You are on page 1of 14
Capitulo IV LOS REFERENTES DEL ESTADO: NACION, PUEBLOY CIUDADAN[A IV.1. De vuelta a la reflexién analitica En el capitulo anterior mencioné que el estado es absorbente y masculino; también es celoso. En la reflexin analitica de la seccion 11.2, observé que los lideres de las asociaciones complejas proclaman que sus decisiones, y su propia existéncia, se orientan a alcanzar el bien comun de la asociacién y de sus miembros. Al hacer esto, los lideres suelen proponerse crear y reproducir una identidad colectiva, un “no- sotros” conformado por miembros que se reconocen como tales, y por lo tanto diferentes de otros que no lo son; esos miembros y la postulada identidad colectiva que se supone comparten, son el referente comin de los discursos desde la cupula de la asociacién. Elestado (tal como lo defini en el capitulo anterior) no es excepcion “esto, pero tiene caracteristicas peculiares que demandan tratamiento &specifico, Entre estas caracteristicas, es importante observar que al eferente del estado, son los habitantes de una asociacién delimitada ‘erritorialmente, sobre la que el estado reclama el monopolio de NN “Mtorizacién legitima del uso de la coercidn fisica; ademés, su legalidad se “xternaliza, extendiéndose a innumerables relaciones pcs cluyendo las que regulan a otras asociaciones. Estas son caracteristicas 105 Guillermo O’Donnell especificas del estado, Otra caracteristica es el frecuente reer au capula que 1a identidad colectiva postulada debera precedencia sobre las resultantes de diversos clivajes sociales Yoon vacaciones menos abarcadoras, Finalmente, en el caso de un estadogy “Tpengs un regimen democritico, la mayoria de sus habitanes ay ¢s ciudadano/a politico/a. Este tema plantea complejos temas, comenzando por los di E signficados ligados a los referentes tipicos del estado ~la nai, pueblo y la ciudadania— en diferentes paises, periodos y corrientes, la literatura. La Babel terminol6gica que resulta me obliga a roponer algunos criterios definicionales que espero en algo ayuden a aclarar ambigiedades conceptuales resultantes; este es el tema de la secci IV.1. Ena siguiente seccién (IV.2) analizo discursos tipicos del y su relacién con las identidades colectivas postuladas y p desde su cipula y por diversos intelectuales (ampliamente Esto me lleva a revisar un aspecto de esta cuestién, los rituales fu mente simbolizados de la presentacion del estado ante sus referen y sus constantes intentos por socializar los habitantes en pre lealtad ala conjuncién estado-referente(s) (IV.3). Luego de esta: me ocupo de algunas complicadas, y en algunos sentidos intersecciones entre la naci6n (y otros referentes colectivos), la: cracia y la concepcién de ciudadania politica que surge de ésta Estas intersecciones han impulsado poderosamente el surgimient Jo que hoy, sino un mundo de naciones, es un mundo de estados, que examino en la seccién IV.5. Esas intersecciones también repercuten sobre otro referente, el pueblo o lo popular, que discuto en Ia secon IV6. Finalmente, saco algunas conclusiones (IV.7) que abren camino para el estudio de otra dimension del estado, su sistema legal, que analizo en el capitulo V. 1V.2. Algunas definiciones Como hice en los capitulos anteriores, comienzo por definir com Ceptos fundamentales para los anilisis que siguen. En la mayor Pat 106 Capitulo IV. El estado y sus referentes: nacion, pueblo ciudadani de!os paises, el referente colectivo mis comin del estado esa nacion, La defino como Un arco de solidaridades, una construccién discursiva y politica continuamente reinterpretada por diversos actores, que propone un “nosotros” colectivo ¢ histéricamente constituido, establecido sobre unterritorio que ya ocupa y demarca, o que desea ocupar y demarcar, yque generalmente se proclama que entrafia expectativas de lealtad por encima de las derivadas de otras identidades e intereses de sus miembros. Otro frecuente referente del estado es el pueblo, Este término tiene varios significados.'** Uno es similar al de la nacién. Un segundo significado, bastante comin en paises anglosajones, es menos colecti- vista, referido a los individuos, especialmente los que entre ellos son ciudadanos/as, que se encuentran bajo jurisdiccion del estado. Un tercer significado de pueblo designa un subconjunto de la poblacién como los miembros “verdaderos” o “auténticos” del estado, frecuentemente los considerados como parte excluida, marginalizada o victimizada de esa poblacion.'“ “Otros usos que no son directamente relevantes aqui provienen de la época colonial de tradiciones del Reino de Castilla e Hispanoamérica, donde el término pueblo(s) se referia a entidades pre-nacionales concebidas colectivamente, especialmente ciu- fades y aldeas y sus 2onas rurales adyacentes; el término también se referia aalgunas ‘comunidades semi-autonomas de pueblos originarios; ver Annino 1994, Chiaramonte 2004 y Guerra 1999 y 2003. “He luchado con el embrollo terminalégico provocado por los diversos significados denacién, pueblo y ciudadania, todos muy discutibles y cargados de intenso caricter Politico © ideolégico. En un esfuerzo por aliviar los problemas expositivos resultan- a 1h tosca expresién “nacién/pueblo/ciudadania” en oraciones donde el bi ae no ser completamente claro para indicar que estoy hablando sobre rele ce Tminos juntos; en otros contextos, donde parece claro que me etoy Blain pn Conjunto alos tes, utilizo las palabras mis genéricas de "pss" 0“po- come ag are lates cuando utilizo sso el término“nacién”, me refiroaésta tal Finest ne artba y en consecuencia también al primer significado de “pucblo™ mmo cna oie” es un concepto socologico que, aunque puede referirse al Vinca 8° emPirico que los primeros términos (si es aplcado a la poblacion ‘2 un determinado estado) es mis neutral politicamente y provee una 107 Guillermo O’Donnell Otro referente del estado es la ciudadania, a veces utilizada en un sentido equivalente al primer significado de pueblo (y en consecuencia también al significado de nacién), y a veces al segundo significado, mig individualista. A Estas son formaciones discursivas que tienen fuertes implicaciones performativas: se orientan a crear y recrear, ya menudo lo consiguen, las identidades colectivas que invocan. Estas formaciones se mezclan y cambian de maneras muy complejas, por Io que cada caso requiere detallado andlisis empirico"”. Son construcciones ideolégicas y politicas con las que el estado, especialmente los que estan en su cipula, apunta a establecer estrechos vinculos con su poblacién. Estos discursos y sus eventuales identificaciones colectivas son el producto de historias, ri- tuales, mitos y, en algunos periodos, esfuerzos de movilizacién politica, Tal como Suny 2001:892/ 864 expresa, “[LJa identidad nacional es un acto de suscripcién a una comunidad continua, con un pasado y un futuro, un destino compartido... Las naciones son historias solidificadas. Estin compuestas por historias que la gente cuenta sobre su pasado y que de ese modo determinan quiénes son.... Lo que sucedié realmente importa mucho menos que cémo se lo recuerda, Lo que se recuerda, y lo que ha sido ol- vidado 0 reprimido, provee el molde a través del cual se entiende el mundo™, panitineniin man ee Perapectiva analitica diferente; este es el término que predominari cuando discuta la dimension legal de! estado. '*Ner sobre este punto Breuilly 1993 (hay edicin en castellano, ver Obras Cita: das), Calhoun 1997, Finlayson 1998, Grimson 2008, Maiz 2002, Ozkirimli 2005 y Suny 2001 "La dsica afirmaciin sobre el recu macionales fue hecha por Renan 1882 fis» somenta que“La memoria nacional ¢s com, tan isto © han escuch ° ichado hablar unas de otras, pero que se i ‘2m una historia comiin Ellas estin vir a ae erdo y el olvido selectivo tipico de las historias Para perspectivas actuales ver Gillis 1994b:7, !partida por personas que nunca se Series Las mens memoriasrequc 108, Capitulo IV. El estado y sus referentes: acim, pueblo y ciudadania Esta vision “constructivista” contrasta con las versiones “primor- dialistas”, que argumentan en favor de una trans-histérica, organicsta y pre-politica de la nacién o del pueblo"? 1v.3. Sobre los referentes y discursos desde la capula del estado Sabemos que algunos estados incluyen mas de una nacién, algunas naciones carecen de estado y otras, ya sea que se definan como nacién, etnia o identidad religiosa, se encuentran en estados donde otros referentes colectivos son dominantes y/u opresivos. Por otro lado, en muchos casos los estados intentan lograr amplio reconocimiento como estados-para-la-nacién/pueblo/ciudadania y por lo tanto como entidades principalmente dedicadas al bien comin de su(s)referente(s) colectivo(s). Por cierto, esta reivindicacion ha generado terribles tra- gedias, por medio de la cruel eliminacién (0 intentos también crueles de “asimilacion”) de otras naciones e identidades colectivas.'® En la mayoria de los casos, en América Latina y en otras regiones, los estados han precedido a las naciones y luego de haber surgido se esforzaron, a veces exitosamente, por crear una. Por supuesto, no todos los estados abarcan una sola nacidn. Existe lo que Stepan 2008 denomina “naciones-estado” (en contraste con estados-naciones), en las que existen grupos que reivindican su propia identidad cultural y/o religiosa, y a veces se movilizan politicamente Bien criticadas por Maiz 2002 y 2003, Stavenhagen 1996 (hay edicin en castella- no, ver Obras Citadas) yYack 1999, Esto es parte de una discusion mis amplia en la que no necesito adentrarme aqui; me refiero a los debates entre “primordialistas”, “etnoculturalistas” y “modernistas". Para revisiones de este tema ver Smith 2001, Breuilly 1993(*) y Maiz 2003. “*Esta no fue la tinica, pero seguramente es una razbn importante por la que “La historia de los estados en Europa es, en parte, la historia de la mis abominable viola- ‘ién de los derechos humanos”; Held 2001431. Para anilisis de estas violencias ver Canovan 1996 y (Anthony) Marx 2003. Obviamente las Américas en su conjunto no fueron excepeién, aunque en contraste con Europa las principales victimas han sido Pueblos originarios y de origen africano. 109