Sie sind auf Seite 1von 2

CURSO: Antropología UNIDAD 2: La Persona en situación

RECURSO DE APRENDIZAJE:

SOBRE EL TRABAJO
“(…) la utopía del trabajo reúne en los discursos y en la realidad a los pensadores de doctrinas
distintas o contradictorias (cristianos, humanistas y marxistas) pero, las preguntas siguen ahí, sin
respuestas claras: ¿cuál trabajo?, ¿bajo qué condiciones?

El problema es que ya no es posible seguir-hablando-del-trabajo sólo en términos generales y, al


mismo tiempo, omitir de precisar las condiciones de su realización. En vano seguimos insistiendo
en confundir el trabajo definido en un sentido amplio, aquél que puede recubrir realidades muy
diferentes (pintar, escribir un poema, leer, hacer teatro…..) de aquél definido en el siglo XVIII
(Smith) y que se refiere fundamentalmente a un factor de producción, regido por reglas
económicas y jurídicas precisas y que apuntan a un fin determinado (crear valor intercambiable)
(…)

La situación actual a la que se enfrentan nuestras sociedades industrializadas, incluso las menos
desarrolladas, es eminentemente paradojal: por un lado, la productividad del trabajo ha
aumentado considerablemente desde hace un siglo y, en particular, desde los años 1950. En
palabras simples, nosotros somos capaces de producir cada día más con cada vez menos
trabajo y, por lo tanto, por fin es posible pensar y concebir un relajamiento del sufrimiento
humano que representa satisfacer nuestras necesidades por el trabajo. Sin embargo, por otro
lado, esa revolución productiva se acompaña de un largo cortejo de lamentaciones, debido a que
la menor demanda de trabajo conduce al desempleo de una parte importante de la población
activa y, junto a ello, se extiende la miseria económica y aumentan las desigualdades sociales
(...)
Eduardo García de la Sierra, ¿Qué hacer con el Trabajo?, Agosto 2004

(…)También es necesario recordar que muy pocos trabajos, casi ninguna actividad, realizados
honestamente, pueden considerarse trabajo indigno en sí mismo. Otra cosa es que existan
estructuras sociales, culturales y económicas que creen o perpetúen condiciones indignas en el
trabajo (…)

http://www.oei.es/etp/trabajo_decente_formacion_profesional_ferrer.pdf

(…) La razón práctica de los políticos y economistas de salvar el trabajo, en nuestras


sociedades, se fundamenta en el hecho que esa actividad aparece antes nuestros ojos como
una “invariante de la naturaleza humana”: su rastro se encuentra siempre y por todos lados;
también, al parecer, sólo por medio del trabajo le es permitido al hombre alcanzar su realización
(esa metafísica muy influyente que dice “el hombre se expresa por sus obras”). El trabajo
aparece, por lo tanto, en el centro y en el fundamento de la vida social, ya que por su intermedio,
el hombre se pone en contacto con su exterioridad: frente a la naturaleza, a la cual él se opone
para crear una cosa humana; frente a los otros, con los cuales y para los cuales, él realiza esa

1
CURSO: Antropología UNIDAD 2: La Persona en situación

tarea. El trabajo es, por tanto, para nuestras sociedades, lo que expresaría el punto más alto de
nuestra humanidad, nuestra condición de seres finitos, creadores de valores y de seres sociales.
El trabajo es la esencia y la condición del hombre contemporáneo. De aquí que los economistas,
los sociólogos, los políticos en general, consideren el trabajo una verdadera “categoría
antropológica”, como lo es el lenguaje (…)
Universidad de Chile, Departamento de Pregrado, Cursos de Formación General

(…) La persona humana no agota toda su actividad en las funciones animales propias de su
especie: el mamífero humano transforma la Naturaleza y se transforma a sí mismo mediante el
trabajo y la cultura.

El trabajo tecnológico ha sido la base del desarrollo de las sociedades humanas. La técnica y la
civilización exigen un uso de la razón como instrumento de manipulación y dominio de la
Naturaleza. Este uso de la razón para potenciar la explotación de los recursos no implica
automáticamente el desarrollo humano integral.

Un ejemplo de cultura tecnológica que no humaniza al hombre es el desarrollo del armamento y


las técnicas de las guerras biológicas.

La cultura humana es un proceso de progreso racional y libre de todos los individuos que exige a
veces elegir en función de valores. El hombre es creador de cultura porque es sujeto consciente
y libre que coopera con otros a elaborar un modelo de hombre, unos valores e incluso una
concepción global del mundo (…)

Filosofía 3, Departamento de Investigaciones Educativas de la Editorial Santillana, S.A, España,


1989.