Sie sind auf Seite 1von 81

:1 István Mészáros

I! EL PENSAMIENTO Y
J. LA OBRA DE G.LURAC
~. eáitoria{Jontamara
::tt
8
~
:~
11(

t,~
=s
1:>0

1111111111111111111111111111111111111111
UNAM 231200
BIBLIOTECA CENTRAL
ISTVAN MESZAROS

EL PENSAMIENTO Y LA OBRA
l' DE GEORG LUKACS
I
[
I

- -

l' ,

I
I

í-.
.,

-,

eáito~(fmj;amara

Traducción: Francisco Cusó INDICE
Diseño portada: B. Cabero Morán-Nino '1
l' . 23120 0

,
-
/ ,

PREFACIO . . - 7
L.
EL CONCEPTO DE DIALÉCTICA EN LU-
KÁCS . 9

1. INTRODUCCI6N 9
,
2. PLANTEAMIENTO INICIAL _ 13
3. CAMBIO DE PERSPECTIVA. 23
4. DEBERíA y OBJETIVIDAD • 36
5. CONTINUIDAD y DISCONTINUIDAD. 41
6. TOTALIDAD y MEDICI6N 55
7. CONCLUSI6N. 85
Primera edición: noviembre de 1981
© The Merlin Press, London APÉNDICE: LA VERDAD DE UNA LE-
© EDITORIAL FONTAMARA, S. A.
Entenza, 116, 3.·, 3: - Barcelona, 15 YENDA. 89
Tel. 325 1683
Reservados todos los derechos conforme a la ley LA VERDAD DE UNA LEYENDA , 89
ISBN: 84-7367-186-4
Depósito Legal: B. 36.996-1981 DATOS BIOGRAFICOS , 99
l'n~~~~o I:p;:fo~~, S: A. el. Reearedo, 4. Local 30. Barcelona, 5
BIBLIOGRAFfA DE LUKÁCS 135
PREFACIO

Poco después de completar su Estética, Lukács


se lanzó a realizar un plan concebido hacía tiem-
po: escribir una Ética sistemática que hubiese
sido resumen final de toda la obra de su vida. Ela-
boró sin dificultad un bosquejo y en una carta des-
de Budapest, fechada el 10 de mayo de 1962, indica-
ba el enfoque general de esa obra, explicitado igual-
mente en el título que proyectaba: Die Stelle der
Ethik im System menschlichen Aktivitiiten (El lu-
gar de la ética en el sistema de actividades huma-
nas). Veinte meses más adelante, sin embargo, se
quejaba de que su Ética avanzaba «muy despacio.
He tenido necesidad de escribir primero una con si-
I---------~
· - - - - - - - - . : . . . . · - - - - - - -T - -derable parte-introductoria sobre la ontología del
ser humano, y también ésta avanza muy despa-
cio». (Budapest, 13 de enero de 1964.)
La «parte introductoria» vino a ser una enorme
obra de casi 2.000 páginas que lleva el título de La
Ontología del Ser Social. y además, exigió a su vez
a Lukács que escribiese sus Prolegómenos a la On-
tología del Ser Social, obra a la que intentaba dar
los toques finales cuando murió, el 4 de junio
de 1971. Así, no pudo realizar el plan que tal vez
acarició más: la elaboración de los principios fun-

7
damentales de una ética marxista. Sin embargo, EL CONCEPTO DE DIAL~CTICA EN LUKACS
en todo análisis futuro de la Ontología del Ser So-
cial de Lukács, habrá que recordar que esa obra fue
concebida como parte integrante de sus esfuerzos
por identificar el marco ético adecuado de las re-
laciones humanas socialistas.
Naturalmente, es impensable una biografía in-
telectual completa de Lukács sin un estudio dete-
nido de la Ontología y los Prolegómenos. Y también
sin el análisis de muchos otros materiales legados
por Lukács, incluida una obra estética fundamental
de su juventud, descubierta entre sus manuscritos «Der Zwiespalt von Sein und Sollen
tras su muerte. Todo eso ha de formar parte orgá- ins nicht aufgehoben» - Die Theorie
nica de una biografía desarrollada. Así,viene a ser des Romans.
inevítable que mi proyecto originario tarde años en (La división entre «es» y «debe» no
completarse. Entretanto, como respuesta a los re- es trascendida - La teoría de la No-
querimientos de los estudiantes, he decidido publi- vela.)
car en este volumen mi ensayo sobre El cO};JCepto
de la dialéctica en Lukács. Espero que, al' tratar,
aunque sea concisamente, de la .obra de Lukács 1. INTRODUCCIÓN ·
como un todo en términos de sus conceptos central-
mente importantes, sobre la .base de las obras pu- Los problemas d~ la dialéctica ocupan un lu-
blicadas y de ciertos materiales hasta ahora inédi- gar central en el pensamiento de Lukács. Dos de
tos, pueda facilitar el estudio de la obra polifacé,ti. sus mayores obras filosóficas lo subrayan incluso
r»a· y altamente compleja de-Lukács. Por lo dernas,
r - - - -... - -en-la-portada: 6eschichte und Klassenbewusstsein
para hacer más fácil el estudio, he incluido en este (Historia y Conciencia de Clase) lleva como sub..
volumen considerables datos biográficos y una ex- título ~tudien über marxistische Dialektik, y Der
tensa bibliografía. Junge Hegel (El joven Hegel) va subtitulado Uber
Deseo expresar mi agradecimiento a la herma- die Beziehungen von Dialektik und Okonomie (So-
na de Lukács, Mrs. María Popper, por las clarifica- bre las relaciones entre dialéctica y economía). En
doras conversaciones a que se prestó y por el ma- forma parecida, uno de sus ensayos filosóficos fun-
terial que puso a mi disposici6n. damentales lleva el título de: Moses Hess und die
Probleme der idealistischen Dialektik (Moses Hess
Universidad de Sussex, y los problemas de la dialéctica idealista). Pero
Brighton, enero de 1972. I. M. la preocupación de Lukács por los problemas de la
8 9
dialéctica llega mucho más allá de esas obras, por esta preocupación constante por los problemas de
importantes que en sí mismas resulten. Así, su la dialéctica PO'demos resumirlas en la forma si-
obra Vber die Besonderheit als Kategorie der AS- guiente:
thetik (SO'bre lo «específico» cO'mo categoría de la
Estética) investiga una categO'ría central de la dia- 1) El predominio del «marxismo vulgar» en el
léctica cO'n sus más extensas cO'nexiO'nes; Die Zer- movimiento O'brero organizado; ataques dO'gmáti-
storung der Vernunft (La destrucción de la razón) cos a la dialéctica y glO'rificaciO'nes del materia lis-
explO'ra sistemáticamente IO'S contrastes entre el mO' pedestre, mecánicO', en múltiples versiO'nes;
«irracionalismo» -en su versión más desarrO'lla- tendencias ideO'lógicas y político-organizativas que
da, la alemana- y la «racionalidad dialéctica», expresan el mismO' dogmatismo mecanicista. (La
insistiendO' en la validez de esta última en contra- rigurosa defensa de Hegel PO'r Lukács tiene que ser
PO'sición a todas las formas de «mistificación ' comprendida en relación a esto: cO'mO' defensa de
irracionalista»; Die Eigenart des Asthetischen la valide}) metO'dO'lógica universal del enfO'que dia-
(La particularidad del elemento estéticO'), la in- lécticO'.)
gente Estética de Lukács, cO'ntiene variO's capítu- 2) Los prO'blemas de la dialéctica ocupan un
los en los que predomina el examen de algunas lugar central en el «testamento intelectual» de
cuestiones centrales de la dialéctica materialista; " Marx, en las tareas que él fO'rmuló en el campo
y su última gran obra sistemática, Zur Ontologie teórico pero nunca pudo realizar por sí mismo: es
des gesellschaftlichen Seins (Hacia una ontología decir, la elaboración sistemática de los principiO's
del ser sO'cial), según evidencian sus propias refe- i, del marxismO' en historia, lógica, estética, O'ntólo-
rencias a la misma, está centrada en IO'S proble- J gía, epistemO'logía, ética, etc. {PO'r ejemplO', la cues-
mas de la dialéctica. (En realidad éste último es tión de importancia fundamental de la relación
el primer intentO' de elaborar una ontolO'gía dialéc- entre «sistema» e «historia» es un problema de dia-
t~ca marxista sistemática.) Pero para comprender léctica por excelencia.) Lukács, percibiendo sus ta-
I~' a este.respectO'. tenía que vO'lver una y otra vez
lLt, la extraordinaria riqueza de sus ideas _ ...... jl -_ _ .rnp" ...
sO'bre la dialéctica en tO'dO'S sus detalles hay que a los problemas de la dialéctica.
tO'mar en consideración también, además de las 3) El carácter problemático de la dialéctica y
grandes O'bras sistemáticas, las innumerables re- 1I de la «racionalidad dialéctica» en una época en la
ferencias a lO'S múltiples aspectO's de la dialéctica i que la humanidad se ve repetidamente amenazada
cO'ntenidO's en sus ensayO's y artículO's sO'bre histo- PO'r la autO'destrucción. La «astucia de la razón»
ria, política, econO'mía, histO'ria de la filO'sO'fía, his- ( 1st der Vernunft) hegeliana cO'mO' ley O'bjetiva dia-
tO'ria de la estética, historia de la literatura, epis- léctica del desarrollO' histórico, y su versión mar-
temO'1O'gía, estética, ética, sO'ciO'1O'gía, cuestiO'nes xista comO' «astucia de la histO'ria», parecen inevi-
del partido, política cultural, ideolO'gía, etc. tablemente problemáticas en una época en que la
Las razO'nes fundamentales que se hallan tras ! historia humana cO'rre el riesgo de «burlarse de sí

10 11
misma», oscureciendo así las perspectivas de nu- La segunda cita, en cambio; anticipa una solu-
merosas corrientes filosóficas y artísticas. La rea- ción positiva. Dice lo sigiliente:
firmación incesante por Lukács de la validez de la
dialéctica hay que considerarla sobre este telón de Todavía hoy quedan muchos obstáculos. Desde
fondo, aunque sus respuestas con frecuencia den la época de su nacimiento, el movimiento obre-
excesivo énfasis a una cara de ese complejo de pro- ro revolucionario ha tenido que evitar desca-
pIernas, condenando radicalmente todo tipo de rrilamientos ideológicos de los tipos más di-
«irracionalidad» y "decadentismo». Así, teniendo versos. Hasta hoy, siempre ha tenido éxito en
en cuenta que su obra -resultado de siete déca- eso, y estoy profundamente convencido de que
das de actividad febril- ocupa muchos miles de también lo logrará en el futuro. Por tanto,
páginas y abarca una tremenda variedad de temas, permitidme concluir este esbozo con una cita
sería totalmente imposible dar una relación deta- de Zola algo modificada: «La vérité est lente-
llada de sus ideas sobre los distintos aspectos de ment en marche et a la fin des fins rien ne
la dialéctica. Por tanto, es necesario elegir unos po- l' arretera». .
cosproblemas centrales, aun cuando este método
comporte el riesgo de una supersimplificación. La contradicción es chocante. Y sin embargo, es
Como punto de partida, podemos establecer el más aparente que real. Estamos ante una caracte-
contraste entre dos citas de sus obras. La primera 1 rística central de la concepción de la dialéctica de
en tono de voz dramático, subraya que el resultado Lukács. Un intento de elucidar y resolver esta con-
de las fuerzas económicas objetivas que chocan tradicción, en la medida en que sea posible resol-
dialécticamenteuna con otra-es abierto, y en cuan- verla, constituye, por lo tanto, tarea fundamental
to concierne a la humanidad, todo depende de de este ensayo.
cuál de las alternativas opuestas realiza el propio
hombre: .
2. PLANTEAMIENTO INICIAL
Que el resultado de esos determinantes obje-
tivos sea el nivel más elevado de humanidad o Siempre resulta peHgroso, cuando no arbitra-
un máximo de inhumanidad ... eso depende de rio, dividir a los filósofos entre «el joven X" y el
nosotros, depende de los seres humanos. El "x maduro», para oponer una parte a la otra. Los
desarrollo económico no puede producirlo por rasgos fundamentales de una idea sintetizadora
sí mismo. fundamental no sólo pueden, sino que deben estar
I
1. Gespriiche mit Georg Lukdcs. Rowolt, Hamburg, 1967, 2. •Postcriptum 1957 zu: Mein Weg zu Marx.• En Georg
p. 109. Este ensayo, escrito en 1967·68, aapreció por primera .1
Lukdcs: Schriften zur Ideologie und Politik. Luchterhand
vez en un volumen editado por el Dr. Parkinson. Neuwied y Berlín, 1967, p. 657. '

12 . 13
I
presentes en la mente del filósofo cuando de sarro- f Porque la precondición de cualquier síntesis es al-
lla en un escrito particular algunas de sus implica- \ gún tipo de síntesis como principio activo de selec-
ciones concretas en contextos particulares. Esta ción de la primera, aun cuando la nueva síntesis
idea, naturalmente, puede experimentar cambios aparentemente no tenga nada que ver con la inicial.
importantes; los propios contextos particulares re- Como decía Goethe, «para ser capaz de hacer algo,
quieren constantes reelaboraciones y modificacio- hay que ser ya algo»,' cosa que se aplica no menos
nes según las características específicas de las si- al filósofo que al artista o a cualquier otro. Y es
tuaciones concretas a tomar en cuenta. Pero inclu- por esto por lo que no es posible comprender ade-
so una conversión genuina del «idealismo» al «ma- cuadamente el pensamiento de un filósofo sin al-
terialismo» no implica necesariamente un rechazo canzar a través de sus muchos niveles esta síntesis
o una represión radicales de la idea sintetizadora original que lo estructuró, dialécticamente, en to-
originaria. das sus modificaciones sucesivas. (Esto es tanto
Georg Lukács constituye en nuestro siglo un más importante en casos -como los de Hegel,
chocante caso extremo. Sus obras post-idealistas Marx, Lukács, Sartre, etc.- en los que en cierto
revelan la misma estructura de pensamiento en el estadio parece haber una ruptura radical con el
enfoque de todos los problemas fundamentales, a pasado. Pero «ruptura radical>, no es lo mismo que
pesar del hecho de que había dejado realmente «cambio cualitativo». Este último puede caracteri-
atrás sus posiciones idealistas originarias. Sin em- zar a la totalidad del desarrollo de uno, mientras
bargo, los que no puedan distinguir entre la estruc- que la primera queda confinada a ciertos aspectos
tura general del pensamiento de un filósofo y su del mismo, por importantes que puedan éstos ser
articulación idealista o materialista han insistido en algunos aspectos -pór ejemplo, sociológica-
en que «siempre siguió siendo un idealista hegelia- mente-. Es muy poco creíble que se dé una «con-
no" lo alaben o condenen por ello -según sus versión total», que no se lÍl;nite al contenido ideo-
ruolas preferencias-o Al obrar así ignoraban tam- lógico del pensamiento de uno sino que abarque la
IL--~~~~}~~~~~l~:~~~~
'antes ~
estructura general de pensamiento JJe la persona;
Marx fue lis-
materia no es creíble ni siquiera en el caso de «fanáticos
ta, y no dejó de serlo posteriormente, religiosos». En modo alguno es accidental que co-
Ni que decir tiene que la continuidad en cues- munistas religiosos decepcionados se conviertan
tión es dialéctica: «la unidad de continuidad y en anticomunistas religiosos. La «conversión total»
discontinuidad», es decir, la «substitución-preser- es privilegio de una segunda infancia intelectual
vación» ( Aufhebung) de un estadio anterior en una que puede suceder a una amnesia total.)
complejidad cada vez más elevada. Sin embargo, La identificación de Lukács con el marxismo
hay que subrayar que no puede haber originalidad
sin esa unidad -relativa, dialéctica- de pensa- 3. Citado por Thomas Mann en su Ensayo de autobio-
miento, en cuanto respecta a su estructura general. grafía.

14 15
significó un cambio cualitativo en su evolución. nes» con frecuencia tiene como fundamento la in-
Sin embargo, no se operó de la noche a la mañana; capacidad de la vieja generación para reajustar sus
no se puede definir con las categorías de «ruptura propias perspectivas históricas de acuerdo con los
radical» y «radicalmente nuevo», contra las que cambios fundamentales que han ocurrido, o están
Lukács combatió durante toda su vida, en defensa erqergiendo, que sí son percibidos por los represen-
de la dialéctica. Al contrario, las raíces de ese cam- tantes de la generación más joven, aunque sea uni-
bio habría que buscarlas muy atrás, en su síntesis lateralmente y con impresión o finalidad aventu-
dialéctica juvenil y en las tensiones internas de rada.)
ésta. No puede ser tarea de este ensayo intentar Sin embargo, sean los que sean los límites de la
desarrollar una tipología de estructuras de pensa- adaptabilidad del filósofo individual, el caso es que
miento en la que poder ubicar a Lukács. (Los con- las cuestiones importantes de su . época no las
ceptos que habría que seguir al respecto irían desde aprende en los libros, sino que las vive; si es hom-
«formalismo», «monismo», «dualismo», «objetivis- bre significativQ, claro. Así, pues, las influencias in-
mo», etc., a "fanatismo», «fatalismo», «oportunis- telectuales deberían tratarse con un cuidado ex-
mo», «oposicionismo», «rebeldía", etc., etc.) Sin tremo. Porque el filósofo significativo sigue el con-
embargo, hay que señalar que lo que aquí decimos sejo de Moliere de tomar «el bien donde lo encuen-
no se refiere a ninguna entidad psicológica atempo- tre» y moldea todo lo que ha tomado -no simple-
ral -ficción metafísica- sino a una característica mente hallado--: fundiéndolo en un . todo dotado
que puede ser explicada sólo en términos socio- de coherencia propia. Es obvio que también aquí
históricos concretos. La formación de la estructura hay una relación dialéctiea: sería una locura negar
de pensamiento de un filósofo tiene como base ese que las influencias asimiladas son influencias, y
compromiso ontológico -animado por un impulso tienen sus efectos en la orientación ulterior del
moral- que es inseparable de los problemas de filósofo como elementos constitutivos -. aunque
su situación particular. Las tendencias de desarro- «aufgehoben»- de su principio de selección y de
¡;----llo.que percibe tienen su propia «lógica interna» J
I "'1Í"~; _ A . le en esta relación la situación histó-
continuidad objetiva -por supuesto, relativamen- I rica tenga nrimada sobre las influencias intelectua-
te--. Esta última puede corresponder o no al dina- les. Lo que separa al filósofo significativo del eru-
mismo del planteamiento del filósofo. Los cambios ditoecléctÍco,es la irrelevancia histórica de. la sín-
históricos rápidos requieren adaptaciones mayores • tesis meramente académica de este último en com-
y más radicales a través de nuevas valoraciones paración con la significación última práctica del
cualitativamente distintas. Las transformaciones primero.
relativamente calmosas y prolongadas no requieren Las influencias fundamentales sobre Lukács se
tanto esfuerzo, y de ningún modo es cierto que el pueden describir con los siguientes nombres:
iJidividuo sea capaz de adecuarse al ritmo del di- Georg Simmel, Wilhelm Dilthey, Emil Lask, Ervin
namismo histórico. (El «conflicto entre generacio- Szabó, Georges Sorel, Heinrich Rickert (y otros re-
16 17
presentantes de la escuela neokantiana de Fribur- I la tremenda inercia de los intereses feudales y bu-
go), Max Weber, Hegel, Marx, ~osa Luxemburg y rocrático-estatalés, las contradicciones entre los
Lenin. Esta misma lista muestra que el predominio dos socios fundamentales de la monarquía austro-
corresponde a la cultura alemana, sobre todo en húngara, las peculiares complicaciones de la eman-
los años de su formación intelectual. Sin embargo, cipación judía, la resistencia creciente de las mino-
Lukács resultó el crítico más radical de las contra- ..,.. , - rías nacionales bajo dominación húngara, fueron
dicciones internas del pensamiento y la literatura factores fundamentales en la situación de Lukács.
alemanes. Una gran proporción de su enorme pro- Muchos de sus contemporáneos, mirando hacia el
ducción está dedicada a los problemas de la histo- Oeste, simplificaban las tareas en el programa bas-
ria y la cultura alemanas, pero hasta el menor tante poco realista de «modernizar» la sociedad ca-
artículo está escrito tomando distancias.' El atraso p~ta1ista h~ngara : (Significativamente, los dos prin-
de la filosofía húngara no le dejaba la alternati- CIpales penódicos se llamaban El Oeste y Siglo XX.
va de buscar orientación en otra parte, y en sus cir- Lukács fue mucho más lejos: subrayó la crisis
cunstancias lo más obvio era vincularse a la gran '1 profunda de la burgueSía y de su cultura en ge-
corriente de la filosofía alemana. La clase en la que neral y así Ilevó una polémica constante aunque
nació -la burguesía judía húngara- pasaba por e~ fOim~ indirecta, contra el carácter probíemático
una situación muy compleja en el momento de la e Ilusono de la «modernización». Uno de sus pri-
formación intelectual de Lukács. De un lado, me- meros empeños significativos fue organizar -a los
diante su poder económico . creciente, se estaba ~ diecinueve años- una compañía teatral llamada
emancipando en nivel de vida de su subordinación «TaHa», cuya función era llevar la cultura a las
a la llamada «clase histórica» ; de otro lado, conse- clases trabajadoras, cosa que hizo durante cinco
guía afirmar su independencia respecto de las cla- años, hasta que la mató la interferencia del horro-
ses dominantes austríacas. Pero al mismo tiempo, rizado gobierno húngaro. Aun reconociendo los
se encontraba confrontada por una nueva fuerza r;, grandes méritos culturales-intelectuales de El Oes-
i - - -S<[)C'I'a"ll-:· . el desafío del movimiento obrero organ'- "';¡I _ _ te y Siglo X~-a los que apoyaba activamente con
zado. El desarrollo tardío del capitalismo húngaro, I sus contribuciones periódicas- también constata-
halos límites socio-políticosy filosóficos de las co-
4. Aunque muchas de las obras de Lukács tratan de te- rrientes que en ellos se expresaban. Y esto lo hizo
mas alemanes, y a pesar de que su vinculación a la cultura no sólo siendo muy joven, sino también mucho
alemana -en particular a la herencia filosófica alemana- es antes que sus contemporáneos intelectuales de
realmente profunda, sus escritos sobre problemas alem:mes
son inconfundiblemente los de un .forastero». En realIdad cualquier edad, con excepción del teórico sindica-
esa obra en su conjunto no puede comprenderse sin el marco lista Ervin Szabóy del poeta de tremenda talla
cultural e histórico húngaro que afectó grandemente no sólo EndreAdy.
su primer desarrollo sino también, en múltiples formas, su Aquí llegamos a un punto sumamente relevan-
posterior orientación. te: la relación de Lukács con Ady. Sus contactos
18
19
personales casi no existieron, de modo que el i~­
pacto de Ady sobre el joven Lukács, se p;oduJo
/ los Don Quijotes anglófilos de la burguesía húngara
occidentalista.
básicamente con la lectura de sus poesIas. MIentras El mesianismo sombríamente profético de Ady,
sus contemporáneos se sentían ~nc?modos con el I
con sus llamamientos dramáticos formulados en
significado intrincadamente medIatIzado de la poe- términos de «o salvación o desastre total», expre-
sía simbólica de Ady, y sólo reconocían al aut?r en saban con la más elevada intensidad lírica los dile-
tanto que innovador y lingüístico-formal, el. Joven mas de quienes, en sus esfuerzos por hallar una so-
Lukács fue el primero en centra; la aten~~on en lución a sus problemas particulares a escala euro-
el núcleo organizador de su poesIa: la paSIOn el~­ I pea, tenían que percibir la crisis cada vez más pro-
mental de un revolucionario demócra.ta.' La afi?I- : funda del orden social a escala global. La cosa era
dad objetiva de su búsqueda de solUCIOnes llevo a comparativamente mucho más fácil para Petofi
Lukács a una vecindad inmediata con Ady, que le cuando, en 1848-49 y antes, podía recurrir al ejem-
permitió captar, ya en su forma embriona~ia, el ~ig­ plo de Francia en su programa, orientado al derro-
nificado auténtico de una corriente que solo se Iba camiento radical del feudalismo húngaro: lo ates-
a desarrollar plenamente varios años más tarde. Lo tigUa el carácter claro y directo de su poesía. En
mismo que Ady, sintió la inercia devasta~ora de la cambio, Ady no tenía más alternativa que cantar en
siruación húngara, en la que la inter:=tccIón de las este tono:
contradicciones heterogéneas ~enc~onadas ..más
arriba tendía a emascular de dInamI~~O socIal a Aquí las lágrimas son más amargas,
todas las fuerzas, manteniendo el dOmInIO, sofoca~­ , y los dolores duelen más fuerte.
te de la inmovilidad conservadora. (Lukacs tema Los mesías magiares son mesías
fresco el recuerdo de que incluso su experimento Mil veces, y más.
teatral había sido considerado peligroso por .l?s
gUardianes del anacrónico status qua.) La rebehon Mueren mil muertes, pero
1r---(:onLtrá esa especie de inercia sin <;e~S;l'P<;el'c,aIllzªL~
e' ;l!;n"lm!
Tln.
Q:..._ 4 _____.sS:n<us:-crlloes-nunca salvan,
vilidad tenía que tomar la forma ,:e denuncias pa- i Que nada pueden hacer,
téticas, llenas de trasfondos cósmICOS, al modo de Fueron condenados a no lograr nada.
las «últImas advertencias» de los profetas de ca-
tástrofes; tanto más cuanto que ni Ady ni. Luk~cs ¿Qué podía plantearse frente a tal inercia de impo-
contraponían al anacronismo inerte de su sIruacIón , tencia? Sólo un llamamiento dramático a un «de-
el ideal igualmente anacrónico (aunque en ~istinta bería» que surge de la sucesión de tantas alterna-
forma) de la estabilidad burguesa, tan quendo por tivas:

5 .Új magyar Lira» (Nueva poesía lírica húngara). En: Nuevas llamas, nuevas fes, nuevos hornos,
Hus~adik Szdzacl (Siglo XX), Vol. 2 (1909), pp. 268·92 Y 419-24. [nuevos santos,

20 21
Seáis reales u os desvanezcais de nuevo en la creta, que representaba un «reto científico» direc-
[niebla de la nada. tamente asociado con las cuestiones tangibles de
Se tome realidad esta fe nuestra, la organización y programación económica y social.
O nos veamos al cabo condenados, privados de Entonces, el viejo estilo tuvo que ser substituido
[razón. por el estilo realista, prosaico, orientado a la prác-
tica, de una rama peculiar del razonamiento eco-
Treinta años después de la publicación de su pri- nómico-filosófico y político-histórico.
mer ensayo sobre Ady, Lukács citaba estos versOS:

¿Durará mucho, todavía más 3. CAMBIO DE PERSPECTIVA


El viejo sino, la vieja maldición?
Sol lento, inerte, rojo, y sin embargo, la substitución de la perspectiva
Yo os imploro. juvenil siguió siendo relativa. Como veremos más
adelante, en Lukács siguió siempre presente la
y comentaba: «para Ady, la revolución 'democrá- preocupación por el «debería» y la enunciación de
tica existía, y sól~ podía existir, c?modes~o, alternativas dramáticas. Claro es, su identificación
esperanza y sueño». Podía haber escnto las mlS- con el marxismo le dio un engarce cualitativamen-
mas palabras sobre el joven Lukács. Sus perspec- te nuevo a esa preocupación. El cambio estilístico
tivas eran esencialmente idénticas en un aspecto se produjo paralelamente a la transferencia del
fundamental: en que la solución sólO' podía apare- "debería» a un nivel distinto, y en modo alguno se
cer en su horizonte en la forma de un «debería», realizó de la noche a la mañana. (Historia y Con-
articulado en alternativas de tremenda intensidad ciencia de Clase es su obra de transición fundamen-
dramática. Las cualidades poéticas del estilo d~l tal, precedida por ensayos como El bolchevismo
joven Lukács -El alma y las formas, Cultura este- como problema Táctica y ética, El papel de
1-__ tica La teoría de la novela--=- que iban a desapare- comunista, etc., que
cer ~ás tarde, encuentrart su explicación en esas muestran tanto en el estilo como en la problemáti-
Perspectivas, en ese horizonte. En el curso de. los ca una notable afinidad con las obras más tempra-
trastornos sociales de. 1917-18 sus perspectIvas nas de Lukács. El libro sobre Lenin, escrito en
cambiaron, y lo que antes era «deseo, e;p~ranza Y 1924, es marcadamente distinto al respecto.) Los
sueño» vino a ser para él una tarea practlca, con- problemas relacionados con el «debería» se han
mediatizado progresivamente en sus obras -Lu-
kács diría «concretado»- y han aparecido en pri-
6. cAd", a mag"ar tragédia magy énekese. (Ady, gran poe-
ta de la tragedia húngara) 1939, p. 28 del volumen Az Irdstud6k mer término temas que aparentemente tienen muy
Felelossége (Las responsabilidades de los intelectuales), Mos- poco que ver con el «debería», salvo en la forma de
cú, 1944. polémica negativa. Sin embargo, su confrontación

22 23
original con el "Sollen», con el «debería», ha se- c~>nfiguración global muy distinta. En ese país ha-
guido siendo una dimensión estructurante funda- bla muchas formas de movimientos ideológicos y
mental de todo el pensamiento de Lukács. políticos, desde el conservadurismo reaccionario
Nunca se insistirá demasiado en esto: no se al liberalismo, del populismo al sindicalismo de
trata de influencias del neokantismo, etc. El joven orientación marxista, y del nacionalismo al radi-
Lukács las buscó en el espíritu de su propia situa- calismo burgués. Sin embargo, sus interacciones
ción y las asimiló a su propio mpdo, e~ una síntesis debido al estancamiento objetivo subyacente d~
comprensiva de la que no hallamos m rastro en la contradicciones sociales heterogéneas, sólo podían
obra de ninguno de sus amigos o maestros . Max resaltar la magnitud de la general impotencia e
Weber, por mencionar al más importante de ellos, inmovilidad social. Los que se rebelaban contra
era muy consciente de la originalidad vigorosa del ésta tenían que apuntar -en términos ideológi-
joven filósofo húngaro, y le consideraba más como cos- a la trascendencia de todas las formas exis-
intelectual al que tratar de túa tú que como discí- tentes de oposición parcial que resaltaban la im-
pulo. Como hemos Visto en su relación con Ady, el potencia. Esta rebelión tuvo lugar con diversos
factor predominante fue la situación objetiva ca- grados de conciencia sociofilosófica y radicalismo
mún -cuya percepción produjo una profunda afi- político. Sin embargo, la preocupación por la uni-
nidadde perspectivas. . versalidad formaba parte integrante de ella. Pro-
Por paradójico que pueda parecer, el atraso his- dujo no sólo algunas cimas de la cultura europea
tórico del desarrollo austríaco resultó ser un punto del s~glo xx ~omo Ady, Lukács, Bartok, Kodály
ventajoso para una síntesis profundamente origi- y AttIla József- sino también un número casi in-
nal. No se trata sólo de que Hungría fuese social- creíble de individuos destacados en todos los cam-
mente atrasada. En conjunto, Rusia no estaba más pos de la cultura y en todo el espectro ideológico.'
adelantada, pero en su desarrollo alcanzaba a los EIi cuanto a Lukács, concibió la posibilidad de
transformación en ténninos de «o un cumplimiento
L __ ~¡rTI'~m ~~iáfls~a~v~a'6nz~ados en dinamismo socio-político. ..f---C()m. DI€~to,-o· ningún cambio substanciah. Cuando
Ir histórica-compleja nunca es sim--
plemente la madurez económica y social de un país en su juventud rechazó la perspectiva del socialis-
determinado la que causa los cambios radicales, mo lo hizo con la justificación de que aunque "la
sino la configuración: favorable de los diversos fac- única esperanza podía estar en el proletariado,
tores causales en un modelo global dinámico.' Tan-
to Rusia como China han demostrado ampliamente . 8. Los domingos se reunían en círculo privado un grupo
de intelectuales, hasta que los trastornos del fin de la guerra
esto. En cambio, Hungría se c~racterizaba por una lo rompieron, La cabeza intelectual indiscutida de ese círculo
era Lukács, y varios de sus miembros alcanzaron fama mun-
7. Ver pp. 56-58 de este ensayo, sobre las concepciones de dial. Por citar sólo unos pocos: Frigyes Antal Béla Balázs
Lukács de la causalidad compleja operando en la estructura Béla Fogarasi, Arnold Hauser, Zoltán Kodály K~r1 Mannheim'
Willielm Szilasl, Charles de Tomay, Eugene Varga, John Wilde:
de totalidad.

24 25
en el socialismo ... parece que el socialismo no posee la repetidamente la unidad entre teoría y práctica;
el poder religioso que es capaz de llenar toda el Lenin la vive en una forma específica. Pero esos
alma: esa fuerza que caracterizó a la cristiandad contrastes no se pueden explicar simplemente por
primitiva»." Con estos términos expresaba la mag- referencia a diferencias reales o supuestas de ta-
nitud de las expectativas, y cuando en 1917-18 se lento intelectual. Referencias de ese tipo más bien
identificó con las perspectivas socialistas no quitó son una petición de principio, ya que el talento
un ápice al radicalismo y totalidad de esa medida. intelectual realizado es el resultado de las interac-
Ahí podemos ver claramente la ~ontiI!-ui~a~ esen- ciones entre las dotes que pueda tener un individuo
cial de su desarrollo en un sentldo dIalectlco: es y su situación. Ese contraste chocante se debe bá-
decir, la reformulación de una concepción que pe- sicamente al hecho de que todo el razonar de Lenin
netra todo en términos de una nueva instrumen- es denso de tareas prácticas concretas, mientras
talidad social. Naturalmente, el cambio de pers- que las posibilidades prácticas de Lukács sólo pue-
pectivas tuvo lugar en mitad de una grave crisis den compararse.con una atmósfera enrarecida. In-
internacional -el fin de la Primera Guerra Mun- cluso en la época de la breve revolución húngara
dial y la Revolución de Octubre- que él observó de 1919, el margen de posibilidades reales es casi
desde un marco nacional más bien inerte. Incluso infinitesimal comparado con la magnitud de las ta-
tras los acontecimientos revolucionarios húngaros reas y problemas. Con la ayuda de la situación in-
siguió siendo cierto que en el ~aís no hab.ía ;ningún ternacional que sigue inmediatamente a la revo-
agente social poderoso que pudIese matenalIzar los lución de Octubre, prevaleció de nuevo la vieja
cambios deseados y propugnados por Lukács. Por inercia, «condenando a no lograr nada» a los que
lo tanto, es comprensible que su filosofía lleve el intentaban rebelarse contra ella. Y el movimiento
sello del vacío sociopolítico al que hacía referen- político de una emigración falta de un respaldo
cia en agudo contraste con el tremendo realismo sólido en el propio país de origen es, en términos
, caracterizaba casi cada línea de los escritos de prácticos, un enrarecimiento mayor aún de la ori-
t-- - J';erliIf: Lenirrlee incluso la- Lógica de Hegel =en- ginaria almos "era enrarecida.
el intervalo entre las dos revoluciones- para ex- Esta situación dio a las perspectivas de Lukács
traer estímulos concretos para la solución de las un carácter ambivalente. Si quería hacer más con-
urgentes tareas prácticas inmediatas a las que hace creta su concepción general, en un esfuerzo por
frente al planear y preparar organizativamente la trasladarla a un programa práctico viable para él,
revolución de Octubre. Lukács lee incluso a Lenin no había más alternativa que asociarse con la In-
para concretar, pero siempre en términos teóricos, ternacional Comunista cada vez más dominada
su propia síntesis filosófica general. Lukács postu- por el stalinismo. (Aunque él estuvo siempre en una
oposición interna tanto en su partido como en la
9. .Esztétikai Kultúra. (Cultura estética). En: Re¡ulissan. COmintern, no pudo evitar, como veremos, los efec-
ce, 1910. tos problemátiCOS de su asociación, por necesaria

26 27
que fuese.) De otro lado, la debilidad del razonar tanto elevando la producción o bien si son
práctico-político se tomaba también ventaja para incapaces de esto, crean instituciones 'que son
él. Le permitía captar y elaborar algunas catego- capaces de producir ese estado de cosas ne-
rías filosóficas fundamentales de la mayor impor- cesario. En este último caso, crean un sistema
tancia práctica última -por ejemplo, «totalidad» legal a través del cual el proletariado obliga
y «mediación» (Vermittlung) , que analizaremos a sus propios miembros individuales los pro-
luego-. También le permitió anticipar la lógica letarios, a actuar en una forma qu~ corres-
objetiva de la evolución stalinista ya en la prima- ponda a sus intereses de clase: el proletariado
vera de 1919, en el marco de una consideración vuelve contra sí mismo su propia dictadura.
teórica general a la que «trans-substanció» una Esta medida es necesaria para la autopreser-
tarea práctica inmediata y, en lo que se refiere a vación del proletariado cuando no existe un
las circunstancias húngaras, sin esperanzas. Es
una cuestión lo bastante importante como para reéonocimiento correcto de los intereses de
clase y una acción voluntaria por esos inte-
justificar la larga cita que sigue: 10
reses. Pero no debemos ocultamos que este
Resulta claro que los fenómenos más opresi- método contiene en sí mismo grandes peligros
vos del poder proletario-a saber, la escasez para el futuro. Cuando el propio proletariado
de bienes y los altos precios, de cuyas conse- es el creador de la disciplina laboral cuando
cuencias inmediatas tiene experiencia perso- el sistema laboral del estado proleta;io se le-
nal todo proletario- son consecuencias. direc- vanta sobre una base moral, entonces la coac-
tas del relajamiento de la disciplina laboral y ción externa de la ley cesa automáticamente
de la baja de la producción. La creación de con la abolición de la división entre clases
remedios esto, y la consiguiente mejora -es decir, el estado se desvanece- y esa li-
iI'-----~~~'..!...~. de vida individual, sólo pueden pro- . quidación de la división entre clases produce
UUCll:se cuando se eliminen las causas de esos por sí misma: el principio de la auténtica his-
fenómenos. Se puede recurrir dos caminos. toria de la humanidad, que Marx profetizó
O bien los individuos que constituyen el prole- y en el que confió. En cambio, si el proletaria-
tariado se dan cuenta de que sólo pueden ayu- do sigue otro camino, tiene que crear un sis-
darse a sí mismos realizando un reforzamien- tema legal que no puede ser abolido automáti-
to voluntario de la disciplina laboral, y por camente por el desarrollo histórico. Por lo
tanto, el desarrollo avanzaría en una dirección
que pondría en peligro la aparición y realiza-
10. .Az erkB!cs szerepe a kamunista termelésben» (El pa·
pel de la moral en la producción comunista). Reproducido en ción del objetivo último. Porque el sistema
el volumen citado en nota 2. La cita es de las pp. 72-73 de legal que el proletariado se ve obligado a crear
este volumen. de este modo tiene que ser derrocado... y

28 29
quién sabe qué convulsiones y qué daños cau- momento de su muerte, proponiendo insistente-
saría una transición que conduce del reino de mente esquemas inútiles -como la propuesta de
la necesidad al reino de la libertad dando tal crear una mayoría de cuadros obreros en el Comité
rodeo. .. Depende del proletariado que se ini- Central para neutralizar a los burócratas del par-
cie la historia real de la humanidad, es decir, tido- con la esperanza de revertir esa tendencia
el poder de la moral sobre las instituciones y peligrosa, entonces demasiado desarrollada ya.
la economía. La gran tragedia de Lenin fue que al cabo su incom-
parable estrategia intensamente práctica, instru-
Esta cita da expresión clara a la miseria práctica mentalmente concreta, le derrotó. En el último
y política en forma de postulado moral abstracto: año de su vida ya no había forma de salir de su
el llamamiento directo, moralizante, a que el pro- aislamiento casi total: el desarrollo que él mismo,
letariado sea consciente.u Muestra también la gran mucho más que nadie, había contribuido a poner
capacidad de pentración de Lukács en cuano a la en marcha, le había tornado históricamente su-
dialéctica objetiva de cierto tipo de desarrollo. En perfluo. La forma específica en la que él vivió la
cambio, Lenin, estaba demasiado ocupado apuran- unidad de teoría y práctica resultó ser también el
do hasta la última gota de posibilidades socialistas límite de su grandeza. •
prácticas como para permitirse en 1919 anticipa- Aquí se nos manifiesta el dilema general de la
ciones teóricas de este tipo. Cuando empezó a con- relación entre política y filosofía. Más adelante vol-
centrarse sobre el temible peligro de la burocra- veremos sobre esta cuestión. Al respecto hay que
tización stalinista y el predominio de las "insti- subrayar que Lukács definió su propia posición en
tuciones de necesidad» sobre los ideales del socia-, la desafortunada correlación entre instrumentali-
lismo, era demasiado tarde. Es patético ver a Le- dad práctica directa tal como se manifestaba en
nin, genio de estrategia realista, comportándose los acontecimientos soviéticos -los únicos reales
1-__ .fQ!!!!L!:"I
u~ n~u
~t~ópico deses erado desde 1923 hasta el en un histórico, fuesen las Que fue-
sen sus y las perspectivas uni-
11. Al principio de este ensayo (cfr. pp. 12-13) citamos versales del socialismo en general. Intentó la ta-
un pasaje escrito en 1957, en el que Lukács expresaba su fe rea imposible de cubrir el foso entre ambos, no
en la solución positiva de los problemas del movimiento so-
cialista. La misma fe se expresa, en términos casi idénticos, por oportunismo egoísta -difícilmente puede uno
treinta y ocho años antes, cuando escribe al final de «El papel imaginar persona más desprendida que él, como
de la moral en la producción comunista»: reconocieron incluso sus adversarios políticos 12_
Para el proletariado, que hasta ahora ha permanecido
fiel a su vocación histórico-mundial en condiciones mu- 12. En 1919, cuando los hombres de Horthy presionaban
cho más difíciles, es imposible abandonar su vocación al gobierno austríaco para que concediese la extradición de
en el mismo momento en que está al fin en condiciones Lukács, un grupo de intelectuales publicó un llamamiento
para salvarle:
de realizarla en la acción. Op. cit., p. 81.

30 31
modelo de de~arrollo socialista.) Así, los dos polos
sino por las limitaciones objetivas externas e in- de su ~ensamIento se con~icionaban mutuamente,
ternas de su posición general. El enrarecimiento prod.uclendo con frecuenCIa en su síntesis una in-
práctico de su propio razonar Y las limitaciones de med~~tez abstracta de un lado y una pseudo-con-
la instrumentalidad del «socialismo en un solo c~on del otro, en la medida en que perspectivas
país» le obligaron a concentrar la atención en las alejadas er~n trasladadas por él al presente o al
perspectivas lejanas del «socialismo que llene el futuro prÓXimo. (Sobre todo en sus escritos sobre
alma». Paradójicamente, esto le permitió también la Democracia Popular.)
identificar y elaborar algunas cuestiones genera- . y no es Q.ue él fuese inconsciente de la distan-
les de la mayor importancia práctica última que CIa entr~ la mstrumentalidad práctica dada y las
antes de él apenas si habían sido advertidas. Al perspectrvas generales. Gastó la mayor cantidad
mismo tiempo, en el curso de sus esfuerzos por se- con ~uc~o de sus energías en intentar elaborar las
ñalar los agentes sociales concretos que pudiesen «mediacIones» que pudiesen colmar esa distancia.
trasladar sus perspectivas últimas a la realidad (Las numerosas obras que escribió en el curso de
práctica, la lógica interna de su posición general
su confrOl:ta~ión nunca. acabada con el problema
le obligó más de una vez a tomar como solución
d~ l~ medIac~ón [Vennzttlung] adquieren todo su
algo que distaba mucho de serlo. (Sus referencias a sIgmficado solo en relación a esto.) Nunca dejó de
la «forma asiática de socialismo» equivalían sólo
hablar ¡¡obre la .tarea de «superar» (tJberwindung) .
a señalar con precisión los handicaps que la socie-
dad soviética debería superar para seguir siendo el Pero su tJberwlndung nunca pudo ser sino teórico
sobre la premisa de la aceptación teórica -no me-
ram~nt.e táctica- de la validez instrumental del
«so~Ia~Ismo en un solo país». Aunque más tarde
Abandonó las seducciones de la vida cómoda que le coo
rrespondía por her~ncia, en aras de la posición de peno mejoro mu~ho en relación a esa posición que aca-
I i - ' - - - - - sador solitario responsable. Cuando se dedicó a la políti- bamos de c.Itar, nunca comprendió plenamente que
ca sacrificó lo que más quena, su libertad Cle pensamien. I~ ~ erna IVa en.t re «VIsión libre, que produce ac-
to, a la obra de reformador que pretendía realizar ... trvI.dad voluntana» y «las instituciones de la ne-
Salvar a Lukács no es una preocupación de partido. Pro. cesIdad" es una alternativa desesperadamente abs-
testár contra la extradición es el deber de todos los que
han experimentado personalmente su pureza húmana, y
tracta y, por tanto, falsa; que a una forma de ins-
de los muchos que admiran la intelectualidad de amplios tru~entalidad sólo puede oponerse de manera
horizontes de sus obras filosóficas Y estéticas. ~eal~sta. otra forma de instrumentalidad y otras
En Berliner Tageblatt, del 12 de noviembre de 1919. Firmaban mstrtuc~ones. En lugar de esto, él intentó una
Franz Ferdinand Baumgarten, Richard ,Beer·Hoffmann, Ri- «V.b~r;wln.dung» en la forma de una síntesis entre
chard Dehme\, Paul Emst, Bruno Frank, Maximilian Harden, «vlsI~n hbr~». y «necesidad» --en su teoría del
Alfred Kerr, Heinrich Mann, Thomas Mann, Emil Praetorius, «partrdo lemmsta» como «portador de la concien-
Karl Scheffler.
33
32
cia de clase proletaria» 13- y así en su so1UClOn
" positiva en un hombre de la inteligencia y sensibi-
teórico-abstracta del problema, pen?ea~a I??r el lidad de Lukács. Sus juicios unilaterales sobre
«debería», acabó por idealizar una «mstlt~clOn.de Trotsky se explica por las mismas limitaciones.)
necesidad». Las alternativas posibles que ~mphca­ Es bastante obvio que la validez de las perspec-
ban objetivamente la revisión de sil: premIsa que- tivas de Lukács en tanto que vinculadas á una ins-
darían enteramente fuera de su honz~nte. (Es su- trumentalidad estrecha está superada histórica-
mamente significativo que las persp~ctlVas profun- mente, Lo que es indispensable subrayar es que sus
damente originales tanto de GramSCI como de Mao- perspectivas se caracterizan por una bipolaridad
tse-tung, a pesar de sus enormes .i~plicaciones en dialéctica. Como hemos visto, no sólo las «pers-
el desarrollo del movimiento ~ocIahs~~ en su co~­ pectivas lejanas» vienen condicionadas por lo in-
junto, no hayan encontrado mnguna resonanCIa mediato-problemático -es decir, ya superado-,
sino que aquellas detenninan su interpretación de
13. Geschichte und Klassenbawusstsein. Malik V,:rlag,
BerUn, 1923, p. 54. La .estrategia de guerra de guerrillas. las situaciones concretas y de su significado. Esto
formulada más adelante por Luká~s sigue estando de~tro. de significa no sólo que la valoración crítica de sus
los límites de la misma concepción de un entramado mstitu·
ciona\. En cambio, la idea de Gram~ci de la «~e~emonfa del
proletariado. es un concepto cualitativament~ dls!"nto. . (que 'e n el pasado correspondieron, efectivamente, a dos sis-
14. La valoración de Lukács sobre la SItuaCIón ~hina es temas), vista al nivel sociai; pertenece irrevocablemente al
extremadamente problemática. Se basa en la p~e~lllsa falsa pasado. No hay cúmulo de .clarificación ideológica y persua-
de que el destino de la humanidad va a ser. deCIdIdo por la sión» que pueda explicar de manera tajante las diferencias
mayor .fuerza de atracción> ideológica (Anzlehungskraft) ,de objetivas de interés y de dinamismo interno que implican ni
unO de los .dos sistemas». Ambos elementos d~ su p~e:t;l~ siquiera las oposiciones más agudas entre la multiplicidad de
son irreales. La idea de una _An.ziehung~kr.aft» !deológlc mI· sistemas transitorios. Este cambio histórico requiere una va·
nimiza el papel de las contradicclOnes ObjetIvas mternas. (Este loración estratégica mucho más compleja de las tendencias
problema se analizará en el capitulo 6 del presente, ensayo.) de la transformación socialista y descarta la aceptación del
En cambio si el entramado institucional de uno de esos .dos modelo de Lukács de la «fuerza de atracción ideológica. del
~---- sistemas. ;e da por supuesto, no queda espacio alguno. narallL. - socialismo de tipo soviético. Al mismo tiempo hay que insistir
critica excepto para llama~i~mt~s refer~ntes a la pO.SIble me- en que por muy problemático que sea el enfoque del problema
jora de la .fuerza de atr\,cclon» IdeológIca del soclah~~o a la chino por parte de Lukács, ~a dualidad de sus perspectivas le
soviética. Más importante es, sin embargo, la. SUposl':lón de permite suscitar algunos problemas teóricos fundamentales re-
que hay .dos sistemas» implicados en la _m~ernat~alen lacionados con la categoria dialéctica de «mediación •. Inde-
Klassenkampf der Koexistenz» (lucha de clases mte:,:,aclOnal pendientemente del marco Iústórico concreto al que él aplica
de la coexistencia). En realidad, el punto muerto mlhtar, ~ue sus consideraciones 'teóricas -la situación contemporánea chi~
obliga a la cco-existencia» a los dos bloques de po~er. ~ohtlco­ na- su reflexión sobre la relación inherente entre «sectaris-
militar deja en libertad el d:sarr?llo de una multlp~c~dad de mo. y _falta de mediaciones. tiene una validez metodológica
sistemas transitorios, con dma~lll~mos -y. contradlCClOnes- general en sus aplicaciones a la esfera ideológica. (Ver su en·
internos, así como intereses obJetlvo~.proplos. En consecuen- sayo: Zur Debatte zwischen China und der Sovjet Union.
cia es imposible reducir esa compleJldad al esquema de los Theoretisch·philosophische Bemerkungen.• En Georg Lukács:
.d¿s sistemas •. La unidad artificial de _dos bloques de poder. Schritten zur Ideologie und Politik, pp. 681-706.)

34 3S
obras, incluidas las más polémicas, r~quiere te~er la mayor simpatía por Thomas Mann, que en todo
conciencia constantement~ de la~ c!rc.unst~cIa.s momento sigue siendo su héroe literario del si-
históricas y las interconeXlOnes dIalectIcas. SIgm- glo xx. En un ensayo escrito en 1909, tras alabar
fica igualmente que hay que ~uscar.lo~ ~spectos de la capacidad dialéctica y artística de Mann de ver
su obra que, debido a la valIdez hIstonca de mu- «la conexión entre todas las cosas» (den Zusam-
chas de sus fonnulaciones a largo plazo, repres~~­ men~ang van al!en:z .mit allem) así como su gran
tan un logro de profundas raíces, concreto, tematl- sentIdo de la obJetIvIdad, Lukács establece a nivel
co y duradero. Pues esta compleja bipolaridad d~ general que «tal vez la objetividad no pueda existir
sus perspectivas le proporcionó un margen de ~ctl­ jamás sin una cierta ironía. La mirada más seria
vidad que le pennitió producir obras de v~lo! eJem- a las cosas tiene siempre algo de irónico, pues en
plar -sobre todo en los campos, «mediatIzados» una u otra parte tiene que manifestarse el gran
de la estética y en las esferas mas abstractas de foso entre causa y efecto, entre la conjuración del
la filosofía-o sino yel sino conjurado; Y cuanto más natural-
mente aparezca el flujo pacífico de las cosas más
autént!ca y pro:funda será esa ironía. Ciert~ que
4. «DEBERíA» y OBJETIVIDAD esto solo se deja ver tan claramente en Budden-
brooks, y, por así decir, de una sola fuente. En los
El concepto de «sollen» o «debería» de Lukács, escritos posteriores esa ironía de Mann toma for-
es mucho más complejo de 10 que podría parecer mas distintas, pero su raíz profunda sigue siendo
a primera vista. La nota dominante de sus f~nnu­ ese sentimiento de dislocación de y nostalgia por
laciones (Fragestellungen) es una «nostalgIa pe la gran comunidad vegetativa natura!»." El filósofo
objetividad» y, en correspondencia con ello, una s~ente la misma dislocación de y la misma nostal-
polémica explícita intenninable c~ntra el «debe- gIa por una síntesis objetiva y unidad en un mundo
ría». Pero es intensamente conscIente del carác- en el que el foso entre «causa y efecto», <dntención
I------'t:..:e;;;;r""p.:..r oblemático de cualquier culto: a y -resultado», '<valor)' realidad» (Wert und Wirk-
en nuestra edad, y por tanto cuahfica sus afinn~ lichkeit) parece aumentar cada vez más, aunque,
dones en tal fonna que las alusiones de s.us ~na. naturalm~~te, para él la <dronía» no puede aportar
lisis en cierta medida reafirman en form:=t md~rec­ una soluclOn. y sea la que fuere la solución particu-
ta la validez del «debería». Por ello su actItud tIene lar que se considere, a través de todas sus modi-
que seguir siendo una «nostalgia de ?~jetividad» y ficaciones en el curso de la evolución de Lukács
nunca una identificación aproble~atlca con ellll;' el reto programático original subyacente sigu~
ni bajo el título de la categoría «.vIda» (Leb,en~phl­
losophie) ni bajo los de «realId~d e~onomIca», 15. «Alteza Real». En: Ensayos sobre Thomas Mann. Tra.
«fuerzas productivas», «clase», «hIstona,»' et~. ducción inglesa de Stanley MitcheIl, Merlin Press, Londres,
y es también por esto por lo que Lukacs SIente 1964, pp. 135·7.

36 37
siendo un factor estructurador fundamental de su cial, vinculado con el hecho de que la sociedad
pensamiento durante toda su vida. es un complejo de complejos extraordinaria-
Toda la obra de Lukács se caracteriza por ince- mente complicado, en el que hay dos polos
santes intentos de encontrar una forma de remo- opuestos. De un lado está la totalidad de la so-
ver la amenaza trágica implícita en la situación ciedad, que en última instancia determina las
de «o ... o» (la posibilidad del dominio de «un má- interacciones de los complejos individuales,
ximo de inhumanidad»). Su «nostalgia de objeti- y de otro lado el hombre individual complejo
vidad» está en disposición de lucha constante con- que constituye dentro del proceso una unidad
tra la «falsa objetividad». Desde el principio mismo mínima irreductible. Mediante su interacción
constata que una apelación directa al «Sallen» esos polos determinan el proceso. En este pro~
(<<obligación») siguiendo la línea de la «Individua- ceso, el hombre se hace finalmente hombre'
lethik» (<<ética individual»), es desesperadamente ... el aspecto de libertad adquiere un signifi~
inadecuado, y por tanto contrapone a él el impera- cado que es cada vez mayor, cada vez más com-
tivo de cierta fuerza objetiva. Pero la «unidad», la prensivo, abarcando a toda la humanidad ...
«sustitución de opuestos» -si es que se reivindi- Afirmo, por tanto, que por mucho que todos
ca- se edifica sobre un fundamento de carácter esos. problemas hayan venido a ser posibles
imperativo. Así «der Zweispalt van Sein und Sallen graCIas a factores económicos, sólo pueden ser
ist nicht aufgehoben»: «La división entre "es" y trasladados a la realidad mediante decisiones
"debe" no es trascendida. Sólo recibe una valora- humanas entre alternativas."
ción dialéctica, y cada vez más concreta. . El desarrollo puramente objetivo del tra-
Podemos hallar la razón de esto en una CIerta trabajo crea; sin duda, un mínimo cada vez
dualidad en la concepción de la Ontología que tie: menor de trabajo necesario; pero no forma
ne Lukács, incluso el Lukács más reciente --el parte de esta ontología que ésto sea capaz de
autor de una enorme Ontología Social- insiste en transformar el trabajo en una necesidad vi-
~--..... -<"" dualidad, en una doble causalidad, y en una - - - -ltaJ.,. . Sino que, en un estadio determinado, los
autonomía última de «decisiones entre alternati- hombres pueden transformar el trabajo en
vas» (Alternativentscheidungen). El meollo de su una necesidad vital."
argumentación es lo siguiente:
La cuestión no estriba en estar o no de acuerdo con
Hay conexiones causales que operan como cau- Lukács. Sino en que sobre la base de su Ontología
sas espontáneas, y hay conexiones causales que el resultado positivo sólo puede ser considerado
se ponen en marcha de una forma específica
por una iniciativa teleológica, manteniendo
16. «Gespriiche mit Georg Lukács., pp. 105.10.
su necesidad causal... Abordaré ahora otro 17. Ibid., p. 101.
problema ontológico básico del desarrollo so-
39
38
como el impacto de un "Sallen» 18» la elección autó-
noma de su humanidad potencial por los indivi- persuasión ha de triunfar, no puede prescindir de
duos (las "unidades mínimas irreductibles») que la afirmación de que «la vérité est lentement en
tras un arduo trabajo de demostración teórica y marche et a la fin des fins rien ne l'arretera».
persuasión vienen a ser conscientes de que pueden
y deben cambiar su fonna de vida: 5. CONTINUIDAD y DISCONTINUIDAD

Una de nuestras tareas fundamentales ha de Hasta ahora hemos puesto el acento en la uni-
ser ofrecer una prueba teórica del hecho dad del pensamiento de Lukács; ahora es preciso
de que todas esas circunstancias y reificacio-
nes son sólo fonnas fenoménicas de procesos cuestión de la responsabilidad de los intelectuales. Predomi-
reales. Mediante esto, conseguiremos que los na en varios de sus volúmenes. Por ejemplo: Az irástudók
hombres comprendan gradualmente que de- fe/elOsséfe (La responsabilidad de los intelectuales), lrodalom
berían experimentar también su propia vida és demokrácia (Literatura y democracia), Oi magyar Kultú-
ráért (Por una nueva cultura húngara), Schicksa/stwende, Exis-
como un proceso histórico. tentialisme ou marxisme, Fortschritt und Réaktion in der
Por lo tanto, es importante despertar la deustchen Literatur, Die Zerstorung der Vernuntt, etc. Es ca-
personalidad auténticamente independiente, racterística la siguiente cita de uno de 'Sus ensayos:
cuya posibilidad ha sido creada por el desa- «La intelligentsia se encuentra en una encrucijada. ¿De
rrollo económico previo." bemos -como la intelligentsia de la Francia del si-
glo XVIII, y de la Rusia del XIX- preparar el camino y
luchar por una nueva época mundial de progreso, o bien,
y con esto llegamos a la cuestión de resolver en como la intelligentsia alemana de la primera mitad del
la medida de lo posible la aparente contradicción siglo xx, debemos ser sacrificios inútiles, ayudantes sin
a la que hicimos referencia al principio de este en- fuerza de voluntad de los ayudantes de una reacción
sayo. Si el desarrollo objetivo produce alternativas bárbara? No caber dudas sobre qué actitud es
{(abiertas», es claro que no puede haber otro medio digna, y cual de la esencia, el conocimiento y
der Verantwortung
para llegar a la solución deseada más que el «tra- der Intellektuellen .• Schicksa/wende, Aufbau-Verlag,
bajo de la conciencia sobre la conciencia». (Según Berlín, 1956, p. 245.
entiende Lukács, esto abre un gran campo de acti- Pone un énfasis tremendo en explorar los aspectos morales
vidad al intelectual, descargando también sobre de los problemas filosóficos y estéticos generales. Es signi-
sus hombros una tremenda responsabilidad mo- ficativo que su enorme Etica -llena por todos lados de re-
ral."') En cambio, si ese trabajo de iluminación y ferencias morales- alcance su clímax en el capítulo sobre
«Der Befreiungskampf der Kunst. (La lucha liberadora del
arte) (Ver Die Eigenart des Asthetischen, Luchterhand Neu-
18. Ibid., p. 94. wied-Berlín, 1963, VoL 2, pp. 675-872). Así, no es sorpre~dente
19. Ibid., p. 45. que para Lukács una obra de arte privada de significación
20. Una tema que se reitera en los escritos de Lukács es la moral no pueda pasar el test de la importancia artistica du-
radera.
40
41
sayos son «variaciones sobre un tema perdido». El
mostrar, aunque sea brevemente, la lógica interna tema sintetizador -que originalmente sólo está
de su desarrollo: las modificaciones de su posición ahí como intuición vaga, como una «nostalgia de
dentro de la unidad última y las determinaciones objetividad» indefinida e inarticulada- está na-
que hay tras ellas. En los límites de este ensayo ciendo ante nuestros propios ojos. A medida que
sólo hay tiempo para unos trazos generales. Pero
por sumario y esquemático que sea el resultado, toma forma a través de sus aspectos parciales, dan-
do a luz al mismo tiempo el reto de la sustitución
es preciso dibujarlos para no distorsionar el cua-
dro global.l! . de esa parcialidad, presagia la necesaria destruc-
El alma y las formas -un volumen de ensayos ción de la forma de ensayo del joven Lukács.
escritos entre 1908 y 1910- es el primer logro in7 ,Esta cuestión de la fragmentación aparece una
telectual fundamental de Lukács. Es una obra de y otra vez, en muchos de sus aspectos. «El conoci-
gran sesibilidad, densa de alusiones y ambigüeda- miento humano»,escribe Lukács, «es un nihilismo
des inagotables. No tiene tema unificador, y sin psicol6gico. Vemos mil relaciones, pero nunca cap-
embargo la impresión global es la de estar leyen- tamos un nexo auténtico. Los paisajes de nuestra
do una obra, no una colección ocasional de ensa- alama no existen en ninguna parte; sin embargo,
yos. (En realidad, las colecciones de Lukács pos- en ellos, cada árbol y cada flor es concreta.» 21 Y de
teriores a 1913 son muy distintas al respecto.) El nuevo, «El hombre de la lírica de George ... es un
principio de composición de esos primeros ensa- hombre solitario, libre de todos los vínculos so-
yos -incluidos los que forman Cultura Estética- ciales»." Y de nuevo:
está muy decantado del lado subjetivo. Los temas
elegidos son más base para un «despegue» que pun- Kassner ve síntesis sólo, por así decir con los
tos de referencia objetivos. Paradójicamente, lo ojos cerrados; cuando mira las cosa~ ve tan-
que une los ensayos es la ausencia de un tema cen- tos detalles, tan delicados, que nunca pueden
¡ - - - _lira! definido, no su presencia. Sólo los temas par- _ _ _FepetiFse, que toda síntesis tiene que aparecer
ciales están bien iluminados y enfocados. Pero los como una mentira, como una falsificación de..
contrastes dialécticos entre los temas pardales liberada ..Si se entrega a su nostalgia, si cie-
enfocados crudamente producen un efecto global rra los OJos para poder ver las cosas juntas
de claroscuro: el de una complejidad de.contornos -en el reino de los valores- su honestidad
vagos y no resuelta. Se podría decir que esos en- inmediatamente le obliga a mirarlas de nuevo
y de nuevo están separadas, aisladas, sin aire:
21. He analizado algunos aspectos de la obra de Lukács
relacionados con esto en .Die Philosophie des "tertium datur" 22. Die Sule und die Formen. Egon Fleischel & Co., Ber-
und des Koexistenz-dialog., Festschrift zum Achizigsten Ge- lín, 1911, p. 189.
burtstag von Georg Lukács, Luchterhand, Neuwied, Berlín, 23. !bid., p. 190.
1965, pp. 188-207.
43
42
La o,scilación entre eso,s do,s po,lo,s determina seis piernas».)" Resultó ser un gran ensayo, logra-
el estilo de Kassner." do, malgré luí. La apariencia de sistematización
que hay en La teoría de la novela no, debería en-
Cuando" so,bre este trasfo,ndo, dice de lo,s poemas gañarno,s: la estructura real --el principio de
de Geo,rge que «Tal vez un día incluso eso,s poemas co,mpo,sición fundamental- es ensayística, en el
puedan co,nvertirse en canciones po,pulares »," está espíritu de la primitiva forma de ensayo,. Las
expresando, simplemente una esperanza gratuita: obras analizadas no, preservan su fisono,mía propia;
el más débil de to,do,s lo,s «debería». Sin embargo" so,n «sublimadas» co,mo pilares de una co,nstruc-
esto, no, altera en lo, más mínimo el hecho, de que ción intelectual (una construcción «geisteswissen-
el pro,pio, reto, haya aparecido, en el ho,rizo,nte, lle- schaftliche»). La potencialidad plena de la forma
vando, consigo la co,nstatacion creciente de que no, I primitiva de ensayo, llega a culminar y despliega
puede haber solución en términos de po,stulado,s- sus límites más amplios en La teoría de la novela,
valo,r. Lukács se lanza a buscar so,lucio,nes a los debido al complejo, cualitatÑ(amente más elevado,
pro,blemas parciales. No encuentra ninguna, pero de pro,blemas que plantea a. reso,lver en co,mpara-
emerge victorioso de esa derrota. Pues lo, que lo- ción co,n vo,lúmenesanteriores. En el curso, de esa
gra es la metamórfosis de sus problemas origina- culminación, · sin embargo, la forma primitiva de
les en un complejo cualitativamente más elevado, ensayo también se quema, y así es co,nstantemente
de cuestio,nes más concretas. Armado, de la con- trascendida en el desarrollo de Lukács. El elemen-
ciencia gráfica de que la co,ncreción de los «árbo- to de o,bjetividad --en la Problematik de «totali-
les y flores privado,s de paisaje» es una co,ncreción dad" heredada de El alma y las formas-la anega
sin sentido" se encuentra entonces en po,sición de y resulta ser co,n mucho demasiado volumino,so,
atacar la cuestión clave de la «to,talidad». El precio, para su frágil estructura. Ya no habrá, ni puede
que tiene que pagar por ese lo,gro, no pretendido es haber, más reto,rnos a ésta; sólo, expresiones oca-
el abando,no, definitivo, de la fo,rma de ensayo" con sionales . de un sentimiento de no,stalgia po,r una
- to,do, el atractivo, inmediato inherente a ella. complexión -formal peI"dida necesariamente y (tal
La co,nsumación de esta forma de ensayo, tiene como lo ve Lukács) correctamente. El llamamiento
lugar en La teoría de la novela, en 1914-15. Origi- peculiar de La teoría de la novela es inseparable
nariamente pretendía ser una intro,ducción a una de la resonancia histórica de un extendido senti-
gran obra sistemática que nunca llegó a comple- miento de nostalgia por la co,mpexión alcanzada
tar. (Hay ciento,s de páginas de manuscrito, delibe- en ella. La teoría de la novela ya no está dentro
radamente inéditas: en cierta ocasión Lukács me
describió ese intento suyo, co,mo, un «mo,nstruo, de 26. En 1963, cuando le devolví unos trescientos pliegos
del manuscrito que sobrevívió en manos de Arnold Hauser,
24. !bid., p. 54. aunque se alegró de que se conservase un viejo documento
25. !bid., p. 177. consideró que sería perder el tiempo volver a leerlo. '

44 4S
de los límites de una subjetividad (disciplinada), trañar que los campeones de un limbó l mantizado
y todavía no es la aceptación consciente de la im- de carácter intelectual la hayan transformado en
personalidad metodológica que se deriva del reco- su mito,
nocimiento del poder determinante último de la La «nueva época mundial» (neue Weltepoche)
«totalidad objetiva». (Esto significa también la su- que aparece en el horizonte de La teoría de la no-
bordinación consciente de las aspiraciones que uno vela no es más que una intuición vaga: incluso en
tenga en cuanto a la composición a la tarea de se- las referencias finales a Dostoievsky sigue siendo
guir las intríngulis caóticas y las complejidades un atisbo misterioso, y un signo de interrogación
«sin orden» del orden objetivo.) Es una obra de infestado por el «debería». Es introducido en el
un momento particular que se caracteriza por la cuadro a la fuerza por la lógica interna de sus ar-
contradicción entre la más elevada intensidad de gumentos, por la constatación de que:
conciencia del poder de la objetividad, y el radica~
lismo sin paliativos de' su rechazo. El único atrac- El proceso que constituye la forma interna de
tivo de esta obra es que en ella es «trascendida» la novela es el viaje del individuo problemá-
la contradicción -aunque sólo sea subjetivamen- tico hasta sí mismo; el camino desde la os-
te-- mediante el logro formal, el rigor de la com- cura cautividad en la realidad que meramente
posición, la imaginería poética y el estilo apasio- existe, que es heterogénea y privada de senti-
nadamente elevado ." Ideológicamente se sitúa en do para el individuo... el camino desde esto
una especie de «limbo» en los confines mismos de hasta el autoconocimiento claro. Cuando se
la visión de un infierno capitalista. No es de ex- alcanza este ,autoconocimiento, el ideal que
ha sido descubierto aparece, sin duda, en mi-
27. Una breve cita puede bastar para dar una idea del tad de la vida, como significado de la vida;
tino de estilo de que se trata: pero la div~sión entre el «es» y el «debería» no
- Benditas las edades que tienen en los cielos estrellados es trascendida, .ni puede serlo en la esfera en
- el mapa de los caminos que se pueden recorrer, y qu~ - - -'la: que esto s constata, a saber la esfera de la
hay que 'recorrer, y cuyos caminos están iluminados por
la luz de las estrellas. Para. ellas todo es nuevo,y s;n vida en la novela."
embargo familiar; aventurado, y sin embargo propiedad
suya. El mundo es amplio, pero es como su propia casa, Sin embargo, cuando en el manuscrito inacabado
porque el fuego que arde en el alma , es de la misma Lukács intenta concretar más este problema de
naturaleza que las estrellas. Mundo y ego, luz y fuego, «Aufhebrng» dentro de los confines de su visión de
están tajantemente separados, y sin embargo nunca se-
rán eternos forasteros uno para el otro; porque el fuego este período, descubre que nunca llega más allá
es el alma de toda luz, y todo fuego se viste de luz. de una obra que crece cada vez más, como un cán-
Die Theorie des Romans. Ein geschichtsphilosophischer cer, sin conducir a ninguna parte. Ese manuscrito
Versuch über die Formen der grossen Epik. P. Cassirer,
Berlín, 1920, p. 9. 28. !bid., p. 75.
46 47
se caracteriza por saltos y elevaciones tremenda- radicalmente nueva llevan la impronta de una uni-
mente largos que acaban en aterrizajes en el mis- ficación -en teoría- impaciente, apresurada, d.e
mo lugar del que se despegó. El significado de este la fuerza material recién identificada y su principib
«manuscrito inacabable» para la evolución de Lu· de una síntesis práctica moralmente fundada. La
kács fue que intensificó su conciencia -que él sen· forma en que saluda la unificación del Partido Ca-
tía incluso en este nivel de abstracción- de en- munista Húngaro y el Socialdemócrata es suma-
contrarse en un callejón sin salida. Una de las mente característica de este talante:
máximas que Lukács solía recomendar era: «no te
pares a mitad de camino, sigue sin compromiso la Actualmente el partido (unificado) es la
idea hasta su conclusión; las chispas producidas expresión de la voluntad unificada del prole-
por el choque de tu cabeza contra la pared te mos¡- tariado unificado; es el órgano ejecutivo de la
trarán que has llegado al límite»; La aprendió de voluntad que se está formando a partir de
Georg Simmel, en su seminario «privatissimo», y fuerzas nuevas en la sociedad nueva. La crisis
la aceptó como objetiva y subjetivamente válida. del socialismo, que se expresó en la oposición
Nunca experimentó una intensidad mayor de chis- dialéctica entre los dos tipos de partidos obre-
pas que en este período de síntesis inacabada, pero ros, ha alcanzado al cabo su fin. El movimien-
exploró plenamente en todas direcciones los lími· to proletario ha entrado finalmente en una
tes de adaptabilidad de las categorias hegelianas. nueva fase, la fase de su poder. La gran haza-
Su manuscrito impublicado despliega gráficamente ña del proletariado húngaro consiste en el he-
la inadecuación de esas categorías para ajustarse cho de que finalmente ha conducido la revo-
a las complejidades específicas de nuestra situa- lución mundial a su nueva fase. La revolución
ción histórica, a pesar de los esfuerzos apasio- rusa mostró que el proletariado es capaz de
nados de un gran intelecto por «modernizarlas». tomar el poder y de organizar una nueva so-
Sólo por esta razón, aunque no hubiese ninguna ciedad. La revolución húngara ha mostrado
otra, merece sin lugar a- dudas ver la luz del sol. que esa-revolución es posible sin lucha fratri-
La profunda crisis personal encontró ayuda cida entre proletarios. Con esto, la revolución
para encaminarse a una solución en la dramática mundial alcanza un estadio cada vez más avan-
intensificación de los acontecimientos: la ;Revolu- zado. Redunda en honor del proletariado hún-
ción de Octubre, el colapso militar de la Monarquía garo el haber sido capaz de crear por si mismo
austrohúngara y la erupción de una crisis socio-eco- la fuerza necesaria para este papel dirigente
nómica y política general. Viendo que la «nueva -para dirigir a sus dirigentes, y a los prole-
época mundial» de La teoría de la novela emergía tarios de todos los paises."
como una fuerza material concreta, la saludó con
entusiasmo y con grandes expectativas inmediatas. 29. «Taktika és etika • (Táctica y ética). En: Georg Lu-
Sus primeros intentos de efectuar una valoración kács: Schriften zur ldeologi.e und Po/itik, p. 93.

48 49
De forma semejante, como vimos antes, la solu- muy fuerte, el reconocimiento de la capacidad me-
ción de un dilema bien identificado de poder so- diadora de una institución históricamente concre-
cialista es enfocado en términos de postulado mo- ta es un paso significativo hacia adelante a partir
ral versus instituciones. La pronta destrucción de la anterior posición.
del experimento húngaro puso fin, comprensible- En los años veinte las energías de Lukács se
mente, a ese talante. Siguió entonces una toma de encuentran divididas entre las tareas políticas y
conciencia apasionada de la más alta intensidad in- los estudios filosóficos. En política, su posición no
telectual, cuyo monumento, famoso con razón, aun- es en modo alguno feliz, recibiendo ataque tras
que con frecuencia mal entendido o mal interpreta- ataque de funcionarios de la Comintern y de diri- \
do, es Historia y Conciencia de clase. Esta obra gentes sectarios de su propio partido. Y después
no es sólo un intento profundamente original y en \ de la derrota de sus «Tesis Blum» incluso su acti-
gran medida coronado por el éxito de superaci6n ' vidadpolítica periférica toca a su fin. Desde en-
marxista de Hegel (parte de ciertos aspectos de la tonces, su actividad se ve confinada al trabajo teó-
espinosa cuestión de las relaciones «sujeto-obje- rico y, durante un breve intervalo tras la guerra,
to»), sino que también suscita cantidad de proble- de nuevo en Hungría, a la política cultural. Los
mas institucionales ' y organizativos concretos en estudios filosóficos , en forma de reseñas cuidado-
estrecha conjunción con los filosóficos más genera- samente argumentadas, tratan de investigaciones
les. Por ejemplo: " dejadas al margen en Historia y conciencia de cla-
se. (Las más importantes son los artículos sobre
El Consejo obrero es la conquista palítico-so- Bujarin; Lassalle y Moses Hess. El librito sobre Le·
cial de la reificación capitalista. En la situa- nin constituye un tipo aparte, caracterizado por
ción subsiguiente a la dictadura, debería supe- una clara ' síntesis entre algunos problemas cen-
rar la superación burguesa entre legislativo, trales de la dialéctica -elaborados en Historia y
ejecutivo y judicial; de formasemejante, en la conciencia de clase-, y un sentido notable de la
- lucha por el poder, está-llamado a poner fin a - realidad- política.) En ellos podemos observar el
la fragmentación espacio-temporal del prole- impacto de una creciente asimilación de la econo-
tariado, y también a unir economía y política mía política, aunque la cima al respecto la consti-
en la auténtica unidad de actividád proletaria, tuya una obra sistemática fundamental escrita en
y de' esta forma ayudar a recqnciliar la opo- los treinta: El Joven Hegel, Sobre las relaciones
sición dialéctica entre interés inmediato y ob- entre dialéctica y economía. (Como programa, el
jetivo final." tema central de ese libro aparece por primera vez
en Mases Hess y los problemas de la dialéctica
Así, aunque el elemento imperativo sea todavía idealista.)
Los treinta nos vuelven a los ensayos litera-
30. Geschichte und K/assenbewusstesein, p. 93. rios, pero, naturalmente, en una forma fundamen-

50 51
talmente distinta. En cuanto a su estructura, son grama. de «desestabilización», la explosión húnga-
mucho más próximos a la monograña sistemática ra, Chma y más tarde Cuba, etc.- acarrearon nue-
que al ensayo tradicional. Su composición viene vas complicaciones. Dejaron al desnudo una con-
dictada por las conexiones objetivas de las obras tradicción latente en los ensayos de Lukács. Pues
analizadas vistas en el marco general de la concep- el ~arácter intensamente «mediado» que los carac-
ción del mundo de Lukács, por complejas y «des- terIza no es en modo alguno simplemente una fu-
pistantes» que puedan ser. El autor de esos ensa- ' sión ade~uada con el carácter específico de la obra
yos asume la tarea de abordar problemas que el q~e analIza, aunque también sea esto en una x,ne-
joven Lukács habría excluido a priori de su cam-
dida bastante significativa. También es al mismo
po de interés. La noción central que guía esos en- tiempo, un «incógnito» para la polémi~a político-
sayos y a la vez emerge de ellos en forma cada vez
más concreta es el concepto de lo «específico». Su filosófica a la que se ha visto empujado como con-
equivalente filosófico universal -«mediación»- secuencia de su retirada forzosa de la política y
ha sido abordado repetidamente en el período .an- del ~ndur~cimiento de las condiciones de vida bajo
terior. De no haberlo hecho con éxito, los nuevos StalIn, aSI como de resultas de una resignación a
ensayos literarios habrían adolecido de un prin- estrechar perspectivas y a la inevitabilidad de lo
cipio de cohesión interna que en última instancia que él llamaba un «rodeo históricamente necesa-
pudiese prevalecer sobre las múltiples ramificacio- rio». En la medida en que los «desvíos» de sus aná-
nes y las complejidades implicadas. Sobre la base lisis liteprio~ son debidos a ese «incógnito» y a
de ese punto de referencia general, Lukács estuvo esa «reSIgnaCIón», su propio principio objetivo de
capacitado no sólo para sumergirse en los aspec- composición de los ensayos resulta evidentemente
tos más heterogéneos de las obras de arte analiza- vi?lado, por importantes que puedan ser por sí
das --desde los políticos y sociológicos hasta los mIsmas, en otros aspectos, esas excursiones. (Sobre
aspectos morales y epistemológicos- tal como se todo t<;niendo en cuenta que algunos aspectos for-
presentaba en su individualidad concreta, sino males mportantesneJas obras analizadas resultan
también para sintetizarlos en un cuadro estético inevitablemente relegados al trasfondo en el cur-
particular muy claramente identificable. Confor- so de tales incursiones y excursiones.) Más impor-
me se ampliaba el campo de su investigación con- tante es, s~ embargo, el hecho de que el trabajo
creta, sus categorías estéticas ganaban en concre- preparatorIO de la síntesis posterior resulta, inclu-
ción y complejidad. Así,dialécticamente, las «mo- so a la luz de la propia percepción de Lukács de las
nografías condensadas» prepararon también el te- perspectivas cambiantes, temporalmente condicio-
rreno para una síntesis estética general. nada en una medida que supera todo lo admisible.
Pero para la época en que pudo empezar a es- UJ'no de los indicadores de la grandeza de Lukács
cribir ésta última, importantes cambios en las es que encuentra la fuerza moral y la potencia in-
perspectivas mundiales del socialismo --el pro- telectual para hacer frente al reto de un «nuevo
52 53
principio», incluso cuando ya tiene más de seten- menta.l, de re-e:camen investigador y de síntesis es
ta años.,4 la r~clen termmada Ontología del Ser Social, co-
Encontramos aquí una semejanza más que su- nocI~a de .J?omento sólo a través de lo que el propio
perficial con la crisis del período de la Teoría de Lukacs dIJo de ella. A la vista de ellos, sólo nos
la Novela, aunque complementada por diferencias cab~ esperar, pcro en modo alguno podemos pre-
esenciales. El primer resultado de su intento de decIr, que la propia obra completa logre superar
síntesis es el libro Sobre la particularidad como el carácter «Rohentwurf» internamente determi-
categoría de la estética (Vber die Besonderheit als nado de su Estética.
Kategorie der Asthetik). Originariamente fue pla-
neada como introducción a la obra estética funda-
mental. Pero resultó que hubo que mantenerla 6. TOTALIDAD y MEDIACIÓN
separada de ésta. Sin embargo, la diferencia fun-
damental con los años 1915 es que la nueva crisis , Las categorías centrales de la dialéctica de Lu-
personal -de nueVo, sobre el trasfondo de una kacs son los conceptos estrechamente interrelacio-
nados de «totalidad» y «mediación». Un análisis
crisis histórica objetiva- ha sido atacada y , re- adecuado de los mismos tendría que entrar en mu-
suelta, en la medida en que le fue posible hacerlo, chos detalles, cosa que lamentablemente no pode-
dentro de las perspectivas del marxismo. Este he-
mos permitirnos aquí. De nuevo debemos conten-
cho le permitió completar la nueva obra: los ingen-¡ tarnos con trazar los rasgos desnudos de las for-
tes volúmenes de Die Eigenart des Asthetischen
mulaciones y soluciones que da Lukács a esos pro-
Pero esta obra muestra claramente las huellas de blemas.
una situación no resuelta: se parece mucho más a
un «Rohentwurf» (borrador) que a una síntesis . Como ~emos visto, la apasionada rebelión del
terminada. Revela niveles heterogéneos de desarro- Joven Lukacs contra las formas predominantes de
fragmentación y aislacionismo capitalista había
llo de su pensamiento, que han quedado yuxtapues- da_dQ ugar mUy pronto a expectativas referentes
tos.- Asimismo, la nueva y amplia «base» ----que vie- a la posible solución, y a postulados de un carácter
ne a sér necesaria a partir de la constatación de
comprehensivo sin concesiones. Pero también he-
las limitaciones temporales de los anteriores pre- mos visto que incluso en La teoría de la novela el
parativos así como a partir de una aguda concien- concepto de totalidad seguía siendo un princi~io
cia de los vacíos por llenar- se hace ante nuestra r 7gulador .abstracto, a pesar de la elevada concien-
vista y se incorpora en su inmediatez a la síntesis CIa d.e s~ importancia crucial. Fue en Historia y
general. Esta última característica -y no el nivel co~clenCla de clase donde Lukács consiguió por
de abstracción- aleja lamentablemente esta obra pnmera vez suscitar la cuestión de la «totalidad
fundamental del público lector.'! Otra obra funda-
31. Hay que esperar que algún día aparezca una versión reelaborada y sustancialmente condensada de ese gran .Ro-
hentwurf. (borrador).

54 55
muchO' má~ CDncreto que promete una Ontología
CDncreta» en su nivel más elevado de generaliza- muy supenDr a la de Historia y conciencia de
ción. clase.)
Subrayó que: .• Sin .embargD, la «tDtalidad sDcial» sin «media-
clOn» VIene a ser CDmD «libertad sin igualdad»: un
No es el predDminiD de motivos eCDnómicDs pD~tuladoabstracto, y vacío. La «tDtalidad social"
en la interpretación de la sociedad ID que di- eXIste ~n y a través de e~as mediaciones múltiples
ferencia decisivamente el marxismO' de la cien- a t:aves de !as que se vInculan entre sí IDS CDm-
cia burguesa, sino el punto de vista de la tota- pleJDS especlficDs -es decir, «tDtalidades parcia-
lidad. La categDría de tDtalidad, el dominio l~s»- en un cDmplejo glDbal dinámicO', que cam-
tajante y detenninante del todo sobre las par- bIa y se desplaza CDnstantemente. El cultO' a la
tes es la esencia del métodO' que Marx tDmó totalidad directO', la mixtificación de la tDtalidad
de Hegel y, en forma Driginal, transformó en CDmo i~m~diatez, la. negación de mediaciDnes y
base de una ciencia enteramente nueva." cDmpleJas I~terconexlOnes mutuas, sólo puede pro-
d~clr un. mIto, y, cO'mo demDstró el nazismO', un
y tras su crítica al «punto de mira indívidual» de
la teoría burguesa, añadió: «La totalidad del obje- mItO'. p~lI~rDsD. El otrO' extremo de a separación
to puede ser establecida sólo cuando el propio su- nO' ?!alectIca -el. culto de la inmediatez y la ne-
?a~lOn de la tDtalIdad, de las interconexiDnes Db-
jeto que la establece es una tDtalidad.» 33 Aunqu(j
JetIva~ entre los cDmplejDs individuales-, también
la opDsición entre «punto de mira individual» )\
«puntO' de mira de la tDtalidad» es todavía abstrac- es pelIgrDso, produciendO' desDrientación, la defen-
sa d~ la fragmentación, la psicO'logia de la falta de
ta, le permite elabDrar la OntDIDgía sDcial de His-
toria y conciencia de clase. Afirma que «La totali- sentIdO' ~e.las propias acciones, el rechazO' cínico
dad concreta es, pDr tanto, la auténtica categoría d 7. la. actlVIdad mDralmente inspirada, y la acepta-
ClOn ImpDtente de las prDpias cDndiciDnes, pDr in-
de realidad»," y la concreta CDmD «procesO' socio- humanas_que~puedan ser. NO' es de extrañar que
n---IliSit6F:iC5»(ie~iel¡¡~c¡~lifizi(;h-~s Geschehen )',''-,,-fn,r=--~
Lukács rechace ambas CDsas.
mula la tarea de superación de la fragmentación Su «tertium da'tur» es una cDncepción de la to-
teóríco-intelectual-artística CDmo dimensión nece- talidad d.ialéctica, históricamente CDncreta. En
saria de la unificación práctica de «sujeto y obje-
to». (CuandO', en la obra reciente ya citada, define 1?47 escnbe: «La concepción materialista-dialéc-
tIca de la tDtalidad significa ante tDdD la unidad
la totalidad social CDmo un «cDmplejo de cDmple-
concreta de cDntradicciDnes en interacción ... ; en
JDS», ofrece un entramado general de referencia segundo lugar, la relatividad sistemática de tDda
32. Geschichte und Klassenbewusstsein, p. 39. tDtali.da~ tantO' hacia arriba CDmo hacia abajo (ID
33. Ibid. p. 40. que sIgmfica q~e tDda tDtalidad está hecha de tO'ta-
34. Ibid., p. 23. IIdades subordmadas a ella, y también que la to-
35. Ibid., p. 27.
57
56
talidad en cuestión es, a la vez, sobredeterminada que esté asociada al proceso «real" de forma
por totalidades de complejidad más elevada ... ) y reguladora. Sino que el objetivo final es la
en tercer lugar, la relatividad histórica de toda to- relación al todo (al todo de la sociedad, mi-
talidad, a saber, que el carácter de totalidad de rado como proceso), a través del cual recibe
toda totalidad cambia, se desintegra, se limita a primero su significado revolucionario todo
un período histórico determinado, concreto.»" La ~~mento individual de la lucha. Es una rela-
significación y límites de una acción, medida, lo- CIOn que mora en el interior de cada momento
gro, ley, etc., pOr tanto, no puede ser valorada más en. su cotidianeidad simple y sobria, pero que
que en relación a una captación dialéctica de la es- p~~mero se ha~e real mediante su transforma-
tructura de totalidad. A su vez esto implica la Clan en ~?nSClente, y que (al hacer manifiesta
tarea de una captación dialéctica de las mediacio- la relaclOn al todo), da realidad al momento
nes complejas que constituyen la estructura de de lucha diaria, elevándolo de la mera factici-
totalidad. dad, de la mera existencia, a la realidad."
El primer Lukács era incapaz de formular el:
concepto de «totalidad concreta» porque no esta- Los ,aspectos problemáticos de la concepción de
ba en condiciones de considerar las mediaciones L;t~acs de las «relaciones sujeto-objeto», caracte-
que pudiesen trascender los «detalles, fragmentos, nstIcas de este período de su desarrollo pOdemos
cosas aisladas» de lo «inmediatamente dado» en la detectarlos en ese pasaje. Pero también pode-
unidad final de una totalidad dialéctica que cam- mos ver claramente que ese concepto de la totali-
bia dinámicamente. El cuadro de un conglomerado dad es ya un concepto dinámicamente mediado
no mediado, segmentado, no interconectado, está- .~u~que. por supuesto no puede ir más allá de la~
ticamente congelado de cosas diversas sólo podía lImItaCIOnes que impone a Lukács en esta época la
generar un concepto igualmente estático de totali- falta de .un:'l mayor concreción en su concepción
dad: un postulado de valor nostálgico de unidad. de «medIaCIón».
i - ' - - -"P.n la épOca en que_escribió Historia y canciencia -1'.....:._ -. - F..n, la evolución de Lukács el concepto de «me-
de clase, esa visión había cambiado cualitativa- dIacIon» ha sido abordado una y otra vez_ La lucha
mente. Analizando el problema del «objetivo últi- co~tra la fa~ta de sentido de la <<inmediatez» (Un-
mo» (Endziel), Lukács escribe: m}ttelbarkelt) es ~a~a:terís.tica del enfoque de Lu-
kacs desde el prmCIpIO mIsmo: es imposible no
No es tampoco ningún «debería», ninguna idea verlo en El alma y las formas y en Cultura estética
36. «A marxista filos6fia feladatai az demokráciában» (Las
por no h.a~lar de La teoría de la novela. Rechaz~
tareas de la filosofia marxista en la Nueva democracia. Tex- ~l «est~tIc!smo», el «naturalismo», la «descripción
to de una conferencia dada en el Congreso de filósofos mar- ImpreSIOnIsta», etc., debido a su carácter fragmen-
xistas de Milán, el 20 de diciembre de 1947). Budapest, 1948,
pp. 11-12. 37. Geschichte und Klassenbewusstsein, pp. 36-37.

58 59
co~tradi~ción entre captar la falta de sentido de
tado: su incapacidad para producir un cuadro de
la mmedIatez y la incapacidad de Lukács para re-
conjunto coherente. Al mismo tiempo rechaza el
~olv~r conceptualmente los complejos problemas
«simbolismo» también, porque el cuadro que pro-
duce es el de una totalidad artificial, falsa, subje- ImplIcados en la relación dialéctica entre media-
c~ón y totalidad tiene como resultado una concep-
tivo-abstracta, en la medida en que la inmediatez
del detalle es elevada directamente -y con arbi- CIón falsa del papel del crítico:
trariedad subjetiva- al estatus de significado y
alcance universales. (Es revelador también a este «El crítico es el hombre que ve lo profético
respecto el pasaje anteriormente citado referente en las formas, aquel cuya experiencia más
fuerte es ese contenido espiritual que las for-
a la ironía de Thomas Mann.) El denominador co- n;as ocultan en su interior, indirecta e incons-
mún de «naturalismo» Y «simbolismo», natural-
cIe~temente.» .«El ensayo esun tribunal, pero
mente, es la falta de mediación, y así comprende
en el lo esencIal y lo que determina el valor
ya el carácter estrechamente interrelacionado de no es el juicio (como en el caso del sistema)
ambos a pesar del contraste superficial entre am- sino el proceso de juzgar.»" '
bos en diversos niveles _sujeto-materia, caracte-
rización lingüística, forma externa, etc.-, si bien,
Así, ~os elementos de verdad son estirados hasta la
en este estadio, sólo lo comprenda intuyéndolo místIca para ocultar, aunque sea inconscientemen-
más que con una penetración desarrollada de ma-
te, la contradicción última de que 10 que se está
nera coherente. El joven Lukács no posee el apa- contrapo,niendo a la .inmediatez fragmentada del
rato conceptual que le que le pueda permitir trans- «naturalIsmo», el «SImbolismo», etc. -mediante
formar esa intuición en una visión teórica sistemá- el aparato categorial de El alma y las formas etc.-
tica. El carácter abstracto de su propio nivel ge- es una inmediatez mística de esencias metafísicas
neral de investigación -las categorias de «el alma congeladas. Si partimos --como lo hace Lukács-
y . las formas» (die Seele und die Formen), «va- - de la premisa de que la filosofía puede ofrecer la
lor y realidad» (Wert und Kirklichkeit), «la~altura
"fi~a!Idad glacial de perfección»," el margen de la
del ser» (Gipfel des Seins), «apariencia y esencia» actIVidad del crítico es ilusorio. El «proceso» que
( Schein und Wesen), «vida y obra de arte» (Leben él opone a la "finalidad glacial de perfección»
und Kunstwerk), «pura coacción sobre la pura va. que se revela en la filosofía es «predeterminado»
luntad» (der reine Zwang auf den reinen Willen) , por esos «contenidos anímicos» metafísicos que se
«el pináculo del ser» ( der Hohepunkt des Daseins), supone .que el crítico «experimenta fuertemente»,
etcétera-, le impedían identificar esas mediacio- «VIve dIrectamente», y 'l ibera así de ese carácter
nes concretas que podían trascender la inmediatez
rechazada con un movimiento hacia la totalidad
concreta, y no hacia alguna «esencia metafísica» 38. Die Seele und die Formen, pp. 17 Y 38.
39. Ibid., p. 4.
abstracta, como sucede en las primeras obras . La
61
60
«mediado» y del «ocultamiento inconsciente» que teriores de Lukács: el análisis de la profunda afini-
inevitablemente los caracteriza cuando asumen la ~ad estructural entre el naturalismo y el simbo-
forma de «inmediatez sensible» (sinnliche Unmit- hsmo en cuanto a su incapacidad para trascender
telbarkeit). Al crítico se le asigna la tarea de com- adecuadamente el nivel de la inmediatez más cru-
batir la «inmediatez sin alma» del naturalismo, da. El fenómeno paradójico de que el naturalismo
etc., así como de indicar las formas de <<inmediatez se decante hacia el simbolismo o incluso se trans-
sensible» que están imbuidas de «contenidos for~e en simbolismo, de un lado, y de otro el sim-
anímicos», es decir, en las que una «inmediatez bohsmo retroceda a posiciones naturalistas en-
metafísica» asume una forma directamente per- cuentra explicación en la afinidad estructural de
ceptible. Pero al cabo ahí no hay criterio de juicio la falta de mediaciones. Al respecto, sólo podemos
ni para la inmediatez rechazada ni para la roman- encontrar definiciones claras en el último Lukács
tizada. Por lo cual, el «proceso de juzgar» tiene que pero este complejo de problemas ha sido heredad~
ser mixtificado per se y opuesto al «juicio» caracte- del autor de El alma y las formas.
rístico del «sistema». El papel del crítico como in- El camino hacia una mayor concreción en cuan-
termediario entre las «formas» y el «sistema» es to se refiere a las mediaciones concretas de la
un papel ilusorio, porque las entidades meta~sicas . totalidad concreta pasó por la crisis antes mencio-
del «sistema» se toman por dadas y se les aSIgnan ~ada de los años 1914-17. Lo que resulta significa-
el cociente de valor metafísico de la «finalidad de tIvo en este contexto es que en ese período el «sis-
perfección». A pesar del reconocimiento de la «fal- tema» previamente incuestionado es sometido a
ta inmediatez» del naturalismo, simbolismo, etc., riguroso, examen y resulta deficiente, tan sin reme-
el problema de la mediación sigue por resolver. dio que tiene que ser abandonado. Así, la «finalidad
y es esto 10 que acaba por derrotar al joven Lukács, glacial de perfección», vista más de cerca, resulta
ODuganlaoJle a buscar una solución donde no puede ser la perfección sin vida de una dialéctica conge-
L!..,,----'~!!:~!:!' : en una oposición al «sistema» llena de lada: la transformación de las categorías de una
connotaciones míst icas.- -:---"'--r--e:X:f~¡erlCia~m'iginalril·ir:!ilerlte dialéctica de trascen-
Pero aunque el joven Lukács no consigue do- dencia de la inmediatez en esencias heladas de una
minar el problema de la totalidad concreta me. inmediatez metafísica. Nada tiene de extraño que
diante la captación de las mediaciones concretas del «monstruo de seis pies» no pudiese extraerse
que la constituyen, no hay que subestimar el hecho ninguna conclusión orgánica: cada nuevo intento
de que el lado negativo de la cuestión -en la for- de componer sus defectos conseguía sólo añadir un
ma de las repetidas polémicas contra la inmediatez nuevo miembro helado, subrayando así 'las contra-
del esteticismo, el impresionismo, el naturalismo, dicciones de la concepción en su conjunto. Y de
el simbolismo, etc.-, se aborda con gran rigor, y nada servía la ayuda que para el caso pudiese pro-
sensibilidad. En realidad, podemos reconocer ahí porcionar a Lukács la· filosofía hegeliana. Pues
un tema fundamental de los escritos estéticos pos-
63
62
como más adelante constató él mismo, Hegel in- ~n pro~rama abstracto e irrealizable, debido a las
tentaba abordar ese complejO de problemas: hmltac~one.s socio-históricas de su punto de vista.
Al propIO tIempo pone repetidamente el acento en
... como puramente teórico, como lógicos ... En que l~ cl~ve de la cuestión es la complejidad de las
consecuencia, las categorías mediadoras se «medIacIones concretas»: si se suprimen éstas el
indepentRzaban como «esencias» reales; se resultado. es inevitablemente algo negativo, o 'in-
liberaban del proceso histórico real, de la base cluso pe~I~roso, como el «marxismo vulgar», el
de su auténtica comprehensibilidad, y así se «economlclsmo», el «utopismo ético», la «Prole-
tornaban en una nueva inmediatez petrifi- tkult~, el «sectarismo», el «esquematismo», el «na-
cada.'" tura~~smo», el <~romanticismo revolucionario» (una
versI~:m. ~el «sImbolismo»), el «voluntarismo», el
Un sistema de ese tipo no podía ayudarle, salvo «sU?Jebvls~o»,. el «stalinismo», etc., etc. Lo que
indirectamente, es decir, poniendo en evidencia las s~gun Luk~cs tIeI?-en en común todas esas tenden-
contradicciones de tal enfoque. El propio Lukács CIas y mamfestacIOnes es el olvido o supresión de
tuvo que abandonar primero las premisas de su sis- las categorías de mediación
tema anterior, antes de poder hallar una solución Así, ~n l~ concepción de Lukács el pape1 de la
satisfactoria al problema de inmediatez-mediacio- econOl~Ia.' leJOS de ser mecánico y unilateralmente
nes-totalidad. Su encuentro con el marxismo le determInIsta, es dialécticamente activo: se le asig-
hizo caer en la cuenta del hecho de que el es'labón na el papel de entramado de referencia estructu-
intermedio crucial de todo fenómeno humano es ral~en!e y metodológicamente último. Claro, eso
la «actividad práctico-crítica» del hombre, con su n.o sI~I~ca que hayamos adquirido ahora una «va-
referencia última -una referencia «en último aná- nta ~~gIca» en la forma de «común denominador»
lisis»- a la esfera de la economía. Su ajuste de ~ecamco ..Por el contrario, la afirmación sobre la
cuentas con la filosofía hegeliana en Historia y con- "Imp~rtan~Ia de la economía sólo adquiere todo su
J--'------cciencia de clase -sobre- todo en el trozo rp"nt,"" 1-~4 senh~o_ sI_un~ e~ capaz de captar las mediaciones
sobre la Reificación y la conciencia del proletaria- especlfica~ !llulüples en 'los campos más variados
do- resulta al respecto inequívoco y tajante. Pun- de la aC~IVldad humana, que no solamente están
tualiza con fuerza que la crítica marxista de 'la «~onstruldas sobre» una «realidad econÓmI·ca
·' »,
economía política se basa metodológicamente en ~In? que t am, b len estructuran activamente a esta
el programa hegeliano de la «disolución de la in- ultIma a traves de su propia estructura inmensa.-
mediatez» que para Hegel tenía que seguir siendo n: ente complej~ ~ r~lativamente autónoma. Sólo
SI c~pt~ uno dlale~tlcamente la multiplicidad de
40. Moses Hess und die Probleme der idealistichen Día- n:edlacIOn~s espeCIficas, puede comprender la no-
lektik. En: Georg Lukács: Schriften zur ldeologie und Poli- CIón marxIsta de economía. Porque si esta última
tik, p. 268. es el «determinante último», es también un «de-

64 s 65
terminante determinado»: no existe fuera del
complejo siempre concreto e históricamente cam- gel co~sisti? en el hecho de que hizo la teoría
biante de mediaciones concretas, incluídas las Y, la hlstor~a dialécticamente relativas entre
más «espirituales». Si la desmixtificación de la so- s~, las cap~o en una penetración dialéctica re-
ciedad capitalista, debido al carácter fetichista de ~Iproca. Sm embargo, en última instancia su
su modo de producción Y de cambio, tiene que par- I~te~to fu~ un fracaso. Nunca alcanzó la' au-
tir del análisis de la economía, esto en modo algu- tentzca unzdad de teoría y práctica' Y tod 1
no significa que los resultados de esa investiga- que p~do hacer fue o llenar la secu~ncia l~g~
ción económica puedan ser simplemente transferi- C? de las c~teg~rías con rico material histó-
dos a otras esferas Y niveles. Incluso en lo refe- neo, o ra~~onalIzar la historia, en forma de
rente a la cultura, la política, el derecho, la re- una ~uceslOn de formas, cambios estructura-
ligión, el arte, la ética, etc., de la sociedad les,. epocas,. et~., que elevaba al nivel de cate-
capitalista todavía falta hallar las mediaciones gonas su.blImandolos Y abstrayéndolos. Marx
complejas, en diversos niveles de generalización fue el I?nmero que fue capaz de penetrar ese
histórico-filosófica, que le capacitan a uno para al- f~lso ~Ilema. No derivó la sucesión de catego-
canzar conclusiones fiables tanto sobre la forma r~~s n~ d~ ~u secuencia lógira, ni de su suce-
ideológica específica en cuestión como sobre la for- SlOn hZJ.torzca: sino que reconoció «su sucesión
ma dada, históricamente concreta, de la sociedad c?mo eternunada mediante la relación ue
capitalista en su conjunto. Y esto es más evidente tIenen entre sí en la sociedad burguesa» be
si intentamos transferir la investigación a un ni- b
ste modo, no se limitó a dar a la dialécti~a la
vel más general, como en realidad viene a ser ne- ast r~a! que en vano ha?ía buscado Hegel, ni
cesario en el curso del análisis estructural de cual- se Im~to a pon~r!a de pIe, sino que también
quier forma particular de sociedad, o de cualquier levan!o a l? cntIca de la economía política
forma específica de actividad humana. No podemos (9ue el habla ~~nvertido en base de la dialéc-
t-;---cap'tar lo «específico» sin identificar sus rr::~~.~~~=~._-I
interconexiones con un sistema dado de complejas
____~t~Ic~a~~)~d~e~~la~r~I~g~Id~e~z fetichista y la estrechez
,. que estaba sometida la econo-
mediaciones. En otras palabras: hemos de ser ca- mla, mcluso en el caso de sus representantes
paces de ver los elementos «atemporales» (sistemá- burgueses más conspicuos. La crítica de 1a
ticos) en la temporalidad, y los elementos tempo- economía política ya no es una ciencia más
rales en los factores sistemáticos. Es en relación y ~o sólo que?a p'uest~ por encima de las d~
a este punto cómo subraya Lukács las diferencias mas como «CIenCIa basica»; sino que aharca
fundamentales entre Marx y Hegel, al tiempo que todo ~l mu:zdo de la historia de las «formas
pone el acento en los grandes logros de este último: de eXIstenCIa» (las categorías) de la socÍed d
humana.'. a
La tremenda contribución intelectual de He- 41. Ibid., pp. 286.7.

66
67
Esta concepClOn de la economía como compren- ca ~n ~ue «las mixtificaciones de la inmediatez
sión dialéctica de todas las categorías de la socie- c~p~talIsta» h~n penetrado ya en el movimiento so-
dad humana, a través de sus complejas transfor- cIalIsta orgamzado (<<economicismo», «revisionis-
maciones en la historia, no podía estar más aleja- n:o », ~tc.) y en que la sociedad surgió tras la
da de una visión mecanicista. Pues la variedad in- d~c!onosa Revolución de Octubre está siendo con-
mensa de categorías sólo puede ser interrelaciona- ICI~n~da y af.ecta~a en diversas formas por los
da en un todo coherente si el «modelo» de valora- mov~mIentos «.trraclOnales» de ese sistema de «in-
ción general es el de múltiples transiciones y medIateces reIficadas». La tarea teórica es vista
mediaciones, cualificadas tanto histórica como sis- c?mo un ret~ de gran importancia práctica. Por
temáticamente. ejemplo, Lukacs valora el enfoque sectario en este
Los logros filosóficos de Lukács llegan tan lejos modo:
como se lo permite su concepción de la mediación
(totalidad). Ni que decir tiene, sin embargo, que La visión sectaria del mundo, que política-
su concepción fue profundamente afectada por su mente s!lbvalora el papel mediador de los in-
t~~eses znmediatos (incentivos) en la realiza-
razonar histórico como crítico, político y filósofo.
La cuestión de la mediación no es una más, ni es cI<;m de. tareas históricas mundiales crea el
simplemente un problema filosófico abstracto, por mIsmo tIpo de dogmatismo al nivel de la con-
complejos y «abstractos» que puedan ser muchos cepción individual del mundo: un dogmatis-
de sus aspectos. Cuando Lukács critica fuertemen- mo que desprecia todos los factores media-
dores."
te el «utopismo ético» de Feuerbach <! como resul-
tado de un rechazo miope de la categoría hegeliana E~ bastante obvio que esta cuestión no es acadé-
de «mediación», también está combatiendo contra mIca, pues despreciar «todos los factores media
una tendencia utópica en el movimiento socialista dores» no está lejos de la tragedia de los campo~
r-:-f-__
~~~~:::.De forma semejante, su crítica del «mar- des..oncentración. En Historia y conciencia de cla-
xismo », e l «economicismo», el «sel~t2lri:S~- +
se, A!0ses Hess, El Joven Hegel, Ensayos sobre el
mo», la «proletkult», el «esquematismo», el «ro- realzsmo, La categoría de Besonderheit D' E'
manticismo revolucionario», el «zhdanovismo», el nart des /í;thetischen, observamos a L~k;~s b~::
«voluntarismo», el «subjetivismo», el «stalinis- cando teoncamente una comprensión más profu _
mo», etc., tiene siempre un sello de urgencia his- da de lll;s complejidades de mediación en un m~­
tórica, lo mismo que muchas de sus polémicas do dommado por las perspectivas peligrosamente
dirigidas contra el otro lado, contra el <'¡rraciona- est~echas . que se levantan sobre los fundamentos
lismo», el «decadentismo», «el mito de la inme- de mmedIateces reificadas. Esa búsqueda adquie-
diatez», etc., etc. Lukács vive y trabaja en una épo-
43 .. Oj magyar kultúráért (Por una nueva cultura húng _
42. Ver varios pasajes de este ensayo sobre Moses Hess. ra), SZlkra, Budapest, 1948, p. 124. a

68 69
ca y la privada como un sujeto activo y no
re su pathos práctico en este ~on:e.xto: co~o res- como un objeto pasivo ... La nueva fase que
puesta del filósofo a un reto histonco. y piens~:e emerge éticamente demuestra sobre todo
lo que se piense de ciertas partes de La ~estrucc!O,,: que la libertad de un hombre no es una ame-
de la raz6n, sus capítulos realmente. atmados y Vi- naza para la libertad de otro, sino su precon-
gorosos cooran significado en ese mismo.contexto. dición. El individuo no puede ser realmente
Los logros de Lukács son sobresalIentes en libre sino en una sociedad 'libre... La auto-
aquellas de sus obras en las que la inve~ti~aci~n consciencia de la humanidad que ahora surge
puede permanecer legítimamente a un nivel mas anuncia como perspectiva el fin de la «prehis-
abstracto. En esas obras explora sistemáticamente toria» humana. Con esto, la autocreación del
los intrincados problemas de la mediación bajo hombre adquiere un nuevo acento; ahora ve-
sus multiformes aspectos como ningún filósofo mos como tendencia el surgimiento de una
haya hecho antes o al mismo tiempo. El resultado unidad entre la autoconstitución humana del
es no sólo la solución de numerosos problemas es- individuo y la autocreación de la humanidad.
téticos complej os, sino también la formulaci?n. de La ética es un eslab6n intermedio crucial en
algunos problemas fundamentales que constltUlan todo ese proceso."
todo un reto en los campos de la epistemología, la P'"
ética 'la ontología y la filosofía de la historia. Podemos observar que este análisis está desespe-
Sin embargo, la naturaleza teórica general. de radamente fuera de lugar como valoración concre-
su concepción de la mediación res~lta ser en Cier- ta de una situación histórica particular; efectiva-
tas situaciones una trampa auto-impuesta; a sa- mente, es una sucesión de postulados filosóficos ge-
ber en circunstancias en las que incluso un simple nerales representados como tendencias sociales
inventario de los ingredientes socio-históricos ope- realmente existentes. En esto se asemeja muchí-
rantes revelarían mucho más que la valoración de simo al pasaje anteriormente citado, escrito a
1---:-----btlK¡iCS, traída por 'los pelos y total~ente. ir;~~lis­ p'rincipios de 1919, con ocasión de la unificación
ta de las supuestas nuevas tendencias hlstoncas. de los dos partidos obreros húngaros: el mismo
o;mo ejemplo, citemos su aná1~sis de las .caracte- enfoque, el mismo intento de enlazar directamen-
rísticas de la «nueva democracia», es decir, de la te -sin las necesarias «meditaciones»- una si-
«Democracia Popular» : tuación histórica particular con lejanas «perspec-
tivas histórico-mundiales». Nos encontramos ante
La auténtica democracia -la nueva de~~)Cra­ anticipaciones filosófico-morales, con la reafirma-
cia- produce en todas par.tes tr~nslClOnes ción de la validez de algunos postulados morales
reales dialécticas entre la Vida pnvada y la fundamentales, con una invitación a realizar algu-
públic~. El punto de inflexión de la nueva de-
mocracia estriba en que ahora el hombre par- 44. Op. cit., Nota 36.
ticipa en las interacciones entre la vida públi-
71
70
nos principios básicos del programa marxista -en
una situación en la que los requisitos de poder po- sí u.na .explicación. Lo que exige una respuesta es
lítico para trasladar un programa a la realidad l,? s~gulente: ¿por qué se da tal transferencia adia-
parecen satisfechos- pero sin una captación rea- le~tIca en algunos respectos específicos del pensa-
lista de los rasgos específicos y las contradicciones mlen~o ?e Lukács, ~ pesar de su consciencia gene-
de una formación social. ~l ~m Igual de la Importancia crucial de las me-
La irrealidad del análisis de 1919 podria ha- diaCIOnes?
berse explicado atribuyéndola a la inexperiencia Para hallar una respuesta a esta pregunta hay
política de Lukács, aunque -como hemos visto- que ~ratar de comprender el carácter abstracto de
incluso entonces la cosa era mucho más compleja l~ d~mensión política de su concepción de la me-
que eso. Casi treinta años más tarde, en la época dIaCIón. Al respecto, los determinantes fundamen-
en que escribe sobre la «nueva democracia», la hi- ~ales ~? se pue~en confinar a la ya mencionada
pótesis de inexperiencia política queda claramente mmovlhd~d s,?clOpolítica que dominaba los años
descartada. Al fin y al cabo, entretanto Lukács ha- de ~o~acIón .mtelectual de Lukács en su país de
bía pasado no sólo por los meses dramáticos de la naCImIento. NI pueden agotarse con una referencia
República Soviética Húngara, seguidos por los lar- a l~ at~?sfer:a. enrareci?a de la política en una
gos años de emigración política en el Oeste y en e~IgracI.on debIl (es deCIr, en una emigración po-
Moscú, sino que también había experimentado per- lítIca pr!vada d~ un apoyo social de amplia base
sonalmente las cárceles políticas del sistema sta- en el palS de.ongen) en que Lukács intentó supe-
linista. Si a pesar de todo esto alimenta las ilu- rar los handlcaps de sus inicios. El «übergreifen-
siones que acabamos de ver, no hay forma de des Mament» (factor dominante) fue el cambio
explicarlo mediante una referencia tautológica a f1;lndamental en el movimiento socialista interna-
esas mismas ilusiones. Hay que buscar una expli- CIOnal en los años veinte, a raíz de los cambios en
cación en términos de la vida del filósofo y sus in- el des~rrol1? interno. soviético como consecuencia
t-:---- teracciones con el sistema de Sus ideas. de la ~Ictona de StalIn. Paralelamente a esos acon-
Como ya se ha señalado, los límites de los lo- teclI~uentos, l~ ten. encia política representada por
gros filosóficos de Lukács vienen puestos por su Lukacs en el mtenor del Partido húngaro fue de-
propia concepción de la mediación, o, para ser más rrotada a fines de los veinte y con la derrota de sus
precisos, por los defectos de esa concepción: por l1a~adas ".Tesis Blum» -en 1928- Lukács dejÓ
la intrusión ilegítima de la «inmediatez» en su vi~ de Jugar rungún papel político importante. (Inclu-
sión general del mundo. Esto podemos verlo clara- so durante los años de «nueva democracia» de la
mente tanto en la cita de 1919 como en la de 1947 postguerra, antes de ser atacado por Révai y otros
en la transferencia directa de un modelo social por sus «desviaciones», su papel estuvo estricta-
particular a un nivel histórico-mundial sumamen- mente limitado al reino políticamente subordina-
te general. Sin embargo, esto no constituye de por do de la cultura. No se le admitió en el Comité
Central ampliado, no digamos ya en el órgano efee-
72
73
I
entre la inmediatez limitada de las perspectivas
tivo de dirección política, el Politbüro.) Su Histo- políticas y la universalidad de un programa socia-
ria y conciencia de clase fue atacada con virulenc~a lista en la concepción de Lukács. Como faltan los
por funcionarios del Comintern y p~r ~tros, y ma.s intermediarios políticos -y las garantías instru-
adelante hubo también ataques e mtngas que SI- mentales-, el foso entre la inmediatez de las rea-
guieron restringiendo su radio de acción, incluso lidades sociopolíticas y el programa general del
antes del golpe final de la derrota de sus «Tesis marxismo tiene que llenarse asignando el papel de
Blum». Son éstos los aspectos personales de su no- mediación a la ética, declarando que «la ética es
evolución política. Más importantes fueron, sin un eslabón intermedio crucial en todo ese proce-
embargo, las tendencias generales del d.esarrollo, so». Así, la ausencia de fuerzas mediadoras efecti-
con total independencia de sus reperCUSIones per- vas encuentra «remedio» en un llamamiento di-
sonales cosa que para el filósofo hubiese sido pro- recto a la «razón», a la «responsabilidad moral»
pia de Íos excesos de los funcionarios del partido del hombre, al «pathas moral de la vida», a la
«de mente estrecha». Podemos elegir aquí un as- «responsabilidad de los intelectuales», etc., etc. De
pecto solo de este desarrollo: la ~es~r;tegra~~ón modo que, por paradójico que pueda parecer, Lu-
práctica de todas las fo~as de medIaclOn pohtI.ca kács se encuentra a este respecto en la posición
efectiva, desde los consejOS obreros hasta los S111- del «utopismo ético», a pesar de sus repetidas po-
dicatos. Incluso el partido, en el curso de su adap- lémicas contra él, y a pesar de su clara constata-
tación a las· exigencias de la política stalinista, ción de que las raíces intelectuales del utopismo
había perdido en gran medida su función y poten- ético pueden rastrearse en la falta de mediaciones.
cial mediadores. Si la idea de Lukács del partido, (La significativa sobrevaloración por parte de Lu-
tal como l:i.formuló en Historia y conciencia de kács del papel de los intelectuales en la sociedad
clase contenía una gran dosis de idealización, en contemporánea pertenece. al mismo complejo de
las n{¡evas circunstancias esa idealización resulta- problemas.)
aplastante. Sobre todo porque en Historia La extrapolación directa de la forma predomi-
conciencia de clase la institución de los consejos nante de instrumentalidad no mediada a la pers-
obreros todavía aparecía como la forma necesaria pectiva universal del socialismo y viceversa, con-
de mediación y como instrumentalídad efectiva de fiere cierto carácter de abstracción a más· de uno
ésta. En cambio, ahora, el lugar de aquéllos había de los análisis de Lukács. Y nada tiene de raro.
quedado vacío, lo mismo que todas l~s demás f?r- Porque las «mediaciones concretas» que constitu-
mas de mediación política habían temdo que dejar yen la «totalidad concreta» se encuentran estre-
también un vacío tras de sí. A este respecto los chamente interrelacionadas (y recíprocamente in-
años veinte no sólo no apartaron una evolución po- ter¡ienetradas) con las totalidades parciales; ad-
lítica sino que marcaron inconfundiblemente una quieren el carácter de una totalidad a partir de la
fase de involución del realismo político. interpretación recíproca de las diversas modalida-
Aquí es donde podemos ver las contradicciones
75
74
des y formas de mediación. Así, el carácter abs- conocimiento correcto de Lukács y el penetrante
tracto de la dimensión política en la concepción análisis dialéctico de las mediaciones ausente~ en
que uno tiene de ese sistema dialéctico de media- el enfoque sectario no pueden alterar en lo más
ciones deja sus huellas, aunque por supuesto no en mínimo el hecho de que el sectarismo como forma
la misma forma y grado, sobre los diversos com- ideológica estaba determinado por la ausencia real
plejos de problemas, lo mismo en la Estética que de fuerzas e instituciones mediadoras surgidas del
en la ontología, en la epistemología o en la propia cuerpo social: reflejaba ese estado de cosas, no lo
ética, a la que se asigna ese papel problemático de causaba. (Naturalmente también contribuía a la
«supuesta mediación». (No es difícil ver, por to- solidificación y perpetuación de las estructuras so-
mar sólo un ejemplo, que para ser capaz de cubrir ciales que necesariamente lo generaban.) Buscar
esa función mediadora la ética necesita el apoyo remedio simplemente en una clarificación ideoló-
de los mismos instrumentos y fuerzas efectivas de gica, por rigurosa que fuese, contra el trasfondo de
mediación a los que en la concepción de Lukács se determinaciones sociales le recuerda a uno los in-
supone que sustituye.) tentos dirigidos a acabar con la alienación reli-
En forma semejante, es bastante inconsistente giosa mediante nobles sermones ateos.
por parte de Lukács que, mientras condena al La ausencia real de mediaciones sociopolfticas
Zhdanovismo y su teoría «no mediada» del «ro- en el desarrollo soviético afectó grandemente a las
manticismo revolucionario», acepta la estrecha y perspectivas de Lukács, minando la posibilidad de
no mediada instrumentalidad que necesariamente una crítica práctico-política: desde el fin de los
produce. Sus análisis de este fenómeno cultural- años veinte, la crítica estaba condenada a conver-
ideológico siguen siendo inevitablemente abstrac- tirse en teórico-abstracta e ideológicO-genérica.
tos en el sentido de que los determinantes sociales (Su lado práctico quedaba estrechamente circuns-
concreto del Zhdanovismo no pueden ser revela- crito por la única instrumentalidad viable: el par-
dos. El discurso queda confinado a la esfera ideo- tido stalinista como árbitro último sobre la suerte
lógica, y a veces incluso se invierten las relaciones de_las.posiciones ideológicas en liza.) Para empeo-
causales reales: parece como si las aberraciones y rar aún más la cosa, la sociedad soviética había
contradicciones del nivel ideológico fuesen respon- quedado aislada internacionalmente y reconfron-
sables de los defectos del desarrollo social y, por tada a la hostilidad extrema del mundo capitalista,
tanto, hubiese que hallar remedio a ese nivel, me- incomparablemente más. poderoso. En estas cir-
diante una intensa clarificación ideológica. (Natu- cunstancias vino a ser cada vez más difícil buscar
ralmente, también eran responsables de esos de- fuerzas materiales concretas de mediación socio-
fectos; pero eran éstos los que básicamente deter- política como forma efectiva de crítica práctica de
minaban a los otros,que eran manifestaciones es- la tendencia predominante del stalinismo. El desa-
pecíficas de los mismos.) El «sectarismo» repre· rrollo soviético adquirió de este modo cada vez
sentaba un problema similar. También aquí el re- más el carácter de un «modelo» de socialismo, a
76 77
!""':'

pesar de las violaciones obvias de algunos princi- en un pseuda-mediador, un postulado ide~lógico ,


pios elementales del socialismo, por paradójico un «Sollen » último. y mediar entre «Sem und
que pueda parecer. Su aislamiento internacional Sollen » por medio de otro «S?llen» equival~ a no
completo --que en realidad contribuyó poderosa- mediar en absoluto. Pues «Zwtespalt von Sem und
mente al debilitamiento y en definitiva desintegra- Sollen» no puede ser superado postulando otro
ción de las fuerzas internas de mediación y con «Sollen» que es entonces proyectado y superim-
ello a las violaciones burocráticas de los principios puesto a la realidad inmediata de «la nueva de~<;
socialistas- restringió el margen de acción de ta-
dos los que en un mundo cada vez más polarizado I cracia», pongamos por caso. Las numerosas an~IcI- "-
paciones optimistas no cumplidas de los escntos
-
(no habría que olvidar el surgimiento dramático de Lukács -reconocidas más tarde como no cum-
del fascismo europeo) se negaron a volverse con- plidas por el propio filósofo-- encuentran ex~li.ca-
tra el único sistema social existente que profesase ción en esta contradicción inherente a su pOSICIón
principios socialistas y de lacto venía a convertirs~ y pensamiento.
en el «modelo» de socialismo, por muy problemátI- Ni que decir tiene que el carácter «infestado
co y paradójico que fuese. En este rest;ingido cam- por el debería » de la solución de Lukács no es sim-
po de acción, su discurso --en ausenCIa de ~e:zas ¡ pkmente la manifestación ,d~ limitaciones pers<;
mediadoras y condicionantes de carácter SOCIalIsta, nalr s. Los determinantes basIcos son los de la s~-
tanto externas como internas- ' se vio confinado a tuación histórica concreta que establece los UmI-
la esfera ideológica. Dado que la estrecha jnstru- tes últimos a cualquier logro personal. La impor-
mentalidad históricamente condicionada de los tancia de Lukács consiste en su capacidad para ex-
acontecimientos soviéticos tenía que estar vincu- plorar el campo de acción objetivamente dado has-

lada directamente a la perspectiva universal del ta sus límites extremos, creando así una obra com-
socialismo en la idea del «socialismo en un solo pleta simplemente inconmensurable con log:o~ fi-
país» la ,propia perspectiva ' moral general tenía losóficos producidos dentro del mundo SOViétIco.
que transformarse en una fuerza mediadora. No_ Parll-~ójicamente, en esto, el mismo «Sollen» que
es preciso decir que esto sólo podía hacerse al !l~- circunscribió los límites de sus logros resultó ser I
vel de, la abstracción teórica. Por ello, en defimtI- su mayor baza. Pues él nunca aceptó lo inmediata-
va "der Zwiespalt van Sein und Sollen ist nicht mente dado en su cruda inmediatez, es decir, nun-
aufgehoben», pues para hacerse realidad,.1a fuerza ca abandonó ni por un momento la perspectiva úl-
mediadora filosóficamente postulada hubIera nece- tima del socialismo. Como señalamos anterior-
sitado fuerzas e instrumentos mediadores reales, mente, su perspectiva se caracterizaba por ~na dua- I
efectivos. Un postulado moral anticipado, como lidad en la forma de vincular las cuestIOnes de
mediador entre los postulados últimos de la pers- cada 'día con los objetivos generales más amplios
pectiva universal del socialismo Y, la inmediatez de de una humanidad socialista. En esta dualidad de
una situación dada, es, y necesanamente se queda perspectivas el factor predominante fue siempre la
78 n CENTRAL. 79
. , ' \' l '
íJl~I,...· '",' t::: ""~ ,
U. ¡ll. ;f:J.. &h

1 - I
defensa incesante de los objetivos y valores últi- hablar de resolverlos, con sambenitos ideológicos
mos socialistas -por muy infestada del «debería» como «sectarismo» que Lukács trataba "de colgar
que estuviese esa defensa-o Aunque esto ha dado al cuerpo del desarrollo chino en uno de sus ensa-
un carácter abstracto a tantos de sus análisis, tam- yos recientes. En la presente situación sería preci-
_ _bién le permitió mantener vivos, con el mayor ri- so efectuar una serie de valoraciones nuevas: so-
gor intelectual, ideales socialistas, y utilizarlos bre todo porque otro factor histórico nuevo-y tal
como trama general dela crítica de la realidad in- vez el más importante, la profunda crisis estructu-
mediatamente dada. Ciertamente, esta crítica per- ral de los países capitalistas más avanzados y el
maneció siempre confinada a la esfera ideológica ... nuevo dinamismo social potencial estrechamente
incluso después del programa anunciado oficial- vinculado a él- suscita la cuestión del socialismo
mente de «desestalinización». Pero en ésta él logró en forma radicalmente distinta. Sin embargo, pa-
más que nadie más, gracias a la validez de sus pos- rece que Lukács es incapaz de reformular la cues-
tulados y perspectivas últimos «infectados por el tión de la mediación como una necesidad interna
debería». del socialismo, institucionalmente salvaguardada,
Si las contradicciones de la posición de Lukács porque esto implicaría la presencia de contradic-
parecen ahora obvias, es debido a que las propias ciones objetivas dentro de y entre sistemas socia-
perspectivas históricas han cambiado considerable- listas: un agudo contraste con su apología de la
mente. Está por ver en qué medida es capaz Lu- «razón» y la «clarificación ideológica» como solu-
kács de ir al paso de esos cambios. (Es bastante ción a los problemas existentes. De otro lado, pa-
claro que hizo grandes esfuerzos por conseguirlo, rece demasiado dispuesto a aceptar las perspecti-
tanto en su Estética como en su Ontología Social, vas de «muchas décadas» de estancamiento social
por problemáticos que puedan ser los resultados.) e inmovilidad en los países capitalistas desarrolla-
Lo que importa al respecto es que sus viejas pers- dos, esperando ingenuamente un «giro hacia el so-
pectivas, válidas personal e históricamente en el cialismo» en esos países como resultado de la
sentido-que-se ha mostrado, pertenecen ahora rrf"'--~ «fuerza-de-atracción» del socialismo de tipo sovié-
vocablemente al pasado. No hay aquí espacio para tico que logró liberarse «de los residuos del stali-
un análisis adecuado de esos problemas. Sin em- nismo». Con esto las soluciones son confinadas de
bargo, hay que subrayar que la cuestión de la «me- nuevo a la esfera ideológica.
diación del socialismo con socialismo» ha dejado La total irrealidad de la posición de Lukács se
de ser un postulado moral abstracto para conver- evidencia gráficamente en un contexto en el que
tirse en una realidad bastante confusa, desconcer- alaba como válido también para el socialismo el
tante y hasta desorientadora. Hoy nos encontra- «trust de cerebros como fórmula organizativa» al
mos ante tensiones y contradicciones objetivas estilo kennediano. Sus palabras son las siguientes:
dentro del mundo socialista. Los problemas que así
han surgido no pueden ni ser abordados, por no Un Kennedy daba por supuesto que él no era
80 81
qUt; el principio real de trabajo es: «Cuando ~n­
teórico ni científico, pero (en contraste con los tráls en este trust de cerebros, dejad vuestros cere-
planteamientos europeos, y sobre todo alema- ?ros y vuestros ideales en casa», claro, si vuestros
nes) no identificaba al experto con el funcio- Ideales resultan distintos de los de dos "funciona-
nario de nivel más elevado. Sabía que nada rios del. nivel ~á~ ~levado» (<<hohen Bürokraten»).
importante podría sacarle a su experto, que lo (Despues de dimitir del equipo de Kennedy escri-
que necesitaba era un conjunto de intelectua- bió que la única ocasión en que esos burócratas no
les y teóricos. (Es irrelevante aquí que Ken- pudieron dominarle fue cuando dio sangre tras el
nedy los eligiese bien o mal.) Esos teóricos no
terremoto. de Sko?j~: no pudieron impedir que
tenían que hacer más que consagrar su cien- éste sucediese.) ASimIsmo, la cuestión no está en si
cia y su pensamiento a poner de relieve · los a?undan los hombres de la talla de Marx o de Le-
problemas generales, de modo que el político mn. (Aunque de nuevo es significativo que se omi-
pudiese deducir de este material las consignas tan los nombres de Gramsci y de Mao-tse-tung.) La
para su movimiento. Ahora bien, creo que la
e~casez del talento político intelectualmente crea-
posición específica de Marx y Lenin en los paí-
ses socialistas ha conducido a una sobreesti- tiVO no es ~a «causa origina}", sino más bien el
mación fantástica del valor teórico del primer efecto. de. Cierto tipo de desarrollo social, que no
s?lo Impide el surgimiento de nuevos talentos
secretario del partido. SIn? .que destruye los disponibles mediante juicio~
COn el trust de cerebros, «ha aparecido un
nuevo .. principio organizafivo, a saber: una pohtICOS (~fr .. los numerosos intelectuales y políti-
cos rusos lIqUIdados en los años treinta) mediante
dualidad y co-actividad de teoría y práctica
política, que no está ya unificada en una per- la expuls~ó.n de los hombres .de talento del campo
de la pohtlca (de Lukács, por ejemplo), u obligán-
sona -y que sólo estuvo unificada en una oca-
sión, como mucho- pero que, debido a la ex- doles a ac.epta~ las estrechas perspectivas prácti-
cas de la SituaCión dada (por ej., el gran talento de
traordinaria ampliación de las tareas, hoy
un Józse Révai, situado en los niveles más .eleva-
sólo puede producirse de esa forma dual»."
dos). Al.propio Lukács le acusaron de «profesor»
cuando Intentó integrar la política y la teoría," y
Resulta patético ver a ese gran demixtificador de
nuestro siglo rindiéndose ante la mixtificación
46. Cuando e,n 1924 Lukács fue atacado por Zinoviev -que
pura y dura. Casi cada uno de los elementos de esa luego cayó tambIén víctima del stalinismo- en compañia de
valoración está totalmente fuera de la realidad. Antonio ~raziadeí y de Karl Korsch, se les acusó de ser
George Kennan, tal vez el mejor cerebro del trust .catedr~tIc0.s" .(En realidad, Lukács tuvo su primera cáte-
de cerebros de Kennedy, tenía una opirtión mucho dra unI~ersItana en 1945.) El ataque decía así:
más modesta de esa «forma organizativa». Sabe .SI aparecen unos pocos profesores más de este tipo a
ofre~ernos sus teonas marxistas, la causa estará en mal
camInO. En nuestra Internacional Comunista no pode.
45. «Gesprache mit Georg Lukács., pp. 78-9.
83
82
tuvo que abandonar el campo de la política como teoría y política, de teoría y práctica, más que ofre-
resultado de sucesivos ataques. Aceptó esta suerte cer ~na ju~tific~ción de su alienación y «necesaria
~on resignación. Y sin embargo, ahora inventa una dualIdad» IdealIzando una forma organizativa, un
teoría para justificar la «dualidad» permanente, «trust de cerebros» no existente e impracticable.
la separación entre teoría y política: la «amplia- ~~da podía ser más ilusorio que esperar la solu-
ción de las tareas» (<< Verbreitung der Aufgaben»). Clon de nuestros problemas del «trust de cere-
La anterior resignación se transforma ahora en bros », de intelectuales abstractos y políticos estre-
virtud mixtificada mediante la afirmación de su chamente pragmáticos. Para su solución, esa «Ver-
supuesta necesidad. «Der Zwiespalt von Sein un breitung der Aufgaben» de que se nos habla
Sollen ist nicht aufgehoben», sólo parece serlo. requi~re la interpenetración recíproca de teoría y
Pues la «forma organizativa» defendida como sÍI~­ practIca en todas las esferas de la actividad huma-
tesis de teoría y práctica sólo parece ser una realI- na y en todos los niveles, desde el más viejo al más
dad práctica; en realidad, es un mero postulado elevado, y no el estéril estancamiento de acadé-
utópico. No es más que una piadosa esperanza pen- micos y políticos en la cumbre. En otras palabras,
sar que los burócratas del frustrado.Kennan van la t~rea es una democratización y reestructuración
a aceptar sus propuestas y sugerencIas,. ~omo es radIcal d~ to~a~ las estructuras sociales, y no el
sólo una idea ilusoria pensar que la soluclOn de los ensamblaje utOpICO de las jerarquías existentes.
grandes problemas estructurales. d~l socialismo in-
ternacional vendrá del reconOCImIento autocons- 7. CONCLUSIÓN
cientey voluntario por parte de lo~ primer~s sec~e­
tarios de partido de que no son nI Marx nI LenIn. Como hemos visto, de una forma o de otra, a lo
Si es cierto, y puede muy bien serlo, que a.ctu~l­ largo de toda la evolución de Lukács encontramos
mente nos encontramos con «una extraordmana el hilo conductor de una dualidad no resuelta
ampliación de tareas» (ausserordentliche Verbrei- También hemos visto la estrecha conexión entre l~
~- _ tung der- Aufgaben»), esto hace tanto más urgente -J;--,--~~st:ru(~tu[l'a- de sus ideas y algunas tendencias fun-
y vital insistir en la interpenetración recíproca de damentales del desarrollo de una época de la que
Lukács es uno de los mayores representantes. Si
mos permitir que siga impune un revisionis~o teóric:o ac~ua!n;ente. ~omos reticentes a admitir algunos
de este tipo .• (Ver pp. 720-21 de Georg Lukacs: Schnf- pnnClplOS baslcos de su ontología social, no se debe
ten zar Ideologie und Politik.) . e~to a alguna .repentina inspiración conceptual,
En el seno de la Comintern, la lucha contra los mtelectuales smo a que sentImos sus inadecuaciones en cuanto
se desarrolló en nombre de preservar al marxismo contra el a la posibilidad de dar respuestas a nuestros pro-
revisionismo. En realidad significó la sustitución de algnnos
principios fundamentales del. ,!,arxism~ por las tesis de ~a blemas prácticos. Reticentes a aceptar las «mu-
versión estrechamente practlclsta y ng¡damente dogmátICa chas décadas» de inmovilidad social que profetiza
del revisionismo. nos vemos forzados a cuestionar los elemento~

84 85
dualistas de su ontología social. Tenemos que ha-
cerlo con mucha precaución; no sólo porque su base de muchas formulaciones de Lukács están to-
obra sistemática de ontología social todavía aguar- davía hoy muy vivas y están siendo transformadas
da a ser publicada y las muestras de la misma que sólo en el sentido dialéctico de «continuidad en la
se contienen en sus Gespriiche son inevitablemente discontinuidad». Así, su discurso referente a las
resumidas y esquemáticas, sino también porque el «inmediateces» adialécticas de diversas corrientes
elemento animador de nuestras propias preguntas ideológicas con~erva su validez metodológica ge-
es una esperanza y no una certeza. La nueva pers- neral, y a veces mcluso su actualidad temática, en
pectiva histórica que surge parece alimentar esta la relevante esfera de lo ideológico. Y tampoco hay
esperanza, pero no garantiza su transformación en que olvidar que los dilemas a que tuvo que hacer
un certeza que se auto-asegure. La noción de Lu- frente Lukács en sus esfuerzos por definir su posi-
kács de un «rein objektive Entwicklung der Ar- ción en relación al postulado de Marx de la unidad
beit» (desarrollo [1/<lramente objetivo del trabajo) de filosofía y política, teoría y práctica no eran
nos parece bastante problemático. En primer lu- simplemente dilemas personales, sino r~presenta­
gar, no plantea la cuestión de los límites de tal tivos de una época difícil en la que las perspectivas
«rein objektive Entwicklung», suponiendo que problemáticas dadas parecieron prevalecer duran-
aceptásemos esta noción como elemento de un aná- te mucho tiempo sobre la orientación histórica del
lisis ontológico. (La cuestión de los límites es de ~ovimiento socialista. Puede haber distintas opi-
importancia vital; su ausencia crea un ancho foso nIones ~n cuanto a la validez práctica de algunas
que sólo puede llenarse con la confianza. Por ej., concluSlOnes de Lukács. Pero nadie puede dejar de
«La vérité est en marche», etc.) En segundo lugar, reconocer la monumentalidad representativa de su
al postular un «rein objektive Entwicklung» den- empresa.
tro de una causalidad doble, estamos llevanao las
cosas a sus polos extremos, para encontrar un «lu-
Fr;"---c,,,r ontológico» para la- función mediadora enco- -
mendada a la ética. En realidad, una respuesta a
la cuestión de los límites podría generar un siste-
ma unificado e integrado de causalidad que pudie"
se llenar el «vacío ontológico» reservado por Lu-
kács para su «Sollen» (<<debería»), para los llama-
mientos morales que su pensamiento nunca deja
de realizar.
Al mismO tiempo, habría que subrayar que aun-
thue las perspectivas históricas generales han cam-
biado, las tendencias sociopolíticas que forman la

86
87
APIONDlCE: LA VERDAD DE UNA LEYENDA

LA VERDAD DE UNA LEYENDA I \


En el pasado Lukács era conocido por los lecto-
res ingleses exclusivamente por sus ensayos de crí-
tica, pero no estaba a su disposición ninguna de sus
grandes obras filosóficas en las que se fundamenta-
ban sus principios estéticos. Así, para llenar los
vacíos, muchas veces la gente tenía que recurrir a
conjeturas políticas erróneas. Esto se va remedian-
do ahora lentamente con la publicación de una de
las obras fuente de Lukács,' a la que van a seguir
pronto La teoría de la novela, así como El joven
Hegel y La destrucción de la razón, en un futuro
no demasiado distante.
Dos ae los tres volúmenes a reseñar nos mues-
tran al crítico Lukács trabajando. El primero 3
contiene ensayos -escritos en los años treinta y
cuarenta- en los que Lukács elaboró alguno de los

1. Reseña publicada en New Statesman el 26 de febrero


de 1971.

-\ j
2. Historia y conciencia de clases, traducido al inglés por
Rodney Livingstone.
3. El escritor y la critica, traducido al inglés y editado
por Arthur Kahn.

89
principios básicos de su teoría estética, como «sub-
jetividad y objetividad artísticas», lo «típico con- ~arración sumamente dinámica y un drama
tra la media estadística», «realismo contra natura- mtemo.
lismo», «reflexión activa versus objetividad rem- La fuerza ~e Lukács ,como crítico es inseparable de
cada», «narración versus mera descripción» la la profundidad filosofica y la coherencia de sus ca-
«fisonomía intelectual de los caracteres», «he~n­ tegorías que le permite situar una obra o tenden-
cia literaria», «continuidad y discontinuidad en el cia literaria particular en su engarce comprehen-
arte», «capacidad de evocación», «particularidad e s~vo histórico-social. Y como es plenamente cons-
inmediatez», y otros del estilo. Todas esas catego- CIente de la necesidad de «mediaciones específi-
rías encuentran su referencia filosófica última en c~s», sus análisis literarios no se quedan en un
Historia y conciencia de clase: en la insistencia de nIvel filosófico abstracto sino que, como norma ge-
esta obra sobre «el punto de vista de la totalidad» n~r!ll, exploran con éxito los múltiples rasgos in- ,
--en contraposición al paralizante y distorsionante dlvlduales que constituyen la «fisonomía» única
«punto de vista del particularismo»-, así como de las realizaciones artísticas ejemplares.
sobre la importancia vital de «mediaciones» apro- ~n el ensay<? sobre las nO,velas de Solzhenitsyn,
piadas en lugar de la cruda «inmediatez» natura- Lukacs puntUalIza que el artIculo de Lenin sobre la
lista. literatura del partido «en modo alguno se refiere a
Las mismas categorías estéticas constituyen la literatura imaginativa». En realidad, las prue-
los pilares de los ensayos de Lukács sobre Solzhe- bas de esto son muy precarias: una carta de Kurs-
nitsyn, escritos en 1964 y en 1969.' Basta una breve kai~ que muchos años ~ adelante cuenta que,
cita para ilustrar esto: segun ella recuerda, Lenm no pretendía incluir la
literatura creativa en la categoría de literatura de
En las antigu:::ls naturalistas de la so- partido. Sin embargo, el texto de Lenin 'habla en
ciedad, y también en las más recientes ... la otros términos. Se refiere, inequívocamente a la
ausencia de una trama unificada tiene que cuestión-de «la libertad de la creación liter~ria»
producir necesariamente una descripción es- subrayando que '
tática de los caracteres y una reducción de .su está fuera de duda que la literatura es lo me-
existencia humana a la mera particularidad, nos sometido al ajuste y a los raseros mecá-
que, naturalmente, suele tender al término nicOs ... en ese campo sin duda hay que dejar
medio. En el nuevo tipo de novela que hemos mucha más amplitud a la iniciativa personal
estado investigando, la misma ausencia de la inclinación individual, el pensamiento y l~
una trama unificada tiene como resultado una fantasía, la forma y el contenido.
y la conclusión de Lenin es que, aunque por su-
4. SOlzhenitsyn, traducido al inglés por William Graf.
puesto no es admisible un control mecánico, el
90 91
principio de literatura de partido tiene que aplicar- n?estro sentido de una mediación que con frecuen-
se también al campo de la literatura creativa. cIa es muy remota, ya que entre el nivel artístico
Este punto ilustra gráficamente el dilema de de ese retrato y su efecto social real indirecto exis-
Lukács y los límites necesarios de su oposición ten conexiones, pero mediadas a distancia»- hace
a las teorías y prácticas stalinistas : no sólo porque de nuevo de la literatura un caso especial, minimi-
tiene que utilizar la autoridad de Lenin en apoyo zando desesperadamente, en beneficio de su pleito,
de su propio principio -que propUgI! a posi- el hecho de que las obras en cuestión tienen que
ción privilegiada de la literatura creativa sino tener un gran impacto político en una sociedad
porque su defensa de la literatura contra la 'nter- que está lejos de haber reálizado el propio progra-
ferencia burocrática tiene que tomar la forma de ma de «desestalinización» que asumió.
un principio extremadamente problemático. Si Esto nos hace volver a las raíces de esos desa-
Krupskaia y Lukács tenían razón al respecto, Lenin rro~los t~l cOI?o los pintó Lukács en su obra legen-
estaría claramente equivocado. Pues no se puede dana, Hlstorza y conciencia de clase. Su esperada
objetar nada a quien plantee --en la Rusia zarista publicación en inglés es un importante aconteci-
de 1905- que los escritores que quieran adherirse mie~to literario:. cosa que no constituye logro pe-
al pártido tienen que asumir su lugar en la tarea queno para un lIbro escrito hace casi cincuenta
común, en una forma apropiada a su medio de ac- años. Y si recordamos que en el Continente circu-
tividad, es decir, reconocer una relación determi- laron y circulan varias ediciones pirata, podemos
nada entre contenido y forma literaria, así como la hacernos cierta idea del carácter excepcional de
importancia de la iniciativa personal, la inclina- e.sa obra. Historia y conciencia de clase. es, incues-
ción individual y la fantasía. Sin embargo, la situa- honablemente, una de las obras teóricas más dis-
ción es radicalmente distinta después de 1917, cutidas del siglo xx. Sucede que es también uno de
cuando el partido ya no es una minoría perseguida, los grandes libros del siglo. Los problemas que ana-
sino el dueño incuestionado del país. Así, la cues- liza abarcan un amplio espectro, hasta el punto de
tiófi r eal no es l a relación entre la litera tura Y< el que se:ía fútil intentar resumirlos. Todo lo que
partido, sino la relación entre el partido y el entra- puedo mtentar aquí es situar esta obra histórica e
mado institucional global de la sociedad postrevo- ~ntelectualmente, señalando su sino revelador y S\l
lucionaria. Y ningún cúmulo de libertad creativa Impacto.
en la literatura se puede concebir que remedie las . P~r extraño que pueda parecer, Historia y con-
contradicciones de esta última. La noble defensa cIencIa de clas~ es más actual hoy que en ningún
que hace Lukács de Solzhenitsyn contra los adver- momento antenor. En la época de su publicación,
sarios que «leen en sus obras ideas políticas traí- e~ 1923, estaba tocando a su fin un período histó-
das por los pelos y le atribuyen un gran impactq nco de grandes trastornos y expectativas. Esto de-
político» -una defensa basada en el argument6 cidi? el. destino. inmediato del libro de Lukács, que
estético de que la literatura sólo es política «en habla SIdo escnto durante aquel período y preten-
92 93
,
modos. Pues la descripción de esto por parte de
día ser un autoexamen crítico -una toma de con- Lukács es tal que así:
ciencia revolucionaria- tras el fracaso de la Co-
muna de 1919 en Hungría. En consonancia con El I?artido se divide en un grupo activo y otro
esto, Lukács insistía en la importancia vital del paslvo y este último sólo ocasionalmente en-
principio metodológico que establece que la crítica tra en juego y entonces sólo a requerimiento
marxista «tiene que aplicarse constantemente a sí d~l primero. La «libertad" que poseen los
misma». Y ciertamente lo intentaba · Por citar un m~embros de tales partidos, por tanto, no es
ejemplo, ponía el acento en que el Partido Comu- mas que la libertad de observadores más o me-
nista debería ser nos periféricos y nunca plenamente compro-
una forma de organización que produce y re- metidos que pueden juzgar el curso fatalísti-
produce visiones teóricas correctas aseguran- camente aceptado de los acontecimientos o los
do conscientemente que la organización ha in- errores de los individuos. Esas organizaciones
corporado formas de adaptarse con sensibili- nunca lograron abarcar la personalidad total
dad multiplicada a los efectos de una posición lI.e sus miembros, no pueden siquiera intentar-
teórica. Así, la capacidad para actuar, la fa- lo. Como todas las formas sociales de civiliza-
cultad de autocrítica, de autocorrección y de ción se basan en la división exacta y mecani-
desarrollo teórico coexisten todas en un esta, zada del trabajo, en la burocratización en la
do de interacción constante. delimitación y separación precisa de de~echos
y deberes.
El uso de indicativos en lugar de imperativos no
debiera desorientarnos: ni siquiera hizo impacto Nada tiene de extraño que ese libro fuese conde-
en Zinoviev y en otros burócratas máximos de la nado. .
Comintern que condenaron el libro de Lukács con
palabras inequívocas. Lo que más les irritó fue la Su impª-cto fue enorme, teniendo en cuenta la
advertencia de Lukács de que si el partido no puede gran complejidad de muchos de sus análisis dedi-
activar auténticamente la «personalidad total» de cados a problemas de dialéctica y de metodología.
sus miembros, su disciplina. Hombres que cayeron bajo su influencia fueron des-
. \ de Antonio Gramsci hasta Walter Benjamín, desde
tiene que degenerar en un sistema reificado y Ernest Bloch hasta el joven József Révai, des-
abstracto de derechos y deberes y el partido de Karl Korsch y Adorno hasta Lucien Goldman
caerá en un estado típico de un partido de mo- desde Marcuse y Horkheimer hasta Béla Foga~
delo burgués. rask, desde Arnold Hauser y Karl Mannheim hasta
Henri Lefevre y Merleau-Ponty, y muchos otros.
y cuando observaban las perspectivas que Lukács Menos conocido pero no menos importante intelee-
les asignaba tenían que sentirse todavía más incó-
95
94
tualmente fue la influencia que ejerció indirecta- pio Lukács en el nuevo prefacio, escrito en 1967.
mente sobre el desarrollo del existencialismo (in- Otras seguirán sin duda siendo discutidas en el
cluido el del joven Sartre) a través de la obr~ fun- futuro. Pues lo más notable de este libro es lo vivo
damental de Heidegger -El ser y el tlempo de muchos problemas, que han adquirido intensi-
(1927)- que constantemente entraba a ana!i~ar dad multiplicada mediante la realización de algu-
críticamente diversos aspectos de la problematlca na,:; de las tendenci~s sociales e intelectuales que
de la «reificación» de Lukács sin entablar una po- senalaron en sus pnmeras formas de apariencia.
lémica explícita. En sociología ~special~ente en Fue esa actualidad la que mantuvo vivas las edicio-
la llamada «sociología de la ciencla»- el }mpa~t? nes pirata mencionadas antes; pues muchas de las
fue tan grande como en filosofía yen teona pohtl- cuestiones formuladas por Lukács en esos prime-
ca, y mucha gente trató de utilizar las categor!~s ros ensayos han reaparecido obstinadamente en
de Lukács en Francia y en otras partes, y tamblen los años más recientes en la agenda política. La ve-
en el campo de la psicología y la psiquiat:í~. Ni hemencia extraordinaria con que recientemente la
que decir tiene que el número ~e los que. 9ulSleron derecha (muy preocupada por inventar y propagar
borrarlo del mapa, sin consegUlrlo, tamblen fueron una nueva ideolog:ía «rigurosamente agresiva»
legión. b . frente a las «vaguedades» de la izquierda) ha esta-
Sin duda la suerte política de esta o ra contn- d? atacando recientemente a Lukács y su influen-
buyó al desa'rrollo de su leyenda. Asimismo, hubo Cia muestra claramente lo vivos que son los pro-
muchos escritos -el libro de Merleau-Ponty Les blemas
, implicados.
aventures de la dialectique no fue ni el primero ni
el último- que aislaban uno de sus ~ostulados
más problemáticos y lo oponían tendenclOsamente
a los demás aspectos del mismo libro y d~ la obra
de Lukács en su conjunto. Pero no es poslble con-
1r.¡--- selSUllr un impacto-realmente duradero simplemen-
te a base de la notoriedad política, ni ta~poco c<;m
el sensacionalismo efímero de interpretaclOnes dls-
torsionantes.
Historia y conciencia de clase es una obra de
grandes logros y de grandes lil!lit~ciones. ~.l.gunas
de éstas, por ejemplo, su meSlamsmo poh.t~co ~e
izquierdas, su captación confusa de. la re.l~clOn d~a­
léctica entre «sujeto y objeto», «ahenaclOn y obJe-
tivación», «realidad y reflexión», etc.- son some-
tidas a un análisis crítico y penetrante por el pro-

96 97
DATOS BIOGRAFICOS

1885

Nacido el 13 de abril de 1885 como segundo


hijo de József Lukács y Adél Wertheimer. Su her.
mano mayor, János (1884-1944), fue asesinado por
los nazis; Pál, el hermano más joven, murió a los
tres años (1889-1892); la hermana, María, nació
en 1887. "-
El abuelo, Jákob LOwinger (pequeño artesano),
no tenía medios para pagar por la educación de sus
hijos. Así, el padre de Lukács dejó la escuela a los
catorce años, en 1869, y fue aprendiz en un banco
de en el Sur de Hungría. Brillante talento
---------; ''--~hllallciero y extraordinariamente trabajador (que
durante los años de aprendizaje aprendió por su
cuenta, por las tardes, varias lenguas extranjeras),
logra por méritos propios a los dieciocho años el
puesto de corresponsal principal en el Banco An-
glo-húngaro, en Budapest. A los veintiuno es nom-
brado jefe de un importante departamento del
Banco húngaro de Crédito General, y a los veinti-
cinco se convierte en director del Banco Austro.
húngaro en Budapest. En 1906 vuelve al Ban-
co húngaro de Crédito General como director ge.

99
rente, lugar en el que permanece hasta que es apar- fluencia de Bánóczi y su padre, Lukács profundiza
tado por el régimen de Horthy debido a la partici- su estudio de la filosofía, explorando sistemática-
pación de su hijo en la Comuna de 1919. Poco antes mente las obras de Kant, y más tarde también de
de su matrimonio (el 1 de julio de 1883) cambia el Dilthey y Simmel.
apellido por el de Lukács, y elIde mayo de 1899
es elevado a la nobleza como József «Szegedi Lu-
kács». (Lukács firmó algunos de sus primeros es- 1906
critos en alemán como «Georg von Lukács».) La
madre de Lukács, aunque nacida en Budapest, fue EI?-tr~1?02 y 1906, para contentar a su padre,
educada en Viena y tuvo que aprender húngaro estudIa Junsprudenciaen la Universidad de Buda-
después del matrimonio. ASÍ; el lenguaje familiar pest, y en 1906 saca el doctorado en Derecho en la
fue siempre el alemán, lo que facilitó en gran me- Universidad de Ko!ozsár (hoy Cluj).
dida que Lukács se familiarizase pronto con la lite- Publica el primer ensayo original, sobre u.a. ..
ratura filosofía alemanas. forma del drama» en el periódico de corta vida
Szerda (Miércoles). También empieza a publicar en
1902/3 Huszadik Század (Siglo XX), órgano de «társada-
lomtudományi Társaság» (Sociedad de Ciencias
Aparecen en Magyar Szalon los primeros ar- S?ciales)~ Políticamente apoya siempre la direc-
tículos de Lukács. Hablan de teatro en el estilo im- CIón general de esta sociedad contra el conserva-
presionista de Alfred Kerr. durismo del stablishment, pero filosóficamente es
En esos años escribe cinco dramas, siguiendo fuertemente opuesto a su positivismo de orienta-
el modelo de Ibsen y de Gerhart Hauptmann, pero ción anglo-francesa.
más adelante los quema y nunca vuelve a practicar Este año, constituye para Lukács una experien-
la literatura creativa. Su entusiasmo por los escri- cia' vital la publicación del volumen de Ady: Uj
tores modernos viene estimulado por un rechazo Versek (Nuevos poemas).
apasionado del libro de Max Nordau Entartung,
que etiqueta a Baudelaire, Ibsen, Tolstoi y otros
como «decadencia». 1906/7

1904 Estancia de Lukács en Berlín, donde escribe


en húngaro, el primer borrador de su monumentaÍ
Con sus dos amigos Lázsló Bánoczi y Sándor Historia del desarrollo del drama moderno: el re- *"
Hevesi, funda el grupo de teatro «Talía». (Más ade- sultado de seis años de intensa dedicación teórica
lante, Hevesi se convierte en director del Teatro y práctica al teatro y al drama. Desde Berlín, man-
Nacional Húngaro y publica también algunos es- da el manuscrito a la «Kisfaludy Társaság» (im-
critos importantes sobre dramaturgia.) Bajo la in- portante sociedad literaria que lleva el nombre de
100 101
dos hermanos, clásicos menores de la literatura versidad de Budapest. (En 1920 el régimen de Hor-
húngara). thy anulará este doctorado, junto con el de Jeno
Landler -el admiradísimo líder de la fracción a la
qU,e pertenecía Lukács en el Partido Comunista
1908 Hungaro.)
Lukács recibe el premio «Krisztina Lukács» de a
. Conoce Béla Balázs (poeta, dramaturgo y crí-
la Sociedad Kisfaludy por su libro sobre el drama tIco, y luego también gran teórico del cine), que
moderno. (En 1911 aparece una versión reelabora- será uno de sus más íntimos amigos durante una
da de ese libro, en Budapest, en dos volúmenes.) década.
Publica su primer ensayo sobre Ady, en Husza- Lukács publica el primero de una larga serie
dik Század. - de ensayos sobre Thomas Mann. .
Se funda un ' importante periódico literario,
Nyugat (Oeste) (deja de publicarse en 1941) y 1909/10
Lukács es colaborador habitual (desde 1908 has-
ta 1917), aunque es completamente ajeno a su Asiste en la Universidad de Berlín a las leccio-
dirección generaL El anticapitalismo romántjco, nes de Georg Simmel y se convierte en uno de sus
pero apasionado y radical, de Lukács es incompa- discípulos favoritos y en miembro habitual de los
tible con la línea política de Nyugat, adalid de un seminarios "privadísimos» que se reúnen en casa
orden burgués «ilustrado», y su visión filosófica del filósofo.
choca igualmente con el diletantismo impresicmis- En esos años escribe la mayor parte de los en-
ta y el eclecticismo liberal-positivista del grupo sayos que luego formaron los volúmenes El alma
dominante. E.s-te rechaza su artículo sobre Ady, y y las formas (publicados en húngaro en 1910 y en
escribe con total incomprensión y hostilidad sobre aleman en 1911) y Cultura estética (publicado
su famoso libro El alma y las formas (escrito y pu- en húngaro sólo, en 1913).
- blicado por primera vez en húngaro) y ataca a sus - -.Conoce a Ernest Bloch, que se convierte en
pocos compañeros de armas literarios. Todo esto amIgo entrañable y ejerce una influencia positiva
contribuye mucho a la decisión de Lukács de bus- sobre el desarrollo filosófico juvenil de Lukács.
car alianzas intelectuales y reconocipJientos en
Alemania. 1911
Con otro amigo íntimo -el filósofo e historia-
1909 dor Lajos Fülep- funda un nuevo periódico:
Su amigo Dezso Czigány -pintor del retrato dy- Szellem (Espíritu). Sólo aparecen dos números
Endre Ady -le presenta al gran poeta húngado. \. ambos conteniendo contribuciones de Lukács. Le¿
Es promovido a doctor en Filosofía en la Uniz Popper -el más íntimo de sus amigos en toda su
102 103
vida, según el propio Lukács- ~u~re a los v~inti­ ambos. (También conoce a Toennies, Gundolf y
cinco años. Además de su necrologica -publicada otros y mantiene buenas relaciones con ellos hasta
en Pester Lloyd el 18 de diciembre de 1911 y repu- que al final de la guerra se encuentran con la en-
blicada en 1971 en Acta Historiae Artium con una crucijada.)
introducción de Chales de Tolnay- también ates- Muy alentado por Bloch, Lask y Weber, trabaja
tiguan la lealtad que Lukús guardó toda. la vida en su Estética. Con interrupciones más o menos
a Leo Popper, sino también las páginas dedicadas a ) breves vuelve repetidamente al manuscrito, cada
él en 1963 en la monumental Estética.) Hijo del vez más grueso, hasta que en 1918, incapaz de con-
gran celista David Popper, Leo era ami~o de L~- ' cluirlo satisfactoriamente, abandona el proyecto.
kács desde la tierna infancia y tuvo gran mfluencia Asiste a lecciones de Windelband y de Rickert,
en la elaboración de algunos de los conceptos más y, aunque influido por ellos hasta cierto punto,
fundamentales de El alma y las formas. (El ensayo toma ya distancias criticas. Poniendo el acento en
introductorio a ese volumen, sobre «La esencia y la multidimensionalidad de sistemas categoriales
la forma del ensayo», es en realidad una carta a adecuados, escribe al respecto: «Ya en tiempos de
Leo Popper desde Florencia, fechada en octubre mi estancia en Heidelberg, escandalicé a los filóso-
de 1910.) fos de allí diciendo que el axioma implícito del sis-
tema de Rickert es la bidimensionalidad del papel
1911/12 en el que escribe.» (Carta desde Budapest, 9 de
Tras pasar unos pocos meses en Berlín y en Bu- enero de 1963.)
dapest, se traslada de nuevo a Florencia par~ ~la­ Lukács está siendo influenciado con fuerza cre-
borar las líneas fundamentales de su Estetlca. ciente por el idealismo objetivo de Hegel. Al mis-
:Ésta es concebida como primera parte introducto- mo tiempo, es crítico de los elementos conservado-
ria de su sistema general de filosofía, introducción res y del olvido del individuo en la sistematización
a la que_segyiria unª- Filosofía de la historia y una hegeliana de la Filosofía de la Historia. Planea
obra sobre la :Ética. una- obra- que habria sido una síntesis critica de
Ernst Bloch, que estuvo con él e~ Budapest Hegel y de Kierkegaard, pero no va muy lejos en
en 1910 le visita en Florencia en la pnmavera de su realización.
1912 y l~ convence de que se traslade a Heidelberg Insiste en el primado de la :Ética sobre la Filo-
para poder trabajar en un entorno filosóficamente sofía de la Historia. Empieza a escribir con esta
más favorable. orientación una disertación para oposicionar a pro-
fesor de la Universidad de Heidelberg (un «Habili-
tationsschrift»), pero tampoco en esta ocasión con-
1912/14 sigue culminar el trabajo. El tema de ese «Habili-
En Heidelberg traba conocimiento con Max We- tationsschrift» es la investigación -a la luz de la
ber y Emil Lask y se convierte en amigo íntimo de obra de Dostoievski- de la relación entre :Ética y
104 105
Filosofía de la Historia. (Sus pensamientos sobre con ella en Viena y dan su bendición, con reticen-
esta problemática han llegado hasta nosotros en cia, al matrimonio, que, sin embargo, pronto resul-
una forma inverosímil, en algunos de los ensayos ta un fracaso completo. Ella se queda en Heidel-
de Lukács sobre Béla Balázs.) berg mientras él vuelve a Budapest, y el matrimo-
nio será formalmente disuelto en 1919.
1914/15
1915/11
1" Escribe en Heidelberg su famosa Teoría de la
novela, publicada por vez primera en 1916 en Zeits- Gracias a la influencia de su padre, no le lla-
chrift für Aesthetik und Allgemeine Kunstwissens- man a filas, sino sólo al «segédszolgálat» (servicio
chaft, y en forma de libro en en 1920. El gran his- suplementario) y trabaja en un despacho de cen-
toriador del arte Max Dvorak la ensalza como la sor. Al mismo tiempo puede pasar en varias oca-
obra más sobresaliente de todo el movimiento siones meses fuera, sobre todo en Heidelberg. En
«Geisteswissenschaft» (ciencia del espíritu). cons.onancia_ con s17 talante y orientación general,
Acoge el estallido de la guerra con pesimismo escnbe resenas amIgables sobreW. Solovieff (Vla-
sin paliativos y comenta con ironía sobre la rela- dimir Solovyov, el nihilista tornado místico reli-
ción de historias de heroísmo individual de Ma- gioso) en dos años consecutivos del Archiv für So-
rianne Weber: «Cuanto mejor peor». En forma se- zialwissenschaft und Sozialpolitik (1915 y 1916).
mejante, aunque saludando la perspectiva de la Funda con un grupo de amigos lo que ha llega-
destrucción de los sistemas de los Habsburgo, los do a. conocerse como «Círculo de los domingos» y
Hohenzollern y los zares, pregunta con desespera- preSIde regularmente sus reuniones, que tienen lu-
ción: «Pero ¿ quién va a librarnos de la civilización gar en la casa de Béla Bálazs. Sus miembros son:
occidental ?» Frigyes Antal (historiador del arte, delegado en
En filosofía, es extremadamente escéptico so- jefe del Directorio para el Arte durante la Comu-
bre la metodología de Husserl y expresa claramen- na de 1919}, Bélac-Balázs, Béla Fogarasi (filósofo)
te esto a Max Scheler cuando este último le visita Lajos Fülep, Tibor Gergely (pintor, segundo mari~
en Heidelberg y declara su entusiasmo por la Feno- do de Anna Lesznai), Edith Hajós (primera esposa
menología. de Béla Balázs, traductora al inglés de los Estu-
Lukács conoce a su primera esposa, Yelyena dios sobre el realismo europeo, de Lukács), Arnold
Andreevna Grabenko (una «socialrevolucionaria» Hauser (sociólogo e historiador del arte), Gyorgy
rusa), a la que dedica La teoría de la novela. Los Káldor (periodista), Anna Lesznai (poeta y novelis-
padres de él se oponen al plan de matrimonio y el ta, una de los amigos más íntimos de Lukács; al
respetabilísimo Max Weber sugiere a Lukács que mismo tiempo esposa de Oszkár Jaszi, historiador
les diga que ella es pariente suya, para ayudar a y editor de Huszadik Század), Erno Lorschy (pe-
superar sus objeciones. Los padres se encuentran riodista), Karl Mánnheim (sociólogo), László Rad-

106 107
ványi (economista, marido de Anna Seghers), de 1918, trabaja en sus ensayos dedicados a Béla
Edith Rényi (piscóloga, muy conocida por el nom- Balázs y los publica en un volumen en húngaro. Ve
bre de Edith Gyomroi), Emma ;Ritoók (en aquella en la obra de Balázs, como en Ady y en Bartók, «el
época gran amiga de Ernst Bloch, más adelante triunfo de decisiones dramáticas sobre la acomo-
partidaria de la contrarrevolución Horthista, de- dación oportunista, el triunfo de vivir con el espí-
nunció a sus antiguos amigos en un libro titulado ritu de «o ... o» por encima de la filosofía de que
Aventureros del espíritu, publicado en 1922), Anna «se puede hacer de las dos maneras». Gran parte
Schlamadiner (segunda esposa de Balász), Ervin de la Ipolémica va dirigida contra el círculo de
Sinko (novelista), Wilhelm Szilasi (filósofo), Char- Nyugat y explícitamente contra la línea acomoda-
les de Tolnay (historiador delarte), Eugene Varga ticia del importante poeta y crítico Mihály Babits.
(economista) y John Wilde (historiador del arte). (Conoció a Babits por medio de Ervin Szabó en
Animados con mucho entusiasmo por el teórico 1916 cuando éste intentaba organizar a los escrito-
sindicalista Ervin Szabó, Lukács y algunos de sus res para protestar contra la guerra. Pero aquel en-
amigos del «Círculo de los domingos» organizaron cuentro personal no pudo colmar el foso que sepa-
a principios de 1917 una serie de conferencias pú- raba a ambos filósoficamente y en sus actitudes so-
blicas en el marco de lo que llamaron «A Szellem- ciopolíticas.)
tudományok Szabad Iskoléja» (Escuela libre de las
ciencias del espíritu). Participaron también en la 1918
empresa los grandes compositores húngaros Béla
Bartók y Zoltán Kodály. (Durante la Comuna am- Max Weber está unas pocas semanas en Buda-
bos presidieron el Directorio para la música, junto pest con Lukács; en sus conversaciones, además
con Erno Dohnányi, que más tarde se desplazó a la de la filosofía y la estética, ocupan un lugar central
derecha.) los problemas del marxismo y el socialismo en ge-
También en 1917, Lukács publica un capítulo neral. Es el último momento en que la relación en-
de su Estética -sobre las «relaciones sujeto-obje- tre ambosr es en conjunto de armoniosa amistad,
to en estética- en Lógos en alemán y en Athe- aun a pesar de ciertas tensiones. A partir de los
naeum en húngaro. acontecimientos de 1919, sus caminos se separan
radicalmente.
Lukács intensifica el estudio de Marx y-bajo
1917/18 la influencia de Ervin Szabó- estudia también a
Saluda con entusiasmo la revolución de octu- Rosa Luxemburg, Pannekoek, Henriette Roland-
bre, aunque las perspectivas sociopolíticas cam- Holst y Sorel. (Sus primeros conocimientos de al-
biantes tardan cierto tiempo en modificar realmen- gunas obras de Marx se remontan a los últimos
te su visión filosófica. años de estudios de enseñanza media. En aquella
En el invierno de 1917 y durante la primavera época -en 1902- se adhirió incluso a la Organiza-

108 109
ción de Estudiantes Socialistas, fundada por Er- dora» dan inicio a una mejor relación, que dura-
vin Szabó. Aquel primer interés por Marx encontró ría, con sus altibajos, casi cuarenta años.
una continuación en un largo período de estudio El padre de Lukács está hecho pedazos por el
más exigente, entre 1906 y 1911, en relación con el colapso del Imperio austrohúngaro, la revolución
interés por la sociología de la literatura, y en par- Károlyi, la muerte de su viejo amigo el primer mi-
ticular del drama: estudio consistente en parte en nistro conde István Tisza, y la radicalización poli-
leer a Marx en el original y en parte mediado .a tra- tica de su hijo. Sin embargo, nunca deja de apoyar
vés de los escritos de Tonnies, Simmel, Max Weber personalmente a Lukács con todos los medios de
y otros. El interés por Marx se renueva otra vez que dispone.
en ocasión del intenso estudio de Hegel - 1 1912- Durante la detención del Comité Central del
1915-, Y en 1913 llega incluso a sugerir que una partido, Lukács asume importantes funciones en
comprensión y difusión adecuada de las ideas tanto gue miembro del Comité Central suplente.
de Hegel sólo cabe esperarla a través de la obra de Más adelante, en,marzo, cuando se proclama el So-
Karl Marx. Los años de la guerra y la revolución viet húngaro, se convierte en Viceministro (viceco-
de octubre dan un impulso adicional a este inte- misario del pueblo) de Educación, y tras la dimi-
rés, que culmina en su conversión al marxismo sión en junio del socialdemócrata Zsigmond Kun-
-política y filosóficamente-oen 1918. fí, ocupa el lugar de Kunfi alfrente del Ministerio.
El 2 de diciembre de 1918 se adhiere al Par- Emprénde una reorganización radical de la
tido Comunista, fundado eIi Budapest doce días vida cultural en Hungría, y entre otras cosas esta-
antes solamente. En el momento en que entra en el blece un «Instituto de Investigación para el Fo-
partido, éste .está todavía bastante por debajo de mento del Materialismo Histórico». (Su conferen-
los cien miembros. cia sobre «La función cambiante del materialismo
histórico.», publicada más adelante en Historia y
1919 conciencia de clase, se pronuncia en la ceremonia
_ inaugural .de ese Instituto.)
Pocas semanas después de la entrada de Lu- Durante la campaña militar contra las fuerzas
kács en el partido, JózsefRévai -entonces firme invasoras, Lukács es comisario político de la quin-
partidario de la línea vanguardista y sectaria de ta división.
Aladár Komját-Ie ataca y pretende sin éxito que La primera esposa de Lukács pasa los meses de
se expulse del partido a «ese intelectual burgués». la Comuna en Budapest (sobre todo con los miem-
Cuando le atacan por sus «puntos de vista conser- bros del grupo Komját, incluido Révai), pero el ma-
vadores, Luká.cs muestra al incrédulo Révai un pa- trimonio está para entonces irremediablemente
saje de la Crítica de la Economía Política en el que roto. Tras el colapso, ella tiene que ocultarse de
Marx afirma que Homero es un «ejemplo insupera- los miembros de Horthy hasta que puede huir del
ble»; las discusiones sobre esa actitud «conserva- país, con la ayuda del padre de Lukács.

110 111
Muchos de los antiguos amigos de Lukács -en- 1920
tre los que se cuentan Frigyes Antal, Béla Balázs,
Béla Fogarasi, Arnold Hauser (tras una breve es- Se casa con el gran amor de su primera juven-
tancia en la cárcel), Anna Lesznai, Karl Mannneim, tud,Gertrud Bortstieber. (Tres años mayor que él,
Ervin Sinkó, Eugene Varga, John Wilde- dejan visita con frecuencia a la familia Lukács hacia
el país, y otros les seguirán más adelante (como 1902, siendo amiga íntima de Rózsi Hofstlidter,
Wilhelm Szilasi y Charles de Tolnay). esposa de Zsigmond Kotány, el amigo más íntimo
Tras el derrocamiento de la Comuna, en agosto del padre de Lukács. El joven Lukács se enamora
y septiembre, Lukács desarrolla trabajo ilegal, jun- profundamente de ella; pero al mismo tiempo ella
to con Ottó Korvin, ejecutado en 1920 (al que más no le hace ningún caso y se casa con el matemáti-
adelante citará como ejemplo del tipo ascético-he- co Imre Jánossy, que muere más tarde de tubercu-
roico de revolucionario), ocultándose en la casa losis.) Se enamoran en 1918-19 y se casan en 1920,
del fotógrafo OIga Máté. (A veces Charles de Tol- una vez que ella se le junta en Viena. Tienen una
nay le hace de mensajero.) I hija, Anna, y tienen que criar a tres chiquillos, a
A fines de septiembre, por medio de un viejo veces en condiciones de gran penuria. (Dos hijos
amigo -el escultor Márk Vedres- un oficial in- de Irore Jánossy .: Lajos, el físico de fama mun-
glés, a cambio de una considerable suma de dinero dial, y Ferenc, ingeniero que se convirtió en eco-
proporcionada por el padre de .Lukács (que tiene nomista (muy especial), ambos muy niños a la
que pedir prestado buena parte del mismo) le saca muerte de su padre.) Economista por la práctica,
del país disfrazado de chófer. (Lukács nunca supo con una profunda sensibilidad por la música y la
conducir un automóviL) · literatura, Gertrud reúne en su persona las cuali-
En octubre es detenido en Viena y el gobierno dades de una gran sabiduría práctica y el sentido
de Horthy exige su extradición. (Está condenado a del realismo con una visión de la vida irreprimible-
muerte en rebeldía.) mente serena y un carácter afectuoso y comunica-
___Un grupo de intelectuales interviene en favol' tive.- Forman un matrimonio maravilloso, y las
suyo ante el gobierno austríaco y publica un llama- grandes obras de Lukács -incluida Historia y
miento el 12 de noviembre en Berliner Tageblatt. conciencia de clase, justamente dedicada a Ger-
Los firmantes son Franz Ferdinand Baumgarten, trud Bortsieber- serían impensables sin ella.
Richard Beer-Hoffmann, Richard_ Dehmel, Paul Lukács anda dedicado muy activamente al par-
Erost, Bruno Frank, Maximílian Harden, Alfred tido, convirtiéndose en segundo líder de la frac-
Kerr, Heinrich Mann, Thomas Mann, Emil Prae- ción Landler.
torius y Karl Scheffler. Su línea política es fuertemente izquierdista, y
La petición de extradición es rechazada, y Lu- Lenin critica su artículo sobre el parlamentarismo
kács es puesto en libertad hacia fines de diciembre. (<<Zur Frage des Parlamentarismus», publicado en
Kommunismus' en 1920).
112 113
Los agentes de Horthy secuestran a varios exi- t~empo una valoración muy realista y nada secta-
liados húngaros en Viena y Lukács recibe adver- no de !as perspectiy~s del desarrollo socialista en
tencias de que tome precauciones. Se compra una ~ungna: (En relaclOn a esto último es crucial la
pistola que conserva hasta 1933, cuando (tras un mfluencIa de Landler.)
registro de su casa por los nazis, por suerte en au- Emprende un estudio sistemático y un repen-
sencia suya) la tira al río Spree. Contrariamente a sar de l~s obras de Marx y Lenin, cuyo resultado se
las acusaciones según las cuales «Lukács ejerció el hace eVIdente en Historia y conciencia de clase y
terror contra los intelectuales durante la Comuna, en su libro sobre Lenin.
apuntándoles con una pistola mientras les interro-
gaba», fue ésta la única arma que manejó en toda 1922
su vida, Thomas Mann visita a la familia de Lukács en
En diciembre de 1920 presentó un informe so- Budap~st en la primavera de 1922. Tras esta visita
bre «La reacción mundial y la revolución mundial» va a VIena, donde conoce a Lukács. (Las impresio-
en la segunda Conferencia del Sudeste de la Inter- nes d~ Thoma~ Mann sobre su larga conversación
nacional Comunista de la Juventud, en Viena (pu- son bIen conOCIdas por la relación que hizo de ella
blicada en 1921). Mann.)
Lukács publica un artículo titulado «Pero toda-
v~a la p.o~ítica de ilusiones» (Noch einmal Illu-
1920/21 slonspohtIk) en el que condena, con los términos
C<Hiirector del importante periódico teórico má~ ,fuertes que puede, el avance de la burocrati-
Kommunismus, órgano del Comintem. Varios de zacI<?n y el autoritarismo en el partido. Cosa signi-
los ensayos reunidos posteriormente en Historia y fi~atIva, el artículo es publicado en el libro de La-
conciencia de clase se escribieron en este período dis~a?s Rudas Ave1}turismo y liquidacionismo: la
y fueron publicados por primera vez en Kommu- ~lttlca 'fe Béla Kun y la crisis del Partido Comu.
n.lsta Hungaro: ,Rudas .es en aquella época partida-
Participa en representación de la fracción no de la f:acclOn de Landler. Inmediatamente an-
Landler en las discusiones del Tercer Congreso del tes de NaVidad, Lukács da los últimos toques a una
Comintem en Moscú y conoce·personalmente a Le- de las mayores obras filosóficas del siglo xx: su
nin. Siempre describe este encuentro como una de ensayo ~obre la «Reificación y la conciencia del
las grandes experiencias formativas de su vida. p~ole~anado»,clave de bóveda de Historia y con-
Políticamente, su línea muestra cierta duali- CIenCIa de clase.
dad: un enfoque «mesiánico» izquierdista y un en-
foque más bien sectario de los problemas de la re- 1923
volución mundial (es partidario, y en realidad teó-
rico, de la «Acción de marzo», en 1921) y al mismo Lukács publica en Malik Verlag, de Berlín, His-

114 115
toria y conciencia de clase, que sigue siendo hoy el tera radicalmente su posición y ataca violentamen-
más influyente de sus libros. . te Historia y conciencia de clase en un ensayo de
Ernst Bloch publica un caluroso comentariO en dimensiones de libro publicado por entregas en Ar-
un ensayo titulado Aktualitiit und Utopi.e: zu Lu- beiterliteratur (n.m 9, 10 Y 12, 1924). El lema pro-
kács «Geschichte und Klassenbewusstsetn». gramático del ataque de Rudas es, significativa-
A fines de 1923 Karl Korsch -por entonces, mente, una cita de Materialismo y Empiriocriti-
amigo de Lukács-' publica El marxismo y la filo- cisma de Lenin, que dice: «Beweise und Syllogis-
sofía, que muestra un enfoque similar al de los en- men allein genügen nicht zur Widerlegung des
sayos de Lukács publicados primero en Kommr:- Idealismus. Nicht un theoretische Argumente Han-
nismus y en Die Internationale (en cuyo consejO deIt es sich hier.» (Para erradicar el idealismo no
estaba Korsch) en cuanto a ciertas cuestiones fun- bastan las demostraciones y deducciones. No esta-
damentales de filosofía y de política. (Varios de mos aquí ante argumentos teóricos.)
esos ensayos, aunque no todos ni mucho. meJ?-0s, El clímax se produce en el Quinto Congreso
fueron incorporados de alguna forma a Hlstorza y Mundial de la Internacional Comunista, en junio y
conciencia de clase.) Esta afinidad dio pie a que el julio de 1924, en el que Lukács es atacado por Bu-
año siguiente fuesen acusados y condenados jun- jarin y por Zinoviev.
tos por «revisionistas». Lukács publica su libro sobre Lenin.
La lucha fraccional en el interior del partido
húngaro se endurece.
1925/26
1924 .En 1925 publica una severa crítica del detenni-
Lenin muere en enero y se intensifican los in- nismo tecnológico mecanicista del libro de Buja-
tentos de control stalinista sobre el partido sovié- rin sobre el materialismo histórico en Archiv für
tico y sobre la Comintern. . die Geschichte des Sozialismus un der Arbeiterbe-
Historia y concienCia de clase reclbe ataques wegung (para abreviar, «Archivo Griinberg»).
desde dos direcciones opuestas: Karl Kautsky la Dirige la atención a la elaboración de los pro-
ataca en un artículo publicado en junio de 1924 en blemas de la dialéctica marxista en relación a los
Die Gesellschaft, y el filósofo del partido ruso fundamentos económicos de la sociedad capita-
A. Deborin la condena en Arbeiterliteratur, en un lista, anticipando en dos ensayos fundamenta-
ensayo titulado «Lukács und seine Kritik des Mar- les -sobre Lassalle (1925) y sobre Mases Hess
xismus». (1926)- la problemática de El Joven Hegel (1935/
Expresando los drásticos cambios en la rela- 1938).
ción de fuerzas en el partido y en el Comintern, La- József Révai publica una reseña entusiasta de
dislaus Rudas ---que era partidario de Lukács- al- Historia y conciencia de clase en el Archivo GTÜn-

116 117
berg, pero no entra en la controversia político-filo- 1929
sófica que rodea al libro. . .
Lukács conoce en Viena al Joven Atttla József, Lukács pasa tres meses en Hungría (dirígiendo
y es el primero en reconocer la importancia de la clandestinamente el trabajo del partido).
obra de ese gran poeta para la literatura mundial. Sus «Tesis Blum» son derrotadas, gracias al
(Como el propio J ózsef escribe a su herma~a desde apoyo de que goza la fracción Kún en el Comin-
Viena: «Anna Lesznai, Béla Balázs y Gyorgy Lu- tern. (La «Carta abierta del Ejecutivo de la Inter-
kács me consideran un gran poeta; particularmen- nacional Comunista» dirigida al partido húngaro
te este último, que dice que soy «el p~im~r po~ta ordena que «se debe concentrar el fuego contra las
proletario que posee las cualidades de sIgmficacIón tesis antileninistas del camarada Lukács, que ha
literaria mundiah.) sustituido la teoría leninista de la revolución pro-
En 1926 Karl Korsch es expulsado del partido, letaria por una teoría semisocialdemócrata liqui-
y con ello Lukács se encuentra todavía m~ ~isla­ dadora».) Lukács es obligado a publicar una decla-
do con 'sus puntos de vista dentro del mOVImIento ración autocríticaen Vi Március, y esta derrota
comunista internacional. marca el fin de su dedicación directa a la política
en casi tres décadas.
El gobierno austríaco dicta orden de expulsión
1927 de Lukács. Thomas Mann intercede en su favor en
una carta conmovedora. Es revocada la orden de
Muere en Budapest S1,1 padre, a los setenta y exPulsión, pero Lukács abandona Viena -donde
cuatro años de edad. (Su madre había fallecido vivió desde 1919 hasta 1929- definitivamente.
diez años antes.)
1929/31
1928 - En Moscú trabaja en el Instituto Marx-Engels-
Lenin, dirigido por D. Riazanov,. :Éste le muestra el
Muere de un ataque al corazón Jerili Landler, texto completo mecanografiado de los Manuscritos
con lo que le corresponde a Luká.cs prep<l;rar l~~ te- económicos y filosóficos de 1844 antes de su pu-
sis que representen las perspectIvas sOClOpohtIcas blicación. Esta obra de Marx tiene un impacto tre-
del partido. Se hacen famosas como "Tesis Blum» mendo en la evolución intelectual de Lukács. En
y anticipan la estrategia del «Fre,nte POJ¿ul~r». el mismo período traba conocimiento con los Cua-
La actividad literaria de Lukacs se hmIta a es- dernos filosóficos de Lenin, publicados en 1929/30
cribir unos pocos artículos de reseña, sobre todo bajo el título de Lenin Miscellanies IX. XII. Tam-
en el Archivo Grünberg. bién esos escritos contribuyen en gran medida a la
modificación de su concepción de Hegel y de su
118 119
visión de las «relaciones sujeto-objeto», de la epis- por muchos extranjeros que conocen bien a Lu-
temología y de la relación entre la obra de arte y kács): ese reto consigue pronto el objetivo que bus-
la realidad social. caba.
Es éste el único período de la vida de Lukács Se convierte en colaborador científico del Insti-
-desde 1905- en que puede dedicarse por entero tuto de Filosofía de la Academia Soviética de Cien-
a la investigación y el estudio, sin que le turben ni cias.
la presión de escribir para publicar ni las exigen- Está trabajando en El joven Hegel (acabada
cias de la actividad política. Así puede poner los sólo en el invierno de 1937/38): un proyecto con-
cimientos de gran parte de su obra posterior. cebido durante el período de revisión de sus anti-
guos puntos de vista filosóficos a la luz de los Ma-
1931/33 nuscritos de París y de los Cuadernos filosóficos.
Se traslada a Alemania, viviendo en Berlín has- (También había intentado trabajar en este proyecto
en Berlín en 1931/33, pero sin poder avanzar mu-
ta que los nazis toman el poder. cho en la labor.)
Vicepresidente del grupo berlinés de la Asocia- En el campo de la crítica literaria trabaja en
ción de Escritores Alemanes y miembro dirigente estrecha colaboración con Mikhail Lifshitz. (Se ha-
de la Liga de Escritores Revolucionario-proleta- cen amigos en 1929, en el Instituto Marx-Engels-
riosÉn 1931/32 elabora el «Bosquejo de programa Lenin, y más tarde Lukács dedica a Lifshitz El jo-
ven Hegel -tanto en la edición de Viena/Zürich
de la Liga de Escritores Revolucionario-pro1eta- de 1948 como en la alemana oriental de 1954--,
rios». desafiando las acusaciones de «cosmopolitismo»
Toma parte muy activa en las discusiones so- lanzadas contra su viejo amigo.) El órgano en el
bre los me'todos de· la representacio'n literaria so- que ambos publ ican es Literaturny Critique (supri-
cialista, en la línea de su concepción de «gran rea- mido en 1940) y su blanco fundamental es la «Pro-
lismo». - --,,--"'- 1" - -1 como portavoces principa-
En 1933 publica «Mein Weg zu Marx» (Mi cami~ les a Fedyeev y a Yermilov. Lukács es dirigente
no a Marx) en Internationale Literatur. intelectual de la Literaturny Critique, cuyos CÍrcu-
Cuando sabe que los nazis le buscan, huye de 1os internos abarcan también, además de Lifshitz,
Alemania y vuelve a Moscú. a 1. Satz y a Usiyevitch.
Lukács está implicado también en una con-
1933/35 frontación con el grupo húngaro de escritores
Cuando vuelve a Moscú, Béla Kún y sus parti- _ «Proletcult» (Sándor Barta, Antal Hidas -yerno
darlos tratan de impedir que Lu"kács y su familia de Béla Kún-. ,Béla Illés, Lajos Kiss, Emil Mada-
se establezcan allí. Inicia una sentada en las esca- rász, János Matheika, Máté Zalka, y otros): el mis-
linatas del edificio de la Comintern (frecuentado mo grupo que condenó a Attila József, con resul-

120 121
tados devastadores, en un documento oficial que le kács, József Madzsar y Lászlo Vass. Lukács juega
tildaba de «pequeño-burgués que trata de hallar un papel determinante en la determinación de la
una solución a su crisis interna en el campo del orientación general de este periódico. También es
fascismo». miembro del Consejo de redacción de Internatia-
En teoría estética -también en estrecha cola- nale Literatur desde 1935.
boración con Liftshitz- Lukács está trabajando
sobre la herencia literaria de Marx, elaborando los
grandes trazos de una Estética Marxista sistemá- 1939/40
tica. Al empeorar la situación política general vuel-
En este período desarrolla el debate sobre el ve a abrirse, con la mayor acritud, la vieja lucha
expresionismo -iniciado antes en Berlín y que ideológica. El grupo Fadyeev-Yermilov consigue el
sólo concluye a fines de los años treinta- en el apoyo de la cumbre de la jerarquía del partido y
que cruza la espada, entre otros, con BertoIt Brecht toma el control de la Asociación de Escritores.
y con Ernst Bloch. Es suprimida Literaturny Critique, y Lukács
se ve privado del vehículo de difusión de sus ideas
1935/38 en ruso.
Publica el ensayo titulado «Volkstribun oder
Acaba El Joven Hegel y lo presenta como tesis Bürokrat» (Tribuna del Pueblo o Burócrata) en In-
doctoral. Es nombrado «Doctor en ciencias filosó- ternationale Literatur. Es la crítica más aguda y
ficas» por la Academia Soviética de Ciencias. penetrante de la burocratización publicada en Ru-
Otra obra fundamental culminada por Lukács sia durante el período de Stalin (y reconocida así
en este período (1936/37) es La novela hist6rica. por Leo Kofler -Jules Dévérité- en un artículo
La reciente adopción de la estrategia del «Fren- publicado en 1952, es decir, antes del anuncio del
te Popular» mejora la situación de Lukács, facili- programa de «desestalinización).
1&-- - tando -aunque sólo temporalmente- su «guerra
de guerrillas» contra «ProletcuIt» y contra la ver-
sión Zhdanovista del «realismo socialista». 1941
En enero de 1938 aparece en Moscú un nuevo Lukács es detenido y permanece durante meses
periódico húngaro: Oj Hang (Nueva voz). Su Con- en la cárcel. Sus interrogadores intentan, sin éxi-
sejo de redacción está formado por Béla Balázs, to, extraerle una declaración según la cual habría
Sándor Barta (director principal del primer nú- sido desde principios de los años veinte un «agente
mero) Gyorgy BOloni, Zoltán Fábry, Imre Forbath, trotskista». Sólo le liberan como resultado de la
Andor' Gábor (uno de los amigos más íntimos y fie- intervención personal de Dimitrov (entonces secre-
les de Lukács, principal director desde el segundo· tario general del Comintern), que recibe muchas
número en adelante), Sándor Gorgely, Gyorgy Lu- peticiones referentes a Lukács por parte de intelec-
122 123
tuales alemanes, austríacos, franceses e italianos, 1945
así como de algunos de sus viejos amigos húnga-
ros, todos ellos residentes en aquella época en la Tiene la posibilidad de instalarse permanente-
Unión Soviética. mente en Alemania o en Hungría. Elige este último
Publica ensayos sobre literatura húngara y ale- país, y nUIlca lamentará la opción, ni siquiera bajo
mana. Sobresalen entre ellos los «Estudios sobre el fuego cruzado del «debate Lukács,..
Fausto», publicados en Internatir;male Literatur. Uega a Budapest elide agosto de 1945, y se
Deja de publicarse Vj Rang. convierte en miembro del Parlamento. Más ade-
lante ocupa la cátedra de Estética y Filosofía de la
1942/44 Cultura de la Universidad de Budapest, y viene a
ser miembro del Presidium de la Academia Hún-
Se renueva la amistad de Lukács con ~évai una gara de Ciencias.
vez que Révai deja la Comintern, en la que había Además de una segunda edición de Irdstudók
trabajado desde 1934 hasta 1937, ocupando, entre feZelOssége -que se sitúa en el centro de las discu-
otros, el puesto de secretario personal de Béla siones cultural-ideológicas en Hungría- publica
Kún. Los excelentes estudios de Révai sobre la lite- dos volúmenes de · ensayos en húngaro : Balzac,
ratura y la historia húngaras, publicados sobre Stendhal, Zola y József Attila kOlteszete (La poesía
todo en Oj Rang, son concebidos en el curso de de Attila JÓzsef). Su primer libro en alemán es
largas conversaciones con Lukács. Esta amistad se Fortschritt und Reaktion in der deutschen Litera-
hace más intensa durante los años de la guerra y tur (Progreso y reacción en la literatura alemana),
es armoniosa hasta 1949, época del «debate Lu- publicado en Berlín por Aufbau-Verlag, que son sus
kács». editores hasta su deportación en 1956.
Lukács da conferencias en los campamentos de
prisioneros de guerra alemanes y húngaros.
En el verano ~de- 1944 publica Irástudók fe le- 1946/49_
lOssége (La responsabilidad de los intelectuales), Inicia una actividad literaria febril en periódi-
volumen de ensayos sobre la literatura y la histo- cos y revistas húngaros y antes de que se inicie el
ria húngaras, escritos entre 1939 y 1941, y publi- "debate Lukács» publica numerosos volúmenes de
cados por primera vez en Oj Rang, con una intro- ensayos de diversa envergadura en muchas len-
ducción fechada en marzo de 1944. Es el primer guas (sólo en húngaro, veinte volúmenes y folle-
volumen suyo que aparece en húngaro después de tos).
un intervalo de veinte años. (El último había sido Funda el periódico cultural Forum en 1946 y
el librito sobre Lenin publicado también en húnga- sigue siendo su director espiritual (aunque no for-
ro, en Viena, en 1924.) mal) hasta su supresión en 1950 como consecuen-
cia del debate Lukács.
124 125
En 1946 participa en las discusiones de los m~chos viajes al extranjero-- entre 1948 y 1956.
«Rencontres internationales de Gcneve» con una (DImite en 1957).
conferencia sobre «La visión aristocrática y demo- En 1948 recibe el Premio Kossuth.
crática del mundo» y se ve implicado en una aguda
1949/52
confrontación con Karl Jaspers, amigo suyo duran-
te los años de estudio en Heidelberg. Rákosillama a 1949 «el año del giro»: se da un
En este período concibe el proyecto de escribir c~mbio radical de política, coincidente en la polí-
Die ZerstOrung der Vernunft (publicando varios es- tIca cultural con el «debate Lukács» yen política
tudios parciales en diversos volúmenes entre 1946 con el juicio de Rajk.
1949), que sólo sería realizado después del debate Abre el ataque a Lukács su antiguo partidario
Lukács, debido a la retirada forzosa de la activi- tornado adversario: László ~udas, que publica un
largo artículo lleno de insultos en el órgano teóri-
dad político-literaria, y sería publicado simultá-
co .del p~rtido Társadalmi Szemle (Revista Social),
neamente en húngaro y en alemán en 1954. al que SIguen ataques en la prensa diaria y prácti-
Viaja mucho lo mismo por Europa Oriental que camenteen todos los periódicos del país. Le acusan
por la Occidental, incluidas Francia, Austria, Sui- de «revisionismo», «desviacionismo de derechas»
za e Italia. «cosmopolitismo», de haber «calumniado a Lenin»'
En diciembre de 1947 da una conferencia en de ser objetivamente un «servidor del imperialis~
Milán, en la conferencia internacional de filósofos mo», etc., etc. Márton Horváth, miembro del Polit-
marxistas, sobre «Las tareas de la filosofía mar- ?uró que en el campo cultural es el jefe que sigue
xista en la nueva democracia». mmediatamente a Révai, se incorpora a los ataques
A principios de 1949 toma parte en las discu- con un artículo duramente condenatorio.
siones de la Conferencia sobre Hegel de París, de- Los acontecimientos toman un cariz aún más
dicada a «Los nuevos problemas de la investiga- serio cuando Fadyeev publica un ataque virulento
ción hegeliana». en Pravda, anticipando la posibilidad de serias
En sus viajes a París se entrevista con va- medidas de castigo.
rios filósofos franceses, militantes unos del parti- El objeto inmediato del ataque lo constituyen
do (Emile Bottigelli, Jean Desanti, Roger Garaudy, dos volúmenes de ensayos escritos entre 1945/48:
lradolom és demokrácia (Literatura y democracia)
Henri Lefebvre) y de fuera de él otros (Lucien y Új magyar Kultúráért (Por una nueva cultura
Goldmann, Jean Hypolite, Maurice Merleau-Ponty), húngara), publicados en 1947 y 1948, pero salieron
así como con numerosos otros intelectuales de los a relucir los temas de los años treinta (<<prolet-
campos del arte y la literatura. Viene a ser miem- ku.lt», «esquematis~o», «realismo socialista», etc.)
bro fundador del Consejo Mundial de la Paz en aSI como de los vemte (<<Tesis Blum» e Historia
1948 y participa en sus actividades -que implican y concienCia de clase).

126 127
(,.
¡

Lukács publica un artículo autocrítico, que es Bloch y Thomas Mann. Es elegido también 1lliem-
declarado «meramente formal» por József Révai, bro corresponsal de la Academia de Ciencias de
el teórico máximo y dirigente incuestionable en Berlín.
cuestiones político-culturales. A pesar de la cru- En Hungría recibe el Premio Kossuth por la
deza del ataque de Révai. Lukács sigue peJ?-sando 1,. obra de toda su vida, en 1955.
que su intervención es positiva en el sentIdo de En Francia, Merleau-Ponty publica en 1955 Les
que virtualmente pone fin a otros ataques (nada aventures de la dialectique, obra que pone en el
importa la condena que recibe de Jósef Darvas centro del debate filosófico la obra de Lukács His-
pocos meses más tarde en el Congreso de Escrito- toria y conciencia de clase y que tiene un gran
res de 1951, a pesar del rango de Darvas como Mi- impacto en el curso posterior de la filosofía, in-
nistro de Cultura) e impide la detención que se cluida la Critique de la raisan dialectique de
temía en el momento en que Fadyeev y Pravda Sartre.
tomaron cartas en el asunto.
En 1952 Brecht y Lukács entierran el hacha de
la antigua polémica sobre el expresionismo y re- 1956
nuevan su amistad. Entre 1952 y la muerte de I! Tras el XX Congreso se arrinconan muchos
Brecht en agosto de 1956 Lukács siempre que va tabús y se vuelven a abrir los viejos debates polí-
a Berlín visita a Brecht. ticos y culturales. Lukács participa activamente
En 1952/53 el novelista Tibór Déry es atacado en ellos y preside el debate filosófico desarrollado
repetidamente y Lukács se coloca de su lado en el 15 de junio en el Círculo PetOfi.
los debates. Viaja mucho (Alemania, Austria, Italia, Suecia)
En noviembre de 1952 Lukács culmina Die Zer- y da conferencias sobre el tema del libro publícado
storung der Vernunft (La destrucción de la razón), luego con el título El significado del realismo con-
análisis monumental de 150 años de desarrollos temporáneo.
r-- filosóficos alemanes en relación a la dialéctica y
al irracionalismo.
- 1: Otra famosa conferencia de este período se ti-
tula La lucha entre progreso y reacción .en la cul-
1953/55 tura contemporánea. La pronuncia en la Academia
del Partido, en Budapest, el 28 de junio.
El período de «deshielo» mejora considerable- ' A fines de junio tiene lugar en el Instituto del
mente la situación de Lukács, y empiezan a apare- l'
Movimiento Obrero un debate sobre las «Tesis
cer de nuevo sus libros. Blum», en el que él interviene.
1I
Para celebrar su sesenta aniversario Aufbau- En verano de 1956 funda un nuevo periódico:
Verlag publica en 1955 un volumen -'-'Georg L.u~ács Eszmélet (Toma de conciencia) con Aurél Beroáth,
zum siebzigsten Geburtstag- en el que partIcIpan
muchas personalidades relevantes, incluidos Erost
Tibor Déry, Gyula I1Iés, Zoltán Kodály, e István
Mészáros como director. Tras la retirada de Rakósi I
128 1
1
129 I
l' 5
l.:
L .,
de la política el periódico recibe el visto bueno del mo» en el que formula una aguda crítica del stali-
Ministerio de Cultura. nismo y de su prolongación y supervivencia. Desa-
El 24 de octubre se convierte en miembro del rrolla la misma argumentación en 1962 en una
Comité Central ampliado y Ministro de Cultura r Carta abierta a Alberto Carocci, Director de Nuovi
del Gobierno de Imre Nagy. Argomenti.
I~
El 4 de noviembre se refugia, con otras pers(}o . Luchtei:-hand-Verlag inicia en 1962 la publica-
nalidades políticas, en la Embajada yugoslava. CIón de sus obras completas con Die Zerstorung
Cuando abandonari la embajada son deportados a der Vernunft.
Rumanía. La principal obra de Lukács en este período
1957-62 es la monumental Estética, terminada a
1957/62 finales de 1962 y publicada el año siguiente en dos
EllO de abril de 1957 vuelve del exilio a su casa enormes volúmenes, titulados Die Eigenart des
de Budapest. Jisthetichen (La especificidad de la Estética).
Se niega a entrar en el partido reconstituido.
(Contrariamente a una versión ampliamente difun- 1963
dida nunca fue expulsado ni se le negó la read-
misión). I > Una vez terminada la Estética empieza a escri-
Se vuelven a abrir con virulencia multiplicada bir la Ontología del Ser Social, con gran entusias-
los ataques contra Lukács, encabezados ante todo mo. La obra es cruelmente interrumpida por la
por su antiguo discípulo JózsefSzigeti, viceminis- muerte de SU esposa, el 28 de abril. (La Estética
tro de cultura en aquella época. l' lleva una dedicatoria ' conmovedora a Gertrud
El departamento de Lukács de la Universidad I I Bortstieber.) . ,
es clausurado y a él se le prohíbe mantener cual- . Lucha durante varios meses contra el deseo de
'i";'¡~' contacto con estudiantes. 1,> _ suicidarse. ;Recuerda su pérdida en un ensayo so-
1 - - --"':- Estos ataques con tinúan durante varios años, - I ~ bre Mozart y Lessing -favoritos de Gertrud-:
en Hungría, en Alemania, en Rusia, y en otros paí- Minna von Barnhelm. Tal vez el escrito más bello
ses del Este de Europa. Y en 1960 Aufbau Verlag, de toda la obra de Lukács. t
de Berlín, publica un largo volumen de 340 páginas
titulado Georg Lukács und der Revisionismus. " 1964/68
Lukács publica en Italia sus Prolegomeni a
un'estetica marxista (Editori Riuniti), así como 11 Se pone a trabajar de nuevo en la Ontología
significato attuale del realismo critico (es decir, del Ser Social pero sin conseguir de ningún modo
«El significado actual del realismo contemporá- terminarlo con satisfacción.
neo», Einaudi) en 1957. El mismo año publica tam- En septiembre de 1966 mantiene una importan-
bién en Italia un Postcript a «Mi camino al marxis- te serie de conversaciones con Wolfgang Aben-
130 131

j
droth Hans Heinz Holz y Leo Woffer, publicadas mio Goethe de la ciudad de Frankfurt am Main.
posteriormente bajo el título: Gespriiche mit Georg EíÍ diciembre los médicos le descubren un cán-
Lukács (Rowohlt, 1967, editadas por Theo Pinkus). cer en fase muy avanzada de desarrollo. Le dicen
En 1967 escribe una extensa nueva Introduc- que le queda poco tiempo de vida. Sigue trabajando
ción a un volumen de escritos suyos antiguos que l·::·
con mayor intensidad que nunca.
incluye Historia y conciencia de clase. Esta última
obra es reeditada en italiano y en alemán en 1968. 1971
Concede una serie de entrevistas y escribe di-
versos artículos sobre los problemas de la «deses- Trabaja en los Prolegómena hasta pocos días
talinización» y de la burocratización. Culminan es- antes de su muerte. Al mismo tiempo, llena mu-
tos en un estudio de gran importimcia, dedicado a 11. chas páginas con notas autobiográficas.
un examen riguroso de la cuestión de la democra- Sigue organizando una acción intelectual de
cia socialista en el período de transición. Escrito intelectuales para salvar a Angela Davis.
en 1968, y completado tras la ocupación de Checos- Su última aparición pública se da en las fiestas
lovaquia contra la que Lukács protestó enérgica- de Bartók: da una conferencia dedicada a la me-
mente, su estudio fundamental sigue siendo inédi- moria del gran contemporáneo, pocas semanas an-
to hasta hoy. (Sólo apareció un breve extracto tes de morir.
en un volumen de Lukács sobre Lenin, publicado en Fallece en Budapest el 4 de junio de 1971. Po-
Hungría con ocasión del centenario de Lenin.) cos días más tarde es enterrado en el cementerio
En 1968 aparecen en Alemania en «ediciones de Krepesi, en una parcela reservada a las gran-
pirata» los primeros escritos políticos de Lukác~, des figuras del movimiento socialista húngaro.
que tienen mucho peso en los debates de la OPOSI-
ción extra-parlamentaria de toda Europa, y tam-
/ bién de América.
¡.-- -- ~---------------------

1969/70.
Es elegido Doctor Honoris Causa por la Univer-
sidad de Zagreb, en 1969.
Hacia fines del mismo año empieza a escribir
sus Prolegómenos a una Ontología Social.
Por la misma época, entra en el partido.
En 1970 viene a ser Doctor Honoris Causa por
la Universidad de Gante y recibe también el Pre-

132 133

J
BIBLlOGRAFIA DE LUKÁCS

A) TRABAJOS DE Lrucs

j,
1,' 1902
«Teatro. (en húngaro), Magyar Szalon, noviembre y diciembre.
1903
«Teatro» (en húngaro), Magyar Szalon, enero, febrero, marzo,
abril, mayo y julio.
«Hermann Bang»; «El nuevo Hauptmann:. (en. húngaro), ambos
en: Jovendo.
1906
«La forma del drama» (en húngaro), Szerda.
«Meditaciones sobre Henrik Ibsen» (en húngaro), Huszadik Szd-
zad.
1907
«Gauguio» (en húngaro), Huszadik Század.
1908
«NovalisJ); «Rudolf Kassner»; «Stefan George»; «Der Weg ins
Freie: Arthur Schnitzler's Novel»; «Libros sobre lbsen. (en
húngaro); todos en: Nyugat.
«Las novelas de Lajas Biró»; «Thália _Rediviva»; «Los nuevos poe-
tas húngaros» (en húngaro), todos en: Huszadik Szdzad.

1) 1909
1
.Richard Beer·Hoffmann.; «Notas sobre Margit Szélpál.; .La nue-
' va novela de Thomas Mann»; «Anzengruber» (en húngaro), to-
, dos en: Nyugat.
«Las novelas de Dániel Jób»; «En el sexagésimo aniversario de
Aúgust Striodberg.; «Doctor Margit Szélpáb; .La posibilidad
del drama social»; «Nueva ~oesía lírica húngara»; «Las novelas
de Zsigmond Móricz. (en hungaro), todos en: Huszadik Szdzad.
«La forma del drama. (en húngaro), Budapesti Szemle.
A drdma formdja (La forma del drama), Franklio: Budapest.
1
'
1910
.Los camioos se han dividido.; .Saren Kierkegaard y Regioe 01-
1,1
135
1:
l ·'
sen.; «Lajas Fülep sobre Nietzsche»; .. Sobre la supuesta oscu- 1914
ridad: respuesta a Mihály Babits. (en húngaro). todos en: «Zur Sozlologie des modernen Dramas.; .Th. G. Masaryk: Zur
Nguyat. russischen Geschichte und Religionsphilosophie», ambos en:
• Cultura estética.; .Charles·Louis Philippe.; .Miedo a la salud. Archiv für Sozill1wissenschaft und Sozialpolitik .
(en húngaro), todos en: Renaissance. 1915
.Die Gedichte von Béla Balázs., Pester Lloyd. «Zum Wesen und Methode der Kultursoziologie.; sobre .W. So-
lovjeff: Ausgewlihlte Werke Bd. l..; sobre «B. Croce: Zur Theo-
Megjegyzések az irodalomtéirténet elméletéhez (Observaciones so- ríe und Geschichte der Historiographie.; sobre «M.·L. Gothein:
bre la teoría de la historía de la literatura), Franklin: Bu· Geschichte der Gartenkunsb, todos en: Archiv für Sozialwissen-
dapest. schalt und Sozialpolitik.
A /élek és a formdk (El alma y las fOnDas), Franklin: Budapest. 1916
.Adriadne auf Naxos., Paul Ernst zu seinem 50. .Geburtstag.
1911
.Shakespeare y el drama moderno. (en húngaro), Magyar Sha· Sobre «W. Solovieff: Ausgcwiihlte Werke Bd. n .•, Archiv für So-
kespeare-Társasdg. cialwissenschaft und SOzialpolitik .
• Las novelas de Pontapiddan. (en húngaro), Aurora. «Die Theorie des Romans. , Zeitschrift tür Asthetik und Allgemeine
Kunstwissenschaft.
• Sobre la pobreza del alma»; _Metafísicas de la tragedia»; .Leo-
pold Ziegler.; .WiUtelm Dilthey.; «El misticismo judío. (en «Observaciones sobre los nuevos poemas de Béla Balázs. (en hún-
húngaro), todos en: Szellem. garo), Nyugat.
«1lber Sehnsucht und FOnD', Die neue Rundschau. 1917
«Metaphysik der TragBdie., Logos. «Sobre Rózsi Forgács. (en húngaro), Nyugat.

«Brunhild (Paul Ernst)., Die Schaubühne. .Die Subjekt-Objekt Beziehung ín· der llsthetik>, Logos.

«Leo Popper. Ein Nachruf», Pester L/oyd. 1918


.El debate entre idealismo conservador y el progresista.; .EI
A modern drdma fejladésének tartinete (Historia del desarrollo Andor de Ferenc Molnar. (en húngaro), ambos en: Huszadik
del drama moderno), 2 vols., Franklin: Budapest. Szdzad.
;-
Die Seele und die Formen, Egon Fleischel & Co.: Berlín.
---
«La relaciÓn entre sujeto y objeto en la estética. (en húngaro),
Athenaeum.
1912
«Georg Simmel. Ein Nachrub, Pester L/oyd.
• Von der Armut arn Geistelt. Bin Gesprach und ein Brief., Neue
BUitter. ~Emll Lask. Ein Nachruf>, Kant-Studien.
1913 «El bolchevismo como un prOblema morab (en húngaro), Szabad
• Algunas palabras sobre la forma del drama: a Mihály Babits.; GoMolat.
«Béla Balázs: el último día. (en húngaro), ambos en: Nyugat.
Baldzs Béla és akknek nem kell (Béla Balázs y sus adversarios),
cDer Dramatiker des neuen Ungam», Pester Lloyd. Kner: Gyoma.

cGedanken zu einer Asthetik des Kinos., Frankfurter Zeitung 1919


Esztétikai kultúra (Cultura estética), Athenaeum: Budapest. «La posesión efectiva de la cultura. (en húngaro), Fák1)1a.

136 137

, .. . . .j l. . . . . .,~. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. .
. .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
·La libertad de prensa y el capitalismo.; .Clarificación.; .¿Qué l' Die Theorie des Romans. Ein geschichtsphilosophischer Versuch
es la acción revolucionaria?»; .El discurso del primer congreso über die Formen der grossen Epik, Paul Cassirer: Berlín.
del KMP.; .El discurso del congreso de la confederación na-
cional de jóvenes trabajadores. (en húngaro), todos en: Varas
1I
1921
Ujság. 1 c:Dos = cero»; cBalance de las elecciones prusianas»; cUltimátum
de la Entente - La bolsa está tranquila»; «La crisis alemana»;
«La táctica del proletariado victorioso.; «La verdadera unidad_
(en húngaro ),- ambos en: N épszava.
1I «La crisis húngarn se convierte en pennanente .. ; cAntes de la
F tempestad»; ' «Paul Levi»; cEI ultimátum alemán y la crisis
.El orden de la ley y la violencia.; .El problema de la direc- mundiab; «El congreso de G<lrlitz. (en húngaro), todos en: PTa-
ción intelectual y los trabajadores intelectualeslt; «La c;ultura letaT.
antigua y la nueva cultura»; «La función cambiante del mate-
rialismo rustórico .. (en húngaro), todos en: lnternationale. .Rosa Luxemburg als Marxis!>; .Ukrainischer Nationalbolsche.
wismus»; ClVor dero dritten Kongress», todos en: Kommunis-
• El papel de la moral en la producción comunista. (en húngaro), 1 I mus.
Szociális Termelés. 1', .Weltreaktion und Weltrevolution (vortrag auf der 2. Südostkon-
Prólogo aPodách-Vértes: La diTecci6n del desarrollo social. Lan- ferenz der Kommunistischen Jugend-Inter:nationale in Wien)>>,
tos: Budapest. Flugschriften der Jugend-Internationale.

.Bericht tiber die Rede auf demK011gress des ungarischen Lan- .Zur Frage de Bildunsgsarbei!>; .Partei und Jugendbewegung in
desverbandes der Jungarbeiter in Budapest, August 1919., Freie Ungarn.; .Zur Frage von Partei und Jugend., todos en: Jugend-
Jugend. Internationale. -

Taktika lis Ethika (Tácticas y éticas), KOzoktatástigy Népbiztosság: cSpontaneitiit der Massen, Aktivitiit der p'a rteb; cOrganisatoris-
Budapest. che Fragen der revolutionaren Iniciative», ambos en: Die In-
ternationale. .
1920 .Diskussionsbeitrag auf dem JIJ. Weltkongress der Komunistis-
.Zur Organisationsfra~e der lntellektuellen.; .Die neueste tiber- chen lntemationale. (13.' sesión, 2 julio 1921), Protokoll des llI.
windung des Mannsmus: Kritik an O. Spengler: Untergang Kongresses der Kommunistischen Internationale, Moskau, 22.
des Abendlandes»; eZur Frage des Parlamentarismus»; «Orga~ ¡un; bis 12 Juli 1921. '
nisationsfragen der dritten Intemationale»; «Klassenbewusst-
sein.; «Die moralische Sendung der kommunistischen Parteb; Prologo .a Rosa Luxemburg: Tomegsztrájk (Huelga general, en
.KapitaJistische Blodkade, proletarischer BoYkott>¡· .Opportu- húngaro), Verlag der Arbeiter-Buchhandlung: Wien.
nisilllis und Putsclúsmus.; .Legalitlit und Illega itli!>; «,Die
Krise des Syndikalismus ín ltalien.; .Kassel und Halle.; «Alte 1922
und neue Kultur.; .Der Parteitag der Kommunistischen Partei
DeutschIands», todos 'e n: Kommunismus. «Noch eirunal Illusionspolitib.l en: Ladislaus Rudas, Abenteurer-
und Liquidatorentum. Die l'olitik Béla Kuns un die Krise deT
cEI mnterland social del terror blanco»; «Crisis de gobierno»; K.P.U., Wien.
¿Por qué la dictadura del proletariado húngaro no ha sido de-
rrotada?»; cLalucha por la libertad de las colonias»; cAuto- .Die K.P.Ro und die proletarische Revolution., Die Rote Fahne.
censura»; eBoicot y l>oicot»; cOtt6 Korvio»; «Revolución y con:-
trarrevolución»; «La unidad del proletariado alemán»; «La huel~ 1923
ga de masas y los consejos obreros»; «Las festividades roba- Geschichte und Klassenbewusstsein. Studien iiber marxistische
das»; «La crisis de la revolución italiana»; «El partido comu- Dialektik, Malik-Verlag: Berlln.
nista y los consejos obreros políticos en Alemania,.; «El terror
blanco y los independientes»; «¿Dónde estamos~.• ; «In~ento de 1924
consolidación»; «Zona de peligro.; cEn el centenario del naci-
miento de Enge!s»; «¿Oulén está especulando?»; «Sindicatos «Lenin., Das Forum.
obreros en vía revolucionaria»; «General Bodone» (en húnga-
ro), todos en: Proletdr. «Lassalle als Theoretiker der VSDP.; .Der Triumph Bernsteins.

138 139


Bemerkungen liber die Festschriften zuro 70. Geburtstag Karl dencia del desarrollo industrial y la política de clase consciente
Kautskys», ambos en: Die Internationale. 1,1 de los obreros» (en húngaro), todos en: rJj Március.
Sobre «M ..Adler: Das Soziologische in Kants Erkenntniskritik>, Sobre «Edgar Zilsel: Die Entstehung des Geniebegriffs.; sobre
lnternattonale Presse. .Korrespondenz für Politik Wirtschaft «Othmar Spann: Kategorienlehre»; sobre «Carl Schmitt: Po-
und Arbeiterbewegung. ' Ir litische Romantik»' sobre «Jakob Baxa. Gesellschaft und Staat
im Spegel deutscher Romantik»; sobre «Robert Michel~: Zur
Lenín. Studie über den Zusammenhang seiner Gedanken, Malik- 1'. Soziologie des Parteiwesens in der modemen Demokratle», to-
Verlag: Berlín. dos en: Archiv für die Geschichte des Sozialismus und der Ar~
1' beiterbewegung.
1925
«Los !luevos seguidores de Lassalle»; «J61mb; cMarruecos-Siria- 1929
China»; «¿Por qué fue el camarada Rákosi a Hungría?» -(en Sobre «D. Rühler: Geschichte der Revolutionen Europas», Archiv
húngaro), todos en: Új Március. für die Geschichte des Sozialismus und der Arbeiterbewegung.
Sobre «N. Buchado: Theorie des historischen Materialismus»' «Bluro: Declaración» (en húngaro), 'Oj Március.
sobre .K. A. Wittfogel: Die Wissenschaft der blirgerliche,i
GeseIlschaft»; «Die neue Ausgabe ·van Lassalles Briefen» todos 1931
en: Archiv tür die Geschichte des Sozialismus und der' Arbei~
terbewegung. «Die Fabrik ¡ro Walde»; «tYber den Dostojewski-Nachlass»; «Neue
russische Belletristik», todos en: Moskauer Rundschau.
1926
«5haws Bekenntnis zur Sowjetunion»; «Willi BredeIs Romane»,
«Mases Hess und Probleme der idealistischen Dialektik»o sobre ambos en: Die Linkskurve.
«W. l. Lenin: Ausgewahlte Werke»; sobre· «Unter dem Banner
d~s Mand.smus, L Jah~gapg, Heft 1-2., todos en: Archiv für «Ober das Schlagwort I.iberalismus und Mandsmus., Der Rote
d .. GeschIChte des Soztaltsmus und der Arbeiterbewegung. Aufbau.
• Lajos Kassák> (en húngaro), 'Oj Mdrcius. 1932
«Der Nelson-Bund», Die Internationale.
I e«La visión del mundo de Goethe. (en húngaro), Valósdg.
Mases Hess und die Probleme der idealistischen Dialektik, Ver- «Gegen die Spontaneitatstheorie in der Literatur»; «Tendenz oeder
lag Hirschfeld: I.eipzig. Parteilichkeit»; «Der faschisierte Goethe»; «Reportage· oder
Gestaltung. Kritische Bemerkungen .anUisslich des Ramans van
1927 Ottwalb; «Aus der Not eine Tugend»; «Gerhart Hauptmann»,
_ f' - _ _todos en: Die Linkskurve.
«Eine Matxkritik- im Dienste des Trotzkismus, Rez. vQn Max East-
man: Marx, Lenin y la cieIlcia de la revolución», Die Interna- .Goethe und die Dialektik>, Der Marxist.
tionale.
«Zur ,Prage der Satire», Internationale Literatur.
• El impacto de octubre en el este. (en húngaro), 'Oj Mdrcius.
«Kritik der I.iteraturtheorie Lassalles», Der Rote Aufbau.
«El apretón de manos de dos fantasmas sobre una tumba» (en
húngaro), 100 %. 1933
1928 «Die Sickingendebatte zwischen Marx·Engels und LassalIe»; «Mein
«Novelas rurales: János Kodolányi»; «En el décimo aniversario
1I Weg zu Marx», ambos en: Internationale Literatur.
de la muerte de Plekhanov. (en húngaro), ambos en: 100 %. 1934
«Jena Landler: Lucha contra la muerte»; «Las fuerzas contrarre- cGrosse und Verfall des Expressionismuslt, Internationale Lite-
volucionarias bajo la dictadura proletaria húngara»; «La ten- ratur.

140 141
1935 1939
«Ady, el gran poeta de la tragedia húngara»; «La responsabilidad
«EI,Hyperion de !IOlderlin»; «Nietzsche als VorUiufer der faschis-- de los intelectuales: notas marginales a un volumen de Gyula
tlschen Asthetlk», ambos en: Internationale Literatur. Illyés»; «Sobre el realismo socialista»; «Las ilusiones perdi-
1936 das»; «Observaciones sobre el criticismo revolucionario ruso
del siglo XIX»; «¿Cómo fue recibido el libro de Stalin: "Funda-
Friedrich EngeIs aIs Litteraturhistoriker und Literaturkritiker»' mentos del leninismo" en los países capitalistas cuando apare-
«Thomas Mann über das literarische Erbe»; «Der Befreier»! ció?» (en húngaro), todos en: Vi Hang.
«Zu~ Verfassunngsentwurf der UdSSR»; «Erziililen oder Bes: «Zu Andar Gábors 'Ungarischem Infemo'»; «Wilhelm Meisters
chrelben?», todos en; Internationale Literatur.
Lehjahre»; '«Arnold Zweigs Romanzyklus über den imperialis-
«Die intellektuelle Physiognomie der kiinstIerischen Gestalten», tischen Krieg»; «über die demokratische Jugentwicklung Franz
Das Wort. Mehrings»; «Rin Briefwechsel zwischen Anna Seghers und
Georg Lukács»; .Gottfried Keller»; .Schrifts teller und Kriti-
1937 ker», todos en Internationale Literatur.

«Arnold Zweig:, Erziehung v.or Verdun»; «SchilIers Theorie der 1940


mod~rn~!l LIteratur»; «'DIe menschliche Komodie' des varre- «Volkstribun oder Bütokrat»; «Eichendorff»; «Wilhelm Raabe»,
VOlu,tlO!1aren ~usslands»; «Die Trag(5die Heinrich van Kleist»; todos en: Internationale Literatur.
«HelD.J'?ch Heme als nationaler. Dichter», todos en: InternatiO-
nale Ltteratur. «Lucha o capitulación: Notas sobre algunas conclusiones de Szép
Szó»; sobre «Balzac::Campesinos»; «Los cien años de Zola»;
«Der faschisierte und der wirkUche Georg Büchner», Das Wort. «Otra vez y otra: ¿Qué es el húngaro?»; «Dos obras de GyuIa
Háy»; «La historiografía democrática húngara. y la historia de
«'Oher bürgerlichen Realismus», 'U'. las democracias modernas»; «El arte épico de Gorki» (en hún-
garo); todos en: Vi Hang.
cEine ~las~i~e J?arstellung des dialektischen Materialismus: En-
gels AntI-Diihnng»; «Ludwig Feuerbachs Erbe»· «Zuro 20 Jah- Gottfried KeUer, Staatsveriag der natíonalen Minderheiten der
re~tag der Oktober-Revolution», todos en: Déutsche Ze'ntral- RdSSR: Kiew.
Zeltung.
1938 1941
«Aktualitat und Flucht»; «Johannes R. Bechers 'Abschied'»; «FaustR

«Marxim Gorki-d.er proletarische ~umanist»; «über Johannes R. Studien 1: Zur Entstehungsgechichte»; .Faust-Studien II: Das
Becher»; ~Juhus Háys prama Haben'», todos en: Deutsche Drama der Menschengattung», todos en: Internationale Lite.
Zentral·Z ..tung. ratur.
----ctfb.er ToIstoi»; «Di4erot und die Probleme der The~,rie des Rea':' -- «Heine und die ideologische Vorbereitung der 4Ber Revolution»,
hsmus»; «Der Bnefwechsel zwischen Schil1er und Goethe» tO- Kommunistische Internationale. .
dos en: Deutsche Zeitung. "
«El método artístico de Gorky»; «¿Prólogo o epílogo?»; «Las con-
.Der Ka.mpf. zwischen Liberalismus und Demokratie im Spiegel fesiones de Mihály Babits» (en húngaro), todos en Oi Hang.
des histonschen' Romans der deutschen Antifaschisten»' «Marx
und qas Pro1:?lems des ideologischen Verfalls.; «Leo' Tolstoi 1942
W?-d die Entwlcklung des Realismus», todos en: Internationale «Die verbrannte Poesie»; «Das innere Licht ist die triibste Be-
Lzteratur. leuchtungsart», ambos en: Internationale Literatur.
«Das I9-eal des harmonischen Menschen in der Bürgerlichen AS- 1943
t~etlk»; cEs geht ~ den R~a1ismus»; sobre «Heinrich Mann:
DIe Jl!-gend des Komg Henn 9uatre»; «Unveroffentliches aus «Uber Preussentum»; «Der Igel»; «Adam Scharrer:. Der Lands-
~olstOlS ~achlass»; «Der plebelsche Humanismus in der Asthe. knecht»; «Der deutsche Faschismus und Hegel»; «Der deutsche
hk Tolstols», todos en: Das Wort. Faschismus und Nietzsche», todos en: Internationale Literatur.

142 143
1944 «La obra de Gorky. (en húngaro), Utunk.
c8chicksaIswende», Internationale Literatur.
.Saldando cuentas con el pasado. (en húngaro), Vt Magyarorszdg.
Irástudók felelossége (La responsabilidad de los intelectuales), «Democracia y cultura»; «Pál Justus: el camino hacia el sociali&-
Idegennyelvü IrodaImi Kiadó: Moscow. mo»; «Literatura y democracia»; «La proclama de Zsigmond
Móricz»; «El socialismo)); «Los escritos de Jeno Osvát»; «Géza
1945 Bárcsai: la lucha de la ciencia húngara contra el imperialismo
«Los intelectuales húngaros y la democracia»; «El camino de la l' alemán»; «8ándor Szalai: la realidad social y la ciencia «sociallt
dem?cracia 1: el ejemplo de la gran revolución francesa»; «El (en húngaro), todos en: Társadalmi Szelmle.
camIl!«.? de la democracia II: las contradicciones de la gran re-
VOlUClOU francesa»; «Forum Club»; «Navidades negras» (en «La unidad de la literatura húngara»; «TJjhold»; «El primer nú-
húngaro), todos en: Szabad Nép. mero de Vdlasz. (en húngaro), todos en: Fórum.

«La familia Galayvov»; «Puskin: la hija del capitán» (en húnga- .El movimiento obrero de clase y la cultura obrera. (en húngaro),
ro), ambos en: Vj Szó. Munkasszinpad.

«Leo Tolstoy y la literatura occidentai» (en húngaro), Magyarok. .Sobre Dezsa Szab6» (en húngaro), Szivárvdny.
I
«Sobre la ciencia rusa» (en húngaro), Embernevelés.
«Der Rassenwahn als Feind des menschlichen Fortschritts., Auf-
bau. «Deutsche Soziologie vor de~ ersten WeItkrieg»; «Die deutsche
Soziologie zwischen dem ersten und dem zweiten Weltkreig»,
«Die deutsche Literatur ¡ro Zeitalter des Imperialismus. Abriss ambos en: Aufbau.
ihrer Hauptstromungen»; «Auf dem Suche nach dem Bürger»"
«Fortschritt und Reaktion in der deutschen Literatur» todos «Die geistige der modemen GeseIlschafb, Neuer Vorwarts.
en: Internationale Literatur. J

«L'ésprit européen devant le marxisme» (Conferencia dada en las


lrástudók felelOssége (La responsabilidad de los intelectuales edi- 'Rencontres Internationales de Geneve'); «Deux philosophies de
ción ampliada), Skira: Budapest. ' l'Europe: marxisme et existencialisme», ambos en: La Nef.
lózsef Attila koltészete (La poesía de Attila József), Szikra: Bu- Lenin és a kultúra kérdesei (Lenin y los problemas culturales),
dapest. Magyar-Szovjet Müveladési Társaság: Budapest.
1946 N épi irók a mérlegen (Los escritores populistas analizados),
Szikra.
«Lenin»; «Problemas culturales de la democracia húngara»' «Dios
¡---- - emperador, labrador: una obra de Gyula Háy en el te~tro na~ - 1- Az újabb német irodaloin rovid torténete (una historia breve de la
cional»; «Gorky: en el décimo aniversario de su muerte.' «Béla literatur¡¡ moderna alemana), Athenaeum: Budapest.
Fogarasi: Marxismo y lógica»; «El marxismo y la intelÍ.s:encia
burguesa»; «Entrevista con G.Lukács durante su viaJe por Nagy orosz realisták (Los grandes realis~as rusos), Szikra: Buda-
Ginebra. (en húngaro), todos en: Szabad Nép. pesto
«Saltykov-Shchedrin»; «Pushkin.; .Ostrovsky. (en húngaro), t()- Goethe és kora (Goethe y su época), Hungária: Budapest.
dos en: Vj Szó.
«¿'La crisis de la democracia' - o su crítica derechista?»' «Sobre 1947
el prusianismo. (en húngaro), ambos en: Valósdg. ' «Contra viejas y nuevas leyendas»; -«Kassák a los sesenta»; «¿Arte
libre o dirigido?»; «En los márgenes de una, mala novela»;
«Ferenc Baumgarten: una conferencia conmemorativa» (en hún~ «Noémi Ferenczy»; «El centenario de Toldi»; «Por un concep-
garo), Irodalom-Tudomdny. to sin prejuicios de la literatura»; «Observaciones sobre un de-
bate de hteratura»; «Teonas húngaras sobre arte abstracto»;

144 145

,.
7
«Perspectiva de un mundo cambiado»; «Ady no habla» (en mas de 1a estética marxista»; «Treinta años del partido c<r
húngaro), todo en: Fóruln. munista en Hungría. (en húngaro), todos en: Fórum .
• La epistemología de Lenin y los proble~as. de la filosof!,! mo-
derna»; «La perspectiva del mundo capItalIsta en el espejo re- «El pasado y el presente de la literatura populista. (en húnga-
formista»'. «La crisis de la filosofía burguesa» (en hungaro), ro), Valóság.
todos en:' Társadalmi Szemle.
«Revisión de la historia de la literatura y la enseñanza de la li-
_Discusiones sobre estética comunistas»; .«Sobr~ .1~s cuestiones teratura» (e.n húngaro), Embernevelés.
tópicas de la literatura húngara»; «PIS~SO, ml~lal en l~ ex·
posición del concurso de escultura Attlla Jozseh (en hunga. «Democracia popular y literatura» (en húngaro), Népszava.
ro), todos en: Szabad Nép.
({Estética marxista»; «La verdadera libertad del arte y de la
.Cultura para la gente del campo» (en húngaro), lrodalmi Szemle. ciencia»; «Correspondencia con Tibor Déry sobre el optimis-
mo»; «La defensa de la paz y la responsabilidad de los inte-
eDiario de un viaje. (en húngaro), Nagyvilág. lectuales. (en húngaro), todos en: Csillag.
• Ferenc Fetjij's Heine. (en húngaro), Csillag. «Al frente de la filosofía.; «Károly Kerényi: Hijas del sol. (en
húngaro), ambos en: Társadalmi Szemle.
Goethe und seine Zeit, Francke: Bem.
«Los problemas del cambió»; «Sobre el genio del trabajo en la
lrodalom és demokrácia (Literatura y democracia), Szikra: Bu- . nueva universidad. (en húngaro), ambos en: Fiatal Magyar-
dapest. ország.
A tiirténelmi regény (La novela histórica), Hungária: Budapest. eLes tdches de la philosophie marxiste dans la nouvelle démocra-
tie», Studi Filosotici. .
A marxi esztétika alapjai (Esbozoos de estética marxista), Szi-
kra: Budapest. «1m Elfenbeinturm der Unverbindlichkeit»; «Was draussen gesch-
riehen wurde»; «Der wahreWert», todos en: Sonntag.
A 'giccsriil' és a 'proletkultról' (Sobre 'Kitsch' y 'Proletcult'),
Szikra: Budapest. .Die funktionelle Problematik der sowjetischen Literatur. Die
Fiihre. '
A polgár nyomában: a hetvenéves Thomas Mann (A la búsqueda
del hombre burgués: Thomas Mann en los setenta), Hungá- .Aktivitlit statt Verzweiflung», Tiigliche Rundschau.
ria: Budapest.
«Die Intelligenz am Scheidewege», Osterreichisches Tagebuch.
A polgári filozófia válsaga (La crisis de la filosofía burguesa),
Hungária: Budapest. «La importancia internacional de Stanislavsk.y», en El Teatro Na-
cional a la memoria de Stanislavsky (en húngaro), Budapest.
1948 Der junge Hegel. Ober die Beziehungen van Dialektik und Oko-
eCamarada Gyergy Lukács sobre la conferencia de los fil~sofos nomie, Europa Verlag: Zürich & Wien.
marxistas en Milán»; «¿Para qué es bu~na la desesperac16n?~;
«La revolución cultural y la c;temocr~cla popu1~~; cSobn: h- Essays über II.ealismus, Aufbau-Verlag: Berlín.
teratura optimista»' .«Econonna plarnficada y VISIón m~sta
del mundo»' o:Leo Tolstoy: en el 120 aniversario de su naci- Schicksalsvvende . .Beitrage zu einer neuen deutschen ldeologie,
miento»; «éarta a los jóvenes escritores húngaros»; «C~nt!a Aufbau-Verlag: Berlín.
la ideología occidental»; «E.!. fracaso de la .c~tura cap¡t~s.
ta»; «La rebelión del paraSItISmo»; «~ reVisIón. de la; hISt<r Karl Marx und Friedrich Engels als Literaturhistoriker Aufbau-
ria de la literatura húngara»; «El partIdo· comUnIsta hungaro Verlag:. Berlín. . I

y la cultura. (en húngaro), todos en: Szabad Nép.


Existentialisme on marxisme, Nagel: París .
• Carta a Andar Németh sobre la novela de Tibor Déry»; «La no- A Realizmus problétr¡di (Los problemas del Realisroo), Athenaeum:
vela de Márai»; «Fascismo y democracia»; «Algunos proble- Budapest.

146 147

1: ..
r-------------------------------~--~7I.r---------------------------------------

Vj magyar kultúráért (Por una nueva cultura húngara), Szikra: J Academia de la ciencia húngara. (en húngaro), todos en: Aka-
Budapest. démiai I!rtesito.
A marxista filoz6fia feladatai az új demokráciában (Las tareas «Plejanov: sobre el desarrollo de la concepción monista de la
de la filosofía marxista en la nueva democracia), Budapest Historia»; «La sesión de Berlín del consejo mundial de la paz»;
Székesfovárosi Irodahni Intézet: Budapest. «La sesión de Viena del consejo mundial de la paz» (en hún-
garo), todos en: Tdrsadalmi Szemle.
1949 «Discurso en el congreso de escritores»; «El forjador del nuevo
«Sobre el aniverssario de la muerte de Jena Landler», «Las fun- hombre»; «Fadyeyev: los diez y nueve» (en húngaro), todos
ciones de la critica marxista» (en húngaro), ambos en: Szabad en: Csillag.
Nép.
«Los ensayos lit.erarios de Maxim Gorky» (en húngaro), lrodalmi
«Nuestro Goethe. (en húngaro), lrodalomtorténet. Ujság..
«De Wroclaw a París: entrevista con el profesor Lukács» (en «Lessing: en el 170· aniversario de su muerte»; «Don Quijote»'
húngaro), Fiatal Magyarország. «Gogol: el inspector»; «Saltykov-Shchedrin: historia de uná
ciudad en el extranjero» (en húngaro), todos en: Szabad Nép.
• EI primer auténtico libro-diario. (en húngaro), lrodalmi S,emle.
«Sprachwissenschaft und Literatur», Aufbau.
«El' retrató del enemigo: la 'Soledad' de Virta»; «El lugar de
Pushkin en el mundo literario.; «El Don apacible: el Epos «Der alte Fontane»; «Wozu braucht die Bourgeoisie die Verzwei-
de la guerra civil en el país cosaco» (en húngaro), todos en: tlung?», ambos en: Sinn und Form.
Fórum.
Deutsche Realister des 19. Jahrhunderts, Aufbau·Verlag: Berlfn .
• Crítica y auto crítica. (en húngaro), T ársadalmi Szemle.
1952
«Les nouveaux ,roblemes de la recherche. hégelienne», Bulletin «Gruss an Arnold Zweig», Sinn und Form.
de la Sociét Fram;aise de Philosophie.
ePourquoi on s'intéresse a la littérature allemande?», La Tribune «Zuro Problem des Schematismus., Schiftsteller.
des Nations. «La política cultural de la República de los Consejos.; _Defende-
Ady Endre (Endre Ady), Szikra: Budapest. mos también la causa cultural contra la barbarie capitalista»'
«Colaboración en la sesión sobre el poeta Attila József» (en
1950 húngaro), todos en: lrodalmi Ujság.
¡-- «Herzen: enseyos filosóficos seleccionados»; «Las concluSiones - - «La fuerza y-la perspectiva del movimiento pacifista mundial»
del debate literario. (en !húngaro), ambos en: Társadalmi (en húngaro), Szabad Nép. .
Szemle.
«Observaciones sobre los, problemas y las tareas de la histo..
• Los héroes de la gran guerra patriótica. (en húngaro), Csillag. ria del arte. (en húngaro), Szabad Müvészet .
«Contribución a la discusión de la asamblea general anual de la «La fundación del irracionalismo entre dos revoluciones: 1789-
Academia de la ciencia húngara. (en húngaro), Akadémiai I!r- 1848.; «Walter A. Kaufrnann: Nietzsche, filósofo, p'sicólogo
tesitO. y Anticristo. (en húngaro., ambos en: Filoz6fiai I!vkónyv.
cEgon Erwin Kisch, der Meister der Reportage., Heute und .Sobre Imre Madách. (en hún~aro), A Magyar Tudomdnyos Akadé-
Margen. mia l. Osztdly KozleménYB'.

1951 c:Escritos fiJ-os6.ficos selecto~ de Ludwig Feuerbach»; «La sesión


extraordmana del consejO mundial de la paz en Berlín:. (en
.Contribución a la discusión de la asamblea general anual de la húngaro), ambos en: Társadalmi Szemle.

148 149

,'
. •
«La situación actual y los problemas nuevos de la lucha co.ntra Adalékok az esztétika torténetéhez (Colaboraciones a la historia
el esquematismo»; «Gago!» (en húngaro), ambos en: Cszllag. de la estética), Akadémiai Kiadó: Budapest.
«Contribución al debate literario sostenido en la oficina central 1954
de conferenciantes del MKP., ea: Vita iro.dalmunk hely'zett-
rOl (Debate sobre el estado de nuestra hteratura), SZlkra: .Contribución al debate sobre la conferencia de Béla Fogarasi·
Budapest. problemas teóricos y prácticos de la clasificación de las cien:
cias»; «Contribución al debate de la asamblea general anual
<Introducción a la estética de Hegel», en Hegel: Esztétikai elOa- de la Academia de la ciencia húngara» (en húngaro), ambos
ddsok (Lecturas sobre estética), Akadémiai Kiadó: Budapest. en: A Magyar Tudományos Akadémia ll. Osztály Kozleményei.
«Introducción a la estética de Chemyshevsky», ea: Chemyshev- «Tibor Déry a los sesenta. (en húngaro), [rodalmi Ujság.
sky: Esztétikai Tanulmó.nyok (Estudios sobre estética), Aka-
démiai Kiadó: Budapest. «La ideología irracionalista del periodo de posguerra. (ea hún-
garo), T ársadalmi Szemle.
Balzac und der franzosische Realismus, Anfhau-Verlag: Berlín.
.Kunst und objektive Wahrheit»; .Zur philosophiscben Entwick-
Der russische· Realismus in der WeltliteratuT. vermehrte und ver- lung des jungen Marx: 184()'1844»; «Die Frage der Besonder-
besserte Anflage, Aufbau-Verlag: Berlín. heit in der klassischen Philosophie». todos en: Deutsche Zeit-
schrift für Philosophíe.
1953
.Wendung zum Volk», en: Líon Feuchtwanger zum 70. Geburt-
.Schellíngs Irrationalismus»; .Karl Marx und Fried,"!ch ~eod?r stag, Anfhau-Verlag: Berlín.
Vischer»; .4CKierkegaard». todos en: Deutsche Zettschrtft fur
Philosophie. Az ész trónfosztása. Az irracionalista filozófia kritikája (La des-
4CDostojewskb; «Tolostoy und die westliche Literatur», ambos en: trucción de la razón. Una critica de la filosofía irracionalista)
Akadémiai Kiadó: Budapest. '
Heute und Margen.
«Marx.und Engels über dramaturgische Fragen»; «Tschemischews- Die Zerstorung der Vernunft, Aufbau-Verlag: Berlín.
kij und die Tragodie., ambos en: Aufbau.
Beitrage zur Geschichte der Asthetík, Aufbau-Verlag: Berlín .
• Die Werke van Marx und Engels in Ungarn», Borsenblatt für
den deutschen Buchhandel. 1955
«Einführung in die asthetischen Schriften van Marx und Engels.; «Conferencia en .la sesión inaugural de la Academia de la ciencia
_ _~«Hegels Asthetik», ambos en: Sinn und Form. húngara, 1 abril 1955. (en húngaro), Akadémiai lIrtesito.
«Contribución al debate de la asamblea general anual de !a Aca- .El problema del reflejo estético. (en húngaro), A Magyar Tuda-
demia de la ciencia húngara»; «Conferencia en la seSlón de mdnyos Akadémia ll. Osztály Kozleményei.
clausura de la asamblea general de la Academia de la ciea-
cia húngara. (en húngaro), ambos en: Akadémiai ErtesitO. «La tragedia de Madácb. (en húngaro), Szabad Nép.
«El congreso de paz de las naciones. (ea húngaro), Társadalmi
Szemle. «Sobre el 50 aniversario de la ·fundación ·de la compañía Thália»;
«La adhesión política y la realización poética» (en húngaro),
.Stalín: problemas económicos del socialismo en la Unión Sovié- ambos en: Csillag.
tica. (en húngaro), Egyetemek és FOiskolák békemozgalma.
.Thomas Mann und das heutige offentlicbe Leben», Ungarische
«Boceto para un retrato de Andar Gabor. (en húngaro), [ródalmi Rundschau.
Ujság.
«Das Besondere im Lichte des dialektischen Materialismus»; «Der
Skiz1.e einer Geschichte der neueren deutschen Literatur, Aufbau- Verfall des historischen Bewusstseins», ambos en: Deutsche
Verlag: Berlín. Zeitschrift für Philosophie.

150 151


.Das Spielerische und seine Hiotergriinde. Fragmentarische Be- 1957
merkungen zum ersten Teil der uBckenntnisse des Hochsta·
plers Felix KruU .... Aufbau. .Une protestation de G. Lukács •• Arguments.
_Der letzte grosse Vertreter des kritischen Realismus»; eBrief· A külonosség mint esztétikai kategória (Sobre lo particular como
wechsel mit Thomas Mann», ambos en: Sinn und Form. categoría de la estética). Akadémiai Kiad6: Budapest.
tlDas listhetische Problem des Besonderen in der AufkHir.mg und Il significato actual. del realismo critico. Einaudi: Turin.
bei Goethe •• en: Ernst Bloch zum 70. Geburtstag. Verlag der
Wissenschaften: Berlín. Prolegomeni a un'estetica marxista, Editori Riuniti: Roma.
clntroduccióo. a Tibor Déry: A /6 meg az oregllSsazony. Vá/oga. 1958
tott elbeszélések (El caballo y la anciana. Historias cortas
selecciooadas). Magveto: Budapest. «La mía via al marxismo: Postscriptum 1957», Nuovi Argomentt

Der historische Roman. Aufbau-Verlag: Berlin. .G. Luká~s e l. Mészáros: Sui problemi estetici del cinematogra-
fOlt, Cznema Nuovo.
Probleme des Realismus. Aufbau-Verlag: Berlin.
Wider den missverstandenen Realismus, Claasen: Hamburgo.
1956 1960
cDas Besoodere als zentrale K¡ltegorie der Xsthetib; .Zur Koo- .Un,; ~échU'ation de. G. Lukács. coocemant I'édition fran~aise
kretisierung der Besooderheit a1s Kategorie der Xsthetib. d Blstoue et consclence de classe», Argume~ts.
ambos en: Deutsche Zeitschrift für Philosophie.
Histoire et conscience de classe - Essais de Dialectique marxiste
.Es lebe die verboteoe KPD.; .Der. Kampf des Fortschritts und Les Editions de Minuit: París. '
der Reaktioo in der heutingen Kultur•• ambos eo: Aufbau.
Gesc1J. icht e. und J(.lassenbeWusstsein. Studien aber marxistische
.Das Problem der Perspektive», Beitrage zur Gegenwartsliteratur; D,ale~.ttk. Kleme Revolutionare Bibliothek No. 9 (Dupl.) Uni-
versltat: Hamburgo. . I

.A haladás és reakció harca a mai kultúrában' (en húogara). Tar-


sadalmi Szemle. 1%1
.Extractos de las 'tesis Blurn·. (eo húngaro). Párltorténeti . Diavolo azzurro o diavolo giallo? (Respuesta a U. Barbara' Lu-
Kodemények. kács. iI film e la tecoica). Cinema Nuevo. .

.r.iUreVista con Gy. Lukács sobre los debates libres de tenden-


ciasartísticas y filosóficas en los recientes debates sobre so-
--- Schriften zur_Literatursoziologie, ·ausgewablt und eingeleitet vom
Peter Ludz. Luchterhand: Neuwied.
cialismo realista y sobre sus planes»; «Radiomensaje del pro-
fesor Gyijrgy Lukács, Ministro de cultura, a los jóvenes 1962
húngaras. (en húngaro). ambos en: Szabad Nép. .Lettera a Alberto Caraccl>. Nuovi Argomenli.
• Extractos de la conferencia de Gy<irgy Lukács en el debate fi-
losófico del Círculo PetOfi. (en húngaro), Filoz6fiai Ertesito. .Contri.buci~o al debate. de !a asamblea ~eoeral anual de la Aca-
denua Hungara de C,enclas • • Akadém,ai Ertesito.
• Mensaje presideocial de Gy<irgy Lukács en la sesión · inaugural Die Zerstorung der Vernunft, mit eioem neuen VOIWort, Werke
del con~eso de los historiadores literarios», en: A realizmus Bd. 9. Luchterhaod: Neawied.
kérdése, a magyar irodalomban (Los problemas del realismo
en la literatura húngara). Akadémiai Kiad6: Budapest. 1963
.Lettre Ii la rédaction des Cahiers du Communisme •• en: Mésa- .Zur pebatt~ zwischen China und der Sowjetunion. Theoretisch-
ventures de I·Anti-Marxisme. Editions Sociales: París. pbllosophlsche Bemerkungenlt, Forum.

152 153
T,

Die Eigenart des if.sthetischen, Werke Bd. JI & 12, Luchterhand: .Entrevista con Lukács. (en húngaro, Branko Peitsch), Hid (ex-
Neuwied. tractos en: Die Welt).
Die Theorie des Romans. Ein geschichtsphilosophischer Versuch «Realismo socialista de hoy», Revista de Occidente.
über· die Formen der gTossen Epik, mit einem neuen Vorwort,
Luchterhand: Neuwied. Van Nietzsche bis Hitler oder der Jrrationalismus in der Deut-
schen Politik, Fischer-Bücherei: Frankfurt.
1964 1,
1967
«Probleme der kulturellen Koexistenz», Forum.
.Der grosse Oktober 1917 und die heutige LiteratuT>, en: ad lec-
«Gespriich mit Georg Lukács: Oher Literatur-Probleme in Ost tores 5, Luchterhand: Neuwied.
und West> (Entrevista con AntoIrin Liehm), Tagebuch.
.Conversación con Gy(irgy Lukács. (en húngaro), [rodalmi Mú-
-Teatro y entorno., Suplemento literario del Times. zeum.

Probleme des Realismus n. Der ressische Realismus in der Welt- .Lo ,scrittore a piede libero' (Entrevista con G. L., Naim Kattan),
LEspresso.
literatur, Werke Bd. 5, Luchterhand: Neuwied.
Deutsche Literatur in zwei Jahrhunderten, Werke Bd. 7, Luch- Der ju~e Hegel. Ober die Beziehungen von Dialektik und (Jko.
terhand: Neuwied. nomze, Werke Bd. 8, Luchterhand: Neuwied.
Gespriiche mit Georg L,ukdcs (Hans Heinz Holz, Leo Kofler, Wolf-
1965 gand Abendroth; ed>tado por Theo Pinkus), Rowohlt: Reinbek.
• Theodor Pinkus: Georg Lukács zwischen RevisioIrismus und Dog- Ober die Besonderheit als Kategorie der if.sthetik, Luchterhand:
matismus, Gesprach mit dem ungarischen Philosophen und Neuwied.
Uteraturwissenschaftler», Die Weltwoche.
1968
«GÜDther Specovius: Gespdich mit dem marxistischen Literatur..
kritiker in Budapest>, Sonntagsblatt. cAlle Dogmatiker sind Defaitisten», Forum.
e/
.Hannsjakob StehIe: Pliidoyer für den Marxismus, Gesprach mit .Algunos problemas sobre la coexistencia pacífica. (en húngaro)
dem Philosophen Georg Lukács., Die Zeit. Kortdrs. '

«Gespdiche über marxistische Theorie, Arbeiterdemokratie und .Una entr~vista con Gy. Lukács. (P. Rényi y P. Pándi), The New
i-_ _;,-S~art
~re mit. Georg Lukacs», express~international.
H ungarzan Quarterly.
-'-
«Sobre la cuestión del romanticismo», The New Hungarian Quar- .El cine tiene una función vanguardista en la cIritura actual hún-
terly. . gara~ (una entrevista con Yvette Biró, en húngaro) Film-
kultu,ra. I

Prefacio a GIrido Aristarco: 11 dissolvimento della ragione. Discor- cEl marxismo en la coexistencia», 11. Contemporaneo.
so sul cinema, Feltrinelli: Milán.
Frühschriften II. Geschichte und Klassenbewusstsein Werke Bd
Probleme des Realismus IlJ. Der historische Roman, Werke Bd. 6 2, Luchterhand: Neuwied. , .
Luchterhand: Neuwied. '
1969
Der ¡unge Marx. Seinephilosophische Entwicklung van 1840 bis
1844, Neske: Pfullingen. «Mi camino hacia la cultura húngara»; «El nuevo curso econ6m¡"
co y la cultura socialista. (en húngaro), ambos en: Kortdrs.
1966
.Literatura húngara-Literatura mundial: entrevista con Gyorgy
«Tecnología y relaciones sociales», New Left Review. Lukács» (MikIós Almási, en húngaro), Kritika.

154 155
«Los fundamentos ontológicos del pensamiento humano y la ac- Magyar ir0d,alom-magyar kuJ!úra. V álogatott tanulmányok (Lite-
tividad»; «Mi desarrollo marxista: 1918-1930» (en húngaro), am- ratura J:1un~ara.cultura hungara. Ensayos seleccionados), Gon-
bos en: Magyar Filozófiai Szemle. dolat Klado: Budapest.
.Reminiscencias de María y Gyi:irgy Lukács en Béla Bartók» (en Müvészet és társadalom (Arte y sociedad), Gondolat Kiadó: Bu-
húngaro), Muzsika. dapest.
~:Il comunismo si sblocca solo se rompe per sempre con Stalin_ 1971
(entrevista con Mario Pirani), In Giorno.
«Trabajo. (en húngaro), Valóság.
«Puo mutare davvero quaIcosa?-Colloquio con Gyorgy Lukács»,
L'Espresso. «Una conve!sación con Gyi:irgy Lukács» (András Kovács en hún-
garo), O} Irás. '
«Sobre la responsabilidad de los intelectuales», Telos.
«Una mañana con Gyi:irgy Lukács. (Aron Tóbiás, en húngaro),
«Die Deutschen-eine Nation der Spatentwickler? Gespdich mit Múzsák.
Adelbert Reif», Neues Forum.
«La dialéctica del trabajo», Telos.
«Die ontologische Grundlagen des menschlichen Denkens und
Handelns», en: ad lectores 8, Luchterhand: Neuwied. «Entrevista con G. Lukács: sobre su vida y su trabajo», New
Left Review.
Az esztétikum. saiátossága (La particularidad de la estética, edi-
ción resumida), Magveto: Budapest. «Quando Breznev non ci sara piu» (Entrevista), L'Espresso.

Világirodalom. V álogatott világirodalmi tanulmányok l. II. (En- Utam ~arxhoz I-Il (Mi camino hacia el marxismo. Ensayos se-
sayos seleccionados del mundo literario), Gondolat Kiad6: leccIOnados), Gondolat Kiadó: Budapest.
Budapest.
Probleme des Realismus l. Essays über Realismus Werke Bd 4
Probleme der Asthetik, Werke Bd. 10, Luchterhand: Neuwied. Luchterhand: Neuwied. l ' I

Zur Ontologie des gesellsehaftliehen Seins. Hegels falsehe unde


1970 eehte Ontologie, Luchterhand: Neuwied.
• El ejemplo de Goethe. (en húngaro), Kortárs.
«Las crisis gemelas» (Entrevista), New Left Review.
r-- «La antigua cultura y la nueva cultura», Telas.
ctr. possibile la rivoluzione?»; «Napoleone e "l'aritmetica»; «Do've
oggi lo spirito del mondo? (Entrevistas con G. Lukács), todos
en: L'Espresso.
«Nach Hegel nichts neues», Neues Forum.
«Georg Lukács über Futurologie», Futurum.
«Lemn und die Fragen der Ubergangsperiode»; «Zur Organisa-
tionsfrage der Intellektuellen»; «Alte Kultur und neue Kul-
tur»; «Zur Verleihung des Goethepreises», todos en: Goethe-
preis '70, Luchterhand: Neuwied.
Lenin (5 ensayos, en húngaro), Magveti:i: Budapest.

156 157
Colección Ensayo contemporáneo

Adorno, Theodor - Walter Benjamln - Ernst Bloch - Bertolt Brecht


y Georg Lukács
Estética y pDlitica
Altvater, Elmar - Pi erre Sal ama y otros
Capitalismo. y clases sDciales
Anderson, Perry
Las antinDmias de Antonio. Gramsci
Artous, Antaine
los Drígenes de la Dpreslón de la mujer. Sistema capitalista y
Dpresión de la mujer
Bahro, Rudolf
ECDIDgía y emancípaclón sDclal
Bahro, Rudolf
PDr un cDmunismD deinDcrliticD
Benjamln, Walter - Pío Baraja - E. Glménez Caballero - A. Macha.
do y otros
Literatura y pDlítlca: AntDlogía de la Gaceta literaria (1927.1932)
Berlinguer, Enrlco
La -cuestión cDmunlsta_
Blackburn, Robin y Carol Johnson
El pensamiento. pDlíticD de Karl Marx
Broué, Pierre • Ronald Fraser y Pi erre Vilar
MetDdDIDgla histórica de la guerra y revDlución españDlas
Cerronl, Umberto - Quintin Hoare - Eric Hobsbawm y otros
RevDlución y demDcracla en Gramsci
Dallemagne, Jean·Lue - Daniel Bensaid y Dtros
La naturaleza de IDS paises del Este
Dallemagne, Jean-Lue
La eCDnDmla dé El capital,
Feher, Ferene
La revDlución burguesa: Estudio. sDbre el JacDbinlsmD
Frank, Pierre
El stalinismo.

1
U N A M
Rosdolsky, Roman - Jacques Valler y otros
La construcción del socialismo
CLAS-3f:F¿ 5 ADQ_:;..s::::.~~~
Rothman, Harry
¿ ,f-y
La barbarie ecológica
Salama, Plerre y Jacques Valler FE:CHA DE: DE:VOLUCION
Introducción a la economía politica
Sola Dueñas, Ángel de
Socialismo y delincuencia: Por una política criminal socialista
Soler, Ricaurte
Clase y nación: Problemática latinoamericana
Valíer, Jacques
El 'Imperialismo
Vlncent, Jean-Marie - Ernest Mandel' y otros
Marxismo y clases sociales ",
Vitale, Luis
La formación social latinoamericana (1930-1978)
L
Vitale, Luis
Interpretación marxista de la historia de Chile
Vitele, Luis I I
Historia y sociología de la mujer latinoamericana I
Vitale, Luis
Historia ecológica de América Latina
Waters, Mary-Alíce
Marxismo y feminismo
1--'WolrorltZ(lff, Medeleine
La concepción de la prensa en Lenin

I 5-
,

B4815.L84/114791S BIBLIOTECA CENTRAL


'8
I
1111/11111/1//11111
~=,,2,-,,
31 20 O