Sie sind auf Seite 1von 4

OPINIÓN

Por Lic. Alejandro Schujman*

Decálogo para padres separados


Esa dura travesía de desarmar una pareja incluye, cuando los hay, a los hijos. Todo lo que
deberías hacer –y evitar– para enriquecer ese vínculo, más allá del divorcio.

L
os hijos necesitan padres que estén como se tienen que hacer, con calma y La familia de tres, o cuatro, o la cantidad
dispuestos a ser felices. Que se animen civilizadamente. que resulte de dos (la pareja) más los hi-
al desafío de apasionarse por la vida. jos que tengan, es un duro golpe al narci-
Que les transmitan entusiasmo en el día a El dolor suele ser mucho más de los pa- sismo. Asusta, frustra y duele. Y la suma
día, que cambien miedos por proyectos. dres que de los hijos. Montones de senti- de todos esos sentimientos hace que las
Los hijos necesitan… hombres y mujeres mientos se agolpan en hombres y muje- relaciones duren a menudo mucho más
que sean referentes en su camino del cre- res que desean terminar una relación que de lo que deberían.
cer. Si viven juntos o separados no es lo no los hace felices, pero no se animan.
esencial, se los aseguro. Simplemente, no te quiere, dice el título El desafío es convivir con la realidad
de la película. Si fuera tan simple… de que, es cierto, no tendremos la
Muchas veces, me encuentro frente a pa- familia que soñamos, pero aún tene-
rejas que sufren pensando en que “por Suma de emociones mos tiempo (siempre lo hay) de re-
los chicos” deben seguir adelante con Durante el proceso de divorcio, se mez- construir, y ensamblar, y mirar para
una relación que emula una condena, clan un sinnúmero de sentimientos: adelante.
una probation. Por los chicos, por los hi-
jos, por ellos, muchas parejas sostienen Frustración Culpa
situaciones absolutamente tóxicas. “Hasta que la muerte los separe” es el Una joven paciente me dice, abrazada
mandato que los une; cuidarse y respe- a la caja de pañuelitos como náufrago
Ya lo he dicho en otra oportunidad: mon- tarse en la salud y en la adversidad, y así a la tabla, ojos hinchados de tanto llo-
tones de consultas por vivencias de pa- sucesivamente. Y está muy bien, es el rar y corazón estrujado: “Yo decidí, yo
rejas de padres sumamente infelices, y deseo de la mayoría de las parejas que fui la que terminó de cerrar la puerta.
un aire que se respiraba en la casa, tan dicen alguna vez, frente a un juez, cura Él hubiera querido seguir, pero yo ter-
espeso como la densidad de una selva. o rabino que los une en matrimonio, la miné la historia. Diez años de nuestras
frase: “Sí, quiero”. vidas, y los chicos…, los chicos. Creo
“¿Por qué no se separaron?” es la pre- que podría intentar una vez más, él es
gunta de muchos hombres y mujeres El problema viene luego, si es que las cosas buen hombre, me quiere. Discutíamos
que desde el diván me interrogan, o me- no van como ambos imaginaban, soñaban, un poco… Mucho, en realidad. (Se que-
jor dicho, interrogan a sus padres a tra- anhelaban: el ferviente deseo de construir da callada). ¡Era un infierno vivir juntos!
vés de mi mirada. una pareja, una historia, una familia: papá, Pero a lo mejor, yo no fui lo suficiente-
mamá, hijo, hija (si vamos a soñar, arme- mente tolerante; a lo mejor, no di las
Ninguna consulta, en casi treinta años mos la parejita de nene y nena). oportunidades necesarias”.
de profesión, en la cual el motivo no
haya sido el no haber podido elaborar Si eso se desarma, lo primero que so- Trato –y lo logro, creo– de recordarle las
la ruptura de la pareja de los padres. breviene es el terror a perder algo que infinitas veces que llegó a la consulta
Siempre y cuando las cosas se hagan había que sostener. angustiada, devastada, enojada (furio-

PSICOLOGÍA POSITIVA 50
OPINIÓN

“Cuidemos al otro; de nada vale todo el amor que


le tenemos a nuestros hijos si no somos capaces *Perfil
de mantener el respeto básico que seguramente
Se recibió de psicólogo, con Diplo-
nuestro/nuestra ex merece”. ma de Honor, en la Universidad de
Buenos Aires. A partir de ese mo-
mento, se dedicó al tratamiento de
sa más bien, diría) por esta relación en está pasando, lo vamos a solucionar, no niños, adolescentes y familias, y se
donde lo que reinaba era el desconcier- es para tanto”, y siguen las frases he- especializó en el área de orientación
to, el malestar. chas por personas que, sufriendo, se a padres. Tiene vasta experiencia en
fabrican mantras tranquilizadores, pero la coordinación de grupos terapéu-
“No aguanto más”, decía una y otra vez. ciertamente ficticios. ticos, combinando elementos de di-
Discutían por menudencias, por cosas versas corrientes científicas. Desde
que, sacadas del contexto, pueden ser Así, en la maravillosa película All that 1988 trabaja en el ámbito social, en
absolutamente insignificantes. Pero dis- Jazz, el genial Bob Fosse describe, en distintos programas dirigidos a la sa-
cutían, no paraban de discutir. una escena memorable, las e t a p a s lud de jóvenes en riesgo, sobre todo,
del duelo. La doctora en el tratamiento de adicciones. En el
Después, la reconciliación. Intensa, Kübler-Ross, en el 2010 colaboró como columnista en
apasionada, emotiva. Y se volvían a film, describió y se- la colección Cómo ser padres hoy,
jurar “amor eterno, y vamos a poner lo paró el proceso en en Chile. Es autor de Generación
mejor para salir adelante. Esto lo arregla- cinco etapas: NINI, jóvenes sin proyecto que NI
mos juntos…”. trabajan NI estudian, de editorial
1. Ira Lumen. Para contactarlo:
Y al poco tiempo, nuevamente la caída, 2. Negación www.generacionnini.com.ar y
nuevamente la decepción, nuevamen- 3. Negociación generacionnini@lumen.com.ar.
te el sentir que todo lo escalado volvía 4. Depresión
barranca abajo (como un personaje de 5. Aceptación
historieta que sube una montaña, se res-
bala y vuelve a empezar; pero esta vez, Habla del duelo, y la
en el juego de la vida). Simplemente, no separación es una pe-
eran felices juntos; simplemente, no pu- queña muerte sim-
dieron, durante doce años de matrimo- bólica, o no tan
nio; los tres primeros de felicidad, luego pequeña,
empezar lentamente el desgaste. quizás.

Hubo momentos felices, claro que sí.


Pero se terminaron, y aquí lo más impor-
tante: por culpa de ninguno de los dos;
en este caso y en muchos casos, no hay
culpables, su Señoría. No pudieron ser
felices juntos; tan sencillo, tan complejo
y tan doloroso como eso.

Negación
En cualquier instancia dolorosa de la
vida, se hace presente este mecanismo
de defensa. “Esto va a mejorar, no me

51 PSICOLOGÍA POSITIVA
OPINIÓN

La negociación es el intento desespe-


rado, consecuente a la negación, de “Los hijos necesitan a sus padres –aun separados–
implementar medidas que mejoren las
cosas: “Voy a cambiar. Voy a pasar más
más juntos que nunca; por su bien y por el de ellos,
tiempo en casa, haremos salidas que que los padres puedan compartir, como no lo hicieron
nos hagan bien a los dos. Prometo no mientras eran pareja, la exquisita aventura de ver
jugar más al Candy Crush, pero eso sí,
vos no mirás más fútbol”.
crecer a quienes más aman”.

Pero, lamentablemente, si las estructuras


no son sólidas, los acuerdos se desvane- Y, finalmente, la aceptación, punto de Son muchos los relatos de hombres y
cen. Valen los intentos, de todas formas. alivio y volver a empezar… mujeres que, en lo cotidiano, retardan la
A menudo, las entrevistas vinculares llegada a casa, hacen compras que no
y las terapias de pareja son útiles para Miedo y desamparo necesitan. “En el supermercado, elijo la
gestionar una separación armoniosa. “No va a ser sin miedo, no esperen fila más larga, así demoro un rato más”,
eso. ¿Por qué razón van a desarmar me decía un hombre en crisis con su pa-
La depresión llega luego. En este caso, una familia que les llevó años cons- reja y temeroso de enfrentar la situación.
hablaría de tristeza profunda como pro- truir, y no van a estar asustados?
ceso saludable, aunque en algunos ca- Negar el miedo es la mejor manera de ha- Muchas veces, el miedo hace que entre
sos esta se hace inmanejable y entramos cerlo más fuerte”. en escena una tercera persona. La fi-
en otra categoría diagnóstica, que podría gura del o de la amante es un elemento
ser un cuadro depresivo como producto Enfrente, una pareja intentando animar- central en las crisis de pareja. No vamos
de la situación. se, caras de niños que empiezan su pri- a profundizar aquí en este punto, pero
mer día de clases, el terror dibujado en el tener una “alternativa”, aunque sea
En esta instancia, pedir ayuda, transitar sus rostros, angustia y miedo. fugaz y efímera, tranquiliza ese miedo,
las emociones sabiendo que, si hace- aunque al mismo tiempo lo potencia, y
mos lo necesario, ya pasará. No iba a ser sin estas dos emociones agrega un nuevo elemento en lo com-
que irían a comenzar este nuevo cami- plejo de la situación: la culpa (pero esta
no, pero de la otra forma (es decir, per- vez, por el engaño cometido).
petuar la pareja en el centésimo inten-
to de recomponer), la posibilidad de Y obliga, simultáneamente, a la diso-
ser felices quedaba confinada a otra ciación (la felicidad, el remanso, en mi
vida, y no nos consta que esta vaya a amante; el deber, el transcurrir en mi
existir. casa). Penoso, al menos.

Resulta imposible, aseguro, atravesar Debo decir algo, y esto no es en absoluto


una separación sin que el temor esté un juicio de tipo moral o ético, sino fác-
presente. Repito una vez más, lo co- tico de lo que mis orejas han recogido a
nocido tranquiliza, lo nuevo asusta, y lo largo de estos años: no he conocido
este caso no es la excepción, de nin- hombre o mujer que pudiera, ni siquie-
guna manera. ra disociación mediante, ser feliz con la
combinación de esposa/o y amante.
El marco de la rutina familiar, llegar a
casa, es siempre un punto de referencia, Creo que la infidelidad sostenida es a
de llegada, de seguridad. Esto no quie- menudo un intento (fallido, por cier-
re decir que ese punto necesariamente to) de alcanzar un estado de placer y
nos contenga en un marco de bienestar plenitud que se escurre indefectible-
y disfrute. Cuando la insatisfacción rei- mente. Intento tibio y temeroso de que
na, el llegar suele transformarse en un algo cambie sin que la estructura se
momento de angustia. modifique.

PSICOLOGÍA POSITIVA 52
OPINIÓN

Caja de herramientas para los padres separados

1) Que la parentalidad compartida reine aún más una vez tener enconos varios, broncas históricas, resentimiento, dolor
separados. Es complejo que funcione, incluso cuando los y furia, pero el peor lugar para los niños es el de Túpac Amaru,
padres están juntos; pero si las tensiones (aquellas que los el cacique que fue descuartizado por los españoles con un
hacían sufrir) desaparecen y cada uno recupera la calma, caballo tirando de cada una de sus extremidades. Cuidemos
podrán operar por aquello que los sigue uniendo: los hijos. al otro; de nada vale todo el amor que le tenemos a nuestros
hijos si no somos capaces de mantener el respeto básico.
2) Que los permisos sean homogéneos y acordados. Los
pequeños suelen administrar los recursos existentes op- 7) Que no busquen los padres, a través de los chicos,
timizando las grietas entre uno y otro progenitor. Esto es: información sobre el padre o la madre, según el caso.
“Mamá, ¿me comprás la remera de las princesas?”. Frente a Los niños no son informantes. Ni Túpac Amaru ni Mata Hari.
la negativa, en el primer encuentro con el padre repetirá la La tentación es grande, a veces:
pregunta, y el papá, desprevenido, quizás acceda, entonces • “¿Estaba solo papi? ¿Quién era la amiga? ¿La habías visto
¡bingo!, la operación “confusión parental” fue todo un éxito. antes?, ¿es joven?”.
• “Y mamá, ¿qué ropa tenía? ¡¿El vestido rojo se puso para ir
3) Que los adultos manejen las emociones propias sin a una fiesta de trabajo?!”.
dejar de pensar nunca en aquello que necesitan los hijos. Basta, por favor. Si se han separado, una de las situaciones
La separación reciente suele ser motivo de vaivenes emotivos que se liberan o habilitan es la confidencialidad respecto de
complejos. Es entendible, es saludable, pero mantengan los lo que el otro hace o deja de hacer.
padres el filtro para los excesos hormonales y emocionales
cuando los hijos están allí. Esperen a quedarse solos; que la 8) Que no teman los padres ser reemplazados en sus roles
catarsis no fluya en el ámbito doméstico sin red. esenciales. El que uno u otro forme nueva pareja no significa
de ninguna manera que tendrán nuevo padre o madre. Cuan-
4) Que las parejas que uno u otro puedan construir espe- do el padre o la madre está presente en su función como tal, la
ren el tiempo de los hijos y no de los grandes para entrar titularidad está garantizada. Puede coexistir un padre que ac-
a la vida de los pequeños. Por mayor que sea el deseo de túe como tal de manera efectiva, con un novio de mamá queri-
reconstruir rápidamente la vida afectiva, deberá ser cuidado el do y valorado, a lo largo del tiempo. La capacidad de afecto de
tiempo en el que los hijos, sobre todo si son pequeños, puedan una persona es una fuente inagotable, solo es necesario tener
aceptar y convivir con la existencia de otro hombre o mujer las herramientas adecuadas.
en la vida de uno de sus padres. Muchas veces, las ansias y
el apuro juegan malas pasadas y precipitan encuentros que 9) Que respeten los acuerdos de tiempos de cada uno
deben ser demorados. Lo que diferencia, entre otras cosas, la con los hijos.
niñez de la adultez, recuerdo, es la capacidad de soportar los Las transgresiones de lo pautado, en lo que a los hijos res-
tiempos de espera y manejar la frustración que eso produce. pecta, impactan directamente sobre los pequeños. Muchas
veces, los padres toman represalias contra sus ex como ti-
5) Que nunca pero nunca pongamos a los pequeños en ros por elevación, pero sin darse cuenta, patean los apara-
situación de rehenes. Ellos no son responsables de lo tos psíquicos de los niños. “Yo no voy a correr para que ella
que los padres pueden hacer de sus vidas o no. Sufren, y llegue a su trabajo”, o “El dinero se lo transfiero a una cuen-
a menudo los adultos están tan obnubilados por sus padece- ta en Tailandia con cobro revertido y a pagar en rupias”. Lo
res que no reparan en que los pequeños están ahí, en platea acordado es en función del beneficio de los hijos; los renco-
preferencial, viendo la descuartización de los adultos que res tendrán que ser vehiculizados de alguna otra manera.
debieran cuidarlos y protegerlos. Es demoledor para ellos
ser espectadores de los enconos de sus padres. Sufren, mu- 10) Que disfruten, finalmente, luego de los momentos
cho más que cuando los padres deciden separarse. dolorosos que han vivido, el compartir la maravilla de
ser padres, ya que los hijos los necesitan más juntos que
6) Que los padres mantengan, frente a sus hijos y en todo nunca; por su bien y por el de ellos, que puedan compar-
ámbito, en la medida de lo posible, el respeto por el otro tir, como no lo hicieron mientras eran pareja, la exquisita
progenitor, independientemente de lo que sientan. Podrán aventura de ver crecer a quienes más aman.

53 PSICOLOGÍA POSITIVA