desarrollo de valores
de convivencia armónica, de paz y de cohesión social. Pero sobre
todo, materializar en la educación nacional los contenidos de los
Acuerdos de Paz, como pactos sociopolíticos en materia de desarrollo
humano, en educación, la salud y en el combate a la pobreza, el
fortalecimiento de la identidad nacional y el ejercicio de los derechos
de los Pueblos Indígenas con identidad. En este sentido, la educación
en los derechos humanos debe ser prioridad para todas las personas,
principalmente para los que prestan los servicios educativos e
imparten las leyes que velan por el ejercicio pleno y el respeto a los
derechos humanos.