Sie sind auf Seite 1von 16

Secretario :

Instrucción :
Cuaderno : Al Principal.
Escrito : 01
Sumilla : Interpongo Acción de Amparo Corpus
SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO ESPECIALIZADO EN LO PENAL DEL CERCADO DE AREQUIPA.

JUAN SUCAPUCA LARICO identificado con D.N.I.


Nro 29244124, con dirección domiciliaria Upis Mateo
Pumacahua C-3, Miraflores, AUGUSTO CESAR
LIZARRAGA, identificado con D:N:I. Nro 29204729
con dirección domiciliaria en la Urb, Villa Maria del
Triunfo Mz. B lote 10 Paucarpata, representantes de
los acreedores laborales de Lanificio del Perú
señalando como domicilio procesal en la calle Colón
Nº 211 Of. 114 Sótano del Edificio El Ejecutivo, a Ud.
decimos:
DE LOS DENUNCIADOS:
La presente la dirijo en contra del JUEZ DEL QUINTO JUZGADO ESPECIALIZADO PENAL y los
VOCALES GOMEZ BACA, RIVERA DUEÑAS Y LUNA REGAL V ocales de la PRIMERA SALA
ESPECIALIZADA EN LO PENAL, todos ellos con dirección domiciliaria en la calle Siglo XX S/n local de
la Corte Superior de Justicia de Arequipa.

PETITORIO:

Interpongo acción de Habeas Corpus, en defensa de los derechos constitucionales conexos con la
libertad individual, en el presente caso por haberse violentado el derecho a la tutela procesal
efectiva: el derecho de defensa, el principio del contradictorio y el principio de congruencia de
los procesos penales, el principio de motivación de las resoluciones judiciales. los fundamentos
son los siguientes:

FUNDAMENTOS DE HECHO:

PROBLEMÁTICA DEL PRINCIPIO DE CONGRUENCIA, DEL PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN Y


DEL DERECHO DE DEFENSA, CORRELACION ENTRE ACUSACIÓN Y SENTENCIA Y LA
VULNERACIÓN DE LA TUTELA PROCESAL EFECTIVA.

PRIMERO: Que los solicitantes han realizado denuncia por el delito contra la
confianza y la buena fe en lo negocios
denunciado por el Ministerio Publico por el delitos Contra la Fe Publica en la
Modalidad de Falsedad Ideológica, y Contra la Función Jurisdiccional supuestos típicos de los Art. 428 y
416 del a Código Penal en agravio de Sandra Apaza Condori. Como se verifica a folios 50-51.

SEGUNDO: Que a fojas 148 a 150 corre la formalización de la denuncia fiscal a


fojas 151 a 152 y se apertura instrucción en contra VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO, ,CRISTINA
NICOLAZA MAMANI SALAZAR DE QUEA, JUAN ALFREDO APAZA ARCE, ANA MARIA JALIXTO
BECERRA por el delito CONTRA LA FE PUBLICA en la MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por
los Art. 428 del Código Penal en contra de VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO, CRISTINA
NICOLAZA MAMANI SALAZAR DE QUEA, JUAN ALFREDO APAZA ARCE, ANA MARIA JALIXTO
BECERRA y SANDRA BEATRIZ HUAMANI AGUILAR. Como se verifica a folios 52-53, y declara no
haber lugar a apertura instrucción por delito contra la función jurisdiccional.

TERCERO: Que a folios 347 LA QUINTA FISCALIA PROVINCIAL PENAL emite la


acusación Nro. 152 donde en su conclusión señala que acusa a VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO,
JUAN ALFREDO APAZA ARCE por delito contra la fe publica en la modalidad de falsedad ideológica, en
agravio de SANDRA APAZA CONDORI, solicitando TRES AÑOS DE PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD Y
CIENTO OCHENTA DIAS DE MULTAS, además de pagar como objeto de reparación civil a favor de la
agraviada la suma de TRECE MIL NUEVOS SOLES lo cual no se ha conferenciado con los acusados,
quienes se encuentran con mandato de comparecencia y sus calidades personales obran en el
expediente.

CUARTO: Con fecha 28 de octubre del año del 2005 el Quinto Juzgado
Especializado Penal emite la sentencia de la presente instrucción en la cual falla declarando a VICTOR
FRUCTUOSO QUEA CALLO y JUAN ALFREDO APAZA ARCE, Autores del delito de CONTRA LA
FE PUBLICA en la MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por los Art. 428 del Código Penal en agravio
de SANDRA APAZA CONDORI en consecuencia de les impone tres años de pena privativa de la
libertad suspendida por el plazo de dos años con 180 días de multa y el pago de 14 mil nuevo soles como
reparación civil que pagaran a favor de la agraviada, esta sentencia fue objeto de apelación y elevada a la
Sala Transitoria Especializada Penal con registro 2006-113.

QUINTO: Que con fecha 24 de mayo del 2006 la Sala Transitoria Especializada
Penal emite la sentencia de vista la cual confirma la sentencia apelada de fojas 422 a 428 declarando a
VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO y JUAN ALFREDO APAZA ARCE, Autores del delito de
CONTRA LA FE PUBLICA en la MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por el Art. 428 del Código
Penal en agravio de SANDRA APAZA CONDORI en consecuencia les impone tres años de pena
privativa de la libertad suspendida por el plazo de dos años con 180 días de multa y el pago de 14 mil
nuevo soles como reparación civil que pagaran a favor de la agraviada.

SEXTO: El tipo penal contenido en el Art. 428 del código penal comprende dos
conductas típicas:

1.- “El que inserta o hace insertar en instrumento publico declaraciones falsas concernientes a hechos que
deban probarse con el documento, con el objeto de emplearlo como si la declaración fuera conforme a la
verdad”.

2.- “El que hace uso del documento como si el contenido fuera exacto siempre que de su uso pueda
resultar algún perjuicio”.

Es evidente que este tipo penal contiene:

- La conducta de hacer insertar declaraciones falsas (Falsedad Ideológica).

- La conducta de realizar uso del documento como si fuera exacto (Falsedad de Uso).

Sin embargo, como se puede observar:

- A folios 50-51 a los solicitantes se les ha denunciado por el Ministerio Publico por el delitos Contra
la Fe Publica en la Modalidad de Falsedad Ideológica, y Contra la Función Jurisdiccional
supuestos típicos de los Art. 428 y 416 del a Código Penal

- A fojas 151 a 152 se apertura instrucción en contra VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO,
CRISTINA NICOLAZA MAMANI SALAZAR DE QUEA, JUAN ALFREDO APAZA ARCE, ANA
MARIA JALIXTO BECERRA por el delito CONTRA LA FE PUBLICA en la MODALIDAD DE
FALSEDAD, previsto por los Art. 428 del Código Penal en contra de VICTOR FRUCTUOSO QUEA
CALLO, CRISTINA NICOLAZA MAMANI SALAZAR DE QUEA, JUAN ALFREDO APAZA ARCE,
ANA MARIA JALIXTO BECERRA y SANDRA BEATRIZ HUAMANI AGUILAR. Como se verifica a
folios 52-53, y declara no haber lugar a apertura instrucción por delito contra la función
jurisdiccional.

- Que a folios 347 LA QUINTA FISCALIA PROVINCIAL PENAL emite la acusación Nro. 152 donde
en su conclusión señala que acusa a VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO, JUAN ALFREDO
APAZA ARCE por delito contra la fe publica en la modalidad de falsedad ideológica, en agravio
de SANDRA APAZA CONDORI,

- A folios 422 a 428 el Quinto Juzgado Especializado Penal emite la sentencia de la presente
instrucción en la cual falla declarando a VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO y JUAN
ALFREDO APAZA ARCE, Autores del delito de CONTRA LA FE PUBLICA en la
MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por los Art. 428 del Código Penal en agravio de
SANDRA APAZA CONDORI.

- Que con fecha 24 de mayo del 2006 la Sala Transitoria Especializada Penal emite la sentencia de
vista la cual confirma la sentencia apelada de fojas 422 a 428 declarando a VICTOR
FRUCTUOSO QUEA CALLO y JUAN ALFREDO APAZA ARCE Autores del delito CONTRA
LA FE PUBLICA en la MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por el Art. 428 del Código Penal
en agravio de SANDRA APAZA CONDORI.

Se evidencia que tanto en la denuncia, en el auto apertorio, en la acusación,


en la sentencia de primera instancia y la sentencia de vista no se ha especificado cual de las
conductas típicas establecidas el 428 Art. Es la materia de la instrucción si es la falsedad
ideológica y/o la falsedad de uso, por ello en principio se ha afectado el debido proceso ,
asimismo se ha verificado una vulneración al derecho de defensa por cuanto los procesados no han
tenido la oportunidad de saber por cual de las dos conductas imputadas realizar defensas es
decir no se ha establecidas un debido principio de contradicción y en tercer lugar se ha afectado el
principio de congruencia ya que al no existir determinación exacta de la conducta imputada no
puede ser coherente con una sentencia que se pronuncia en genérico.

PROBLEMÁTICA DE LA VALORACIÓN PROBATORIA Y LA AFECCIÓN DE LA TUTELA


PROCESAL EFECTIVA

SETIMO: El Órgano Jurisdiccional al momento de emitir sentencia


no ha valorado congruentemente ,hechos acreditados de los siguientes elementos probatorios

1º La MANIFESTACIÓN ANTE LA POLICÍA de don ANDRÉS APAZA ARCE que obra a fojas 10; con lo
que acredito que los procesados Víctor Fructuoso QUEA CALLO y Juan Alfredo APAZA ARCE dicen la
verdad respecto del compromiso de promotoría de Venta Stands con don Manuel APAZA ARCE
y don Andrés APAZA ARCE (padre de la supuesta agraviada Sandra APAZA CONDORI) el mismo que
no ha cumplido por lo que los referidos procesados no le han pagado suma alguna.

2º La DECLARACIÓN JURADA de don GUSTAVO MANUEL APAZA JALIXTO que obra a fojas 443;
quien efectivamente reconoce que con su padre (Manuel Apaza Arce) y su tío (Andrés Apaza Arce) existió
una garantía por el pago de los servicios de promotoría de Venta de los Stands, esto fue que los
procesados otorgaron a ambos (a Andrés y Manuel) contratos preparatorios de compra venta de stands
comerciales y constancias de cancelaciones , uno a nombre de SANDRA APAZA CONDORI y otro a
nombre del declarante GUSTAVO MANUEL APAZA JALIXTO. Con lo que se evidencia que ANDRÉS
APAZA ARCE pretende hacerse pago con la garantía que en ese entonces le otorgaron, SIN
HABER CUMPLIDO NINGUNA PROMOTORÍA.

3º La CONSTANCIAS DE CANCELACIONES donde aparece la firma por recibido de ANDRÉS APAZA


ARCE por los documentos que le fueron entregados en garantía ( contratos preparatorios de compra venta
de stands comerciales y constancias de cancelaciones ) que obra 511; con lo que se acredita que nunca
se ha legalizado firmas de los procesados Víctor Quea y Juan Apaza y nunca han entregado
documentos alguno a la supuesta agraviada Sandra Apaza Condori.

4º El ACTA DE CONFORNTACIÓN que se llevó en el proceso de penal Nº 600-2004 por Usurpación


Agravada y otros delitos por ante el 4to. Juzgado Especializado en lo Penal y que obra a folios 507 a 510;
con lo que se acredito que la supuesta agraviada en el presente proceso falta a la verdad y que
ella no es propietaria de los Stands objeto del proceso tal como lo reconoce en la última parte
del octavo punto de confrontación y consecuentemente es cierto lo referido por los procesados
Víctor y Juan.

5º El CONTRATO DE ESTRUCTURA METALICA y la DECLARACIÓN JURADA que suscribiera en


ambos casos don PERCY JAVIER HUAYHUA ALVAREZ quien reconoce que el contrato es falso
porque él no realizó los trabajos señalados en él documentos y que fue firmado de favor y
además se demuestra que la supuesta agraviada SANDRA APAZA CONDORI ha presentado
documentos falsos para hacer daño a los procesados, la misma que obra a folios; así acreditar
la propiedad de los Stands que nunca pagó suma alguna y mucho menos su padre o su familia.
Los Stands lo elaboraron los procesados.

6º La CONSTANCIA DE ESTADO DE EXISTENCIA DEL PROCESO CIVIL NRO. 2003-0342-0-


0412JM-CI-01 en la que se sigue la pretensión procesal la nulidad del acto jurídico contenidos en los
contratos preparatorios de compra venta de stands comerciales y constancias de cancelaciones que obra
ha folios 462; con lo que se acredita que se está solicitando la nulidad de los documentos por los
argumentos referidos en la defensa del presente proceso penal .

7º Las COPIAS SIMPLES DE TODO LO ACTUADO DEL PROCESO CIVIL NRO. 2003-0342-0-
0412JM-CI-01 que obran de folios 463 a 722; con lo que se acredita todo lo actuado en el referido
proceso y que la pericia de grafotecnia fue solicitado de oficio por el Juez.

8º La PERICIA GRAFOTECNIA efectuada de oficio en el proceso civil Nro. 2003-0342-0-0412JM-CI-01,


ya referido, donde concluyen que las legalizaciones efectuadas por el Notario Javier DE
TABOADA VIZACARRA ha sido falsificado la firma del Notario y asimismo los sellos utilizados
no provienen de la matriz de comparación la misma que obra en folios 723 a 731; con lo que se
acredita que para hacer aparecer que era propietaria ha falsificado los documentos entregados
a sus padre ANDREZ APAZA ARCE en garantía.

9º El ESTADO DE CUENTA CLASICA enviada por el Banco de Crédito BCP que obra a folios 345; con
lo que se acredita que efectivamente no existió simulación del mutuo con garantía hipotecaria
con al Sra. SANDRA BEATRIZ HUAMANI AGUILAR el mismo que no ha sido valorado con
imparcialidad por partes de los Juez Ad Quo y Ad Quem.

Sin embargo estos hechos plenamente probados no son ameritados en la motivación de la sentencia
afectando gravemente el Art.139 inc.5 de la constitución política, que prescribe la motivación escrita de las
resoluciones Judiciales con mención expresa , de la ley aplicable Y DE LOS FUNDAMENTOS DE
HECHO EN QUE SE SUSTENTEN , como es evidente el Órgano Jurisdiccional y el colegiado no han
valorado los hechos acreditados mencionados anteriormente vulnerando con ello la tutela procesal
efectiva y, con ello Derechos con nexos a la libertad , por cuanto existe sentencia condenatoria en un
proceso penal

FUNDAMENTACION JURÍDICA:

1
CORRELACION ENTRE LA ACUSACION Y LA SENTENCIA

Esta formulación corresponde a la “congruencia” en el proceso civil, indicando en cierta medida un


disminución en la exigencia y una adecuación del instituto a las peculiaridades del proceso penal, como
se tendrá objeto comprobar, a pesar de configurarse como el trasunto en el proceso penal de la institución
de la congruencia civil, son varias e importantes las especificaciones que la materia penal comporta. A
titulo de ejemplo, el juego del principio “in dubio pro reo” y el uso de las facultades jurisdiccionales
implicadas en la configuración del interés publico por la persecución penal.la exigencia de correlación
entre acusación y sentencia puede ser contemplada al menos a dos perspectivas. Como efecto derivado
de la vinculación judicial al objeto del proceso, y en tal sentido, cohonestada primordialmente con el
principio acusatorio, y en relación con las modificaciones que se van produciendo en el proceso penal ,
que sin afectar a los hechos y al sujeto – inciden en el principio de audiencia y la interdicción de
indefensión

2
CORRELACION Y PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN

Resulta indudable que la exigencia de correlación es una manifestación del principio de contradicción
entendiendo el principio de contradicción como la posibilidad efectiva de comparecer ambas partes a la

1
ACADEMIA DE LA MAGISTRATURA , TERCER CURSO, TEMAS DE DERECHO PROCESAL PENAL,
TERESA ARMENTA DEU, “ PRINCIPIO ACUSATORIO Y DERECHO PENAL” PAG. 262-269
2
ACADEMIA DE LA MAGISTRATURA , TERCER CURSO, TEMAS DE DERECHO PROCESAL PENAL,
TERESA ARMENTA DEU, “ PRINCIPIO ACUSATORIO Y DERECHO PENAL” PAG. 262-269
jurisdicción a fin de hacer valer sus respectivas pretensiones mediante la introducción de los hechos que
las fundamentan y su correspondiente practica

PRINCIPIO DE CONGRUENCIA EN LA CORTE SUPREMA 3

No es posible hacer generalizaciones cuando se trata de valorar reclamos sobre posibles errores de la
acusación y su incidencia en el derecho de defensa, menos aún si se trata de un problema de
congruencia entre acusación y sentencia. Sin embargo a lo anterior, sí es posible extraer de este
pronunciamiento, un elemento esencial para aplicar al caso que ahora se cuestiona y que se refiere, a la
posibilidad de corregir errores en la acusación durante la fase de juicio, tema que, aunque en el recurso ni
siquiera se menciona, es el que esencialmente entra en juego. Lo anterior porque, no se puede analizar la
sentencia recurrida tomando como parámetro la acusación original, tal y como lo presenta el recurrente.
Así tampoco, es posible considerar un problema de congruencia entre acusación y sentencia, porque
precisamente al inicio del debate, el representante del Ministerio Público hizo una corrección de los
hechos acusados, para incluir aspectos fácticos que no estaban claros, en la relación de hechos original.
Bajo esa perspectiva, es que se debe analizar si para este caso concreto, se podía o no permitir que la
requisitoria fiscal sufriera una modificación. Conforme se observa en el acta de debate, a folios 178 y
siguientes, cuando se inició el contradictorio, el representante del Ministerio Público, luego de hacer
lectura de la acusación planteada, solicita que se le permita hacer una modificación de la misma a partir
del renglón

4
EL PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN Y EL DERECHO DE DEFENSA

Respecto a la vigencia del principio de contradicción debemos recordar, que éste se cimienta sobre la
plena vigencia del principio acusatorio y del principio de defensa 170 . Además supone, la existencia de un
Tribunal imparcial ajeno al conflicto, que luego de apreciar el debate y la contradicción, deberá resolver
por la condena o la absolución del acusado. Lamentablemente, el carácter inquisitivo de la legislación
procesal penal peruana, le otorga al Tribunal, facultades instructorias sobre el objeto del proceso, que se
superponen a las conferidas al Fiscal por efecto del principio acusatorio. Efectivamente, el Tribunal penal,
lejos de ser un órgano director del debate e imparcial, asume por efecto de la Ley vigente, facultades
instructorias como, las conferidas por los artículos 244°, 245°, 246°, 247°, 251°, en donde asumen el rol
de verdaderos jueces inquisidores, tratando de arrancar la verdad, a costa de hacer entrar en
contradicción al declarante, y en otras, haciéndolo sentir culpable. Estas normas son contrarias a la idea

3
Exp: 94-201283-0426-PE, Res: 2005-00167, SALA TERCERA DE LA CORTE SUPREMA DE
JUSTICIA. San José, a las nueve horas cuarenta minutos del once de marzo de dos mil cinco

4
EVALUACION SOBRE LA CONSTITUCIONALIDAD DEL
PROCESO PENAL ORDINARIO Burgos Mariños, Víctor
http://sisbib.unmsm.edu.pe/BibVirtual/tesis/Human/Burgos_M_V/Cap5.htm.
de un proceso justo e imparcial, pues siembran en el Tribunal juzgador, elementos subjetivos de
culpabilidad, los que por efecto de las facultades instructorias, se extienden durante todo el juicio, y de los
cuales, no pueden despojarse al momento que deben sentenciar. A ello hay que agregar, la violación del
principio de igualdad procesal durante el interrogatorio del acusado, la vulneración del principio
acusatorio, al asumir el Tribunal facultades instructorias, la violación consiguiente del principio de
imparcialidad, y finalmente, la violación del derecho de defensa, pues, al no tener las mismas
armas(igualdad procesal), al vulnerarse la contradicción y la igualdad procesal, por no saber contra quien
opone la defensa, contra el Fiscal o contra el Tribunal, el acusado se ve sensiblemente afectado en su
derecho fundamental a la defensa. En el mismo sentido valga precisar que el principio acusatorio admite y
presupone el derecho de defensa del imputado y, consecuentemente, la posibilidad de 'contestación' o
rechazo de la acusación. Provoca en el proceso penal la aplicación de la contradicción, o sea, el
enfrentamiento dialéctico entre las partes, y hace posible el conocer los argumentos de la otra parte, el
manifestar ante el Juez los propios, el indicar los elementos fácticos y jurídicos que constituyen su base, y
el ejercitar una actividad plena en el proceso. Así pues, "nadie puede ser condenado si no se ha formulado
contra él una acusación de la que haya tenido oportunidad de defenderse de manera contradictoria,
estando, por ello, obligado el Juez o Tribunal a pronunciarse dentro de los términos del debate, tal y como
han sido formulados por la acusación y la defensa, lo cual, a su vez, significa en última instancia que ha
de existir siempre correlación entre la acusación y el fallo de la Sentencia. De lo que se desprende que el
debate procesal en el proceso penal 'vincula al juzgador, impidiéndole excederse de los términos en que
viene formulada la acusación o apreciar hechos o circunstancias que no han sido objeto de consideración
en la misma, ni sobre las cuales, por lo tanto, el acusado ha tenido ocasión de defenderse'

Todos estos fundamentos se encuentran positivados en el Art.139 inc. 5, e inc. 3, de la constitución

MEDIOS PROBATORIOS:

1.- DNI. De los recurrentes

2.- El expediente Nro. 2003-3759- SP

3.-Sentencia de primera instancia del expediente Nro. 2003-3759

4.-Sentencia de vista del expediente Nro. 2003-3759

Dígnese Acceder

Arequipa 22 de Junio del 2006


Secretario :
Instrucción :
Cuaderno : Al Principal.
Escrito : 01
Sumilla : Interpongo habeas Corpus
SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO ESPECIALIZADO EN LO CIVIL DEL CERCADO DE AREQUIPA.
VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO, identificado
con DNI Nro. 29205728, con dirección domiciliaria en
la AV. Goyeneche 1213 del distrito de Miraflores ,
JUAN ALFREDO APAZA ARCE , Identificado con
DNI. Nro. 29405221 con domicilio en la Urb.
Solidaridad K-6 del distrito de Miraflores, de la
Provincia y Departamento de Arequipa señalando
como domicilio procesal en el Edificio El Ejecutivo
calle Colón Nro. 211 Of. 114 Sótano del Edificio El
Ejecutivo . a Ud. digo :
DE LOS DENUNCIADOS:
La presente la dirijo en contra del JUEZ DEL QUINTO JUZGADO ESPECIALIZADO PENAL y los
VOCALES ISAC RUBIOS ZEVALLOS RIVERA DUEÑAS Y RAMIRO BUSTAMANTE ZEGARRA,
Vocales de la SALA TRANSITORIA ESPECIALIZADA EN LO PENAL , todos ellos con dirección
domiciliaria en la calle Siglo XX S/n local de la Corte Superior de Justicia de Arequipa.

PETITORIO:

Interpongo ACCIÓN DE AMPARO, en defensa de los derechos constitucionales, en el presente caso


por haberse violentado el derecho a la tutela procesal efectiva. el derecho de defensa, el
principio del contradictorio y el principio de congruencia de los procesos penales , y el principio
de motivación de las resoluciones judiciales los fundamentos son los siguientes:

FUNDAMENTOS DE HECHO:

PROBLEMÁTICA DEL PRINCIPIO DE CONGRUENCIA, DEL PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN Y


DEL DERECHO DE DEFENSA, CORRELACION ENTRE ACUSACIÓN Y SENTENCIA Y LA
VULNERACIÓN DE LA TUTELA PROCESAL EFECTIVA.

PRIMERO: Que a los solicitantes se les ha denunciado por el Ministerio Publico


por el delitos Contra la Fe Publica en la Modalidad de Falsedad Ideológica, y Contra la Función
Jurisdiccional supuestos típicos de los Art. 428 y 416 del a Código Penal en agravio de Sandra Apaza
Condori. Como se verifica a folios 50-51.

SEGUNDO: Que a fojas 148 a 150 corre la formalización de la denuncia fiscal a


fojas 151 a 152 y se apertura instrucción en contra VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO, ,CRISTINA
NICOLAZA MAMANI SALAZAR DE QUEA, JUAN ALFREDO APAZA ARCE, ANA MARIA JALIXTO
BECERRA por el delito CONTRA LA FE PUBLICA en la MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por
los Art. 428 del Código Penal en contra de VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO, CRISTINA
NICOLAZA MAMANI SALAZAR DE QUEA, JUAN ALFREDO APAZA ARCE, ANA MARIA JALIXTO
BECERRA y SANDRA BEATRIZ HUAMANI AGUILAR. Como se verifica a folios 52-53, y declara no
haber lugar a apertura instrucción por delito contra la función jurisdiccional.

TERCERO: Que a folios 347 LA QUINTA FISCALIA PROVINCIAL PENAL emite la


acusación Nro. 152 donde en su conclusión señala que acusa a VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO,
JUAN ALFREDO APAZA ARCE por delito contra la fe publica en la modalidad de falsedad ideológica, en
agravio de SANDRA APAZA CONDORI, solicitando TRES AÑOS DE PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD Y
CIENTO OCHENTA DIAS DE MULTAS, además de pagar como objeto de reparación civil a favor de la
agraviada la suma de TRECE MIL NUEVOS SOLES lo cual no se ha conferenciado con los acusados,
quienes se encuentran con mandato de comparecencia y sus calidades personales obran en el
expediente.

CUARTO: Con fecha 28 de octubre del año del 2005 el Quinto Juzgado
Especializado Penal emite la sentencia de la presente instrucción en la cual falla declarando a VICTOR
FRUCTUOSO QUEA CALLO y JUAN ALFREDO APAZA ARCE, Autores del delito de CONTRA LA
FE PUBLICA en la MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por los Art. 428 del Código Penal en agravio
de SANDRA APAZA CONDORI en consecuencia de les impone tres años de pena privativa de la
libertad suspendida por el plazo de dos años con 180 días de multa y el pago de 14 mil nuevo soles como
reparación civil que pagaran a favor de la agraviada, esta sentencia fue objeto de apelación y elevada a la
Sala Transitoria Especializada Penal con registro 2006-113.

QUINTO: Que con fecha 24 de mayo del 2006 la Sala Transitoria Especializada
Penal emite la sentencia de vista la cual confirma la sentencia apelada de fojas 422 a 428 declarando a
VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO y JUAN ALFREDO APAZA ARCE, Autores del delito de
CONTRA LA FE PUBLICA en la MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por el Art. 428 del Código
Penal en agravio de SANDRA APAZA CONDORI en consecuencia les impone tres años de pena
privativa de la libertad suspendida por el plazo de dos años con 180 días de multa y el pago de 14 mil
nuevo soles como reparación civil que pagaran a favor de la agraviada.

SEXTO: El tipo penal contenido en el Art. 428 del código penal comprende dos
conductas típicas:

1.- “El que inserta o hace insertar en instrumento publico declaraciones falsas concernientes a hechos que
deban probarse con el documento, con el objeto de emplearlo como si la declaración fuera conforme a la
verdad”.

2.- “El que hace uso del documento como si el contenido fuera exacto siempre que de su uso pueda
resultar algún perjuicio”.
Es evidente que este tipo penal contiene:

- La conducta de hacer insertar declaraciones falsas (Falsedad Ideológica).

- La conducta de realizar uso del documento como si fuera exacto (Falsedad de Uso).

Sin embargo, como se puede observar:

- A folios 50-51 a los solicitantes se les ha denunciado por el Ministerio Publico por el delitos Contra
la Fe Publica en la Modalidad de Falsedad Ideológica, y Contra la Función Jurisdiccional
supuestos típicos de los Art. 428 y 416 del a Código Penal

- A fojas 151 a 152 se apertura instrucción en contra VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO,
CRISTINA NICOLAZA MAMANI SALAZAR DE QUEA, JUAN ALFREDO APAZA ARCE, ANA
MARIA JALIXTO BECERRA por el delito CONTRA LA FE PUBLICA en la MODALIDAD DE
FALSEDAD, previsto por los Art. 428 del Código Penal en contra de VICTOR FRUCTUOSO QUEA
CALLO, CRISTINA NICOLAZA MAMANI SALAZAR DE QUEA, JUAN ALFREDO APAZA ARCE,
ANA MARIA JALIXTO BECERRA y SANDRA BEATRIZ HUAMANI AGUILAR. Como se verifica a
folios 52-53, y declara no haber lugar a apertura instrucción por delito contra la función
jurisdiccional.

- Que a folios 347 LA QUINTA FISCALIA PROVINCIAL PENAL emite la acusación Nro. 152 donde
en su conclusión señala que acusa a VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO, JUAN ALFREDO
APAZA ARCE por delito contra la fe publica en la modalidad de falsedad ideológica, en agravio
de SANDRA APAZA CONDORI,

- A folios 422 a 428 el Quinto Juzgado Especializado Penal emite la sentencia de la presente
instrucción en la cual falla declarando a VICTOR FRUCTUOSO QUEA CALLO y JUAN
ALFREDO APAZA ARCE, Autores del delito de CONTRA LA FE PUBLICA en la
MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por los Art. 428 del Código Penal en agravio de
SANDRA APAZA CONDORI.

- Que con fecha 24 de mayo del 2006 la Sala Transitoria Especializada Penal emite la sentencia de
vista la cual confirma la sentencia apelada de fojas 422 a 428 declarando a VICTOR
FRUCTUOSO QUEA CALLO y JUAN ALFREDO APAZA ARCE Autores del delito CONTRA
LA FE PUBLICA en la MODALIDAD DE FALSEDAD, previsto por el Art. 428 del Código Penal
en agravio de SANDRA APAZA CONDORI.

Se evidencia que tanto en la denuncia, en el auto apertorio, en la acusación,


en la sentencia de primera instancia y la sentencia de vista no se ha especificado cual de las
conductas típicas establecidas el 428 Art. Es la materia de la instrucción si es la falsedad
ideológica y/o la falsedad de uso, por ello en principio se ha afectado el debido proceso ,
asimismo se ha verificado una vulneración al derecho de defensa por cuanto los procesados no han
tenido la oportunidad de saber por cual de las dos conductas imputadas realizar defensas es
decir no se ha establecidas un debido principio de contradicción y en tercer lugar se ha afectado el
principio de congruencia ya que al no existir determinación exacta de la conducta imputada no
puede ser coherente con una sentencia que se pronuncia en genérico.

PROBLEMÁTICA DE LA VALORACIÓN PROBATORIA Y LA AFECCIÓN DE LA TUTELA


PROCESAL EFECTIVA

SETIMO: El Órgano Jurisdiccional al momento de emitir sentencia


no ha valorado congruentemente ,hechos acreditados de los siguientes elementos probatorios

1º La MANIFESTACIÓN ANTE LA POLICÍA de don ANDRÉS APAZA ARCE que obra a fojas 10; con lo
que acredito que los procesados Víctor Fructuoso QUEA CALLO y Juan Alfredo APAZA ARCE dicen la
verdad respecto del compromiso de promotoría de Venta Stands con don Manuel APAZA ARCE
y don Andrés APAZA ARCE (padre de la supuesta agraviada Sandra APAZA CONDORI) el mismo que
no ha cumplido por lo que los referidos procesados no le han pagado suma alguna.

2º La DECLARACIÓN JURADA de don GUSTAVO MANUEL APAZA JALIXTO que obra a fojas 443;
quien efectivamente reconoce que con su padre (Manuel Apaza Arce) y su tío (Andrés Apaza Arce) existió
una garantía por el pago de los servicios de promotoría de Venta de los Stands, esto fue que los
procesados otorgaron a ambos (a Andrés y Manuel) contratos preparatorios de compra venta de stands
comerciales y constancias de cancelaciones , uno a nombre de SANDRA APAZA CONDORI y otro a
nombre del declarante GUSTAVO MANUEL APAZA JALIXTO. Con lo que se evidencia que ANDRÉS
APAZA ARCE pretende hacerse pago con la garantía que en ese entonces le otorgaron, SIN
HABER CUMPLIDO NINGUNA PROMOTORÍA.

3º La CONSTANCIAS DE CANCELACIONES donde aparece la firma por recibido de ANDRÉS APAZA


ARCE por los documentos que le fueron entregados en garantía ( contratos preparatorios de compra venta
de stands comerciales y constancias de cancelaciones ) que obra 511; con lo que se acredita que nunca
se ha legalizado firmas de los procesados Víctor Quea y Juan Apaza y nunca han entregado
documentos alguno a la supuesta agraviada Sandra Apaza Condori.

4º El ACTA DE CONFORNTACIÓN que se llevó en el proceso de penal Nº 600-2004 por Usurpación


Agravada y otros delitos por ante el 4to. Juzgado Especializado en lo Penal y que obra a folios 507 a 510;
con lo que se acredito que la supuesta agraviada en el presente proceso falta a la verdad y que
ella no es propietaria de los Stands objeto del proceso tal como lo reconoce en la última parte
del octavo punto de confrontación y consecuentemente es cierto lo referido por los procesados
Víctor y Juan.

5º El CONTRATO DE ESTRUCTURA METALICA y la DECLARACIÓN JURADA que suscribiera en


ambos casos don PERCY JAVIER HUAYHUA ALVAREZ quien reconoce que el contrato es falso
porque él no realizó los trabajos señalados en él documentos y que fue firmado de favor y
además se demuestra que la supuesta agraviada SANDRA APAZA CONDORI ha presentado
documentos falsos para hacer daño a los procesados, la misma que obra a folios; así acreditar
la propiedad de los Stands que nunca pagó suma alguna y mucho menos su padre o su familia.
Los Stands lo elaboraron los procesados.

6º La CONSTANCIA DE ESTADO DE EXISTENCIA DEL PROCESO CIVIL NRO. 2003-0342-0-


0412JM-CI-01 en la que se sigue la pretensión procesal la nulidad del acto jurídico contenidos en los
contratos preparatorios de compra venta de stands comerciales y constancias de cancelaciones que obra
ha folios 462; con lo que se acredita que se está solicitando la nulidad de los documentos por los
argumentos referidos en la defensa del presente proceso penal .

7º Las COPIAS SIMPLES DE TODO LO ACTUADO DEL PROCESO CIVIL NRO. 2003-0342-0-
0412JM-CI-01 que obran de folios 463 a 722; con lo que se acredita todo lo actuado en el referido
proceso y que la pericia de grafotecnia fue solicitado de oficio por el Juez.

8º La PERICIA GRAFOTECNIA efectuada de oficio en el proceso civil Nro. 2003-0342-0-0412JM-CI-01,


ya referido, donde concluyen que las legalizaciones efectuadas por el Notario Javier DE
TABOADA VIZACARRA ha sido falsificado la firma del Notario y asimismo los sellos utilizados
no provienen de la matriz de comparación la misma que obra en folios 723 a 731; con lo que se
acredita que para hacer aparecer que era propietaria ha falsificado los documentos entregados
a sus padre ANDREZ APAZA ARCE en garantía.

9º El ESTADO DE CUENTA CLASICA enviada por el Banco de Crédito BCP que obra a folios 345; con
lo que se acredita que efectivamente no existió simulación del mutuo con garantía hipotecaria
con al Sra. SANDRA BEATRIZ HUAMANI AGUILAR el mismo que no ha sido valorado con
imparcialidad por partes de los Juez Ad Quo y Ad Quem.

Sin embargo estos hechos plenamente probados no son ameritados en la motivación de la sentencia
afectando gravemente el Art.139 inc.5 de la constitución política, que prescribe la motivación escrita de las
resoluciones Judiciales con mención expresa , de la ley aplicable Y DE LOS FUNDAMENTOS DE
HECHO EN QUE SE SUSTENTEN , como es evidente el Órgano Jurisdiccional y el colegiado no han
valorado los hechos acreditados mencionados anteriormente vulnerando con ello la tutela procesal
efectiva y, con ello Derechos con nexos a la libertad , por cuanto existe sentencia condenatoria en un
proceso penal

FUNDAMENTACION JURÍDICA:

5
CORRELACION ENTRE LA ACUSACION Y LA SENTENCIA

Esta formulación corresponde a la “congruencia” en el proceso civil, indicando en cierta medida un


disminución en la exigencia y una adecuación del instituto a las peculiaridades del proceso penal, como
se tendrá objeto comprobar, a pesar de configurarse como el trasunto en el proceso penal de la institución
de la congruencia civil, son varias e importantes las especificaciones que la materia penal comporta. A
titulo de ejemplo, el juego del principio “in dubio pro reo” y el uso de las facultades jurisdiccionales
implicadas en la configuración del interés publico por la persecución penal.la exigencia de correlación
entre acusación y sentencia puede ser contemplada al menos a dos perspectivas. Como efecto derivado
de la vinculación judicial al objeto del proceso, y en tal sentido, cohonestada primordialmente con el
principio acusatorio, y en relación con las modificaciones que se van produciendo en el proceso penal ,
que sin afectar a los hechos y al sujeto – inciden en el principio de audiencia y la interdicción de
indefensión

6
CORRELACION Y PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN

Resulta indudable que la exigencia de correlación es una manifestación del principio de contradicción
entendiendo el principio de contradicción como la posibilidad efectiva de comparecer ambas partes a la
jurisdicción a fin de hacer valer sus respectivas pretensiones mediante la introducción de los hechos que
las fundamentan y su correspondiente practica

PRINCIPIO DE CONGRUENCIA EN LA CORTE SUPREMA 7

No es posible hacer generalizaciones cuando se trata de valorar reclamos sobre posibles errores de la
acusación y su incidencia en el derecho de defensa, menos aún si se trata de un problema de
congruencia entre acusación y sentencia. Sin embargo a lo anterior, sí es posible extraer de este
pronunciamiento, un elemento esencial para aplicar al caso que ahora se cuestiona y que se refiere, a la
posibilidad de corregir errores en la acusación durante la fase de juicio, tema que, aunque en el recurso ni
siquiera se menciona, es el que esencialmente entra en juego. Lo anterior porque, no se puede analizar la
5
ACADEMIA DE LA MAGISTRATURA , TERCER CURSO, TEMAS DE DERECHO PROCESAL PENAL,
TERESA ARMENTA DEU, “ PRINCIPIO ACUSATORIO Y DERECHO PENAL” PAG. 262-269
6
ACADEMIA DE LA MAGISTRATURA , TERCER CURSO, TEMAS DE DERECHO PROCESAL PENAL,
TERESA ARMENTA DEU, “ PRINCIPIO ACUSATORIO Y DERECHO PENAL” PAG. 262-269
7
Exp: 94-201283-0426-PE, Res: 2005-00167, SALA TERCERA DE LA CORTE SUPREMA DE
JUSTICIA. San José, a las nueve horas cuarenta minutos del once de marzo de dos mil cinco
sentencia recurrida tomando como parámetro la acusación original, tal y como lo presenta el recurrente.
Así tampoco, es posible considerar un problema de congruencia entre acusación y sentencia, porque
precisamente al inicio del debate, el representante del Ministerio Público hizo una corrección de los
hechos acusados, para incluir aspectos fácticos que no estaban claros, en la relación de hechos original.
Bajo esa perspectiva, es que se debe analizar si para este caso concreto, se podía o no permitir que la
requisitoria fiscal sufriera una modificación. Conforme se observa en el acta de debate, a folios 178 y
siguientes, cuando se inició el contradictorio, el representante del Ministerio Público, luego de hacer
lectura de la acusación planteada, solicita que se le permita hacer una modificación de la misma a partir
del renglón

8
EL PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN Y EL DERECHO DE DEFENSA

Respecto a la vigencia del principio de contradicción debemos recordar, que éste se cimienta sobre la
plena vigencia del principio acusatorio y del principio de defensa 170 . Además supone, la existencia de un
Tribunal imparcial ajeno al conflicto, que luego de apreciar el debate y la contradicción, deberá resolver
por la condena o la absolución del acusado. Lamentablemente, el carácter inquisitivo de la legislación
procesal penal peruana, le otorga al Tribunal, facultades instructorias sobre el objeto del proceso, que se
superponen a las conferidas al Fiscal por efecto del principio acusatorio. Efectivamente, el Tribunal penal,
lejos de ser un órgano director del debate e imparcial, asume por efecto de la Ley vigente, facultades
instructorias como, las conferidas por los artículos 244°, 245°, 246°, 247°, 251°, en donde asumen el rol
de verdaderos jueces inquisidores, tratando de arrancar la verdad, a costa de hacer entrar en
contradicción al declarante, y en otras, haciéndolo sentir culpable. Estas normas son contrarias a la idea
de un proceso justo e imparcial, pues siembran en el Tribunal juzgador, elementos subjetivos de
culpabilidad, los que por efecto de las facultades instructorias, se extienden durante todo el juicio, y de los
cuales, no pueden despojarse al momento que deben sentenciar. A ello hay que agregar, la violación del
principio de igualdad procesal durante el interrogatorio del acusado, la vulneración del principio
acusatorio, al asumir el Tribunal facultades instructorias, la violación consiguiente del principio de
imparcialidad, y finalmente, la violación del derecho de defensa, pues, al no tener las mismas
armas(igualdad procesal), al vulnerarse la contradicción y la igualdad procesal, por no saber contra quien
opone la defensa, contra el Fiscal o contra el Tribunal, el acusado se ve sensiblemente afectado en su
derecho fundamental a la defensa. En el mismo sentido valga precisar que el principio acusatorio admite y
presupone el derecho de defensa del imputado y, consecuentemente, la posibilidad de 'contestación' o
rechazo de la acusación. Provoca en el proceso penal la aplicación de la contradicción, o sea, el
enfrentamiento dialéctico entre las partes, y hace posible el conocer los argumentos de la otra parte, el
manifestar ante el Juez los propios, el indicar los elementos fácticos y jurídicos que constituyen su base, y

8
EVALUACION SOBRE LA CONSTITUCIONALIDAD DEL
PROCESO PENAL ORDINARIO Burgos Mariños, Víctor
http://sisbib.unmsm.edu.pe/BibVirtual/tesis/Human/Burgos_M_V/Cap5.htm.
el ejercitar una actividad plena en el proceso. Así pues, "nadie puede ser condenado si no se ha formulado
contra él una acusación de la que haya tenido oportunidad de defenderse de manera contradictoria,
estando, por ello, obligado el Juez o Tribunal a pronunciarse dentro de los términos del debate, tal y como
han sido formulados por la acusación y la defensa, lo cual, a su vez, significa en última instancia que ha
de existir siempre correlación entre la acusación y el fallo de la Sentencia. De lo que se desprende que el
debate procesal en el proceso penal 'vincula al juzgador, impidiéndole excederse de los términos en que
viene formulada la acusación o apreciar hechos o circunstancias que no han sido objeto de consideración
en la misma, ni sobre las cuales, por lo tanto, el acusado ha tenido ocasión de defenderse'

Todos estos fundamentos se encuentran positivados en el Art.139 inc. 5, e inc. 3, de la constitución

MEDIOS PROBATORIOS:

1.- DNI. De los recurrentes

2.- El expediente Nro. 2003-3759- SP

2.-Sentencia de primera instancia del expediente Nro. 2003-3759

3.-Sentencia de vista del expediente Nro. 2003-3759

Dígnese Acceder

Arequipa 22 de Junio del 2006