Sie sind auf Seite 1von 101

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN

CRISTÓBAL DE HUAMANGA

FACULTAD DE INGENIERÍA DE MINAS,


GEOLOGÍA Y CIVIL

ESCUELA DE POSGRADO
Maestría: Ciencias de la Ingeniería
Mención en Gerencia de Proyectos y Medio Ambiente

“APLICACIÓN DE NANOMATERIALES EN LA
INDUSTRIA Y EN LA BIOMEDICINA”

PRESENTADO POR:
DE LA CRUZ HUAUYA, Anthony
HUAMÁN CARRIÓN, Mary Luz
LAURENTE PALOMINO, Mauser
MUÑOZ GUZMÁN, John Wilmer
AYALA SHERON, Danyel
FLORES PALOMINO, Renne

AYACUCHO – PERÚ
2018

1
RESUMEN
Los objetivos de este trabajo monográfico es ampliar nuestros conocimientos
acerca de los nanomateriales, así como aprender de ellos sobre su clasificación y
características, cuántos y cuáles son los diferentes tipos de nanomateriales
existentes y también su aplicación de estos en muchas de las industrias y en la
biomedicina en general.
Aprenderemos a conocer los riesgos asociados a los nanomateriales, principalmente
en la salud y en la alimentación. Conoceremos también un poco sobre la
nanotecnología en el Perú en la actualidad y la nanotecnología verde.
El tipo de investigación que se realizó en este trabajo es Descriptiva e informática.
El método de trabajo consiste en definir todos los conceptos relacionados a los
nanomateriales, la importancia de su aplicación en las industrias y en la biomedicina
de manera peculiar.
Los resultados obtenidos de este trabajo son beneficiosos para el lector, ya que
adquiere los conocimientos básicos sobre los nanomateriales, su identificación en
la escala nano, como también sobre sus propiedades en base a la mecánica cuántica.
Se concluye que el estudio de los nanomateriales es de gran importancia para el
desarrollo de la humanidad, ya sea por la generación de productos ecoeficientes y
también por su gran aporte en la biomedicina los cuales se están teniendo resultados
cada vez más sorprendentes gracias al avance de la nanotecnología.

2
INTRODUCCIÓN

Antecedentes: Antúnez, Maytorena, Morales, Pérez, Petranovskii y Raymond


(2000) en su libro “Preguntas y respuestas sobre el mundo nano” Centro de
Nanociencias y Nanotecnología (UNAM) nos explican claramente la escala
manométrica en la cual se encuentra los nanomateriales, y que el prefijo nano se
emplea para referirnos a la mil-millonésima parte, o 1 × 10-9, de un metro: el
nanómetro. El mundo nano se refiere a sistemas y fenómenos que involucran esta
escala.
Los nanomateriales se pueden presentar de forma natural, por ejemplo las cenizas
generadas por un volcán, o como subproducto no intencionado de un proceso
industrial, por ejemplo los humos de soldadura o los productos de combustión.
La realización de este trabajo se justifica, porque se habla mucho de
nanotecnología, nanociencia y nanomateriales. Y porque Sabemos también de la
importancia que se está ganado la aplicación de estos en las industrias y en la
biomedicina, lo cual nos motiva a definir los conceptos sobre nanomateriales para
tenerlo claro y presente, Con el objetivo de ampliar nuestros conocimientos acerca
de los nanomateriales, así como aprender de ellos sobre su clasificación y
características, cuántos y cuáles son los diferentes tipos de nanomateriales
existentes y también su aplicación de estos en muchas de las industrias y en la
biomedicina en general.
Con la elaboración de este trabajo podremos responder a la siguiente pregunta del
problema.
¿Qué tan importante es el aprovechamiento de los nanomateriales para las industrias
y para la biomedicina?

3
ÍNDICE GENERAL
CONTENIDO PÁG.
RESUMEN ..............................................................................................................2

INTRODUCCIÓN .................................................................................................3

ÍNDICE GENERAL ..............................................................................................4

ÍNDICE DE FIGURAS ..........................................................................................9

ÍNDICE DE ANEXOS .........................................................................................10

CAPITULO I

NANOMATERIALES

ASPECTOS GENERALES ..........................................................................11

NANOMATERIALES .................................................................................12

NANO PARTÍCULAS .................................................................................13

IDENTIFICACIÓN DE LOS NANOMATERIALES .................................14

MÉTODOS DE CARACTERIZACIÓN DE NANOMATERIALES ..........14

Microscopía electrónica. ........................................................................... 14

Microscopía de proximidad. ..................................................................... 15

CLASIFICACIÓN Y CARACTERÍSTICAS DE LOS


NANOMATERIALES .................................................................................15

Nanomatreriales de dimensión cero (0D). .............................................. 16

Nanomateriales monodimensionales (1D). ............................................ 16

Nanomateriales bidimensionales (2D). ................................................... 17

TIPOS DE NANOMATERIALES ...............................................................17

Nanomateriales inorgánicos no metálicos. ............................................. 17

Metales y aleaciones. ................................................................................. 18

Nanomateriales con base de carbono ...................................................... 18

Nanopolímeros (nanopolymers) y Dendrímeros (dendrimers). ........... 19

Puntos cuánticos. ....................................................................................... 19

4
Nanoarcillas. ............................................................................................... 20

CAPITULO II

APLICACIÓN A LA INDUSTRIA

AUTOMOCIÓN ...........................................................................................21

Recubrimientos transparentes anti-condensación de vapor de agua


basados en nanotubos de carbono. ........................................................... 21

CONSTRUCCIÓN .......................................................................................23

Modificación de pinturas y barnices con nanopartículas...................... 23

Aditivos para la optimización del rendimiento cemento-hormigón. ... 23

Vidrios orgánicos como alternativa al vidrio común. ........................... 24

ENERGÍA .....................................................................................................25

Baterías de ion-litio con ánodo basado en nanopartículas de titanio de


litio. .............................................................................................................. 25

Pilas de combustible. ................................................................................. 25

Células solares flexibles............................................................................ 26

OCIO.............................................................................................................26

Nanotecnología en productos deportivos. .............................................. 26

TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS


TELECOMUNICACIONES (TIC’S) ...........................................................27

Memorias RAM. ........................................................................................ 27

Láser de punto cuántico. ........................................................................... 28

Nanoelectrónica basada en nanotubos de carbono. ............................... 29

Circuitos ópticos integrados: aplicación a moduladores y conmutadores


ópticos. ........................................................................................................ 30

Superlentes .................................................................................................. 31

Cristales fotónicos. .................................................................................... 31

Monitores LCD basados en nanotubos de carbono. .............................. 32

5
INDUSTRIA DE BIOTECNOLOGÍA .........................................................32

Detección de bacterias mediante nanoparticulas bioconjugadas. ........ 32

Fotosistemas para conversión de energía solar. ..................................... 33

INDUSTRIA ALIMENTARIA ....................................................................34

APLICACIONES DE LA NANOTECNOLOGÍA EN LA INDUSTRIA


ALIMENTARIA...........................................................................................34

Producción agrícola, pecuaria. ................................................................. 34

Procesamiento de alimentos. .................................................................... 36

Mejoramiento e innovación de nuevos alimentos. ................................ 36

Seguridad alimentaria................................................................................ 36

Detención de sustancias en los alimentos. .............................................. 37

Envasado de alimentos. ............................................................................. 37

Almacenamiento de alimentos. ................................................................ 37

APLICACIÓN EN LA INDUSTRIA AEROESPACIAL ............................38

Plásticos conductores eléctricos............................................................... 38

Recubrimientos para componentes sometidos a altas temperaturas de


operación. .................................................................................................... 39

Materiales cerámicos cristalinos transparentes. ..................................... 41

INDUSTRIA TEXTIL ..................................................................................42

Tejidos con superficie nanoestructurada repelentes a la suciedad y al


agua. ............................................................................................................. 42

Productos textiles antimicrobianos. ......................................................... 43

CAPITULO III

APLICACIÓN A LA BIOMEDICINA

BIOMEDICINA ...........................................................................................44

NANOPARTICULAS ..................................................................................44

6
NANOMATERIALES BASADOS EN PLATA .........................................47

AgNps como agentes virucidas................................................................ 47

AgNps y su aplicación potencial en cáncer. ........................................... 49

Las AgNPs también han demostrado tener un papel importante contra


las enfermedades parasitarias. .................................................................. 49

AgNps y su aplicación como agente antibacteriano. ............................ 51

NANOMATERIALES BASADOS EN SÍLICE Y ORO .............................51

Transferencia génica. ................................................................................ 51

Nanoparticulas basado en sílice mesoporosa. ........................................ 53

Nanoparticulas basado en oro. ................................................................. 56

HIPERTERMIA ...........................................................................................58

Nanoparticulas basado en oro. ................................................................. 60

CLASIFICACIÓN DE NANOPARTICULAS BASADOS EN ORO: ........61

NANOMATERIALES BASADOS EN HIERRO .......................................63

LAS NPMS COMO AGENTES DE DIAGNÓSTICO ................................66

Diagnóstico in vivo. Agentes de contraste para resonancia magnética


por imagen. ................................................................................................. 66

Adsorción y absorción. ............................................................................. 67

Catálisis. ...................................................................................................... 68

Electrosíntesis. ........................................................................................... 69

NANOMATERIALES BASADOS EN CARBONO ...................................69

CAPITULO IV

RIESGOS ASOCIADOS A LOS NANOMATERIALES

RIESGOS PARA LA SALUD .....................................................................72

RIESGOS EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA ......................................74

RIESGOS PARA LA SEGURIDAD ...........................................................75

7
EVALUACIÓN DE RIESGOS ....................................................................77

Identificación de peligros. ........................................................................ 77

CONTROLES DE PELIGRO.......................................................................79

CAPITULO V

NANOTECNOLOGÍA EN EL PERÚ

CAPITULO VI

NANOTECNOLOGÍA VERDE

SÍNTESIS DE NANOPARTÍCULAS EMPLEANDO POLISACÁRIDOS:


EMPLEO DE QUITOSANO COMO PLANTILLA BIOLÓGICA .............85

SÍNTESIS DE NANOMATERIALES EMPLEANDO


MICRORGANISMOS: PARED CELULAR DE LEVADURAS ...............86

SÍNTESIS DE NANOMATERIALES EMPLEANDO EXTRACTOS


VEGETALES: EL CASO DE LA STEVIA REBAUDIANA .....................88

SÍNTESIS DE MATERIALES CERÁMICOS Y EL EMPLEO DE


PLANTILLAS BIOLÓGICAS .....................................................................90

CONCLUSIONES ................................................................................................91

RECOMENDACIONES ......................................................................................92

REF BIBLIOGRÁFICAS....................................................................................93

ANEXOS ...............................................................................................................98

8
ÍNDICE DE FIGURAS
CONTENIDO PÁG.
Figura 1. Memorias MRAM ................................................................................ 28
Figura 2. Lacer de punto cuántico TIC. ............................................................... 29
Figura 3. Simulación de un CNTFET .................................................................. 30
Figura 4. Electrodos travelling-wave sobre sustratos de niobato de litio ............ 30
Figura 5. Superlentes (microscopia) .................................................................... 31
Figura 6. Esquema de una pantalla basada en nanotubos .................................... 32
Figura 7. Bacteria incubada con nanoparticulas bioconjugadas .......................... 33
Figura 8. Máquina molecular de recolección de energía biosolar ....................... 34
Figura 9. Uso de nanotecnología contra plagas ................................................... 35
Figura 10. Fruta dañada y fruta buena ................................................................. 35
Figura 11. Aplicaciones de la nanotecnología en la industria alimentaria........... 38
Figura 12. Conducción eléctrica en plásticos ...................................................... 39
Figura 13. Robot de spray plasma ........................................................................ 41
Figura 14. Alúmina Transparente ........................................................................ 42
Figura 15. Superficie superhidrofóbica ................................................................ 43
Figura 16. Productos textiles antimicrobianos ..................................................... 43
Figura 17. Tipos de nano partículas ..................................................................... 45
Figura 18. Propiedades ópticas de las nanoparticulas como su fluorescencia ..... 47
Figura 19. Esquema de vías principales de acceso y trafico intracelular ............. 52
Figura 21. Posibilidades de carga de las MSM moléculas de bajo peso .............. 54
Figura 22. Principales aplicaciones terapéuticas de las GNPs ............................. 57
Figura 23. Metodología desarrollada para la generación de hipertermina mediana
por NPs .................................................................................................................. 60
Figura 24. Composición de una NP funcionalizada con núcleos magnéticos ..... 67
Figura 25. Principales factores relacionados con la toxicidad intrínseca del
nanomaterial .......................................................................................................... 74

9
ÍNDICE DE ANEXOS
CONTENIDO PÁG.
ANEXO A. Recubrimientos transparentes anti-condensación. ..................... 99

ANEXO B. Recubrimientos transparentes anti-condensación. ................... 100

ANEXO C. Nanocompuestos. ......................................................................... 101

10
CAPITULO I
NANOMATERIALES

ASPECTOS GENERALES
En las ciencias naturales y exactas es muy común el empleo de prefijos para
situarnos en una escala espacial o temporal. Por ejemplo, usamos el prefijo kilo para
referirnos a 1000 metros cuando decimos kilómetro, la estatura de una persona la
citamos en metros y no en milímetros, y con el prefijo mili describimos el tamaño
de un insecto que puede medir cerca de una milésima de un metro o, en notación
científica, 1 × 10-3 m. Un microbio se mide en micras que corresponde a 1 x 10-6.
De la misma manera, el prefijo nano se emplea para referirnos a la mil-millonésima
parte, o 1 × 10-9, de un metro: el nanómetro, o de un segundo: el nanosegundo. El
mundo nano se refiere a sistemas y fenómenos que involucran esta escala.
Un nanosegundo pareciera un lapso muy corto de tiempo, pero puede ser muy largo
si hablamos de fenómenos que ocurren a nivel atómico o molecular, como las
transiciones electrónicas de un estado de energía a otro, que suceden en tiempos
aún más cortos que los nanosegundos, en femto (10-15) o en picosegundos (10-12), o
sea entre 1 × 10-6 y 1 × 10-3 nanosegundos. Por otra parte, el nanómetro se utiliza
como unidad para medir el tamaño de grupos de átomos y moléculas; por ejemplo,
la molécula de agua mide alrededor de 0.3 nm, por lo que, si alineáramos 3
moléculas de agua, esta fila mediría aproximadamente un nanómetro.
Otro concepto importante en este campo de estudio es el de las nanopartículas las
cuales son agrupaciones de átomos de uno o varios compuestos que miden varios
nanómetros de diámetro. Las propiedades fisicoquímicas de estas partículas
nanométricas, por ejemplo, su actividad catalítica y su interacción con la luz,
dependen de su tamaño y de su geometría y, en general, difieren drásticamente de

11
las propiedades que muestra el mismo material a escala macroscópica. Para explicar
las propiedades de las nanopartículas se recurre principalmente a la mecánica
cuántica.
A la escala nanométrica, las propiedades dependen no solo del tamaño de la
nanopartícula sino también de la forma en la que están acomodados los átomos.
Aun cuando dos nanopartículas están formadas por el mismo material y con el
mismo número de átomos, si su estructura geométrica es diferente, sus propiedades
serán distintas (Antúnez et al, 2000).

NANOMATERIALES
Los nanomateriales son materiales que contienen partículas con una o más
dimensiones en la nano escala, es decir: desde aproximadamente un nanómetro a
100 nanómetros. El nanómetro (nm) equivale a una milmillonésima parte de un
metro (1 nm = 10-9 m).
Los nanomateriales se pueden presentar de forma natural, por ejemplo las cenizas
generadas por un volcán, o como subproducto no intencionado de un proceso
industrial, por ejemplo los humos de soldadura o los productos de combustión,
denominándose en estos casos nanomateriales incidentales o accidentales,
tradicionalmente conocidos como partículas ultrafinas. El término nanomaterial
también incluye los nanomateriales manufacturados diseñados intencionadamente
con unas propiedades específicas (mecánicas, eléctricas, ópticas, catalíticas, etc.)
muy diferentes, en muchos casos, a las que presenta el mismo material a tamaño no
nano
A medida que la nanotecnología avanza, se van encontrando aplicaciones para los
nanomateriales en el cuidado de la salud, la electrónica, los cosméticos, los textiles,
la informática y la protección medioambiental.
Las propiedades de los nanomateriales no están siempre bien identificadas y
requieren una valoración de los riesgos de posibles exposiciones que surjan durante
su fabricación y uso. (INSHT, 2015)
Se define a un nanomaterial, entendiéndose como tal un material natural, accidental
o fabricado que contenga partículas, sueltas o formando un agregado o aglomerado,
y en el que el 50 % o más de las partículas en la granulometría numérica presente
una o más de las dimensiones externas en el intervalo de tamaños comprendido

12
entre un nanómetro y 100 nanómetros. En casos específicos y cuando se justifique
por preocupaciones de medio ambiente, salud, seguridad o competitividad, el
umbral de la granulometría numérica del 50 % puede sustituirse por un umbral
comprendido entre el 1 % y el 50 %. La recomendación de la Comisión Europea
también indica que:
Los fullerenos, los copos de grafeno y los nanotubos de carbono de pared simple
con una o más dimensiones externas inferiores a 1 nm deben ser considerados como
nanomateriales.
Cuando sea técnicamente posible y la legislación específica lo exija, la conformidad
con la definición recomendada podrá determinarse sobre la base de la superficie
específica por unidad de volumen. Un material debe considerarse incluido en la
definición cuando la superficie específica por unidad de volumen del material sea
superior a 60 m2 /cm3. No obstante, un material que, según su granulometría
numérica, es un nanomaterial debe considerarse que respeta la definición incluso si
el material tiene una superficie específica inferior a 60 m2 /cm3. La Comisión
Europea recomienda utilizar esta definición de nanomaterial cuando se adopten y
apliquen legislación, políticas y programas de investigación sobre productos de
nanotecnologías (European Commission, 2012).

NANO PARTÍCULAS
Una nanoparticula sería entonces “una partícula enana que para ser visible al ojo
humano requiere de ser observada mediante un microscopio y es tan pequeña que
tiene una dimensión menor a 100 nanómetros.
Las nanopartículas son más pequeñas que una hormiga, un punto escrito, un grano
de sal, de arena, e incluso más pequeñas que el diámetro de un alfiler. Actualmente,
se producen nanopartículas de diferentes materiales, las cuales se encuentran en la
ropa deportiva para evitar malos olores; en las cremas bloqueadoras de rayos UV,
así como en la industria de la construcción y la automotriz.
En el ámbito farmacéutico, el uso de nanopartículas tiene gran potencial como
vehículo para transportar fármacos que mejoren la selectividad del tratamiento,
“esto significa que permiten que se localice mejor el sitio de acción dónde se debe
liberar el medicamento, con una eficacia de tan sólo segundos, en comparación con

13
fármacos que pueden hacer efecto después de 10 o 15 minutos” (Fundación UNAM
2016).

IDENTIFICACIÓN DE LOS NANOMATERIALES


La descripción de un nanomaterial debe incluir el tamaño medio de sus partículas,
teniendo en cuenta la agrupación y el tamaño de las partículas individuales y una
descripción de la distribución por tamaño de las partículas (el rango de las partículas
presentes en la preparación, desde la más pequeña a la mayor).
Las valoraciones detalladas pueden incluir la siguiente información:
A. PROPIEDADES FÍSICAS:
 Tamaño, forma, superficie específica y proporción entre anchura y altura
 Si se adhieren unas a otras
 Distribución según el tamaño
 Lisura o rugosidad de su superficie
 Estructura, incluida la estructura de cristal y cualquier defecto de cristal
 Su capacidad para disolverse
B. PROPIEDADES QUÍMICAS:
 Estructura molecular
 Composición, incluida su pureza y cualquier aditivo o impureza conocidos
 si se encuentran en estado sólido, liquido o gas
 Química de superficie
 Atracción de moléculas de agua y de aceites o grasas

MÉTODOS DE CARACTERIZACIÓN DE NANOMATERIALES


El desarrollo ha permitido el estudio de la morfología y las propiedades de los
materiales a escala nanométrica, las cuales han sido determinantes en el desarrollo
de diversas investigaciones. Dichas técnicas, se describen a continuación (Isadora
B. M., 2013).
Microscopía electrónica.
La microscopía electrónica se basa en la utilización de un haz de electrones
acelerados que inciden sobre la muestra formando una imagen aumentada de la
misma. Se utilizan lentes electromagnéticas para dirigir y enfocar el haz de
electrones, junto con un sistema de vacío en el interior del microscopio, para que

14
las moléculas de aire no desvíen los electrones. La microscopía electrónica aporta
información sobre la morfología y estructura de superficies, así de como de la
composición elemental de un sólido.
Existen dos tipos básicos de microscopias electrónicas: La microscopía electrónica
de transmisión (TEM transmission electron microscopy) y microscopía electrónica
de barrido (SEM, scanning electron microscopy).
Microscopía de proximidad.
Se basa en el barrido de la superficie de una muestra con una punta muy afilada,
monitorizándose las interacciones que ocurren entre la punta y la superficie de la
muestra. Durante el barrido se crea una imagen en función de la interacción punta
y muestra.
Los dos tipos principales de microscopias de proximidad son la microscopía de
efecto túnel (STM, scanning tunneling microsope) y la microscopía de fuerzas
atómicas (AFM, atomic force microscope). Existen también otros tipos como la
microscopía de fuerzas magnéticas (MFM, magnetic force microscope) o la
microscopía de fuerzas electroestáticas (EFM, electrostatic forcé microscope).
Los microscopios de proximidad son una herramienta útil para obtener imágenes
en un amplio rango de dimensiones atómicas. Se diferencian de otras técnicas como
son SEM y TEM en que tienen la posibilidad de manipular moléculas y
nanoestructuras en la superficie. Sin embargo, no es posible realizar un análisis
químico de los nanomateriales a estudiar. Esta técnica microscópica es la que más
ha contribuido en el desarrollo de la nanociencia y nanotecnología ya que al igual
que el TEM, permite obtener imágenes con resolución atómica.

CLASIFICACIÓN Y CARACTERÍSTICAS DE LOS


NANOMATERIALES
Una de las clasificaciones propuestas para los materiales los divide en base a sus
dimensiones o la de alguno de sus componentes. Se establecen así cuatro categorías:
0D, 1D, 2D y 3D, indicándose con esta nomenclatura cuántas de las dimensiones
de la nanoestructura superan el rango de la nanoescala. Según la definición de
nanomateriales dada con anterioridad, no se deberían incluir en la categoría de
nanoestructuras los nanomateriales 3D, salvo que su estructura interna sea
nanoestructurada. La importancia de los nanomateriales viene determinada por la

15
cantidad de posibles aplicaciones en campos tan diversos como la catálisis, el
transporte de fluidos, el suministro controlado de medicamentos, almacenamiento
de gases, compuestos orgánicos, energía, etc.
Nanomatreriales de dimensión cero (0D).
Una estructura 0D es el bloque de construcción más simple que se puede utilizar
para el diseño de los nanomateriales. En este caso, las tres dimensiones están en
régimen nanométrico y tienen un diámetro inferior a 100 nm. A este grupo
corresponden las nanopartículas, nanocristales y nanoclusters. El término
nanopartícula se utiliza generalmente para definir todas las nanoestructuras 0D (sin
importar el tamaño y la morfología), o aquellas que son amorfas y poseen una forma
irregular. De modo que, de acuerdo con la definición anterior, las nanopartículas
pueden ser de origen natural, semiconductoras, metálicas, óxidos, fulerenos o
puntos cuánticos. Sin embargo, una definición más exacta de nanopartícula es la de
una nanoestructura amorfa o semicristalina, cuyo tamaño oscila entre los 10 nm y
1 µm.
Durante la fabricación, las nanopartículas que forman los nanomateriales pueden
ser de diferentes tamaños, que pueden variar en más de un 15% y aun así formar el
nanomaterial sin afectar a su diseño.1
Por otro lado, los nanoclusters, como las nanopartículas, poseen una estructura
amorfa o bien semicristalina, pero son más pequeños que las nanopartículas: su
diámetro oscila entre 1 y 10 nm. Además, los nanoclusters son sensibles a su tamaño
y pueden ser más reactivos si se aumentan o se reducen proporcionalmente. Esta
distinción es una simple extensión del término cluster que se utiliza en química
organometálica para describir las jaulas moleculares de tamaños fijos.
Por último, los nanocristales son nanoestructuras monocristalinas, cuyo tamaño
varía entre 1 y 30 nm. Los nanocristales semiconductores se conocen más
comúnmente como puntos cuánticos.
Nanomateriales monodimensionales (1D).
Tienen una longitud variable conservando dos dimensiones (altura y anchura) en
régimen de nanómetros; a estos corresponden los nanohilos y nanotubos. Los
nanohilos son estructuras cristalinas alargadas que destacan por sus propiedades

16
conductoras o semiconductoras.32 Se han obtenido nanohilos de diversos
materiales metálicos, semiconductores, óxidos, etc.
En los últimos años, los nanohilos han mostrado especial interés científico debido
a sus posibles aplicaciones en nanoelectrónica, optoelectrónica y sensores.
Un nanotubo es una estructura tubular con su interior hueco. Existen nanotubos
sintetizados y caracterizados a partir de materiales laminares inorgánicos. Sin
embargo, los más estudiados son los nanotubos de carbono (CNTs, en inglés,
carbón nanotubes).
Nanomateriales bidimensionales (2D).
Son los nanomateriales formados por capas muy finas: nanocapas o películas
delgadas con áreas de tamaño indefinido y un espesor entre 1 y 100 nm. Como
ejemplo más destacable se encuentra el grafeno ya que, debido a sus múltiples y
excepcionales propiedades, posee el potencial suficiente para revolucionar la
tecnología. Sus posibles aplicaciones se extienden a áreas muy diversas, que van
desde la miniaturización de dispositivos electrónicos, a la elaboración de fármacos
contra el cáncer en medicina.

TIPOS DE NANOMATERIALES
Los nanomateriales manufacturados más comunes, basándose en la clasificación
propuesta en el documento de trabajo de la Comisión de la Unión Europea SWD
(2012).
Nanomateriales inorgánicos no metálicos.
Este grupo incluye un amplio número de nanomateriales que principalmente son
óxidos de elementos no metálicos. Los nanomateriales inorgánicos no metálicos de
mayor producción son: la sílice amorfa sintética con propiedades antideslizantes y
gran resistencia al rayado y a la abrasión; el óxido de aluminio que también presenta
gran resistencia al rayado y a la abrasión; el dióxido de titanio utilizado por sus
propiedades eléctricas, fotocatalíticas, de protección frente a radiación ultravioleta
y por su actividad antimicrobiana; el óxido de cerio utilizado por sus propiedades
ópticas; y el óxido de cinc utilizado por sus propiedades filtrantes de la luz
ultravioleta y antimicrobiana.

17
Metales y aleaciones.
La mayoría de los metales y sus aleaciones pueden producirse en dimensiones
nanométricas (por ejemplo, nanohilos, nanopartículas), siendo las de oro, las de
plata y las aleaciones de platino y paladio las de mayor producción. Todos ellos
presentan una elevada actividad catalítica, propiedades antimicrobianas,
fototérmicas, fotoeléctricas y ópticas.
Nanomateriales con base de carbono
Los fullerenos están constituidos únicamente por átomos de carbono y tienen un
número par variable de átomos de carbono, que puede oscilar desde 28 hasta más
de 100 átomos, adoptando la forma de una esfera hueca. Tienen una estructura de
anillos hexagonales de carbono similar al grafito, aunque también tienen anillos
pentagonales y heptagonales que son los que permiten que se formen estructuras
tridimensionales.
La forma más conocida de los fullerenos es la que contiene 60 átomos de carbono,
C60, denominada fullereno Buckminster o Buckyball.
Los fullerenos son materiales químicamente estables e insolubles en disoluciones
acuosas.
A. Grafeno (graphene)
El grafeno es un material con estructura bidimesional que se presenta en forma de
nanoplacas.
Las nanoplacas son láminas constituidas por una red hexagonal de átomos de
carbono dispuestos en un mismo plano, como en el grafito, cuyo espesor es del
orden del nanómetro.
Presenta elevada dureza (similar a la del diamante), elasticidad, flexibilidad y
densidad, además de alta conductividad térmica y eléctrica. El grafeno es un
material muy ligero y resistente a las radiaciones ionizantes.
B. Nanotubos de carbono
Los nanotubos de carbono poseen estructura cilíndrica y están compuestos por una
o más láminas tubulares similares al grafeno, denominándose nanotubos de carbono
de pared simple (SWCNT) o de pared múltiple (MWCNT), respectivamente. El
diámetro puede variar entre aproximadamente 1 nm para los de pared simple hasta
más de 100 nm para los de pared múltiple, mientras que la longitud puede

18
sobrepasar algunos centenares de micrómetros. Los nanotubos son materiales
química y térmicamente muy estables, que presentan una elevada elasticidad,
conductividad eléctrica y térmica, alta relación resistencia-peso y baja densidad.
Asimismo, presentan una gran resistencia a la deformación y al estiramiento.
C. Nanofibras de carbono
Al igual que los nanotubos de carbono, las nanofibras de carbono están formadas
por láminas de grafeno. Presentan una estructura en forma de copa por lo que
algunas propiedades mecánicas y eléctricas serán diferentes a las de los nanotubos
de carbono. Presentan elevada conductividad eléctrica y resistencia al fuego
D. Negro de humo (carbón black)
El negro de humo es prácticamente carbono puro elemental en forma de partículas
que se producen por combustión incompleta o descomposición térmica de los
hidrocarburos en condiciones controladas. Las partículas primarias del negro de
humo son de tamaño inferior a 100 nm, aunque tienden a agruparse dando lugar a
aglomerados y agregados de tamaño superior a este valor. Como la mayor parte de
los nanomateriales con base de carbono, presenta elevada conductividad y
resistencia mecánica.
Nanopolímeros (nanopolymers) y Dendrímeros (dendrimers).
Los nanopolímeros son materiales poliméricos que pueden presentar una o varias
dimensiones en la escala nano. Estos materiales son conductores con alta superficie
específica y presentan propiedades catalíticas al disponer de grupos periféricos
funcionalizables. Las propiedades de algunos tipos de nanopolímeros pueden
cambiar en función de las condiciones ambientales.
Los dendrímeros son macromoléculas de tamaño nanométrico que se caracterizan
por tener una estructura ramificada tridimensional compuesta por un núcleo, unas
ramificaciones que forman la matriz dendrítica y la periferia constituida por un gran
número de grupos funcionales. Al igual que los nanopolímeros, poseen una
superficie específica alta.
Puntos cuánticos.
Los puntos cuánticos son nanocristales de materiales semiconductores con tamaños
de 2nm a 10 nm. Estos nanocristales son semiconductores con propiedades
electrónicas, ópticas, magnéticas y catalíticas.

19
Nanoarcillas.
Las nanoarcillas son materiales cerámicos de silicatos minerales en forma de
láminas. Pueden existir de forma natural o ser sintetizadas para que tengan
propiedades específicas. Presentan alta resistencia mecánica y efecto barrera frente
a la humedad y el oxígeno.

20
CAPITULO II
2 APLICACIÓN A LA INDUSTRIA

AUTOMOCIÓN
Recubrimientos transparentes anti-condensación de vapor de agua
basados en nanotubos de carbono.
Nanosafe (2008), la condensación de vapor de agua sobre vidrio en ambientes fríos
y húmedos reduce notablemente su transparencia. Los parabrisas de los
automóviles, los espejos en entornos húmedos, como los cuartos de baño o los
vidrios de las ventanas son algunos de los ejemplos en los que la condensación de
vapor de agua empeora significativamente la visibilidad. Entre las soluciones
empleadas actualmente para reducir la condensación, la más frecuente es
especialmente en las lunas traseras de los automóviles, consiste en depositar una
resistencia lineal sobre el vidrio por la que se hace circular electricidad. De este
modo, la potencia eléctrica disipada calienta las zonas del vidrio adyacentes
eliminando la condensación. Sin embargo, la resistencia presenta tres problemas: el
calentamiento no es homogéneo, siendo más intenso en las zonas cercanas al hilo
resistivo la visibilidad se ve limitada por que el material empleado para fabricar la
resistencia no es transparente y su estabilidad a largo plazo se ve comprometida por
que daño en uno de los hilos de la resistencia la vuelve inutilizable. Una de las
soluciones alternativas que se está explorando consiste en la utilización de
recubrimientos transparentes y conductores basados en nanotubos de carbono.
Nanosafe (2008), los nanotubos de carbono son estructuras cilíndricas formadas a
partir de láminas de grafito enrolladas sobre sí mismas. Las dimensiones de los
nanotubos son muy variables, siendo su diámetro del orden del nanómetro, mientras
que la longitud puede llegar hasta las micras o incluso milímetros. Dependiendo de

21
la forma en que se enrolla la lámina de grafito los nanotubos pueden ser
semiconductores o metálicos habitualmente los nanotubos de carbono presentan
una estructura multipared formados por nanotubos de distintos diámetros enrollados
unos sobre otros en una estructura coaxial.
Nanosafe (2008), Las aplicaciones más evidentes son las ya mencionadas; espejos
en ambientes húmedos, vidrios de ventana y especialmente parabrisas de los
automóviles donde la reducción de visibilidad supone un serio problema de
seguridad vial. Entre las ventajas de este sistema figura el hecho de que el
calentamiento del vidrio es las uniforme que en el caso de emplear resistencias
lineales.
Nanocompuestos
NIOSH (2012), el mayor avance en los últimos años en la química de los polímeros
no ha sido el descubrimiento de nuevos monómeros sino la incorporación de
aditivos de tamaño nanométrico. Esta tecnología da lugar a los llamados
nanocomposites o polímeros híbridos orgánicos – inorgánicos.
La característica fundamental de estos polímeros híbridos es que los aditivos
orgánicos están distribuidos en la matriz del polímero a escala nanométrica y en la
situación ideal ambas faces se encuentran unidas químicamente.
Si comparamos los nanocomposites con otros materiales tradicionales de relleno de
plástico en el primer caso la cantidad de nanopartículas que se deben añadir para
transformar significativamente las propiedades del material son menores. De esta
manera hablamos mas propiamente de aditivos que de material de relleno.
NIOSH (2012), incorporando nanoaditivos es posible por ejemplo incrementar
simultáneamente la tenacidad y la resistencia a rotura del plástico y mejorar su
resistencia al fuego. También se puede reducir la permeabilidad a la humedad y
gases. Esto es importante por ejemplo en los filmes barrera para uso alimentario y
en las uniones adhesivas en las que se mejora su comportamiento frente a ambientes
de calor y humedad. Por ejemplo, se ha demostrado que la adición de nanopartículas
adecuadamente funcionarizadas en un adhesivo en cantidades del orden del 5%
permite doblar los valores de la resistencia a la cortadura y pelado del adhesivo.

22
CONSTRUCCIÓN
Modificación de pinturas y barnices con nanopartículas.
Schulte (2012), la aplicación de nanopartículas como aditivos en recubrimientos
orgánicos es un campo muy prometedor con un gran potencial de desarrollo
tecnológico. Estos aditivos en pequeñas proporciones mejoran de una manera
significativa las propiedades finales de las pinturas y barnices.
Estudios del laboratorio han demostrado que la adición de partículas de ZnO mejora
sustancialmente el comportamiento frente a la radiación ultravioleta del
recubrimiento, mientras que la adición de alúmina (𝐴𝑙2 𝑂3) y SiO2, mejora el
comportamiento frente al rayado.
Schulte (2012), es sabido desde hace tiempo que la adición de partículas duras
mejora el comportamiento frente a la abrasión en un film de recubrimiento. Sin
embargo, la adición de partículas con un tamaño de varias micras en diámetro
produce una disminución de otras propiedades importantes del recubrimiento como
son la transparencia, el brillo y la flexibilidad. Con la utilización de nanopartículas,
que suelen estar funcionalizadas con polímeros del tipo polixilosano que actúan
como ligante con la matriz orgánica, se consiguen evitar los efectos indeseables
producidos por las partículas de mayor tamaño sin que ello afecte a los efectos
beneficiosos.
Aditivos para la optimización del rendimiento cemento-hormigón.
Methner (2010), los aditivos de hormigones basados en policarboxilatos y
sintetizados a partir de criterios nanotecnológicos han permitido desarrollar una
nueva generación de aditivos superfluidificantes, sobre los que se pueden modificar
adaptándose a cada tipo de cemento, en función de su composición y prestaciones
esperadas del hormigón.
Los aditivos convencionales como plastificantes polifuncionales o
superfluidificantes convencionales, aportan de forma independiente distintas
propiedades del hormigón (reducción agua/consistencia, mantenimiento de
consistencia, retraso de fraguado, resistencias iniciales) debiendo combinar, no
siempre con éxito, diferentes aditivos para conseguir las distintas propiedades.

23
Los aditivos basados en policarboxilatos tienen la propiedad de configuración de
las distintas partes funcionales de la molécula a cada una de las funciones que se
persiguen en el hormigón.
Methner (2010), los policarboxilatos disponen de una estructura molecular
soportada en una cadena principal que permite estructurar sobre ella todo el resto
de las funcionalidades, grupos funcionales libres que permiten la interacción en el
cemento, cadenas laterales, no necesariamente hidrocarbonadas, responsable de
funcionalidades dispersantes, pudiendo adaptarse mediante nanotecnología adaptar
estas cadenas a las funcionalidades deseadas en cada momento.
Vidrios orgánicos como alternativa al vidrio común.
Niosh (2009), los vidrios comunes pertenecen al grupo de materiales amorfos y
combinan el desorden estructural de los líquidos con las propiedades mecánicas de
los sólidos. Se obtienen por fusión, a unos 1500ºC. De arena de sílice (SiO2)
carbonato sódico (NaCO3) y caliza (CaCO3) y posterior enfriamiento.
Dependiendo de las proporciones de los elementos anteriores, del añadido de otros
nuevos componentes como el B2O3, Al2O3, Fe2O3, etc. Y del proceso de
enfriamiento y conformado, se obtienen vidrios con diferentes propiedades
mecánicas y ópticas: dureza, fragilidad y transparencia. De todas formas, el reto
actual en la investigación del vidrio es mejorar su estabilidad termodinámica y
cinética, así como incrementar su dureza y mejorar algunas propiedades ópticas
específicas.
Niosh (2009), las tecnologías actuales para la fabricación industrial de vidrios
conllevan siempre un proceso de enfriamiento del material fundido. Normalmente,
el vidrio se enfría en todo su volumen y a la vez, de forma que sus moléculas
internas no pueden moverse libremente ni tampoco el tiempo necesario para
evolucionar hacia estados de baja energía y alcanzar así una cierta ordenación;
como consecuencia resulta una estructura desordenada. Al conseguir una cierta
ordenación atómica y molecular de los componentes vítreos exigiría un proceso de
enfriamiento excesivamente largo (económicamente inviable).

24
ENERGÍA
Baterías de ion-litio con ánodo basado en nanopartículas de titanio de
litio.
Ahn (2006), las baterías de ion-litio con ánodo nanoestructurado y basado en
nanopartículas de titanato de litio (𝐿𝑖4 𝑇𝑖5 𝑂12) ofrecen unas mejoras prestaciones
en su funcionamiento respecto a las baterías de ion-litio con ánodo de grafito que
comenzaron a distribuirse comercialmente hace una década. En concreto, las
primeras pueden permitir trabajar en condiciones de alta potencia, son de mucha
mayor larga duración y sus tiempos de recarga son sustancialmente más cortos, y
además son más seguras, al contar con una gran estabilidad térmica.
Ahn (2006), las baterías recargables de ion-litio con ánodo de grafito representaron
un importante avance respecto a las de níquel-cadmio por ser más ligeras, menos
contaminantes, tener una mayor densidad de energía y no presentar efectos de
memoria en los procesos de carga-descarga; todo ello constituyo una importante
mejora de prestaciones de cara a su aplicación en teléfonos móviles y ordenadores
portátiles, no obstante, de cara a su aplicación en otros sectores o la mejora en los
que ya se vienen aplicando, aún siguen prestando algunos inconvenientes; entre los
que cabe destacar los problemas de seguridad cuando la temperatura sube por
encima de 100ºC, la limitación en la vida de la batería, el bajo ritmo de la carga y
la limitación en la potencia.
Pilas de combustible.
Vinches (2013), una pila o célula de combustible es un dispositivo electroquímico
de conversión de energía similar a una batería con la excepción de las siguientes
diferencias:
Está pensada para el reabastecimiento continuo de los reactivos.
Los electrodos son catalíticos y relativamente estables.
A diferencia de los motores, las células de combustible transforman directamente
los combustibles en electricidad sin necesidad de combustión, evitando de esta
forma el paso intermedio de transformación de la energía cinética en electricidad y
consiguiendo con ello un mayor rendimiento. La variedad de combustibles
utilizados va desde gases como hidrogeno o gas natural a líquidos como el metanol
o etanol.

25
En el ejemplo típico de célula de combustible de membrana polimérica (PEMFC),
una membrana conductora de protones (electrolito) separa el ánodo del cátodo en
el lado del primero, el hidrogeno esparcido se disocia en protones y electrones. Los
protones son conducidos a través de la membrana al cátodo, pero los electrones
están forzados a viajar por un circuito externo produciendo energía. En el
catalizador del cátodo las moléculas de oxigeno reaccionan con los protones y
electrones produciendo agua.
Células solares flexibles.
Vinches (2013), la actual tendencia en la tecnología de células solares busca bajos
costes de fabricación y variedad en su localización y utilización. Por ejemplo, se
buscan células solares sensibles a ciertos rangos de frecuencia. Captar el mayor
ancho de banda de la emisión de la radiación solar permite aumentar su eficiencia.
Si la célula fotovoltaica es sensible al infrarrojo, la conversión de radiación en
electricidad no solo se produciría en presencia del sol, sino que también podría
provenir de cualquier cuerpo caliente, ya fuese, por ejemplo, un motor de coche o
el mismo cuerpo humano. Por ejemplo, se podría idear una vestimenta que
consistiese en un conjunto de células fotovoltaicas que convirtiesen el calor
desprendido por el cuerpo para alimentar pequeños instrumentos de uso individual,
como móviles u ordenadores personales. O que esa misma vestimenta recogiese
también la radiación solar. Se podría revestir el entorno del motor de un automóvil
con este tipo de células fotovoltaicas para transformar el calor desprendido durante
el funcionamiento del motor de electricidad.

OCIO
Nanotecnología en productos deportivos.
Nanosafe (2008), a partir de ahora la nanotecnología empezara a tener un impacto
muy significativo en muchos deportes porque a través de avances nanotecnológicos
es posible fabricar productos deportivos más fuertes y más ligeros que nunca. Se
aplican nanometales a los palos de golf, para crear palos más fuertes, pero mucho
más ligeros. Los recubrimientos realizados con nanometales tienen una estructura
cristalina hasta 1000 veces más fina que los metales tradicionales y son cuatro veces
más resistentes. Así una cabeza de palo recubierta con un nanometal con un tamaño
de cristal de unos 10nm, que es más ligero, podría permitir pegar la pelota con más

26
fuerza y precisión. Por lo general estos materiales consisten en un composite de
fibra de carbono sobre el que realiza un recubrimiento con una capa fina de metal
de Cr Fe que le confiere una gran resistencia. Otro ejemplo lo constituyen las
pelotas de tenis. En el año 2002 la empresa Wilson ha utilizado la nanotecnología
para fabricar pelotas de tenis que tardan mucho más en desinflarse. Estas pelotas
denominadas de “Double Core”, son en estos momentos las más vendidas de
Europa.
Esta misma tecnología se utiliza en el diseño de nuevos marcos de bicicleta y
manillares más ligeros y resistentes. Así, el equipo de Phonak utiliza una bicicleta
con una estructura que incorpora nanotubos de carbono. El fabricante suizo, BMC
fabrica se “Pro Machine”, que pesa menos de un kilo y goza de unos niveles
excepcionales de rigidez y resistencia. Para crear la estructura, BMC, aplico una
tecnología de fabricación de composites desarrollada por la empresa
norteamericana Easton. Su sistema de resina reforzada con nanotubos penetra en
los huecos que deja el composite de C-C reforzando el conjunto del material. Easton
colabora con Zyvex, empresa especializada en nanotecnología que le proporciona
los nanotubos para el sistema.

TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS


TELECOMUNICACIONES (TIC’S)
Memorias RAM.
La electrónica convencional codifica los datos informáticos basados en un
sistema binario de unos y ceros, dependiendo de si los electrones circulan o no
dentro del material. Pero, por principio, la dirección en que un electrón gira en
un sentido o en el otro puede también ser utilizados como información.
Así que la espintrónica (1988 en Francia) puede efectivamente permitir a las
computadoras almacenar y transferir el doble de datos por electrón. Una vez
que un campo magnético empuje un electrón en un sentido de rotación,
mantendrá el sentido de rotación hasta que otro campo magnético provoque el
cambio. Este efecto se puede utilizar para tener acceso muy rápidamente a
información almacenada magnéticamente durante una operación informática -
incluso si la corriente eléctrica se ha interrumpido entre dos sesiones de trabajo.

27
Una de las aplicaciones con mayor interés de la espintrónica es el caso de las
memorias MRAM (Magnetic Random Access Memory), cuya traducción literal
sería “memoria magnética de acceso aleatorio”. Estas memorias han sido
recientemente desarrolladas por la empresa Freestyle, habiéndose convertido su
chip de memoria MR2A16A en el primer dispositivo MRAM en el mercado.

Figura 1. Memorias MRAM

Fuente: Proyecto NANO-SME. Aplicaciones industriales de la nanotecnología.


Url: https:// www.research.ibm.com/journal/rd/501/sun.html

Láser de punto cuántico.


Un láser es un dispositivo que utiliza un efecto de la mecánica cuántica.
La emisión o estimulada, para generar un haz de luz coherente de un medio
adecuado y con el tamaño, la forma y la pureza controlados.
El principio de funcionamiento de un láser es sencillo, la energía bombeada al
láser excita los electrones de un material ópticamente activo y provoca el
movimiento de estos electrones entre la banda de valencia y la banda de
conducción, emitiendo de forma simultanea de fotones. Estos fotones son
reflejados por el espejo reflectante al 100% e impactan de nuevo sobre el
material óptico estimulando de nuevo la emisión de más fotones. Láseres de
semiconductores clásicos en aspectos tales como la operación independiente de la
temperatura, el bajo consumo energético, la transmisión a larga distancia y rápidas
velocidades.
Las aplicaciones de estos láseres incluyen, entre otras, los lectores de CDs, lectores
de códigos de barras e impresoras láser.

28
Figura 2. Lacer de punto cuántico TIC.

Fuente: http://nanotecnologia-un.tumblr.com.

Nanoelectrónica basada en nanotubos de carbono.


Como es bien conocido, los nanotubos de carbono poseen propiedades electrónicas
y mecánicas excepcionales cuando son comparados con materiales convencionales.
En cuanto a las primeras, el control de su diámetro y helicidad permite obtener
estructuras metálicas o semiconductoras, lo que abre un interesante campo de
aplicación en el mundo de la nanoelectrónica. Además, su alta conductividad
térmica podría solventar el problema de disipación existente actualmente en
dispositivos nanoelectrónicos.
Los nanotubos de carbono (NTC’s) fueron descubiertos en 1991 por Sumio Iijima,
quien trabajando en un microscopio electrónico. Los nanotubos y nanofibras de
carbono presentan propiedades morfológicas, mecánicas y electrónicas
excepcionales, que permiten su aplicación en muchos campos que van desde una
amplia gama de componentes electrónicos, al reforzamiento de materiales
(conductividad eléctrica y resistencia mecánica), al almacenamiento de gases, sobre
todo y de manera sobresaliente el hidrógeno y a la utilización como soportes
catalíticos (Jong, 2000 y Gadiou, 2005)
A pesar de estas dificultades, existen hoy en día prototipos de nanosistemas
electrónicos asados en nanotubos de carbono. El más conocido de ellos es el
llamado CNT-FET Carbon nanotube-based Field Effect Transistor) que ha sido
recientemente considerado como el más firme candidato para sustituir la
tecnología CMOS en un futuro.

29
Figura 3. Simulación de un CNTFET

Fuente: https://tweakers.net/%20nieuws/35158/In%EF%AC%81%20neon-
presenteert18nm-nanotube-transistor.html

Circuitos ópticos integrados: aplicación a moduladores y conmutadores


ópticos.
El tratamiento de señales ópticas representa cada vez un papel más importante en
las actuales tecnologías de la medida y la comunicación. Aspectos como la
generación de señales, su modulación, su medida y su direccionamiento son ya
imprescindibles en todos los dispositivos tecnológicos basados en la botánica, en
lugar de la electrónica.
En este tipo de tecnología, las fibras ópticas son ampliamente utilizadas para
conducir la luz a lo largo de grandes distancias pero, para el tratamiento preciso de
esa luz, es necesario disponer de dispositivos y circuitos ópticos integrados. La
tecnología de la óptica integrada permite realizar de forma eficiente todas las tareas
de modulación, enrutamiento u conmutación necesarias en cualquier plataforma de
comunicaciones ópticas. El niobato de litio es un material electroóptico, que lidera
en la actualidad la fabricación de dispositivos de comunicaciones ópticas, y en los
que ha demostrado una gran aplicabilidad fiabilidad.

Figura 4. Electrodos travelling-wave sobre sustratos de niobato de litio

Fuente: Universidad de Oviedo: www.uniovi.es/optoelectronica

30
Superlentes
Todo microscopio óptico tiene un límite de resolución. Dicho límite implica que no
se pueden resolver imágenes con un detalle inferior a, aproximadamente, la longitud
de onda de la radiación utilizada.
Un método utilizado en los últimos años consiste en acercar a distancias
nanométricas de una superficie una fibra óptica convenientemente adelgazada.
Es lo que se conoce como “Microscopía de Campo Cercano” o SNOM. Sin
embargo, muy recientemente (abril 2007), dos grupos de investigación de la
Universidad de Maryland y de Berkeley, han conseguido mejorar dicha
tecnología y llegar a resoluciones ópticas del orden de 70nm, desarrollando lo
que se conoce como superlentes. Este hecho permitiría obtener imágenes
ópticas de algo tan pequeño como un virus, una proteína o una cadena de DNA,
lo cual era hasta la fecha es imposible, y abre una nueva vía en la
instrumentación óptica aplicada a la biología y la ciencia de superficies.

Figura 5. Superlentes (microscopia)

Fuente: http://www.bairesac.com/blog/archivo/2165

Cristales fotónicos.
El creciente tráfico de datos en la red de telecomunicaciones (vídeo y audio en
Internet) hace necesario el desarrollo de nuevas infraestructuras de mayor ancho de
banda y velocidad (>100 Gb/s) mediante la implantación de arquitecturas ópticas
en sustitución de los actuales ubsistemas electrónicos. En última instancia, será
necesario disponer de dispositivos optoelectrónicos (LEDs y/o diodos láser) de
ultra-alta velocidad integrados en chips capaces de intercomunicarse ópticamente.

31
Las aplicaciones actuales de estos cristales incluyen la espectroscopía, metrología,
biomedicina, imagen o telecomunicación.
Monitores LCD basados en nanotubos de carbono.
Los científicos esperan que los nanotubos de carbono puedan ser utilizados en la
fabricación de pantallas de cristal líquido (LCD) a nivel comercial.
Esta tecnología es escalable, por lo que será posible fabricar pantallas de gran
tamaño con una mayor calidad de imagen y durabilidad que las actuales,
disminuyendo a la vez los costes de fabricación.
La tecnología de la pantalla nano-emisiva (NED) se basa en hacer crecer los
nanotubos de carbono directamente sobre un vidrio, lo que da lugar a un diseño
energéticamente eficiente. Esta tecnología presenta potencialmente la ventaja de
obtener pantallas con mayor brillo, excelente uniformidad y pureza de los colores.

Figura 6. Esquema de una pantalla basada en nanotubos

Fuente: Physorg.com: www.physorg.com/news4031.html

INDUSTRIA DE BIOTECNOLOGÍA
Detección de bacterias mediante nanoparticulas bioconjugadas.
La detección de bacterias usando anticuerpos no es nueva, pero la tecnología
convencional no presenta la sensibilidad que pueden desplegar las nanotecnologias.
La investigación desarrollada por la Fundación de Investigación de la Universidad
de Florida, permiten asociar a un anticuerpo muchas moléculas que pueden generar
una señal muy intensa facilitando con ello la captación de la imagen.

32
Para la formación de los nanoparticulas bioconjugadas se utiliza un gel de sílice en
el que se encuentran partículas de tinte fluorescente encerradas en una delgada
cáscara. A esta microemulsion se le añade posteriormente ortosilicato tetraetilo e
hidróxido de amonio, dando como resultado nanoparticulas discretas de 60 nm de
tamaño que en vez de tener una sola molécula de tinte, tienen miles. Es capaz de
detectar la presencia de hasta tan solo una bacteria. Una vez adosadasa a la bacteria,
esta puede ser fácilmente reconocible gracias a la intensidad de la señal fluorescente
emitida por las nanoparticulas, (Fabra, 2014).

Figura 7. Bacteria incubada con nanoparticulas bioconjugadas

Fuente: Detección de bacterias mediante nanoparticulas bioconjugadas


http://nanotecnologiabacteriana.over-blog.es

Fotosistemas para conversión de energía solar.


La necesidad de desarrollar fuentes de energía que sean económicamente rentables
a la vez que ambientalmente sostenibles ha incentivado la investigación en
soluciones alternativas a los combustibles fósiles.
Así mediante el uso de un fotosistema de recolección de energía compuesto de
bacterias y plantas verdes se ha demostrado que los fotones pueden convertirse
directamente en electrones mediante máquinas moleculares biosolares. Así, por
medio de una combinación de ingeniería de precisión e ingeniería biológica del
fotosistema, ha sido posible construir un fotosistema en nanoescala de alta densidad
y máquinas moleculares ultra livianas de recolección de energía solar. De esta
forma se ha comprobado que mediante la utilización de estas proteínas péptidicas
denominadas Fotosistema I entre láminas de material conductivo transparente la

33
viabilidad de baterías eléctricas de tamaño inferior a 20 nanómetros que integren
complejos moleculares con dispositivos electrónicos.

Figura 8. Máquina molecular de recolección de energía biosolar

Fuente: http://web.mit.edu/

INDUSTRIA ALIMENTARIA
En la industria alimentaria se han identificado las áreas en que la nanotecnología
está contribuyendo al desarrollo de nanoproductos, gracias a los nuevos materiales,
productos y aplicaciones derivadas de la nanotecnología han hecho posibles
grandes mejoras en los alimentos y las áreas relacionadas, impactando en la
agricultura y producción de alimentos, procesamiento de alimentos, empaquetado,
distribución, almacenamiento y desarrollo en la innovación de nuevos productos,
(Ribeiro, 2006).

APLICACIONES DE LA NANOTECNOLOGÍA EN LA INDUSTRIA


ALIMENTARIA.
Producción agrícola, pecuaria.
En el ciclo productivo del animal se han desarrollado experimentalmente nanotubos
que implantados bajo la piel de vacas lecheras las cuales operan como sensores en
tiempo real de los niveles de hormonas gonadales (estradiol), revelando con
precisión el estado del ciclo reproductivo del animal, ya que los nanotubos se unen
al anticuerpo del estradiol.
Trazabilidad de productos animales ya que permitirían la detección de cantidades
muy pequeñas de contaminantes, virus o bacterias en la cadena alimentaria, por

34
ejemplo, podrían usarse en pollos para eliminar la bacteria Campylobacter sp., que
no produce síntomas en las aves pero sí en los seres humanos que ingieren su carne.
La agricultura de precisión consiste en el monitoreo de muchas variables y
aplicación de insumos (agua, fertilizantes, pesticidas, herbicidas, etc.) en la cantidad
y lugar específicos donde se necesitan. La distribución inteligente de insumos en
los vegetales, utilizando sistemas que detecten la salud de cada una de las plantas,
permite advertir al productor sobre desequilibrios, inclusive antes de que él mismo
pueda percatarse, y suministra insumos nanoencapsulados que permiten evitar
efectos secundarios y reducir el volumen necesario de éstos (Foladori y
Invernizzi,2008).

Figura 9. Uso de nanotecnología contra plagas

Fuente: http://www.scielo.br/pdf/tes/v11n1/a09v11n1.pdf

Además existen aplicaciones para el tratamiento de agua, mediante la filtración y


desalinización usando nanotecnología podría ofrecer muchos beneficios en
términos de usos y reuso seguro del agua. Un ejemplo práctico a nivel de
producción de alimentos puede mencionarse el descubrimiento de una solución que
contiene nanopartículas con enzimas retardantes de la descomposición de las frutas
(pera), que al ser asperjadas aumentan su perdurabilidad post–cosecha.

Figura 10. Fruta dañada y fruta buena

Fuente: (BBC, 2010).

35
Procesamiento de alimentos.
Un buen resumen de la aplicación de la nanotecnología en esta etapa sería:
fortalecimiento de la calidad y seguridad de los alimentos a través de biosensores:
nanochips, electrónicas; análisis de composición, estimación de la vida útil y
frescura, detección y neutralización de microorganismos alterantes y patógenos,
aditivos, ármacos, toxinas, metales pesados, plaguicidas, fertilizantes,
contaminantes abióticos; detección de factores antinutricionales y alérgenos.
También tienen ingerencia sobre el control de procesos (biosensores: electrónicas),
envases activos, nanoenvases, nanoetiquetado miniaturizado, desarrollo de nuevos
alimentos (nanoalimentos y “gastronomía molecular”), alimentos interactivos,
alimentos funcionales, alimentos más saludables, nutritivos y/o con mejores
características organolépticas y reológicas, mejora de la productividad y reducción
de costos (Coppo, 2009).
Mejoramiento e innovación de nuevos alimentos.
En la fabricación de alimentos funcionales para mejorar la absorción y
biodisponibilidad de vitaminas y minerales y nutrientes, mediante la incorporación
de varios nanomateriales como; nanocápsulas la cual mejora la biodisponibilidad
de compuestos activos estándar; de potenciadores del sabor, entre otros.
En la actualidad, se están vendiendo en los EE.UU, Alemania y en otros países
algunos suplementos alimenticios con nano ingrediente según la demanda de los
productores, estos suplementos pueden implicar que las nanopartículas estén
presentes en los alimentos. Los suplementos están principalmente destinados a la
alimentación, los deportes y los mercados de alimentos saludables, y contienen
minerales con una nano formulación como el dióxido de silicio, el magnesio, el
calcio, etc. (Cacho et al., 2009).
Seguridad alimentaria.
Los desarrollos de la nanotecnología están permitiendo crear nuevos procesos de
control y gestión de la seguridad alimentaria desde biosensores para la detención de
algún contaminante hasta destructores de bacterias y virus.
Los biosensores son dispositivos portables que podrían simultáneamente detectar
numerosas toxinas, patógenos y compuestos químicos en el alimento. Este proceso
conlleva el uso de "nanowires" y anticuerpos, que podrían ser capaces de identificar

36
la presencia, tipo y concentración del contaminante. Esto permite un control más
rápido de la calidad y las pruebas no sólo en la fábrica, sino también en los estantes
e incluso en el refrigerador. Estos sensores pueden integrarse en el equipo de
procesamiento de alimentos o en los refrigeradores y no introducir nanopartículas
en los alimentos.
Detención de sustancias en los alimentos.
A través de los biosensores se está desarrollando algunos dispositivos como
nanochips, nariz electrónica, lengua electrónica, entre otros, para la detención de
sustancias en los alimentos.
Envasado de alimentos.
El uso de la nanotecnología permite desarrollar nuevos materiales dotados de
propiedades antimicrobianas, barreras gas/UV, láminas reforzadas mecánicamente
y frente a la temperatura, etc. Ello permite, a su vez, reducir el espesor y peso de
los materiales utilizados manteniendo, o mejorando sus propiedades. A partir de
nanopartículas de arcillas se puede fabricar películas de plásticos transparentes que
son capaces de bloquear al oxígeno, dióxido de carbono y la humedad para obtener
carnes frescas e incrementar la vida útil de este y otros productos.
También se está trabajando en el desarrollo de recubrimientos comestibles nano
escalares con un grosor de tan sólo 5nm, lo cual los hace invisible al ojo humano.
Estos nanos recubrimientos comestibles podrían usarse en carnes, quesos, frutas y
verduras, golosinas, productos de repostería y comida rápida.
Almacenamiento de alimentos.
Se están diseñando materiales de envasado equipados con nano sensores para
rastrear las condiciones internas o externas de productos, gránulos y recipientes en
toda la cadena de suministro.
El desarrollo de nanomateriales para el fortalecimiento de bioplásticos (plásticos de
base vegetal) podría brindar ahora una alternativa a los plásticos basados en
combustibles fósiles usados para materiales de envasado de alimentos y bolsas
(Foladori y Invernizzi, 2008).

37
Figura 11. Aplicaciones de la nanotecnología en la industria alimentaria

Fuente: (Gutiérrez, 2005)

APLICACIÓN EN LA INDUSTRIA AEROESPACIAL


Plásticos conductores eléctricos.
La conductividad eléctrica de un plástico se puede incrementar notablemente con
la incorporación de nanomateriales (nanopartículas, nanofibras de carbono y
nanotubos de carbono, principalmente) con propiedades conductoras. En este
sentido, existen avances significativos en la incorporación de nanotubos de carbono
en matrices plásticas.
Científicos de la AFRL (Air Force Research Laboratory) han desarrollado un
método para dispersar adecuadamente nanofibras de carbono en materiales
poliméricos con objeto de incrementar su conductividad. De esta manera, la
nanotecnología permite combinar materiales con propiedades muy diferentes a
escala nanométrica, dando lugar a nuevos materiales con propiedades
revolucionarias.
La adición de nanofibras de carbono a un material polimérico permite mejorar la
estabilidad dimensional, la resistencia a la abrasión, la conductividad térmica y
eléctrica y las propiedades tribológicas. La formulación del material permite
controlar el grado de conductividad del mismo. Esta tecnología logra transformar
prácticamente cualquier plástico en un material multifuncional capaz de transportar
o disipar una cantidad significativa de carga eléctrica.

38
En el caso de los nanotubos de carbono, el diámetro de los mismos oscila entre
50nm y 150nm y tiene una relación de aspecto (longitud/diámetro) de
aproximadamente 800. Esta geometría permite que se puedan alcanzar altas
conductividades eléctricas en el material con la adición de pequeñas cantidades de
nanotubos. Para conseguir conductividades similares mediante la adición de
partículas metálicas, es necesario ir a concentraciones mucho más altas.

Figura 12. Conducción eléctrica en plásticos

Fuente: http://www.quimitube.com/plasticos-que-conducen-la-electricidad

Recubrimientos para componentes sometidos a altas temperaturas de


operación.
Los recubrimientos superficiales son utilizados para favorecer el comportamiento
de componentes sometidos a la abrasión y al desgaste, como las herramientas para
trabajado mecánico (corte, perforación, fresado, embutido, estampado y otras), y
también para su uso como barrera térmica en componentes fuertemente solicitados
como los alabes de las turbinas a gas. Las principales barreras técnicas en este tipo
de componentes, y principales motivos de fallo, son la alta temperatura a la que
están sometidos y el desgaste.
El reto principal en la actualidad consiste en desarrollar nuevos recubrimientos que
permitan ampliar la vida media de los componentes y disminuir el efecto
medioambiental.
Los materiales cerámicos son muy buenos candidatos para las aplicaciones a altas
temperaturas debido a su baja conductividad térmica, no en vano los
transbordadores espaciales son protegidos térmicamente con azulejos cerámicos,
sin embargo los efectos de la porosidad del material sobre la resistencia del mismo

39
y sobre la capacidad de aislamiento térmico son antagónicos, de forma que mientras
la disminución de la porosidad (aumento de la densidad) provoca un incremento de
la resistencia, la capacidad de carga y la resistencia ambiental al mismo tiempo
produce una disminución de la resistencia al shock térmico y disminuye el
aislamiento. Es por ello por lo que es frecuente encontrar materiales combinados:
una capa porosa con buenas propiedades de aislamiento combinada con una delgada
chaqueta de material más denso que provee resistencia.
La utilización de materiales cerámicos nanoestructurados puede paliar este
problema consiguiendo mediante un único recubrimiento aunar una baja porosidad
(alrededor del 1%), y por tanto altas prestaciones mecánicas, con una elevada
resistencia térmica.
En la actualidad se están desarrollando nuevos materiales cerámicos
nanoestructurados que aplicados en forma de recubrimientos sobre componentes de
motores de aviación, tales como los alabes, permitirán incrementar la temperatura
de operación de estos motores en más de 50ºC, alargando simultáneamente el ciclo
de vida de los mismos en alrededor de 10.000 h y alcanzando una resistencia al
desgaste 3 veces superior a los recubrimientos convencionales.
La técnica más habitual para la deposición de los recubrimientos sobre los sustratos
es la proyección térmica dentro de la cual se pueden distinguir ciertas variantes,
como la proyección por plasma mediante la cual se proyectan los materiales de
recubrimiento a través de una antorcha de plasma (gas ionizado y muy energético)
que permite expulsar el material a elevada temperatura y velocidad, impactando en
el sustrato y dotándolo de un recubrimiento con excelentes propiedades protectoras
y resistentes al desgaste.

40
Figura 13. Robot de spray plasma

Fuente: Piaggio Aero industries S.p.A.

Materiales cerámicos cristalinos transparentes.


Existe actualmente una gran demanda de materiales avanzados que además de
presentar unas excelentes propiedades mecánicas, como pueda ser una alta
resistencia al impacto, posean una propiedad funcional como por ejemplo la
transparencia en un determinado espectro de onda.
Existen sin embargo, pocos materiales que puedan combinar ambos aspectos. Así
por ejemplo, el vidrio pese a ser un material transparente, está caracterizado por una
fragilidad y una baja resistencia mecánica que le hace inservible de cara a su
utilización en el sector aeroespacial o en lámparas de iluminación de alta potencia.
Estos inconvenientes pueden ser solventados mediante la utilización de materiales
con tamaño de grano y de poros homogéneos y muy inferiores a la longitud de onda
de la radiación respectiva que minimicen la dispersión de luz. Esto implica la
necesidad de desarrollar materiales cerámicos con una microestructura
caracterizada por una distribución de poros inferior a 10nm y una alta densidad.
La alúmina presenta además de una buena resistencia mecánica, elevada dureza y
resistencia al desgaste, sin embargo hasta el momento su utilización en aplicaciones
ópticas se veía limitado por la imposibilidad de controlar el crecimiento del tamaño
de grano y la homogeneidad de la microestructura durante el proceso de sinterizado.
Estos problemas han sido investigados en el marco del proyecto Europeo IP
NANOKER, habiéndose logrado obtener materiales nanoestructurados de alúmina

41
transparentes en los rango infrarrojo y visible, con una dureza extrema superior a
20GPa que pueden ser utilizados entre otras aplicaciones en pantallas de
dispositivos electrónicos, relojes, blindajes y ventanas de radiación para la guía de
satélites.

Figura 14. Alúmina Transparente

Fuente: IP NANOKER

INDUSTRIA TEXTIL
Tejidos con superficie nanoestructurada repelentes a la suciedad y al
agua.
Los tejidos con superficie nanoestructurada artificialmente ofrecen grandes
prestaciones en relación a los convencionales a la hora de mantenerse limpios y
secos. Debido a su estructura estos tejidos repelen tanto a la suciedad como al agua,
de manera que una vez expuestos a ellas son fácilmente limpiables sin sufrir apenas
degradación.

42
Figura 15. Superficie superhidrofóbica

Fuente: http://www.investigarte.es/portfolio-items/superficie-super-hidrofobica/

Productos textiles antimicrobianos.


El mecanismo de actuación antimicrobiano de la plata consiste en la generación de
iones de plata sobre la superficie de plata cuando esta entra en contacto con agua,
por ejemplo durante la transpiración. Posteriormente estos iones son transportados
por las moléculas de agua hasta las bacterias donde quedan fijados como
consecuencia del llamado efecto oligodinámico de la plata, produciendo su
precipitación e inactivación.

Figura 16. Productos textiles antimicrobianos

Fuente: http://premiogranaymontero.com.pe/pdf/PGM5_PROFESIONAL.pdf

43
CAPITULO III
3 APLICACIÓN A LA BIOMEDICINA

BIOMEDICINA
La biomedicina es la disciplina encargada de aplicar los principios de las ciencias
biológicas al campo de las ciencias de la salud. Se le suele distinguir como el campo
investigativo de la medicina, de modo que sus aplicaciones se pueden apreciar en
todas las especialidades de la misma. Aplica todos los principios de las ciencias
naturales en la práctica clínica mediante el estudio e investigación de los procesos
fisiopatológicos considerando desde las interacciones moleculares hasta el
funcionamiento dinámico del organismo a través de las metodologías aplicadas en
la biología, química y física.
Es la unión de ciencias naturales con las aplicaciones prácticas a través de procesos
fisiológicos del hombre y el comportamiento de su organismo; para prevenir
enfermedades elaborando materiales biotecnológicos para su uso en los seres
humanos, busca la mejora de la salud con componentes nanotecnológicos.
La investigación biomédica se centra en distintas áreas temáticas: la inmunología,
la biología molecular, la biología celular, la farmacología molecular, etc. El
objetivo de la biomedicina es el desarrollo de nuevos fármacos y de nuevas técnicas
para ayudar al tratamiento de enfermedades. Todo ello a partir de la comprensión
de las bases moleculares de las distintas patologías, como las enfermedades
infecciosas, inmunes, neurodegenerativas, el cáncer, etc.

NANOPARTICULAS
Las nanoparticulas son los componentes más importantes en la fabricación de las
nanoestructuras; consisten en dispersiones de partículas o partículas sólidas con un
intervalo de tamaño de 1-100 nm en al menos en una de las tres dimensiones, con

44
una alta relación área/volumen y con interesantes propiedades ópticas, magnéticas
y químicas. Las nanopartículas cuentan con una gran variedad de formas, tamaños
y constituyentes, pudiendo ser esta la base para su clasificación.
Por ejemplo, debido a su constitución química las nanopartículas pueden ser de
metales, óxidos metálicos, cerámicos, polímeros, compuestos orgánicos como
carbono y biomoléculas. Por su parte en cuanto a su morfología podemos encontrar
esferas, cilindros, plaquetas, tubos, triángulos, cubos, entre otros, no obstante
también pueden catalogarse por sus propiedades entre otros criterios de
clasificación.

Figura 17. Tipos de nano partículas

Fuente: Martín,O.y Baselga, J., 2015, Nanomateriales de Carbono, síntesis,


funcionalización y aplicaciones. Madrid

La característica más importante de las nanopartículas es su tamaño y su


distribución : las nanopartículas pequeñas con diámetros de unos pocos nanómetros
son comparables a las moléculas contando con propiedades electrónicas y
estructuras atómicas con características inusuales, mientras que las nanopartículas

45
grandes (> 2050 nm) por otro lado, tendrían propiedades similares a los materiales
en bulto. Un ejemplo de la mejora en sus propiedades puede visualizarse en el área
biológica donde muchos estudios han demostrado que las nanopartículas de tamaño
inferior a una micra tienen más ventajas que las micropartículas en cuanto a la
administración de fármacos ; en las propiedades magnéticas, donde partículas
ferromagnéticas con tamaños menores a 1 µm aproximadamente, muestran
propiedades súper paramagnéticas (aunque las partículas individuales son
ferromagnéticas individualmente, las partículas en conjunto tienen un
comportamiento paramagnético) ;en cuanto a las propiedades mecánicas, en el que
la dureza de los materiales cristalinos es inversamente proporcional con el tamaño
cristalino; en cuanto al punto de fusión, el tamaño también juega un papel
importante en donde se observa una reducción del punto de fusión para las
partículas ultrafinas generalmente en materiales cerámicos . Otra propiedad
importante de las nanopartículas es la óptica, la cual es una de las propiedades más
atractivas y fundamental, aquí es importante tanto el tamaño de la partícula como
el material del cual esta sintetizada; ya que a medida que el tamaño de las partículas
se encuentra en el rango de los nanómetros, estás presentan propiedades
plasmónicas más propiamente denominadas como resonancia plasmónica
superficial, absorbiendo de esta manera luz con una longitud de onda
específica.Esto se debe a la oscilación del plasma de los electrones y la luz
transmitida con un color diferente dependiendo del material y el tamaño de las
nanopartículas. Por ejemplo, una solución con nanopartículas de oro de 20 nm tiene
un color rojo vino, mientras que una nanopartícula de plata es de color gris
amarillento y finalmente una de platino y paladio son negras. (Martín y Baselga,
2015).

46
Figura 18. Propiedades ópticas de las nanoparticulas como su fluorescencia

Fuente: Martín,O.y Baselga, J., 2015, Nanomateriales de Carbono, síntesis,


funcionalización y aplicaciones. Madrid

NANOMATERIALES BASADOS EN PLATA


Según (Sondi, Salopek-Sondi, 2004), la plata se ha utilizado desde la antigüedad
como agente para el tratamiento de muchas enfermedades. De hecho, antes del
descubrimiento de los antibióticos, la plata se utilizó por su actividad antiséptica,
específicamente para el tratamiento de heridas abiertas y quemaduras. La potente
actividad antimicrobiana frente a las bacterias Gram positivas y Gram negativas la
baja toxicidad para las células y la posibilidad de desarrollar una nueva generación
de antibióticos, hacen de las AgNPs una alternativa para superar el problema de la
resistencia a antibióticos. Además de su aplicación como agente antibacteriano, las
AgNPs encuentran también uso en otros campos de la medicina como en
diagnóstico, terapéutica y eficacia antiparasitaria, administración de fármacos para
enfermedades potencialmente mortales o agentes virucidas (A continuación se
recogen ejemplos de sus principales aplicaciones, centrándose la revisión en su
empleo como agente antibacteriano.

AgNps como agentes virucidas.


Se ha demostrado que las AgNPs inhiben el VIH-1, el virus Tacaribe (TCRV), el
virus de la hepatitis B (VHB), el virus respiratorio sincitial recombinante (VSR), el
virus de la viruela del mono, el norovirus murino (MNV) -1 y el virus A / H1N1 de

47
la gripe (Park et al., 2014). Xianget al. (Xiang et al., 2013) demostraron que las
AgNPs tienen efectos beneficiosos en la prevención de la infección por el virus de
la influenza A / Human / Hubei / 3/2005 (H3N2) tanto in vitro como in vivo. En
este estudio se utilizó el subtipo H3N2 del virus influenza como un modelo para
investigar la actividad virucida, realizándose una serie de ensayos in vitro (MTT,
hemaglutinina, citometría de flujo, inmunofluorescencia y TEM) e in vivo (modelo
del ratón infectado). In vitro se ha observado que las AgNPs protegen
significativamente a las células contra la infección viral aumentando su viabilidad,
inhibiendo el crecimiento del virus y disminuyendo la apoptosis celular inducida
por el subtipo H3N2. Las AgNP interactuaron con las partículas virales y
destruyeron sus estructuras morfológicas de una manera dependiente del tiempo.
Además, la administración intranasal de AgNP aumentó significativamente la
supervivencia en ratones, impidió el crecimiento del virus en sus pulmones e inhibió
el desarrollo de lesiones pulmonares patológicas lográndose una alta supervivencia
de las ratas. En conjunto, los resultados indican que las AgNP tienen una actividad
antiviral prometedora contra el virus influenza A a través de múltiples mecanismos,
lo que demuestra que el desarrollo de AgNPs optimizadas y la investigación
adicional de sus mecanismos antivirales relevantes serán críticos para controlar
brotes de gripe.
Otro estudio observó (Gaikwad et al., 2013) que las AgNPs eran capaces de
controlar la infectividad viral, probablemente bloqueando la interacción del virus
con la célula. Este bloqueo podría depender del tamaño y potencial zeta de las
AgNPs. Con respecto a la influencia del tamaño de las nanopartículas en la
actividad antiviral, se observó que las AgNPs producidas por especies de F.
oxysporum y Curvularia, con un tamaño de 4-13 nm y 5-23 nm, respectivamente,
tenían una mejor actividad antiviral (80-90 % de inhibición) contra virus HSV-1 y
HPIV-3 y eran menos citotóxicos para células Vero. Por el contrario, las AgNP
producidas por especies de Alternaria y Phoma, con un intervalo de tamaño de 7-
20 nm, mostraron menos actividad antiviral. Por lo tanto, AgNPs de menor tamaño
fueron capaces de unirse mejor al virus inhibiendo su replicación.

48
AgNps y su aplicación potencial en cáncer.
Las AgNPs han demostrado tener efectos antitumorales prometedores. Se ha
observado que una baja concentración de AgNPs pueden causar daños en el ADN
y aberraciones cromosómicas (genotoxicidad), aunque no se ha registrado una
citotoxicidad significativa (Zhang et al. 2014).
Sin embargo, otro grupo de investigadores (Lima et al., 2014) han demostrado que
no se observan efectos de genotoxicidad para diferentes células de cultivo humano
tratadas con hasta 10 mg/ml de AgNPs capsuladas (diámetro 6-80 nm). La
generación de muchos datos toxicológicos sobre nanopartículas a veces crea una
percepción negativa de su uso. Sin embargo, la toxicidad en sí misma puede ser útil
para las terapias contra el cáncer puesto que se han logrado resultados positivos al
incorporar AgNPs en tratamientos contra el cáncer. No sólo pueden interactuar
pasivamente con las células, sino también mediar activamente en los procesos
moleculares para regular las funciones celulares. Un ejemplo de esta aplicación es
su uso en leucemia mieloide aguda (LMA). Varios investigadores han concluido
que las nanopartículas de plata inducen un efecto citotóxico contra las células
leucémicas, como por ejemplo contra las células de Jurkat, K562 y THP-1.
Recientemente, se ha demostrado que las AgNPs son capaces de entrar en las
células K562, una línea celular de LMC (leucemia mieloide crónica), de manera
dosisdependiente y localizarse dentro de los endosomas, provocando la supresión
de la proliferación de éstas células.AgNps y su aplicación como antiparasitario:

Las AgNPs también han demostrado tener un papel importante contra


las enfermedades parasitarias.
Las enfermedades parasitarias como la malaria, la tripanosomiasis y la
leishmaniosis amenazan la vida y representan un problema de salud mundial. Así
por ejemplo, la leishmaniosis está aumentando rápidamente en todo el mundo y,
desafortunadamente, los fármacos antileishmaniosis tienen muchas desventajas.
Por ello, el control y manejo de estas enfermedades es un desafío para los
científicos, debido a la ineficacia de las terapias farmacológicas disponibles,
pudiendo ser las AgNPs la alternativa para tratar estas enfermedades. Se ha
estudiado la actividad de las AgNPs contra los parásitos de la leishmaniosis

49
(Allahverdiyev et al. 2011). Para ello se evaluó el efecto in vitro de AgNPs sobre
las propiedades morfológicas, el crecimiento, la proliferación, la actividad
metabólica, la infectividad y el índice de infección (porcentaje de macrófagos
infectados multiplicado por el número medio de amastigotes por macrófago) de
Leishmania tropica en función de la presencia o ausencia de irradiación UV. Los
AgNPs inhibieron las actividades biológicas de L. tropica y, además, este efecto
aumentó bajo luz UV. El efecto observado de la luz UV sobre la actividad anti-
leishmaniana de los AgNPs se atribuyó a la capacidad de los AgNP para liberar
iones de plata. La influencia infecciosa de Leishmania bajo la acción de AgNPs,
especialmente observada junto con la luz UV, se explicó por la interacción de
AgNPs con el lipofosfoglicano de la superficie parasitaria y con moléculas de
glicoproteína que son las responsables de la infectividad. Tales hallazgos son
importantes no sólo en el tratamiento de la leishmaniasis, sino también en el control
de su propagación mediante la aplicación de AgNPs en vectores como la mosca de
arena, que portan promastigotes infecciosos. Además, los amastigotes parecen ser
más sensibles que los promastigotes, incluso a bajas concentraciones de AgNPs que
no son nocivas para los macrófagos, como 1-10 mg / L. Esto se supone que es un
resultado de la acción de los macrófagos, que después de la exposición a AgNPs
puede mejorar la producción de enzimas líticas u óxido nítrico. Este efecto también
puede ser causado por la pérdida de la capacidad de amastigotes para afectar
negativamente a la producción de ROS. La fascioliasis es otro tipo de infección
parasitaria causada por Fasciola hepática, comúnmente conocida como la
enfermedad del hígado, pues tiene la capacidad de infectar hígado de varios
mamíferos, incluyendo humanos. Gherbawy et al. (Gherbawy et al., 2013)
estudiaron las propiedades antifasciolasis de las AgNPs producidas por
Trichoderma harzianum y también compararon la actividad de las AgNPs con el
fármaco eficaz tricabendazol, comercialmente disponible. Para ello estudiaron los
huevos de Fasciola hepática y observaron cómo actuaban éstos sin el fármaco, en
presencia de tricabenzadol y con nanopartículas de plata asociadas a tricabendazol.
Los resultados mostraron que el 100% de los huevos sin tratar eclosionaban,
mientras que en los tratados con tricabendazol sólo eclosionaban el 29,4% y
únicamente un 9,4% de los huevos en presencia de tricabendazol con AgNps. El

50
estudio concluyó que las AgNPs tienen una considerable actividad antifasciolasis
en comparación con el triclabendazol, pues las nanopartículas de plata dañan la
membrana de las células de los huevos, impidiendo que éstos eclosionen y puedan
ser infectivos al alcanzar la madurez.
AgNps y su aplicación como agente antibacteriano.
Las nanopartículas de plata, llamadas plata coloidal o metal plata, han demostrado
ser un agente antimicrobiano eficaz, destruyendo las membranas bacterianas a
través de contacto directo, por lo que han sido encapsuladas en muchos dispositivos
médicos para conferir propiedades antimicrobianas a vendajes, suturas, exfoliantes
quirúrgicos y catéteres .Las partículas de plata se han introducido como agentes
antimicrobianos utilizados en el curado de heridas, prótesis óseas, prótesis cardiacas
y resinas compuestas dentales. La plata junto con la zeolita, un material cristalino
poroso de aluminosilicato hidratado, ha sido incorporada en acondicionadores de
tejidos, resinas acrílicas y enjuagues bucales. Los adhesivos ortodónticos con
nanopartículas de plata tienen elevada capacidad antibacteriana sin comprometer
sus propiedades físicas (Pollini et al., 2011).
Además, las nanopartículas son seguras en su aplicación en la mucosa, heridas y
epidermis. De este modo, las nanopartículas pueden actuar como componentes
activos de productos de higiene bucal, tales como enjuagues bucales o pasta de
dientes líquidos. La actividad antibacteriana permite la protección del ambiente oral
contra la proliferación excesiva de la flora bacteriana, fortaleciendo la protección
contra la caries dental. Las AgNPs aceleran el proceso de curación de la piel
mejorando el proceso de regeneración de la epidermis. Por lo tanto, pueden
aplicarse sobre la piel quemada o herida y la mucosa. La formulación galénica,
como ungüentos y cremas que contienen nanopartículas de plata, se puede aplicar
en las áreas afectadas. También, se pueden usar disoluciones coloidales de plata
para lavar áreas afectadas antes de aplicar un fármaco en forma sólida.

NANOMATERIALES BASADOS EN SÍLICE Y ORO


Transferencia génica.
Es un proceso constituido por múltiples etapas concatenadas, cada una de las cuales
frecuentemente implica la pérdida de moléculas funcionales. Identificar y superar
cada barrera a lo largo del proceso mejora la eficiencia de transferencia génica.

51
Figura 19. Esquema de vías principales de acceso y trafico intracelular

Fuente: https://prezi.com/ozzuwg6svkex/mecanismos-naturales-de-transferencia-
genetica/

La transferencia de ácidos nucleicos utilizando vectores sintéticos, tales como


micelas poliméricas dendrímeros, nanotubos o NPs, ha atraído una creciente
atención como consecuencia de su bajo coste de producción, del control de su
estabilidad, de la facilidad del escalado de producción y de la falta de
inmunogenicidad que en principio caracterizan a estos nanomateriales. Se ha
observado que determinados tipos de NPs inorgánicas actúa como transportadores
eficientes de ácidos nucleicos, preservándolo de ataques enzimáticos, en ensayos
de transferencia llevado a cabo tanto in vitro como in vivo. Ejemplos de esta
estrategia incluyen NPs de sílice (, NPs de óxido de hierro, nanotubos de carbono y
NPs de oro. Además, algunas propiedades asociadas a determinadas características
físicas de estos materiales, ópticas, eléctricas o magnéticas, los convierten en
candidatos prometedores en nuevas terapias antitumorales como por ejemplo,
hipertermia magnética u óptica. En general, la clave del éxito en la utilización de
NPs como vectores no virales depende de diversas variables físicas siendo el
tamaño y la carga superficial los factores principales que condicionan el proceso de
transferencia génica. Una ventaja adicional del uso de NPs como vectores no virales

52
para la transferencia de genes in vitro, proviene de su capacidad de sedimentar sobre
las células diana adherentes, concentrando las biomoléculas en su superficie y
facilitando la entrada de las mismas. Datos en la literatura revelan que la relación
en peso de los complejos NPs/ácidos nucleicos y el período de incubación de los
mismos con las células diana también juegan un papel importante en el éxito del
proceso de transferencia génica. A pesar de los conocimientos adquiridos en los
últimos años sobre la relación entre las propiedades de las NPs y su eficiencia como
vectores, los estudios experimentales de transfección con estos agentes siguen
plagados de incertidumbres. Incluso NPs con similar funcionalización pero
pequeñas variaciones en su tamaño o estado de aglomeración resultan en eficiencias
de transfección muy diferentes. (Neto Ribeiro Zucolotto ,2008) Esta disparidad se
ha relacionado con los diferentes mecanismos que utilizan las NPs para
internalizarse, así como con su posterior tráfico intracelular. Ambos parámetros
parecen ser clave en la transferencia del material genético.

Nanoparticulas basado en sílice mesoporosa.


La sílice se ha empleado en ciencia de los materiales y en ingeniería desde hace
décadas. Es un material muy versátil debido al amplio abanico de modificaciones
químicas y físicas a las que puede ser sometido. La sílice es también un material
relativamente inocuo, llegando a ser utilizado como suplemento dietético debido a
su buena biocompatibilidad. Desde su descubrimiento a principios de los años 90
por investigadores de la empresa Mobil Oil, los materiales de sílice mesoporosa se
han utilizado en diversas aplicaciones biomédicas para estabilizar enzimas
mejorando su estabilidad, fabricación de biosensores, separación de biomoléculas
e imagen molecular, entre otras .Los materiales mesoporosos MCM-41 y SBA-15
son los tipos más comúnmente estudiados .Recientemente, se ha explorado el uso
de NPs de sílice en procesos de transferencia génica. En este sentido, las NPs de
sílice mesoporosa (MSN, del inglés Mesoporous Silica Nanoparticles) presentan
ciertas ventajas sobre otras NPs inorgánicas. Además de su capacidad para
concentrar ácidos nucleicos en la superficie celular a través del ya mencionado
proceso de sedimentación, los mesoporos permiten albergar elementos adicionales
como fármacos, partículas magnéticas y cromóforos. Asimismo, los mesoporos

53
ordenados de las MSN proporcionan la posibilidad de liberar de forma controlada
o durante largos periodos de tiempo moléculas encapsuladas o adsorbidas a la
estructura porosa de la sílice, quedando a su vez protegidas contra la degradación
(Park, et al., 2014).

Figura 20. Posibilidades de carga de las MSM moléculas de bajo peso

Fuente: http://gori-gori.blogspot.pe/2012/12/transportes-de-moleculas-de-baja-
y.html

Las principales ventajas de las MSN respecto a otros tipos de NPs en el transporte
y liberación de biomoléculas se resumen así:
Tamaño de partícula escalable, entre 50 y 300 nm, lo que facilita la endocitosis.
Estructura estable y rígida que aporta mayor resistencia al calor, pH, fuerza
mecánica y degradaciones por hidrólisis y ataque enzimático.
Tamaño de poro variable, con una distribución que puede variar entre 2 y 6 nm.
Alta superficie específica y volumen de poro, que permite el acoplamiento de
grandes cantidades de biomoléculas.
Dos superficies, la externa y la interna constituida por las paredes de los poros que
pueden ser funcionalizadas de forma selectiva.

54
Estructura porosa única, hexagonal y bidimensional, con poros cilíndricos que
ranscurren desde un extremo de la esfera hasta el extremo opuesto y pueden ser
empleados como reservorios independientes.
Las NPs de sílice pura, sin modificaciones superficiales, no son capaces de
condensar y transferir ácidos nucleicos al interior celular. Sin embargo, la
posibilidad de modificar su superficie con grupos catiónicos ha permitido explorar
la utilidad de estos nanomateriales en la transferencia génica .Como se ha
mencionado, la estructura mesoporosa posibilita su uso como portadores duales,
pudiéndose incorporar moléculas de fármacos en el interior de los mesoporos y a la
vez, conjugar moléculas de ácidos nucleicos en su superficie (Xiang, et al, 2014).
En todas las aplicaciones biomédicas previstas para las NPs de sílice, su estado de
agregación juega un papel decisivo, afectando no sólo a su biodistribución en el
organismo sino a la liberación de biomoléculas y tráfico intracelular. En el caso de
las NPs de sílice, la formación de aglomerados entre partículas se produce
fundamentalmente por interacciones mediante puentes de hidrógeno entre sus
grupos hidroxilo superficiales. Estas mismas interacciones tienen lugar cuando las
partículas se modifican superficialmente con grupos amino terminales. Cuanto
mayor es la fuerza iónica del medio en el que se encuentran suspendidas las
partículas, mayor es su grado de aglomeración, debido a que los iones presentes en
el medio compensan la carga positiva superficial de las partículas y el
comportamiento de la suspensión resulta similar al que presentarían en las cercanías
de su punto isoeléctrico. Esta es una de las razones por la que las NPs suspendidas
en medios biológicos tienden a aglomerarse. A estas circunstancias se une la
posibilidad de la unión inespecífica de otras biomoléculas, como por ejemplo
proteínas, que también podrían causar la neutralización de la carga superficial de
las NPs .Hay tres formas principales de evitar la aglomeración de materiales
basados en sílice, que pueden ser utilizadas individualmente o combinadas. La
primera es a través del control de la repulsión electrostática, que se puede lograr
trabajando a un pH lo suficientemente lejano del punto isoeléctrico. En el caso de
los sistemas biológicos donde la posibilidad de cambios en el pH es limitado, se
recurre a la modificación de la superficie de las MSN con diferentes grupos para
lograr un potencial electrocinético suficiente que resulte en repulsión a las

55
condiciones deseadas, en general > ± 30 mV (Bergman y col., 2008).
Alternativamente, las MSN se recubren con polímeros neutros (p. ej.,
polietilenglicol (PEG), dextrano, etc.) que evitan la aglomeración entre partículas a
través de un impedimento estérico. Este efecto, dependiente del peso molecular y
de la conformación del polímero, se potencia mediante su asociación con moléculas
de agua, incrementando el volumen de las MSN .Finalmente, se ha recurrido al uso
de moléculas anfifílicas o surfactantes, que ayudan a la estabilización de los
coloides, formando micelas que envuelve a las MSN y favorecen su dispersión (Huo
y col., 2006). Dado que los procesos de aglomeración son difíciles de controlar en
medios biológicos, la aglomeración entre partículas se considera un fenómeno
físico indeseable. Por ello, para lograr una buena interacción de las NPs de sílice
con tejidos y células, es necesario conseguir dispersiones coloidalmente estables.
Nanoparticulas basado en oro.
El oro metálico, ya sea en bloque o forma particulada, es un material ampliamente
utilizado en diferentes campos interdisciplinarios emergentes de la nanotecnología
.En primer lugar, el carácter no reactivo y relativamente bioinerte del oro hace que
este metal sea un buen candidato para aplicaciones biomédicas .La baja
citotoxicidad de las NPs de oro, ha sido demostrada en varios trabajos, incluyendo
estudios in vivo. Desde la década de los 70 se han desarrollado GNPs para su
aplicación en biodiagnóstico, imagen molecular, transferencia génica, desarrollo de
biosensores moleculares y liberación controlada de fármacos. Las GNPs poseen dos
propiedades físico-químicas que las hacen especialmente interesantes desde el
punto de vista terapéutico. La primera de ellas es que su superficie es fácilmente
funcionalizable con anticuerpos u otras moléculas biológicas. La segunda
propiedad está basada en las peculiares características ópticas y fototérmicas que
provienen de las oscilaciones resonantes de los electrones libres en presencia de
luz, efecto conocido como resonancia localizada de plasmón de superficie .La
manipulación de estas propiedades ha permitido optimizar las nanoestructuras de
oro con el fin de posibilitar aplicaciones cada vez más específicas, a través del
control de su tamaño y forma durante el proceso de síntesis y de la modificación
precisa de su superficie.

56
Figura 21. Principales aplicaciones terapéuticas de las GNPs

Fuente:
http://www.nib.fmed.edu.uy/seminario_ib/2017/Monografia2017_Landeira_Matia
s.pdf

Como se ha mencionado, uno de los atributos fundamentales que hacen de las


nanoestructuras de oro una plataforma prometedora para aplicaciones en
biomedicina está relacionado con la química superficial del oro, que gracias a su
versatilidad de funcionalización permite maximizar la adsorción de biomoléculas
.Cabe señalar que las GNPs pueden, asimismo, adsorber en su superficie moléculas
biológicas de forma no específica. Este hecho es un factor importante al considerar
la interacción células/oro en un entorno biológico, donde una gran variedad de
proteínas serán adsorbidas por la superficie de las GNPs. Dichas proteínas pueden
afectar a las propiedades superficiales de las partículas y por tanto a su capacidad
de interacción con las células La unión a moléculas mediante los grupos tioles
acoplados a la superficie y la adsorción de polímeros es una técnica muy empleada
para funcionalizar la superficie de las GNPs . Esta funcionalización hace posible el
control de la carga superficial de las nanoestructuras, lo cual es relevante ya que,

57
como se ha mencionado, este parámetro puede tener un efecto determinante tanto
en la biodistribución como en la captación.

HIPERTERMIA
La hipertermia, como terapia contra el cáncer, consiste en elevar la temperatura de
un tumor o región tumoral con el fin de inhibir la proliferación de células
cancerosas, destruyéndolas o sensibilizándolas a los efectos de los protocolos
convencionales de radioterapia y quimioterapia. De hecho, la hipertermia se utiliza
actualmente como terapia adyuvante a la radioterapia y/o quimioterapia. Un
incremento moderado de temperatura aumenta el flujo sanguíneo en el tumor lo que
permite que la quimioterapia ejerza un mayor efecto sobre las células cancerosas.
Al deprimir la actividad metabólica de las células, el calor también reduce su
demanda de oxígeno, lo que aumenta el nivel del mismo en el tumor, convirtiendo
a la hipertermia en uno de los más potentes radiosensibilizadores existentes
.Cuando se utilizan altas temperaturas, generalmente por encima de 43ºC, se induce
una desnaturalización global de proteínas que causan un daño irreparable y
desencadena mecanismos de muerte celular. La hipertermia se puede administrar
de tres maneras diferentes: cuerpo entero y de forma regional y local .Los
tratamientos de cuerpo entero implican el calentamiento de todo el cuerpo a
temperaturas de alrededor de 39-41°C para tratar canceres metastásicos. Estos
tratamientos se encuentran en fase experimental y emplean incubadores de aire
caliente o mantas de agua caliente para administrar el tratamiento al paciente
sedado, de forma homogénea. La terapia regional es empleada para calentar áreas
grandes como un órgano completo, una cavidad o una extremidad. Se basan en la
perfusión de los tejidos diana con sangre del paciente o con una solución de fármaco
anticancerígeno calentados externamente, o bien en el empleo de actuadores
externos que focalizan fuentes energéticas y elevan la temperatura de órganos
profundos. Por último, los tratamientos de hipertermia local calientan una pequeña
área del cuerpo, como un tumor, para destruir las células cancerosas sin dañar al
tejido sano que lo rodea. Las fuentes energéticas disponibles para aumentar la
temperatura regional o localmente en un tejido biológico incluyen: radiación láser,
ondas de radiofrecuencia (RF) o acústicas (ultrasonidos), microondas o campos
electromagnéticos. La ventaja más importante de las terapias térmicas es su carácter

58
mínimamente invasivo. Varios ensayos clínicos han demostrado que la aplicación
de hipertermia es beneficiosa en el tratamiento de diversos tipos de tumores sólidos,
incluyendo cáncer de mama, melanoma, sarcoma y cáncer de cuello uterino
avanzado. Los resultados demuestran una mejor supervivencia global, en
comparación con pacientes que sólo reciben radioterapia o quimioterapia .Es
previsible que el uso de protocolos de hipertermia aumente de forma significativa
a medida que se desarrollan nuevas tecnologías que garanticen la administración de
una dosis térmica óptima permitiendo un mejor control sobre el avance del tumor.
Los recientes avances en materiales nanoparticulados han contribuido al diseño de
métodos no invasivos para el calentamiento terapéutico de las células tumorales.
Diferentes tipos de NPs son capaces de interaccionar con energías como la luz en
la región del infrarrojo cercano (NIR, del inglés Near Infrarred Region), pulsos de
RF o campos electromagnéticos, resultando en el calentamiento del nanomaterial y
la disipación de energía térmica hacia el entorno (Fig. 6), lo que posibilita su
aplicación en protocolos de hipertermia .Las NPs de tamaño comprendido entre 60
y 400 nm pueden alcanzar la región tumoral simplemente mediante transporte
pasivo, a través del efecto conocido como permeabilidad y retención aumentada
(EPR, del inglés Enhanced Permeation and Retention effect), facilitado por las
características diferenciales del entorno tumoral, donde el tejido vascular se
encuentra alterado .Este efecto se ha atribuido a la elevada proliferación de vasos
sanguíneos en el interior de los tumores. Cuando la masa tumoral alcanza un tamaño
de 2-3 mm, comienza la inducción del proceso de angiogénesis para satisfacer la
mayor demanda de oxígeno y nutrientes del tumor en crecimiento. La
neovasculatura resultante difiere ampliamente de la de un tejido sano, los vasos
sanguíneos son irregulares, dilatados, con poros o defectuosos, lo que facilita una
mayor permeabilidad a los componentes del plasma sanguíneo .Esto explica la
mayor acumulación de NPs en la masa tumoral, en comparación con un tejido sano.

59
Figura 22. Metodología desarrollada para la generación de hipertermina mediana
por NPs

Fuente: http://oa.upm.es/32262/1/TAMARA_FERNANDEZ_CABADA.pdf

La ventaja principal de la hipertermia mediada por NPs, en relación a otras


metodologías que no requieren de elementos exógenos para incrementar la
temperatura del tumor (p. ej., ultrasonidos o microondas), reside en que estos
vectores pueden albergar fármacos o agentes biológicos con el fin de aumentar el
control sobre la progresión tumoral. En este sentido la actividad sinérgica
establecida por la combinación de la fototerapia con la terapia génica puede ser útil
para lograr un control espacial y temporal de la expresión de transgenes terapéuticos
en el órgano necesitado de terapia, estrategia que se revela eficaz para evitar efectos
secundarios en tejidos donde la terapia génica pudiera resultar tóxica. Así, la
regulación de la duración, localización y nivel de expresión del transgen pueden ser
controlados de manera externa mediante el empleo de promotores inducibles por
calor (Robson y Hirst, 2003).
Nanoparticulas basado en oro.
Las nanoestructuras de oro capaces de absorber luz de la región NIR conocida como
ventana del agua (700-1200 nm) han despertado gran interés por su potencial
terapéutico. La SPR típica para nanoesferas de oro se localiza aproximadamente a
una longitud de onda de 520 nm, pero puede ser desplazada a la región NIR. El
tamaño, forma, estructura y composición son factores que modifican la frecuencia

60
de resonancia de las NPs metálicas .El control de la morfología y composición de
las nanoestructuras de oro es un recurso poderoso para controlar su respuesta óptica,
ya que pequeños cambios en la relación de aspecto de las partículas tienen un gran
impacto sobre este parámetro. En general, se utilizan dos estrategias para modificar
la SPR en la región NIR mediante el control de la morfología en GNPs macizas y
mediante el ajuste del espesor de las paredes en nanoestructuras de oro huecas o de
tipo núcleo-cubierta, también denominados nanoshells (NS) (Fernández, et al,
2012).

CLASIFICACIÓN DE NANOPARTICULAS BASADOS EN ORO:


a. Nanoshells de oro.
La modificación de la longitud máxima de absorción en la región NIR se puede
lograr empleando nanomateriales tipo nanoshells (NS), formados por un núcleo de
un material dieléctrico y una carcasa metálica. El material del núcleo más utilizado
en este tipo de estructuras es la sílice densa recubierta de una carcasa de oro.
Actualmente existen diferentes publicaciones en las que se detalla la síntesis y
caracterización de diferentes tipos de NS para diagnóstico y terapia que combinan
propiedades ópticas y magnéticas. Estos materiales consisten básicamente en una
matriz de sílice con núcleo magnético o NPs de magnetita en su superficie y una
cubierta de oro. Las propiedades espectrales de estas estructuras se pueden controlar
mediante la variación de las dimensiones relativas del núcleo y la cubierta .Se ha
demostrado que las NS de núcleo de sílice densa y cubierta de oro, tras irradiación
con un láser NIR, son capaces de generar hipertermias letales tanto en líneas
celulares como en modelos animales tumorales. En la actualidad se está llevando a
cabo un ensayo clínico en pacientes con tumores refractarios o recurrentes de
cabeza y cuello para evaluar la eficiencia de las NS en la supresión de estos tumores.
Merece la pena señalar la reciente generación de NS con núcleo de sílice porosa y
su aplicación para la liberación controlada de moléculas de interés tras la irradiación
NIR (Yagüe, 2010).
b. NPs de oro huecas.
Las nanoesferas de oro huecas (HGNPs, del inglés Hollow Gold Nanoparticles) se
componen de una delgada cubierta de oro con un interior hueco y se caracterizan
por la presencia de un máximo de absorción intenso en la región NIR del espectro

61
La relación entre el diámetro y el espesor de la cubierta metálica, así como su
uniformidad, determinan la posición y la anchura del máximo de absorción de
radiación electromagnética en la región NIR, respectivamente. Las nanoestructuras
huecas ofrecen varias ventajas sobre las NPs de oro macizas, como una mayor
eficiencia de absorción de luz en la región NIR por unidad de masa, lo que implica
una reducción de la cantidad y coste del material empleado para su síntesis. Una
ventaja adicional del uso de estas NPs en aplicaciones biológicas proviene de la
posibilidad de almacenaje de biomoléculas en su interior. Al igual que en el caso
de las NS, se ha demostrado que las HGNPs en combinación con un láser NIR
pueden actuar como agentes fototérmicos eficientes tanto en líneas celulares como
en modelos animales (Cheng, 2009).
c. Nanorods de oro.
Los nanobastones de oro (NRs, del inglés nanorods) poseen forma alargada y se
caracterizan por presentar propiedades ópticas únicas dependientes de sus
dimensiones. Como consecuencia de su evolución de esferas a bastones, su
resonancia plasmónica presenta dos bandas de absorción en el espectro
electromagnético, perpendiculares entre sí. La primera se conoce como banda
transversal de plasmones, se debe a la absorción y dispersión de la luz a lo largo de
la anchura del NR y se encuentra en la región visible, a una longitud de onda de
unos 520 nm. La otra banda se conoce como banda longitudinal de plasmones, se
debe a la absorción y dispersión relativa de la luz a lo largo del eje longitudinal del
NR y se encuentra en la región NIR del espectro electromagnético. La morfología
de los NRs puede afectar notablemente a su espectro de absorción al aumentar la
relación de aspecto (longitud/anchura), pudiéndose desplazar la banda de absorción
longitudinal dentro de la región NIR del espectro. En comparación con otros tipos
de NIR-NPs, los NRs poseen una mayor eficiencia de absorción de luz en su banda
longitudinal de plasmones por unidad de volumen. Los NRs presentan además
anchuras de banda significativamente más estrechas que las NPs esféricas dentro
de la misma frecuencia de resonancia mostrándose más eficientes en la conversión
de la energía absorbida en calor, siendo así capaces de producir altos gradientes
térmicos en medios con baja conductividad térmica. Datos existentes en la
bibliografía indican que los NRs pueden actuar como agentes fototérmicos

62
eficientes tanto in vitro como in vivo en presencia de un láser NIR. Sin embargo,
los NRs sintetizados empleando como surfactante bromuro de
hexadeciltrimetilamonio (CTABr), que actúa como estabilizador, podrían resultar
citotóxicos debido a la capacidad de degradación de membranas biológicas y
péptidos por parte de este agente, observado tanto in vitro como in vivo. La
posibilidad de recubrir la superficie de los NRs con polímeros neutros o surfactantes
iónicos, además de mejorar notablemente su biocompatibilidad aumenta su
estabilidad coloidal, factor determinante en aplicaciones biomédicas (Rayavarapu
y Col., 2010).

NANOMATERIALES BASADOS EN HIERRO


Las Nanoparticulas magnéticas más utilizadas e investigadas a la fecha son las de
núcleo magnético formado por óxido de hierro, debido fundamentalmente a sus
propiedades magnéticas y a su proceso de síntesis simple; estas nanoparticulas están
conformadas por magnetita (Fe3O4) o maghemita (Fe2O3) nanocristalinas aisladas
por una cubierta polimérica. Las NPs de óxido de hierro son usadas por sus
propiedades magnéticas y su alta compatibilidad y fácil degradación en el
organismo. Después de su metabolización, los iones de hierro de estas partículas
son añadidos a los depósitos de hierro de nuestro organismo y eventualmente
depositados por los eritrocitos como parte de la hemoglobina.
Actualmente se está investigando nuevos metales que contengan componentes con
núcleo magnético así como Mn,Co. De esta forma se intenta mejorar las imágenes
obtenidas de RM con la utilización de NPMs como agentes de contraste, previo un
estudio de estas partículas para comprobar sus efectos citotóxicos y biocompatibles.
En ausencia de recubrimientos, las NPMs muestran superficies hidrofóbicas que
facilitan la formación de aglomerados entre ellas dando lugar a agregados de gran
tamaño. Aunque tengan propiedades superparamagneticas, las partículas tienden a
agregarse, especialmente en fluidos biológicos, debido a la presencia de sales y
proteínas plasmáticas. Estos agregados son incompatibles para su utilización en
aplicaciones biomédicas, debido a su alta tendencia de producir obstrucción en
capilares pequeños. Por ello la cubierta polimérica de las nanoparticulas son
importantes porque proporcionan una barrera física que previene la aglomeración
de dichas partículas.

63
Al utilizar recubrimientos en las superficies de las NPMs, estas pueden dispersarse
fácilmente en soluciones fisiológicas formando suspensiones homogéneas llamadas
ferrofuidos. Estas suspensiones pueden interactuar con un campo magnético y ser
posicionadas en un área específica, facilitando la imagen de resonancia magnética
para el diagnóstico médico de diferentes patologías.
Las NPMs recubiertas de polímeros bioderadables muestran una menor toxicidad y
tiene una mayor biocompatibilidad que las NPMs inorgánicas sin recubrir con
polímeros. Los polímeros más utilizados como recubrimientos de NPMs con el
polisacárido dextrano, utilizado por su alta biocompatibilidad y alta afinidad por
el hierro y el polietilenglicol (PEG), con gran capacidad antiadherente que reduce
la captación de las partículas por los macrófagos, aumentando su tiempo de
circulación en la sangre.
Otros polímeros utilizados de forma habitual como recubrimientos para las NPMs
son e polivinilalcohol (PVA)13 con buenas propiedades emulsionantes y el
quitosano que proporciona una envoltura biocompatible, catiónica e hidrofilica. Los
materisles no poliméricos como el oro y el sílice, también son utilizados para
recubrir NPs amgneticas. El oro protege los nucleos de óxido de hierro de la
oxidación porporcionando además propiedades ópticas, biocompatiblidad y una
superficie con propiedades biofuncionalizables. El sílice es un amterial que forma
una cubierta de diferentes grosores al rededopr de los nucleos magnéticos de las
NPMs.
Un parámetro a tener en consideración para que las NPMs sean de interés desde el
punto de vista clínico, es su tiempo de circulación en sangre tras ser inyectadas en
el organismo. Este tiempo debe ser suficientemente largo para permitir que
alcancen sus dianas finales. Una forma de aumentar su biodisponibilidad es
evitando que sean eliminadas por el sistema retículoendotelial (RES), que incluye
macrófagos del hígado, del bazo y de los nódulos linfáticos17. El RES o sistema
monocito-macrófago está formado por células encargadas de reconocer y eliminar
todas las partículas extrañas que entran en el organismo y por tanto, también
provoca la eliminación de las NPMs, haciendo que su detección no sea muy eficaz
en el resto del organismo. La eliminación rápida de la circulación sanguínea de las
NPMs puede reducir su eficacia biomédica. Esta eliminación se produce

64
principalmente por la capacidad de las proteínas plasmáticas para unirse a las
NPMs, lo que las hace fácilmente reconocibles por los macrófagos del RES,
produciendo su eliminación. Este fenómeno se conoce como opsonización y
provoca que las NPMs sean eliminadas de la circulación sin haber alcanzado sus
dianas finales.
Las propiedades fisicoquímicas de las NPMs como son tamaño, morfología, carga
y especialmente la química de su superficie, van a determinar el destino final de las
partículas en el organismo vivo. El tamaño de las NPMs debe ser suficientemente
pequeño para evitar su captura por el bazo, (menor de 200nm), pero suficientemente
grande para evadir la filtración directa por los riñones (mayor de 5nm). Por tanto,
las NPMs que oscilan entre 10 y 100nm poseen el tamaño más adecuado para lograr
una distribución óptima in vivo.
La carga superficial de las NPMs tiene una gran influencia en el tiempo de
circulación sanguíneo. Los recubrimientos fabricados con polímeros cargados
positivamente tienden a unirse de forma inespecífica a las membranas de las células,
mientras que NPs recubiertas de polímeros con carga negativa o sin carga poseen
unos tiempos de circulación en sangre mucho mayores. Variando la carga de la
superficie de las NPs se puede influir en el tiempo de circulación, el cual puede
llegar a aumentar desde 1 min hasta 3h.
El uso de polímeros como fuente de grupos funcionales es un método eficaz para
diseñar nanomateriales con amplias aplicaciones biomédicas. Además de aportar
carácter hidrofílico, monodispersión y biocompatibilidad, con el polímero se
consigue la capacidad de obtener una funcionalización superficial de las NPMs.
Aplicaciones biológicas de las NPMs biofuncionalizadas
Uno de los mayores retos en biomedicina en la actualidad es detectar o diagnosticar
las enfermedades en su fase más inicial, antes de que ocurran lesiones irreparables.
Esto hace posible la aplicación del tratamiento en el lugar y tiempo adecuados
utilizando la mínima dosis posible de fármacos para evitar posibles efectos
secundarios.
El objetivo final de la biofuncionalización de NPMs es lograr su acumulación en
zonas específicas del organismo que son reconocidas por los ligandos biológicos
unidos a ellas. Estos ligandos reconocen moléculas de afinidad expresadas

65
exclusivamente o sobre-expresadas en un tipo determinado de células. De esta
forma se puede conseguir que interacciones receptor- ligando o antígeno-anticuerpo
sean de utilidad para marcar magnéticamente ciertos tipos de células, como por
ejemplo células tumorales.

LAS NPMS COMO AGENTES DE DIAGNÓSTICO


Diagnóstico in vivo. Agentes de contraste para resonancia magnética
por imagen.
La imagen de RM es una de las técnicas más utilizadas en la actualidad para realizar
diagnóstico de forma no invasiva.26 Los agentes de contraste para imagen de RM
permiten una mejor interpretación de las imágenes obtenidas al aumentar las
diferencias entre tejidos normales y tejidos patológicos, aumentando
(paramagnéticos) o disminuyendo (superparamagnéticos) la intensidad de la señal
subsiguiente al acortamiento de los tiempos de relajación de los protones en los
tejidos. Los avances que se están realizando en el campo del diagnóstico utilizando
nuevos agentes de contraste basados en nanopartículas pueden llegar a ser de gran
utilidad en el diagnóstico por imagen utilizando RM debido a que las NPMs
producen un alto contraste en estas imágenes.27 Las NPMs pueden ser utilizadas
como agentes de contraste para la detección de enfermedades como cáncer,
arterioesclerosis y diferentes enfermedades inflamatorias.
En un principio las NPMs se han utilizado como agentes de contraste inespecíficos
para diagnosticar tumores sólidos. Debido al efecto EPR, las NPMs son capaces de
detectar lesiones de pequeño tamaño en diferentes tipos de tumores.29 Sin embargo,
en la actualidad las NPMs son capaces de unirse selectivamente a moléculas
específicas presentes en células tumorales o en la vascularización tumoral, debido
a su funcionalización con ligandos de afinidad.

66
Figura 23. Composición de una NP funcionalizada con núcleos magnéticos

Fuente: https://www.actualidadmedica.es/archivo/2015/796/re01.html

Según (Rivas, Román y Cosme, 2007), Se describen a continuación las principales


aplicaciones de los nanotubos de carbono en las áreas de biotecnología y química
que han sido detectadas durante la realización del presente estudio. Destacan
especialmente las aplicaciones médicas como las más ampliamente comentadas en
los registros científicos consultados. También son muy importantes los sensores
químicos que, aunque podrían estar incluidos en este punto, se han agrupado con
otros tipos de sensores en el apartado 2.2. Sensores. Por último comentar que los
resultados de nuestras búsquedas que hablaban sobre técnicas analíticas se han
agrupado con los sensores químicos ya que hacían mención a los métodos de
detección utilizados en estos.
Adsorción y absorción.
Un adsorbente es una sustancia que tiene gran capacidad de adsorción, es decir, de
atraer y retener en su superficie moléculas o iones de otros cuerpos. Los nanotubos
de carbono tienen capacidad para adsorber ciertas sustancias. Esto, unido a su gran
área superficial, los hace aptos para su uso en la filtración de líquidos y gases. En
concreto sus aplicaciones en el filtrado de agua y aire hace de ellos un material
prometedor para solucionar múltiples problemas medioambientales como se

67
comenta en el artículo “Adsorption of chromium(vi) ions from water by carbon
nanotubes”. La absorción, sin embargo, consiste en atraer y retener moléculas e
iones de otros cuerpos de forma que éstos penetran en el interior del absorbente.
Los nanotubos de carbono que se rellenan con otras sustancias pueden ser
absorbentes, normalmente debido a reacciones químicas que se realizan entre la
sustancia contenida en el nanotubo y la que se pretende absorber. Así, por ejemplo,
como se menciona en el artículo “Highly effective metal vapor absorbents based on
carbon nanotubes”, en el Laboratorio de Materiales Avanzados, del Instituto
Nacional de Ciencia de Materiales de Japón, están estudiando cómo nanotubos de
carbono que contienen galio en su interior pueden absorber vapor de cobre que se
deposita en el interior del nanotubo formando una aleación con el galio (y este
efecto es independiente de si el nanotubo está abierto o cerrado por sus extremos).
Teniendo en cuenta que el galio tiende a formar aleaciones con metales como el
mercurio y el uranio, la aplicación descrita en el artículo mencionado podría
utilizarse para eliminar sustancias tóxicas o radiactivas. Las propiedades de
adsorción y absorción de los nanotubos de carbono se utilizan también para la
creación de sensores químicos.
Catálisis.
Un catalizador es una sustancia que acelera o retarda una reacción química pero sin
sufrir ella misma ninguna alteración. En muchos casos los catalizadores deben ir
acompañados por materiales soporte por diversos motivos: para inmovilizar al
catalizador, para aumentar la superficie de contacto del catalizador con las
sustancias reactivas, para estabilizar el catalizador y prevenir aglomeraciones, y
para no tener que separar el catalizador de los productos cuando concluye la
reacción. Dado que los soportes de catalizadores suelen ser materiales porosos para
que la catálisis se realice en su interior, los nanotubos de carbono pueden ejercer
este papel. Añaden, además, otras ventajas originadas por sus propiedades únicas,
destacando su resistencia y estabilidad incluso a elevadas temperaturas, y la
facilidad con que se pueden funcionalizar. En la patente “Enhanced stability of
proteins immobilized on nanoparticles”, el Instituto Politécnico Rensselaer muestra
cómo se utilizan los NTC para inmovilizar proteínas. Además, los nanotubos de
carbono pueden por sí solos ser catalizadores. En el artículo “Solution redox

68
chemistry of carbon nanotubes” se describe cómo los nanotubos pueden oxidarse y
reducirse con facilidad, lo cual apunta hacia su posible utilización como
catalizadores en reacciones redox.
Electrosíntesis.
El nombre “electrosíntesis” hace referencia a una reacción química que tiene lugar
en una disolución provocada por la acción de una corriente eléctrica. Para ello se
sumergen en la disolución unos electrodos a los que se aplica una diferencia de
potencial. En la disolución hay sustancias orgánicas que se oxidarán o reducirán
con los electrones suministrados en los electrodos. En el artículo “Electroreduction
of alpha-glucose on cnt/graphite electrode modified by zn and zn-fe alloy” se
reflejan las investigaciones realizadas en el uso de electrodos que contienen
nanotubos de carbono para la electro-reducción de alfa-glucosa con el objetivo de
formar sorbitol. Se usan electrodos de Cinc con y sin nanotubos y se comprueba
que el resultado es mejor cuando hay nanotubos. La conclusión que se obtiene es
que los nanotubos de carbono pueden tener un potencial interesante para ser
utilizados en electrosíntesis.

NANOMATERIALES BASADOS EN CARBONO


Los nanotubos de carbono se plantean como una promesa revolucionaria en
medicina. Aunque todavía no hay aplicaciones reales, el esfuerzo investigador en
esta área es muy grande dado el enorme potencial que poseen para realizar
diferentes funciones. En el artículo “Carbon nanotubes for biomedical applications”
puede leerse una interesante exposición de distintas aplicaciones médicas de los
nanotubos de carbono. Destacamos las siguientes:
A. Liberación de fármacos: Medicinas encapsuladas en el interior de nanotubos
de carbono podrían ser ingeridas y transportadas a través del torrente sanguíneo
hasta el punto donde tienen que ser administradas. Además de conseguir así gran
efectividad en los medicamentos, se evitarían los efectos secundarios presentes en
la mayoría de los fármacos que tomamos actualmente, mejorando la calidad de vida
de personas sometidas a agresivos tratamientos contra ciertas enfermedades como
el cáncer. Los nanotubos de carbono son sustancias adecuadas para ser portadores
de fármacos porque no interaccionarían con éste, conservando por tanto su
integridad, son suficientemente resistentes como para no ser alterados durante el

69
tránsito por el interior del cuerpo y por el hecho de estar formados por carbono,
sustancia básica en el cuerpo humano, es de esperar que sean totalmente
biocompatibles y que pudieran descomponerse y excretarse después de liberar el
fármaco. Además, hay estudios que demuestran que el reducido tamaño de los
nanotubos de carbono los capacita para penetrar en el interior de las células,
requisito necesario para esta aplicación. ·
B. Diagnóstico por imagen: Resonancia magnética. Sólo algunas sustancias
presentes en el organismo tienen las propiedades magnéticas adecuadas para emitir
las señales que proporcionan información sobre el órgano o tejido que se quiere
estudiar. Entre ellas está el carbono-13, pero su concentración es insuficiente.
Normalmente se suministra desde el exterior constituyendo lo que se denomina
“contraste”, sustancia que se administra al paciente en el momento de realizar la
prueba. Los nanotubos de carbono podrían ser utilizados como portadores de
carbono-13, como se detalla en la patente “Magnetic resonance imaging (mri)
agents: water soluble carbon-13 enriched fullerene and carbon nanotubes for use
with dynamic nuclear polarization”. Sistemas de vídeo miniaturizados. Los
nanotubos de carbono también podrían transportar en su interior pequeños sistemas
de vídeo de tamaño nanoscópico. Se podría así llegar a zonas de difícil acceso en el
organismo simplemente mediante la ingestión de una píldora.
C. Prótesis: Andamiajes para regeneración ósea. En el artículo “A Bone Mimic
Based on the Self-Assembly of Hydroxyapatite on Chemically Functionalized
Single-Walled Carbon Nanotubes” se refleja el trabajo que, sobre este tema, se está
llevando a cabo en el Centro de Neurociencias de la Universidad de California. Los
tejidos óseos son unos compuestos naturales de fibras de colágeno e hidroxiapatita
cristalina. Se ha demostrado que los nanotubos de carbono pueden imitar el rol del
colágeno como soporte para inducir el crecimiento de los cristales de hidroxiapatita.
Tratando químicamente los nanotubos, sería posible atraer los iones de calcio y
promover así el proceso de cristalización. Los nanotubos sustituirían a los
materiales que se utilizan actualmente para este proceso aportando mayor
resistencia, flexibilidad y biocompatibilidad.
D. Neuroprótesis visuales: El Centro Nacional de Microelectrónica del CSIC junto
con la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Miguel Hernández

70
investiga la posible sustitución de electrodos de platino por electrodos de nanotubos
de carbono en prótesis visuales que estimularían las partes dañadas del cerebro
encargadas de la visión. Así, aparte de la biocompatibilidad de los nanotubos, dado
el pequeño tamaño de éstos podría ponerse un número mucho mayor que en el caso
de los electrodos de platino usados actualmente. · Músculos artificiales. Los
nanotubos de carbono presentan electroestrictividad, como se comenta en el
apartado 2.8.5. NEMS. Esto los hace aptos para ser utilizados como actuadores y,
por tanto, como potenciales componentes de músculos artificiales.
E. Desarrollo y prueba de nuevos medicamentos: La funcionalización de los
nanotubos de carbono permitirá su uso en el desarrollo de nuevos medicamentos. ·
Por otro lado utilizándolos como sensores (ver apartado 2.2. Sensores) podrán
emplearse en las pruebas y el seguimiento de nuevos fármacos por el interior del
organismo.
F. Cirugía: Los nanotubos de carbono podrían utilizarse como sensores para
desarrollar material quirúrgico inteligente. Esto podría aplicarse a instrumental
existente actualmente, pero también podría pensarse en nano-instrumental basado
en nano-robots que serían manejados desde el exterior mediante un joystick y que
recorrerían el cuerpo del paciente realizando cirugía a nivel celular. También en la
construcción de estos nano-robots podrían estar implicados los nanotubos de
carbono.

71
CAPITULO IV
4 RIESGOS ASOCIADOS A LOS NANOMATERIALES

Como con cualquier nuevo material, en el caso de los nanomateriales los datos
científicos de los efectos sobre la salud y seguridad de los trabajadores son, en
general, escasos. Por ello, y dados los conocimientos existentes, un aspecto
importante a tener en cuenta es si la partícula nanométrica supone un riesgo
diferenteal de las partículas de la misma composición de tamaño no nano, (UNE-
ISO/TR 12885 IN, 2010).

RIESGOS PARA LA SALUD


Los nanomateriales manufacturados presentan unas propiedades específicas que
hacen que sean de gran interés para la industria. Sin embargo, aún no se conocen
con certeza los efectos que pueden tener para la salud de los seres vivos.
Factores que influyen en los efectos toxicológicos de los nanomateriales
Los efectos toxicológicos de los nanomateriales en el organismo dependen
principalmente de los siguientes factores:
1. Factores relacionados con la exposición: vías de entrada en el organismo,
duración y frecuencia de la exposición y concentración ambiental.
2. Factores relacionados con el trabajador expuesto: susceptibilidad individual,
actividad física en el lugar de trabajo, lugar de depósito y ruta que siguen los
nanomateriales una vez que penetran en el organismo.
3. Factores relacionados con los nanomateriales: toxicidad intrínseca del mismo. En
la siguiente figura se recogen los principales factores, (Oberdörster, 2007).

72
FACTORES QUÍMICOS
Composición En general, cuanto más tóxico sea el material en la escala
química no nano, mayor será también su toxicidad a tamaño
nanométrico.
Además, la presencia de otros compuestos químicos
adheridos a la superficie, tales como impurezas de
síntesis, puede afectar a la toxicidad. Por ejemplo: los
nanotubos de carbono de pared simple, que contienen más
de un 20% en peso de hierro, inducen una inflamación
pulmonar mayor que si están purificados
Solubilidad en Dependiendo de su composición química algunas
fluidos biológicos nanopartículas pueden disolverse más rápidamente que
otras en los fluidos biológicos. Al disolverse se pierde la
estructura del nanomaterial y las propiedades
toxicológicas específicas de estos, siguiendo entonces
consideraciones toxicológicas similares a las de cualquier
otro contaminante con efectos sistémicos.
Las nanopartículas solubles o poco solubles en los fluidos
Biológicos mantendrán las características toxicológicas
Relacionadas con su forma nano. Por este motivo, las
partículas de mayor interés son las insolubles o poco
solubles ya que serán las de mayor peligrosidad.
FACTORES FÍSICOS
Tamaño y área A medida que el tamaño de la partícula disminuye, se
superficial produce un aumento considerable del área superficial por
específica unidad de masa y del número de átomos en su superficie,
lo cual conlleva a una mayor reactividad de la partícula.
Forma En general se asume que la toxicidad parece ser mayor
para nanomateriales de forma tubular o de fibra, seguida
de los de forma irregular y, por último, de los de forma
esférica.

73
Estructura Las distintas estructuras cristalinas de un nanomaterial
cristalina pueden tener diferentes comportamientos toxicológicos.

Estado de Cuando las partículas forman aglomerados o agregados,


aglomeración puede variar el lugar de depósito en el tracto respiratorio
así como su toxicidad, al crearse estructuras de mayor
tamaño relativamente compactas con un área superficial
próxima o menor que la suma de las áreas superficiales de
los componentes individuales.
Figura 24. Principales factores relacionados con la toxicidad intrínseca del
nanomaterial

Fuente: (Oberdöster, et al, 2005)

RIESGOS EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA


El Comité Científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha
publicado una opinión, el 5 de marzo de 2009, sobre los posibles riesgos asociados
con la nanociencia, en el cual estima que es conveniente llevar a cabo una
evaluación del riesgo individualizada para cada aplicación de un nanomaterial. Se
precisa información sobre la bioacumulación y los posibles efectos tóxicos de la
inhalación y/o ingestión de nanopartículas acumuladas y las repercusiones a largo
plazo en la salud pública (EFSA, 2009).
A pesar de la escasa cantidad de estudios que analizan los efectos ecológicos de los
nanomateriales, ya existe evidencia que sugiere que nanomateriales utilizados hoy
en aplicaciones comerciales en la agricultura y la industria de alimentos podrían
provocar daños ambientales. Esto es particularmente cierto en el caso de
nanomateriales antibacterianos, tales como plata, óxido de zinc y dióxido de titanio,
que se están utilizando cada vez más en envases de alimentos y materiales en
contacto con alimentos, incluidos películas.
Algunos estudios de laboratorio con animales, comprobando varios peligros para la
salud. Se sabe que algunas nanopartículas pueden penetrar barreras naturales del
organismo, como la de sangre del cerebro, la placenta, pueden penetrar la piel y
viajar por el cuerpo, alojarse en los pulmones, pueden perjudicar el ADN, etc.

74
Los químicos agrícolas convencionales utilizados en pesticidas, abonos químicos,
semillas y en el tratamiento de crecimiento de las plantas, han contaminado los
suelos y afluentes de agua, causando una alteración substancial en estos
ecosistemas, que han conducido a la pérdida de biodiversidad. Esto porque los
nanoagroquímicos están siendo formulados para incrementar la potencia, haciendo
posible que estos puedan causar aún mayores problemas ecológicos que los que
estos mismos remplazan y crear nuevos tipos de contaminación ambiental.
La mayoría de los Comités Científicos que han estado trabajando con esta nueva
tecnología han llegado a la conclusión de que esta tecnología traerá muchos
beneficios para los consumidores, pero también se debe considerar que no existen
las suficientes pruebas como para decir que esta tecnología no tiene riesgos, por lo
que se plantea la necesidad de contar con nuevos datos y métodos de medición para
poder evaluar adecuadamente la seguridad de los productos de la nanotecnología.
Esta falta de información es más pronunciada en la parte de bioacumulación y los
posibles efectos tóxicos de la inhalación y/o ingestión de nanopartículas
manipuladas y sus repercusiones que tendría todos estos factores a largo plazo en
la salud pública, tanto de los consumidores como los trabajadores que estén en
contacto con los nanomateriales, (Cacho y Gallego, 2009).

RIESGOS PARA LA SEGURIDAD


A pesar de que existe muy poca información respecto de los peligros para la
seguridad que pueden entrañar los nanomateriales, la bibliografía consultada
coincide en afirmar que los riesgos que más preocupación suscitan son los de
incendio y de explosión. Influye en ellos el tamaño de las partículas que posibilita
su permanencia en el aire durante más tiempo y su mayor área superficial específica.
No hay duda de que los riesgos de incendio y explosión de los nanomateriales están
relacionados con su peligrosidad intrínseca y con las condiciones de trabajo y
almacenamiento. Es bien conocido que las nubes de polvo de partículas de tamaño
nanométrico de ciertos metales fácilmente oxidables como el aluminio constituyen
un claro peligro de incendio y explosión. Sin embargo, es comprometido hacer
predicciones sobre la inflamabilidad y el potencial explosivo de las nubes de polvo
de partículas de tamaño nanométrico debido básicamente a que, además de que hay
pocos datos para el tamaño de partícula de interés y a que se han investigado pocos

75
nanomateriales, las pruebas y métodos no están normalizados, lo que hace inviable
en la práctica el uso de los datos a efectos comparativos.
Para caracterizar los materiales desde el punto de vista de su inflamabilidad y
explosividad se utilizan fundamentalmente los parámetros siguientes: la energía
mínima de ignición (EMI), la temperatura mínima de ignición en nube (TMIn) y la
temperatura mínima de ignición en capa (TMIc); la concentración mínima de
explosión (CME) y la severidad de la explosión defnida por la presión máxima de
explosión (Pmax), el gradiente máximo de presión (dP/dt)max y el índice de
deflagración (Kst), que es una constante característica de cada tipo de polvo
combustible y un parámetro clave para el diseño de las medidas de protección
contra explosiones.
Algunos de estos parámetros se han utilizado en estudios publicados sobre el
comportamiento de diferentes materiales, como aluminio, hierro, cinc, cobre y
varios materiales de carbono a escala micrométrica comparándolos con sus
equivalentes a escala nanométrica. Los resultados en general no son extrapolables.
Así, es de esperar que algunos nanomateriales puedan inflamarse más fácilmente
pero no se espera una mayor violencia de explosión.
Por ejemplo, para polvo de aluminio, que puede entrar fácilmente en ignición y
muestra una alta violencia de explosión, si se comparan algunos de los parámetros
citados para la escala micro y para la escala nano, los datos disponibles indican que:
A. La energía mínima de ignición (EMI) disminuye con el tamaño de partícula, es
decir, la energía mínima de ignición para las partículas nanométricas es menor que
para las de la escala micro y puede ser tan baja que una nube de las partículas
nanométricas podría inflamarse con chispas electrostáticas, por colisión o por
fricción mecánica.
B. La temperatura mínima de ignición (TMI) también se ha observado que presenta
valores menores al disminuir el tamaño de partícula de micro a nano,
C. La concentración mínima de explosión (CME) no parece variar y en cuanto al
índice de deflagración (Kst), no hay unanimidad. Hay estudios que asocian la
disminución del tamaño de partícula con un valor de Kst más alto, y otros estudios
con un valor menor que lo justifican por la formación de una envoltura delgada de
óxido alrededor de las partículas nanométricas.

76
EVALUACIÓN DE RIESGOS
Se entiende por evaluación de riesgos el proceso dirigido a estimar la magnitud de
los riesgos para la salud y la seguridad de los trabajadores derivados del trabajo. Es
una herramienta básica para mejorar las condiciones de seguridad y salud en las
empresas y eje central de la gestión de los riesgos. La evaluación consiste en un
examen sistemático de todos los aspectos del trabajo con el fin de determinar:
A. Qué puede causar daño o lesión.
B. Si los riesgos pueden eliminarse y, si no es el caso.
C. Qué medidas de prevención o de protección se han adoptado o deben adoptarse
para controlar los riesgos.
La evaluación de riesgos debe considerar siempre la distinta naturaleza de los
peligros y riesgos en materia de seguridad y en materia de salud y se debe llevar a
cabo con la implicación activa de los trabajadores. Para efectuarla, inicialmente se
debe definir el alcance de la evaluación que se va a realizar, puesto que puede ser
diferente en función tanto del tamaño y complejidad de la actividad como de los
peligros que entrañe. De este modo, en una empresa de carpintería se podrá evaluar
un proceso peligroso específico como, por ejemplo, la tarea de pulverización sobre
tableros de madera de laca que contiene nanomateriales, un área determinada del
taller, o bien el conjunto de la empresa que incluiría todos los procesos y a todos
los trabajadores de la carpintería.
Identificación de peligros.
Cuando se procesan, manipulan o utilizan nanomateriales o bien en las diversas
etapas de la cadena de suministro de productos o materiales que los contienen, los
trabajadores pueden resultar expuestos a estas sustancias, en ocasiones incluso
ignorando esta circunstancia. También puede ocurrir que los empresarios no tengan
información acerca de la presencia de nanomateriales en el lugar de trabajo y como
primera acción deban verificar en los inventarios si hay sustancias identificadas
como nanomateriales o que los pueden contener. Es necesario por lo tanto
determinar, caso por caso y recabando toda la información necesaria, si hay
presencia de nanomateriales y los peligros que presentan estos materiales
nanométricos para los trabajadores.

77
A. TOXICIDAD
La nanotoxicología es el estudio de la toxicidad de los nanomateriales. Debido a los
efectos de tamaño cuántico y la gran relación área superficial / volumen, los
nanomateriales tienen propiedades únicas en comparación con sus contrapartes más
grandes que afectan su toxicidad. De los posibles riesgos, la exposición por
inhalación parece ser la mayor preocupación, con estudios en animales que
muestran efectos pulmonares como inflamación, fibrosis y carcinogenicidad para
algunos nanomateriales. El contacto con la piel y la exposición a la ingestión
también son una preocupación.
B. RESPIRACIÓN
La exposición a la inhalación es la ruta más común de exposición a partículas
suspendidas en el aire en el lugar de trabajo. La deposición de nanopartículas en el
tracto respiratorio está determinada por la forma y el tamaño de las partículas o sus
aglomerados, y se depositan en los pulmones en mayor medida que las partículas
respirables más grandes. Según estudios las nanopartículas pueden ingresar al
torrente sanguíneo desde los pulmones y translocarse a otros órganos, incluido el
cerebro. El riesgo de inhalación se ve afectado por el polvo del material, la
tendencia de las partículas a volar en respuesta a un estímulo. La generación de
polvo se ve afectada por la forma, el tamaño, la densidad aparente y las fuerzas
electrostáticas inherentes de la partícula, y por si el nanomaterial es un polvo seco
o se lo incorpora en una suspensión pastosa o líquida.
C. DÉRMICO
Algunos estudios sugieren que los nanomateriales podrían ingresar al cuerpo a
través de la piel intacta durante la exposición ocupacional. Los estudios han
demostrado que las partículas de menos de 1 μm de diámetro pueden penetrar en
muestras de piel mecánicamente flexionadas, y que las nanopartículas con
propiedades fisicoquímicas variables pueden penetrar en la piel intacta de los
cerdos. Factores como el tamaño, la forma, la solubilidad en agua y el recubrimiento
de la superficie afectan directamente el potencial de una nanopartícula para penetrar
en la piel. En este momento, no se sabe completamente si la penetración en la piel
de las nanopartículas daría lugar a efectos adversos en modelos animales, aunque
se ha demostrado que la aplicación tópica de SWCNT en bruto a ratones desnudos

78
causa irritación dérmica, y estudios in vitro con piel humana primaria o en cultivo
las células han demostrado que los nanotubos de carbono pueden entrar en las
células y provocar la liberación de citoquinas proinflamatorias , estrés oxidativo y
disminución de la viabilidad. Sin embargo, aún no está claro cómo estos hallazgos
pueden extrapolarse a un posible riesgo ocupacional. Además, las nanopartículas
pueden ingresar al cuerpo a través de heridas, con partículas que migran a la sangre
y a los ganglios linfáticos.
D. GASTROINTESTINAL
La ingestión puede ocurrir por la transferencia involuntaria de materiales de la mano
a la boca; se ha encontrado que esto ocurre con materiales tradicionales, y es
científicamente razonable suponer que también podría ocurrir durante el manejo de
nanomateriales. La ingestión también puede acompañar a la exposición por
inhalación debido a que las partículas que se eliminan del tracto respiratorio a través
de la escalera mecánica mucociliar pueden tragarse.

CONTROLES DE PELIGRO
Controlar las exposiciones a los peligros es el método fundamental para proteger a
los trabajadores. La jerarquía de control de peligros es un marco que abarca una
sucesión de métodos de control para reducir el riesgo de enfermedad o lesión. En
orden decreciente de efectividad, estos son eliminación del peligro, sustitución con
otro material o proceso que es un peligro menor, controles de ingeniería que aíslan
a los trabajadores del peligro, controles administrativos que cambian el
comportamiento de los trabajadores para limitar la cantidad o duración de la
exposición, y equipo de protección personal usado en el cuerpo de los trabajadores.

79
CAPITULO V
5 NANOTECNOLOGÍA EN EL PERÚ

En el Perú, según (Rojas y Landauro,2011), las primeras actividades relacionados


con la nanociencia (NC) y la nanotecnología (NT) empiezan entre los años 1998 y
2000 como iniciativa de investigadores aislados o pequeños grupos de
investigación, básicamente en algunas instituciones como la Facultad de Ciencias
de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), la Facultad de Ciencias Físicas de
la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), el Instituto Peruano de
Energía Nuclear (IPEN), y la Universidad Pontificia la Católica del Perú (PUCP).
Los principales trabajos de investigación relacionados con la NC y la NT se están
llevando a cabo en los siguientes laboratorios y grupos:
 Grupo de películas delgadas del Instituto de Investigación de la UNI. Las
principales líneas de investigación comprenden la obtención y caracterización de
recubrimientos delgados de óxidos metálicos y se-miconductores para la detección
de gases, desinfección del agua, filtros. El estudio de las propiedades ópticas de los
materiales electrocrómicos, es otra actividad impor-tante de este grupo. El grupo
mantiene una colaboración activa con la Universidad Up-sala de Suecia con la que
tiene un convenio de programa de doctorado conjunto.
 Grupo de materiales nanoestructurados de la Facultad de Ciencias de la
UNI. Estudian la modificación de los materiales porosos, filtros de arcilla,
biosensores y propieda-des magnéticas de los materiales nanoestructurados.
 Grupo de modelado y simulación multiescala, Facultad de Mecánica y
Mecatrónica de la UNI. Estudian las propiedades mecánicas de las proteínas.
 Grupo de investigación en materia conden-sada, Instituto de investigación
de Física de la UNMSM. Las líneas de trabajo son: las aleaciones nanoestructuradas

80
(aleaciones metálicas, cuasicristales, materiales magnéticos); propiedades
estructurales y electrónicas de nanopartículas metálicas; transiciones de fase en
nanopartículas metálicas; nanopartículas soportadas, multicapas y ADN.
 Grupo de óptica, Instituto de investigación de Física de la UNMSM.
Estudian sistemas de baja dimensionalidad con énfasis en las propiedades
electrónicas del grafeno, uno de los materiales que suscita un interés especial en los
últimos tiempos por sus propiedades únicas. En el laboratorio de
superconductividad, adscrito al mismo Instituto de la UNMSM, se están empezando
a estudiar las nanohematitas, nanomag-netita y nanoelectrodos.
 Laboratorio de química cuántica computacional y nanomateriales, de la
Facultad de Química e Ingeniería Química de la UNMSM. Están dedicados a la
síntesis y caracterización de nanomateriales en fases sólida y líquidas. Otra de las
actividades es el estudio de los bactericidas utilizando nanopartículas de cobre
recubiertas con plata.
 Laboratorio de Biomateriales, de la Facultad de Química de la UNMSM.
Realizan estudios tales como la liberación controlada de drogas a partir de
materiales nanoparticulados; apósitos con nanopartículas de plata para tratamiento
de quemaduras.
 Grupo de materiales, de la dirección de Investigación y Desarrollo del
Instituto Peruano de Energía Nuclear (IPEN). Realizan investigaciones de
materiales nanoestructurados de óxidos semiconductores para aplicaciones como
sensores de gas y lenguas electrónicas. Otra línea de investigación es la obtención
de nanomateriales compuestos nanopartícula/polímero, mediante el uso de
radiación gamma.
 En la Pontificia Universidad la Católica del Perú (PUCP), en la sección
química de la Facultad de Ciencias y la Facultad de Ingeniería se realizan trabajos
relacionados con la NT. En la primera estudian los materiales adsorbentes (arcillas
y carbones activados) con posibles aplicaciones en tratamiento de aguas y
remediación del medio ambiente; mientras que en la segunda estudian las
nanopartículas metálicas electroquímica aplicada a materiales.

81
 En la otra universidad particular donde se hace investigación, La
Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) hay tres laboratorios involucrados
con los temas de NT. En el laboratorio de moléculas individuales de reciente
creación (por el momento único laboratorio de esa naturaleza en Latino-américa),
estudian distintas propiedades físicas de moléculas como el ADN. En el laboratorio
de bioinformática y biología molecular los trabajos están orientados a estudiar las
propiedades estructurales de las proteínas e influencia de diversos factores en su
actividad enzimática. Finalmente, en el laboratorio de biotecnología ambiental, los
trabajos están orientados a estudiar la bio lixiviación, biorremediación de aguas y
pruebas ecotoxicológicas.
 Además de las instituciones arriba mencionadas (todas ubicadas en Lima, la
capi-tal) se están gestando grupos en otros departamentos del país, como en la
Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de
 Trujillo, Universidad Nacional San Agustín de Arequipa y la Universidad
Nacional San Abad de Cusco, donde se están realizando con base en esfuerzos
individuales, trabajos relacionados con la NT.
La divulgación de los resultados obtenidos en los diversos grupos se realiza
mediante la publicación en revistas nacionales e internacionales. En general, como
se muestra en un reciente trabajo publicado por el Vicerrectorado Académico de la
UNMSM (Peña et al., 2011), la cantidad de publicaciones es totalmente
insatisfactoria, lo cual no es otra cosa que el fiel reflejo de la situación de la ciencia
y tecnología en general en Perú. En la tabla 1 se muestra la cantidad de
publicaciones en NC y NT con participación de autores peruanos (con filiación en
uno de los grupos locales) durante los últimos 9 años. El número de publicaciones
se ha separado entre aquellas publicaciones que se encuentran en la base de datos
del Science Citation Index Expanded de la Thomson-Reuters (el porcentaje en
paréntesis indica el valor porcentual respecto del total de publicaciones) y aquellas
pertenecientes a re-vistas nacionales (entre ellas algunas que no se encuentran en
ninguna base de datos). Como se puede apreciar, las publicaciones sobre NC en los
últimos 9 años sólo representan el 1.4% del total de publicaciones realizadas por
autores con filiación en grupos locales. Cabe mencionar también que hay una ligera
tendencia del crecimiento del número de publicaciones en los últimos años.

82
Otro indicador, que refleja de alguna manera las actividades de los grupos
dedicados al desarrollo de la NT, es la cantidad de tesis de pre y posgrado. En el
grupo de películas delgadas de la UNI en los últimos años fueron sustentadas
aproximadamente 4 tesis de licenciatura y un número similar de tesis de maestría.
En el grupo de materiales del IPEN fueron sustentadas 3 tesis de maestría. En la
Facultad de Ciencias Físicas de la UNMSM se han sustentado 6 tesis de licenciatura
y 3 tesis de maestría.
En los últimos años se han desarrollado en el país algunos eventos donde la NC ha
sido parte de los tópicos tratados. Entre ellos podemos mencionar los siguientes
eventos:
 Conferencia Nacional de Jóvenes Científicos, realizado el 4 y 5 de marzo
del 2010 en el Centro Cultural de la UNMSM en Lima. Este evento congregó a más
de 100 participantes de diversas disciplinas (física, química, biología, matemáticas,
ingeniería) presentando trabajos diversos, entre ellos resultados de investigaciones
en la NC.
 XII Conferencia Latinoamericana sobre las Aplicaciones de la
Espectroscopía Mössbaueer, realizado del 7 al 12 de noviembre del 2010 en el
Centro Cultural de la UNMSM en Lima. Este evento congregó a más de 100
participantes de física provenientes de diversos países de Latinoamérica y Europa.
La cantidad de trabajos presentados en relación con la NC fue representativa.
 También, se ha desarrollado anualmente el Simposio Peruano de Física (en
diversos departamentos del país) donde la presentación de trabajos sobre NC ha
sido significativa.
 Otro evento realizado con una periodicidad de 2 años es el Congreso
Internacional de Metalurgia y Materiales; en sus tres últimas celebraciones el tema
de NT ha estado presente, aunque en una proporción muy limitada.
Sabemos que la formación de redes temá-ticas en cualquier campo y en particular
en NT es una forma muy efectiva de propiciar el desarrollo y facilitar la
colaboración entre diferentes grupos. Acerca de las ventajas y experiencias exitosas
de formación de redes en NT en la Unión Europea se puede encontrar en (Correia
et al., 2008). En el Perú se crea la primera Red Peruana de Nanotecnología, cuyo
objetivo es fomentar la colaboración entre sus miembros en la solución de los

83
problemas principalmente de saneamiento del agua y medio ambiente. En el año
2010, a iniciativa de los investigadores del grupo de NT en la UNI y con el apoyo
de la cooperación regional francesa para los países andinos se crea la red
NANOANDES. Uno de sus objetivos principales es la organización de diplomados
y cursos de posgrado en NT compartido con los otros grupos de la región andina.
Entre las actividades de NANOANDES estuvo la de organizar, en junio del 2010,
en la UNI, un taller sobre NT, con participación de invitados extranjeros.
Universidades peruanas donde se realiza alguna actividad orientada a la
nanotecnología.
 Universidad Nacional de Trujillo
 Universidad Nacional de Ingeniería
 Universidad Nacional Mayor de San Marcos
 Instituto Peruano de Energía Nuclear
 Universidad Cayetano Heredia
 Pontificia Universidad Católica del Perú
 Universidad Nacional San Agustín de Arequipa
 Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco
 Universidad Nacional Agraria la Molina

84
CAPITULO VI
6 NANOTECNOLOGÍA VERDE

Según (Sifontes, 2014). La creciente necesidad de desarrollar tecnologías


ambientalmente amigables para las síntesis de nanomateriales ha dado lugar a un
beneficioso proceso en las áreas de investigación y desarrollo: la nanotecnología
verde. Un nuevo enfoque para la fabricación de estos productos, con viabilidad
comercial sostenible, plantea nuevas rutas en su preparación, donde se establezca
una conexión entre la biotecnología y la nanotecnología. El presente documento
discute algunos de los últimos avances en la biosíntesis de nanomateriales,
destacando aspectos relevantes en las metodologías de preparación de óxidos
metálicos.
A cotización se expondrán los aspectos en los cuales se viene empleando la
nanotecnología verde:

SÍNTESIS DE NANOPARTÍCULAS EMPLEANDO


POLISACÁRIDOS: EMPLEO DE QUITOSANO COMO PLANTILLA
BIOLÓGICA
El uso de materiales obtenidos de la naturaleza ha permitido el aprovecha-miento
de diferentes biomoléculas formadas por los organismos vivos, que han sido el
resultado de millones de años de evolución .Mediante el empleo de algunas de ellas,
particularmente las de tipo polisacárido, como celulosa, quitosano, alginato y
almidón, se logran sintetizar partículas altamente cristalinas, de diferentes
morfologías y composición, cuyos tamaños de cristal suelen ser inferiores a los 100
nm .La incorporación de estas moléculas en las metodologías verdes,
frecuentemente ha sido dirigida como agente “estabilizador o protector”, que evita
la aglomeración durante el pro-ceso de formación, o para modificar las

85
características superficiales de las nanopartículas. En general, en el mecanismo de
formación de las nanopartículas, los precursores actúan como centros de nucleación
dando lugar a la formación de clusters cuyo crecimiento continuará a medida que
se sigan agregando los átomos, formándose así, partículas de mayor ta-maño y
formas poliédricas más complejas .No obstante, es necesario estabilizar las
partículas mediante la envoltura de moléculas o “agentes” estabilizadores
(polímeros, generalmente) que se adsorben en su superficie, inhibiendo, de esta
manera, el proceso de aglomeración o sinterización (Sifontes et al., 2010).
Un caso interesante, en referencia a la utilización de estos polisacáridos, es descrito
por el quitosano, polielectrolito, que puede utilizarse en condiciones similares a la
de los tensoactivos catiónicos. Las propiedades fisico-químicas del quitosano
ofrecen una fuente de diferentes estructuras quí-micas en solución, las cuales
pueden facilitar el diseño de nuevos materiales porosos a escala nanométrica
(Sifontes et al., 2011; Kalarical et al., 2008).
El quitosano se obtiene por desacetilación de la quitina. El segundo polisacárido
natural más abundante en la tierra, después de la celulosa, se encuentra presente en
el exoesqueleto de artrópodos y zooplancton marino, formando parte de la pared
celular de algunas familias de hongos y levaduras, además en las alas de algunos
insectos .El quitosano se ha descrito como un polímero catiónico lineal,
biodegradable, no tóxico, de alto peso molecular, de fácil aplicación y
ambientalmente amigable. Entre sus aplicaciones se destacan la biomedicina,
biotecnología, medicina, tratamiento de aguas industriales, floculación y
coagulación de proteínas y aminoácidos; además, posee propiedades anti-fúngicas
y antibacteriales (Sifontes et al., 2011; Kalarical et al., 2008; Caldera et al., 2009).

SÍNTESIS DE NANOMATERIALES EMPLEANDO


MICRORGANISMOS: PARED CELULAR DE LEVADURAS
Recientemente, las células microbianas han sido propuestas como un medio
económico, ambientalmente amigable, para dirigir la deposición y ensamblaje de
nanopartículas inorgánicas y nanoestructuras (Sifontes et al., 2013). Sus versátiles
funciones biológicas, alta biodegradabilidad y baja toxicidad, en comparación con
los surfactantes sintetizados químicamente, ofrecen hoy en día una importante
alternativa en el campo de la síntesis de nanomateriales.

86
Las células de los microrganismos, vivas o muertas, son capaces de dirigir la
síntesis y montaje de materiales inorgánicos cristalinos a partir de las biomoléculas
activas presentes en sus membranas celulares. Los méritos específicos de esta ruta
de síntesis son atribuidos en gran parte a la existencia de grupos funcionales (OH−,
CHO− y COO−, entre otros) presentes en la pared celular de las células microbianas
(Sifontes et al., 2013)
Estos simples procedimientos de síntesis se basan en la interacción entre el grupo
funcional de la pared celular y los precursores metálicos. La superficie de los
microrganismos adquiere una carga eléctrica en el ambiente acuoso, debido a la
ionización de los grupos químicos superficiales, tales como grupos amino y
carboxilato (Sifontes et al., 2013; Pompe et al., 2013).
Generalmente, la carga negativa predomina, sobre todo en superficies de la célula
bacteriana y la levadura. Subsecuentemente, la superficie de la célula, en contacto
directo con el ambiente o lecho de síntesis, per-mite a estos grupos cargados
interactuar con los iones o moléculas del respectivo precursor metálico presente en
el medio exterior (Sifontes et al., 2013; Pompe et al., 2013)
Posteriormente, estas interacciones facilitarán la formación de estructuras
inorgánicas que eventualmente serán obtenidas mediante la aplicación de un
tratamiento térmico para eliminar el material biológico. Bajo este esquema, en todo
este proceso, la levadura puede actuar como una plan-tilla para dirigir la síntesis de
estructuras inorgánicas con una morfología de microesferas huecas. No obstante,
también otros procesos pueden ocurrir en el ambiente químico, los cuales sí
permitirían la obtención de materiales a la escala nanométrica. Como referencia, se
puede mencionar la precipitación de compuestos inorgánicos sobre estructuras
orgánicas presentes- en la pared celular, tales como proteínas y polisacáridos. Es
importante destacar, que las rutas para una mineralización inducida biológica-
mente pueden implicar el empleo del espacio intracelular o el espacio epicelular
cercano a la pared celular. También pudiera ocurrir mediante la interacción con
sustancias poliméricas extracelulares. En algunas ocasiones, la reacción química
para la formación del mineral puede ser activada mediante la presencia de una
enzima (.A diferencia de ello, en otros productos de investigación, es mencionado

87
con frecuencia el uso de la biomasa de las levaduras, sólo como una fuente de
proteínas, la cuales actúan en la formación y estabilización de las nanopartículas
metálicas.
Son numerosos los artículos científicos que refieren la formación de nanopartículas,
basándose en la capacidad que posee la pared celular de las levaduras para enlazar
cationes metálicos, dirigidos a través de coordinación o puntos de atracción
electrostática. Sin embargo, recientemente se demostró que este fenómeno no es
exclusivo para ciertas especies inorgánicas. Estos sistemas también poseen la
capacidad de lograr atraer aniones metálicos y dirigir la formación de
nanoestructuras.

SÍNTESIS DE NANOMATERIALES EMPLEANDO EXTRACTOS


VEGETALES: EL CASO DE LA STEVIA REBAUDIANA
Generalmente, la utilización de los métodos químicos para la producción de
nanopartículas suelen ser altamente contaminantes y peligrosos para el ambiente.
Frecuentemente, se produce la aglomeración de las nanopartículas generadas
conduciendo a la formación de cúmulos de grandes tamaños y baja
monodispersidad. Algunas de estas metodologías recurren a la utilización de
agentes específicos que evitan la agregación, estabilizando el tamaño de las
partículas coloidales del metal. El uso de tales agentes hace que estos sistemas sean
complicados y poco amigables con el ambiente. Muchos de los procesos biológicos
empleados como síntesis alternativas se efectúan usan-do microrganismos por vías
intracelulares, lo cual hace que, en ocasiones, el aislamiento de las nanopartículas
sea difícil. El cultivo de cepas puras de es-tas especies es costoso, tedioso y requiere
de un mantenimiento cuidadoso de las condiciones de esterilidad.
Actualmente, el método biosintético utilizando extractos de plantas ha recibido más
atención que los métodos físicos, químicos y aquellos que implican el uso de
bacterias u hongos, donde se requiere mantener un ambiente aséptico. La
posibilidad de utilizar extractos de plantas para la síntesis de metales en estado
cerovalente, a escala nanométrica. Más tarde, se estudió ampliamente la
biorreducción de varios metales a nanomateriales de diferentes morfologías capaces
de satisfacer las necesidades de diversas aplicaciones industriales, sin el
requerimiento de ningún aditivo o agente protector que evite la agregación o el uso

88
de plantillas de tipo surfactantes. Estos procesos son fácilmente escalables y pueden
ser menos costosos en comparación con los métodos basados en procesos
microbianos. Es importante mencionar que estas metodologías de síntesis “verde”,
son útiles, no sólo debido a su reducido impacto sobre el ambiente, en comparación
con algunos otros métodos de producción, sino también porque pueden ser
utilizadas para producir grandes cantidades de nanopartículas libres de
contaminación, con una morfología y tamaño definido. Las nanopartículas
sintetizadas por estos métodos son muy estables y generalmente no hay necesidad
de utilizar ningún agente externo que las estabilice. Es conocido que la fuente del
extracto de la planta influye en las características de las nanopartículas. Diferentes
extractos contienen combinaciones y concentraciones de diversos agentes
reductores orgánicos como compuestos fenólicos, terpenos, polisacáridos y
flavonas. Por lo general, una biorreducción mediada por ex-tractos de plantas en
solución acuosa, bajo la presencia de la sal metálica pre-cursora, se produce a
temperatura y presión ambiental, en tiempos cortos de reacción.
Más recientemente, se menciona un caso interesante, la biosíntesis de “óxidos
metálicos porosos” empleando el extracto acuoso de la Stevia rebaudiana Bertoni.
Los glicósidos de esteviol, principales constituyentes de la S. rebaudiana (planta
nativa de ciertas regiones de Paraguay y Brasil), han de-mostrado actuar como
auténticas plantillas biológicas en la síntesis de nano-materiales. Estas moléculas
poseen la particularidad de interaccionar entre ellas mediante sus porciones
hidrofílicas y los fragmentos hidrofóbicos, logrando formar estructuras
supramoleculares. Estas estructuras poseen la particularidad de ensamblarse con las
especies inorgánicas, agregarse y formar unidades tubulares (nanovarillas o
nanofibras). La obtención del sólido manométrico finalmente logra ser completada
mediante la eliminación de la fracción orgánica o “plantilla” a través de la
aplicación de un tratamiento térmico a altas temperaturas. Esta nueva metodología
verde ha permitido la preparación de nanomateriales con una porosidad elevada
cuyas potenciales aplicaciones en el área de catálisis y afines resulta ser
prometedora.

89
SÍNTESIS DE MATERIALES CERÁMICOS Y EL EMPLEO DE
PLANTILLAS BIOLÓGICAS
Los actuales avances en la utilización de plantillas biológicas para procesos
aplicados a la síntesis de materiales demuestran la ventaja de la especificidad
estructural o actividad catalítica de los sistemas biológicos para crear nuevos tipos
de materiales inorgánicos. La riqueza de muchas estructuras jerarquizadas halladas
en las plantas celulares abre grandes perspectivas respecto a su obtención y
aplicación en el área industrial, especialmente para aquellos materiales que se
generan a escala nanométrica.
Un ejemplo interesante sobre la biosíntesis de materiales es la formación
reproducible de zeolitas usando como “semillas” los esqueletos de algas diatomeas.
Las diatomeas marinas son algas microscópicas conocidas por su amplia variedad
de estructuras tridimensionales. Ellas están recubiertas por una pared celular única,
constituida de sílice amorfa hidratada, conocida con el nombre de frústula. Estas
intrincadas estructuras muestran patrones característicos, reproducibles en el rango
de microescala a nanoescala. Además, poseen un ensamblaje de nanopartículas de
sílice que podrían ser utilizadas en una amplia gama de aplicaciones tecnológicas.
Por ejemplo, máscaras para litografías, en sistemas de filtración y como soportes
catalíticos. Finalmente, el mecanismo de formación de la frústula de diatomea es
investigado hoy en día como modelo para la síntesis biomimética de
nanoestructuras de sílice.
n síntesis, la riqueza de las estructuras biomoleculares nos ofrece un campo
ilimitado para la creación de materiales nanoestructurados y nano-partículas, con
nuevas funcionalidades. Los procesos naturales y la evolución, han dado como
resultados materiales biológicos y rutas de síntesis, en esencia, superiores a las
técnicas convencionales de procesamiento de materiales inorgánicos. Es por ello
que, aprender de lo que ofrece la naturaleza, nos permitirá sentar las bases para un
futuro desarrollo tecnológico, pero de una manera consciente y equilibrada,
respetando el ambiente.

90
CONCLUSIONES

1. Concluimos que el estudio de los nanomateriales es muy importante porque

sirve de pilar para el avance de la nanotecnología.

2. Concluimos también que es muy importante la aplicación de los

nanomateriales en la generación de productos en las industrias y en la

biomedicina, así como el avance de investigaciones científicas en todas sus

dimensiones.

3. Concluimos por último que existen riesgos en la salud y en la alimentación en

el uso de los nanomateriales los cuales deben ser estudiados a fondo para que

no generen daños secundarios.

91
RECOMENDACIONES

1. Recomendamos que sigan con los estudio de los nanomateriales a detalle, que

son necesarios para el avance de la nanotecnología y el desarrollo de la

humanidad.

2. Recomendamos también que sigan generando productos con los

nanomateriales orientados al desarrollo sostenible que es muy importante para

el desarrollo de las industrias y de la biomedicina.

3. Recomendamos por último que se realice una evaluación de riesgos cada vez

que se aplique el uso de los nanomateriales en productos para la salud y para la

alimentación.

92
REF BIBLIOGRÁFICAS

European Commission SWD (2012). Types and uses of nanomaterials, including


safety aspects.
Antúnez, J., et al (2000). “Preguntas y respuestas sobre el mundo nano”, Centro
de Nanociencias y Nanotecnología. UNAM.
Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (2015). Seguridad y salud
en el trabajo con nanomateriales. España.
Isadora, B. Mora (2013). Síntesis y caracterización de nanomateriales 0D, 1D y
2D. Memoria presentada por Isadora Berlanga Mora para optar al grado de
Doctora en Química por la Universidad Autónoma de Madrid. Madrid.
Nanosafe (2008). Are conventional protective devices such as fibrous filter,
respirator cartridges, protective cloting and gloves also efficient.
NIOSH (2012). General safe practices for working with engineered nanomaterials
in research laboratories.
Schulte, P. A. et, al (2012). Exposure limits for nanoparticles: report of an
International Workshop on Nano Reference Values. An. Occup. Hyg., 56.
5,515-524.
Methner, M., et,al (2010). Nanoparticle emission assessment techique (NEAT) for
the identification and measurement of potential inhalation exposure to
engineered nanomaterials. Part A.J. Occup. Environ 7, 127-132.
Niosh (2009). Approaches to safe nanotechnology. Managing the health and safety
concerns associated with engineered nanomaterials.
Ahn, K. et al. (2006). Dermal and respiratory protection in handling nanomaterials
at the center for highrate nanomanufacturing (CHN), AIHce Conference.
Chicago. IL.

93
Vinches, L. et al. (2013). Experimental evaluation of the resistance of nitrele rubber
protective gloves against Ti O2 nanoparticles in water under conditions
simulating occupational use.
BBC Mundo. (2010). Nanoalimentos a su mesa. Recuperado de
http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/06/090601_nanoalim
entos_bruselas.shtml
Cacho, J. F., Cepeda, A., Farré, R., Vidal, C., Gallego, A., Lopéz, R. (2009).
Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad
Alimentaria y Nutrición (AESAN) en relación al uso de la nanotecnologia en
la industria alimentaria. pp: 29-41.
Fabra, M. J., A. López-Rubio, and J. M. Lagaron.(2014). 15 - Biopolymers for Food
Packaging Applications. In Smart Polymers and Their Applications, 476-509:
Woodhead Publishing.
Foladori, G. y Invernizzi, N. (2008). Nanotecnología en la alimentación y la
agricultura. Recuperado de http://estudiosdeldesarrollo.net/relans/page1/
files/libro-alimentacion.pdf.
Gadiou, R., Saadallah S-E., Piquero T., David, P., Parmentier J., Vix-Guterl C.
(2005). The Influence of textural properties on the adsorption of hydrogen on
ordered nanostructured carbons. Microporous and Mesoporous Materials 79,
121-128
Gutiérrez, Claudia. Las Nanoparticulas: Pequeñas Estructuras Con Gran
Potencial. Contacto Nuclear, 2005, 24-29.
Jong, K. P. et al , 2000. Carbon-Nanofibers: Catalytic Synthesis and Applications.
Catal. Review Sci. Eng. 42, 481.
Oberdörster, G., et al. (2004). Translocation of Inhaled Ultrafine Particles to the
Brain. Inhalation Toxicology. 16(6-7): 437-445
Oberdörster, G., Oberdöster, E. (2005) Nanotoxicology: An Emerging Discipline
Evolving From Studies of Ultrafine Particles. Environmental Health
Perspectives. 113, 7.
Oberdörster, G., et al. (2007). Toxicology of nanoparticles: a historical perspective.
Nanotoxicology.

94
Ribeiro, S. (2006). Los problemas de la nanotecnología. Recuperado de
http://www.odg.cat/documents/formacio/Problemas%20nanotecnologia%20
SILVIA%20RIBEIRO.pdf.
OPPO, J. A. 2009. Nanotecnología, medicina veterinaria y producción
agropecuaria. UNE-ISO/TR 12885 IN:2010.
Nanotecnologías. Prácticas de seguridad y salud en lugares de trabajo
relacionados con las nanotecnologías. Detección de bacterias mediante
nanoparticulas bioconjugadas. Recuperado de
http://nanotecnologiabacteriana.over-blog.es.
Lacer de punto cuántico TIC. Recuperado de http://nanotecnologia-un.tumblr.com.
Proyecto NANO-SME. Aplicaciones industriales de la nanotecnología.
Recuperado de https:// www.research.ibm.com/journal/rd/501/sun.html
Laboratorio de Autoemsamblaje molecular del MIT. Recuperado de
http://web.mit.edu/lms/www
Simulación de un CNTFET eferencia. Recuperado de http://tweakers.net/
nieuws/35158/Infi neon-presenteert18nm-nanotube-transistor.html.
Universidad de Oviedo. Recuperado de www.uniovi.es/optoelectronica
Martín, O. y Básela, J. (2015). Nanomateriales de Carbono, síntesis,
funcionalización y aplicaciones. Madrid, España.
Mohanraj, V. J., y Chen, Y.(2005). Nanoparticles A Review. Tropical Journal of
Pharmaceutical Research, vol. 5, n°1, pp.561-573,.
Sondi, I., Salopek-Sondi, B. (2004). Silver nanoparticles as antimicrobial agent: A
case study on E. coli as a model for gram-negative bacteria. J Colloid
Interface Sci, 275: 177–182.
Park, S., Hye Park, H., Kim, S., Jung, S., Kim., Kand, W., Ko, P. (2014) Antiviral
properties of silver nanoparticles on a magnetic hybrid colloid. Appl Environ
Microbiol. 80:2343–2350.
Xiang, D. et al. (2013). Inhibition of A Human Hubei, influenza virus infection by
silver nanoparticles in vitro and in vivo. Int J Nanomed. 8: 4103–4114.
Gaikwad, S. IngleA, Gade A, Rai M, Falanga A, Incoronato A et al. (2013).
Antiviral activity of mycosynthesized silver nanoparticles against herpes

95
simplex virus and human parainfluenza virus type 3. Int J Nanomed. 8: 4303–
4314.
Pollini, M., Paladini, F., Catalano, M., et al. (2011). Antibacterial coatings on
haemodialysis catheters by photochemical deposition of silver nanoparticles.
J Mater Sci Mater Med.; 22: 2005–2012
Neto, E. A. B., Ribeiro, C., Zucolotto, V. (2008). Síntese de nanopartículas de prata
para aplicação na sanitização de embalagens. In Embrapa..O157:H7.
Biometals 2012; 25: 45-53.
Yagüe, C., Arruebo, M., Santamaria, J. (2010). NIR-enhanced drug release from
porous Au/SiO nanoparticles. Chem Commun, 46: 7513-7515.
Robson, T., (2003). Transcriptional targeting in cancer gene therapy. J Biomed
Biotechnol, 2: 110-137.
Fernández, C. T., Sánchez, P. C., M, S.A., del Pozo, F., Serrano, J.J., Ramos, M.
(2012). Induction of cell death in aglioblastoma line by hyperthermic therapy
based on gold nanorods. Int J Nanomedicine, 7: 1511-1523.
Cheng, F. Y. (2009). Comparative efficiencies of photothermal destruction of
malignant cells using antibody-coated silica Au nanoshells, hollow Au/Ag
nanospheres and Au nanorods. Nanotechnology, 20: 425104-425113.
Rayavarapu, R. G., Petersen, W., Hartsuiker, L., Chin, P., Janssen, H., Van
Leeuwen, F. W., Otto, C., Manohar, S., Van Leeuwen, T. G. (2010). In vitro
toxicity studies of polymer-coated gold nanorods. Nanotechnology, 21:
145101-145119.
Rivas, M. ,Roman, J. y Cosme, M. (2007). Aplicaciones actuales y futuras de los
nanotubos de carbono. Fundación Madrid para el Conocimiento, 1: 56-60.
Sifontes, A.B. (2014, Julio-diciembre). Biosíntesis de nanomateriales: Hacia el
avance de la nanotecnología verde. MUNDO NANO, 7(13), 57-66.
Sifontes, A.B., Melo, L., Maza, C., Mendes, J., Mediavilla, M., Brito, J.L., Zoltan,
T., Albornoz, A. (2010) Preparación de nanopartículas de plata en ausencia
de polímeros estabilizantes. Quím. Nova, vol. 33, núm. 6: 1266.
Sifontes, A.B., González, G., Ochoa, J.L., Tovar, L.M., Zoltan, T., Cañizales, E.,
(2011). Chitosan as template for the synthesis of ceria nanoparticles.
Materials Re-search Bulletin, vol. 46, núm. 11, 1794.

96
Lima, R. D. , et al. (2012). Silver nanoparticles: a brief review of cytotoxicity and
genotoxicity of chemically and biogenically synthesized nanoparticles. J Appl
Toxicol.. 32: 867–879.

97
ANEXOS

98
ANEXO A.
Recubrimientos transparentes anti-condensación.

99
ANEXO B.
Recubrimientos transparentes anti-condensación.

100
ANEXO C.
Nanocompuestos.

101