Sie sind auf Seite 1von 2

Célula Animal

La célula animal es aquella que compone diversos tejidos animales, es funcional y


necesaria para generar diversos procesos indispensables para la existencia de los
animales.
La célula animal es de tipo eucariota, es decir, está compuesta por un núcleo y
demás partes invariables y, se puede reproducir de manera independiente. No
obstante, puede presentar alguna particularidad en diferentes especies animales.
Los animales y humanos tenemos un gran número de células que son
indispensables para nuestras vidas.
Cada célula animal está compuesta por tres partes importantes que son la
membrana celular, el citoplasma y el núcleo celular que, a su vez están compuestas
por otras partes vitales para que la célula cumpla su función.
Partes de la célula animal
A continuación se presentan las partes internas de la célula animal y sus funciones.
Membrana celular o plasmática
Es la envoltura celular que se caracteriza por ser la parte externa que delimita la
célula y por su delgadez.
Esta membrana es importante porque es la que protege la célula y la que permite el
intercambio de materiales, es semipermeable y contiene sustancias de tipo lípido o
grasas, generalmente colesterol.
La membrana celular está formada por unos canales de proteínas que son los que
comunican el interior con el exterior de la célula. Gracias a estos canales ingresan
las sustancias útiles para la nutrición y salen aquellos que se consideran desechos.
Citoplasma
El citoplasma es una parte de la célula compuesta por un fluido gelatinoso en el cual
se encuentran las diversas estructuras que componen la célula animal y donde
éstas realizan diferentes reacciones químicas. Son partes especializadas de la
célula.
Las estructuras que están en el citoplasma son orgánulos celulares:
mitocondrias, lisosomas, aparato de Golgi, ribosomas, retículo endoplasmático liso,
retículo endoplasmático rugoso y centriolos.
La mitocondria es la estructura donde se realiza el proceso de respiración celular y
se produce el ATP, fuente principal de energía que permite efectuar los diferentes
procesos en la célula.
Por su parte, las membranas endoplasmáticas lisas y rugosas, junto con
los ribosomas son las estructuras encargadas de sintetizar los ácidos nucleicos y
las proteínas, que luego deben pasar por el aparato de Golgi donde son
compactadas.
Núcleo
El núcleo de la célula es la parte más importante de ésta y es la responsable de
determinar las instrucciones para el funcionamiento correcto de diversos procesos
biológicos.
En el núcleo se encuentra el ácido desoxirribonucleico (ADN), que contiene toda la
información genética que se transmite cuando se generan nuevas células y es
hereditaria.
Por otra parte, el ADN junto con las proteínas, forman la cromatina que se condensa
durante la división celular y genera los cromosomas. Su núcleo se encuentra en el
citoplasma, el cual es un orgánulo que puede llegar a ocupar hasta el 10 por ciento
del espacio de la célula.
El núcleo de la célula está compuesto por la membrana nuclear que envuelve el
nucleoplasma y, donde están la cromatina y el nucléolo.