Sie sind auf Seite 1von 4

Los ambientes de los seres

vivos
Los seres vivos se adaptan al medio ambiente en que
viven para asegurar la supervivencia de la especie.
Estos organismos pueblan una variedad de hábitats
distintos en el ambiente terrestre, acuático y aéreo.
La clave de la diversidad de los seres vivos en el
planeta es la adaptación a los factores abióticos (no
vivos) del ambiente, como la temperatura, la luz, la
salinidad, la humedad; y a los factores bióticos (vivos),
representados por la acción de los otros organismos.

¿Qué entendemos por adaptación?


Adaptación es el proceso por el dual el organismo se va haciendo capaz
de sobrevivir en determinadas condiciones ambientales.

Esta capacidad de supervivencia se transmite de generación en


generación a través de caracteres hereditarios que permiten aumentar
la capacidad de supervivencia de los individuos. El sistema respiratorio
de los mamíferos marinos, como el delfín, la ballena, las focas y los
lobos marinos, se ha modificado a través del tiempo para permitir que el
animal permanezca sumergido en el agua durante un tiempo largo.

¿Qué características
presenta el ambiente
acuático?
El ambiente acuático presenta una serie
de condiciones que facilitan la adaptación
de los seres vivos. Se caracteriza por
tener temperaturas parejas durante todo
el año; sales minerales disueltas que
pueden aprovechar los organismos; gases
como el dióxido de carbono (CO2) que se
utiliza para la síntesis del alimento de los
vegetales; y el oxígeno que se utiliza para laespiración.
El ambiente acuático comprende las aguas oceánicas o marinas y las
aguas continentales.

La vida en las aguas oceánicas se distribuye a distintas


profundidades: la zona litoral de las mareas, la zona
pelágica o de alta mar, y la zona abiscil o de las grandes
profundidades.
Los organismos que habitan en la zona litoral enfrentan
el problema del oleaje continuo, motivo por el cual han
debido modificar la forma de su estructura externa
haciéndose más resistente en los animales y más bien aplanada en los
vegetales. Los organismos que habitan en la zona pelágica deben
adaptarse a condiciones de flotación y de la luz que alcanza
aproximadamente hasta los 200 m de profundidad. Los organismos que
habitan en la zona abisal deben adaptarse a vivir en un ambiente de
oscuridad y de grandes presiones.
La vida en las aguas continentales se registra en ríos, lagunas y lagos.
Los organismos que viven en este ambiente deben adaptarse a las
variaciones del clima.
Estas características que se han descrito hacen posible que las especies
que habitan en estas zonas presenten formas variadas.

ADAPTACIONES DE LOS VEGETALES AL


AMBIENTE ACUÁTICO
Los vegetales acuáticos se distribuyen en el ambiente de las aguas
oceánicas y en el de las aguas continentales.

Las aguas oceánicas.

En las aguas oceánicas las algas son los exponentes del reino vegetal.

¿Qué características tienen las algas?


A diferencia de los vegetales superiores, las algas no tienen un cuerpo
formado por raíz, tallo, hojas, flor y fruto; su cuerpo está formado por
una porción aplanada llamada talo; por esta razón reciben el nombre de
talofitas.
Las algas de las aguas oceánicas viven generalmente en la zona litoral,
adheridas a rocas para resistir la acción de las olas, o bien flotando en
las regiones de alta mar, bajo la apariencia de manchones de diversa
coloración. Con frecuencia observamos en las playas del litoral cómo
algunas han sido arrojadas a la playa
por acción del oleaje.
¿Qué características presenta el ambiente
terrestre?
El ambiente terrestre se caracteriza por presentar una variedad de climas en
las distintas regiones geográficas del planeta y esto se debe en gran parte a la
influencia de:
- la temperatura
- la humedad
- las precipitaciones
- los vientos
- la luminosidad
Todos estos factores se relacionan entre sí y la viariación en cualquiera de ellos
implica cambio en los demás. Por ejemplo, las diferencias de temperatura y
luminosidad de una región están relacionadas con la recepción (llegada) de los
rayos solares en las distintas zonas geográficas del planeta; esto de alguna
manera influye también en la humedad ambiente, en los vientos y en la
cantidad de precipitaciones que se registren durante las estaciones del año. El
ambiente terrestre también se ve afectado por características propias de la
superficie de la corteza terrestre (suelo) y es así como distinguimos suelos que
absorben mucha agua y otros que la retienen.
La composición química de los suelos varía de unos a otros.
El suelo es de gran importancia para los seres que habitan en la Tierra, ya que
es el medio de fijación de los vegetales y de desplazamiento de los animales.
Las características de los suelos varían de acuerdo a la región geográfica del
planeta. Las adaptaciones de un organismo a un medio determinado son
procesos lentos y complejos que dan como resultado que en los seres vivos se
formen o desarrollen órganos adecuados que les permitan realizar su vida en
dicho medio. En el transcurso de estas páginas aprenderemos a distinguir
algunos tipos de adaptaciones de los animales y vegetales que les dan la
posibilidad de alimentarse, desplazarse, respirar y protegerse.

ADAPTACIONES DE LOS VEGETALES AL


AMBIENTE TERRESTRE
Las adaptaciones de los vegetales que habitan en el ambiente terrestre
están en función del clima y del tipo de suelo de cada región.
Los vegetales terrestres han debido sobreponerse a una serie de
condiciones adversas planteadas por el ambiente. Entre ellas figuran:
- la necesidad de un medio de fijación al suelo
- los distintos tipos de suelo
- la disponibilidad de agua y de luz
- los cambios de los factores climáticos.
Estas necesidades han dado origen al desarrollo de ciertas estructuras
que permiten al vegetal sobrevivir en distintos ambientes. Nuestro país
por ser tan extenso presenta características muy diferentes, lo cual ha
posibilitado la existencia de una gran variedad de expecies vegetales.
ADAPTACIONES DE LOS ANIMALES AL
AMBIENTE TERRESTRE
¿Qué adaptaciones presentan los animales a su ambiente?
Ciertamente, las adaptaciones son distintas, ya que no es lo mismo vivir
rodeado de agua que vivir rodeado de aire; no es igual desplazarse en el
agua que desplazarse sobre el suelo. Estudiaremos algunas de las
adaptaciones al ambiente terrestre, como las adaptaciones al
desplazamiento, a la alimentación, a la respiración y a la protección.