You are on page 1of 4

ENSAYO

CURSO: FC622-Seminario de temas cruciales en la contextualización y el ministerio

ESTUDIANTE: Lic. Carlos Sabino Paredes Paco

PROFESOR(A): Dr. Wilfredo Canales

PROGRAMA: Maestría de Biblia — Teología.

FECHA: 23 de enero de 2019

La Hermenéutica contextual

La hermenéutica Bíblica es crucial para el crecimiento hacia la madurez cristiana, para el


crecimiento saludable de la Iglesia, para el cumplimiento de la gran comisión establecida por
nuestro Señor Jesucristo en Mateo 28:19-20, en donde justamente inicia los errores
hermenéuticos que nos presenta Rene Padilla que dice “el acercamiento intuitivo puede llevar
fácilmente a alegorizaciones en las que se pierde el sentido literal del texto” (Padilla, 1984)

En el presente se describe el entendimiento que se tiene acerca de la Hermenéutica


Contextual desde el pensamiento de Dr. Rene Padilla en su artículo tomado de la revista
“Encuentro y Dialogo” ASIT, 1984.

Posterior se realiza una breve reflexión para analizar la responsabilidad que tienen los
ministros sobre la doble dimensión de la contextualización bíblica y teológica (Original y el
contexto en el cual se vive)

También se propone algunos principios que pueden regir el que hacer teológico de tal manera
que se mantenga fiel a la palabra y al tiempo presente. Finalmente se detalla las conclusiones
del presente ensayo.
Para entender la Hermenéutica Contextual se debe comprender inicialmente los dos
acercamientos que se tiene de las escrituras y que se usan en diferentes contextos. Rene
Padilla propone el acercamiento intuitivo y el acercamiento científico, expresa y dice: “los
dos acercamientos son unilaterales, no le hacen justicia al contexto histórico original del texto
bíblico o al contexto histórico de los lectores u oyentes modernos” (Padilla, 1984)

Rene Padilla expresa que el acercamiento contextual “el contexto del lector contemporáneo
tiene mucho en común con el contexto original del mensaje Bíblico y este por consiguiente
apropiarse hoy, y que el mensaje bíblico solo puede entenderse correctamente a la luz de su
contexto original” (Padilla 1984)

En la hermenéutica contextual por lo visto, se toma la esencia de los acercamientos clásicos


a la palabra de Dios y por lo tanto se evita caer en errores doctrinales, dogmáticos y religiosos
que son naturales en los acercamientos intuitivo y científico.

En cuanto a la responsabilidad que tiene los ministros entre lo bíblico y contextual o presente
es determinante para corresponder a la responsabilidad y privilegio del llamado al ministerio.
No se puede descuidar la comprensión del origen, lo bíblico, la historia, los escritos originales
de la Palabra de Dios, creer que solo por intuición o “revelación de Dios” se puede
comprender y explicar la palabra de Dios con solo una lectura sencilla de la Biblia,
simplemente hace notar la soberbia y orgullo del ministro.

Tampoco se puede caer en el error de sumergirse en su totalidad en la parte histórica, en lo


profundo de la escritura e ignorar la realidad y contexto en el cual vive el ministro. Dios ha
llamado a sus ministros en diferentes culturas, clases sociales y épocas en el tiempo. Pero la
Palabra de Dios sigue siendo la misma, solo que se debe contextualizar al presente.

Una Iglesia que comprende que el contexto en el cual se mueve puede hacer grandes cambios,
Bob Moffitt en su libro “Si Jesús fuera alcalde”, nos recuerda que para la transformación la
sociedad en la cual puede estar un ministro, la iglesia es mucho más importante que el
presidente de la nación. En la medida que Dios se somete a las intenciones de Dios, la iglesia
refleja en forma creciente la imagen y el carácter de Dios.1

Cuando el ministro asume su responsabilidad en el acercamiento contextual a la palabra de


Dios se transforma en un agente de cambios sociales, pues comprende su contexto, su
realidad, pero lo ve con un enfoque bíblico y Divino.

c) ¿Cuáles son los principios rectores para realizar un quehacer teológico que sea fiel a la
Palabra y a nuestro tiempo?

Finalmente se considera que los principios que deberían regir al que hacer teológico para que
sea fiel a la palabra, se lo puede rescatar de las recomendaciones que Pablo dio a Timoteo:
“Esfuérzate por presentarte aprobado ante Dios como un trabajador que no tiene nada de qué
avergonzarse y que enseña correctamente a poner en práctica el mensaje de la verdad” (1
Timoteo 2:15, PDT)

Inicialmente el ser esforzado en presentarse a Dios aprobados, esto implica dedicación,


disciplina, devoción a la lectura y conocimiento bíblico-teológico; Juan Wesley escribió lo
siguiente a Juan Trembeth en 1760:

"Lo que te ha impedido en el pasado, si, y me temo que hasta hoy sigue impidiéndote, es la
falta de leer. No recuerdo haber conocido a ningún predicador que lee menos que tú. Y tal
vez hayas perdido hasta el deseo de leer por la simple razón de que lees muy poco. Tu
capacidad para predicar no ha incrementado en siete años. Predicas con mucho ánimo, y
poca profundidad. No hay mucha variedad en tus sermones. Tus mensajes muestran poco
conocimiento en la materia. Solo por medio de leer puedes atender a esta necesidad, junto
con la meditación y la oración diaria. Estas siendo injusto contigo mismo al no leer más.
Difícilmente lograras ser un buen predicador, incluso un cristiano maduro, sin leer" 2

1
Bob Moffitt, Si Jesús fuera alcalde, Pág. 100
2
Recuperado de https://www.facebook.com/laaventuradecomponer/
La enseñanza para que se ponga en práctica el mensaje de la verdad es un gran desafío para
todo ministro, puesto implica la responsabilidad de ser consecuentes con lo que se predica.

Es muy interesante ingresar al estudio de la hermenéutica contextual, los aportes del Dr. Rene
Padilla son un gran inicio para introducirse al avance de este campo.

Es un desafío individual el poner en práctica y aplicar los lineamientos que propone el


acercamiento contextual para la hermenéutica para nuestros tiempos.

Se puede ultimar que, la hermenéutica contextual daría como resultado un avivamiento en la


predicación y el cumplimiento de las tareas de la Iglesia, debido a que se podría ver desde un
enfoque diferente la realidad del presente.

Es un reto para todo teólogo bíblico el seguir profundizando y cumplir los lineamientos
propuestos para ejercer la hermenéutica contextual.