Sie sind auf Seite 1von 4

LA DEMOSTRACIÓN EN MATEMÁTICAS

Adquirir el concepto de variable supone la conjunción de dos procesos:

1.- GENERALIZACIÓN: Que permite pasar de un conjunto de situaciones concretas a algún aspecto común a todas ellas.
2.- SIMBOLIZACIÓN: Que permite expresar de forma abreviada lo que tienen en común todas las situaciones.

DEFINICIONES
El establecimiento de un concepto a través de una definición surge cuando media una abstracción que traslada una
situación reflejada en una infinidad de casos particulares al rango de una situación más general.
Este procedimiento precisa de extraer todo lo que pudiera haber de común entre una infinidad de casos relativos a un
mismo aspecto desechando todo lo que pueda ser circunstancial o irrelevante, lo que Skemp (1980) denomina "ruido"
en referencia a todo aquello que no es relevante y distorsiona la idea central.

En el aprendizaje de la demostración se pueden considerar al menos dos tipos de actividades: entender demostraciones
y hacer demostraciones. Aquí atenderemos principalmente a las primeras, lo que nos lleva a preguntarnos, ¿en qué
consiste entender demostraciones? Ahora ya estamos en condiciones de indicar algunas características que contribuyen
a la comprensión de este procedimiento matemático: comprender el enunciado, entender los
pasos de la demostración, comprender globalmente la demostración. Esto último significa
comprender el razonamiento empleado, para lo que es necesario poseer el esquema de prueba adecuado que permita:
ser consciente de la necesidad de un razonamiento universalmente válido; la identificación del proceso; y el
reconocimiento de las líneas maestras y las ideas clave de la demostración. En definitiva, se trata de averiguar qué
procesos mentales deben tener lugar en el estudiante cuando se enfrenta a una demostración. Nosotros creemos, y así
se ratificará en investigación, que para abordar una demostración el estudiante debe poseer un
esquema de prueba adecuado que le permita comprender la situación y formarse una idea correcta de lo que hay que
hacer.

DESARROLLAR:

1.- Reconocer el razonamiento y la demostración como aspectos fundamentales de las matemáticas.


2.- Formular e investigar conjeturas matemáticas.
3.- Desarrollar y evaluar argumentos matemáticos y demostraciones.
4.- Elegir y utilizar varios tipos de razonamientos y métodos de demostración.

LA DEMOSTRACIÓN

SIGNIFICADOS DE DEMOSTRACIÓN

a.- Demostración como VERIFICACIÓN


b.- Demostración como DERIVACIÓN
c.- Demostración como ARGUMENTO LÓGICO
d.- Demostración como JUSTIFICACIÓN
e.- Demostración como DESCUBRIMIENTO
f.- Demostración como EXPLICACIÓN.

ARGUMENTACIÓN: Trata de mostrar el carácter de verdad de una proposición.


EXPLICACIÓN: Da una o más razones para volver comprensible un dato, fenómeno o resultado.
DEMOSTRACIÓN: Como justificación de la veracidad de un conocimiento.

DEMOSTRACIÓN: Es una secuencia de enunciados organizados según reglas determinadas.


DEMOSTRACIÓN: Es una prueba que tiene una forma particular, dada por una serie de reglas determinadas de
deducción.
RAZONAMIENTO: Es un proceso vinculado con la explicación en el que se dan razones con la finalidad de comunicar su
fuerza de argumento a las afirmaciones que se deben justificar.
RAZONAMIENTO: Es la actividad intelectual de manipulación de informaciones para obtener nuevas informaciones a
partir de otras dadas.

DEMOSTRACIÓN: Una sucesión de deducciones lógicas rigurosas desde alguna proposición ya aceptada hasta la que se
pretende probar.

DEMOSTRACIÓN: Es un razonamiento transparente en el que todas las afirmaciones usadas y todas las reglas de
razonamiento son claramente expuestas y abiertas a las críticas.

J.Hadamard: “El objetivo del rigor matemático es confirmar y legitimar las conquistas de la intuición y nunca ha tenido
otra finalidad”

¿QUÉ ES DEMOSTRAR?

INTRODUCCIÓN
Las matemáticas tienen su propio método para establecer verdades y se llama “demostración”.
Una demostración es una verificación de la verdad de una afirmación matemática por medio de una cadena de
deducciones lógicas las cuales parten de un conjunto base llamado axiomas.
1.- Basarse en conocimientos previos.
2.- Probar su verdad.
3.- Empezar desde la hipótesis y llegar a la tesis.
4.- Encadenar una serie de razonamientos deductivos.
5.- Aplicar propiedades, principios o leyes.
6.- Es un razonamiento.
7.- Verificar que una proposición matemática es verdadera o falsa.
8.- Es una cuestión lógica.
9.- En el método deductivo, la verdad de la conclusión depende de la verdad de las ideas de partida y la corrección de
los pasos lógicos empleados.
10.- Es encontrar la validez de un razonamiento lógico.

a.- No existe un modelo de demostración independiente de la época ni de las personas que han construido el
conocimiento matemático.

b.- Las exigencias de rigor en la argumentación matemática han ido variando a lo largo de la historia.

c.- El rigor absoluto es inalcanzable: nunca se ha podido conseguir una certeza total en los resultados obtenidos.

d.- No ha habido siempre un total acuerdo entre los matemáticos en cuanto a la conveniencia de los conceptos y
procedimientos utilizados.

ELEMENTOS DE LA DEMOSTRACIÓN
1.- Verificación, concerniente a la verdad de una afirmación.
2.- Explicación, profundizando en por qué es verdad.
3.- Sistematización, la organización de varios resultados dentro de un sistema de axiomas, conceptos fundamentales y
teoremas.
4.- Descubrimiento, es decir, el descubrimiento o invención de nuevos resultados.
5.- Comunicación, la transmisión del conocimiento matemático.

1.- La demostración es una práctica matemática por excelencia ubicada en el corazón de la matemática misma.
El proceso de construcción de una demostración es claramente complejo y riguroso: se trata de partir de los que se
sabe, las propiedades matemáticas que ya se conocen o se pueden asumir, identificar lo que se va a deducir y organizar
un conjunto de transformaciones necesarias para inferir lo segundo a partir del conjunto inicial de propiedades, usando
esquemas de razonamiento lógico.

LA DEMOSTRACIÓN

El objeto de una demostración es la verdad y, por lo tanto, obedece a criterios de validez, mientras que la
argumentación se propone lograr la convicción del otro o de sí mismo, obedeciendo a criterios de pertinencia. Una
argumentación no es siempre una demostración, lo que permite que lo sea es la organización de los enunciados
utilizados. Para que un razonamiento pueda ser considerado una demostración, es indispensable su validez del mismo.
La argumentación no necesita responder a criterios de validez, ya que sólo busca lograr la credibilidad o el
convencimiento del interlocutor o de sí mismo. Es posible argumentar sobre proposiciones falsas, buscando sólo
convencer al otro. Las argumentaciones se encuentran más cerca de las prácticas discursivas espontáneas y su lógica
busca la coherencia, más que la validez lógica.
El concepto de razonamiento válido en matemática puede ser asociado al de razonamiento deductivo, o sea que atiende
a leyes lógicas.

Las matemáticas difieren de las demás ciencias en que todas sus proposiciones deben ser demostradas. Cuál deba ser el
contenido o la extensión de estas demostraciones es discutible, pero todos los matemáticos estarán de acuerdo en decir
que el objetivo de la matemática es la demostración. Las únicas vías para cuestionar una demostración son:

1.- Discutir las presunciones ( suposiciones o hipótesis ) sobre las que se basa.
2.- Discutir la validez de las inferencias que contiene.

Si, después de reflexionar sobre ello, se aceptan las presunciones y las inferencias, debemos aceptar la demostración y
afirmar que su conclusión es una verdad matemática, un teorema. La mayoría de las demostraciones matemáticas
tienen como presunciones otros teoremas ya demostrados con anterioridad; pero si insistimos en discutir las
presunciones, llegaremos hasta determinados conceptos que simplemente se aceptan como verdaderos sin otra
demostración.

Ello significa que, las matemáticas precisan de unos fundamentos: unas presunciones últimas ( aserciones no
demostradas y conceptos no definidos) sobre los que se edifican todas las demostraciones y conceptos matemáticos. El
problema es, pues, si puede encontrarse un reducido número de conceptos básicos claros y de primeros principios
verdaderos, sobre los que desarrollar de forma sistemática todas las matemáticas.

Las matemáticas, históricamente, estaban basadas en unas cuantas intuiciones geométricas y numéricas que podían ser
imaginadas, pero no podían ser rigurosamente definidas (el proceso de contar o los postulados de Euclides.

Durante el siglo XIX, los matemáticos, no sólo fueron exigiendo un mayor rigor en las definiciones, sino que, además,
empezaron a desarrollar nuevos sistemas basados en principios que podían llegar a ser muy distintos a las intuiciones
aceptadas desde los griegos: geometrías no euclídeas, teoría de los números reales, conceptos de cuerpo, anillo, grupo,
etc.

Paradójicamente, al separarse de estas intuiciones primitivas, los matemáticos se dieron cuenta de que sus nuevas
teorías, más abstractas, podían ser aplicadas a un mayor número de campos.