Sie sind auf Seite 1von 14

Informe de práctica 1

Caracterización edafológica de un suelo contaminado por


agroquímicos

Horario de prácticas:
Viernes de 10:00 am – 12:00 pm

LIMA - PERÚ
2018

1. Introducción
En la actualidad, el uso de agroquímicos en la agricultura en el Perú se ha incrementado ya
que la agricultura consume hasta el 85% de la producción mundial en cuanto se refiere al uso
de plaguicidas con la finalidad de controlar las plagas que afectan los cultivos, proteger a los
cultivos de malezas, incrementar la producción y reducir los costos de compra. Sin embargo,
existen desventajas como la alteración de las propiedades y características físicas y químicas
del suelo, desequilibrio de pH, infertilidad del suelo, alta toxicidad de los cultivos debido a
la presencia que posee cada contaminante en la amplia clasificación de agroquímicos.
Asimismo, para regular el uso de estos el Estado aprobó los Estándares de Calidad Ambiental
para el suelo, en la cual indican parámetros físicos y químicos para el uso de suelo agrícola,
siendo la concentración de compuestos organoclorados un parámetro importante en la
evaluación química de este tipo de suelo y no generen daños a la salud y al ambiente. La
calidad del suelo está siendo afectada debido al incremento de los agroquímicos, los mismos
que se aplican sin control por parte de los agricultores y este uso indiscriminado influye en
la reducción de la fertilidad del suelo.

Debido al gran problema que significa la contaminación de suelo por agroquímicos es


necesario realizar un análisis antes de usar el suelo y después de usarlo, para evaluar
parámetros físicos (textura, estructura, permeabilidad, drenaje, porosidad, densidad, etc.) y
parámetros químicos (pH, conductividad eléctrica, Capacidad de Intercambio Catiónico
(CIC), etc.), para que de esta forma se pueda determinar el comportamiento del suelo, su
fertilidad, su capacidad productiva y su contenido de nutrientes lo cual afectará de manera
significativa la producción, todo esto con la finalidad de mejorarlo y con el propósito de
posteriormente remediarlo e implementar el uso de alguna técnica agrícola ecológica que
garantice el buen manejo del suelo.

Por esta razón el presente informe muestra los resultados, análisis e interpretación de la
caracterización edafológica de un suelo contaminado y no contaminado por agroquímicos de
un cultivo de maíz forrajero en el distrito de Lurín. El tamaño del cultivo es de 1 hectárea y
pertenece al señor Carlos Puertas, agricultor que reside en el mismo lugar y que además es
el encargado de la aplicación de agroquímicos a los diferentes tipos de cultivos que siembra
en el lugar. El sitio contaminado que fue muestreado para llevar a cabo la primera práctica
de laboratorio fue escogido debido a que se destaca por la gran presencia de zonas agrícolas
en la cuales se usan fertilizantes para su producción y también debido a la accesibilidad de la
ruta para llegar al distrito de Lurín.

2. Ubicación y Vías de acceso


El terreno de cultivo de la señora “Juana” tiene una extensión de tres hectáreas y se ubica
en el distrito de Lurín, específicamente en la intersección de las avenidas Monasterio y
Prolongación Buena Vista.
Para llegar a este terreno de cultivo desde la Universidad se puede optar por dos caminos:

● Utilizar la Carretera Nueva Panamericana Sur hasta el puente San Pedro, ingresar
mediante este puente a la ciudad de Lurín y doblar hacia la izquierda en la Av.
Monasterio hasta llegar a Av. Prolongación Buena Vista.
● Utilizar la Carretera Nueva Panamericana Sur hasta el puente Conchan para tomar
el desvío hacia la Carretera Antigua Panamericana Sur. Seguir recto hasta la Av.
Prolongación Buena Vista, girar a la derecha y avanzar hasta la Av. Monasterio.
3. Marco Teórico

a) Procesos metodológicos :
Textura: Se entiende como Textura del suelo la distribución de las partículas o
componentes inorgánicos (Areno-Limo-Arcilla) en el mismo. Para realizar la medición
respectiva se puede recurrir al Método del Tacto o al Método por Hidrómetro de
Bouyoucos, siendo el segundo el más efectivo. Para desarrollar este método se requiere
mezclar 50 gramos de suelo seco en 200 ml de agua. Una vez hecho esto, se colocan 10 ml
de calgón (Hexametafosfato de Sodio) a la mezcla y se lleva a la batidora por 5 minutos. Se
vierte todo el contenido dentro de la probeta y se enrasa hasta 1 Litro (en caso haya MO se
colocan 2 ml de Alcohol Isoamílico). Mediante las mediciones de temperatura y densidad
(con el Hidrómetro) a los 40 seg y a las 2 horas se realiza el cálculo de densidad.

Conductividad Eléctrica: La concentración de sales solubles presentes en el sustrato se mide


mediante la conductividad eléctrica. La CE es la medida de la capacidad de un material para
conducir la corriente eléctrica, el valor será más alto cuanto más fácil se mueve la corriente
a través del mismo. Una CE baja facilita el manejo de la fertilización y se evitan problemas
por fitotoxicidad en el cultivo. En la práctica, para poder medir la conductividad eléctrica de
nuestros suelos, luego de haber realizado una serie de lavados, filtramos nuestro suelos y
utilizamos un conductímetro, el cual nos arrojó el valor de CE en dS/m.

Densidad real: Característica del suelo que relaciona la masa (peso) de un volumen de suelo,
pero a diferencia de la densidad aparente, se refiere sólo, al volumen de la parte sólida. Esta
densidad se determina en laboratorio, y se relaciona con la mineralogía del suelo y la
densidad de sus componentes. La metodología empleada para determinarla en la práctica fue
a partir del método del picnómetro mediante el cual, a partir diferencia de pesos y de la
medida de volumen de agua desplazado en una fiola que contenía el suelo, pudimos
determinar la densidad real.

Densidad aparente: Se entiende como la relación que existe entre la masa (peso) y el volumen
total del suelo. Este volumen total incluye la parte sólida y el espacio poroso. Esta densidad
corresponde a la densidad de campo, y es afectada por la estructura del suelo, el contenido
de materia orgánica, la labranza, etc. Para determinar la densidad aparente en el laboratorio
puede hacerse mediante el método de la parafina poniendo en práctica el principio de
Arquímedes al tener terrones en la muestra de suelo o también se puede determinar con el
método del cilindro, que fue el que nosotros empleamos en la práctica. Este método permite
calcular la densidad a partir del cálculo del volumen del cilindro y una serie de pesadas entre
las cuales se encuentra el peso del suelo seco a estufa.

CIC: Se refiere a la medida de un material (coloide) para retener cationes intercambiables.


Los suelos contienen cantidades variables y clases diferentes de arcilla y materia orgánica,
de modo que la CIC total varía ampliamente. Un CIC alto implica que el suelo presenta mayor
capacidad de retener tanto nutrientes como contaminantes. El método para determinar el CIC
es el del acetato de amonio mediante el cual luego de haber realizado una serie de lavados,
el amonio adsorbido en el complejo arcillo-húmico es desplazado ahora por los cationes de
potasio al agregar el ClK, cuyo filtrado luego de haberle agregado indicadores pasa a ser
titulado con el Na(OH). Finalmente, según el gasto de NaOH, se calcula el CIC en términos
de miliequivalentes por 100 g de suelo o centinelas por kg de suelo.

Materia Orgánica: Para realizar la medición de Materia Orgánicas presente en el suelo se


requieren 5 gramos de la muestra de suelo. Se pesa en la balanza un crisol junto con los 5
gramos de suelo y luego se lleva a la mufla. Después de un periodo de 24 horas se retira el
crisol de la muestra y se pesa. Se resta el peso inicial menos el peso final, se divide entre 5
(gramos) y se multiplica por 100. De esta manera se encuentra el porcentaje de materia
orgánica (MO) presente en la muestra.

Color: El color del suelo es uno de los factores más influyentes en la diferenciación de
horizontes, además es de suma importancia como indicador de características del suelo. Los
valores de MATIZ, PUREZA Y BRILLO, son los conceptos más importantes que debemos
de absorber, pues de ellos depende el color de cada uno de los horizontes del suelo. Para
determinar el color de nuestro suelo utilizamos la tabla de Munsell.

pH: El pH es una medida de la acidez (pH bajo = ácido) o alcalinidad (pH alto = básico o
alcalino) del medio. El pH del medio de cultivo controla las reacciones químicas que
determinan si los nutrientes van a estar o no disponibles (solubles o insolubles) para su
absorción. Por tal motivo, los problemas nutritivos más comunes ocurren en los cultivos
cuando el pH se encuentra fuera del rango óptimo. Para la práctica, para determinar el pH
de nuestro suelo utilizamos el potenciómetro.
4. Caracterización Edafológica de suelos contaminados
a) Levantamiento técnico:
Tipo de suelo

La textura indica el contenido relativo de partículas de diferente tamaño, como la arena, el


limo y la arcilla, en el suelo. La textura tiene que ver con la facilidad con que se puede trabajar
el suelo, la cantidad de agua y aire que retiene y la velocidad con que el agua penetra en el
suelo y lo atraviesa (IGAC, 2014)

El suelo de Lurín presenta una textura franco-arenosa, la cual se caracteriza por la gran
cantidad de arena, pero también cuenta con limo y arcilla, lo cual le otorga algo más de
coherencia entre partículas. Los suelos de la costa se caracterizan por presentar una textura
arenosa o cualquier otra textura que tenga un alto porcentaje de arena, mientras que los suelos
de Lurín son arenosos, franco-arenosos o areno-francosos debido a que se encuentra dentro
de la Costa peruana y son zonas donde predominan valles y zonas de cultivo donde destaca
una alta producción de maíz, cebolla y otros productos agrícolas debido a que el suelo tiene
una parte de textura franca, la cual es la más apta y recomendable para la siembra de cultivos.

Tipo de cultivo

El muestreo se realizó en una zona agrícola donde sembraban maíz forrajero o chala cuyo
nombre científico es Zea maiz, la zona de producción de este cultivo es Majes (1300-1500
msnm), es de aspecto robusto y se asemeja al de una caña. Tiene un solo tallo de gran
longitud, sin ramificaciones, que puede alcanzar hasta cuatro metros de altura. Al hacerle un
corte presenta una médula esponjosa, posee flores tanto masculinas como femeninas y hojas
largas y extensas, con terminación en forma de lanza, o lanceoladas, de extremos cortantes y
con vellosidades en la parte superior. Sus raíces son fasciculadas; es decir, todas presentan
más o menos el mismo grosor, y su misión es aportar un perfecto anclaje a la planta (Proyecto
Especial Majes-Siguas, 2005)

La producción de este maíz requiere una temperatura de 25 a 30ºC, además de bastante


incidencia de luz solar y en aquellos climas húmedos su rendimiento es más bajo. Para que
se produzca la germinación en la semilla la temperatura debe situarse entre los 15 a 20ºC,
puede llegar a soportar temperaturas mínimas de hasta 8ºC y a partir de los 30ºC pueden
aparecer problemas serios debido a mala absorción de nutrientes minerales y agua (InfoAgro,
2015). Las fases de cultivo son: Emergencia, Crecimiento y Desarrollo, Floración,
Fructificación, Maduración (grano lechoso o pastoso) y la cantidad de semilla que bota es de
25 a 30 Kg/ha.

El distanciamiento para riego por goteo es entre cintas 1.5 m, dos hileras a cada lado de la
cinta, entre hileras: 0.2 m, y 0.15 m entre plantas y para riego por aspersión es 0.75 m entre
filas, 0.15 m entre plantas 88 000 plantas/ha. El tipo de suelo donde crecen este tipo de cultivo
es arenoso con alto contenido de materia orgánica (InfoAgro, 2015).

Contaminantes

Los agroquímicos presentes en el suelo corresponden a los fungicidas cúpricos, en general


se usan productos relativamente insolubles en agua para evitar fitotoxicidad e incrementar
retención.

Los fungicidas cúpricos fueron los primeros en ser utilizados comúnmente para el control del
tizón. Los más utilizados son el caldo Bordalés y en tiempos recientes los fungicidas a base
de oxicloruro de cobre y de óxido cuproso. Entre los fungicidas de contacto los cúpricos
tienen la ventaja de tener una buena tenacidad. Tienen la desventaja de tender a retrasar el
desarrollo vegetativo de la planta por ello se recomienda su utilización después de empezada
la floración. Su acción es en los esporangios y las zoosporas en las que denaturalizan enzimas
de la cadena respiratoria (Schwinn and Margot, 1991). Los fungicidas de contacto actúan
solo en las primeras horas del primer contacto del esporangio con la superficie húmeda de la
hoja o de otra parte aérea de la planta.

El Cu++ se acumula en células de hongos sensibles. Forma complejos con enzimas que
poseen grupos sulfhidrilo, hidroxilo, amino o caboxilo, inactivándolos. Se acumula Cu en el
suelo si son usados en forma reiterada año tras año.
b) Cuadro de resultados
Tipo de suelo % de partículas Textura Densidad Densi Color pH CIC CE Materi
% % % aparente dad a
Arcilla Limo Arena real orgánic
a
Suelo sin 4.72 28 67.28 Franco 1.4077 2,27 5 6.9 36 15,6 0.684%
𝑔 𝑔 10 YR
contaminar arenoso 2 meq ds/m
𝑔𝑔3 𝑔𝑔3 Marrón
grisáceo

Suelo 4.72 20 75.28 Franco 1.6921 2,35 5 7.8 40 1,2 3.13%


𝑔 𝑔 10 YR
contaminado arenoso 1 meq ds/m
𝑔𝑔3 𝑔𝑔3 Gris

5. Analisis e Interpretacion
Textura

Mediante el método de “Textura del Suelo por Hidrómetro de Bouyoucos” se determinó que
el suelo de los cultivos, tanto de la zona contaminada como de la sin contaminar, es Franco
Arenoso (textura gruesa-moderadamente gruesa), presentando en ambos casos un gran
porcentaje de arena y un muy bajo nivel de arcilla. Sobre los suelos franco arenosos Fajardo
(2010) menciona “es una buena aproximación al suelo franco pues aunque su contenido de
materia orgánica no es alto, se diferencia respecto a la arena en la capacidad de retención de
agua, consecuencia de lo cual es responsable el contenido de arcilla”. Esta característica de
los suelos agrícolas costeros hace que sean fáciles de trabajar; sin embargo, en este caso, el
porcentaje alto de arena hace que la capacidad para retener agua y almacenar nutrientes sea
media, obligando al agricultor a recurrir a un riego semi continuo y al uso de fertilizantes
para sus cultivos. La Universidad Nacional de San Juan (s.f.) expresa que los suelos franco
arenosos presentan una consistencia media, una infiltración y aireación buena, y una
retención a humedad media y, en efecto, estos datos se comprobaron en campo.

Densidad Real

Con el método del picnómetro pudimos determinar que nuestro suelo contaminado posee
una densidad real de 2,35 g/ml. El suelo no contaminado presenta un valor de 2,27 g/ml. Un
suelo contaminado suele causar compactación por lo que el valor de la densidad puede
verse afectado por este fenómeno. Este valor se acerca mucho al que se toma como
referencia de 2,65 g/ml. La densidad de las partículas no proporciona información acerca de
los procesos físicos del suelo. Sin embargo, es un valor muy útil y participa en el cálculo de
propiedades del suelo como la porosidad y la distribución del tamaño de las partículas.

CIC

La capacidad de intercambio catiónico depende del tipo y la cantidad de arcilla en el suelo;


así como depende de la cantidad de materia orgánica presente. Después de experimentos y
cálculos obtuvimos que nuestro suelo contaminado tiene una capacidad de intercambio
catiónico de 40 miliequivalentes en 100g de suelo. Comparando nuestros resultados con los
teóricos esperados para un suelo Franco Arenoso identificado en la práctica, para esta textura
le corresponde un CIC entre 5 y 10 miliequivalentes por 100g de suelo. Esto no ocurrió así,
sino obtuvimos un resultado muchísimo mayor de 40 meq. Esto se puede deber a que a pesar
que contiene poco porcentaje de arcilla, tiene un porcentaje de materia orgánica regular y la
capacidad de intercambio catiónico puede deberse al tipo de arcilla que presenta. El hecho
de haber obtenido un CIC alto en el suelo contaminado determina que el suelo tiene buena
capacidad de retener contaminantes lo cual debe ser un parámetro a tomar en cuenta al
planear su remediación.

El CIC del suelo no contaminado también salió alto para lo que le debería corresponder a un
suelo franco arenoso, sin embargo fue ligeramente menor al del suelo contaminado lo cual
se pudo deber a que su porcentaje de materia orgánica también es menor.

Conductividad eléctrica

La salinidad de nuestra muestra de suelo contaminado fue 1, 2 ds/m lo cual nos indica que es
un suelo sin problemas de sales, ya que presenta una C.E. menor a 4 ds/m. Este suelo no
contiene sales por lo que no resulta perjudicial para los cultivos. Según Badia (2002) el origen
de suelos no salinos es de origen antrópico debido a buenas prácticas agrícolas como una
correcta irrigación y el uso de agua de buena calidad. Por otro lado, la muestra de suelo no
contaminado presentó una C.E. de 15,6 ds/m lo cual indica que es un suelo muy fuertemente
salino, según SEMARNAT (2010) la salinidad de un suelo se debe a la cercanía al mar y
vientos marinos, pues existe transporte de las sales desde el mar y son depositados tierra
adentro, a la infiltración subterránea del agua marina o a la redisolución de sales fósiles.
Asimismo, la salinidad también se debe a un mal manejo de fertilizantes y un inadecuado uso
de agua de mala calidad. El muestreo se realizó en Lurín y este distrito se caracteriza por su
cercanía al mar, además en la zona donde fue sacada la muestra no contaminada por
agroquímicos se le agrega agua de dudosa procedencia por lo que se deduce que es de mala
calidad, por lo tanto nuestros resultados coinciden con lo citado por SEMARNAT.

Materia Orgánica

Los resultados de materia orgánica entre el Suelo contaminado y el Suelo sin contaminar
presentaron diferencias. El primero presentó 3.13% de MO (Clase media), mientras que el
segundo presentó solo 0.684% de MO (Clase Baja). Fajardo (2010) menciona sobre los
suelos franco arenosos que “su contenido de materia orgánica no es alto”. De esta manera se
comprueba que los datos obtenidos son correctos, y que la diferencia de MO entre las
muestras radica en el uso de fertilizantes en el suelo contaminado.

pH

El resultado de pH para el suelo sin contaminar es de 6.9, que indica que es un suelo neutro
y las características principales de este tipo de suelo son efectos tóxicos mínimos y aptitud
para el desarrollo de las plantas. El suelo contaminado por agroquímicos se clasifica como
un suelo medianamente básico ya que presenta un pH de 7.8 que es el límite de lo
recomendado por la Dirección regional de Agricultura del Gobierno Regional de
Lambayeque (2011), que indica que el pH para este cultivo no debe ser mayor a 7.8. De esta
manera se comprueba que los resultados son correctos pues corresponden a lo requerido por
el cultivo.

Color

El resultado del color para ambos suelos es similar, el suelo no contaminado presenta un
color Marrón grisáceo y el suelo contaminado un color Gris. Según la Organización de las
Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (2010) el color gris o blanquecino
corresponde a lo presentado por los suelos de textura arenosa, por lo que los resultados son
correctos.
6. Conclusiones
La muestra de suelo contaminada pertenece al cultivo de maíz chala, en este se
utilizaron fungicidas cúpricos para controlar los hongos que atacaban dicho cultivo.

7. Recomendaciones
● Para el muestreo de suelo es importante que los equipos de laboratorio estén bien
calibrados, para evitar errores y obtener resultados correctos.
● Para realizar un plan de muestreo de suelos contaminados se recomienda hacer uso
de las guías del Ministerio del Ambiente (MINAM) como la Guía de plan de
muestreo, ECA de suelo (2017), IISC, ERSA y PDS, con el fin de realizar
correctamente el muestreo.
● Para el muestreo de suelo es importante el uso de equipos de protección personal
(EPP) para garantizar la seguridad de la persona que realiza el muestreo.
● Debido a que el suelo contaminado es moderadamente alcalino, para aumentar la
fertilidad del mismo se recomienda utilizar urea como fertilizante. De esta manera se
logra acidificar el suelo al mismo tiempo que mejora su fertilidad y productividad.
8. Bibliografía

Badia, D. (2002). Suelos afectados por sales. Recuperado de:


https://publicacions.iec.cat/repository/pdf/00000120/00000090.pdf

Dirección Regional de Agricultura (2011). pH del suelo. Recuperado de:


https://es.slideshare.net/deysin/maiz-chala-cip

InfroAgro (2015). El cultivo de maíz. Recuperado de:


http://www.infoagro.com/herbaceos/cereales/maiz.htm

Fajardo, A. (2010). Caracterización de la Humedad en Suelo Franco a Través del Proceso


de Termalización de Neutrones. [En línea] Recuperado de
http://gfnun.unal.edu.co/fileadmin/content/gruposdeinvestigacion/fisicanuclear/Tesis/Andre
aA_TG.pdf

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. (2010). Color


del suelo. Recuperado de: http://www.fao.org/docrep/009/ah645s/AH645S04.htm

Proyecto Especial Majes-Siguas (2005). Maíz forrajero .Recuperado de:


https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/96272/Ma_zForrajero_monografias.pdf

Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2010). Salinidad del suelo. Recuperado
de: https://www.cofupro.org.mx/cofupro/images/contenidoweb/indice/publicaciones-
nayarit/FOLLETOS%20Y%20MANUALES/FOLLETOS%20IMTA%202009/folleto%206
%20salinidaddelsuelo.pdf
UNSJ (s.f.). Unidad 3: Propiedades Física y Químicas de los Suelos. [En línea] Recuperado
de http://www.unsj.edu.ar/unsjVirtual/edafologia/wp-content/uploads/2016/10/UNIDAD-
3A-Propiedades-de-los-suelos.pdf