Sie sind auf Seite 1von 3

Ciencia Ciudadana y el Conocimiento abierto en las culturas del país

La ciencia ciudadana o demociencia (una especie de democracia científica) trata de hacer avanzar al
conocimiento científico más allá de las fronteras del laboratorio o el trabajo de campo tradicional. Se trata de
promover proyectos de investigación que integren entre sus actores principales a científicos de profesión con el
ciudadano común para la construcción colaborativa del conocimiento.

La participación abierta en los proyectos de investigación es una forma de apropiación social de la ciencia como
ninguna otra, ya que los ciudadanos se vuelven los actores principales de esta historia. La clave para esta iniciativa
es tomar la ciencia como una actitud y tener la capacidad de maravillarse y generar preguntas con las cosas o
situaciones que enfrentamos todos los días.

La ciencia ciudadana depende de una fuerte interacción entre


los ciudadanos los cuales aportan su tiempo y sus capacidades
para compilar datos a su alrededor; y los científicosquienes
aportan sus conocimientos y enseñan métodos tanto para
compilación como para el procesamiento de esos datos.
Debemos señalar que el término evoca interpretaciones
diferentes. El principio de “apertura” abarca desde el
proceso de creación de conocimiento y su posterior
disposición libre y gratuita en la web (por ejemplo: Acceso
abierto) o el desarrollo de herramientas de colaboración
(como las plataformas de redes sociales para cientif́ icos),
hasta la relación entre la investigación y el resto de la
sociedad (como lo es la ciencia ciudadana).
Pueden plantearse 5 abordajes al concepto de ciencia
abierta, que Fecher y Friesike (2014) denominan
corrientes o escuelas de pensamiento. Cada abordaje
persigue objetivos específicos e involucra a distintos
grupos de actores:

Democrática: El resultado de una investigación debe


estar libre y disponible para cualquier persona, más aún cuando ha sido financiada por el Estado.
Grupos implicados: Cientif́ icos, polit́ icos y ciudadanos.
Prácticas: Acceso abierto, derechos de propiedad intelectual, datos abiertos, código abierto

Pragmática: La creación de conocimiento puede optimizarse si los científicos trabajan juntos y ofrecen la
apertura de los procesos de generación de conocimiento.
Grupos implicados: Cientif́ icos.
Prácticas: Datos abiertos, código abierto.

Infraestructura: Las plataformas informáticas y las redes sociales y colaborativas pueden utilizarse en pos de
facilitar el trabajo colectivo de los investigadores y del público interesado.
Grupos implicados: Cientif́ icos y proveedores de plataformas.
Prácticas: Plataformas y herramientas colaborativas.

Pública: La Web 2.0 permite a los cientif́ icos no solo abrir el proceso de investigación sino también adaptar el
producto para los “no expertos” interesados.
Grupos implicados: Cientif́ icos y ciudadanos.
Prácticas: Ciencia ciudadana, blogs.

Medición: Hoy en día se necesitan medidas de impacto alternativas debido a que las tecnologías permiten
dejar evidencia de usos antes ocultos (leer, compartir, discutir, calificar, etc.).
Grupos implicados: Cientif́ icos y polit́ icos.
Prácticas: Métricas alternativas, revisión por pares, citas, factores de impacto.
“Hay quienes dicen que el movimiento de la Cultura Libre favorece la piratería. Otros lo acusan de matar de hambre a
quienes hace arte y cultura y no falta quien lo culpa de la escasez de creaciones culturales en este siglo. Todos son mitos.
Solo eso, mitos que impiden el acceso a la cultura y al conocimiento de forma libre y abierta. Ninguno es cierto e iremos
desmitificando, uno por uno, hasta completar los 10 más repetidos. Esperamos que al final de esta guía te sumes, como
persona, como organización o como medio de comunicación, a esta revolución que tiene como objetivo democratizar el
acceso al conocimiento. Y como también le apostamos a la revolución de las palabras y a hacer del castellano un idioma
más inclusivo, en esta guía usaremos la expresión “derecho autoral” para referirnos al tradicional “derecho de autor”.
Porque en el mundo hay autores y autoras y ellos no son los únicos que tienen derechos“
El acceso abierto a las publicaciones de investigación es una tendencia que continúa en ascenso y, en palabras
de la Comisión Europea, en 2013 alcanzó un punto de no retorno. En sintonía con esta tendencia, muchas
Universidades y centros de conocimiento de todo el mundo están creando “Oficinas de Conocimiento Abierto”
(OCA). Estas oficinas suelen tener un objetivo similar de ayudar y asesorar a los actores de la comunidad
académica y científica en los temas de Acceso Abierto.

Como antecedente, un estudio financiado por la Comisión Europea, demostró que el 50% de las publicaciones
científicas de Universidades de la Unión Europea en 2011 eran accesibles gratuitamente, y que más del 40% de
los artículos científicos publicados entre el 2004 y 2011 están disponibles mediante licencias de acceso abierto.

Quizás este sea el dato más impactante que hoy podemos ofrecer sobre las dimensiones de este fenómeno pero
es tan solo un indicador de un cambio más grande que se está produciendo en la manera que tenemos de
comprender la ciencia y la tecnología. En muchos países ya se están produciendo cambios legislativos para
favorecer la transición hacia el modelo de acceso abierto, como la ley argentina para la “Creación de
Repositorios Digitales Institucionales de Acceso Abierto, Propios o Compartidos“.
Objetivos de la Investigación Científica Y Tecnológica
La Investigación es un proceso
que, mediante la aplicación del
método científico, procura
obtener información relevante y
fidedigna (digna de fe y
crédito), para entender,
verificar, corregir o aplicar el
conocimiento.
Para obtener algún
resultado de manera clara y
precisa es necesario aplicar
algún tipo de investigación, la
investigación está muy ligada a
los seres humanos, esta posee
una serie de pasos para lograr
el objetivo planteado o para
llegar a la información
solicitada. La investigación
tiene como base el método
científico y este es el método
de estudio sistemático de la naturaleza que incluye las técnicas de observación, reglas para el razonamiento y
la predicción, ideas sobre la experimentación planificada y los modos de comunicar los resultados
experimentales y teóricos.
La actividad investigadora se conduce eficazmente mediante una serie de elementos que hacen accesible
el objeto al conocimiento y de cuya sabia elección y aplicación va a depender en gran medida el éxito del trabajo
investigador.
CONCEPTO:
Es la actividad de búsqueda que se caracteriza por ser reflexiva, sistemática y metódica; tiene por finalidad
obtener conocimientos y solucionar problemas científicos, filosóficos o empírico-técnicos, y se desarrolla
mediante un proceso.
La investigación científica es la búsqueda intencionada de conocimientos o de soluciones a problemas de
carácter científico; el método científico indica el camino que se ha de transitar en esa indagación y las técnicas
precisan la manera de recorrerlo.

IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACION:
La investigación nos ayuda a mejorar el estudio porque nos permite establecer contacto con la realidad a
fin de que la conozcamos mejor. Constituye un estímulo para la actividad intelectual creadora. Ayuda a
desarrollar una curiosidad creciente acerca de la solución de problemas, además, Contribuye al progreso de la
lectura crítica.
ELEMENTOS DE LA INVESTIGACION:
Desde un punto de vista estructural reconocemos cuatro elementos presentes en toda investigación:
sujeto, objeto, medio y fin.
Se entiende por sujeto el que desarrolla la actividad, el investigador.
Por objeto, lo que se indaga, esto es, la materia o el tema.
Por medio, lo que se requiere para llevar a cabo la actividad, es decir, el conjunto de métodos y técnicas
adecuados.
Por fin, lo que se persigue, los propósitos de la actividad de búsqueda, que radica en la solución de una
problemática detectada.
CLASIFICACIÓN:
Es conveniente señalar que en la realidad la investigación no se puede clasificar exclusivamente en alguno
de los tipos que se señalaran, sino que generalmente en toda investigación se persigue un propósito señalado,
se busca un determinado nivel de conocimiento y se basa en una estrategia particular o combinada.
• Por el propósito o finalidades perseguidas: básica o aplicada.
Investigación básica: También recibe el nombre de investigación pura, teórica o dogmática. Se
caracteriza porque parte de un marco teórico y permanece en él; la finalidad radica en formular nuevas teorías
o modificar las existentes, en incrementar los conocimientos científicos o filosóficos, pero sin contrastarlos con
ningún aspecto práctico.
Investigación aplicada: Este tipo de investigación también recibe el nombre de práctica o empírica. Se
caracteriza porque busca la aplicación o utilización de los conocimientos que se adquieren. La investigación
aplicada se encuentra estrechamente vinculada con la investigación básica, pues depende de los resultados y
avances de esta última; esto queda aclarado si nos percatamos de que toda investigación aplicada requiere de
un marco teórico. Sin embargo, en una investigación empírica, lo que le interesa al investigador,
primordialmente, son las consecuencias prácticas.