Sie sind auf Seite 1von 13

TEMA 1.

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DEL DESARROLLO PSICO-EVOLUTIVO DE LOS


NIÑOS Y NIÑAS DE LOS SEIS A LOS DOCE AÑOS. ASPECTOS COGNITIVOS, MOTRICES,
AFECTIVOS Y SOCIALES. IMPLICACIONES EN EL DESARROLLO DEL PROCESO
EDUCATIVO Y DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE.

1. INTRODUCCIÓN Y JUSTIFICACIÓN
2. CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DEL DESARROLLO PSICOEVOLUTIVO DE LOS NIÑOS Y
NIÑAS DE LOS SEIS A DOCE AÑOS.
2.1. Delimitación conceptual
2.2. Características del desarrollo.
2.3. Factores que intervienen en el desarrollo.
3. ASPECTOS DEL DESARROLLO: COGNITIVOS, MOTRICES, AFECTIVOS Y SOCIALES DE
LOS NIÑOS Y NIÑAS DE LOS SEIS A LOS DOCE AÑOS.
3.1. Aspectos cognitivos.
3.2. Aspectos motrices.
3.3. Aspectos afectivos.
3.4. Aspectos sociales.
3.5. Aspectos emocionales.
4. IMPLICACIONES EN EL DESARROLLO DEL PROCESO EDUCATIVO Y DE ENSEÑANZA-
APRENDIZAJE.
5. CONCLUSIÓN Y VALORACIÓN PERSONAL.
6. BIBLIOGRAFÍA

Nota. Cuando a lo largo del desarrollo del tema se emplean los términos alumno, niño,
profesor, etc., por poseer carácter genérico, se refieren a ambos sexos.

1. INTRODUCCIÓN Y JUSTIFICACIÓN

Según establece la Ley Orgánica 2/2006, modificada por la Ley Orgánica para la
mejora de la calidad educativa 8/2013 (en adelante LOE-LOMCE), la Educación Primaria
contribuye a desarrollar catorce objetivos. Según el RD 126/2014 por el que se establece
el currículo básico de la Educación Primaria, estos objetivos hacen referencia a los logros
que los alumnos han de alcanzar como resultado del proceso educativo. Estos objetivos
harán que nuestros alumnos adquieran las competencias recogidas en el currículo.
Para la realización de nuestra función docente, resulta imprescindible conocer
las características que nuestros alumnos tienen. Aunque bien es cierto que cada alumno
es diferente y que la individualización de la enseñanza tiene que respetar estas
individualidades, el desarrollo humano es relativamente ordenado. A lo largo del ciclo
vital ocurren cambios que afectan a todas las personas en torno a un mismo momento
evolutivo.
Iniciaremos el tema con las características del desarrollo de los alumnos de los 6
a los 12 años, deteniéndonos en los conceptos clave que nos aportarán una visión amplia
del tema para comprender las teorías del desarrollo psico-evolutivo de la mano de
Piaget y Vygotsky. Seguidamente, analizaremos los diferentes aspectos del desarrollo
psico-evolutivo de los alumnos en la etapa de Educación Primaria, señalando las
características más notables desde el punto de vista cognitivo, afectivos, motrices y
sociales tal y como marca la estructura el tema. A continuación, trataremos las
implicaciones en el desarrollo del proceso educativo de enseñanza-aprendizaje
teniendo en cuenta la intervención educativa. Finalizaremos la exposición del tema, con
una breve conclusión y valoración personal, así como con la bibliografía y legislación
consultada.

2. CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DEL DESARROLLO PISCO-EVOLUTIVO DE LOS


NIÑOS Y NIÑAS DE LOS SEIS A LOS DOCE AÑOS.
2.1. Delimitación conceptual
La etapa de Educación Primaria incluye de los 6 a los 12 años, contemplada por
LOE-LOMCE.
Entendemos el desarrollo humano como los cambios producidos por la edad que
permiten al hombre salir del largo periodo de inmadurez con el que nace y le caracteriza
durante los primeros años de su vida (GARCÍA ROMAN, 2004).
La maduración consiste en aquellos cambios que tienen lugar a lo largo de la
evolución de los individuos y que se fundamentan en la variación de la estructura y
función de las células.
El aprendizaje es un proceso que se da en la interacción del individuo con el
medio y que va a producir una modificación permanente de la conducta.

Características del desarrollo.


 Es continuo, es decir, acontece a lo largo de la vida y en todos los
momentos de esta.
 Es acumulativo, lo que explica que la capacidad de aprender depende en
parte de las experiencias previas en situaciones semejantes.
 Es direccional, es decir, va de menor a mayor complejidad. Así, podemos
observar cómo la habilidad del niño para coger y soltar un juguete se perfecciona y se
vuelve precisa en los primeros años.
 Es organizado. Las acciones de los niños se van organizando poco a poco
tanto en motricidad gruesa como en motricidad fina.
 Es diferenciado, esto significa que las acciones de los niños al principio
son globales y poco a poco van haciendo diferenciaciones, cada vez más precisas en lo
que perciben, sienten, piensan y hacen.
 Es holístico, es decir, las adquisiciones diversas están siempre integradas
y no aisladas. Los diferentes aspectos del desarrollo cognitivo, social, motriz y lingüístico
están relacionados, dependen unos de otros.
 Y por último cabe destacar que cada individuo posee unas características
peculiares y un ritmo propio de desarrollo, lo cual implica que haya diferencias entre
los niños.

Factores que interviene en el desarrollo.


El desarrollo psicológico no es solo el resultado de un factor o tipo de factores
que configuran la totalidad individual. Son múltiples factores que intervienen modifican
y configuran el desarrollo y pueden ser de naturaleza interna o externa.
Entre los factores externos, podemos encontrar la alimentación y la nutrición y
las variables ambientales.
Entre los factores internos encontramos la herencia y la maduración del Sistema
Nervioso.
Por otro lado, hoy día se reconoce la importancia de la interacción que existe
entre ambos factores, internos y externos que hace que el desarrollo psicológico de
cada persona se una fenómeno único e irrepetible.
Para resumir, podríamos decir que el desarrollo está posibilitado por los genes
que nos definen, limitado por un cierto calendario madurativo que determina el
momento en que ciertas adquisiciones son posibles, y está finalmente determinado por
las interacciones de la persona con su entorno.

3. ASPECTOS DEL DESARROLLO: COGNITIVOS, MOTRICES, AFECTIVOS Y SOCIALES DE


LOS NIÑOS Y NIÑAS DE LOS SEIS A LOS DOCE AÑOS.
Una vez hemos visto en que consiste el desarrollo, así como sus principales
características y los principales factores que intervienen en el, vamos a proceder a
analizar los aspectos del desarrollo atendiendo a la división por ámbitos propuesta
en el epígrafe del tema: cognitivo, afectivo, social y motriz. Haremos también
mención a los aspectos emocionales por su importancia en el proceso de desarrollo.
3.1. Aspectos cognitivos.
Vamos a analizar este ámbito de desarrollo atendiendo a la teoría
Constructivista del aprendizaje de PIAGET. Según esta teoría, el sujeto es el
constructor de sus conocimientos y estructuras cognitivas, es decir, el alumno
construye activamente nuevas ideas basadas en conocimientos presentes y
pasados.
La teoría de Piaget describe cuatro estadios de desarrollo:
1. Estadio sensoriomotor (0-2 años)
2. Estadio preoperacional (2-7 años)
3. Estadio de las operaciones concretas (7-11 años)
4. Estadio de las operaciones formales (12 años en adelante)

Nos centraremos en el análisis de los estadios preoperacional y de operaciones


concretas pues son los que englobarían el periodo de desarrollo que se da
durante la etapa de educación primaria.

Estadio preoperacional (2-7 años).


Se divide a su vez en dos estadios:

 Estadio preconceptual (2-4 años): se caracteriza por la aparición de


la función simbólica, capacidad de hacer que una cosa (palabra u
objeto) represente a otra. Permite que puedan reconstruir el pasado
y reflexionar sobre objetos que ya no estén presentes. Se desarrolla
así también el juego simbólico.
 Estadio intuitivo (4-7 años): el desarrollo final de este estadio
coincide con el inicio de la escolaridad en Educación Primaria, por lo
que es sumamente importante conocer sus características, que son:
o Durante esta etapa el niño no actúa guiado por la razón sino
por la intuición.
o La función simbólica está en su máximo esplendor.
o Organizan mejor el mundo, ya pueden centrarse en dos
dimensiones y adquieren el principio de dependencia
funcional comprendiendo que algunos acontecimientos van
asociados a otros y que una modificación en el primero lo hará
en el segundo.
o El pensamiento sigue siendo egocéntrico.
o Comienzan a ser capaces de dar razones.
o Creen que las cantidades no se mantienen cuando cambian de
forma.

Estadio de operaciones concretas

Los principales logros de este estadio pueden resumirse en:

 Razonamiento espacial: pueden utilizar un mapa para facilitar la


búsqueda de un objeto oculto e indicar a otra persona cómo hallarlo.
 Causa y efecto: saben cuales atributos físicos de los objetos colocados
a cada lado de la balanza afectarán el resultado.
 Clasificación: pueden clasificar objetos en categorías como forma,
color o ambos.
 Seriación e inferencia transitiva: pueden organizar un número de
palos en orden ascendente y colocar uno de tamaño intermedio
donde corresponde.
 Razonamiento inductivo y deductivo: pueden resolver problemas
inductivos y deductivos.
 Conservación: saben que si una bola de arcilla se convierte en
salchicha la cantidad es la misma.
 Puede contar mentalmente, sumar contando a partir del número
más pequeño y solucionar problemas narrados simples.

Nos encontraremos con una serie de limitaciones del pensamiento concreto que
se irán resolviendo en el siguiente estadio:

 Dificultad para resolver problemas enunciados verbalmente.


 Sus actitudes respecto a las reglas.
 Procede mediante ensayo y error.
 Incapacidad para ver reglas generales.

Aspectos motrices

Durante la etapa de Educación Primaria, los alumnos conseguirán una serie de


mejoras corporales, ligadas al movimiento, tanto cualitativas (coordinación y
equilibrio) como cuantitativas (flexibilidad, fuerza muscular, resistencia y
velocidad).
Según Osterrieth (1999):
 la fuerza va a crecer de forma regular durante esta etapa;
 progresa igualmente la coordinación ojo – mano, mejorando la
capacidad por ejemplo de botar y coger un balón así como de escribir
y dibujar;
 el desarrollo también vendrá en forma de precisión y de resistencia;
 adquisición de la imagen corporal que deriva en una mejora del
control motor;
 progreso en el control motor grueso y fino;
 hacia el final de la etapa, se consolida el equilibrio motor, la imagen
corporal y la identidad sexual y hay cambios hormonales.
3.2. Aspectos afectivos.
Estos aspectos están ligados estrechamente al desarrollo de la personalidad. La
etapa preescolar es definida por diversos autores (Palacios, J. y otros, 2014)
como una etapa crucial en la definición de la personalidad infantil caracterizada
por la conflictividad afectiva y relacional. En cambio, esos mismos autores,
describen la etapa escolar, es decir los correspondientes a la Educación
Primaria, como una etapa más tranquila y sosegada en el plano afectivo, cuya
principal tarea consiste ahora en consolidar muchos de los aspectos del
desarrollo sociopersonal que se había ido definiendo en los años anteriores.
Siguiendo a estos mismos autores, pasamos a señalar los principales rasgos
evolutivos del desarrollo de la personalidad en la etapa de Educación Primaria,
centrándonos en el desarrollo del autoconcepto, el desarrollo de la autoestima
y el desarrollo de la identidad y los roles de género.
 Desarrollo del autoconcepto: entre los 6 y los 8 años los niños
comienzan a describirse como personas con pensamientos, deseos y
sentimientos distintos a los demás. A esta edad, 8 años, el niño ya
describe su yo en términos internos y psicológicos y se basa menos en
atributos externos y físicos. Según avanza la etapa, el niño va
elaborando la dimensión social de su yo, esta salida del egocentrismo
permite la convivencia en grupo.
 Desarrollo de la autoestima: hace referencia a la valoración que cada
uno hace de sus propias capacidades y competencias. En cuanto a los
factores determinantes de la autoestima destacamos:
o las prácticas educativas familiares;
o consolidación de relaciones con iguales y profesores;
o rendimiento escolar.
o Relaciones del niño con otros adultos distintos de sus padres.
 Desarrollo de la identidad y de los roles de género: por lo que a
identidad de género se refiere, desde muy pronto niños y niñas son
capaces de identificarse como pertenecientes a uno u otro género. A
partir del inicio de la educación primaria, se logra una constancia de
género, entendiéndolo como una constante atribuible a las
diferencias anatómicas básicas.
En cuanto a los roles y estereotipos de género, se presentan más
variables a lo largo del desarrollo. Desde los 4-5 años no suelen
admitir las transgresiones a unos estereotipos que para ellos
adquieren normas de obligado cumplimiento. Será a partir de los 8-9
años cuando comiencen a mostrarse más flexibles con estos
estereotipos y más tolerantes con los compañeros que no se ajustan
a ellos. Esto se mantendrá más o menos estable hasta la llegada de la
adolescencia, donde de nuevo comienzan a observarse mayores
diferencias individuales.
3.3. Aspectos sociales.
La socialización es un proceso de influjo entre una persona y sus semejantes, un
proceso que resulta de aceptar las pautas de comportamiento social y de
adaptarse a ellas.
Entre los 6-7 años aparece un estadio de cooperación naciente. Comienza a
tener sentido la competencia y las reglas.
Aumenta su deseo y necesidad de comunicarse con los demás, ayudados por el
desarrollo del lenguaje que aumenta su capacidad de intercambiar ideas con los
otros.
El desarrollo del conocimiento social se encuadra dentro del desarrollo del
conocimiento del propio yo.
Antes de los 6-8 años el niño vive aún en sí mismo desde su aspecto físico
corporal y a través de las actividades. El mundo social que le rodea contribuye
a ir desarrollando el conocimiento de sí mismo.
Unido a este conocimiento nos encontramos con el desarrollo del conocimiento
de las características de los otros:
 Conocen a los demás, y estos también los pueden conocer;
 Llegan a admitir que los demás tienen otro punto de vista, pero
difícilmente admitirán que lleven razón.
 Podrán llegar a comprender la problemática de grupos amplios.
 Pueden tener una concepción integradora de las características
personales de los otros.

En la etapa de Educación Primaria, las relaciones sociales del niño se van a seguir
realizando en tres ámbitos: en la familia, en el colegio y los iguales.

 La familia va a seguir ejerciendo una gran influencia sobre su


desarrollo social en los siguientes aspectos entre otros:
o El estilo educativo de los padres (más o menos democrático);
o El desarrollo del rol sexual;
o El estilo y la práctica educativa en la familia.
 La escuela va a potenciar el desarrollo cognitivo y modos de
pensamiento del niño, lo que va a influir en su conocimiento social del
mundo que le rodea. En la escuela el niño va a desarrollar una serie
de relaciones sociales donde:
o Va a descubrir y convivir con una autoridad distinta a la de la
familia;
o El autoconcepto que traía del hogar irá cambiando;
o El colegio va a facilitar al niño una serie de oportunidades para
relacionarse con otros y en diferentes contextos;
o El sistema educativo contribuye a reforzar los estereotipos
sexuales de la sociedad y por tanto influyen en el desarrollo
de la identidad sexual del alumno.
 Las relaciones con iguales van a estar basadas en la igualdad,
cooperación y reciprocidad. Distinguimos dos periodos:
o De los 6 a los 9 años: grupos inestables creados muchas veces
para conseguir un objetivo.
o De los 9 a los 12 años: los grupos comienzan a ser más estables
y existe una especie de selección de sus miembros.
3.4. Aspectos emocionales.
En el desarrollo del niño es muy importante tener en cuenta la inteligencia
emocional. Además de mejorar la comprensión emocional, el desarrollo
emocional durante la infancia implica avanzar en el control y la regulación de
las propias emociones.
Ya antes de los 6 años hay ciertos indicios de control emocional; a partir de esta
edad, los niños parecen diferenciar de forma clara entre la experiencia
emocional interior y la expresión externa de las emociones, siendo capaces de
ocultar los sentimientos propios a los demás mediante la modificación de la
expresión conductual externa.
Desde los 4-5 años es posible observar la utilización de ciertas estrategias para
modificar un estado emocional no deseado; el procedimiento más utilizado
consiste en tratar de cambiar la situación que provoca tal estado emocional por
otra diferente que provoque un estado distinto. Esta estrategia seguirá siendo
usada a lo largo de toda la infancia aunque de forma más perfeccionada y, sobre
todo, más consciente.
A partir de los 6-7 años, los niños tratarán de regular los estados emocionales
intentando introducir directamente cambios mentales internos, como por
ejemplo, dejar de pensar en los acontecimientos que provocaron el estado
emocional negativo.
Otra estrategia utilizada cuando se ven desbordados por emociones negativas
es pedir ayuda a otras personas. Hasta los 6-7 años, aproximadamente, los
padres son la principal fuente de consuelo y apoyo a que se recurre en estas
situaciones, pero a medida que los años van pasando, se va haciendo más
probable que esas peticiones de ayuda, de consuelo y apoyo se dirijan a otros
niños y niñas.

4. IMPLICACIONES EN EL DESARROLLO DEL PROCESO EDUCATIVO Y DE ENSEÑANZA-


APRENDIZAJE.
Una vez desarrollados los aspectos característicos del desarrollo psicoevolutivo de
los niños y niñas entre los 6 y los 12 años, en las próximas líneas veremos sus
principales implicaciones en el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje.
El currículo recibe la aportación de los conocimientos provenientes de la rama de la
Psicología, y más concretamente, de la llamada Psicología Evolutiva o del Desarrollo,
pues basándose en los estudios que se han ido realizando a lo largo de los años,
ahora podemos conocer qué pueden aprender nuestros alumnos en los diferentes
momentos de la Educación Primaria, y cómo aprenderlo. En este sentido, la
estructuración de la educación en etapas diferenciadas (infantil, primaria,
secundaria), así como la división en cursos anuales, es una respuesta educativa
adaptada a las características del desarrollo de los alumnos, flexibiliza la
organización de manera más amplia adaptándose mejor a la evolución de los
alumnos y presenta más posibilidades para un tratamiento educativo personalizado.

El desarrollo de los niños tiene lógicamente implicaciones a la hora de tomar


decisiones dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje. Vamos a ver a
continuación algunos de los principios de intervención que se desprenden del
desarrollo de los alumnos:

 Partir de los conocimientos previos: necesitamos conocer los


esquemas previos que los alumnos tienen para tomarlos como
referencia y punto de partida.
 Atender la diversidad del alumnado: cada alumno tiene su bagaje
diferente, ya que como vimos previamente, el desarrollo tiene
múltiples factores que inciden sobre él, por lo que tendremos que
estar preparados para responder educativamente ante las distintas
necesidades que nuestro alumnado pueda requerir.
 Asegurar los aprendizajes significativos: debemos asegurar la
relación de las actividades con la vida real del alumnado, partiendo,
siempre que sea posible, de las experiencias previas.
 Partir de un enfoque globalizador: iremos pasando de la
globalización total, a la globalización parcial y a la
interdisciplinariedad, donde el grado de unión de sus elementos es
menor.

5. CONCLUSIÓN
Una vez finalizado el desarrollo de todos y cada uno de los puntos del tema en
cuestión, voy a proceder con una breve conclusión sobre los aspectos más
importantes vistos.
Como hemos podido comprobar, el estudio del proceso de desarrollo psico-
evolutivo de los niños entre los 6 y los 12 años nos aporta una fuente muy valiosa de
información para nuestra labor como maestros. Estos conocimientos nos aportan la
base sobre la que se fundamenta la individualización y la adaptación de los procesos
de enseñanza-aprendizaje para cada uno de nuestros alumnos, y por ende, una
escuela de calidad.
Y por último, me gustaría acabar con una de las frases más celebres del filósofo y
educador Rudolf Steiner que decía: “Cuando un niño puede relacionar lo que
aprende con sus propias experiencias, su interés vital se despierta, su memoria se
activa, y lo aprendido se vuelve suyo:”
6. BIBLIOGRAFÍA

Referentes Bibliográficos
ANA ISABEL CÓRDOBA IÑESTA, A. D. (2006). PSICOLOGÍA DEL DESARROLLO EN LA EDAD
ESCOLAR. MADRID: Pirámide.
BERK, L. E. (2001). DESARROLLO DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE. Madrid: Prentice Hall.
JESÚS PALACIOS, Á. M. (2014). DESARROLLO PSICOLÓGICO Y EDUCACIÓN. MADRID:
ALIANZA.
Victoria Muñoz Tinoco, Isabel López Verdugo, Irene Jiménez Lagares, Moises Ríos
Bermúdez, Beatriz Morgado Camacho, Departamento de psicología evolutiva y
de la educación de la Universidad de Sevilla. (s.f.). Manual de psicología del
desarrollo aplicada a la educación. Pirámide.
Referentes Legislativos

 Ley Orgánica 2/2006, de Educación (LOE).


 Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, de mejora de la Calidad Educativa
(LOMCE).
 Real Decreto 126/2014, por el que se establece el currículo básico para la
Educación Primaria.
 Ley 7/2010, de Educación de Castilla-La Mancha.
 Decreto 54/2014, de 10/07/2014, por el que se establece el currículo de la
Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha