Sie sind auf Seite 1von 120

PARA CONOCER A SAN PABLO 1 Arquidiócesis de México

Comisión de Pastoral Vocacional Sacerdotal Arquidiocesana. Arquidiócesis de México


www.monaguillos.com.mx
www.monaguillos.com.mx 2 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 1 Arquidiócesis de México

PARA CONOCER A

SAN PABLO

Antropólogo José Iñigo Aguilar Medina


Profesora Aurora Martínez Murillo
Presbítero Eduardo Llano de la Torre

COMISIÓN DE
PROMOCIÓN VOCACIONAL SACERDOTAL ARQUIDIOCESANA.

ARZOBISPADO DE MÉXICO

www.monaguillos.com.mx
www.monaguillos.com.mx 2 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Segunda edición 2011.

Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal


Arquidiocesana.
Estás autorizado para imprimir este libro.
Arzobispado de México.
Puedes hacer todas las copias que desees.
Durango 90. 7mo piso.
Colonia Roma. Sin embargo no tienes permiso para modificarlo,
06700 México. DF ni en su contenido, ni en su presentación o para
Tel: 52-08-32-00. Ext. 1711 y 1751. ocultar o cambiar el nombre de los autores.

Web:
monaguillos.com.mx
© Todos los derechos están reservados.
Correo electrónico:
monaguillos@monaguillos.com.mx El derecho de autor es el conjunto de normas y
principios que regulan los derechos morales y pa-
trimoniales que la ley concede a los autores (los
derechos de autor), por el solo hecho de la crea-
ción de una obra literaria, artística, científica o di-
dáctica, esté publicada o inédita.
PARA CONOCER A SAN PABLO 3 Arquidiócesis de México

En la víspera de la celebración de la fiesta de San Pedro y San Pablo, el 28 de junio de


2007, el Papa Benedicto XVI anunció en la Basílica papal de San Pablo extramuros, que la
Iglesia dedicaría un año jubilar especial a san Pablo, del 28 de junio de 2008 al 29 de junio
de 2009, con ocasión de los 2 mil años de su nacimiento, hecho que los historiadores seña-
lan que ocurrió entre los años 7 y 10 después de Cristo.

Con dicho motivo y no obstante que el año Paulino ha terminado, hemos preparado para los
grupos de niños, adolescentes y jóvenes, y de una manera especial para los que son Mona-
guillos, este pequeño Manual destinado a dar a conocer la vida y la obra de este singular
Apóstol, para quienes no han tenido la oportunidad de estudiar su vida y su obra, por lo tan-
to está pensado para los principiantes.

Cada tema de estudio consta de un objetivo, de una idea Bíblica, de un desarrollo, de un


diálogo, de una propuesta para realizar un pequeño trabajo apostólico, de una sugerencia
para la oración comunitaria y de una actividad lúdica para reafirmar lo aprendido.

Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal


de la Arquidiócesis de México.
www.monaguillos.com.mx 4 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 5 Arquidiócesis de México

ORACIÓN

Santo Apóstol,
que con tu enseñanza y caridad
has evangelizado al mundo entero,
míranos con bondad e intercede por nosotros
ante el Maestro Divino.

Haz, Apóstol de las gentes,


que vivamos en fe,
nos salvemos en la esperanza
y reine en nosotros la caridad.
Que seamos dóciles a la gracia divina,
a fin de que no quede infructuosa en nosotros.

Haz que cada vez más te conozcamos,


amemos e imitemos;
que seamos miembros vivos de la Iglesia,
Cuerpo místico de Jesucristo.
Suscita muchos y santos apóstoles.
Experimente el mundo
el cálido soplo de la verdadera caridad.

Haz que todos conozcan


y glorifiquen a Dios
y al Maestro Divino, Camino, Verdad y Vida.

Y tú, Señor Jesús,


que nos ves desconfiar de nuestras fuerzas,
concédenos, por tu misericordia,
ser defendidos contra toda adversidad,
por la poderosa intercesión de san Pablo,
nuestro maestro y guía.

Del Devocionario: La Familia Paulina en Oración


www.monaguillos.com.mx 6 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 7 Arquidiócesis de México

1.- IDEA CENTRAL: En este tema conoceremos a grandes rasgos la vida de este hombre,
que con su incansable apostolado y sus cartas ayudó a consolidar la Iglesia.

Pablo es un hombre de su época que vivió bajo el influjo de la cultura griega, bajo el domino
político del imperio romano y, hasta su juventud, bajo las normas y creencias de la religión
judía.

En su familia recibió los primeros conocimientos de la Biblia y del oficio de su padre.

2.- IDEA BÍBLICA: (Hechos. 21, 39)

"Yo soy judío, dijo Pablo, originario de Tarso, ciudadano de una importante ciudad de Cili-
cia."

3.- DESARROLLO.
Sin duda San Pablo es, después de Jesús, el personaje de los primeros tiempos de la Igle-
sia del que tenemos más información y ésta se encuentra en el Nuevo Testamento de la Bi-
blia, en el libro de “Los Hechos de los Apóstoles”, escrito por el evangelista San Lucas y en
las Cartas o Epístolas escritas por la participación del mismo San Pablo, en ellas podemos
conocer directamente su personalidad y su pensamiento.
www.monaguillos.com.mx 8 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Mapa No. 1
El Mediterráneo en tiempos de San Pablo

Norte

Oeste Este

Sur

San Pablo, como muchos de nosotros tenía dos nombres, uno era Pablo y el otro Saulo o
Saúl. Pero no conocemos sus apellidos, porque en la antigüedad no se utilizaban, en cam-
bio se añadía al nombre de pila el lugar de nacimiento, en el caso de Pablo era Tarso, así
se le conocía como: Pablo de Tarso.

El nombre que utilizaba antes de su conversión al cristianismo era el de Saulo, que en el


idioma hebreo se dice: Saúl. Este nombre lo llevaba porque él y su familia, que eran judíos,
recordaban así al primer rey de Israel: Saúl, al que le siguió en el trono el muy conocido rey
David.

El otro nombre era el de Pablo ( o Paulo) que proviene de la lengua latina, ya que Roma te-
nía en esa época una gran influencia política. Así tenemos que Pablo pertenecía a las dos
culturas, al judaísmo y al helenismo y en lo político al imperio romano. Después de su con-
versión al cristianismo usará sólo su nombre latino y con ello remarcará su pertenencia a
Cristo.
PARA CONOCER A SAN PABLO 9 Arquidiócesis de México

La palabra “helenismo” significa “hablar como griego” y se deriva de “helen” que quiere de-
cir, griego. La cultura helenista estaba representada en la época de San Pablo por tres
reinos: Macedonia, Siria y Egipto.

La cultura griega tuvo una gran importancia desde el siglo tercero antes de Cristo, hasta el
primer siglo después de Cristo, tanto por la grandeza de sus filósofos y científicos, como por
las conquistas de Alejandro Magno, que con ellas formó un gran imperio.

La población en que nació Pablo, Tarso, pertenecía a la provincia de Cilicia, al nor-occidente


de Siria, en lo que hoy es el país llamado Turquía. Lo cual significa que nació en una familia
que había emigrado de su tierra, así que a él y a los judíos que han migrado se les conoce
como los “judíos de la diáspora”. Diáspora es una palabra que proviene del griego y que sig-
nifica “dispersión”, así, son los que se han dispersado fuera de su tierra, del lugar en que
nacieron sus padres, de su patria.

Tarso era una ciudad que cruzaba el río Kydnos, que entonces era navegable y que la co-
municaba con el mar mediterráneo, que estaba a 13 km al sur de ella. Era también una ciu-
dad que formaba parte del sistema de comunicaciones comerciales de aquella época. Era el
centro de los caminos que iban al oeste, (Grecia y Roma) al este (Asía menor), al sur
(Egipto) y al norte, (Mar Negro).

Pablo nació entre el año 7 y el año 10 de la era cristiana y pasó su infancia y una parte de
su adolescencia en la ciudad de Tarso, en contacto con personas de muy diversas lenguas,
pueblos, culturas, formas de pensar, de ver y de explicar el mundo.

En su casa recibió la cultura judía y en su ciudad la griega. En casa hablaba el arameo y en


la ciudad el griego. En su casa se llamaba Saúl y en la ciudad Pablo. En sus cartas él mis-
mo nos dice que era de ascendencia judía. Se considera hebreo, israelita, del linaje de
Abrahán, fariseo y de la tribu de Benjamín. Tribu a la que pertenecía el rey Saúl.

Ser hebreo significaba también que la familia era originaria de Palestina y que hablaba la
lengua aramea.
www.monaguillos.com.mx 10 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

También señala que fue circuncidado, es decir que fue presentado al templo, al octavo día
de su nacimiento, así remarcaba que era de padres judíos, pues los que se convertían lo
hacían a una edad más avanzada.

Por lo tanto se puede decir que en su adolescencia Pablo estuvo en contacto con la ciudad
de Jerusalén, pues allí iban las familias hebreas a celebrar las grandes fiestas judías. Asi-
mismo se entiende que al convertirse al cristianismo deja de usar el nombre de Saúl o Sau-
lo, que lo identificaba más con su condición de hebreo, para utilizar en adelante sólo el nom-
bre de Pablo o Paulo.

La familia de Pablo no era rica, pero tampoco de las más pobres, pues Pablo recibió una
buena formación académica y también el oficio de artesano. El oficio de talabartero que
aprendió de su padre le permitía trabajar con el cuero, con él fabricaba tiendas y lonas y con
los pelos y las pieles de las cabras elaboraba mantas, prendas de vestir, sombreros y sillas
de montar.

También sabemos que Pablo era ciudadano romano por nacimiento, o sea que heredó de
sus padres la ciudadanía y que apeló a dicha condición sólo al final de su vida para ser en-
viado a Roma, pues la ley del imperio daba al ciudadano romano privilegios que él no utilizó
sino hasta que estuvo interesado en ir a predicar a la capital del imperio romano.

Sabemos por San Lucas que recibió en su adolescencia una buena formación religiosa, que
fue discípulo de Gamaliel, uno de los más importantes maestros de su tiempo, en la ciudad
de Jerusalén y que por decisión propia tomó la determinación de hacerse un buen fariseo,
que era una secta judía que se distinguía por tener un estricto cumplimiento de la ley y de
las tradiciones hebreas. Pablo se comportaba como un verdadero convencido del fariseís-
mo, de tal modo que era muy reconocido por ello.

Sabemos que en aquel tiempo no existía la posibilidad de tomarse una fotografía y sólo a
los reyes o a las personas muy ricas se les hacía una pintura o una escultura, la cual no re-
flejaba necesariamente a la persona tal y como era, sino que se le arreglaba para que se
viera tal y como quería que lo vieran. Hay que recordar que ni siquiera existían espejos de
PARA CONOCER A SAN PABLO 11 Arquidiócesis de México

buena calidad, Pablo usa de ejemplo en una de sus cartas a los Corintios, lo mal que se
veían las imágenes reflejadas por los espejos de aquel tiempo.

Así pues de Pablo, como de Jesús, no tenemos una fotografía que nos lo muestre tal y co-
mo era, pero si contamos con descripciones de su persona, que nos permite imaginarnos su
apariencia.

En los años posteriores a su muerte se le representó con base a dichos relatos, así nos ha
llegado una imagen de Pablo, que en sus últimos años era calvo, de nariz grande y bajo de
estatura. Algunos autores dicen que no usaba barba, pero siempre se le representa con ella
y lo que nos permite distinguirlo con toda claridad es que se le coloca entre las manos una
espada o un libro y una pluma o las tres cosas a la vez. Esto se debe a sus atributos como
apóstol y autor de varias de las cartas del Nuevo Testamento, que son de una profundidad
en el conocimiento de Cristo, que recuerda la destreza con la que los guerreros más desta-
cados hacen uso de la espada.

Pero también se le representa en el suelo junto a un caballo también derribado o con su ca-
beza cortada y colocada en una charola, ya que él fue muerto por decapitación y con tres
fuentes, ya que la tradición dice que al ser decapitado su cabeza pegó con el suelo en tres
ocasiones y en cada uno de esos lugares brotó una fuente.

4.- DIÁLOGO.

¿Por qué Pablo es el personaje más conocido de los primeros años de la Iglesia?

¿En que ciudad nació Pablo?


www.monaguillos.com.mx 12 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

¿Cuáles son los orígenes de cada uno de los nombres de Pablo?

¿Cuál es el significado de la palabra “helenismo”?

¿Por qué era importante la cultura griega en los tiempos de Pablo?

¿Dónde está situada la ciudad de Tarso?

¿Qué tipo de formación religiosa recibió Pablo?

¿Cuál era su oficio y en qué consistía?

¿Cuál era la apariencia física de Pablo al final de su vida?


PARA CONOCER A SAN PABLO 13 Arquidiócesis de México

¿Con qué atributos se le representa en dibujos, pinturas y esculturas?

5.- TRABAJO APOSTÓLICO.


VER: ¿Qué me llamó más la atención de los orígenes de Pablo?

VALORAR: San Pablo nos escribe que es judío y originario de Tarso. ¿El lugar de nacimien-
to es un impedimento para seguir a Cristo? ¿Por qué?

ACTUAR: ¿Qué haré para darle a conocer a mi familia la vida de San Pablo?

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.- ORACIÓN COMUNITARIA.

Pedirle a Jesús que el ejemplo de san Pablo nos ayude a responder a su llamado.
www.monaguillos.com.mx 14 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

CRUCE DE LETRAS
1.– Nombre de uno de los tres reinos que repre- 11.- Nombre del general que construyo el impe-
sentaban a la cultura helenista y que estaba rio griego con sus conquistas.
situado hacia el este. 12.- Nombre de la tribu a la que pertenecía Pa-
2.- Nombre de uno de los tres reinos que repre- blo. Pon el nombre invertido
sentaba a la cultura helenista y que estaba 13.- Nombre del rió que cruza la ciudad en la
situado al norte. que nació Pablo
3.- Nombre de uno de los tres reinos que repre- 14.- A los judíos que han salido de su tierra se
sentaba a la cultura helenista y que estaba les conoce como los judíos de la
situado al sur. 15.- Pablo dice que al se le realizó a los 8 días
4.- Provincia en la que se encontraba la ciudad de nacido (verbo)
de donde era originario Pablo. 16.- Ser helenista significa ser de la cultura
5.- Ciudad en la que nació Pablo. 17.- Es la lengua que Pablo aprendió a hablar
6.- Era el Imperio dominante políticamente en la en su casa
época de Pablo. 18.- (Horizontal). Es el oficio que Pablo apren-
7.- Era el nombre judío de Pablo dió de su Padre
8.- Es el nombre del actual del país que ocupa 18.- (Vertical). Es la región de donde provenía
la provincia en la que nació Pablo. la familia de Pablo y a donde iban a las cele-
9.- Nombre de la religión en la que nació Pablo braciones
10.- Nombre romano de Pablo. 19.- Es el nombre del rabino con el que estudio
Pablo.

2
1 5

4 C I A
16 7

6 O A
15 8
3 E I T 10 L

13 11

9 U A

12 N A N
17
14 D S A

18 A

L O

19 A
PARA CONOCER A SAN PABLO 15 Arquidiócesis de México

¿Cómo te imaginas a San Pablo?


DIBÚJALO.
Agrega al dibujo alguna de los elementos que se han usado para identificarlo. Para ello en-
cuentra las 10 palabras que lo describen en el cubo de letras y colócalas en la cuadrícula
superior así descubre los símbolos que se usan para representarlo.

D
C
E
3
N
E
L
P
C
C

H 2 O C A I D O M A Z A E J

E C O H O L A M I R A S S E

L H A A N A R I Z O N I P S

E A L P M E S 3 C A E S A U

N R T A D E C A P I T A D O

I C O R A R A L L R O L A V

S O N R I E L B U I C K E

M S O I E T V E M C H I J O

O D E T R A O R A O H A Z L

A B S O E N A C L I B R O S

C O M P A S E A C O R A Z A

3 F U E N T E S S I T I O S

M A S E N C H A R O L A S I
www.monaguillos.com.mx 16 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 17 Arquidiócesis de México

1.‑
‑ IDEA CENTRAL:

La primera persecución de la Iglesia estuvo marcada en su inicio por la muerte de Esteban,


el primer mártir en la historia del cristianismo.

Saulo, observante estricto de la Ley se vio motivado a perseguir a los cristianos como una
manera de obligarlos a dejar las enseñanzas de Jesús y a continuar con las tradiciones he-
breas. Una vez convertido al cristianismo él mismo se vio sometido a las penas que aplica-
ban los tribunales de las sinagogas a los disidentes.

La persecución trajo también una mayor independencia de la Iglesia y una multiplicación en


el número de los cristianos, quienes fueron abandonando las sinagogas y estableciendo sus
propios templos.

2.‑
‑ IDEA BÍBLICA: (Hechos. 9,1‑2).
“Saulo, que todavía respiraba amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, se pre-
sentó al Sumo Sacerdote y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de traer en-
cadenados a Jerusalén a los seguidores del Camino del Señor que encontrara, hombres o
mujeres.”
www.monaguillos.com.mx 18 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

3.‑
‑ DESARROLLO:

Saulo tuvo conocimiento de que había una nueva comunidad de judíos que se declaraba se-
guidora del Nazareno y que no ponía en el centro la Ley de Dios, sino la persona de Jesús,
crucificado y resucitado, a quien se le atribuía el perdón de los pecados.

Como judío celoso, consideraba este mensaje inaceptable, más aún, escandaloso, y por
eso sintió el deber de perseguir a los discípulos de Cristo dentro y fuera de la ciudad de Je-
rusalén.

La primera noticia que tenemos sobre su comportamiento de perseguidor está en el libro de


los Hechos de los Apóstoles, en el que se nos relata cómo Saulo cuidó los mantos de los ju-
díos que dieron muerte, a pedradas, a Esteban, el primer mártir por la causa de Jesús.

En cambio en sus cartas, que forman parte del Nuevo Testamento, Pablo no da detalles de
sus malas acciones, pero si confiesa que él fue perseguidor de la Iglesia, que lo hizo de una
manera encarnizada y que trataba de acabar con ella.

Es importante tener en cuenta que el motivo que tenía Saulo para perseguir a la Iglesia era
su amor a Dios y el hecho de querer ser un cumplidor riguroso de la Ley y de que todos los
judíos también lo fueran.

Sin embargo no actuaba sólo, aunque en sus escritos sólo se acusa a sí mismo, es claro
que en la persecución actuaban muchos otros judíos, de tal manera que después del marti-
rio de Esteban muchos cristianos abandonaron Jerusalén por temor y se dispersaron por
muchas y muy distintas ciudades de Judea y de Galilea, de Samaria y de Siria, lo que ten-
dría como resultado positivo la primera expansión de las comunidades cristianas fuera de la
región de Jerusalén.

Si bien Saulo no era el único perseguidor, si era uno de los que más se distinguieron por el
empeño que ponía en sus acciones, pero se le recuerda más por el hecho de su milagrosa
conversión, que por las atrocidades que haya podido cometer.
PARA CONOCER A SAN PABLO 19 Arquidiócesis de México

También es necesario tener presente que tanto los judíos, como los primeros cristianos
asistían a los mismo templos, es decir a las mismas sinagogas, pues se consideraban ju-
deocristianos. Por lo tanto los judíos, al perseguirlos, juzgaban que estaban poniendo en or-
den a los miembros de su misma religión.

Si entendemos que los primeros cristianos eran de la religión judía y que éstos se encontra-
ban tanto en la ciudad y reino de Jerusalén como en todas las regiones de la diáspora judía,
comprenderemos que los judíos ganados para el cristianismo en sus visitas a la ciudad san-
ta, al regresar a los lugares en donde vivían, seguían frecuentando la sinagoga y esparcien-
do el mensaje de Jesús en primer lugar entre los mismos judíos.

Por lo anterior la persecución se extendió a las principales ciudades de la diáspora, así en-
contramos a Saulo camino a la ciudad de Damasco para apresar a los judíos que aceptaban
el mensaje de Jesús y a quienes llamaban nazarenos.

Nazareno fue el primer nombre que recibieron los cristianos, ya que Jesús era conocido co-
mo el Nazareno. A quién los sumos sacerdotes habían condenado a muerte.

Así pues la intención de Saulo de perseguir a los cristianos y de ir a Damasco era la de ha-
cer entrar en razón a los equivocados “nazarenos”, la de moverlos a dejar las enseñanzas
de Jesús y la de mantener la observancia de la Ley para no dañar la santidad de Israel.

Para ello las sinagogas tenían un tribunal que aplicaba penas a los que transgredían las
normas judías, el mismo Pablo nos relata en sus cartas que con motivo de sus acciones de
apostolado sufrió en cinco ocasiones la aplicación de los 39 azotes, que era la sentencia
preferida de dichos tribunales.

La persecución de los cristianos era considerada como una corrección, un asunto interno de
los judíos, pues fue uno de los sumos sacerdotes, como nos dice Pablo, el que aprobó las
prácticas de los perseguidores y les proporcionó las cartas para poder ir a las sinagogas de
Damasco y apresar y encadenar a los nazarenos.
www.monaguillos.com.mx 20 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Esta primera persecución también permitió que los cristianos fueran abandonando las sina-
gogas para ir estableciendo los primeros lugares de culto cristiano y que para ello, en un
principio, utilizaron sus propias casas.

4.‑
‑ DIÁLOGO:
¿Cuál fue el primer nombre que los judíos dieron a los seguidores de Jesús?

¿Cuál fue la primera acción que realizó Saulo en contra de los cristianos?

¿Cuál era el motivo que tenía Saulo para perseguir a la Iglesia?

¿Cuáles fueron dos de las consecuencias que tuvo en la Iglesia la primera persecución?

¿Por qué sólo recordamos a Saulo como participante en la primera persecución?

¿Por qué los judíos fueron los primeros en perseguir a los cristianos?
PARA CONOCER A SAN PABLO 21 Arquidiócesis de México

¿Cuál era el castigo más común que aplicaban los tribunales de las sinagogas?

5.‑
‑ TRABAJO APOSTÓLICO:
VER.‑ ¿He hablado mal de la Iglesia?. (Ya sea de un grupo, o de algún sacerdote) ¿Qué he
dicho?

VALORAR.‑ San Lucas nos dice que Saulo pide cartas al sumo sacerdote para ir apresar a
los judíos que seguían el Camino del Señor. ¿Hoy quién da las “cartas” de autorización para
hablar mal de los cristianos, de los sacerdotes y de la Iglesia?

ACTUAR.‑ ¿Qué haré para ayudar a mi conversión y de quienes hablan mal del Camino del
Señor?

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.‑
‑ ORACIÓN COMUNITARIA:

Pedir a Dios que aumente el número de sus seguidores.


www.monaguillos.com.mx 22 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Nazarenos y Perseguidores

Reglas.

Compiten dos jugadores.

El Nazareno será dueño de los cuadros blancos y el Perseguidor dueño de los cua-
dros negros.

Se usa un dado y 16 fichas (8 blancas para el Nazareno y 8 fichas negras para el


Perseguidor).

Además, cada jugador tendrá una prenda que avanzará tantos cuadros cuantos pun-
tos salgan en el dado.

Cuando el Perseguidor caiga en un cuadro Blanco, deberá depositar ahí una ficha,
además de su prenda; al siguiente tiro, deja ahí la ficha y avanza con su prenda; si cae
en cuadro negro, no depositará ficha.

El Nazareno por su parte, si cae en cuadro negro depositará ahí una ficha y, al si-
guiente tiro, dejará la ficha y avanzará con su prenda; si cae en cuadro blanco, no depo-
sitará nada.

Si caes en el cuadro que ya tiene una ficha del adversario, la recoges.

Si caes donde hay una ficha tuya debes poner una segunda.

Cuando se llega al punto de partida, se inicia otra vez la vuelta.

Se acaba el juego cuando a uno de los jugadores se le acaban las fichas y entonces
pierde.
PARA CONOCER A SAN PABLO 23 Arquidiócesis de México
www.monaguillos.com.mx 24 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 25 Arquidiócesis de México

1.- IDEA CENTRAL: La conversión de Pablo en el camino a Damasco es un hecho de gran


importancia para él y para toda la Iglesia.

Con Pablo todo creyente puede afirmar que ha recibido la iluminación, el conocimiento y la
revelación de Jesús, el crucificado resucitado, como salvador definitivo. Al igual que a Pablo
se nos ha revelado el sentido misterioso de la persona de Jesús.

El perseguidor de cristianos es derribado en el camino a Damasco, Cristo se le da a conocer


y él lo acepta.

El encuentro personal y amoroso de Jesús transforma el corazón de Pablo, quién descubre


la presencia maravillosa de Dios en la persona de Jesús, “a quien tu persigues”.

2.‑
‑ IDEA BÍBLICA: (Hechos. 22,7‑8).

Caí en tierra y oí una voz que me decía: "Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?". Le res-
pondí: "¿Quién eres, Señor?", y la voz me dijo: "Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persi-
gues".
www.monaguillos.com.mx 26 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

3.- DESARROLLO.

Con las cartas de autorización del sumo sacerdote de Jerusalén, Saulo salió hacia la ciudad
de Damasco con el objetivo de apresar, encadenar y llevar a Jerusalén a todos los hombres
y mujeres que fueran seguidores del Nazareno.

En el libro de “Los Hechos de los Apóstoles” nos dice San Lucas que, al acercarse a la ciu-
dad, Saulo cayó en tierra, sin embargo no nos dice si viajaba montado en un caballo, como
se le representa en las muchas pinturas que hablan del momento en que le salió al encuen-
tro Jesús.

Lo importante es que nos dice que Cristo lo derribó, pudo o no ir montado en un caballo, pe-
ro lo decisivo es que Jesús vivo, resucitado, le salió al encuentro.

Así cuando se acerca a la ciudad, de pronto envuelve a Saulo y a sus acompañantes una
luz que proviene del cielo y que es más resplandeciente que el sol. Saulo y su grupo caen a
tierra. Pero sólo Pablo escucha y responde a las palabras de Cristo.

Mientras san Lucas cuenta el hecho con muchos detalles, Pablo en sus cartas sólo describe
lo esencial y no habla sólo de una visión, sino también de una iluminación y sobre todo de
una revelación y de una vocación como resultado del encuentro con el Resucitado.

Saulo es derribado, ve y escucha a Cristo, Saulo se convierte al ser iluminado por Cristo
ahora es Pablo y descubre su vocación, pues recibe una revelación de Cristo. De esto se
hablará en los siguientes temas.

Camino a Damasco Jesús cautivó a Saulo , el que iba a capturar a los cristianos fue subyu-
gado por el Cristo, quien lo tomó a su servicio y Saulo aceptó la invitación, para ello se con-
virtió, es decir cambio su ruta de perseguidor para seguir el Camino del Señor.

Toda su vida se transformó de manera radical, así lo que antes consideraba que era ventaja
PARA CONOCER A SAN PABLO 27 Arquidiócesis de México

ahora, al poner los ojos en Cristo, lo ve como desventaja.

Lo que entendió Pablo el día en que fue derribado por Cristo en su camino a Damasco, es
que Cristo lo ama y que frente a ese amor todas las cosas carecen de valor, desde ese día
y en adelante, durante toda la vida, lo único que querrá conseguir es a Cristo.

En Damasco Pablo se experimenta aceptado por Cristo, a quien no le importa su pasado, y


hace que supere su formación judía que lo ha impulsado a convertirse en un cruel persegui-
dor de los nazarenos.

Pablo entiende que perseguir a los nazarenos es perseguir a Jesús, que la comunidad de
los que siguen el Camino del Señor, la Iglesia, y Cristo es lo mismo. La comunidad cristiana,
la Iglesia, y Cristo son un mismo cuerpo, el del crucificado que ha Resucitado.

El Señor le ordena a Pablo que vaya a la ciudad y que allí se le dirá que debe hacer. El cual,
después del encuentro, ha quedado ciego y así pasa tres días, pero él sigue trabajando en
su conversión pues se mantiene en oración y en ayuno.

A su vez, Jesús envía a Ananías a buscarlo a la casa en la que estaba hospedado para que
Pablo complete su proceso de conversión. Así Ananías le relata cómo el mismo Jesús que
le salió al encuentro y lo derribó, le ha enviado para que recupere la vista, reciba el Espíritu
Santo y sea bautizado. Cerrándose así el proceso de la conversión de Pablo.

Pablo abandonó de manera definitiva todo lo que hasta entonces había llenado su vida, todo
lo que consideraba santo, todo por lo que había luchado con todo su empeño. Su conver-
sión a Cristo fue total y definitiva.

Al fin había descubierto la verdadera esencia de la Ley: el mandamiento del amor, así en-
tendió que Cristo no sólo es el fin de la Ley sino quien hace posible su cumplimiento.

Pablo, en el camino a Damasco, es iluminado por Dios en su corazón y así descubre la pre-
sencia esplendorosa de Dios en la persona de Jesús.
www.monaguillos.com.mx 28 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

4.- DIÁLOGO.
¿Saulo iba en el camino a Damasco montado en un caballo?

¿Quién le salió al encuentro a Saulo en el camino a Damasco?

¿Qué le dice Cristo a Saulo ?

¿Qué fue lo que entendió Pablo el día en que fue derribado por Cristo?

¿Cómo sigue trabajando Pablo en su conversión?

¿Cuál es la verdadera esencia de la Ley que descubre Pablo?

¿A quién descubre Pablo en la persona de Jesús?


PARA CONOCER A SAN PABLO 29 Arquidiócesis de México

5.- TRABAJO APOSTÓLICO.


VER. ¿A mí se me ha revelado el sentido misterioso de la persona de Jesús? Digo por qué:

VALORAR: San Pablo nos dice que Jesús le dice: “Yo soy Jesús a quien tú persigues”. ¿Por
qué Jesús le dice esto, si a quien perseguía era a los cristianos?

ACTUAR: ¿Qué voy hacer para convertir mi vida, como Pablo, al servicio de Jesús?

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.- ORACIÓN COMUNITARIA.

Pedirle a Dios que nos ayude a convertirnos todos los días.


www.monaguillos.com.mx 30 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

EL CAMINO DE LA CONVERSIÓN DE PABLO.

Reglas.

Llega a la cima en donde se encuentra la aceptación del amor de Jesús.

Invita a tus amigos del grupo a jugar. Pueden jugar dos o más personas.

Se utiliza un dado y se avanzan tantos cuadros cuantos puntos marque el dado.

Si caes en una acción de persecución o de no conversión, podrás bajarás hasta donde


indique la flecha.

Si caes en una acción de conversión podrás subir hasta donde se te indique.

Gana el primero que llegue al cuadro 36.


31 32 33 34 35 36

Conseguir a Cristo Jesús Salvador Jesús Crucificado Jesús Resucitado La Ley sin amor Acepta el amor de Jesús

30 29 28 27 26 25
PARA CONOCER A SAN PABLO

Odio Nueva Vocación Jesús se da a conocer Sumos Sacerdotes Recibe el Bautismo Lo visita Ananías

19 20 21 22 23 24

Tres días ciego Allá te diré qué hacer Hace oración y ayuno Mártir Nuevos Templos Dejaron las Sinagogas
31

18 17 16 15 14 13

¿Qué quieres que haga? Diáspora Saulo Perseguidor ¡Soy Jesús! Cambio radical Pablo entiende

7 8 9 0 11 12

Observar la Ley Escucha al Señor ¿Por qué me persigues? 39 azotes Se dispersaron Tribunal

6 5 4 3 2 1

Encadenados Ve una luz Pablo cae del caballo Los quiere encarcelar Busca Nazarenos Camino a Damasco
Arquidiócesis de México
www.monaguillos.com.mx 32 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 33 Arquidiócesis de México

1.- IDEA CENTRAL:


La palabra vocación quiere decir: llamado para una misión.

Pablo reconoce que es Jesús quién, como a los 12 apóstoles, le llama de manera personal
a seguirlo también como apóstol y le da la encomienda de anunciar el Evangelio a los genti-
les, es decir a las personas que no profesaban la religión judía.

Pablo no considera que ha cambiado de religión, sino que ha entendido que la religión judía
tiene su culminación en el seguimiento del Camino del Señor.

Por la gracia de Dios Pablo comprende que la nueva buena ha sido proclamada por Jesús
para ser llevada a todos los pueblos, judíos y no judíos, que todos están llamados a la sal-
vación y a llevar esta noticia dedica toda su vida.

2.- IDEA BÍBLICA. (Hechos. 26, 16-18)


"Me he aparecido a ti para constituirte servidor y testigo tanto de las cosas que de mí has
visto como de las que te manifestaré. Yo te libraré de tu pueblo y de los gentiles a los cuales
yo te envío, para que les abras los ojos: para que se conviertan de las tinieblas a la luz".
www.monaguillos.com.mx 34 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

3.- DESARROLLO.

San Pablo se define con toda claridad como “apóstol por vocación” o “apóstol de Cristo Je-
sús por la voluntad de Dios”, quiere subrayar que su llamado, no fue resultado de pensa-
mientos o reflexiones, sino fruto de una intervención divina, de una gracia divina que no se
puede prever.

La vocación, es decir el llamado, lo recibe Pablo de manera directa de Jesús, que se le apa-
rece, lo derriba, lo llama a la conversión y lo envía.

Llamado a la conversión y vocación, para Pablo se presentan al mismo tiempo y él se mira


como “apostol no por parte de los hombres ni por mediación de hombre alguno, sino por Je-
sucristo y por Dios Padre”.

A partir de entonces, todo lo que antes tenía valor para él se convirtió extrañamente, según
sus palabras, en pérdida y basura.

Desde aquel momento puso todas sus energías al servicio exclusivo de Jesucristo y de su
Evangelio. Desde entonces su vida fue la de un apóstol deseoso de “hacerse todo a todos”.

De aquí tenemos una lección muy importante para nosotros: lo que cuenta es poner en el
centro de nuestra vida a Jesucristo, de manera que nuestra identidad se caracterice esen-
cialmente por el encuentro, por la comunión con Cristo y con su palabra. A su luz, cualquier
otro valor se recupera y a la vez se purifica de posibles imperfecciones.

Pablo no ha recibido de hombres el evangelio que proclama, no lo ha obtenido por la vía de


la tradición, sino a través de una revelación de Jesucristo.

Dios le reveló a su Hijo para que él lo diera a conocer como evangelio, es decir, como bue-
na noticia a los gentiles, es decir, a los que no eran de la religión judía. Ese es su llamado,
su vocación, ser apóstol, apóstol de las gentes.
PARA CONOCER A SAN PABLO 35 Arquidiócesis de México

La vocación al apostolado coincide para Pablo con el llamamiento a la fe en Cristo. Dios lo


llama a creer y lo llama a ser apóstol.

Con su llamado Pablo se encuentra con un camino nuevo y difícil. En Damasco la tarea ha-
bía sido comunicada por Jesús y aceptada por él. ¿Pero por dónde o cómo empezar a reali-
zarla?

Pablo apóstol, entendió que sólo podía triunfar en su misión si se basaba en la gracia de
Dios y en ella se sostenía. Pablo vive su llamado como regalo, como gracia de Dios. La gra-
cia como una persona, Jesús, que da una mano al hombre y lo rescata.

El encuentro camino de Damasco es una gracia por medio de la cual Pablo es enviado a
una misión como apóstol del Mesías.

Pablo entiende su misión al servicio del evangelio de Jesús como una auténtica tarea de
profeta, como los del Antiguo Testamento, su llamado es, como ya se dijo, para llevar la
buena nueva a los gentiles, a los paganos, a los no judíos.

Otra lección fundamental que nos da san Pablo es la dimensión universal que identifica a su
apostolado. Sintiendo con gran claridad el problema del acercamiento de los gentiles, o sea,
de los paganos, a Dios, que en Jesucristo crucificado y resucitado ofrece la salvación a to-
dos los hombres sin excepción, se dedicó a dar a conocer este Evangelio, que literalmente
quiere decir "buena nueva", es decir, el anuncio de gracia destinado a reconciliar al hombre
con Dios, consigo mismo y con los demás.

Desde el primer momento de su llamado había comprendido que esta realidad no era sólo
para los judíos, a para un grupo determinado de hombres, sino que tenía un valor universal
y alcanzaba a todos, porque Dios es el Dios de todos.

Pablo el apóstol, el misionero, no se dará ningún descanso, toda su vida la ocupará en esta-
blecer comunidades cristianas fuera de la región de Jerusalén, en cuidar su crecimiento a
través de sus múltiples cartas, a explicar el Evangelio, en una palabra a correr sin descanso
www.monaguillos.com.mx 36 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

para alcanzar a Cristo, construyendo con un gran amor la Iglesia, el Cuerpo de Cristo.

4.- DIÁLOGO.
¿Cuál es el significado de la palabra vocación?

¿Por qué Pablo afirma que es apóstol por vocación?

¿Qué fue lo que motivó a Pablo a considerar como pérdida y basura lo que antes era para él
importante?

¿En qué consistió la vocación de Pablo?

¿Cuál era la garantía que tenía Pablo para triunfar en su misión?


PARA CONOCER A SAN PABLO 37 Arquidiócesis de México

¿En que consiste la gracia?

¿Que significa ser apóstol de las gentes?

5.- TRABAJO APOSTÓLICO.


VER.-. ¿Me he dado cuenta de que Jesús me está llamando también a mí? Digo por qué:

VALORAR.-. San Lucas en los Hechos de los Apóstoles dice que Jesús se le apareció a
Pablo para llamarlo a ser apóstol de los gentiles. Digo cómo me llama hoy también a mí:

ACTUAR.- :¿Cuál es el llamado que Dios me está haciendo?

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.- ORACIÓN COMUNITARIA


Pedirle a Dios que nos anime a seguir su llamado.
www.monaguillos.com.mx 38 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

LA VOCACIÓN DE PABLO

Un buen amigo nos dejó un pequeño resumen del tema pero fue recortando las letras
de un periódico y los colocó sobre pequeños cuadros que fue pegando en la hoja, sin em-
bargo no se dio cuenta que algunos no tenían suficiente pegamento y se cayeron. Ahora
te toca a ti completar el resumen poniendo los letras en su lugar. Al terminar copia el
resumen en tu cuaderno.

Con los pedazos de palabras completa las letras que faltan en la explicación sobre la
vocación de San Pablo.

Del primer párrafo estas son las siete partes que se cayeron:
s o n a l p p ó s t o l. u é s c a m i

d e m a n i u d a d p r e n d i

Escríbelas en su lugar:

D e s p d e s u c o n v e r s i ó n

a l a m o r d e J e s ú s, n o a

l a c d e D a m a s c o, P a b l o

h a c o m d o q u e t a m b i é n

h a s i d o l l a m a d o e r a

p e r o r e l m i s m o J e s ú s,

p a r a s e r s u A

Del segundo párrafo estas son las seis partes que se cayeron:

J u d E v a a b l o

s p a g a n e n t e s, a m a d o

Escríbelas en su lugar:
PARA CONOCER A SAN PABLO 39 Arquidiócesis de México

A P l e d a l a e n c o m i e n d a

d e l l e v a r e l n g e l i o, n o

a l o s í o s, s i n o a l o s

g e n t i l e s: e s l l a s e r

e l A p ó s t o l d e l a s g

d e l o o s.

Del tercer párrafo estas son las seis partes que se cayeron:

e l R e d o l a v o c a n y p

e m i s i e C r i l l a m a d o, l

Escríbelas en su lugar:
P a b l o s a b e b i e n q u s t o

e s e n t o r p a r a t o d o s,

s i n e x c e p c i ó a r a e l l o

J e s ú s l e h a e h a

d a d c i ó n d e

A p ó s t o l, d o n e r o.

Del cuarto párrafo estas son las cinco partes que se cayeron:
u c i t a b a s a i o s, q u

o, s i n r u c i

Escríbelas en su lugar:
P a b l o n o a c t ú a s o l o

q u e s e e n l a G r a c i a

d e D e p a r a é l e s

C r i s t o, C f i c a d o y

R e s d o.
www.monaguillos.com.mx 40 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 41 Arquidiócesis de México

1.‑
‑ IDEA CENTRAL: Sí ponemos en el centro de nuestra vida a Cristo, como lo hizo Pablo,
sabremos que nuestra vida cristiana se apoya en la roca más estable y segura que pueda
imaginarse.

Sólo podemos ser hechos justos, es decir, sólo podemos dejar el pecado y unirnos a Dios
por nuestra fe en Jesús, muerto y resucitado.

Con Pablo descubramos la nueva orientación de nuestra vida que, por la gracia, nos permite
dejar de buscarnos a nosotros mismos y entregarnos con Cristo y revestirnos de Cristo.

2.‑
‑ IDEA BÍBLICA: (2a. Timoteo. 1, 12)

“Yo sé bien en quién tengo puesta mi fe, y estoy convencido de que es poderoso y que me
guardará hasta aquel día lo que deposité en sus manos”.

3.‑
‑ DESARROLLO:

Cristo se convirtió en la razón de ser y en el motivo profundo de todo el trabajo apostólico de


Pablo.
www.monaguillos.com.mx 42 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

En sus cartas, después del nombre de Dios, que aparece más de 500 veces, el nombre
mencionado con más frecuencia es el de Cristo (380 veces).

Pablo nos muestra cómo Jesucristo puede ser el centro de la vida de una persona.

Para Pablo fue posible poner en el eje de su vida a Cristo, porque comprendió como un va-
lor fundamental y que no se puede cambiar por ningún otro, el de la fe. Pero una fe ya no
basada, como en el Antiguo Testamento, en el cumplimiento de la Ley, sino sólo por la fe en
Jesucristo. Así, por ella, nos dice, seremos “justificados”.

“Ser justificados” significa ser hechos justos, es decir, ser recibidos por Dios y entrar en co-
munión y amistad con él; en consecuencia, poder establecer una relación mucho más au-
téntica con todos nuestros hermanos: y esto sobre la base de un perdón total de nuestros
pecados.

Pues bien, san Pablo dice con toda claridad que esta condición de vida no depende de
nuestras posibles buenas obras, sino solamente de la gracia de Dios. Con estas palabras,
Pablo habla del contenido que es la base de su conversión, y que es el nuevo centro que to-
mó su vida como resultado de su encuentro con Cristo resucitado.

San Pablo, antes de la conversión, NO era un hombre alejado de Dios y de su ley. Al contra-
rio, era observante, con una observancia fiel que se acercaba mucho al fanatismo. Sin em-
bargo, a la luz del encuentro con Cristo comprendió que con ello sólo había buscado cons-
truirse a sí mismo, su propia justicia, y que con toda esa justicia sólo había vivido para sí
mismo. Comprendió que su vida necesitaba definitivamente una nueva orientación. Y esta
nueva orientación la encontró, por la gracia, en la persona de Jesús, muerto y resucitado.

Por ello, Pablo ya no vive para sí mismo, para su propia justicia. Vive de Cristo y con Cristo:
dándose a sí mismo; ya no buscándose y construyéndose a sí mismo. Esta es la nueva jus-
ticia, la nueva orientación que nos da el Señor, que nos da la fe. Ante la cruz de Cristo, ex-
presión máxima de su entrega, ya nadie puede gloriarse de sí mismo, de su propia justicia,
conseguida por sí mismo y para sí mismo.
PARA CONOCER A SAN PABLO 43 Arquidiócesis de México

Al reflexionar sobre lo que quiere decir justificación no por las obras sino por la fe, llegamos
a los elementos que definen la identidad cristiana descrita por Pablo en su vida.

Esta identidad cristiana consta precisamente de dos elementos: no buscarse a sí mismo,


sino revestirse de Cristo y entregarse con Cristo, para participar así personalmente en la vi-
da de Cristo hasta sumergirse en él y compartir tanto su muerte como su vida.

Para san Pablo no basta decir que los cristianos son bautizados o creyentes; para él es
igualmente importante decir que ellos “están en Cristo Jesús”.

Esta identificación mutua entre Cristo y el cristiano, característica de la enseñanza de san


Pablo, completa su reflexión sobre la fe, pues la fe, aunque nos une íntimamente a Cristo,
subraya la distinción entre nosotros y él. Pero, según Pablo, la vida del cristiano tiene tam-
bién un componente que podríamos llamar “místico”, puesto que implica estar en Cristo y
Cristo en nosotros. En este sentido, el Apóstol llega incluso a calificar nuestros sufrimientos
como los “sufrimientos de Cristo en nosotros”.

Por una parte, la fe debe mantenernos en una actitud constante de humildad ante Dios, más
aún, de adoración y alabanza en relación con él.

En efecto, lo que somos como cristianos se lo debemos sólo a él y a su gracia. Por tanto,
dado que nada ni nadie puede tomar su lugar, es necesario que a nada ni nadie rindamos el
homenaje que le rendimos a Él. Nada ni nadie debe contaminar nuestra vida de fe; de lo
contrario, volveremos a caer en el pecado.

Por otra parte, nuestra completa pertenencia a Cristo y el hecho de que “estamos en él” tie-
ne que infundirnos una actitud de total confianza y de inmensa alegría.

En definitiva, debemos exclamar con san Pablo: “Si Dios está por nosotros, ¿quién estará
contra nosotros?”. Y la respuesta es que nada ni nadie “podrá separarnos del amor de Dios
manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro”. Por tanto, nuestra vida cristiana se apoya en
www.monaguillos.com.mx 44 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
la roca más estable y segura que pueda imaginarse. De ella sacamos toda nuestra energía,
como escribe precisamente el Apóstol: “Todo lo puedo en Aquel que me conforta”.

Así pues, enfrentemos nuestra existencia, con sus alegrías y dolores, sostenidos por estos
grandes sentimientos que san Pablo nos ofrece. Si los vivimos, podremos comprender
cuánta verdad encierra lo que el mismo Apóstol escribe: “Yo sé bien en quién tengo puesta
mi fe, y estoy convencido de que es poderoso y que me guardará hasta aquel día lo que de-
posité en sus manos”, es decir, hasta el día definitivo de nuestro encuentro con Cristo juez,
Salvador del mundo y nuestro.

¡Hagamos de Cristo, como Pablo, el centro de nuestra vida!

4.‑
‑ DIÁLOGO:
¿Qué nos justificará?

¿En qué consiste la justificación?

¿De qué depende la comunión con Dios y la relación auténtica con nuestros hermanos?

¿En quién encontró Pablo una nueva orientación a su vida?

¿Cuáles son los 2 elementos de la identidad cristiana?


PARA CONOCER A SAN PABLO 45 Arquidiócesis de México

¿Qué nos infunde nuestra total pertenencia a Cristo?

¿Cómo debemos enfrentar nuestra vida?

5.‑
‑ TRABAJO APOSTÓLICO:

VER.‑ ¿En mi vida diaria trato de buscarme a mi o Cristo? Digo por qué:

VALORAR.‑ San Pablo dice que sabe bien en quién tiene puesta su fe. Digo que se nece-
sita para tener una fe como la de Pablo.

ACTUAR.‑ ¿Qué haré para que Cristo sea de verdad el centro de mi vida?

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.‑
‑ ORACION COMUNITARIA:
Pedirle a Dios que nos motive a nosotros y a nuestras familias a poner a Cristo en el centro
de nuestras vidas.
www.monaguillos.com.mx 46 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

MEMORAMA

es decir, sólo podemos dejar el pecado y


Sólo podemos ser hechos justos, unirnos a Dios por nuestra fe en Jesús,
muerto y resucitado.

La gracia, nos permite dejar de buscarnos a nosotros mismos y


entregarnos con Cristo y revestirnos de
Cristo.

Cristo se convirtió en la razón de ser y en el motivo profundo de


todo el trabajo apostólico de Pablo.

puede ser el centro de la vida de una per-


Pablo nos muestra cómo Jesucristo
sona.

Un valor fundamental para Pablo y que no se puede cambiar por ningún otro,
el de la fe.

Pero una fe ya no basada, como en el sólo por la fe en Jesucristo. Así, por ella,
Antiguo Testamento, en el cumplimiento nos dice, seremos “justificados”.
de la Ley, sino
PARA CONOCER A SAN PABLO 47 Arquidiócesis de México
Instrucciones. Fotocopia las fichas del memorama, recórtalas y págalas en tarjetas de cartoncillo. Ponlas boca abajo
sobre la mesa y cada jugador tendrá la oportunidad de buscar la frase completa, cada vez que levante una tarjeta la lee
e intenta buscar el complemento, si no lo logra deja la tarjeta en el mismo lugar, gana el que más pares logre hacer.

“Ser justificados” significa ser hechos justos, es decir, ser recibidos


por Dios y entrar en comunión y amistad
con él.

San Pablo dice con toda claridad que no depende de nuestras posibles buenas
ser recibidos por Cristo obras, sino solamente de la gracia de Dios.

La nueva orientación de su vida la en- en la persona de Jesús, muerto y resucita-


contró Pablo, por la gracia, do.

La identidad cristiana consta precisa- no buscarse a sí mismo, sino revestirse de


mente de dos elementos: Cristo y entregarse con Cristo.

Según Pablo, la vida del cristiano tiene puesto que implica estar en Cristo y Cristo
también un componente que podríamos en nosotros.
llamar “místico”,

¡Hagamos de Cristo, como Pablo, el centro de nuestra vida!


www.monaguillos.com.mx 48 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 49 Arquidiócesis de México

1.‑
‑ IDEA CENTRAL: Pablo nos enseña que la acción del Espíritu Santo dirige nuestra vida
hacia los grandes valores del amor, la alegría, la comunión y la esperanza.

Su presencia en la vida del cristiano no sólo influye en su actuar sino también sobre su ser.

El Espíritu Santo nos penetra hasta lo más profundo de nuestro ser y nos coloca en una re-
lación de hijos de Dios, así como se ha mostrado en la vida y en la acción del Señor Jesús.

El Espíritu Santo nos enseña a orar, a amar y a construir relaciones de caridad con todos,
es la prenda que Dios nos da de la vida eterna.

2.‑
‑ IDEA BÍBLICA: (Gálatas. 4,6)

“Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo”.

3.‑
‑ DESARROLLO:

El Espíritu Santo en Pentecostés impulsa con fuerza a los Apóstoles para que acepten el
compromiso de la misión para testimoniar el Evangelio por los caminos del mundo. De he-
www.monaguillos.com.mx 50 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

cho, el libro de los Hechos de los Apóstoles narra una serie de misiones realizadas por los
Apóstoles, primero en Samaria y Palestina y luego en Siria (Ve el mapa de la página 6). So-
bre todo se narran los tres grandes viajes misioneros realizados por san Pablo.

Ahora bien, san Pablo, en sus cartas nos habla también del Espíritu pero desde otro punto
de vista. No se limita a describir lo que hace y como trabaja la tercera Persona de la santísi-
ma Trinidad, sino que analiza también su presencia en la vida del cristiano, cuya identidad
queda marcada por él. Es decir, san Pablo reflexiona sobre el Espíritu mostrando su influen-
cia no solamente sobre el actuar del cristiano sino también sobre su ser. Dice que el Espíritu
de Dios habita en nosotros y que “Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su
Hijo”.

Por tanto, para san Pablo el Espíritu Santo nos penetra hasta lo más profundo de nuestro
ser.

El cristiano, incluso antes de actuar, ya tiene una interioridad rica y fecunda, que le ha sido
dada de manera gratuita en los sacramentos del Bautismo y la Confirmación, una interiori-
dad que lo sitúa en una relación de hijo de Dios. Nuestra gran dignidad consiste precisa-
mente en que no sólo somos imagen, sino también hijos de Dios.

Para el cristiano el Espíritu Santo ya no es sólo el “Espíritu de Dios”, como se dice normal-
mente en el Antiguo Testamento y como se sigue repitiendo en el lenguaje cristiano. Es sólo
de la fe cristiana la convicción de que el Señor resucitado, se ha convertido él mismo en
“Espíritu que da vida” y nos da una participación original de este Espíritu.

Precisamente por este motivo san Pablo habla directamente del “Espíritu de Cristo”, del
“Espíritu del Hijo” o del “Espíritu de Jesucristo”. Es como si quisiera decir que no sólo Dios
Padre es visible en el Hijo, sino que también el Espíritu de Dios se manifiesta en la vida y en
la acción del Señor crucificado y resucitado.

San Pablo nos enseña también que no puede haber auténtica oración sin la presencia del
Espíritu Santo en nosotros.
PARA CONOCER A SAN PABLO 51 Arquidiócesis de México

Escribe: “El Espíritu Santo viene en ayuda de nuestra flaqueza. Pues nosotros no sabemos
cómo pedir para orar como conviene X¡realmente no sabemos hablar con Dios!X; mas el
Espíritu mismo intercede continuamente por nosotros con gemidos inexplicables, y el que
escruta los corazones conoce cuál es la aspiración del Espíritu Santo, y que su intercesión a
favor de los santos es según Dios”.

Es como decir que el Espíritu Santo, o sea, el Espíritu del Padre y del Hijo, es ya como el al-
ma de nuestra alma, la parte más secreta de nuestro ser, de la que se eleva de manera
constante hacia Dios un movimiento de oración, que no podemos explicar.

Hay, además, otro aspecto propio del Espíritu que nos enseña san Pablo: su relación con el
amor. El Apóstol escribe: “La esperanza no falla, porque el amor de Dios ha sido derramado
en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado”.

El Espíritu Santo nos coloca en el mismo ritmo de la vida divina, que es vida de amor, ha-
ciéndonos participar personalmente en las relaciones que se dan entre el Padre y el Hijo.

De forma muy significativa, san Pablo, cuando enumera los diferentes frutos del Espíritu,
menciona en primer lugar el amor: “El fruto del Espíritu Santo es amor, alegría, paz...”

También es verdad que el Espíritu nos anima a construir relaciones de caridad con todos los
hombres.

Así se comprende por qué san Pablo une en la misma página de la carta a los Romanos es-
tas dos exhortaciones: “Sed fervorosos en el Espíritu” y “No devolváis a nadie mal por mal”

Por último, el Espíritu Santo, según san Pablo, es una prenda generosa que el mismo Dios
nos ha dado como anticipación y al mismo tiempo como garantía de nuestra herencia futura.

Aprendamos así de san Pablo que la acción del Espíritu Santo orienta nuestra vida hacia los
grandes valores del amor, la alegría, la comunión y la esperanza.
www.monaguillos.com.mx 52 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Debemos hacer cada día esta experiencia, siguiendo las invitaciones interiores del Espíritu
Santo; para descubrirlas contamos con la guía iluminadora del Apóstol.

4.‑
‑ DIÁLOGO:
¿A qué mueve el Espíritu Santo a los apóstoles en el día de Pentecostés?

¿Cuáles son los aspectos de nuestra identidad que están marcados por el Espíritu Santo?

¿Hasta dónde nos penetra el Espíritu Santo?

¿En qué consiste nuestra dignidad como cristianos?

¿Cuál es la participación original del Espíritu Santo que Jesús nos da?

¿Por qué sin la presencia del Espíritu Santo en nosotros no puede haber auténtica oración?

¿Cuál es el primer fruto de la presencia del Espíritu Santo en nosotros?


PARA CONOCER A SAN PABLO 53 Arquidiócesis de México
¿Por qué podemos participar personalmente en las relaciones que se dan entre el Padre y
el Hijo?

¿Según san Pablo de qué es prenda el Espíritu Santo?

¿Según San Pablo hacía qué valores dirige nuestra vida el Espíritu Santo?

5.‑
‑ TRABAJO APOSTÓLICO:
VER.‑ Digo qué lugar tiene el Espíritu Santo en mi vida diaria. Lo explico ampliamente.

VALORAR.‑ San Pablo dice que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hi-
jo. ¿Qué frutos nos da el Espíritu Santo?

ACTUAR.‑ ¿Qué haré acoger al Espíritu Santo en mi corazón?

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.‑
‑ ORACION COMUNITARIA:
Pedirle a Dios que le permitamos siempre al Espíritu Santo actuar en nosotros.
www.monaguillos.com.mx 54 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Jeroglíficos.
Por aquí pasó un arqueólogo y nos dejó 10 breves mensajes sobre las enseñanzas de
San Pablo sobre el Espíritu Santo, lo interesante es que para poder leerlos tenemos que
descubrir el significado de su escritura. Para ello contamos con la “Piedra Roseta”, en la
que podemos descubrir el significado de los diferentes signos que utilizó el arqueólogo.
PARA CONOCER A SAN PABLO 55 Arquidiócesis de México

LA CLAVE DE LA PIEDRA ROSETA.

a b c d e f g h i j k l m n ñ o p

q r s t u v w x y z
www.monaguillos.com.mx 56 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 57 Arquidiócesis de México

1.- IDEA CENTRAL: A san Pablo le queda muy claro que Cristo y la Iglesia son la misma
cosa, por ello decide ser discípulo de Cristo en la Iglesia.

Así al convertirse, Pablo se preocupó por ser fiel discípulo de Jesús en la Iglesia.

Fue el primero en señalar que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo. Y que al recibir la Eucaristía
además de recibir a Jesús, nos hace uno en Cristo. Es decir nos da su Cuerpo y nos con-
vierte en su Cuerpo.

Así, la Iglesia es una extensión de la presencia personal de Cristo en el mundo, por lo que
amarla y obedecerla expresa nuestro deseo de ser fieles discípulos del Maestro.

Por ello los carismas, es decir los dones, capacidades, habilidades espirituales que el Espí-
ritu Santo nos regala son para el provecho de todos, para animar y estructurar a la comuni-
dad cristiana. Somos común—unión con Cristo y con nuestros hermanos.

2.- IDEA BÍBLICA. (1ª. Corintios. 10, 17).

“Dado que hay un solo pan, nosotros, aun siendo muchos, somos un solo cuerpo”.
www.monaguillos.com.mx 58 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

3.- DESARROLLO.

Ahora veremos uno de los elementos decisivos de la actividad de san Pablo y uno de los te-
mas más importantes de su pensamiento: la realidad de la Iglesia.

Sabemos que su primer contacto con la persona de Jesús tuvo lugar a través del testimonio
de la comunidad cristiana de Jerusalén. Fue un contacto turbulento. Al conocer al nuevo
grupo de creyentes, se transformó inmediatamente en su fiero perseguidor. Lo reconoce él
mismo tres veces en diferentes cartas: “He perseguido a la Iglesia de Dios”, escribe en la
primera de Corintos, en la carta a los Gálatas y en la dirigida a los Filipenses, presentando
su comportamiento casi como el peor crimen.

La historia nos demuestra que normalmente se llega a ser discípulo de Jesús pasando por
la Iglesia. En cierto sentido es lo que le sucedió también a san Pablo, el cual encontró a la
Iglesia antes de encontrar a Jesús. Ahora bien, en su caso, este contacto fue contraprodu-
cente: no provocó la adhesión, sino más bien un rechazo violento.

La adhesión de Pablo a la Iglesia se realizó por una intervención directa de Cristo, quien al
salirle al encuentro en el camino de Damasco, se identificó con la Iglesia y le hizo compren-
der que perseguir a la Iglesia era perseguirlo a Él, es decir, perseguir al Señor. El Resucita-
do dijo a Pablo, el perseguidor de la Iglesia: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”.

Al perseguir a la Iglesia, perseguía a Cristo. Entonces, Pablo se convirtió, al mismo tiempo,


a Cristo y a la Iglesia. Así se comprende por qué la Iglesia estuvo tan presente en el pensa-
miento, en el corazón y en la actividad de san Pablo.

Para empezar tenemos que decir que Pablo fundó de manera directa varias comunidades
en las diferentes ciudades a las que llegó como evangelizador, como por ejemplo en las re-
giones de Galacia, Jonia, Macedonia y Acaya. (Búscalos en el mapa de la página 6). Y ve-
mos al leer sus cartas cómo se preocupa como un verdadero padre por su desarrollo y su
avance en el seguimiento de Cristo, en ser discípulos en la Iglesia.
PARA CONOCER A SAN PABLO 59 Arquidiócesis de México
En sus cartas, san Pablo también nos da a conocer su doctrina sobre la Iglesia en cuanto tal.
Es muy conocida su original definición de la Iglesia como “cuerpo de Cristo”, que no encon-
tramos en otros autores cristianos del siglo I.

La raíz más profunda de esta sorprendente definición de la Iglesia la encontramos en el sa-


cramento del Cuerpo de Cristo. Dice san Pablo: “Dado que hay un solo pan, nosotros, aun
siendo muchos, somos un solo cuerpo”. En la misma Eucaristía Cristo nos da su Cuerpo y
nos convierte en su Cuerpo. En este sentido, san Pablo dice a los Gálatas: “Todos vosotros
sois uno en Cristo”.

La grandeza y la nobleza de la Iglesia, es decir, de todos los que formamos parte de ella,
viene del hecho de que somos miembros y discípulos de Cristo, como una extensión de su
presencia personal en el mundo.

Por ello nuestro deber de vivir realmente a semejanza de Cristo en la Iglesia. De aquí vienen
también las exhortaciones de san Pablo a propósito de los diferentes carismas que animan y
estructuran a la comunidad cristiana.

Todos los carismas tienen su origen en el único manantial, que es el Espíritu del Padre y del
Hijo, sabiendo que en la Iglesia nadie carece de un carisma, pues, como escribe el Apóstol,
“a cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para provecho común”.

Ahora bien, lo importante es que todos los carismas contribuyan juntos a la edificación de la
comunidad y no se conviertan, por el contrario, en motivo de discordia. A este respecto, san
Pablo se pregunta: “¿Está dividido Cristo?”. Pablo sabe bien, y nos enseña, que es necesa-
rio “conservar la unidad del Espíritu Santo con el vínculo de la paz: un solo Cuerpo y un solo
Espíritu, como una es la esperanza a que habéis sido llamados”

Para san Pablo la edificación mutua es un criterio especialmente importante: “Que todo sea
para edificación”. Todo debe ayudar a construir ordenadamente el tejido de la Iglesia. No só-
lo sin quedar inmovilizado, sino también sin fugas ni desgarramientos, siempre con fidelidad
a la Iglesia de Cristo.
www.monaguillos.com.mx 60 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

En la carta a los Efesios san Pablo presenta a la Iglesia como “esposa de Cristo”, destaca la
gran intimidad de las relaciones entre Cristo y su Iglesia, por lo que también nosotros, en
cuanto miembros de la Iglesia, debemos demostrarle una fidelidad apasionada.

Pablo nos habla de la relación de comunión: la relación Xpor decirlo asíX vertical, entre Je-
sucristo y todos nosotros, pero también la horizontal, entre todos los que se distinguen en el
mundo por “invocar el nombre de Jesucristo, Señor nuestro”.

4.- DIÁLOGO.
¿Por qué razón a san Pablo le queda claro que Cristo y la Iglesia son uno?

¿Por qué se llega a Jesús pasando por la Iglesia?

¿Por qué nuestra fidelidad a Cristo nos debe llevar a pensar, amar y trabajar por la Iglesia?

¿En las ciudades de qué regiones fundó Iglesias san Pablo?

¿Por qué al recibir la Eucaristía nos hacemos todos uno con Cristo?
PARA CONOCER A SAN PABLO 61 Arquidiócesis de México
¿Por qué los carismas que recibimos debemos ponerlos para el provecho de todos?

5.- TRABAJO APOSTÓLICO.


VER.-. ¿Vivo en la Iglesia consciente de que soy parte de Cristo? Doy algunos ejemplos:

VALORAR.– San Pablo nos dice que “Dado que hay un solo pan, nosotros, aun siendo mu-
chos, somos un solo cuerpo”. ¿Cómo puedo mostrar que formo parte del cuerpo de Cristo
que es la Iglesia?

ACTUAR.- ¿Qué haré para mantener mi pertenencia al cuerpo de Cristo?

¿Dónde lo haré?

¿Cuándo lo haré?

6.- ORACIÓN COMUNITARIA.


Pidamos al Señor que vivamos en comunión con Cristo y en comunión entre nosotros.
www.monaguillos.com.mx 62 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

HAZ EL RETRATO HABALDO DEL BUEN DISCÍPULO

Instrucciones:

La siguiente dinámica se puede organizar para todo un grupo o sólo por parejas, en
ambos casos se requiere de un animador, que dé la palabra y lleve el marcador.

Para ayudar a la memoria de los participantes la segunda parte de la frase se inicia


con la última palabra de la primera frase, pero es necesario estar atentos, ya que algu-
nas de ellas tienen la misma palabra inicial.

Primer Momento:

Cada uno de los integrantes del grupo relacionan las 20 frases de las dos columnas
de la siguiente página.

Segundo Momento:

Se forman equipos, según el número de miembros del grupo y se comparten las res-
puestas personales para confirmar entre todos la respuesta correcta. Si sólo participan
dos personas se omite este paso.

Tercer Momento:

Por turnos cada equipo lee en voz alta la primera parte de la frase que ha elegido y
los otros equipos deberán alzar la mano si saben la respuesta y en ese orden el animador
del grupo les dará la palabra para decir la frase completa todos juntos y en voz alta, si
la respuesta es correcta, obtienen un punto, si está equivocada pierden un punto.

Gana el equipo que obtenga más puntos.


PARA CONOCER A SAN PABLO 63 Arquidiócesis de México

1.– Discípulos de Cristo en: _____ En su Cuerpo.

2.– Perseguir a la Iglesia es _____ Hay un solo cuerpo.

3.– Cristo y la Iglesia son _____ Es perseguir a Cristo.

4.– La Iglesia presente en el _____ En el corazón de Pablo.

5.- La Iglesia presente en _____ La esposa de Cristo.

6.- La Iglesia presente en la _____ En Cristo

7.– La Iglesia es _____ Es ser fieles discípulos de Jesús.

8.– Porque hay un solo pan hay _____ De Cristo en la Iglesia.

9.– La Iglesia es la _____ En la Iglesia.

10.– Pablo quiso ser Discípulo de _____ Y discípulos de Cristo

11.– Cristo nos da _____ En la Actividad de Pablo.

12.– Cristo nos convierte en _____ Da su cuerpo.

13.– La Iglesia presencia personal de _____ A Cristo y a la Iglesia.

14.– Amar y obedecer a la Iglesia es _____ Son la misma cosa.

15.– Para encontrar a Cristo hay _____ Es el Cuerpo de Cristo.

16.– Debemos convertirnos a _____ De Cristo en el mundo.

17.– Un discípulo es al _____ Hay que encontrar a la Iglesia.

18.– Todos somos uno en _____ Son para edificar la Iglesia.

19.– Somos miembros y _____ Al mismo tiempo un misionero.

20.– Mis carismas son _____ El pensamiento de Pablo.


www.monaguillos.com.mx 64 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 65 Arquidiócesis de México

1.- IDEA CENTRAL:

Al convertirse, Pablo se adhirió a Cristo como un discípulo fiel, para iniciar su misión como
Apóstol, tarea que él desarrolló como un llamado, como una vocación, a predicar a Cristo a
los gentiles, de esta manera se transformó en un incansable misionero constructor de la
Iglesia, del Cuerpo Místico de Cristo.

San Pablo se ocupa de predicar a Cristo por todas las ciudades del mundo conocido de su
tiempo y para ello realiza cuatro grandes viajes de misión. El primero en las ciudades cerca-
nas a Tarso y se hace acompañar por Bernabé, En el segundo viaje hace la ruta que lo lleva
hasta Grecia y va acompañado por Silas. El tercer viaje, como el primero se ocupa de nuevo
del Asia Menor y lo acompañan Timoteo y Tito. El cuarto viaje lo hace como prisionero y du-
rante el trayecto y al llegar a Roma, se ocupa también en la evangelización.

2.- IDEA BÍBLICA. (Hechos. 28, 31.)

“Pablo predicaba el Reino de Dios y enseñaba lo referente al Señor Jesucristo con toda va-
lentía, sin miedo alguno”.
www.monaguillos.com.mx 66 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

3.- DESARROLLO.

Durante la primera época de su actividad misionera Pablo estuvo centrado en las ciudades
Damasco y de Antioquia. Es decir que, posteriormente al llamado que recibe de parte de Je-
sús en la ciudad de Damasco y de haberse integrado a la comunidad cristiana de esa ciu-
dad, se encamina para ir a misionar a Arabia (la actual Jordania), es decir al reino Nabateo,
cercano a Damasco.

Lo que hizo San Pablo después de ser discípulo fue convertirse en un decidido misionero y
participar dentro de la actividad evangelizadora que ya desarrollaba la comunidad cristiana
de Damasco, dando así inició a su prédica del Evangelio entre los gentiles. Como resultado
de ser un buen discípulo se convierte en un misionero incansable.

Volvemos a tener noticias de él cuando regresa a la ciudad de Damasco y se le empieza a


perseguir por parte de los representantes del rey Nabateo, de tal manera que para ponerse
a salvo tiene que huir por una ventana de la muralla, esta vez es descolgado en una gran
canasta o cesto.

Las persecuciones que sufrirá a lo largo de su vida le obligarán a interrumpir su estancia y


su acción misionera en muchos lugares, para pasar a evangelizar a otras poblaciones.

Al huir de Damasco se dirige por primera vez, después de su conversión, a la ciudad de Je-
rusalén. Su interés no es el de ir a misionar sino el de conocer a Pedro, el sucesor de Cristo.
Su estancia duró, como él mismo dice, sólo 15 días. Para después viajar a regiones más
alejadas como son Siria y Cilicia, rumbo a su ciudad natal, Tarso.

Pablo visita las grandes ciudades de su tiempo y las elige como base para desarrollar su ac-
tividad misionera y para establecer en ellas su centros de misión. Después se irá a Europa,
primero a Grecia y luego a Roma.

Según la tradición, después de haber ido a Jerusalén a visitar a san Pedro, Pablo “hace
cuatro grandes viajes misioneros”.
PARA CONOCER A SAN PABLO 67 Arquidiócesis de México
Primer viaje. Pablo y Bernabé.

Pablo realizó su primer viaje entre los años 45-49 acompañado por Bernabé. Hechos 13, 2-
52 y 14, 1-28 Salió de Antioquía de Siria y pasando por Seleucia se dirigió hacia la isla de
Chipre, evangelizando las ciudades de Salamina y Pafos. Desde Chipre, pasando por Per-
ge, se dirigió a Antioquía de Pisidia. Predicó en la sinagoga y muchos se convirtieron, pero
los judíos promovieron una persecución contra Pablo y Bernabé. Por este motivo fueron ex-
pulsados de la ciudad.

Se dirigieron a Iconio y desde allí, a Listra donde Pablo curó a un cojo de nacimiento. Cuan-
do llegaron algunos judíos de Antioquía de Pisidia contando a la gente lo que había pasado
en su ciudad Pablo y Bernabé fueron apedreados y dejados por muertos los arrastraron fue-
ra de Listra. Al día siguiente se dirigieron a Derbe donde hicieron muchos discípulos.

Volvieron a Antioquía de Siria pasando por las ciudades en las que habían estado. De allí
marcharon a Jerusalén para estar presentes en el primer Concilio que celebró la Iglesia, es
www.monaguillos.com.mx 68 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

decir, la primera reunión de los apóstoles con san Pedro.

Segundo viaje. La ruta de Grecia.

El segundo viaje lo realizó entre los años 50-52 acompañado de Silas. Hechos 15, 36-41;
cap. 16, 17 y 18, 1-22

Salieron de Antioquía y visitaron las Iglesias que Pablo y Bernabé habían fundado en el pri-
mer viaje. En Listra se les unió Timoteo como compañero de viaje, atravesaron Frigia y Ga-
lacia, llegando a Tróade.

En Tróade tuvo una visión en la que un macedonio le pedía que visitaran su país. Convenci-
do de que Dios le pedía que realizara ese viaje, se pusieron en camino hacia Macedonia.

Llegaron a la ciudad de Filipos y encontraron a Lidia, una comerciante de púrpura, que pi-
dió el bautismo para ella y para toda su familia. Por expulsar los demonios de una adivina,
fueron detenidos y azotados con varas. Cuando estaban encarcelados se produjo un gran
terremoto, que sacudió los cimientos de la cárcel, abriéndose las puertas y las cadenas de
los presos. Cuando fue el carcelero Pablo y Silas continuaban en su celda. Solamente salie-
ron de la cárcel cuando los magistrados los soltaron, al saber que eran ciudadanos roma-
nos. Pasaron unos días en casa de Lidia y continuaron su viaje.

Llegaron a Tesalónica, capital de la provincia romana de Macedonia, donde había una sina-
goga. Pablo habló en ella y muchos judíos y griegos se convirtieron. Algunos judíos querían
detenerlos y los nuevos discípulos enviaron a Pablo y Silas a Berea.

En Berea, también hablaron en la sinagoga. Cuando los tesalonicenses se enteraron que


estaban allí fueron para alborotar a la gente. Silas y Timoteo se quedaron en Berea, pero
Pablo tuvo que ser llevado a Atenas por miedo a lo que pudiera pasarle. En Atenas pronun-
cia su famoso discurso sobre el Dios desconocido por los griegos.

Su estancia en Atenas no tuvo mucho éxito, así que partió para Corinto. En esta ciudad en-
contró a Aquila y Priscila, un matrimonio judío que había llegado de Roma, obedeciendo la
orden del emperador Claudio según la cual todos los judíos debían salir de Roma. Cuando
PARA CONOCER A SAN PABLO 69 Arquidiócesis de México

Silas y Timoteo llegaron de Macedonia, Pablo de dedicó a predicar en las sinagogas el men-
saje de Jesús. Muchos corintios se convirtieron y se bautizaron. Durante su estancia en Co-
rintio escribió las dos Cartas a los Tesalonicenses, seguramente fueron los primeros libros
del Nuevo Testamento que se escribieron. y permaneció por un largo período de tiempo en
Corinto, ya que a diferencia de otros lugares, tardó en sufrir persecuciones.

En el viaje de regreso llegaron hasta Éfeso. Aquila y Priscila también les acompañaron. Es-
tuvieron poco tiempo y salieron rumbo a Cesarea. Luego regresa a Antioquía, donde tenía
su base. En Antioquía, los creyentes fueron llamados “cristianos” por primera vez”.

Tercer viaje. El Asia Menor.

Es un viaje para animar y fortalecer a las comunidades. Pablo va a visitar las Iglesias que
había creado en Anatolia y Grecia, con Timoteo y Tito.

El tercer viaje de Pablo está narrado en Hechos 18, 23 - 21, 16.


www.monaguillos.com.mx 70 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

En la primavera del año 53, después de una breve estancia en Antioquía, comienza el ter-
cer viaje. Pablo se dirige a Éfeso, pasando por Tarso y las comunidades fundadas en su pri-
mer viaje. En Efeso permanecerá por espacio de tres años. Durante su estancia en Éfeso,
Pablo escribe la Carta a los Gálatas y la primera Carta a los Corintios y realiza varios
viajes apostólicos a las regiones cercanas. También realiza un viaje de ida y vuelta a Corin-
tio para atender los problemas que habían surgido.

El motín de los orfebres le obligó a abandonar Éfeso y se dirigió hacia Macedonia y Acaya
acompañado de algunos discípulos.

Embarca en Filipos para realizar el viaje de regreso a Jerusalén; realiza una escala en Mile-
to y convoca a los presbíteros de Éfeso a los que dirige uno de sus grandes discursos
(Hechos 20, 17-38). Cuando llega a Tiro, se reúne con sus discípulos y hacen oración en la
playa. Continúa el viaje acompañado de algunos de sus discípulos, llegando posteriormente
a Jerusalén.
PARA CONOCER A SAN PABLO 71 Arquidiócesis de México

Cuarto viaje. Del cautiverio.

El viaje de Pablo como prisionero a Roma no es un viaje misionero que él haya planeado,
sin embargo, no cesa su actividad evangelizadora. Durante el viaje, que se realiza por mar
saliendo de Cesarea, hace una escala en Sidón, poco después de reanudar el viaje sufre un
naufragio y llega a la isla de Malta, después de volverse a embarcar hace escala en Siracu-
sa y Pozzuoli, para llegar finalmente a Roma. San Pablo no deja de anunciar el Evangelio
durante todo el trayecto.

Pablo es apresado en Jerusalén porque los judíos estaban en desacuerdo con su predica-
ción. El tribuno, que era la autoridad romana le ata con cadenas y lo envia a Cesarea para
evitar que lo mataran, ahí permaneció por dos años, hasta que apeló al César e inicia así su
cuarto viaje que lo llevará a Roma para sufrir el Martirio, pues es decapitado, probablemente
durante el reinado de Nerón.
En cada mapa traza cada uno de los viajes de San Pablo y coloréalos.

PRIMER VIAJE N E G R O
DE M A R
SAN PABLO TRACIA

Roma MACEDONIA
www.monaguillos.com.mx

Filipos
ITALIA
Apolenta
Puzzuoli Tesalónica
Berea • Troade CAPADOCIA
FRIGIA GALACIA
ACAYA Antioquía de Pisidia CILICIA
Iconio
Éfeso Tarso
Colosas Perge Listra SIRIA
Patras Derbe
Atenas Antioquía
Corinto • Mileto
SICILIA Atalia
Siracusa
72

Salamina
Chipre
Malta Pafos
Creta Damasco
Sidón
Tiro
Tolomaida
M A R M E D I T E R R A N E O Cesarea

Jerusalén

Cirene

Alejandría

EGIPTO
Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
SEGUNDO VIAJE N E G R O
DE M A R
SAN PABLO TRACIA

Roma MACEDONIA
Filipos
PARA CONOCER A SAN PABLO

ITALIA
Apolenta
Puzzuoli Tesalónica
Berea • Troade CAPADOCIA
FRIGIA GALACIA
ACAYA Antioquía de Pisidia CILICIA
Iconio
Éfeso Tarso
Colosas Perge Listra SIRIA
Patras Derbe
Atenas Antioquía
Corinto • Mileto
SICILIA Atalia
Siracusa
73

Salamina
Chipre
Malta Pafos
Creta Damasco
Sidón
Tiro
Tolomaida
M A R M E D I T E R R A N E O Cesarea

Jerusalén

Cirene

Alejandría

EGIPTO
Arquidiócesis de México
TERCER VIAJE N E G R O
DE M A R
SAN PABLO TRACIA

Roma MACEDONIA
www.monaguillos.com.mx

Filipos
ITALIA
Apolenta
Puzzuoli Tesalónica
Berea • Troade CAPADOCIA
FRIGIA GALACIA
ACAYA Antioquía de Pisidia CILICIA
Iconio
Éfeso Tarso
Colosas Perge Listra SIRIA
Patras Derbe
Atenas Antioquía
Corinto • Mileto
SICILIA Atalia
Siracusa
74

Salamina
Chipre
Malta Pafos
Creta Damasco
Sidón
Tiro
Tolomaida
M A R M E D I T E R R A N E O Cesarea

Jerusalén

Cirene

Alejandría

EGIPTO
Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
CUARTO VIAJE N E G R O
DE M A R
SAN PABLO TRACIA

Roma MACEDONIA
Filipos
PARA CONOCER A SAN PABLO

ITALIA
Apolenta
Puzzuoli Tesalónica
Berea • Troade CAPADOCIA
FRIGIA GALACIA
ACAYA Antioquía de Pisidia CILICIA
Iconio
Éfeso Tarso
Colosas Perge Listra SIRIA
Patras Derbe
Atenas Antioquía
Corinto • Mileto
SICILIA Atalia
Siracusa
75

Salamina
Chipre
Malta Pafos
Creta Damasco
Sidón
Tiro
Tolomaida
M A R M E D I T E R R A N E O Cesarea

Jerusalén

Cirene

Alejandría

EGIPTO
Arquidiócesis de México
www.monaguillos.com.mx 76 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

4.- DIÁLOGO.
¿Qué acción desempeño san Pablo que demuestra que fue un buen discípulo?

¿En qué regiones realizó san Pablo sus primeras acciones misioneras?

¿Cómo tuvo que salir san Pablo de Damasco?

¿A qué va a Jerusalén san Pablo y por cuanto tiempo?

¿Cuántos viajes misioneros realiza san Pablo en el transcurso de su vida?

¿Quienes acompañaron a san Pablo en cada uno de sus viajes de misión?


PARA CONOCER A SAN PABLO 77 Arquidiócesis de México

¿En qué ciudades misionó san Pablo en cada uno de sus viajes de misión?

5.- TRABAJO APOSTÓLICO.


VER. ¿Cuál es la garantía de que se es un buen discípulo de Jesús?

VALORAR: El libro de los Hechos de los Apóstoles nos dice que Pablo predicaba el Reino
de Dios y enseñaba lo referente al Señor Jesucristo con toda valentía, sin estorbo alguno.
¿Cuáles deben ser las principales acciones y las características del misionero?

ACTUAR. ¿Qué haré para imitar a san Pablo Misionero?

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.- ORACIÓN COMUNITARIA.

Pedirle a Dios que con valentía cumplamos con nuestra obligación de ser sus misioneros.
www.monaguillos.com.mx 78 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 79 Arquidiócesis de México

1.‑
‑ IDEA CENTRAL:

Además de discípulo y misionero, san Pablo se distinguió por sus mensajes. Los cuales
iban dirigidos, en forma de cartas, tanto a las comunidades cristianas fundadas por él, como
también a las personas que evangelizó.

Así, 13 de los 27 libros del Nuevo Testamento tienen como autor a san Pablo.

El contenido de sus Cartas tenían como propósito alentar, corregir y guiar a los nuevos cris-
tianos y lo hace con una gran entrega de tal manera que es posible distinguir con toda clari-
dad su estado de ánimo, con el que se ayuda a cumplir con su misión evangelizadora.

2.‑
‑ IDEA BÍBLICA: (1ª. Corintios 4, 14‑17)
"No les escribo estas cosas para avergonzarlos, sino para reprenderlos como a hijos muy
queridos. Porque, aunque tengan diez mil preceptores en Cristo, no tienen muchos padres:
soy yo el que los ha engendrado en Cristo Jesús, mediante la predicación de la Buena Noti-
cia. Les ruego, por lo tanto, que sigan mi ejemplo. Por esta misma razón les envié a Timo-
teo, mi hijo muy querido y fiel en el Señor; él les recordará mis normas de conducta, que son
las de Cristo, y que yo enseño siempre en todas las comunidades”.
www.monaguillos.com.mx 80 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

3.‑
‑ DESARROLLO:

San Pablo no sólo es recordado por haber predicado el Evangelio a los gentiles y por la
fuerza que le dio al cristianismo en los primeros años, sino también, de una manera cons-
tante a través de la historia de la Iglesia, por los escritos que nos ha dejado.

En las Cartas, también llamadas “Epístolas”, que escribió para alentar, corregir y guiar a las
nacientes comunidades fundadas por él a su encuentro con Jesús, muerto y resucitado, te-
nemos una presentación de las ideas básicas que el apóstol fue dando a conocer a lo largo
de su vida y de su acción misionera.

Así, sus mensajes no sólo sirvieron para la época que le tocó vivir a san Pablo, sino para
ser parte de los 27 libros del Nuevo Testamento y por lo tanto para basar la teología de la
Iglesia, es decir, el conocimiento que la Iglesia tiene de Dios.

Las 13 Cartas de san Pablo que encontramos en la Biblia son:

1.- Carta a los Romanos. (Rm.)


2.- Primera Carta a los Corintios. (1ª. Co.)
3.– Segunda Carta a los Corintios. (2ª. Co.)
4.– Carta a los Gálatas. (Ga.)
5.– Carta a los Efesios. (Ef.)
6.– Carta a los Filipenses. (Flp.)
7.– Carta a los Colosenses. (Col.)
8.– Primera Carta a los Tesalonicenses. (1ª. Ts.)
9.– Segunda Carta a los Tesalonicenses. (2ª. Ts.)
10.– Primera Carta a Timoteo. (1ª. Tm.)
11.– Segunda Carta a Timoteo. (2ª. Tm.
12.– Carta a Tito. (Tt.)
13.– Carta Filemón. (Flm.)
La Carta a los Hebreos. (Hb.) algunos se la atribuyeron a él, pero
hoy sabemos con certeza que no la escribió el Apóstol Pablo.
PARA CONOCER A SAN PABLO 81 Arquidiócesis de México

Si observamos con cuidado veremos que las Cartas están ordenadas, no según la fecha en
que fueron escritas por san Pablo, sino que se tomaron en cuenta dos aspectos, uno, colo-
car primero las cartas que están dirigidas a una comunidad y segundo ponerlas según su
extensión, iniciando por las más largas.

Si revisamos la lista veremos que la última Carta está dirigida a una comunidad, la de los
Hebreos, por lo que podemos pensar que está fuera de lugar, lo que sucede es que, como
ya se dijo, esta Carta se le ha atribuido a san Pablo, sin embargo ahora se está completa-
mente seguro de que él no la escribió, así se decía en los primeros siglos del cristianismo.
Sin embargo, sin saber con certeza quién fue su autor, la Iglesia siempre ha reconocido que
esta Carta, al igual que toda la Biblia, es palabra inspirada por Dios.

Pablo al escribir sus cartas tenía la intención de solucionar los problemas que las comunida-
des recién fundadas por él le consultaban, por lo que las conservaban con mucho cuidado y
además las intercambiaban, de tal manera que pronto se tuvo una pequeña colección con
las Cartas del Apóstol de los gentiles.

Los que han estudiado la historia y el contenido de las Cartas nos dicen que los discípulos
de Pablo, a los que llaman la “escuela paulina”, fueron los encargados de ordenar y transmi-
tir los escritos de Pablo, para ello las clasificaron, las completaron y las reprodujeron.

Los estudiosos también nos dicen que algunas Cartas fueron compuestas por los miembros
de esa escuela paulina, con base en las enseñanzas que les había dejado de manera oral
san Pablo.

En sus Cartas san Pablo da a conocer a las comunidades sus ideas teológicas, es decir sus
ideas sobre el conocimiento de Dios y lo hace con un gran entusiasmo, se nota su alegría,
pero también su preocupación por no malinterpretar la fe en Cristo, según de la ocasión de
que se trate, pues es un hombre que de manera incansable busca a Dios y conforme lo va
encontrando lo va transmitiendo por medio de su prédica y de sus cartas. Así nos dice: “¡Ay
de mí si no predico el Evangelio!”
www.monaguillos.com.mx 82 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Sin duda todo el pensamiento de san Pablo arranca de Dios y vuelve a él. Quiere que fun-
damentemos nuestra creencia y que nuestra conducta esté de acuerdo con lo que creemos.

4.‑
‑ DIÁLOGO:
¿Cuáles son las actividades por las que recordamos a san Pablo?

¿Con qué otro nombre conocemos la Cartas del Nuevo Testamento?

¿Cuántos son los libros del Nuevo Testamento?

¿Cuántos y cuáles son los libros del Nuevo Testamento atribuidos a san Pablo?

¿Cuáles son las abreviaturas de cada una de las Cartas de san Pablo?

¿Cuáles son los criterios que se utilizaron para ordenar las Cartas de san Pablo?
PARA CONOCER A SAN PABLO 83 Arquidiócesis de México

¿Con que intenciones escribió san Pablo sus Cartas?

¿Qué sabemos sobre la “Carta a los Hebreos”?

¿A qué le llamamos la teología de san Pablo?

5.‑
‑ TRABAJO APOSTÓLICO:
VER.‑‑ ¿Cómo puedo darle un buen fundamento a mi creencia en Cristo?

VALORAR.‑
‑ San Pablo nos dice que nos enseña como a hijos muy queridos. Digo. ¿Por
qué es importante leer y comprender las Cartas de san Pablo?

ACTUAR.‑
‑ ¿Qué haré para lograr que mi conducta esté de acuerdo con lo que creo?

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.‑
‑ ORACIÓN COMUNITARIA:
Pedirle a Jesús que aumente nuestra comprensión de su Palabra, para que la pongamos en
práctica.
www.monaguillos.com.mx 84 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

A MISIONAR CON SAN PABLO.

Objetivo del juego:

Acompañar a San Pablo en su recorrido como discípulo, misionero y escritor.

Pueden competir dos o más jugadores.

Instrucciones del juego:

Los jugadores colocan sus fichas fuera del tablero. Para saber el orden en que participa-
rán, tirarán el dado para ver quién es el que saca el número más alto.

El número que indique el dado será el número de casillas que avanzará el jugador.

Algunas de las casillas tienen instrucciones para ayudar a avanzar o detener a los juga-
dores que caigan en ellas.

Gana el primer jugador que llegue a la casilla 40. Para ello deberán de llegar con un tiro
exacto; si sale un número mayor deberán retroceder las casillas según los puntos obteni-
dos.
Saulo va a Damas-
Arquidiócesis de México

co a apresar naza- Saulo es derribado ¿Qué quieres que


INICIO renos. del caballo. haga?
Pierde un turno. Pierde 2 turnos. Avanza 1 casilla. Entiende la Ley
1 del amor.
3 4 6 Vuelve a tirar.
2 5 7
8
24 27
23 25 26
22 28
9
Cristo centro de su Jesús Espíritu que
Somos justificados da vida.
sólo por Cristo. 36 vida.
vuelve a tirar. Avanza 1 casilla
Avanza 3 casillas 38 29
39 10
37 40
85

21
Escribía para
alentar. Eres con Pablo 30
Escóndete de los judíos que
Vuelve a tirar. un buen Misio-
querían apresar a Pablo. 11
Evangeliza a los nero.
paganos No Salgas de aquí hasta que
Vuelve a tirar. 35 otro jugador llegue.
34 32
20 33 31
Escribi ó 13 ca
Vuelve a ti rtas.
rar
Hace oración y
PARA CONOCER A SAN PABLO

ayuno.
18 Escribía para Ay de mi si no Avanza 2 casillas.
corregir. Piensa y Evangelizo. 13
Pierde 2 turnos. Avanza 2 casillas. 12
19 14
17 16 15
Llamado para ser Pablo recobra la
Apóstol.. vista.
Vuelve a tirar. Vuelve a tirar..
www.monaguillos.com.mx 86 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 87 Arquidiócesis de México

1.‑
‑ IDEA CENTRAL:
La Carta a los romanos representa una de los más bellos resúmenes de la enseñanza de
san Pablo, pero no contiene toda su doctrina.

Las Cartas a los Romanos y a los Gálatas tratan del mismo tema. San Pablo compara el
Cristo-Justicia de Dios a la justicia que los hombres pretendían conseguir por sus propios
esfuerzos.

La Carta tiene una parte doctrinal (capítulos 1-11) y una parte moral (capítulos 12-15). Los
cuatro temas de los que trata se refieren a: que todas las personas, judíos o no, están so-
metidas al pecado y necesitan la salvación de Jesucristo. Que la justificación le viene al
hombre por la fe y no por méritos propios. Que con el bautismo la persona muere al pecado
y nace una nueva persona que participa de la resurrección de Cristo. Y por último habla de
las consecuencias que tiene la fe en Jesús sobre la vida cotidiana del cristiano.

2.‑
‑ IDEA BÍBLICA: (Romanos 1,16-17)
“Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos
los que creen: de los judíos en primer lugar, y después de los que no lo son. En el Evangelio
se revela la justicia de Dios, por la fe y para la fe, conforme a lo que dice la Escritura: El jus-
to vivirá por la fe”.
www.monaguillos.com.mx 88 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

3.‑
‑ DESARROLLO:

La Carta a los Romanos es escrita por un Pablo maduro en su vida cristiana, en la que hace
una amplia reflexión sobre algunos de los temas centrales de su actividad como Apóstol, la
escribió en el invierno del año que va del 57 al 58, mientras estaba en la ciudad de Corinto.

San Pablo enseña que la simple escucha de la predicación es lo que suscita y despierta la
fe, así la fe viene de la escucha y la escucha de la predicación. Por lo tanto el hombre ten-
drá vida al creer en el Evangelio, pues por la fe se recibe la justicia, es decir, el estado por el
que el hombre recibe el perdón de los pecados y se hace grato a Dios.

La fe es al mismo tiempo: un conocimiento y una muestra de obediencia y ambos dependen


uno del otro, pues si se da uno se da el otro.

Dios libera al hombre del pecado por medio del Evangelio, pues el hombre por sus propias
fuerzas no puede liberarse del pecado. Así pues, cumplir con la ley antes de ser liberado por
Cristo no sirve para librarse del pecado, pues sólo Jesús es quien salva al hombre del peca-
do. El hombre no puede hacer nada que lo justifique, que lo salve, que le dé méritos para lo-
grar su salvación, ésta la recibe de manera gratuita de Dios por medio de la muerte y resu-
rrección de Cristo.

Una vez justificado, salvado por Jesús, al hombre le sirve la ley para conocer la voluntad de
Dios y recibe la posibilidad de actuar mejor desde la nueva justicia que Jesús le regala.

La relación entre fe y obras consiste en que, desde la transformación realizada en nosotros


por la salvación que nos regala Jesús, es posible una actuación adecuada en obras, las que
darán a conocer que se tiene la fe en la que se vive.

El Evangelio tiene como primera finalidad sanar el centro de la persona, por ello somos ca-
paces de actuar de manera diferente, así las realidades de la vida se viven con provecho en
la fe o se hecha a perder por el pecado.
PARA CONOCER A SAN PABLO 89 Arquidiócesis de México

San Pablo nos presenta la muerte de Jesús como la muerte del pecado humano. Jesús
cambia interiormente la realidad de cada hombre, haciéndolo pasar del pecado a la gracia,
de la injusticia a la justicia, de la muerte a la vida, de la tristeza a la alegría.

La fe es una actitud permitida por Dios al hombre, en virtud de la cual puede apoyar su vida
en algo que no son sus propias fuerzas, sino la fuerza de Dios. Para Pablo la fe es medio y
muestra de la salvación. Y las obras se entienden como consecuencia de la vida en la fe.

Pablo nos explica que el hombre ha sido liberado por Cristo de tres males fundamentales li-
gados entre sí: el pecado, la muerte y la ley.

Por ello el que acepta la fe, la marca con el bautismo, con el que se da una vuelta total en la
existencia concreta del creyente, al quedar liberado del pecado, de la muerte y de la ley, así
ya no puede vivir como antes.

Dios nos libera del pecado por medio de su gracia, de la muerte por la resurrección de Cris-
to y de la ley porque nos da la fuerza necesaria para cumplirla.

Pablo nos habla también del papel del Espíritu Santo en la vida del cristiano, pues es el Es-
píritu Santo quien nos permite acercarnos a Jesús y al Padre, quien viene en ayuda de
nuestra debilidad y quien puede sacarnos de la indecisión en nuestro modo de actuar.

A continuación san Pablo nos habla de la elección que Dios hace del hombre, para que por
medio de su gracia, acepte ser “predestinado” y por lo tanto “justificado” para poder formar
parte de su Reino.

Así primero Israel y luego la Iglesia muestran la elección gratuita de Dios para acoger,
“predestinar”, a todos lo hombres. Del rechazo por parte de Dios se hace culpable sólo el
hombre que no acoge la gracia que lo predestina a la salvación. Por lo tanto el hombre se
salva o se condena sólo con su pleno consentimiento.

En la última parte de la Carta a los Romanos san Pablo nos habla del comportamiento, ba-
www.monaguillos.com.mx 90 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

sado en la caridad, que debe distinguir al cristiano que ha sido justificado por Cristo. Pues
de lo que se trata es de vivir para el Señor.

Nos invita a ofrecer nuestro propio cuerpo y a cumplir la voluntad de Dios, pues el cristiano
no se pertenece a sí mismo, sino a Dios.

Hacía adentro de nuestra comunidad cristiana san Pablo nos pide actuar con humildad, al
prestar nuestro servicio y nuestro ministerio, ya que Dios primero nos ha dado de manera
gratuita, por pura gracia, esos dones con los que ahora servimos al cuerpo de Cristo.

También nos describe cual debe ser nuestra conducta con los hombre que no son cristia-
nos. Nos dice que devolvamos bien por mal, que tengamos una actitud positiva ante las au-
toridades civiles y que el que ama al prójimo hace todo lo que se debe hacer como cristiano.

Y termina su Carta pidiendo a los que son fuertes en la fe que no escandalicen con sus ac-
ciones a los que son débiles en la fe, pues más vale la caridad y la atención mutua que la
ciencia y el conocimiento.

4.‑
‑ DIÁLOGO:
¿En dónde y cuándo escribió san Pablo la Carta a los Romanos?

¿Cuáles son los cuatro grandes temas de los que habla san Pablo?

¿Qué es lo que suscita la fe?


PARA CONOCER A SAN PABLO 91 Arquidiócesis de México

¿De dónde viene la fe?

¿De dónde viene la escucha?

¿Por qué por sus propias fuerzas el hombre no puede liberarse del pecado?

¿Qué sentido tienen nuestras obras?

¿Qué necesitamos para actuar con provecho?

¿Cuándo Jesús nos cambia interiormente qué dejamos atrás y qué recibimos?

¿Cuáles son los tres males fundamentales de los que hemos sido liberados por Cristo?

¿Por medio de qué nos libera de esos tres males?


www.monaguillos.com.mx 92 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

¿A qué nos ayuda el Espíritu Santo?

¿En qué consiste la “predestinación” a la que nos invita Cristo?

¿Quién decide la salvación o condenación de cada hombre?

¿Según lo dicho por san Pablo cómo debe ser la vida del Cristiano?

5.‑
‑ TRABAJO APOSTÓLICO:

VER.‑
‑ ¿Agradezco a Dios todos los días por el regalo de la fe que me ha dado? Escribo las
razones:

VALORAR.‑
‑ San Pablo nos dice que él no se avergüenza del Evangelio. Digo. ¿Cuáles de-
ben ser las obras del cristiano que no se avergüenza del Evangelio?

ACTUAR.‑
‑ ¿Qué haré para lograr que mis obras estén de acuerdo con lo que creo?
PARA CONOCER A SAN PABLO 93 Arquidiócesis de México

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.‑
‑ ORACIÓN COMUNITARIA:

Pedirle a Jesús que aumente en nosotros la fe y su gracia, para que pongamos en práctica
el mandamiento del amor.
www.monaguillos.com.mx 94 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

CARTA A LOS AMIGOS DE JESÚS.

San Pablo nos recuerda que todos debemos evangelizar, “Ay de mí si no evangelizo”.

Ahora nos toca imitar a san Pablo y te invitamos a escribir una carta dirigida a los
“amigos de Jesús”.

La explicación y el tema que tienes que desarrollar se encuentran en las dos colum-
nas de la parte de abajo de esta página.

Cada uno escogerá un punto de la columna de explicación y un punto de la columna


de tema. Puede ser en cualquier orden, así se puede escoger el 2 y el 4, ó el 1 y el 3, etc.

Te recomendamos usar ejemplos para que los “amigos de Jesús” entiendan con cla-
ridad la enseñanza que les quieres transmitir.

Al terminar, si el estudio lo haz hecho en grupo, cada uno de los integrantes irá le-
yendo la carta que ha escrito a los “amigos de Jesús”.

Explicación Tema

1.– En la Carta a los Romanos Pablo ha- 1.– Pablo explica que todos los hombres
ce un bello resumen de su enseñanza. están sometidos al pecado y necesitan
de la salvación de Cristo
2.– En la Carta a los Romanos Pablo ha-
bla del mismo tema que en su Carta a 2.– Pablo explica que la justificación vie-
los Gálatas. ne al hombre por la fe y no por méritos
propios.
3.– La Carta a los Romanos tiene dos
grandes partes. Una doctrinal que abar- 3.– Pablo explica que con el bautismo
ca los capítulos del 1 al 11 y otra moral morimos al pecado y resucitamos con
que va de los capítulos 12 al 15. Cristo.

4.– Explicar dónde y cuándo escribió Pa- 4.– Pablo explica que la fe tiene conse-
blo la Carta a los Romanos. cuencias en la vida diaria del cristiano
PARA CONOCER A SAN PABLO 95 Arquidiócesis de México

CARTA A LOS AMIGOS DE JESÚS.

Escrita por:

En la Ciudad de:

El año de:
www.monaguillos.com.mx 96 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 97 Arquidiócesis de México

1.‑
‑ IDEA CENTRAL:
La Primera Carta a los Corintios contiene la exposición de varios temas, que san Pablo con-
sidera que deben de quedar muy claros, para hacer posible el desarrollo de una vida comu-
nitaria auténticamente cristiana.

Consta de cinco partes y en ellas nos habla de distintos aspectos que son muy necesarios
para crecer en nuestra vida como cristianos y como comunidad, como Iglesia de Cristo.

Trata temas que tienen que ver: con la unidad; con la sabiduría; con los cambios que se de-
ben mostrar en nuestra vida de cristianos; sobre el celibato y la virginidad; sobre el escánda-
lo y la idolatría. Habla: de la Eucaristía como señal de nuestra adhesión a Cristo y de frater-
nidad con todos los cristianos; de los carismas como dones que debemos poner al servicio
de la unidad y de la comunidad y de por qué la resurrección de Cristo es el fundamento más
importante de nuestra fe y anuncio de una humanidad nueva.

2.‑
‑ IDEA BÍBLICA: (1ª Corintios 1, 10)
“Hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, yo los exhorto a que se pongan de
acuerdo: que no haya divisiones entre ustedes y vivan en perfecta armonía, teniendo la mis-
ma manera de pensar y de sentir”.
www.monaguillos.com.mx 98 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

3.‑
‑ DESARROLLO:

La Primera Carta de san Pablo a los Corintios tiene como meta el dar respuesta a los varia-
dos problemas que se presentaban en esta comunidad evangelizada por el Apóstol. La es-
cribe cuando está en Éfeso, alrededor del año 57.

El primer tema que trata es el de la división dentro de la comunidad. Pablo les dice a los Co-
rintios que quién une a la comunidad no es la persona que los evangelizó, ni siquiera el bau-
tismo, sino que se une en el contenido de la evangelización recibida.

La sabiduría que les propone para dirigir su vida es la de la cruz, porque en ella Jesucristo
como Dios ha salvado al hombre. Con la sabiduría que viene de Dios el hombre puede apre-
ciar la vida y las cosas desde el punto de vista de Dios, precisamente por la acción del Espí-
ritu Santo.

Por eso nos pide que no seamos partidarios de quienes predican, sino que nos hagamos
fieles seguidores de Jesús.

Pablo también reprende a los Corintios porque los cambios que se deben manifestar en to-
do cristiano no se ven en algunos de ellos, que se mantienen en pecado y por tanto cerra-
dos a la gracia de la salvación de Dios.

En la segunda parte de esta Carta, san Pablo recomienda el celibato y la virginidad como
una manera de seguir el camino de Jesús con más dedicación y empeño, pero queda claro
que Dios no llama a todos los hombres y mujeres por este camino, pues a otros los invita al
matrimonio, pero san Pablo les pide que cuiden de una manera muy especial con quién se
casan, para no arriesgar su fe, que es lo más importante.

A continuación el Apóstol trata el tema de si es bueno que los cristianos coman la carne sa-
crificada a los ídolos. Él no le ve problema, pues para el cristiano no existe más que un ver-
dadero Dios, pero da el consejo de no hacerlo para no escandalizar con dicha acción a los
hermanos más débiles.
PARA CONOCER A SAN PABLO 99 Arquidiócesis de México

Asimismo pide que tengamos una vigilancia constante para no caer en la idolatría, que con-
siste en perder la fe, pero también nos anima al decirnos que no seremos tentados por enci-
ma de nuestras fuerzas.

Si la idolatría va contra la fe, la celebración de la Eucaristía es lo más contrario a la idolatría,


pues es el festejo de la entrega de Jesús por nuestra salvación. Así la participación del cris-
tiano en la Eucaristía se convierte por ello en una llamada a que revisemos nuestra propia
vida y nuestra conversión.

No podemos celebrar la Eucaristía y fallar en las relaciones de hermandad con los miem-
bros de nuestra comunidad cristiana.

La cuarta parte de la Carta la dedica a los carismas y los explica en entorno a la unidad,
pues son su clave. Los carismas son las cualidades espirituales.

Es Dios quien nos da los carismas, para que con ellos enriquezcamos a la comunidad, pues
cada uno ha recibido dones diferentes y necesitamos de la unidad donde ponerlos al servi-
cio de todos.

Nos explica que así como en el cuerpo cada parte tiene una función necesaria, el Cuerpo de
Cristo, la Iglesia, se nutre y crece con los carismas que Dios ha regalado a cada uno.

Los carismas proféticos son muy importantes en la Iglesia, pues consisten en la capacidad
dada por Dios de anunciar el Evangelio con fuerza y claridad, de llamar a la fe, a la salva-
ción.

Y concluye esta parte enseñándonos que los carismas y los servicios que se ofrecen a los
demás no tienen valor si no está presente la caridad: “si no tengo caridad nada soy”.

Así en el capítulo 13 de la Carta, nos dice que el mejor camino, que el más excelso de los
carismas es la caridad, pues es la forma de todas las virtudes, la que nos permite expresar
el amor a Dios y el amor a los hombres.
www.monaguillos.com.mx 100 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Por último, san Pablo trata el tema de la resurrección de los muertos, aspecto que algunos
miembros de la comunidad de Corinto no tenían claro. Y les responde diciendo que la resu-
rrección de Cristo es el argumento más firme para la fe de los creyentes y que además es el
comienzo de la nueva humanidad a la que Dios nos llama a formar parte.

San Pablo parte de la afirmación básica de lo que proclama el Evangelio y que consiste en
el misterio pascual de Cristo muerto y resucitado, de aquí que un cristiano que niegue la re-
surrección de los muertos no ha entendido el significado de nuestra fe.

Sin la resurrección no tendría sentido el anuncio del Evangelio, por eso es parte fundamen-
tal de nuestro Credo y de la prédica de todo misionero que sea discípulo fiel de nuestro Se-
ñor Jesucristo.

Los testigos de la resurrección de Jesús nos han transmitido esta gran noticia y en dicho re-
lato histórico, porque es verdadero, está plantada nuestra fe.

4.‑
‑ DIÁLOGO:
¿En dónde y cuándo escribió san Pablo la 1ª Carta a los Corintios?

¿Enumera los temas de los que habla san Pablo en la 1ª Carta a los Corintios?

¿Por qué motivo se encontraban divididos los miembros de la comunidad de Corintio?


PARA CONOCER A SAN PABLO 101 Arquidiócesis de México

¿De quién debemos ser partidarios?

¿De qué manera nos permite apreciar la vida, la sabiduría que viene de Dios?

¿Qué sentido tienen el celibato y la virginidad?

¿Por qué es necesario cuidar de una manera especial con quién casarse?

¿Por qué san Pablo pide no comer carne sacrificada a los ídolos?

¿Cuál celebración es lo más contrario a la idolatría? ¿Por qué?

¿Por qué la hermandad entre los cristianos y la Eucaristía van juntos?


www.monaguillos.com.mx 102 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

¿Qué es un Carisma?

¿Qué papel tiene la resurrección de Cristo en nuestra fe?

5.‑
‑ TRABAJO APOSTÓLICO:

VER.‑
‑ ¿Qué tema de la Carta a los Corintios me gustó más? Escribo las razones:

VALORAR.‑
‑ San Pablo nos pide que nos pongamos de acuerdo, que no haya divisiones
entre nosotros y que vivamos en perfecta armonía, teniendo la misma manera de pensar y
de sentir. Digo. ¿Cuáles son las razones que san Pablo nos da para vivir en unidad?

ACTUAR.‑
‑ ¿Qué haré para actuar con caridad y en favor de la unidad de la Iglesia?
PARA CONOCER A SAN PABLO 103 Arquidiócesis de México

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.‑
‑ ORACIÓN COMUNITARIA:

Pedirle a Jesús que conserve y aumente nuestra fe, que la mostremos a los demás por
nuestras obras y que resucitemos a la vida eterna de su Reino.
www.monaguillos.com.mx 104 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

EL DOMINÓ DE LOS CORINTIOS


Lo juegan 4 personas, a cada una se le dan 7 fichas y gana quién primero logre aco-
modar todas sus fichas.

(Copia las 28 fichas, recórtalas y pégalas en cartoncillo.)

No divisiones Armonía Evangelio Unión en la


Evangelización

Armonía Mismo Pensar Unión en la Sabiduría


Evangelización

Mismo Pensar Mismo Sentir Sabiduría La Cruz

Mismo Sentir Corintios La Cruz Acción del


Espíritu Santo

Corintios Éfeso año 57 Acción del Seguidores de


Espíritu Santo Jesús

Éfeso año 57 Evangelio Seguidores de Celibato


Jesús
PARA CONOCER A SAN PABLO 105 Arquidiócesis de México

Celibato Virginidad No Idolatría Eucaristía

Virginidad Dedicación Eucaristía Conversión

Dedicación Empeño Conversión Ser hermanos

Empeño Matrimonio Ser hermanos Carismas

Matrimonio No arriesgar la Fe Carismas Nutren a la Iglesia

No arriesgar la Fe Comer carne Nutren a la Iglesia Caridad

Comer carne No escandalizar Caridad Resurrección

No escandalizar No Idolatría Resurrección No divisiones


www.monaguillos.com.mx 106 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.
PARA CONOCER A SAN PABLO 107 Arquidiócesis de México

1.‑
‑ IDEA CENTRAL:
En la Segunda Carta a los Corintios san Pablo nos habla de tres temas. El primero tiene que
ver con la enseñanza sobre por qué el ministerio del Nuevo Testamento está por encima de
cualquier otro como servicio a la libertad, a la verdad y al Espíritu Santo.

El segundo tema que trata se refiere la colecta para la Iglesia de Jerusalén, que para Pablo
tiene el signo de la unidad y de la generosidad de Jesucristo. Y en el tercer apartado de la
Carta hace una fuerte y emotiva defensa de su ministerio y da los motivos por los cuales los
Corintios pueden tener plena confianza en él y en su prédica, ya que la constante congruen-
cia entre su fe y sus obras así lo confirma.

2.‑
‑ IDEA BÍBLICA: (2ª Corintios 4,7-10)

“Pero nosotros llevamos ese tesoro en recipientes de barro, para que se vea bien que este
poder extraordinario no procede de nosotros, sino de Dios. Estamos atribulados por todas
partes, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandona-
dos; derribados, pero no aniquilados. Siempre y a todas partes, llevamos en nuestro cuerpo
los sufrimientos de la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en
nuestro cuerpo”.
www.monaguillos.com.mx 108 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

3.‑
‑ DESARROLLO:

San Pablo escribió la segunda Carta a los Colosenses alrededor del año 58, mientras esta-
ba en la región de Macedonia.

En la primera parte de esta Carta hace una descripción y reflexión sobre las dificultades y la
grandeza que acompañan al ministerio apostólico y a la evangelización.

En la Carta san Pablo da respuesta a las siguientes preguntas: ¿Cómo puede describirse el
resultado de la evangelización y del ministerio de la nueva alianza en Cristo? y ¿En cuáles
condiciones se realiza la tarea apostólica?

Pablo acentúa la diferencia entre lo viejo y lo nuevo de la Historia de la Salvación. La nueva


acción se puede comprobar siempre por las consecuencias, las que se muestran por el
cambio en la persona.

Quién logra la transformación no es el evangelizador, sino el Espíritu de Dios vivo, quien es


el único que puede llevar adelante el ministerio de la nueva Alianza.

La acción del evangelizador brota de la seguridad y de la libertad con la que puede hablar
de la nueva Alianza, basado en Cristo. Si no se acepta a Cristo, se permanece en el mejor
de los casos en la letra de la ley y no se entra en la realidad plena de la gracia de Cristo y
del Evangelio, que es a lo que Dios ha destinado a la humanidad.

El punto central de todo esto es la acción del Espíritu Santo, pues Dios actúa en Cristo me-
diante el Espíritu Santo, por su medio nos vamos transformando en la imagen del Señor.

Pablo cree y por eso habla, predica, no obstante los riesgos que debe correr, pues si es
cierto que llevamos en nuestros cuerpos por todas partes el morir de Jesús, también tendre-
mos la vida de Jesús manifestada en nuestro cuerpo. Por eso san Pablo no se cansa ni se
desanima en la predicación.
PARA CONOCER A SAN PABLO 109 Arquidiócesis de México

San Pablo nos dice que la nueva creación del que está en Cristo proviene de la
“reconciliación” que Jesús ha realizado. “Reconciliación” que es transformación. No sólo ha
reconciliado al hombre sino a todas las cosas, por lo tanto el que está en Cristo es una nue-
va creación. Por ello Pablo nos urge y nos apremia a permitir que Dios cumpla en nosotros
su designio de “reconciliación”.

La segunda parte de la Carta se refiere a la organización de la colecta que Pablo destina a


la comunidad que está en Jerusalén. Así cumplía la promesa que hizo durante la celebra-
ción del Concilio de Jerusalén, en los años 49 y 50, de tenerlos en cuenta y motiva a la ge-
nerosidad de los cristianos de las regiones de Macedonia y de Acaya.

En la colecta san Pablo ve un signo de unidad de la Iglesia, pero también una respuesta a la
generosidad de Jesucristo, ya que Él siendo rico, se hizo pobre con el propósito de enrique-
cernos con su pobreza. Dios es pues el modelo del justo, pues da a manos llenas y colma a
los que son generosos.

En la tercera y última parte de la Carta, san Pablo hace una emotiva defensa de su labor mi-
sionera. Abre a los Corintios y a los lectores sus sentimientos personales y su situación co-
mo apóstol.

Pablo les dice a los corintios que no quiere mostrarse débil cuando esté físicamente presen-
te ante ellos. La razón puede ser que él diera una mejor impresión al escribir que al hablar.

Tampoco quiere gloriarse en nada y que sepan que no tiene alguna ambición personal,
pues lo que hace es por encargo del Señor, que lo ha puesto a realizar la obra de la evan-
gelización y si ha de gloriarse sólo cabe hacerlo en el Señor.

Así, san Pablo fundamenta la veracidad de su tarea como apóstol en su falta de interés eco-
nómico, en los sufrimientos y en las persecuciones que ha soportado en su ministerio.

También alerta a los corintios para que no se les predique un Jesús diferente al que él les
ha dado a conocer. Hace énfasis en su sinceridad por el hecho de que su ministerio lo ha
www.monaguillos.com.mx 110 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

realizado de manera gratuita, por lo que él ha trabajado además como talabartero para man-
tenerse y por último les da a conocer su debilidad, situación que sólo puede aceptar por la
fuerza de la gracia.

4.‑
‑ DIÁLOGO:
¿En dónde y cuándo escribió san Pablo la 2ª Carta a los Romanos?

¿Enuncia los tres grandes temas de los que habla san Pablo en la 2ª Carta a los Corintios?

¿De dónde brota la acción del Evangelizador en la Nueva Alianza?

¿Por medio de quién nos vamos transformando en la imagen del Señor?

¿Por qué Pablo no se cansa ni se desanima en la predicación?

¿En qué consiste el designio de “reconciliación” de Dios?


PARA CONOCER A SAN PABLO 111 Arquidiócesis de México

¿Qué signos ve san Pablo en la colecta para la Iglesia que está en Jerusalén?

¿Con qué razones defiende san Pablo su ministerio apostólico?

5.‑
‑ TRABAJO APOSTÓLICO:

VER.‑ ¿A qué dificultades me he enfrentado por anunciar el Evangelio?

VALORAR.‑ San Pablo nos dice que llevamos el tesoro de Dios en un recipiente de barro.
Digo. ¿Cuáles son algunas de las cualidades de san Pablo como evangelizador?

ACTUAR.‑ ¿Qué haré para anunciar el Evangelio?

¿Cuándo lo haré?

¿Dónde lo haré?

6.‑
‑ ORACIÓN COMUNITARIA:

Pedirle a Jesús que aumente en nosotros el entusiasmo para seguir predicando con todo
nuestro empeño el Evangelio.
www.monaguillos.com.mx 112 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

CRUCE DE LETRAS

1.– Año en que san Pablo escribió la se- 10.- Lo llevamos en recipientes de barro
gunda carta a los Corintios
11.- Es la iglesia a favor de la cual Pablo
2.- Es la manera de comprobar nuestra organizó una colecta
Fe
12.- Le pasó a San Pablo por predicar el
3.- Es la manera de comprobar nuestra Evangelio
Fe
13.- A Pablo le preocupa que no deje-
4.- Es a quien debo dejar transformar- mos que nos prediquen a un Jesús
me en imagen del Señor
14.- Es con lo que nos enriquece Jesús
5.- De Jesús en nuestro cuerpo llevamos
su 15.- Es la manera en que san Pablo da
una mejor impresión
6.- De Jesús en nuestro cuerpo llevamos
su 16.- Es una de las tres cosas en la que
fundamenta su tarea de apóstol
7.- No debemos cansarnos de ella
17.- Es una de las tres cosas en la que
8.- No debemos desanimarnos de ella fundamenta su tarea de apóstol

9.- Jesús la realizó 18.- Es una de las tres cosas en la que


fundamenta su tarea de apóstol
PARA CONOCER A SAN PABLO 113 Arquidiócesis de México

12

2
4
15 E B E
7

5 R
9
3
1 C C E 14
13

17 F R
9
11 L
6 I

8 C O T

10 O

16

18 R O
www.monaguillos.com.mx 114 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Benedicto XVI. Los orígenes de la Iglesia. Catequesis del Papa Benedicto XVI. Buena
Prensa, México, 2007.

Carrera, Juan Antonio. Cien rostros de la Biblia para la contemplación. Editorial San Pa-
blo, Madrid, 2001.

Codesal, A. San Pablo. Apostolado Mariano, Sevilla, s/f.

Decaux, Alain. El aborto de Dios. Una biografía de san Pablo. Editorial San Pablo, Bogo-
tá, 2006.

Drane, John. La vida de la primitiva Iglesia. Editorial Verbo Divino, Pamplona, 1987.

Editorial Verbo Divino, Ediciones Paulinas. Atlas Bíblico. Pamplona, 1983.

Elorriaga, Carlos. Las grandes cartas de San Pablo. Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas,
Efesios. Colección Teshuvá, Grafite Ediciones, Bilbao, 2003.

González Padilla, Ma. Enriqueta. Para comprender la Biblia. Ensayos de introducción a


la Sagrada Escritura. Trillas, México, 2001.

Gnilka, Joachim. Pablo de Tarso. Apóstol y testigo. Biblioteca Herder, Barcelona, 1998.
PARA CONOCER A SAN PABLO 115 Arquidiócesis de México

Hughes, Gerald y Stephen Travis. Introducción a la Biblia. Trillas, México, 1985.

Sánchez, Jordi. Nacido a tiempo. Una vida de Pablo, el apóstol. Verbo Divino, Navarra,
1994.

Savini, Alfonso. San Pablo Apóstol. Editorial San Pablo, México, 2006.

Vanni, Hugo. Las cartas de Pablo. El autor, las cartas, las enseñanzas. Editorial Claretia-
na, Buenos Aires, 2002.

Vidal, Senén. Pablo. De Tarso a Roma. Colección Presencia Teológica, Sal Terrae, San-
tander, 2007.
www.monaguillos.com.mx 116 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Pág.
Prólogo. ............................................................................................................ 3

Oración de la Campaña. .................................................................................. 5

TEMA 1. PABLO. EL HOMBRE......................................................................... 7

TEMA 2. SAULO. EL PERSEGUIDOR ............................................................. 17

TEMA 3. LA CONVERSIÓN DE PABLO ........................................................... 25

TEMA 4. LA VOCACIÓN DE PABLO ................................................................. 33

TEMA 5. CRISTO, EL CENTRO DE LA VIDA DE PABLO. ................................ 41

TEMA 6. EL ESPÍRITU EN EL CORAZÓN DE PABLO. ................................... 49

TEMA 7. PABLO, DISCÍPULO. .......................................................................... 57

TEMA 8. PABLO, MISIONERO. ........................................................................ 65

TEMA 9. PABLO, ESCRITOR. .......................................................................... 79

TEMA 10. CARTA A LOS ROMANOS. ............................................................ 87

TEMA 11. 1ª CARTA A LOS CORINTIOS. ....................................................... 97

TEMA 12. 2ª CARTA A LOS CORINTIOS. ....................................................... 107

Bibliografía. ...................................................................................................... 114


PARA CONOCER A SAN PABLO 117 Arquidiócesis de México
www.monaguillos.com.mx 118 Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal.

Arzobispado de México..
Durango No. 90. Col Roma.
Tel: 52-08-32-00 . ext. 1751
Fax: 52-08-28-94.
www.monaguillos.com.mx