Sie sind auf Seite 1von 7

TEORÍA.

Las tres leyes del movimiento de Newton. La ingeniería mecánica está formulada con
base en las tres leyes del movimiento de Newton, cuya validez se finca en la observación
experimental. Estas leyes se aplican al movimiento de una partícula cuando se mide a
partir de un marco de referencia sin aceleración. Las leyes se pueden establecer
brevemente de la siguiente manera.

Primera ley. Una partícula originalmente en reposo, o que se mueve en línea recta con
velocidad constante, tiende a permanecer en este estado siempre que la partícula no se
someta a una fuerza no balanceada, figura 1-1a.

Ley del paralelogramo.

• Las dos fuerzas “componentes” F1 y F2 de la figura 2-10a se suman de


acuerdo con la ley del paralelogramo, lo que produce una fuerza
resultante FR que forma la diagonal del paralelogramo.

• Si una fuerza F debe separarse en componentes a lo largo de dos ejes


u y v, figura 2-10b, entonces comience en la cabeza de la fuerza F y
construya líneas paralelas a los ejes, para formar de esta manera el
paralelogramo. Los lados del paralelogramo representan las
componentes, Fu y Fv.

• Marque todas las magnitudes de fuerzas conocidas y desconocidas y


los ángulos sobre el croquis; asimismo, identifique las dos incógnitas
como la magnitud y la dirección de FR, o las magnitudes de sus
componentes.

Trigonometría.

• A partir de un triángulo, la magnitud de la fuerza resultante puede


determinarse con la ley de los cosenos, y su dirección mediante la ley de
los senos. Las magnitudes de las dos componentes de fuerza se determinan a partir de la
ley de los senos.
Suma de un sistema de fuerzas coplanares.

Cuando una fuerza se descompone en dos componentes a lo largo de los ejes x y y,


dichas componentes suelen denominarse componentes rectangulares. Para el trabajo
analítico, podemos representar estos componentes en una de dos formas, mediante
notación escalar, o por notación vectorial cartesiana.

Notación escalar. Las componentes rectangulares de la fuerza F al utilizar la ley del


paralelogramo, de manera que F = Fx + Fy. Como estas componentes forman un
triángulo rectángulo, sus magnitudes se pueden determinar a partir de

𝐹𝑥 = 𝐹𝑐𝑜𝑠𝜃 𝑦 𝐹𝑦 = 𝑠𝑒𝑛𝜃

Podemos representar en forma simbólica las componentes de la fuerza resultante de


cualquier número de fuerzas coplanares mediante la suma algebraica de las componentes
x y y de todas las fuerzas, esto es.

𝐹𝑟𝑥 = ∑ 𝐹𝑥

𝐹𝑟𝑦 = ∑ 𝐹𝑦
Condiciones para el equilibrio de una partícula.

Se dice que una partícula está en equilibrio si permanece en reposo y en un principio


estaba en reposo, o si tiene una velocidad constante y originalmente estaba en
movimiento. Sin embargo, más a menudo, el término “equilibrio” o, de manera más
específica, “equilibrio estático” se usa para describir un objeto en reposo. Para mantener
el equilibrio, es necesario satisfacer la primera ley del movimiento de Newton, la cual
requiere que la fuerza resultante que actúa sobre una partícula sea igual a cero. Esta
condición puede ser establecida matemáticamente como

∑𝐹 = 0

Donde ∑ 𝐹 es el vector suma de todas las fuerzas que actúan sobre la partícula.

La ecuación no sólo es una condición necesaria para el equilibrio, también es una


condición suficiente. Esto es una consecuencia de la segunda ley del movimiento de
Newton, la cual puede escribirse como ∑ 𝐹 = 𝑚𝑎. Como el sistema de fuerzas satisface la
ecuación, entonces ma = 0, y por lo tanto la aceleración de la partícula a = 0. En
consecuencia, la partícula se mueve con velocidad constante o permanece en reposo.

Sistemas de fuerzas coplanares

Si una partícula está sometida a un sistema de fuerzas coplanares que se encuentran en


el plano x-y, entonces cada fuerza puede descomponerse en sus componentes i y j. Para
lograr el equilibrio, estas fuerzas deben sumarse para producir una fuerza resultante cero,
es decir,

∑𝐹 = 0

∑ 𝐹𝑥 𝑖 + ∑ 𝐹𝑦 𝑗 = 0

Para que se satisfaga esta ecuación vectorial, ambas componentes x y y deben ser
iguales a cero. Por lo tanto,

∑ 𝐹𝑥 = 0

∑ 𝐹𝑦 = 0
Estas dos ecuaciones pueden resolverse cuando mucho para dos incógnitas,
representadas generalmente como ángulos y magnitudes de fuerzas mostradas sobre el
diagrama de cuerpo libre de la partícula.

Cuando se aplica cada una de las dos ecuaciones de equilibrio, debemos tomar en cuenta
el sentido de cada componente con un signo algebraico que corresponde a la dirección de
la cabeza de flecha de la componente a lo largo de los ejes x o y. Es importante observar
que si una fuerza tiene una magnitud desconocida, entonces el sentido de la cabeza de la
flecha de la fuerza en el diagrama de cuerpo libre puede suponerse. De esta forma, si la
solución genera un escalar negativo, el sentido de la fuerza es opuesto al sentido que se
supuso.

→ + ∑ 𝐹𝑥 = 0
+𝐹 + 10𝑁 = 0

Hibbeler, R.C. (2010). Ingeniería mecánica - Estática. México. Pearson


Educación.
-Primera ley de Newton del movimiento.
Isaac Newton construyó su célebre teoría del movimiento basándose enl os cimientos
asentados por Galileo El análisis de Newton acerca del movimiento se resu me en sus
famosas “tres leyes del movimiento”. De hecho, la primera ley de Newton del movimiento
está basada en las conclusiones de Galileo. Esta ley establece que:

“Todo cuerpo continúa en su estado de reposo, o con velocidad uniforme en línea recta, a
menos que actúe sobre él una fuerza neta”.

La tendencia de un objeto a mantener su estado de reposo o de velocidad uniforme en


línea recta se llama inercia. Por ello, la primera ley de Newton suele llamarse también ley
de la inercia

-MASA.

Newton usó el término masa como sinónimo de cantidad de materia. Esta noción intuitiva
de la masa de un objeto no es muy precisa porque el concepto “cantidad de materia” no
está muy bien definido. Con mayor precisión, podemos decir que la masa es una medida
de la inercia de un objeto. Cuanto mayor sea la masa de un cuerpo, tanto mayor será la
fuerza necesaria para darle una aceleración específica. A mayor masa, es más difícil
empezar a mover un cuerpo desde el reposo, o detenerlo si ya se está moviendo, o
cambiar su velocidad lateralmente a partir de una trayectoria en línea recta.

La masa es una propiedad del objeto mismo, es decir, es una medida de la inercia del
cuerpo o de su “cantidad de materia”.

-Segunda ley de Newton del movimiento.


La primera ley de Newton establece que si ninguna fuerza neta actúa sobre un objeto en
reposo, éste permanecerá en reposo; o si el objeto está en movimiento, continuará
moviéndose con rapidez constante en línea recta.
La aceleración depende también de la masa del objeto. Si usted empuja un carrito de
supermercado vacío con la misma fuerza con que empuja uno que está lleno de
comestibles, encontrará que el carrito lleno acelerará más lentamente. Cuanto mayor sea
la masa, menor será la aceleración para la misma fuerza neta. La relación matemática,
como lo indicó Newton, establece que la aceleración de un objeto es inversamente
proporcional a su masa. Esta relación es válida en general y se resume de la siguiente
manera:
La aceleración de un objeto es directamente proporcional a la fuerza neta que actúa sobre
él, y es inversamente proporcional a su masa. La dirección de la aceleración es en la
dirección de la fuerza neta que actúa sobre el objeto.

-Tercera ley de Newton del movimiento.


La segunda ley de Newton del movimiento describe cuantitativamente cómo las fuerzas
afectan el movimiento.

Un martillo ejerce una fuerza sobre el clavo y éste ejerce una fuerza opuesta sobre el
martillo. Ésta es la esencia de la tercera ley de Newton del movimiento:

Siempre que un objeto ejerce una fuerza sobre un segundo objeto, el segundo ejerce una
fuerza de igual magnitud, en la misma dirección, pero en sentido opuesto sobre el
primero.

En ocasiones esta ley se parafrasea como “para toda acción existe una reacción igual y
opuesta”. Esto es perfectamente válido. No obstante, para evitar confusiones, es muy
importante recordar que la fuerza de “acción” y la fuerza de “reacción” actúan sobre
objetos diferentes.

Douglas C. Giancoli. (2008). Física para ciencias e ingenierías. México.


Pearson Educación.
PRIMERA LEY DE NEWTON: Un objeto en reposo permanecerá en reposo; un objeto en
movimiento seguirá moviéndose con velocidad constante, excepto en cuanto recibe la
acción de una fuerza externa. La fuerza es lo que cambia el movimiento.

SEGUNDA LEY DE NEWTON: Como la enunció Newton, la segunda ley se estructuró en


términos del concepto de cantidad movimiento. En el capítulo 8 se tratará un enunciado
rigurosamente correcto. En este punto, el enfoque será sobre una variación menos
fundamental, pero muy útil. Si la fuerza resultante (neta) F que actúa sobre un objeto de
masa m no es cero, el objeto se acelerará en la dirección de 1a fuerza. La aceleración a
es proporcional a 1a fuerza e inversamente proporcional a la masa del objeto. Con F en
newtons, m en kilogramos y a en m/s2, esta proporcionalidad se puede escribir como una
ecuación:
𝐹⃗
𝑎⃗ = o 𝐹⃗ = 𝑚𝑎⃗
𝑚

TERCERA LEY DE NEWTON: La materia interactúa con la materia; las fuerzas se


presentan en pares. Por cada fuerza que actúa sobre un cuerpo, existe otra igual, pero en
sentido opuesto, actuando sobre algún otro cuerpo. Con frecuencia a ésta se le llama ley
de acción y reacción. Note que las fuerzas de acción y reacción actúan en los dos
diferentes cuerpos que interactúan.

LEY DE LA GRAVITACIÓN UNIVERSAL: Cuando dos masas m y m’ interactúan


gravitacionalmente se atraen entre sí con fuerzas de igual magnitud. Para masas
puntuales (o cuerpos con simetría esférica), la fuerza de atracción Fa está dada por

𝑚𝑚′
𝐹𝐺 = 𝐺
𝑟2

LAS FUERZAS CONCURRENTES son todas las fuerzas cuyas líneas de acción pasan a
través de un punto común. Las fuerzas que actúan sobre un objeto puntual son
concurrentes porque todas ellas pasan a través del mismo punto, que es el objeto puntual.

UN OBJETO ESTÁ EN EQUILIBRIO bajo la acción de fuerzas concurrentes, siempre que


no se esté acelerando.

Bueche, Frederick J., Hecht, Eugene. (2007). Física General.


México.McGraw-Hill Interamericana.