Sie sind auf Seite 1von 9

SALUD SOCIAL

Qué es la salud social?


La Organización Mundial para la Salud (OMS) define salud como el estado de bienestar
físico, mental y social lo que va más allá de la mera ausencia de la enfermedad. Al hablar
de salud social, se incluye el efecto que tiene el entorno del individuo sobre su estado de
bienestar lo cual viene dado en gran medida por sus condiciones o estilo de vida, dicho
de otra manera, es la habilidad de interactuar apropiadamente con las demás personas y
el contexto, satisfaciendo las relaciones interpersonales.

¿Qué beneficios puedo obtener de la salud social?


Diferentes autores concuerdan que las relaciones sociales tienen un efecto benéfico muy
importante sobre la salud, mostrando que los vínculos sociales, el contacto con amigos y
familiares reducen una cantidad importante de riesgos. Te mencionamos algunos de los
beneficios de la salud social:

 Reduce el riesgo de muerte por cáncer y ataques al corazón


 Disminuye el tiempo en la recuperación de enfermedades
 Ayuda a enfrentar las situaciones de estrés
 Ayuda a ser y sentirse feliz
¿Qué puedo hacer para mejorar la salud social?
El célebre Dale Carnegie, autor del best seller del siglo XX, “Cómo ganar amigos”,
proponía 25 estrategias para ese fin. Aquí las resumimos en las cinco más importantes.

 Elogie sinceramente: No se trata de adular sino de elogiar con franqueza. Tratar de


pensar en las buenas cualidades de la gente que le rodea y dé prueba de una
apreciación honrada y sincera de esas cualidades.
 Sonría: No se trata de una risa por compromiso o fingida sino una risa auténtica, que
provenga de adentro y diga: “Me alegro mucho de verte”.
 Llámelo por su nombre: El nombre de una persona es para ella el sonido más dulce e
importante que pueda escuchar. Haga el esfuerzo por aprender el nombre de su
interlocutor. El nombre hace sentir única a la otra persona.
 Sea un buen oyente: Aliente a los demás a hablar de sí mismos. Recuerde que la
persona con quien habla está cien veces más
interesada en sí misma y en sus necesidades y en
sus problemas que en usted y sus dificultades.
 Mantenga una actitud amistosa: “Una gota de miel
caza más moscas que un galón de hiel”. Si usted
quiere ganar a alguien a su causa debe convencerlo
de que es usted un amigo sincero.

La salud social es un término poco conocido que, sin


embargo, describe una dimensión fundamental de
nuestra salud.

Habitualmente se le asocia a la habilidad de establecer


relaciones sociales satisfactorias, pero en realidad va
más allá.

Imaginemos el caso de una persona que tenga una excelente salud física, que además
tiene muchos amigos con los que queda a menudo y lo pasa genial.

Imaginemos también que esa persona vive en un lugar donde la tasa de desempleo es muy
elevada, donde para acceder a la educación tiene que endeudarse y de hecho, es su
caso, ¿tiene esa persona una buena salud social?

Pues no, porque la salud social está determinada por factores como el acceso a
la educación, las condiciones de empleo, los servicios sociales y otros variables que la
Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene muy bien definidas.

¿Qué factores influyen en la salud social?


La OMS tiene identificados los determinantes sociales de la salud en general, que también
incluye la salud social. Estos son:

 Condiciones de empleo.
 Exclusión social.
 Programas de salud públicos.
 Equidad de género.

Descarga nuestra guía gratuita: Epidemiología y Salud Pública, las 5 tecnologías que
están transformando este campo

 Desarrollo infantil temprano.


 Globalización.
 Sistemas de salud.
 Evaluación de las variables de salud.
 Urbanización saludable.

¿Cómo mejorar la salud social desde lo individual?

Si tenemos en cuenta los factores anteriores, es evidente que gran parte de la


responsabilidad de mejorar la salud social recae en los gobiernos y sistemas públicos.

Pero hay muchas cosas que podemos hacer a nivel individual para mejorar la salud social,
por ejemplo:

Dedicar tiempo a nuestra familia y amigos

Para tener relaciones personales saludables lo más importante es darnos a nosotros


mismos. Eso significa dedicar tiempo a estar con quienes deseamos relacionarnos.
Muchas veces por exceso de trabajo, incompatibilidades horarias u otras razones, tiempo
es lo que menos tenemos para dar.

Nos sustituimos a nosotros mismos por mensajes rápidos de textos o regalos ocasionales,
un comportamiento que a la larga lleva a que se afecten nuestras relaciones
interpersonales.

Escoger sabiamente a quién dedicamos nuestro tiempo

Ya sabemos que el tiempo es escaso y muy valioso, de ahí que cuando decidimos
compartirlo con otras personas, estas deben contribuir a nuestro bienestar.

Relaciones tóxicas, que generan estados negativos o que lleven a tomar decisiones
evidentemente equivocadas, no contribuyen a mejorar nuestra salud social.

Estar abiertos a la experiencia y la diversidad

Para sentirnos parte de lo que nos rodea es importante estar abiertos a nuevas experiencias
y a otras personas.

Las sociedades son diversas por naturaleza y aceptar (incluso disfrutar) esa diversidad es
una forma de integrarnos y adaptarnos mejor a lo que nos rodea.

No hay que imponer barreras culturales, de género ni de raza que nos impidan
relacionarnos saludablemente.

Aprovechar las oportunidades de contribuir en nuestra comunidad

Si queremos tener una mejor salud social, entonces podemos comenzar por contribuir a
que nuestro entorno sea un lugar más saludable.
Identifiquemos las oportunidades que existen de ayudar; desde el voluntariado, por
ejemplo, o simplemente formando parte de grupos comunitarios con intereses similares.

La salud social, al igual que la salud psíquica y física, está influida por variables que no
están bajo nuestro control, pero hay otros factores modificables que responden a nuestro
comportamiento. Hacia ellos debemos dirigir nuestros esfuerzos a nivel individual.
Ejemplos de salud social
 Imagínate que yo estoy buscando personal nuevo para una
empresa y me encuentro con 3 candidatos.

El primero está de brazos cruzados mirando al suelo.

El segundo está al móvil, agitando la pierna de aburrimiento.

El tercero está sonriendo, con una postura receptiva y me mira a los


ojos cuando salgo del despacho.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Proporcionar al estudiante conocimientos científicos y humanísticos necesarios para una comprensión

integral del hombre en sus relaciones humanas con el medio ambiente y la salud pública.

 Identificar el proceso de salud-enfermedad.

 Desarrollar actitudes tendientes al abordaje interdisciplinario de la problemática salud-enfermedad.

 Conocer la realidad sanitaria dentro del contexto histórico, social, político, económico y cultural para

participar activamente como miembro del equipo de salud.

 Identificar los niveles de prevención para la definición de la organización general del sistema de salud, los

diferentes tipos de servicios y los recursos que serán utilizados.


INTRODUCCION:

Es un punto de encuentro en el que confluyen lo biológico y lo social, el individuo


y la comunidad, lo público y lo privado, el conocimiento y la acción. Además de su
valor intrínseco, la salud es un medio para la realización personal y colectiva.
Constituye, por lo tanto, un índice del éxito alcanzado por una sociedad y sus
instituciones de gobierno en la búsqueda del bienestar que es, a fin de cuentas, el
sentido último del desarrollo.

Al igual que la sociedad de la que forma parte, la salud es dinámica. Durante el


último medio siglo, el campo de la salud ha vivido el periodo de cambio más intenso
en la historia. La magnitud y la velocidad de las transformaciones tienen pocos
paralelos. Basta echar una mirada a los niveles de mortalidad, a la diversidad de
padecimientos, al crecimiento de la población, al arsenal de la medicina o a la
complejidad de las instituciones de atención para cerciorarse de que la salud ha
estado experimentando una vasta transición.
CONCLUSION

1. La salud es parte del contexto económico y social. Es un medio para lograr el desarrollo
y un fin por ser componente importante del bienestar.

2. La salud pública esta orientada a la protección, promoción y recuperación de la salud de


la Población con la participación de las organizaciones de la comunidad.

3. La salud pública es un valioso instrumento para la atención integral de salud; sin


embargo puede estar limitada por posiciones ideo políticas, económicas y sociales de los
grupos de poder.

4. La función de protección de salud pública está dirigida al control de las enfermedades


transmisibles y no transmisibles y al control del saneamiento ambiental; la función de
promoción esta dirigida a lograr un buen nivel de salud de los diferentes grupos etarios así
como el desarrollo de la salud ocupacional y de la salud mental; y la función de
recuperación esta dirigida a la atención médica, para médica y hospitalización de las
personas enfermas.

5. El cumplimiento de las funciones de salud pública requiere de un modelo de atención


descentralizado con la participación de los subsectores público y privado y de la sociedad
civil, y bajo la conducción y responsabilidad del Ministerio de salud como ente rector.
FUENTES BIBLIOGRÁFICAS
http://www.vivirmejor.org/que-es-salud-social

http://mariopereyra.com/web/cultive-las-relaciones-sociales/
http://www.who.int/suggestions/faq/es/