Sie sind auf Seite 1von 3

BARRERAS MUERTAS

Las barreras muertas son objetos que se colocan en contra de la pendiente


para evitar el arrastre del suelo. La distancia entre curvas depende de la
pendiente y del tipo de suelo. Se combina bien con otras técnicas. La
combinación más frecuente es con barreras vivas de árboles, zacate taiwán,
piña, zacate limón o vetiver para proteger el borde inferior o superior de ellas.
Sirve para reducir la velocidad del agua por cortar la ladera en pendientes más
cortas, sirviendo además para captar los sedimentos que van en el agua de
escurrimiento. La barrera muerta por excelencia es el muro de piedra, resulta
en la formación paulatina de terrazas. El efecto de la barrera muerta se
concentra en retener el suelo. Se recomienda combinarla con técnicas que
mejoran o aumentan la fertilidad del suelo.

• Con el aparato A se hace la curva a nivel, en seguida se hace con piocha o


con arado una raya y se excava una zanja de 5 pulgadas de profundidad y 10-
15 pulgadas de ancho para formar la base.
• Se colocan las piedras grandes abajo y a los lados (las piedras más grandes y
planas se ubican como base del muro) y con pequeñas se van rellenando los
espacios vacíos, para que éstas queden firmes y formen un muro ligeramente
piramidal.
• La distancia entre las barreras depende de la pendiente.

• La barrera muerta se puede combinar con una barrera viva de árboles que se
siembran al lado inferior de la barrera muerta para fortalecer la barrera.
• Una barrera muerta bien construida necesita normalmente poco trabajo de
mantenimiento.
• Cada vez que el suelo que se acumula detrás de la barrera muerta llega al
borde superior de la barrera hay que re-levantarla. De esta manera se forman
paulatinamente terrazas. Como alternativa se puede implementar una barrera
viva al lado superior de la barrera muerta.
• El mantenimiento de la barrera puede ser más atractivo para el agricultor si se
siembran cultivos de enredaderas al lado inferior o superior de la barrera
(pitahaya, chayote, pepino, camote, maracuyá) que se mantengan sobre el
muro.

Barreras vivas: Hileras de plantas perennes y de crecimiento denso


dispuestas con determinado distanciamiento horizontal y sembradas a través
de la pendiente, casi siempre en contorno o en curvas de nivel.

Las barreras vivas se establecen con el fín de controlar en cierto grado los
niveles de erosión de los suelos. Ellas actúan como reductoras de la velocidad
del agua de escorrentía pendiente abajo y además sirven como filtros vivos,
que retienen los sedimentos del suelo y los residuos vegetales que transporta
el agua que escurre sobre el terreno.
Las barreras vivas impiden que los flujos de agua de escorrentía adquieran
velocidades erosivas, al cortar el largo de la pendiente en pequeñas longitudes.
Permiten a las partículas finas de suelo sedimentarse, a la vez favorecen la
infiltración del agua a través del perfil. Por lo tanto alargan el tiempo de
concentración y logran que el sobrante del agua de escorrentía llegue al pie de
la ladera sin haber sido concentrada en sitios específicos.

 Para poder sostener la degradación de los terrenos por erosión en niveles


tolerables, se recomienda utilizar este tipo de barreras basta un máximo de
pendiente de un 15% y para suelos profundos, siempre y cuando las
mismas vayan acompañadas de otras prácticas agronórnicas de manejo y
conservación de suelos tales como labranza y siembra a contorno,
coberturas, abonos verdes, incorporación de materia orgánica entre otras.
 Deben utilizarse plantas perennes de crecimiento denso, sembradas en
hileras continuas o casi continuas, que en el menor tiempo posible formen
un obstáculo efectivo al paso del suelo.
 Las barreras son multiuso porque proporcionan beneficios en pastos, leña,
alimento para animales y humanos y funcionan para el mejoramiento del
suelo.
 Evita, a largo plazo, la pérdida de fertilidad de los suelos.

Materiales:

 Estacas o semillas de zacate, semillas de arbustos, árboles forestales o


frutales, plantas leguminosas y otros. - Las especies varían según la región.
Las más comunes son: zacate, té de limón, pasto napier, piña,
piñuela/muta, caña de azúcar, izote, gandul, banano, malanga y pacaya
entre otras.

Recomendaciones:

 Dar mantenimiento para que el zacate no invada todo el terreno. - Que se


utilicen plantas de crecimiento rápido y con raíces profundas. - Que sean
plantas de varios usos y de preferencia que existan en la zona. - Al
introducir barreras en cultivos perennes ya establecidos, es importante que
queden en curvas a nivel, aunque los surcos de los cultivos no estén
orientados. - El cuidado y mantenimiento son importantes para que las
barreras vivas cumplan su función
Sabiendo la inclinación de nuestro terreno, podemos saber la distancia que
debemos dejar entre los diferentes métodos de conservación de suelo.

Distanciamiento de barreras vivas en cultivos limpios.

Pendiente del terreno en % Distancia horizontal en metros


05 20
10 15
15 10
20 9
25 8
30 6.50
35 6
40 6

Distanciamiento de barreras vivas en cultivos densos o de semibosque

Pendiente del terreno en % Distancia horizontal en metros


5 25
10 20
15 18
20 15
25 15
30 12
35 12
40 9
45 9
50 9
55 9
Más de 60 6