Sie sind auf Seite 1von 9

OP OMS

HDT 21: CRITERIOS PARA SELECCIONAR MODELOS MATEMATICOS DE CALIDAD


DE AGUA *

Por: Ing. Henry Salas**


Junio de 1984

1. Introducción

Con el fin de evaluar los planes alternativos de ingeniería para el control y manejo de la calidad del
agua, pueden emplearse modelos matemáticos que relacionen las entradas de aguas residuales con la
calidad del agua del cuerpo receptor. Los diversos grados de tratamiento, la reubicación de los puntos
de descarga de aguas residuales, el aumento de los flujos mínimos, los puntos de descarga de aguas
residuales, el aumento de los flujos mínimos, los sistemas de tratamiento, la reubicación de los puntos
de descarga de aguas residuales, el aumento de los flujos mínimos, los sistemas de tratamiento
regional vs. Plantas múltiples, constituyen algunas de las alternativas específicas cuya influencia
sobre la calidad del agua receptora pueden evaluarse mediante la aplicación de los modelos de calidad
del agua. Los modelos pueden ayudar también a evaluar el beneficio relativo que se obtiene para la
calidad del agua mediante la eliminación de diferentes competentes de los contaminantes.

Los factores que influyen sobre el grado de complejidad del modelo incluyen el tipo de problema de
calidad del agua que se desea resolver, las características del cuerpo del agua, la disponibilidad de
datos observados, históricos, y actuales sobre la calidad del agua y sobre las descargas de aguas
residuales, los riesgos para la salud pública y el ambiente relacionados con el área, la gama disponible
de opciones y de estrategias y el tiempo y los recursos financieros disponibles.

Los modelos matemáticos de calidad de agua se pueden clasificar de acuerdo con sus niveles de
complejidad. Se presenta a continuación una descripción de los tipos de modelos específicos
disponibles, acompañada por una presentación de la teoría básica de los mismos.

2. Teoría

El principio de conservación de la masa constituye la base para cualquier enfoque determinístico


sobre el modelaje de la calidad del agua. Este principio requiere que toda la masa de la sustancia de
interés, al ser la concentración resultante calculada por el modelo. Es decir, la distribución resultante
debe representar en forma adecuada los mecanismos que afectan la distribución de la masa a la vez
debe asegurar que la masa total introducida sea considerada en forma apropiada. Las dos categorías
principales de los mecanismos que afectan la distribución de la velocidad y la dispersión dentro del
cuero de agua, y las reacciones cinéticas debidas a la naturaleza reactiva de las sustancias
consideradas, las cuales tienen implicancias sobre la calidad del agua.

El principio de conversación de la masa puede formularse en breve ecuación matemática aplicable a


los parámetros más importante de calidad del agua, como función de posición n y tiempo t .
Supongamos que c = c(n,t) es la concentración del parámetro de calidad del agua en consideración.
Entonces la ecuación general tridimensional de conservación de la masa variable en el tiempo sería :

donde:

FLUJO =

n = dirección x, y, z.
E = matriz de coeficiente de dispersión.
V = vector de la velocidad.
S = fuentes y pérdidas de masa (provocadas por el hombre y/u otros)

Esta ecuación de diferenciación parcial y tridimensional constituye la expresión más general que
dispone para el principio de conservación de la masa, y puede emlearse para describir la distribución
de las variables de calidad del agua en los arroyos, ríos, ríos sujetos a la marea, estuarios, embalses,
lagos, y regiones costeras.

Se conocen pocas soluciones analíticas para la anterior ecuación en su forma general. Sin embargo, no
es necesario aplicarla en mesa forma en todos los casos. Por ejemplo, en ciertos cuerpos de agua,
especialmente en los ríos de agua dulce, las gradientes de calidad del agua en sus direcciones laterales
y verticales pueden ser insignificantes. Por lo tanto, la ecuación (1) se reduce a su forma
unidimensional.

Bajo condiciones de estado permanente, las cuales indican condiciones constantes en tiempo, ac/at es
igual a cero, y suponiendo constante la geometría, flujo y tasas de reacción cinética, la solución
analítica de la ecuación (1) de forma unidimensional para oxígeno disuelto es comúnmente conocida
como "la ecuación de depresión de oxígeno disuelto de Streeter-Phelps (1)".

En otros cuerpos de agua, como lagos, estuarios grandes, etc., normalmente se requiere la aplicación
de un análisis bidimensional o tridimensional. En tal caso, para solucionar la ecuación (1), es
necesario recurrir a técnicas numéricas. La estrategia básica consiste en reemplazar la ecuación
diferencial parcial con aproximaciones de diferencias finitas. Esto se lleva a cabo segmentando
primero el cuerpo de agua en elementos de volumen relativamente pequeños, en los que se supone
existe una concentración de masa bastante uniforme. Estos segmentos de volumen son
interconectados y forman la base para estructurar cualquier configuración general del cuerpo natural
de agua. En consecuencia, la ecuación diferencial parcial se reduce a una serie acoplada de ecuaciones
diferenciales ordinarias en el tiempo. Si se asume la existencia de un estado estable, ac / at = 0, dichas
ecuaciones se convierten en una serie de ecuaciones algebraicas, una ecuación para cada sección
finita, cuya solución se obtiene por inversión de la matriz o por técnicas de aproximación. Thomann
(2) presenta esta metodología en detalle.

3. Análisis simplificado

En algunas situaciones es justificable realizar una aproximación de "primera prueba" de las respuestas
del sistema, ya sea porque el contexto del problema es tal, que lleva a descartar un modelo que
requiere un gasto excesivo de tiempo y costo, o porque se desea llevar a cabo análisis preliminares o
de sondeo que indicarían las áreas en donde se requiere un trabajo más detallado. Frecuentemente,
mediante un análisis simplificado se satisfacen los requerimientos de la planificación interina.

Las hipótesis que dan lugar a este enfoque simpliuficado de modelo de ríos y estuarios son las
siguientes:

a. Análisis unidimensional.
b. Condiciones de estado permanente; v. g., se considera que todos los parámetros del sistema y
fuentes, son constantes en el tiempo.
c. Parámetros del sistema espacial constantes; v.g., se considera que el flujo neto, los coeficientes
de reacción, la geometría del sistema, y los coeficientes de dispersión, son constantes con la
distancia a lo largo del cuerpo de agua.
d. Sólo se incluyen descargas de aguas residuales puntuales. El principio de la superposición
permite el análisis de fuentes múltiples de aguas residuales.
e. Las incertidumbres obtenidas en el análisis de varios componentes son incorporadas hasta cierto
punto como una calidad natural, o condición de base; v. g., escorrentía natural, tasas de
consumo béntico, respiración y fotosíntesis de las algas, etc.

Los parámetros de calidad del agua que pueden evaluarse mediante este tipo de análisis comprenden
algunos sólidos disueltos, organismos coliformes, nutrientes, oxidación de compuestos carbonáceos y
nitrogenados, y oxígeno disuelto. El análisis está estructurado de tal manera que es factible realizar
cálculos sobre la calidad del agua con sólo tener conocimiento de las poblaciones actuales y futuras,
del área de drenaje y de la profundidad del agua (para los estuarios también se requieren datos del
área de la sección transversal). Sin embargo, el grado de validez de los cálculos es proporcional a la
extensión de los datos de entrada.

El análisis simplificado contempla el uso de manuales simples, manografías, cálculos simplificados o


programas de computadora para realizar el análisis de calidad del agua sin comparar las condiciones
observadas con esos cálculos. Los modelos no se verifican. Los resultados de tal análisis simplificado
sobre la calidad del agua deben ser considerados únicamente como indicaciones de tendencia y como
una predicción cierta precisa. En un análisis "preliminar" o de sondeo, el análisis simplificado sirve
para clasificar un área de la siguiente manera:

a. No existen problemas en la calidad del agua bajo las condiciones actuales y futuras de acuerdo
con los esquemas de tratamiento propuestos. No es necesario ningún análisis adicional de la
calidad del agua, ni al parecer se requiere tomar ninguna medida con el fin de proteger la
inversión en las instalaciones para el tratamiento de aguas residuales.
b. Los problemas en la calidad del agua existen o son marginales bajo condiciones actuales o
futuras. Puede requerirse la aplicación de sistemas de tratamiento más avanzados para satisfacer
las normas de calidad del agua,. Es necesario aplicar un modelo adicional de calidad del agua,
cuya extensión será establecida por las normas de la calidad del agua que no serán alcanzados.
c. Los problemas en la calidad del agua existen bajo las condiciones actuales o futuras. Los
sistemas de tratamiento propuestos y avanzados no van a satisfacer las normas de calidad del
agua. Esto debe considerarse como una advertencia sobre la posible disminución de la
efectividad de la inversión propuesta en las instalaciones del tratamiento, debido a la
incapacidad para cumplir con las normas de calidad del agua. Es necesario aplicar un modelo
adicional detallado de calidad del agua con el fin de determinar la efectividad de las alternativas
que van a satisfacer las normas de calidad del agua. Cuando se dispone de datos de campo la
cuarta categoría sería:
d. Observaciones de campo demuestran la existencia de problemas en la calidad de agua. Sin
embargo, el modelo simplificado indica que las fuentes puntuales constituyen sólo una parte del
problema. Los esquemas de tratamiento desarrollados o propuestos puede que no afecten en
forma significativa la calidad del agua. Para determinar la causa del problema es necesario
aplicar un modelo más detallado.

La publicación, "Modelación matemática simplificada de la calidad del agua", elaborada por la firma
Hydroscience (3) para la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos emplea este
enfoque del análisis simplificado y fue utilizado por la EPA con el fin de asesorar y facilitar la
planificación interna en ese país

Iniciados por Volleweider (4), durante los últimos dieciséis años se han desarrollado modelos
matemáticos simplificados para el análisis de la eutroficación en lagos templados. La metodología se
basa principalmente en el balance de masa y/o relaciones empíricas para un nutriente que se supone es
limitante, v. g. fósforo. Las hipótesis que fundamentan este enfoque simplificado del modelo de lagos
son:

a. lago completamente mezclado


b. estado permanente
c. sólo un nutriente limita, v. g. Fósforo
d. este nutriente se utiliza como una medida de estado trófico.

El estado trófico del lago se puede estimar mediante este tipo de análisis utilizando los datos de
profundidad y tiempo de retención del lago así como la descarga externa del nutriente actual y/o
futuro a la superficie del lago.

Investigadores tales como Chapra & Tarapchak (5), Lee et al .(6) entre otros, desarrollaron
posteriormente ecuaciones semiempíricas en las cuales no solamente se podía estimar el nivel de
fósforo total sino la variable sino la variable más relevante de clorofila "a" entre otros parámetros
como oxígeno disuelto y la profundidad del disco Secchi.

El Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente (CEPIS) tiene enmicado un
proyecto regional sobre el desarrollo de metodologías simplificadas para la evaluación de
eutroficación en lagos tropicales de aguas cálidas. Como informa Salas (7), se concluyó en este
proyecto que los modelos simplificados desarrollados con datos de embalses y lagos templados no son
adaptables a lagos cálidos. A través de este proyecto, se han desarrollado tales modelos en forma
preliminar para lagos cálidos.

Los usos, calificaciones y advertencias mencionadas anteriormente también se aplican a estas


metodologías simplificadas para lagos.

4. Análisis de cinética lineal y estado permanente

Es posible analizar una gran variedad de problemas de planificación mediante la aplicación de


modelos matemáticos d estado permanente, capaces de proporcionar el detalle espacial necesario para
variables importantes de la calidad del agua bajo condiciones críticas. El intervalo de tiempo
necesario para establecer condiciones de estado permanente varía de acuerdo con la naturaleza del
sistema, lo cual incluye parámetros de reacción, dispersión y advección. Desde el punto de vista
hidrológico, un arroyo de agua dulce, la condición constante puede establecerse rápidamente y de
igual forma desbaratarse con facilidad, mientras que en un estuario es necesario un período más largo
de tiempo debido a la presencia de la dispersión. En el primer caso, el intervalo puede ser de horas o
días, mientras que en el segundo de semanas o meses.

Muchas reacciones de naturaleza física, química o biológica que ocurren en aguas naturales pueden
ser representadas por cinéticas de primer orden; v. g., la tasa de reacción es proporcional a la
concentración de la sustancia. Este orden cinético constituye una aproximación práctica a muchas
reacciones, que ha demostrando ser adecuada para el análisis de un gran número de componentes
existentes en aguas naturales.

Se dispone de programas de computador basados en dos enfoques de solución para e análisis de


cinética lineal y estado permanente. El primer enfoque, que puede denominarse el enfoque de
solución continua, emplea la solución analítica para la versión unidimensional de la ecuación (1) para
el estado permanente con coeficientes constantes. La mayor parte de los ríos o estuarios tienen
características geométricas e hidráulicas, tales como áreas de sección transversal, profundidades de
flujo, que varían a largo del cauce desde aguas arriba hasta el océano. Las tasas de reacción cinética
varían también espacialmente. Con el fin de representar estas variaciones en forma matemática, es
necesario dividir el sistema en varios segmentos individuales, cada uno de los cuales se caracteriza
por tener sus propios parámetros cinéticos y físicos – hidráulicos. De esta manera, tanto los cambios
de la geometría, los tributarios, las represas, los afluentes como las tasas cinéticas, pueden ser
incorporados en la definición matemática del sistema. Las soluciones se anotan en términos de
coeficientes desconocidos que pueden ser evaluados por medio de una secuencia de balances de masa
e igualdades de concentración. En consecuencia, las soluciones continuas se logran a lo largo de cada
tramo del cuerpo de agua.

El segundo enfoque, que puede denominarse el enfoque de diferencias finitas, reemplaza


fundamentalmente, en la ecuación de estado permanente, a las derivadas por aproximaciones de
diferencias, conforme lo analizado anteriormente. La solución se obtiene por medio de una técnica de
inversión de la matriz tal como la técnica de eliminación Gaussiana.

La ventaja relativa que se obtiene con el enfoque de solución continua consiste en que tramos más
largos del cuerpo de agua pueden ser examinados sin necesidad de recurrirse a una aproximación
finita. Como tal, el tamaño de la matriz a invertirse es menor que del enfoque de diferencias finitas. El
enfoque de solución continua también cualquier dispersión numérica que resulte de la aproximación
de segmentos finitos.

Por otro lado, el enfoque de diferencias finitas es más general y puede ser aplicado fácilmente en
cuerpos de agua de hasta tres dimensiones.

Los parámetros de calidad del agua que pueden ser evaluados mediante cada enfoque incluyen ciertos
sólidos disueltos, organismos coliformes, nutrientes, oxidación de compuestos carboáceos y
nitrogenados, oxígeno disuelto, temperatura y ciertas sustancias tóxicas.

La información de entrada necesaria para cada enfoque incluye datos sobre las descargas de aguas
residuales (tanto puntuales y dispersas), las tasas de reacción, los factores hidrodinámicos (estado
permanente), la geometría y la temperatura. Los datos de entrada normalmente requeridos tanto en el
modelo de solución continua como en el modelo de diferencias finitas son similares.

Las anteriores formulaciones constituyen aproximaciones matemáticas a sistemas naturales


complejos. Como tales, a menos que no se realice una verificación con datos observados, dichas
formulaciones no pueden ser clasificadas como modelos funcionales. El procedimiento de
verificación incorpora la comparación de datos observados con datos calculados en base a varias
combinaciones de la descarga de aguas residuales, la temperatura y el flujo de agua dulce. Mientras
mayor sea el rango de condiciones que el modelo aproxima con un conjunto consistente de
parámetros de insumos básicos, mayor será la probabilidad para realizar una extrapolación realista.

Como una verificación preliminar del modelo, muchas veces es prudente investigar la distribución de
otras variables que tienen datos adecuados disponibles. Por ejemplo, puede estudiarse la distribución
salina en los estuarios, aún cuando no se le atribuya a la salinidad ninguna significancia en la calidad
del agua. Mediante la comparación de los cálculos del modelo matemático con las distribuciones de
salinidad observadas, es posible realizar una evolución de los parámetros dispersos e hidrodinámicos
empleados en el modelo.

El desarrollo del modelo y la obtención de datos pueden llevarse a cabo en forma simultánea,
complementándose ambas partes. Las deficiencias en los datos se podrán indicar con facilidad durante
este proceso.

Puede considerarse que el modelo ha sido verificado si prevé en forma satisfactoria el cambio
producido en la calidad del agua como resultado de un cambio significativo en las entradas al sistema
o si se ha efectuado un cambio en el mismo medio ambiente del cuerpo de agua.

La extensión del procedimiento de verificación depende mayormente del tipo de fenómeno y de la


severidad del problema en la calidad del agua. Por ejemplo, si el problema en la calidad del agua.

La extensión del procedimiento de verificación depende mayormente del tipo fenómeno y de la


severidad del problema en la calidad del agua. Por ejemplo, si el problema en la calidad del agua se
debe a la presencia de niveles tóxicos de un material en una toma de agua potable, entonces se llevaría
a cabo un análisis riguroso. Sin embargo, si se trata de un cumplimiento marginal con respecto a una
norma de sólidos disueltos totales, el nivel del esfuerzo se vería reducido sustancialmente.

5. Análisis de sustancias conservativas variables en el tiempo

Existen dos marcos básicos de tiempo en los cuales se puede aplicar un análisis de sustancias
conservativas variables en el tiempo. El primero se ocupa de las tendencias a largo plazo, de las
sustancias que son conservativas, como los sólidos disueltos totales (SDT), o de aquellas sustancias
que cambian a tasas tan lentas que pueden ser consideradas como conservativas. Este análisis emplea
una gran escala geométrica junto con un balance hídrico anual. Los insumos necesarios incluyen las
cargas regionales geometría del área de interés. El incremento a largo plazo del SDT en los Grandes
Lagos de los Estados Unidos elaborado por O’Connor & Muller(8) constituye un ejemplo de una
aplicación del análisis de sustancias conservativas variables en el tiempo.

El segundo marco en el cual puede aplicarse este tipo de análisis es en la evaluación de las descargas
instantáneas de tinte con el fin de determinar las características hidráulicas de un cuerpo de agua. El
marco de tiempo puede variar de horas a semanas. Se encuentran disponibles tanto los modelos de
diferencias finitas como analíticas de una, dos o tres dimensiones para el análisis de descargas
instantáneas de tinte. Se requiere conocimiento de la geometría del área. El tamaño y complejidad del
cuerpo de agua dicta la extensión del programa de muestreo de campo. Este análisis resulta en
estimados del tiempo de retención y coeficientes de dispersión del cuerpo de agua, los cuales se
pueden utilizar en los modelos matemáticos de calidad de agua para los parámetros de interés.
Diashishin(9) presenta modelos analíticos para tal aplicación.

6. Análisis cinético lineal variable en el tiempo

En algunos contextos de planificación es necesario realizar la evaluación de las variaciones en la


calidad del agua variables en el tiempo. La escala de tiempo en la que estas variaciones se consideran
importantes, varía considerablemente y depende del propósito del análisis, de la naturaleza de los
fenómenos y del orden de las variaciones temporales.

Los parámetros de calidad del agua que pueden evaluarse con este método incluyen los organismos
coliformes, los nutrientes, la oxidación de compuestos carbonáceros y nitrogenados, el oxígeno
disuelto estacional y de las fuentes dispersas de desechos estacionales constituyen ejemplos de los
tipos de problemas a los cuales puede aplicarse este tipo de análisis. Es posible llevar a cabo también
un análisis simple de eutroficación.

El modelo matemático a aplicarse normalmente utiliza el enfoque de diferencias finitas. Las


ecuaciones diferenciales resultantes en el tiempo se resuelven numéricamente aplicando el esquema
de integración numérica como el de segundo orden Runge-Kutta. El modelo es multidimensional y
como tal puede aplicarse a cualquier cuerpo de agua.

Los criterios acerca de los datos de entrada necesarios para un análisis cinético lineal variable en el
tiempo son un tanto más rigurosos que para un análisis de estado permanente. Además de los datos de
entrada necesarios para el modelo de estado permanente es necesario definir también cómo éstos
varían en tiempo. Los insumos que generalmente presentan variaciones temporales son: el flujo de
agua dulce, la temperatura, la descarga de aguas residuales y ciertas reacciones físicas, químicas y
biológicas.

La demanda de datos para realizar el procedimiento de verificación de un modelo variable en el


tiempo sustancial. La verificación se lleva a cabo mediante comparaciones espaciales de datos
observados y calculados obtenidos secuencialmente como: t = 0, t = 2, … t = n. Es imprescindible que
se utilicen los datos tomados durante una condición no constante; los datos observados, logrados bajo
condiciones constantes en el campo, no pueden emplearse en la verificación de un modelo variable en
el tiempo.

7. Análisis cinético no lineal variable en el tiempo

Generalmente es necesario aplicar un análisis cinético no lineal variable en el tiempo para realizar una
evaluación detallada de los problemas de eutroficación. Este tipo de análisis representa la tecnología
más avanzada que se encuentra disponible en el modelaje de calidad del agua. Se precisa de las
relaciones cinéticas no lineales debido a las complejas relaciones mutuas existentes entre las algas, los
nutrientes, el zooplancton y los fenómenos físicos como la luz solar, etc.

El modelo matemático a aplicarse utiliza el enfoque de diferencias finitas y es multidimensional. Se


emplea el esquema de integración numérica. La hipótesis fundamental en las formulaciones cinéticas
reside en que la tasa de crecimiento de las altas se produce, según las cinéticas de crecimiento Monod
con respecto a los nutrientes importantes, v.g., nitrógeno, fósforo y/o sílice. Es decir, durante un nivel
adecuado de concentración de substrato, la tasa de crecimiento procede a nivel máximo o de
saturación, tasa prevalente por la temperatura y las condiciones de luz existentes siguiendo
esencialmente las cinéticas de crecimiento de primer orden. Sin embargo, a bajas concentraciones de
nutrientes la tasa de crecimiento se vuelve proporcional a la concentración de nutrientes; en
consecuencia, son cinéticas de crecimiento interaccionados como los siguientes:

a. Clorofila del fitoplancton


b. Carbono del zooplancton
c. Nitrógeno orgánico
d. Nitrógeno amoniacal
e. Nitrógeno de nitrito y nitrato
f. Fósforo orgánico
g. Fósforo inorgánico
h. Demanda bioquímica de oxígeno
i. Oxígeno disuelto
j. Silicato disuelto

y según la cadena alimenticia, el nivel de peces.

En vista de las muchas incertidumbres relacionadas con el fenómeno de la eutroficación, es preciso


realizar un análisis de verificación detallada antes de utilizar con propiedad este tipo de análisis como
una herramienta de planificación. Será necesario disponer entonces de una gran cantidad de datos que
cubran una amplia gama de parámetros en la calidad del agua, así como de datos físicos tales como la
luz solar, la turbiedad, entre otros, que podrían afectar el crecimiento de las algas y que serían
utilizados como entradas al modelo. Sería necesario realizar también una evaluación rigurosa de la
variación de las descargas de desechos líquidos tanto para las fuentes puntuales como para las
dispersas.

Este tipo de análisis requiere de un compromiso sustancial de recursos tanto en tiempo como en costo.

8. Resumen

Los modelos matemáticos de calidad de agua sirven como herramientas imprescindibles en el


planeamiento del uso de recursos hídricos para prever el impacto de planes de ingeniería para el
control y manejo del medio ambiente. La selección del tipo de modelo matemático a aplicarse
depende del problema de calidad de agua y de las inversiones propuestas.

Se destaca la importancia de establecer una base confiable de datos tanto de la calidad de agua del
cuerpo de agua receptor como de las fuentes contaminantes para el procedimiento de calibración y
verificación de modelos más complejos. Aunque las inversiones asociadas con tales campañas de
muestreo pueden ser sustanciales resultan ser mínimas en comparación con los riesgos ambientales y
costos de la construcción de las instalaciones físicas de tratamiento.

Bibliografía
1. STREETER, H.W. & PHELPS, E.B. A study of the pollution and natural purification of the
Ohio River. Public Health Bulletin 146. U.S. Public Health Service, Washington, D.C., 1925
2. THOMANN, R.V. Systems analysis and water quality management. McGraw Hill Book Co.,
New York City, 1972.
3. HYDROSCIENCE, INC. Simplified mathematical modeling of water quality. Environmental
Protection Agency, marzo 1971.
4. VOLLENWEIDER, R.A. The scientific basis for lake and stream eutrofication with particular
reference to phosphorus and nitrogen as eutrophication functions. OECD, Tech. Report No.
DAS/CSI/68.37, París, 1968.
5. CHAPRA, S.C. & TORAPCHAK S.D. A chlorophyll model and its relationship to phosphorus
loading plots for lakes, Water Resources Research, 12(6): 1260 – 1264, diciembre 1976.
6. LEE, G.F; RAST, W.E.; JONES, R.A. Eutrophication of Water bodies: insights for an age – old
problem. Environmental Science & Technology, 12(8): 900 – 908,, 1978.
7. SALAS, H. Resumen del segundo encuentro del proyecto regional. Desarrollo de metodologías
simplificadas para la evaluación de eutroficación en lagos cálidos, CEPIS/OPS, 1983.
8. O´Connor, P.J. & Mueller, J.A. A water quallity model of chlorides in the Great Lakes. Jour. Of
San. Eng. Div., ASCE, Proc. Paper 7470, 96 (SA4): 955 – 975, 1970.
9. DIACHISHIN, A.N. Dye dispersion studies. Jour. Of San. Eng.Div., ASCE, 89 (SA1): 29 – 49,
1963.

Publicación reciente del CEPIS


Acaba de aparecer una publicación del CEPIS titulada "Información sobre la colaboración que el
CEPIS puede prestar a los países de la Región en sus actividades de capacitación en ingeniería
sanitaria y ambiental y en saneamiento". Lima, Perú, CEPIS/HPE, JUNIO DE 1984. 90 p. EUA$1.00
(incluyendo gastos de envío).

El documento contiene el diseño de 31 cursos, seminarios o talleres en los cuales puede colaborar el
CEPIS, con detalles de justificación, título, temas, objetivos generales, agenda, objetivos de
aprendizaje, población objeto, requisitos de los participantes, carga horaria, métodos y técnicas de
enseñanza, ayudas didácticas necesarias y equipo y material audiovisual necesario en cada uno. El
documento contiene también formularios que las instituciones de los países pueden utilizar para
solicitar la colaboración del CEPIS en cursos y reuniones.

Actualizado: 10/12/2000 19:48:58


Comentarios al Webmaster
[ Homepage CEPIS ]