Sie sind auf Seite 1von 17

Zapotecas

Los zapotecas se asentaron en el sur de los actuales estados de Oaxaca, Guerrero y


Puebla y el istmo de Tehuantepec. Durante la época precolombina esta civilización fue
una de las más importantes de Mesoamérica.

Ubicación de los zapotecas

El término zapoteca deriva del náhuatl "Tzapotéecatl" y significa pueblo del Zapote. En
sus orígenes los zapotecos se autodenominaban "ben´zaa" o "binni záa" en su idioma
“gente de las nubes”. Su leyenda dice que nacieron de las nubes es decir, se
consideraban los hijos legítimos de los dioses. Esto explica por qué se llamaban a sí
mismos como gente de la nube.
Según los datos arqueológicos esta cultura tiene una antigüedad de 2.500 años. En los
siglos XV y IV a.C. se desarrollaron su primer centro urbano importante cuyo centro se
localizaba en San José Mogote. Entre los años 500 a.C – 1.000 d.C. (horizonte
preclásico) los zapotecas se establecieron en el actual territorio del estado de Oaxaca,
más precisamente en el los valles centrales. Su ciudad más importante fue la
conocidísima Monte Albán.
Imagen de Monte Albán

La vida de los zapotecas

En sus orígenes los zapotecas llevaban una vida sedentaria y tenían su propio panteón
de dioses siendo el dio de la lluvia (Cocijo) quien ocupaba el lugar más importante. Los
encargados de celebrar los ritos religiosos y los sacrificios humanos eran los
sacerdotes.
En cuanto al arte, la escritura (jeroglíficos), la arquitectura, las matemáticas y los
calendarios guardaban una gran similitud con los desarrollados por olmecas y mayas.
Los principales restos arqueológicos se encuentran en Monte Albán, allí existe una gran
cantidad de construcciones, tumbas, estadios de juego de pelota y otros.
La economía zapoteca se basaba en la agricultura y sus cultivos principales eran los
chiles, calabazas, frijoles, cacao y por supuesto, el maíz. La alfarería y el arte del tejido
estaban muy desarrollados. Entre los ejemplos más conocidos de alfarería zapoteca se
encuentran las urnas funerarias.
Entre los años 700 y 800 d.C. la ciudad de Monte Albán es abandonada pero surgen
nuevos centros ceremoniales como El Tajín y Cacaxtla.
ORGANIZACION POLITICA Y
SOCIAL

La familia representaba la unidad básica y social de los


zapotecas, en donde a cada persona, de acuerdo con su sexo, le
correspondía realizar una determinada actividad. Al hombre le
correspondía la caza, la pesca, las labores del campo, el
Inicio comercio, la fabricación de cerámica y la guerra. A la mujer la
INFLUENCIA recolección, la preparación de los alimentos, el cuidado del
GEOGRAFICA hogar, la industria casera del tejido de fibras vegetales y en
algunas ocasiones también participaba en las labores agrícolas.
LITERATURA
ORFEBRERIA La organización social de los zapotecas estaba dividida en
RELIGION grupos dependiendo del oficio que cada persona desempeñaba:
ARQUITECTURA
PUEBLO ZAPOTECA Clase dominante
HOY EN DIA · Sacerdotes
· Militares
=> VESTIMENTA
· Comerciantes
DE MUJER
=> NUMERO DE
HABITANTES Clase dominada
=> Lengua · Campesinos
=> · Cargadores
CARACTERISTICAS · Cazadores
· Orfebres
ECONOMICAS
· Tejedores
=> HERBOLARIA
=> PROBLEMAS
RELEVANTES El pueblo estaba gobernado por el “Gocquitao” o rey, que era
=> TRADICIONES Y auxiliado por los sacerdotes y militares. Los sacerdotes estaban
ligados a la divinidad y fungían como jueces supremos del reino,
FIESTAS
guardaban celibato y permanecían aprisionados en el palacio. El
=> ORGANIZACION sucesor del rey era engendrado por él mismo y la hija de un
POLITICA Y caudillo.
SOCIAL
PARA APRENDER
MAS Podría decirse que regía un estado monárquico, pero en realidad
funcionaban bajo normas teocráticas.
CONTACTO

Los dirigentes del pueblo vivían en habitaciones de mampostería


mientras que el pueblo lo hacía en casas de materiales
perecederos.

Su laboriosidad y disposiciones artísticas han revelado que los


zapotecas eran fundamentalmente un pueblo pacífico, pero la
necesidad de proteger sus vidas, posesiones o familias les obligó
a sostener interminables luchas con sus vecinos y con grupos
invasores.
informacion encontrada

Arquitectura de la cultura zapoteca


En la cultura zapoteca se pudieron evidenciar ciertas construcciones que consistían en edificios estos
tenían una finalidad religiosa y publica. A su vez también se pueden encontrar otras edificaciones como
plazas, patios siendo de mayor importancia los palacios y las tumbas en la cultura los mismos fueron hechas
hace quinientos años antes de cristo. La ciudad de monta Albán tuvo un auge entre los años trecientos y
seiscientos después de cristo, en este tiempo ocurrió un desarrollo considerable en varios ámbitos, entre ellas
podemos resaltar varios ejemplos los primeros y de mayor importancia era la arquitectura ceremonial, en ella
podemos destacar basamentos escalonas de gran tamaño, estos cumplían la función de templo en honor a
ciertos dioses que eran de la fertilidad, la agricultura, el fuego y por supuesto el agua.
Las creencias de los zapotecas donde se encontraban dioses que regían los elementos de la naturaleza eran
semejantes a los indígenas colombianos y venezolanos donde ellos también creían en dioses que dominaban
los elementos de la naturaleza. Volviendo al tema de la arquitectura zapoteca nombraremos las características
de la arquitectura civil donde las personas de clase dominante tenían casas lujosas que eran tipos palacio por
otro lado también teníamos las sedes administrativas donde se encontraban los gobernantes y nobles de la
cultura zapoteca , donde se encontraban debajo de las patios, las tumbas echas de piedra.
Por ultimo teníamos a la clase dominada donde podría decir la clase baja, estos habitaban en construcciones
muy sencillas que eran echas de muros de adobe y piedra. Existe la posibilidad de que las mismas hayan
formado barrios pequeños, en donde se calcula que pude haber llegado a cubrir un territorio de veinte
kilómetros cuadrados en donde la población llego a alcanzar una densidad de cuarenta mil habitantes.

Características y ubicación de la cultura


zapoteca
En cuanto a la ubicación de la cultura zapoteca podemos decir que la ciudad de Monte Albán, fue una de las
primeras ciudades en lo que respecta la Mesoamérica, además de ser el centro de lo que era el estado
zapoteca, el cual en aquel entonces domino una gran parte de lo que hoy en día se conoce en México como el
estado de Oaxaca pero también se asentaron en otros estados como Puebla, Guerrero y el istmo de
Tehuantepec. Es evidente que de la cultura zapoteca una de las cosas más resaltantes son los restos
arqueológicos donde los principales hallazgos se encontraron en el Monte Albán, alli se encuentran una gran
cantidad de construcciones zapotecas, además de estadios de pelota, tumbas zapotecas entre otros objetos
realmente interesantes.
Arte zapoteca

Los Zapotecas trabajaban la piedra, especialmente realizaban diseños decorativos que abundan en su
arquitectura. Los bajorrelieves y las pinturas murales constituyen algunos de los fragmentos más
preciosos del arte prehispánico de México. Destacan especialmente los motivos de guerreros y
cautivos, en los que pueden observarse la importancia de los conflictos bélicos en la sociedad. Cabe
mencionar los diseños denominados ‘danzantes’, que presentan personajes en actitud de sacrificio y
sometimiento. La arquitectura del período final de esta cultura se caracteriza por una profusa
decoración tipo mosaico, tableros y grecas. Los zapotecas desarrollaron un calendario y un sistema
logofonético de escritura que utilizaba un carácter individual para representar cada sílaba del lenguaje,
el logro más importante de esta cultura. Este sistema de escritura perduró durante más de mil años
en Mesoamérica. Como en casi todas las culturas, la escritura sólo estaba al alcance de unos pocos, y
se llevaba a cabo en los más diversos materiales, como hueso, concha, cerámica y piedra. Se piensa
también que debieron haber escrito en materiales perecederos como madera, tejidos de algodón,
papel o pieles. Esta escritura consistía en glifos que narran sucesos históricos y fechas. Probablemente
fueron muy usados por las clases dominantes para llevar un registro vigente de sus hechos, así como
para controlar los bienes y contar con una memoria de las guerras.
Con la disolución paulatina del sistema político de Monte Alban y el eventual abandono de la gran
urbe, la escritura zapoteca cayo lentamente en desuso. Los señoríos que controlaban los territorios
que antes habían estado bajo el dominio de Monte Alban, siguieron dejando registros escritos pero
usando una forma de escritura jeroglífica diferente, cuyas convenciones estuvieron en boga en
muchas regiones de Oaxaca, Puebla y Tlaxcala. Esa otra forma de escritura esta mejor representada
en los códices prehispánicos y los lienzos coloniales que se pintaron en varios pueblos de la Mixteca
alta, Mixteca baja, y en la cuenca alta del Papaloapan.

Una vez iniciado el periodo de colonización, los zapotecas siguieron escribiendo subrepticiamente
acerca de sus tradiciones y su lengua usando la escritura alfabética europea, una forma de reafirmar
su identidad.

1- Creación de un sistema de escritura propio

La escritura zapoteca es una de las más antiguas de Mesoamérica. Los


zapotecas desarrollaron su propio sistema de signos o símbolos
(llamados glifos).

A los glifos les atribuyeron un fonema o sonido, algo similar a las letras y a
las sílabas característicos de la escritura ideográfica o logofonética. Se cree
que eran leídos en columna, de izquierda a derecha.

Sus registros lingüísticos los plasmaron en paredes y piedras, especialmente


en Monte Albán, un lugar sagrado y de gran relevancia política para la época.
Se producía debido a “la necesidad de registrar y administrar la recolección
de los tributos pagados por los pueblos sujetos al dominio político-religioso
de las élites fundadoras de esta ciudad” (Delgado de Cantú, 1993, pág. 131).

Gracias a éstos, podemos conocer hoy en día la vida y las costumbres de la


región.

2- Inclusión del maíz como elemento culinario


indispensable en la cocina mexicana y centroamericana

El maíz es quizás el legado más cotidiano y visible dejado por los zapotecas
en las mesas centroamericanas, especialmente en las mexicanas.

La clase baja de la pirámide social de los zapotecas la constituían los


campesinos, los cuales sembraban cultivos de frijoles, chiles, garbanzos,
calabazas, camote, cacao, tomate y maíz.

3- Uso de dos calendarios propios

“Los zapotecas del período Clásico utilizaron el mismo sistema de numeración


de olmecas y mayas, seguramente por influencia de éstos y también un
sistema calendárico similar al de estas culturas”.

Se valían de dos calendarios: uno sagrado o de rituales


llamado piye o pije de 260 días, usado para la predicción de numerosos
fenómenos naturales y sociales; y el otro, el Solar de uso práctico de 365
días empleado para medir los ciclos agrícolas.

4- Invención de sistema de riego propio

Su avanzado conocimiento en áreas como la astronomía, las matemáticas y


la agricultura les permitió crear sistemas de riego avanzados para irrigar
agua a todas sus cosechas, aprovechando las épocas de crecientes y
decrecientes de las fuentes hídricas cercanas.

Por ejemplo, en Hierve El Agua hay laderas con terrazas artificiales regadas
por extensos canales alimentados por manantiales naturales.

5- Invención de su sistema de numeración

Los zapotecas “usaron el sistema numérico vigesimal o base-veinte (en


contraposición al sistema decimal, base-diez, usado en la sociedad
contemporánea). También usaron números de barras y puntos y el sistema
de dos calendarios de seguimiento de tiempo”.

6- Desarrollo de estilo arquitectónico

Monte Albán o Dani Biaa (en zapoteco), es la joya arquitectónica por


excelencia de esta cultura y cuyo significado es “montaña sagrada”.

En este lugar se pueden apreciar grandes pirámides, templos y plazas de


hermosas figuras geométricas en alto relieve que hasta el sol de hoy están
erigidas.

7- Perfeccionamiento de la orfebrería y la alfarería

La creatividad e ingenio de los zapotecos no quedó relegado sólo a la


arquitectura, sino también en piezas de barro como las urnas funerarias,
mampostería de piedra, fabricación de telas y en menor proporción piezas
en oro con fines religiosos.

Las 7 Aportaciones de los


Zapotecas Más Importantes
Por
Alberto Cajal

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Entre las aportaciones de los zapotecas más destacadas podemos citar el


desarrollo de un tipo de riego propio, un lenguaje y un estilo arquitectónico
o el uso de dos calendarios.

Los zapotecas fueron una comunidad indígena precolombina asentada en las


tierras altas del Valle de Oaxaca, al sur de Mesoamérica Central, que hoy
comprende parte de los estados mexicanos de Guerrero, Puebla, Oaxaca y el
istmo de Tehuantepec.
Habitaron desde finales del período Preclásico hasta el final del período
Clásico (desde el 500 a.C. hasta el 900 d.C.) de acuerdo a los restos
arqueológicos encontrados, pero se especula que su verdadera data es de
2500 años. Actualmente constituyen el grupo indígena más grande del
estado de Oaxaca.

Al igual que otras culturas mesoamericanas, los zapotecas fueron


influenciados fuertemente por los olmecas (considerados la primera cultura
mesoamericana), que permearon otros grupos aborígenes como
los toltecas, mayas y aztecas. En consecuencia, las culturas
centroamericanas están fuertemente conectadas la una a la otra.

Fueron agricultores, aunque también se dedicaron a la alfarería, la orfebrería


y la caza. Como cultura alcanzaron gran desarrollo en la astronomía, las
matemáticas y la escritura propia; así como la invención de su propio sistema
de riego para los cultivos y variopintas piezas artesanales.

Aportes principales de los Zapotecas a la


humanidad
Los avances culturales de los Zapotecas no son aislados dada la fuerte
influencia de los Olmecas en los albores de esta civilización.

De hecho, “las ciudades zapotecas muestran un alto nivel de sofisticación en


la arquitectura, el arte, la escritura y los proyectos de ingeniería”. Algunos
de ellos son:

1- Creación de un sistema de escritura propio

La escritura zapoteca es una de las más antiguas de Mesoamérica. Los


zapotecas desarrollaron su propio sistema de signos o símbolos
(llamados glifos).
A los glifos les atribuyeron un fonema o sonido, algo similar a las letras y a
las sílabas característicos de la escritura ideográfica o logofonética. Se cree
que eran leídos en columna, de izquierda a derecha.

Sus registros lingüísticos los plasmaron en paredes y piedras, especialmente


en Monte Albán, un lugar sagrado y de gran relevancia política para la época.

Se producía debido a “la necesidad de registrar y administrar la recolección


de los tributos pagados por los pueblos sujetos al dominio político-religioso
de las élites fundadoras de esta ciudad” (Delgado de Cantú, 1993, pág. 131).

Gracias a éstos, podemos conocer hoy en día la vida y las costumbres de la


región.

2- Inclusión del maíz como elemento culinario


indispensable en la cocina mexicana y centroamericana

El maíz es quizás el legado más cotidiano y visible dejado por los zapotecas
en las mesas centroamericanas, especialmente en las mexicanas.

La clase baja de la pirámide social de los zapotecas la constituían los


campesinos, los cuales sembraban cultivos de frijoles, chiles, garbanzos,
calabazas, camote, cacao, tomate y maíz.

3- Uso de dos calendarios propios

“Los zapotecas del período Clásico utilizaron el mismo sistema de numeración


de olmecas y mayas, seguramente por influencia de éstos y también un
sistema calendárico similar al de estas culturas”.

Se valían de dos calendarios: uno sagrado o de rituales


llamado piye o pije de 260 días, usado para la predicción de numerosos
fenómenos naturales y sociales; y el otro, el Solar de uso práctico de 365
días empleado para medir los ciclos agrícolas.

4- Invención de sistema de riego propio

Su avanzado conocimiento en áreas como la astronomía, las matemáticas y


la agricultura les permitió crear sistemas de riego avanzados para irrigar
agua a todas sus cosechas, aprovechando las épocas de crecientes y
decrecientes de las fuentes hídricas cercanas.

Por ejemplo, en Hierve El Agua hay laderas con terrazas artificiales regadas
por extensos canales alimentados por manantiales naturales.

5- Invención de su sistema de numeración

Los zapotecas “usaron el sistema numérico vigesimal o base-veinte (en


contraposición al sistema decimal, base-diez, usado en la sociedad
contemporánea). También usaron números de barras y puntos y el sistema
de dos calendarios de seguimiento de tiempo”.

6- Desarrollo de estilo arquitectónico

Monte Albán o Dani Biaa (en zapoteco), es la joya arquitectónica por


excelencia de esta cultura y cuyo significado es “montaña sagrada”.

En este lugar se pueden apreciar grandes pirámides, templos y plazas de


hermosas figuras geométricas en alto relieve que hasta el sol de hoy están
erigidas.

7- Perfeccionamiento de la orfebrería y la alfarería

La creatividad e ingenio de los zapotecos no quedó relegado sólo a la


arquitectura, sino también en piezas de barro como las urnas funerarias,
mampostería de piedra, fabricación de telas y en menor proporción piezas
en oro con fines religiosos.

Etimología del nombre zapoteca


El término “Zapoteco” proviene de la palabra Ben ‘Zaa que en idioma
zapoteco que significa “habitantes de las nubes”.

Asimismo, el nombre zapotecas se deriva de la


palabra náhuatl tzapotecalt, que significa “pueblo de la región del zapote”,
con el que los grupos del Altiplano Central designaban a los integrantes de
esa cultura oaxaqueña; sin embargo, es probable que los zapotecos nunca
hayan empleado el término” (Delgado de Cantú, 1993, pág. 126)

En otras palabras, “zapoteco” es la denominación que no utilizaron los


aborígenes de cultura para autoidentificarse sino como el referente que los
demás les dieron.

Ubicación
Los zapotecas se establecieron en la zona suroccidental de lo que conocemos
como México hoy en día, específicamente entre las coordenadas 15° y 19°al
Norte y del 94°al 99° Oeste.

Allí habitaron principalmente en el Valle Central, el Istmo de Tehuatepec, la


sierra en el norte y la zona montañosa meridional llamada Sierra de
Miahuatlán.

La zona ofrece un clima cálido en las costas del Istmo y frío en áreas
montañosas; en consecuencia, las variedades climáticas son cálido, semi-
cálido, templado, semi-frío, semi-seco y templado. Estas condiciones
climáticas estimulan extensas áreas de verde vegetación y abundante fauna.
Urbanismo y arquitectura en Monte Albán

En este texto revisamos los orígenes de la ciudad de Monte Albán y el modo


en que fue creciendo hasta convertirse en una importante capital indígena.
22-07-2010, 4:18:44 PM

México Desconocido

Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

La fecha por tanto tiempo esperada había llegado, marcando el momento de recibir
al nuevo sol.

Después de 52 largos años en los que habían sucedido muertes, nacimientos,


guerras, periodos de paz, de alianzas; había sido, sobre todo, tiempo de realizar
obras civiles y religiosas en la gran ciudad de los benizáa.

En el siglo que terminaba, hacia el año 100 antes de nuestra era, se había avanzado
mucho en la construcción de la gran ciudad que habían concebido los pueblos para
reconocerla como su capital religiosa, política y cultural, como el corazón de su
imperio.

Algunas de sus construcciones importantes, como el Observatorio, estaban ya en


funcionamiento, y desde allí se registraba el movimiento de los astros y de las
constelaciones apuntando hacia rumbos fijos; sólo así se pudieron trazar con tal
precisión la Gran Plaza y los edificios que posteriormente se construirían. El
Observatorio tenía una doble función, pues sus fachadas lucían grandes lápidas
labradas donde se narraban las conquistas que habían efectuado los señores
guerreros benizáa, anunciando así a los enemigos y a la población común los logros
de sus ejércitos.

Ya en esa época se podía ver la Gran Plaza casi totalmente nivelada; se observaba
una gran actividad: unos hombres cortaban las enormes piedras, otros acarreaban
rellenos en grandes canastos, y otros más nivelaban los cientos de metros de la plaza
que habrían de preparar. Al mismo tiempo, los científicos trabajaban en el diseño de
los edificios que posteriormente la rodearían, trabajo que pretendía completarse en el
siguiente sol.

Entre los edificios de esa época aún temprana se encontraban varios templos y
residencias de la nobleza. Hacia el sector norte se veía el incipiente Templo de la
Agricultura, una gran plataforma de piedra y tierra, ornamentada en su fachada con
una enorme serpiente que la envolvía. Más lejos, hacia el norte, se hallaba el Templo
de Dos Puertas, con sus estucos enmarcados en austeros tableros.