Sie sind auf Seite 1von 7

5 Buenas razones para crear una

Red Interna en la empresa.


RELACIONADO CON: CONOCIMIENTO, EMPLEADOS, EMPRESAS, HERRAMIENTAS
COLABORATIVAS, RECURSOS HUMANOS,REDES INTERNAS CORPORATIVAS, REDES
SOCIALES, SOCIEDAD INFORMACIÓN

MIREIA RANERA

Cada vez más, nuestros empleados encuentran fuera de la


organización redes sociales y herramientas colaborativas para
compartir y relacionarse con otros profesionales y amigos: Linkedin,
Xing, Facebook, Twitter, YouTube (compartir videos), flyker
(compartir imágenes), Wikipedia (compartir conocimientos), Blogs
(compartir ideas)…
¿Por qué no ofrecemos internamente canales similares? ¿Los
medios que tenemos actualmente consiguen que los
empleados se relacionen y compartan?
Creo que en un futuro no muy lejano, los empleados buscaran en sus
empresas los medios y canales sociales que están encontrando fuera.
¿Nos interesa a las empresas potenciarlo?
5 razones para apostar por las Redes Internas:

1. Velocidad de acceso al conocimiento, que fluye y se


preserva.
Una Red Social para empleados consigue que fluya el conocimiento
que existe en la empresa, se comparta, se preserve y no se pierda un
patrimonio fundamental. Un empleado aporta su idea, los resultados
de un proyecto, una experiencia de éxito, links de artículos, estudios,
blogs, revistas, ponencias… y queda en la red para ser compartida y
consultada por todos.
Permite a los empleados adquirir y enriquecerse constantemente con
nuevos conocimientos, identificar a compañeros expertos, solicitar
ayuda, disponer de más documentación para resolver situaciones
complejas y tomar decisiones con más información y velocidad.
2. Más comunicación, mayor confianza, más entendimiento
entre compañeros:
Una Red Interna favorece y potencia las relaciones, las
comunicaciones, las conversaciones y las interacciones entre los
compañeros de las diversas áreas, equipos, países, delegaciones.
Es fácil compartir temas personales de forma más emotiva y menos
distante o protocolaria y esto nos acerca: saludar a una persona que
acaba de incorporarse, compartir un acontecimiento personal (boda,
nacimiento…), una actividad ajena al trabajo, charlar sobre una
afición común o un tema de actualidad no profesional…
Visualizar el perfil y las aportaciones de los miembros nos ayuda a
conocernos: en qué área trabajan, su trayectoria profesional, en qué
proyectos están, qué aficiones tienen, qué opinan, qué saben, qué
aportan…
Compartimos, nos contamos, nos ayudamos y las relaciones
profesionales se hacen más humanas y más fuertes basadas en la
confianza recíproca y el respeto mutuo, favoreciendo el
entendimiento.
3. Mayor efectividad en las comunicaciones internas y más
orgullo de pertenencia.
Permite mantener informado al personal sobre los logros y las
dificultades con más frecuencia, cercanía y trasparencia, consiguiendo
que se entiendan, vivan y acepten con mayor compromiso e
implicación las decisiones de: nuevos proyectos, cambios en la
organización, éxitos conseguidos, actos internos, iniciativas,
momentos de crisis, decisiones difíciles….
El empleado vive de una forma menos burocrática y más cotidiana los
diferentes momentos de la compañía, entiende mejor las razones que
motivan los cambios y qué se pretende conseguir con ellos, las
adaptaciones son menos traumáticas, y se sienten más involucrados
e implicados con la empresa.
4. Empleados más creativos e innovadores:
Se facilita un espacio virtual que invita a los empleados
independientemente de su nivel jerárquico y especialidad a aportar
sus opiniones, ideas, sugerencias… y lo que es más importante: un
medio para ser escuchadas, en donde el feed-back y la interactividad
son inmediatas, lo cual anima a la participación y la proactividad.
Todos pueden aportar, sugerir, opinar…todos tienen voz en la
organización y son fuentes de inspiración y mentes pensantes en la
empresa.

5. Equipos más cohesionados, eficientes y productivos:


Las redes internas permiten crear grupos específicos relacionados con
proyectos o retos concretos de la compañía. Esto facilita a los
miembros implicados el compartir y unificar la documentación
relacionada con el proyecto, conocer los deadlines y la evolución de
las diferentes fases, debatir sobre su estado/desarrollo/evolución,
compartir el know-how aprendido, utilizar wikis para trabajar de
forma colaborativa un mismo documento, etc.
Trabajar con un mismo reto, con unos mismos objetivos fomenta el
trabajo en equipo, estimula la participación y aumenta el
rendimiento. El empleado se siente parte de algo, se involucra más,
se siente generoso y orgulloso de aportar, más comprometido y más
satisfecho.

Uno de los principales problemas que enfrentan las nuevas empresas, es que sus redes
no fueron diseñadas para tan vertiginosa evolución y demanda de servicios.
La mayoría de redes empresariales están compuestas de muchos productos diferentes,
vagamente conectados, con diferentes requerimientos y muchas dependencias, esto hace
que sean una pérdida constante de recursos por su complejidad y fragilidad, aumentando
el riesgo de pérdida de información.
Aquí te damos algunas tendencias para mejorar las redes internas de tu empresa:
1.
1. Virtualización de las redes: Esta nueva tendencia en redes controladas por
software (SDN), nace en el 2013 ante la necesidad de tener un mayor control sobre lo que
sucede y priorizar el envío y recepción de datos, esta tecnología permite a los
administradores de red tener el control absoluto, en una sola interfaz gráfica intuitiva y de
fácil uso, permitiendo diferentes tipos de protocolos para conexiones (MPLS, LTE, 3G).
2. Firewall de próxima generación (NGFW): los firewall tradicionales basados en IP/puerto
han quedado obsoletos ante su poca capacidad de detectar amenazas, por esto nacen
los NGFW, como solución, ya que son capaces de detectar y detener los ataques de
manera eficiente, mediante la inspección de tráfico avanzado, la detección y control de
aplicaciones y usuarios, sin importar el protocolo ni puertos de comunicación que usen. En
su mayoría usan inteligencia artificial para detectar patrones de comportamiento inusuales
y ir aprendiendo de sus propias experiencias.
3. Web Application firewall (WAF): Este tipo de firewall es usado para controlar los accesos
de aplicaciones o servicios web en capa 7 (según modelo OSI), lo cual nos permite
configurar accesos a aplicaciones de pruebas sin que sean explotadas las
vulnerabilidades.
4. Sandbox: las cajas de arena son un componente esencial a la hora de mejorar la
seguridad de tus redes empresariales, ya que estas neutralizan cualquier amenaza de
manera rápida y efectiva, ya que aísla el ataque a un entorno fuera del ecosistema
empresarial.
5. Seguridad privada en la nube (Private cloud Security): Si tu empresa ya tiene o está
pensando en migrar sus centros de datos a nubes privadas con máquinas virtuales (VM),
ya existen en el mercado varias opciones de software que permiten integrarse con
diferentes servicios de nubes pública o privadas (AWS, azure, cisco, IBM) garantizando la
integridad y seguridad de los datos.
6. Protección perimetral: Es la integración de diferentes tecnologías (como las nombradas
anteriormente) que se alinean para optimizar todo el ecosistema de la red empresarial,
para mantenerla segura, disponible y confiable en todo momento.
Estas nuevas tecnologías resuelve la gran mayoría de problemas en las redes de las
empresas, aportando valor agregado en seguridad, con la implementación en sus software
de inteligencia artificial y machine learning.
Esto permite mitigar casi cualquier clase de ataque y mantener seguro el activo más
valioso de tu organización, qué es la información.
Claves para aprovechar mejor la
red interna de la empresa
 El hardware al servicio del negocio. No es recomendable que se estén
utilizando varias impresoras sólo por el motivo de que una no esté
instalada en determinados ordenadores, o que se tenga una impresora
diferente para cada mesa de trabajo. ¿Por qué conectarla en red junto
con los ordenadores y utilizar todos la misma?

 Compartir contenidos y datos. Aunque existen muchos sistema de


almacenamiento en línea que se pueden aprovechar, normalmente son
servicios de pago, y consumir espacio implica un gasto de recursos.
¿Por qué no utilizar la red interna de la empresa para compartir
archivos dentro del mismo negocio? Es una manera de ahorrar recursos.

 Ahorrar luz eléctrica y hardware: cuando se dispone de una buena


red de ordenadores, generalmente estamos utilizando menos nodos, ya
que hay algunos que funcionan en todos los terminales. Eso permite un
ahorro en diferentes sentidos: menos gasto de luz eléctrica y no hay
necesidad de comprar y mantener tantos dispositivos.

 Evitar la fragmentación de datos: en las empresas hay datos y


ficheros de uso común en diferentes departamentos, que quedaría mejor
si se centralizaran para su uso compartido. De esta manera, se evita
tener que estar enviándose unos a otros las actualizaciones, lo que
corregiría muchos errores humanos.

 Más seguridad para tu negocio: una red de sistemas informáticos


permite que tus archivos no estén únicamente ubicados en un terminal,
sino en diferentes lugares. De esta manera, si una de las computadoras
se estropea, los archivos no se perderían. Además, lo recomendable es
que esa red de ordenadores disponga de un sistema centralizado de
copias de seguridad.
Una red es el término empleado generalmente para designar un cierto número de ordenadores conectados entre
sí. Estas redes, cuando se sitúan en áreas geográficas limitadas (recinto, edificio, campus...) poseen una gran
velocidad y un coste reducido, denominándose Redes de Area Local (LAN).

Objetivo
Ventajas de la organización
¿Qué necesitamos para su configuración?
Ejemplo práctico
Bibliografía

Objetivo
El objetivo es conseguir la optimización del uso de recursos:

hardware: impresoras, scanners, espacio en disco duro, etc...

software: bases de datos, correo electrónico, ficheros, antivirus, etc...

compartiendo aquellos que resultan más costosos, reduciendo la necesidad de espacio físico e incrementando la
capacidad de comunicación entre los miembros de la empresa.

Los PC´s de la empresa (puestos de trabajo) conservarán su independencia funcional, pero podrán
aprovecharse de todos los recursos compartidos en el momento que lo necesiten.

La configuración habitual cuando se tienen que conectar seis o más equipos, o bien se necesita trabajar
con archivos de gran tamaño (bases de datos) o con información que se actualiza a menudo, es la red
cliente-servidor:

Clientes: son los puestos de trabajo, que demandan información o el uso determinados recursos.

Servidor: es un ordenador de mayor capacidad y complejidad, dedicado a la asignación de los recursos


compartidos que están a disposición de los usuarios y puestos de trabajo.

El servidor es gestionado por un responsable con conocimientos informáticos, el administrador de red,


encargado de dar de alta a nuevos usuarios, actualizar información, resolver problemas y del mantenimiento de
la red en general.

Cuando se desea que toda la empresa tenga acceso a Internet lo ideal es disponer de un servidor de
web, un equipo que no necesita mucha capacidad ni complejidad y evita que los usuarios de Internet accedan a
la red privada interna de la empresa.

Ventajas para la organización

Incremento en la productividad del personal


Mediante el acceso más rápido a los recursos que necesitan, sin tener que esperar para imprimir en una
impresora específica, intercambiarse diskettes o utilizar un determinado puesto de trabajo para acceder a la
base de datos. Además, el uso de Internet posibilita la comunicación con el resto del mundo y favorece las
labores de investigación.

Optimización del presupuesto en comunicaciones


Se reduce el gasto en papel, correo postal y mensajeros, mediante el uso de correo electrónico y el
intercambio de información a través de la red; se puede programar el envío de fax fuera de las horas punta;
se paga por una única conexión a Internet que es compartida por toda la empresa.

Ahorro en equipos costosos


Las impresoras laser se comparten; incluso se puede disponer de un equipo de altas prestaciones
(impresora, copiadora, fax, teléfono y scanner todo en uno) compartido por determinados puestos de
trabajo para los que sea necesario su uso.
Escaso personal de mantenimiento
Habitualmente basta con una persona, responsable de mantener los equipos y periféricos perfectamente
configurados, de actualizar la información relevante para los empleados y clientes y de compartir de forma
selectiva aquellos recursos críticos de la empresa. Así mismo, es el encargado de gestionar las cuentas de
los usuarios de los distintos puestos de trabajo, ya que una estructura en red permite que haya más
usuarios que puestos, personalizando su acceso para cada uno, independientemente del puesto físico en el
que se sitúen.

Tiempo de implantación pequeño


Si la empresa dispone de los puestos de trabajo, la implantación se reduce a distribuir un cableado e
instalar un conjunto de aplicaciones adecuadas al trabajo en red. El uso de estas aplicaciones es muy
sencillo y no supone una adaptación brusca si se está familiarizado con el uso del PC y su entorno, ya que
la mayoría de ellas actúan de forma transparente gestionadas por el servidor, facilitando el trabajo diario y
el intercambio fluido de información.

¿Qué necesitamos para su configuración?

Hardware:
Puestos de trabajo o PC’s de la empresa.
Equipo servido de altas prestaciones. Se puede valorar tener un servidor web independiente del
servidor principal.
Periféricos de uso general como la impresora, el scanner, el fax, u otros más específicos como una
cámara digital, etc...

Software:
Sistema Operativo de red que administra y coordina las operaciones.
Aplicaciones empresariales entre las que destacan las bases de datos, los programas de gestión y
contabilidad, etc...
SW de acceso a Internet y programa de correo electrónico.

Conexión:
Para conectar los equipos y que la red funcione es necesario instalar unas tarjetas de red en los ordenadores a
las cuales llega el cableado (par trenzado) desde el equipo de conexión, que habitualmente es un HUB, para
redes Ethernet en estrella. También se necesita una conexión a Internet (ADSL p.e.).

Ejemplo práctico

Bibliografía
Libros
“Las tecnologías de la información en la empresa”. Cuaderno de Cinco Días. Europa MC.
Equipo “Sistemas microinformáticos y Redes LAN”. Antonio Vallejo, Ed. Marcombo, 2001.

“Los Servicios de Telecomunicaciones”. J.A. Carballar, Ed. RA-MA, 1993.

Páginas Web
“Redes de Área Local”. teleline.terra.es/personal/plnevot/lanwan.htm
“INTRANETS: La tecnología Internet llega a las Empresas”.
www.ucm.es/info/Psyap/Prieto/alum9798/intranet01

http://oa.upm.es/4976/3/PFC_JUAN_MARUGAN_MERINEROx.pdf link