Sie sind auf Seite 1von 1

ACCIONES DURANTE LA VALORACIÓN CLÍNICA INTEGRAL DE LAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIAS

SEXUALES

1. EVALUAR INMEDIATAMENTE LA INMINENCIA DE PELIGRO PARA LA VIDA DE LA VÍCTIMA


Y PROCEDER EN CONSECUENCIA: Las circunstancias de lesiones en el cuerpo de las deben
ser atendidas de acuerdo a los protocolos de manejo de urgencias vitales y otras
urgencias.
2. EVALUACIÓN DE ESTADO MENTAL / EMOCIONAL: El personal del servicio de urgencias
deberá comprender l Manual de Primeros Auxilios Mentales. Una agresión sexual implica
una crisis profunda en la vida de una persona. Las reacciones psíquicas y emocionales
inmediatas que manifieste la víctima serán producto de la agresión y probablemente no la
causa de las mismas. Este enfoque implica una actitud protectora, terapéutica
3. EXPLICACIÓN DE DERECHOS: Todas las víctimas de violencias sexuales son sujetos de
derechos y de especial protección Constitucional. Sobre la base de esta premisa el
legislador les consagra unos derechos específicos, los cuales son pilares para el proceso de
atención integral en salud y se encuentran mencionados en la Ley 360 de 1997
4. CONSENTIMIENTO INFORMADO: es el registro de la información que se le provee a la
víctima o a su representante legal para autorizar la práctica del examen genital y la
obtención de muestras con propósitos forenses, como apoyo a la investigación judicial que
debe adelantarse.
5. ANAMNESIS: debe ser acogida como el punto de partida para establecer un diagnóstico y
el manejo subsecuente. La anamnesis debe ser registrada en la historia clínica entre
comillas, como usualmente se hace en el proceso inicial de atención de cualquier paciente.
En la enfermedad actual y antecedentes se deben evitar registros relacionados con la
intimidad de la persona y que no conduzcan a obtener las muestras con
6. EXAMEN FÍSICO: Se debe realizar un examen físico completo. Es necesario ser diligente en
revisar los sitios donde la víctima aqueja alguna sintomatología para identificar signos
como edemas, eritemas, petequias, excoriaciones, equimosis, hematomas, laceraciones,
desgarros, ruptura de vísceras, esguinces, luxaciones, fracturas y cuerpos extraños, entre
otros. La descripción de cada hallazgo debe registrarse en la historia clínica.
7. VALORACIÓN DE LA SALUD MENTAL DE LAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIAS SEXUALES: Se
debe reconocer que la víctima es un sujeto de derechos que presenta un sufrimiento
psicológico acompañado de un sufrimiento físico y sexual. Mediante un examen
neurológico detallado se debe identificar todo factor orgánico adicional que pueda estar
influyendo en la salud mental de la víctima: intoxicación exógena –alcohol etílico,
benzodiacepinas, fenotiazinas, entre otras–, trauma craneoencefálico, descompensación
metabólica, hipoxia, psicosis activa. Así mismo, GGse deben identificar conductas que
permitan establecer un riesgo suicida o deheteroagresión.