You are on page 1of 3

TEMA I

EL DERECHO INTERNACIONAL AMERICANO

En el presente capítulo se desarrollara todo lo concerniente al derecho internacional


americano, diferentes definiciones y las posturas planteadas por distintos autores con
relación a esto.

Derecho Internacional Americano, se refiere al grupo de instituciones, principios, leyes,


ideales, acuerdos, serie de tradiciones y prácticas que dentro del control ejercido desde el
ámbito de las relaciones internacionales, son elementos característicos de las llamadas
Repúblicas del Nuevo Mundo.La implementación del mismo depende de las distintas
condiciones geográficas, económicas y políticas de los países que conforman el Continente
Americano y de la fraternidad existente entre ellos.

Este intenta establecer un tipo de doctrina internacional que tenga como finalidad la
separación de las Repúblicas Americanas del conglomerado mundial. Un paso
trascendental para cristalizar esta disciplina jurídica con características muy particulares,
pero sin la intención de transformarse en una legalidad independiente que facilitó según el
criterio de muchos analistas, el nacimiento de la Organización de los Estados Americanos
como resultado del acuerdo que con la designación de “Carta” fue ratificada en Bogotá y
aprobada luego de varios debates, por los estados que constituyen el Continente Americano.

El docto publicista argentino Amancio Alcorta, presentó un punto de vista interesante en


1883 respecto al Derecho Internacional Americano cuando hizo observaciones a Carlos
Calvo, creando esto una polémica entre ambos. En la Nueva Revista de Buenos Aires
escribió: "Sin pretender que exista un Derecho Internacional esencialmente americano
mientras en América no se haga de los principios del derecho el fundamento del Derecho
Internacional y mientras todos los Estados no se sometan a sus reglas, podemos afirmar
sin embargo que, en el estado actual de las cosas y considerando la manera cómo se
buscan las soluciones, es preciso reconocer que un derecho especial existe y que, ya en las

Nathalie J. Cabrera Grullón


100233703
relaciones de los Estados de la América entre sí, ya en sus relaciones con los Estados de
Europa, conviene tenerlo en cuenta, si no se quiere incurrir en los más grandes errores".

Según Alcorta, el Derecho Internacional Americano puede tener significación doble. En el


caos actual de las relaciones internacionales (escribía en 1883, pero en parte la situación se
mantiene) hay en América un derecho especial y se buscan las soluciones en forma distinta
de la europea. En segundo lugar, puede haber un Derecho Internacional esencialmente
americano, si América tiene la primacía en enseñar y aplicar los genuinos principios del
Derecho Internacional, y si todos los Estados se someten a ellos. El punto de vista es
interesante y respetable; pero falta la fundamentación positiva y el sistema coherente.

Para poder determinar la raíz sociológica de esta rama del derecho debemos estudiar la
metodología jurídica de Alejandro Álvarez, le llevó a fundar el Derecho Internacional
Americano, enriqueciendo así la ciencia internacional del mundo. Por Álvarez, los juristas
europeos modernos han ampliado sus puntos de vista y enriquecido su documentación.
América significa vida nueva, originalidad, principios innovadores, un ejemplo de
solidaridad sin autoridad política central, coercitiva.

Antes de Alvarez se habló de un Derecho Internacional Americano sin dar a la expresión


sentido preciso ni medir su hondura y alcance. Derecho Internacional Americano significó,
a veces, el conjunto de leyes escritas internacionales que debían dictarse para que América
desenvolviera sus relaciones en paz y con justicia. Derecho Internacional Americano
significó, en otras oportunidades, ciertas instituciones jurídicas propias de América y
distintas del sistema jurídico europeo. Por ejemplo, el uti possidetis juris de 1810 para la
resolución de los diferendos por fronteras entre países hispanoamericanos, era comprendido
como parte del Derecho Internacional Americano. Intuición feliz y certera tuvo Lastarria en
1864 cuando declaró que el establecimiento de una monarquía absolutista en América era
contraria al Derecho Internacional Americano. En todo caso, faltaba el sistema coherente,
fundado en bases positivas y claro sentido histórico.

Nathalie J. Cabrera Grullón


100233703
Creo interpretar el fondo del pensamiento del señor Alvarez al insistir en que el Derecho
Internacional Americano lo es, porque sus normas brotan de las raíces concienciales de los
pueblos americanos, de su configuración moral e histórica. Los mismos principios
proclamados en Europa son fruto tan sólo del esfuerzo cerebral, reflexivo. Alvarez hace
notar también que en América hay problemas sui generis, el arreglo de las fronteras, la
nacionalidad, la migración, que exigen normas internacionales propias.

En conclusión: según el doctor Alvarez, el Derecho Internacional Americano tiene dos


fundamentos: primero, las condiciones psicológicas de América favorables a un Derecho
Internacional especial, y segundo, una serie de principios internacionales americanos,
proclamados por América o exigidos por circunstancias peculiares de América, que han de
regir las relaciones entre países americanos y países extra continentales cuando de hacerse
efectivas en territorio americano.

A diferencia del Dr. Álvarez, Sa Vianna considera que no existe el Derecho Internacional
Americano, en este análisis bserva que la expresión conjunto de problemas americanos no
es vaga, porque la ciencia del Derecho Internacional es un conjunto de principios y no de
problemas, es decir, vuelve al fundamento del universalismo del derecho internacional
general; Daniel Antokoletz, argentino, aboga por la existencia de un derecho internacional
en América con los mismos principios que en todo el mundo, pero no por la existencia de
un derecho internacional americano y Alberto Ulloa ex embajador de Perú en Chile se
contrapone a las tesis del Sr. Álvarez. A favor de sus teorías encontramos internacionalistas
de la talla de Karl Strup al cual llamo Elementos del Derecho Internacional Público,
Europeo y Americano” y que dedica con verdadera vocación.

Nathalie J. Cabrera Grullón


100233703