You are on page 1of 2

ADAM SMTH: LA INVESTIGACION SOBRE LA NATURALEZA –SELECCIÓN-

PRINCIPIOS DE LA TESIS ECONOMICA DE ADAM SMITH: su tesis se resume a tres principios:

1. Qué el hombre tiene el impulso natural del lucro, es decir Busca el beneficio económico.
2. Que el universo está ordenado de tal manera que Los empeños individuales de los hombres se
conjugan para componer el bien social, es decir surge un efecto derrame el cual genera el bien
común.
3. Que lo mejor que puede ocurrir es dejar que el proceso económico siga su propio curso decir
que las cosas fluyan, que el estado intervenga. Smith creía en un Dios supremo que había
ordenado el universo como un mecanismo perfecto donde todo funciona y que resultó por imagen
y semejanza bueno, existía una mano invisible (laissez faire).

CONCEPTO DE LA DIVISION DEL TRABAJO: la división del trabajo, en cuanto puede ser aplicada,
ocasiona en todo arte un aumento proporcional en las facultades productivas del trabajo. El
clásico ejemplo de Adam Smith es el de la fábrica de alfileres, para el cual las tareas se pueden
dividir en 18 pasos simples. Este aumento considerable en la cantidad de productos, que un
mismo número de personas puede confeccionar como consecuencia de la división del trabajo,
procede de tres circunstancias distintas:

1. De la mayor destreza de cada obrero en particular: El progreso en la destreza del obrero


incrementa la cantidad de trabajo que puede efectuar, y la división del trabajo, al reducir la tarea
del hombre a una operación sencilla y hacer de esta la única ocupación de su vida, aumenta
considerablemente la pericia del operario.
2. Del ahorro de tiempo que comúnmente se pierde al pasar de una ocupación a otra ya que es
imposible pasar con mucha rapidez de una labor a otra.
3. De la invención de un gran número de maquinas que facilitan y abrevian el trabajo, capacitando
a un hombre para hacer la labor de muchos, toda la atención del obrero se concentra
naturalmente en un solo y simple objeto.

PRINCIPIO QUE MOTIVA LA DIVISION DEL TRABAJO: la división del trabajo es la consecuencia
gradual de una cierta propensión de la naturaleza humana, la propensión a permutar, cambiar y
negociar una cosa por otra; de la misma manera que recibimos la mayor parte de los servicios
mutuos que necesitamos, por convenio, trueque o compra, es esa misma inclinación a la permuta
la causa originaria de la división del trabajo.

LIMITACION DE LA DIVISION DEL TRABAJO: como la facultad de cambiar motiva la división del
trabajo, la amplitud de esta división se halla limitada por la extensión del mercado. Cuando este es
muy pequeño, nadie se anima a dedicarse por entero a una ocupación. Cuanto más grande sea el
mercado, mas me puedo especializar y cuanto más chico sea, la sociedad no va a necesitar lo que
yo produzco, se da una menor especialización.

CONSECUENCIAS DE LA DIVISION DEL TRABAJO: a grandes rasgos se resaltan el ahorro del


tiempo, la existencia de mayor destreza y la mayor productividad.

DEL ORIGEN Y USO DE LA MONEDA: cuando comenzó a practicarse la división del trabajo, la
capacidad de cambio se vio con frecuencia cohibida y entorpecida en sus operaciones. Sin
embargo, en todos los países resolvieron los hombre dar preferencia para este cambio a los
metales sobre todas las demás mercaderías. Es así como la moneda se convirtió en instrumento
universal de comercio en todas las naciones civilizadas y por su mediación se compran, venden y
permutan toda clase de bienes.

La palabra valor tiene dos significados diferentes, a veces expresa la utilidad de un objeto
particular, esto es lo que se considera como “valor de uso”; y otras veces expresa la capacidad de
comprar otros bienes, lo que se considera como “valor de cambio”. Las cosas que tienen un gran
valor en uso tienen comúnmente escaso o ningún valor en cambio, y por el contrario, las que
tienen un gran valor en cambio no tienen, muchas veces, sino un pequeño valor en uso o ninguno.

PRECIO REAL Y NOMINAL DE LAS MERCANCIAS: el precio real de cualquier cosa, lo que realmente
le cuesta al hombre que quiere adquirirla, son las penas y fatigas que su adquisición supone.
Aunque el trabajo es la medida real del calor en cambio de todos los bienes, generalmente no es la
medida por la cual se estima ese valor; por consiguiente, parece más natural estimar su valor en
cambio por la cantidad de cualquier otra suerte de mercancía y no por la cantidad de trabajo que
con él se puede adquirir, el trabajo es su precio real, y la moneda es únicamente su precio
nominal.

PRECIO NATURAL Y PRECIO DE MERCADO: cuando el precio de una cosa es ni más ni menos que
el suficiente para pagar la renta de la tierra, los salarios del trabajo y los beneficios del capital
empleado en obtenerla, prepararla y traerla al mercado, de acuerdo con sus precios corrientes,
aquella se vende por lo que se llama su precio natural, es decir, el articulo se vende entonces por
lo que precisamente vale o por lo que realmente le cuesta a la persona que lo lleva al mercado; en
cambio, el precio efectivo a que corrientemente se venden las mercancías es lo que se llama
precio de mercado y puede o no coincidir con el natural, este se regula por la proporción entre la
cantidad de esta que realmente se lleva al merco y la demanda de quienes están dispuestos a
pagar el precio natural del articulo.

TRABAJO PRODUCTIVO E IMPRODUCTIVO: existe una especie de trabajo que añade valor al
objeto que incorpora, y otra que no produce aquel efecto, al primero se le llama productivo y al
segundo improductivo.

PRINCIPIO DEL SISTEMA MERCANTIL Y CRÍTICA DE ADAM SMITH: el principio de este sistema es
que la riqueza consiste en dinero o en oro y plata, es una idea popular, derivadas de las dos
distintas funciones del dinero, como instrumento de comercio y como medida de valor, es decir,
era un conjunto de políticas o ideas económicas que tenía como fundamento el mercado y decían
que la verdadera riqueza de los pueblos estaba en la cantidad de oro o plata que pudieran
acumular de su comercio con el resto del mundo, y para llevar a cabo esto impulsaban las
exportaciones y limitaban las importaciones.

La crítica de Adam Smith consiste en que el ve en esta doctrina un obstáculo para la extensión de
las ventajas de la “libertad natural”; no cree que sea exacto que una nación no pueda ganar sino lo
que pierda la otra, dice que las barreras aduaneras solo sirven para orientar mal al capital y
rechaza el interés del mercantilismo hacia la producción aduciendo que la única manera de la
economía era a través del consumo. Para los mercantilistas la riqueza consiste en la acumulación
de oro y plata, mientras que para Smith la riqueza es el trabajo anual de cada nación, que
proporciona la satisfacción de las necesidades y las comodidades de la vida. Es decir, la
acumulación de oro y plata debía ser espontánea y no fruto de leyes proteccionistas. Smith critica
al proteccionismo sostenido por los mercantilistas ya que para él es necesario el intercambio
comercial ya que considera que las naciones se benefician con el comercio mundial.