Sie sind auf Seite 1von 13

UNIDAD EDUCATIVA MUNICIPAL “SUCRE”

Integrantes:
Teily Campaña
Estefany Tacuri
Luis Ramírez
Proyecto de Biología

Tema: Pesticidas orgánicos


Introducción

Pocos productos químicos han generado tanto interés y a su vez tanta controversia como los
plaguicidas: combate de plagas, aumento en el rendimiento de las cosechas y, por otro lado,
persistencia en suelos, en aguas superficiales y subterráneas, residuos en alimentos,
repercusión en la salud humana, animal y vegetal.

A partir de la necesidad por encontrar una nueva alternativa natural para el control de insectos
plagas y reemplazar así los pesticidas sintéticos aparecen los insecticidas botánicos
ofreciendo seguridad para el medio ambiente y una eficiente opción agronómica.

Los países desarrollados, son los que sintetizan estos productos, pero son los países en vías
de desarrollo o con economías emergentes, quienes más los utilizan y donde ocurren los
accidentes más frecuentes con impactos en la salud de los seres humanos y el ambiente.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es en estos países donde se produce el
75% de los efectos nocivos a la salud.

Objetivo General: Fabricar un pesticida orgánico con el cual la capa de ozono se conserve ya
que debido a otros pesticidas con químicos dañan la capa ozono y también proteger más el
planeta y conservar Un pesticida, plaguicida o insecticida contiene sustancias químicas que
ayudan a acabar con plagas que generalmente se dan en el campo y sembradíos que es más
común el uso de éstos, para proteger los cultivos de plagas que se pueden dar en esto. En
ocasiones ocurre que en nuestros jardines aparecen estos insectos que ocasionan que
las plantas que hemos cuidado durante tiempo, se debiliten y mueran. Es común es estos
casos que actuemos de forma rápida y nos guiemos en dirección hacia tomar uno de estos
pesticidas y lo coloquemos directamente a la planta, en ocasiones estos insectos persisten
ante el químico que cae sobre éste y genera que se aumente la dosis y se vuelva peligroso y
altamente contaminante.
Objetivos secundarios:
Exterminar la plaga que afecta a las plantas
Los plaguicidas que encontramos en muchas tiendas son productos químicos que se utilizan
en la agricultura para proteger los cultivos contra insectos, hongos, malezas y otras plagas.
Según la OMS los plaguicidas también son potencialmente tóxicos para los seres humanos.
Pueden tener efectos perjudiciales para la salud, por ejemplo, provocar cáncer o acarrear
consecuencias para los sistemas reproductivo, inmunitario o nervioso. Antes de que se
autorice su uso, los plaguicidas deben estudiarse a fin de determinar todos sus posibles
efectos para la salud.
Conservar en el medio ambiente
A continuación, una serie de consejos para cuidar y proteger el medio ambiente:
Aprovechemos al máximo la luz, con los cambios de horario nos ayuda también
a conservar más energía. Ahorra más agua, con acciones como lavar el auto con un balde con
agua en vez de usar la manguera nos ayudará reducir su consumo.

Evitar el uso de tóxicos en los cultivos

La Paz, octubre 12 (GAIA Noticias) La contaminación orgánica y bacteriológica es


consecuencia de ciertas actividades humanas, sobre todo de los desechos urbanos y la
explotación minera. El tratamiento inadecuado de las aguas residuales es la primera causa de
contaminación orgánica en todos los grandes centros urbanos.

Susana Rengel de Plaguicidas Bolivia (PLABGOL), explicó que las prácticas ecológicas en
el mantenimiento de suelo y plantas, son otra manera de prevenir y minimizar el efecto de
las plagas, utilizar abono orgánico, rotar los cultivos, evitar regar en exceso, inspeccionar las
plantas por lo menos una vez por semana eliminando manualmente las posibles plagas, o
adaptar la siembra, poda y recolección al ciclo de las plagas y enfermedades.
Pesticidas en la salud

-Matar organismos que causan enfermedades y ponen en peligro la salud pública

-Controlar insectos, hongos y malas hierbas que dañan los cultivos

-Controlar plagas que destruyen casas y estructuras vitales para la seguridad pública

Debido a que la gente usa pesticidas para matar, prevenir, repeler, o de alguna manera
afectar negativamente a algún organismo vivo (la plaga), los pesticidas, por su naturaleza
son tóxicos en algún grado. Incluso los productos menos tóxicos, y los que son naturales
u orgánicos, pueden causar problemas de salud si la persona es expuesta a una cantidad
suficiente.

El riesgo de problemas de salud no sólo depende de cuan tóxicos son los ingredientes
(ingredientes plaguicidas), sino también de la cantidad de exposición al producto. Además,
ciertas personas como niños, mujeres embarazadas, enfermos o ancianos pueden ser más
sensibles a los efectos de los pesticidas que otras poblaciones.

El Departamento de Toxicología de la Facultad de Medicina de la UdelaR, a través del CIAT


lleva un registro permanente desde el año 1976 a la fecha, de las exposiciones y de las
intoxicaciones por sustancias químicas de todo el país cubriendo el 96% de las mismas.

En sus primeros años, las intoxicaciones por plaguicidas eran las más frecuentes y las más
graves, ocupaban un 23% de todos los casos registrados, el tipo de plaguicida implicado era
de muy alta toxicidad, ejemplos de ellos eran el sulfato de talio, los organofosforados,
(parathión, malatión, metamidofos, triclorfón, fentión), los organoclorados (aldrin, dieldrin,
endrin, endosulfán, clordano, etc.) compuestos arsenicales, compuestos mercuriales, y
herbicidas como el Paraquat.

Actualmente las cifras han cambiado, disminuyendo la frecuencia al 15% de la estadística


general, y ha cambiado también el tipo de plaguicida en causa, siguen siendo graves las
intoxicaciones agudas por organofosforados, han disminuido las intoxicaciones por
organoclorados, quedando casi exclusivamente por Endosulfán, y sin duda han disminuido y
casi desaparecido los casos por Paraquat, y derivados metálicos.

Los efectos a la salud causados por plaguicidas dependerán del tipo del plaguicida implicado,
del tiempo de la exposición, del tipo de la exposición, de la dosis absorbida, y de las
condiciones de salud del expuesto. Estos efectos son de dos grandes tipos: efectos agudos y
efectos crónicos. - Los primeros ocurren frente a una exposición aguda, es decir de corta
duración, minutos, horas, un día, y los segundos se deben a exposiciones repetidas durante
horas, días, meses y años.
El cuadro clínico puede ser muy variable en su forma de presentación inicial, pero en
general estarán presentes un cuadro muscarínico, un cuadro nicotínico y efectos sobre
el sistema nervioso central. Este tipo de compuesto actúa a través de la inhibición
enzimática de las colinesterasas. Es fundamental hacer un diagnóstico correcto y precoz,
para poder indicar inmediatamente el uso de su antídoto, el sulfato de atropina.

¿Qué es un pesticida
Con frecuencia se piensa que pesticida significa insecticida. En realidad, pesticida se refiere
tanto a insecticidas como a muchos otros tipos de sustancias químicas. Un pesticida es
cualquier sustancia elaborada para controlar, matar, repeler o atraer a una plaga. Tal plaga
puede ser cualquier organismo vivo que provoque daño o pérdidas económicas o que
transmita o produzca alguna enfermedad. Las plagas pueden ser animales (como insectos o
ratones), plantas no deseadas (malas hierbas, malezas) o micro-organismos (como
enfermedades y virus de las plantas).
Principales productos

Los plaguicidas en general tienen diferentes formas de presentación, la gran mayoría son
presentaciones bajo forma de líquidos, (concentrados solubles, emulsionarles, etc.), otras son
formas sólidas (polvos, polvos mojables, granulados, cebos, bloques, etc.) y los hay también
bajo forma gaseosa (gas, comprimido ,aerosoles ,pellets ,pastillas, etc.).
Todo plaguicida está compuesto por uno o más principios activos: es decir, la sustancia
química que lo define como tal, más el agregado de otros componentes, incorrectamente
llamados “inertes”, que acompañan su formulación tales como solventes, (agua, disolventes
derivados del petróleo, alcoholes, formaldehido y otros) que permiten una mejor penetración
del principio activo a la planta o el animal, otros actúan como coadyuvantes, otros para
mantenerlos más tiempo activo, otros como odorizantes, etc.

A nivel agrícola, según la especie de plaga a combatir, tenemos que los más frecuentes son:
insecticidas, acaricidas, fungicidas, herbicidas, molusquicidas, nematodicidas, rodenticidas,
fumigantes, desinfectantes de suelos, repelentes.

Actualmente, los plaguicidas agrícolas más utilizados, de acuerdo al cambio en el modelo


agrario del país, son los herbicidas, entre los más utilizados glifosato, 2,4-D, insecticidas, que
comprenden varios organofosforados (clorpiriphos, diazinon, dimetoato entre otros)
organoclorados como el endosulfán, piretroides (hipermetría) y fungicidas (mancozeb,
captan, folpet). Las concentraciones de los principios activos en este grupo son en general
elevadas, desde el 20% hasta 60%, de ahí que tengan en general una dosis tóxica muy baja
con un efecto tóxico más grave.

Nuestro país importa la mayoría de los plaguicidas ya sea como producto terminado o como
materia prima para formularlos aquí. Años atrás, estos productos se importaban
fundamentalmente de Europa y EE.UU. Actualmente, el mayor volumen de importación
viene de la India y China. En el año 1998 se importaron en total 5.000 toneladas, mientras en
el año 2010 se aumentó a más de 20.000 toneladas. El volumen mayor de importación en los
últimos años es para los herbicidas, y dentro de ellos el glifosato ocupa el 75% del total.

Poblaciones vulnerables a los pesticidas

Cuando hablamos de impactos a la salud causados por plaguicidas debe tenerse en cuenta el
tipo de población que estamos hablando. De ahí que introducimos el concepto de
“Poblaciones Vulnerables”.

A nivel agropecuario, las poblaciones humanas más vulnerables están constituidas por tres
grupos: los niños que viven en zonas rurales, las mujeres embarazadas y los trabajadores
expuestos.
Han sido y siguen siendo muchos los accidentes que ocurren en el niño que vive en ambientes
rurales o suburbanos, que han llevado a intoxicaciones agudas por plaguicidas de uso agrícola
y/o veterinarios, en general graves y aún mortales. Dado el nivel de concentración de la
mayor parte de los plaguicidas, con algunos puede ser suficiente uno o dos sorbos para causar
un cuadro agudo grave en un niño pequeño.

En la inmensa mayoría de los casos el accidente se debió a que estos productos químicos
estaban envasados en cualquier tipo de envase. Es increíble comprobar que se trasvasan a
botellas de plástico que corresponden a agua mineral, a refrescos, a envases de
medicamentos, e incluso a mamaderas.
Pesticida con ajo:
El ajo no solo tiene propiedades sorprendentes para el sistema inmunológico humano. Es
también un antibacterial, antiviral y anti hongos. Por ello es un poderoso pesticida. Pela y
muele 5 dientes de ajo y mezcla el resultado en medio litro de agua, deja reposar por seis
horas. Agrega a la solución una rodaja de jabón natural para trastes antes de colar la mezcla.
Ahora mezcla el resultado con un galón de agua y pon en un frasco rociador. Rocía en tus
plantas dos veces por semana y rellena con nueva mezcla cada semana. Solo rocía las partes
de la planta que están infectadas.

Pesticida de chile:

Licúa dos tazas de chiles habaneros con una cucharada de pimienta cayena y una bombilla
de ajo pelada. Deja reposar durante 24 horas esta mezcla en cuatro galones de agua. Ahora
mezcla tres cucharadas de jabón natural de trastes y pon el resultado en un rociador. Puedes
añadir a cualquiera de tus plantas dos veces a la semana.
Pesticida de cítrico:

Hierve 500 ml de agua, mientras tanto, ralla la cáscara de un limón. Cuando el agua hierva
retírala del fuego y añádele la cascara del limón. Deja esta infusión remojar unas ocho horas
(mejor aún durante la noche). Ahora licúa el líquido para remover la cascara y rocíalo solo a
las hojas dañadas, por detrás y delante

SPRAY INSECTICIDA DE AJO

El ajo es un potente repelente natural de insectos, capaz de disuadir y ahuyentar a muchos


insectos de nuestra huerta. Para preparar nuestro insecticida, tritura en la licuadora una
cabeza de ajo con algunos clavos (especia), junto con dos vasos de agua para obtener un
compuesto bien homogéneo. Dejar reposar un día para después mezclar en 3 litros de agua.
La mezcla obtenida puede ser vaporizada directamente en las hojas de las plantas. La infusión
de ajo también es bastante efectiva para combatir el pulgón.

FUNGICIDA CON LECHE

En épocas como la primavera y el verano , es muy común que en ciertas zonas empiecen a
aparecer los primeros hongos en nuestras plantas, hongos como el mildiu , el oídio , la roya
o la brotytis , son de los más comunes que podemos encontrar en nuestras plantas , vamos a
ver un método muy eficaz para combatirlos de forma casera y ecológica.
Existen muchos métodos y muchos fungicidas que podemos hacer para combatir los hongos,
hoy vamos a ver el primero, a lo largo de estos meses iremos viendo más formas de combatir
los hongos.

Plaguicidas o pesticidas
Salud Pública: Para abordar el presente tema debemos entender que es la salud pública, la
misma es la disciplina encargada de la protección de la salud de la población humana,
su objetivo es mejorar la salud, así como el control y la erradicación de las enfermedades, es
una ciencia de carácter multidisciplinario, al usar los conocimiento de
las ciencias biológicas, conductuales, sanitarias y sociales.
El instinto de conservación de la salud de los pueblos existe desde los comienzos de la historia
de la humanidad, pero la restauración de la salud es un concepto de adquisición relativamente
reciente. La salud pública involucra acción gubernamental y de la comunidad organizada
sobre el medio ambiente y colectividad, sobre todo en grupos vulnerables sobre todo
en problemas de alta frecuencia o peligrosidad; entre los desafíos que tiene la salud pública
están el cambio climático, afectación del medio ambiente y la globalización.
Plaguicidas: Los plaguicidas o pesticidas son sustancias químicas empleadas por el
hombre para controlar o combatir algunos seres vivos considerados como plagas (debido a
que pueden estropear los campos y los frutos cultivados). A este proceso se le llama
fumigación.
El término de plaga se incluyen insectos, hierbas, pájaros, mamíferos, moluscos, peces,
nematodos o microbios que compiten con los humanos para conseguir alimento, destruyen
la propiedad, propagan enfermedades o son vectores de éstas o causan molestias, el nombre
genérico es biosida que significa , matador de vida, el término plaguicida sugiere que las
plagas pueden ser distinguidas de los organismos no nocivos, y por lo tanto los plaguicidas
no lo matarán, y además sugiere que las plagas son totalmente indeseables[2].
El término plaguicida incluye también a las sustancias reguladoras del crecimiento de las
plantas, los defoliantes, desecantes, agentes para reducir la densidad de la fruta, agentes para
evitar la caída prematura de la fruta y las sustancias aplicadas a los cultivos antes y después
de la cosecha, para proteger el producto contra el deterioro, durante
el almacenamiento y transporte.
A los plaguicidas se los clasifica en general de tres formas:
Según el tipo de organismo que se desee controlar:
Insecticida: larvas, hormigas, pulgas, piojos, pulgones. Acaricida: garrapatas y otros ácaros.
Nematicida: nematodos. Molusquicida. Moluscos. Rodenticida: ratas. Avicida: palomas.
Bacteriostáticos y bactericidas: bacterias. Fungicida: hongos. Herbicida: malas hierbas y
hojas.
Genéticas de las especies; el desarrollo de una moderna agrotecnia, el empleo de niveles altos
de fertilizantes y plaguicidas, y la aplicación intensiva de novedosas tecnologías de riego y
mecanización, entre otras. Muchos de estos esfuerzos, fueron encaminados al logro de altos
potenciales productivos, pero no proveyeron sus efectos tan graves con el pasar del tiempo,
el químico suizo Paul Moeller en 1939 invento el conocido diclorodifeniltricloroetano
llamado DDT lo que le valió el premio Novel en 1948, años más tarde muchos países lo
prohibirían por su tremendo daño al medio ambiente y salud de las personas.

Pesticidas y el medio ambiente

Efectos de los plaguicidas al medio ambiente, aire, agua, suelos, especies.


La principal fuente de contaminación de los plaguicidas son los residuos que resultan de su
aplicación, su dispersión es universal, se los ha encontrado hasta en la Antártida, y esto
depende de sus propiedades químicas de solubilidad en agua, volatilidad, estabilidad química
y biológica
Mientras se aplica el plaguicida una dispersión es por el viento, aquí es trascendental cuando
se aplican en grandes extensiones con avionetas, ver Anexo foto 1, dependiendo del objetivo
el follaje o suelo, al final siempre caen al suelo los plaguicidas, luego son transportados por
el agua y se infiltra al suelo por lexiviación para luego aflorar en fuentes o vertientes; al
infiltrarse en el suelo el plaguicida suele sufrir degradación o transformación por organismos
bióticos o abióticos pudiendo hacerlo menos tóxico o más toxico
Los plaguicidas varían en cómo se fijan por absorción a las partículas del suelo. Otro
parámetro es el tiempo de vida media de un plaguicida, si es largo, indica que éste es
persistente. Si un plaguicida tiene una vida media larga, existe un alto riesgo asociado a su
uso, ya que estará disponible para ejercer su efecto tóxico durante un mayor lapso y podrá
tener mayores probabilidades de ser transportado si sus otras propiedades físico químicas y
de comportamiento lo permiten.
Efectos adversos a corto plazo en el ambiente cercano
Los plaguicidas actúan a corto plazo sobre el ambiente cercano al lugar donde se aplican.
Esto causa, por un lado, la contaminación inmediata del ambiente abiótico suelos, aguas
superficiales y subterráneas y aire y por otro, la muerte de diversos organismos sensibles a
los que no se deseaba afectar, como los insectos que son enemigos naturales de las plagas o
los que el hombre considera como benéficos. A corto plazo, los plaguicidas causan también
la muerte de los organismos susceptibles entre los que constituyen la plaga y afectan al ser
humano.
Efectos adversos a largo plazo en el ambiente cercano
Cuando los plaguicidas son persistentes o se utilizan con frecuencia, requerirán años para
degradarse, contaminan los suelos, los sedimentos y los mantos freáticos, cuyo dragado no
siempre es costeable o factible, sobre todo para los países en desarrollo.
A más persistencia, más exposición indirecta de la población a los plaguicidas, por la
ingestión continua de alimentos contaminados con residuos, no es fácil determinar, menos
predecir los efectos tóxicos que pueden presentarse a largo plazo en la población que
consume los productos alimenticios así contaminados.
La posibilidad de que ocurra una contaminación irreversible de los suelos y los mantos
freáticos, pues en la mayoría de los países existen zonas en donde el agua para consumo
humano se obtiene principalmente de pozos, la reducción de la diversidad biológica en
algunas zonas y la bioacumulación y biomagnificación de los residuos de plaguicidas
persistentes, por las cuales estos productos llegan, a los niveles superiores de las cadenas
tróficas, a los alimentos y, eventualmente, a los seres humanos.
Las legislaciones sólo exigen que la persistencia y otros parámetros como toxicidad se
establezcan para el ingrediente activo de los plaguicidas; pero en la práctica, los productos
de transformación ambiental o biológica pueden resultar más tóxicos o más persistentes que
el plaguicida en sí.
Efectos adversos a largo plazo en el ambiente lejano
Los primeros plaguicidas sintéticos, o sea los organoclorados, son muy persistentes y de esto
se deriva su capacidad para movilizarse en el ambiente, llegar a sitios remotos al de su uso
inicial y causar alteraciones en organismos que no se intentaba afectar. Estos efectos
requieren que el plaguicida, o alguno de sus productos de transformación o de sus
contaminantes, sean persistentes.
Entre ellos está la presencia de residuos de plaguicidas en los polos de la tierra, su
biomagnificación a través de las redes tróficas la extinción de especies y, naturalmente, su
presencia en los alimentos, sobre todo de origen animal. En este grupo de efectos también
debe incluirse la presencia de residuos de plaguicidas en tejidos humanos y en
la leche materna.

Efectos sobre el ambiente abiótico


Aire: Los residuos de plaguicidas pueden encontrarse en el aire en forma de vapor, como
aerosoles o asociados con partículas sólidas, y están sujetos a transformaciones químicas y
fotoquímicas debido a la presencia de agentes oxidantes y catalíticos, a la luz solar y a la de
otros reactivos, y contaminan el aire.
Agua: Muchos plaguicidas organoclorados o sus productos de transformación que se
encuentran en el aire y el suelo, llegan eventualmente a los ecosistemas acuáticos. Una vez
en ellos, pueden ser degradados parcial o totalmente, permanecer sin cambios, regresar a
la atmósfera por volatilización, o bioconcentrarse en los organismos de dichos ecosistemas.
Y sus diferentes productos.
Suelo: Los factores que influyen en el comportamiento y destino de los plaguicidas en el
suelo se clasifican en: a) dependientes, del suelo, tipo de suelo, humedad, pH, temperatura,
capacidad de adsorción, etc. y b) dependientes del plaguicida, naturaleza química y
estabilidad ante la degradación química, microbiológica y fotoquímica.
En los últimos años ha surgido una gran preocupación en torno a los efectos de los
plaguicidas sobre la fertilidad del Suelo, en función directa de los organismos vivos,
bacterias, hongos y gusanos del suelo y de su interacción en los suelos con
los materiales orgánicos e inorgánicos que forman parte de ellos, muchos plaguicidas pueden
destruir la fauna y la flora del suelo o impedir los procesos biológicos necesarios para
mantener la fertilidad.

Efectos sobre el ambiente biótico


Microorganismos: Uno de los efectos principales puede ser la muerte de todos o parte de
los organismos que forman el plancton, con lo cual se afecta la base de las redes tróficas.
También son importantes los efectos subletales sobre estos y otros microorganismos, como
las bacterias nitrificantes y los hongos que pueden destruir la quitina, con lo cual se afectan,
de manera transitoria o permanente, los procesos esenciales que dependen de estos
organismos. La disminución de la fertilidad del suelo es otro de estos efectos.
Plantas: muchos de los plaguicidas causan efectos adversos en la fisiología de las plantas;
pueden afectar la germinación de las semillas, el desarrollo vegetativo,
la reproducción sexual, la maduración, el comportamiento durante y después de la cosecha,
al igual que el valor alimenticio y la calidad comercial del producto. En algunos casos se ha
visto que los plaguicidas inducen la formación de tumores cancerígenos en algunas plantas.
Además, las raíces de las plantas tienden a absorber del suelo residuos de plaguicidas, por lo
que muchas veces es mayor su concentración en ellas que en las partes altas o aéreas; esto
puede ser importante en el caso de los tubérculos y raíces comestibles. Las cortezas de
los árboles de todo el mundo presentan restos de plaguicidas, los pesticidas viajan por
la atmosfera de zonas cálidas a zonas frías donde se condensan en la vegetación y agua por
un proceso llamado destilación global
Peces y ovos organismos acuáticos: Los plaguicidas también pueden afectar adversamente
a los peces y poner en peligro su supervivencia, la toxicidad del plaguicida influyen en el
grado de salinidad del sistema acuático, su temperatura, tamaño y dinámica. Estos productos
no sólo pueden causar la muerte de los peces, sino que pueden tener otros efectos subletales
que ocasionen indirectamente una disminución en sus poblaciones. Entre éstos se pueden
mencionar: la bioconcentración en órganos específicos, sobre todo hígado, riñones y sistema
nervioso, la inhibición de las tasas de crecimiento, la alteración de la gameto génesis con
mortandad final, la inhibición de la madurez sexual masculina y la inhibición enzimática y
de la síntesis proteica.
Aves: Sobre todo organoclorados, ha tenido graves consecuencias adversas en particular las
rapaces, han llegado a estar en peligro de extinción como consecuencia directa o indirecta de
la presencia de estos productos en el ambiente, causar la muerte, su capacidad de
reproducción, adelgazamiento del cascarón del huevo, inducción de enzimas hepáticas,
aumento en el metabolismo de los esferoides, bioconcentración de tóxicos en los tejidos.
Mamíferos: Envenenamientos accidentales de animales domésticos y silvestres que ocurren
con frecuencia existe poca información y estudios sobre los efectos de los plaguicidas en los
mamíferos superiores en condiciones de campo. Además de efectos letales, los plaguicidas
causan diversos efectos subletales en los mamíferos. Por ejemplo, inducen las enzimas
microsomales hepáticas por lo que se piensa que los plaguicidas pueden tener efectos
indirectos sobre la reproducción.
Desarrollo de resistencia
Los organismos-plaga pueden sobrevivir expuestas a dosis a las que eran susceptibles las
generaciones anteriores y transmiten las características de resistencia a sus descendientes. La
resistencia puede desarrollarse mediante diversos mecanismos; el más común es la
capacidad bioquímica adquirida por el organismoplaga para transformar el plaguicida en un
producto que no sea tóxico para él.

¿Cuál es el riesgo de los pesticidas?

La toxicidad y la exposición son la base del dicho, “la dosis hace el veneno.” Así como
una aspirina es beneficiosa para el dolor ocasional o para tratar ciertas condiciones
médicas, demasiada aspirina (tomar una botella entera de una sola vez) sería muy
peligroso. A manera que la exposición y la toxicidad de los plaguicidas aumentan, también
lo hace el riesgo de un problema. Cuanto mayor es la toxicidad de un pesticida y la
exposición aumenta, mayor es la posibilidad de que resulte en algún efecto peligroso.

Exposición a pesticidas

La probabilidad de desarrollar problemas de salud a consecuencia del uso de un plaguicida


depende de dos cosas: la toxicidad del pesticida y la cantidad de la exposición. Para que
un pesticida le afecte, usted debe estar expuesto al plaguicida por alguna ruta, ya sea por
comerlo (ingestión), respirarlo (inhalación), o por contacto con la piel o los ojos
(exposición cutánea).

Aunque un plaguicida muy tóxico sea utilizado cerca de su casa, el riesgo aún puede ser
bajo. Si no está expuesto al plaguicida, no puede hacerle daño. En algunos casos, un
pesticida puede utilizarse sin que la gente entre en contacto con él en absoluto.
Conclusión

A partir de la necesidad por encontrar una nueva alternativa natural para el control de insectos
plagas y reemplazar así los pesticidas sintéticos aparecen los insecticidas botánicos
ofreciendo seguridad para el medio ambiente y una eficiente opción agronómica.

Otra alternativa y la más eficaz son los productos naturales que provienen de muchas plantas
muy útiles que podemos encontrar fácilmente y así eliminar los pesticidas de uso común.

Ya que nosotros podemos fortalecer el uso de los pesticidas orgánicos ya que no causan
problema al ser humano y al planeta. De una u otra manera disminuir los problemas.

Sera beneficioso para nuestra salud ya que los vegetales que llegan a nuestro hogar será más
saludable y no tendrá tanto pesticida que nos haga daño.