You are on page 1of 9

Sistema canalizado por Alejandra

Chaluf junto al Maestro Kirael


(Lemuriano)

REIKI CRISTAL ®
Tengo el placer de ser canal para transmitir esta información y
complementar un sistema de sanación que espero sea un vínculo entre la
energía del universo y sus maestros interiores, que los ayude a desplegar
sus dones, sentirse íntegros, y a conectar con su misión personal.
Nosotros somos nuestros propios maestros y a través de recordar el
conocimiento que nuestra alma trae grabada podemos ascender y
evolucionar, así como sentirnos Uno.
Tengo la gratitud de conectarme con una de mis almas gemelas en el
tiempo en que Lemuria existía, el Maestro Kirael y brindarles a ustedes
desde lo más profundo de mi corazón este método, será de gran utilidad e
iluminación para quien lo reciba.
Bienvenidos a la conectar con la vibración Lemuriana, gracias por
responder el llamado, y sentirse uno, juntos brillamos más.

HISTORIA DE LEMURIA
Hace cerca de 4’500,000 años a.C. El Arcángel Miguel, con su equipo de
ángeles de la Llama Azul y muchos seres del Reino de la Luz, con la
bendición del Padre-Madre-Dios, escoltaron hacia este planeta las primeras
Almas que se tornarían en la simiente de la Raza Lemuriana.
Las Almas nuevas encarnadas en este planeta vinieron originalmente de la
Tierra de Mu, del Universo de Dahl. A esa altura, la Tierra expresaba por
todos lados mucha perfección, mucha abundancia y mucha belleza difíciles de
imaginar hoy en día. Finalmente, otras razas de Sirius, Alfa Centauro y
Pléyades, y de otros planetas, vinieron a unirse a estas Almas Simientes para
junto con ellas también evolucionar.
Lemuria, como una Madre Patria, se tornó en la base de una Civilización
Iluminada en este Planeta. En ese tiempo, en la Tierra no existía ninguna
expresión de quinta dimensión y ellos vivían principalmente en sus cuerpos
vibracionales de luz de quinta dimensión, con una capacidad para disminuir
sus vibraciones para experimentar, en otros cuerpos, niveles vibracionales
más densos, volviendo a sus cuerpos de luz cuando lo quisiesen. Con Afecto
Alejandra Chaluf.
La Era Lemuriana se extendió aproximadamente de 4’500,000 a.C. hasta
cerca de 12,000 años atrás. El territorio perteneciente al gigantesco
continente de Lemuria, incluía las tierras que actualmente se encuentran
sobre el Océano Pacífico, conocidas como Hawaii, las islas de Páscua, Fidji y
de Australia hasta Nueva Zelanda. El continente incluía también tierras del
Océano Indico y Madagascar. La costa este de Lemuria, se prolongaba hasta
California y parte de Columbia Británica en Canadá.
Hace 25,000 años atrás, la Atlántida y la Lemuria eran dos de las
civilizaciones más evolucionadas de aquél tiempo, pero combatieron una
contra la otra por causa de sus “ideologías”.
Tenían ideas diferentes acerca de cuál sería la dirección indicada para la
continuidad de las otras civilizaciones en este planeta. Los Lemurianos
acreditaban que las otras civilizaciones menos evolucionadas deberían
continuar su evolución a su propio ritmo, de acuerdo a sus propios
entendimientos y caminos elegidos. Pero a su vez, los Atlantes pensaban que
las culturas menos evolucionadas deberían ser controladas por las dos
civilizaciones más evolucionadas que ellos representaban.
Esta discordia causó una serie de guerras termonucleares entre la Atlántida y
la Lemuria. Cuando las guerras terminaron se puede decir que no hubo
vencedores. A grosso modo, como muchas otras civilizaciones, cayeron
definitivamente a un nivel de cuarta dimensión, y más tarde, por completo a la
tercera dimensión.
La Atlántida y la Lemuria se tornaron víctimas de sus propias agresiones y las
tierras de cada continente se enfurecieron por aquéllas guerras.
Las personas fueron entonces informadas, a través de sus sacerdotes, que en
menos de 15,000 años sus continentes serían destruidos.
Así, con el objetivo de obtener permiso para construir una ciudad que formase
parte de la red subterránea de Agartha, los Lemurianos tuvieron que ser
aprobados por muchos organismos, como la Confederación Galáctica de los
planetas, que ya habían aprendido su lección a partir de años de guerras y
agresión.
Con el permiso concedido, los Lemurianos construyeron una ciudad
denominada Telos, con el propósito de albergar aproximadamente a 200,000
personas. Pero, cuando el continente fue destruido, lo que aconteció un poco
antes de lo previsto, muchas personas no conseguirían llegar a la ciudad de
Telos a tiempo, cuando el cataclismo ocurrió, apenas 25,000 personas
llegarían al interior de la montaña logrando salvarse.
Es sabido que la Amada Madre Patria desapareció una noche. Cuenta el
Maestro Himalaya, a través de Geraldine Innocenti (el Alma gemela de El
Morya) que la mayoría de los sacerdotes permanecían fieles a la Luz de su
sagrado llamado, como capitanes de un navío próximo a hundirse,
permanecieron en sus puestos decididos a esperar el fin, cantando y orando
mientras las aguas llegaban y los ahogaba.
Poco antes de que Lemuria se sumergiera, algunos sacerdotes y
sacerdotisas, sabedores de que retornarían a su hogar, se ofrecieron también
como voluntarios para otorgar su apoyo al proceso, irradiando su fuerza y
coraje al continente mientras desaparecían junto con él.
La verdad es que esa ayuda fue ofrecida para contrarrestar el miedo que
acompaña siempre a toda actividad cataclìsmica. Estos afectuosos
benefactores, con la irradiación de su sacrificio, rodearon, literalmente, las
auras de las personas con un manto de Paz, permitiendo así la creación de un
vehículo que los liberaba del miedo, para que los cuerpos etéreos no fuesen
tan severamente marcados.
Muchos miembros de la clase sacerdotal realizaron pequeños grupos
estratégicos en varias locaciones, y rezaron y cantaron a medida que
aumentaba el nivel de las aguas. La melodía que cantaban era la misma que
actualmente es conocida como: Auld Lang Syne .
A través del canto y el sacrificio de estos sacerdotes que eligieron estar juntos
en grupos cantando hasta el final, mucho miedo fue mitigado, manteniéndose
un cierto nivel de armonía y, de este modo, el daño y el trauma para las almas
que perecerían fueron enormemente disminuidos.
La idea de brindar este soporte fue para evitar que el daño de todas las
horribles experiencias no dejaran una cicatriz y un trauma profundo en el
cuerpo etéreo y en la memoria celular de las personas, ya que les llevaría
varias vidas sanarlos.
Los sacerdotes y los músicos que los acompañaban cantaron y rezaron ante
la llegada de las ondas de agua que alcanzaba un nivel hasta sus bocas, pero
permanecieron así hasta el momento en que desaparecieron. Durante la
noche, cuando ya las masas dormían, cobijadas por un cielo estrellado, todo
terminó. La amada Madre Patria fue inmersa bajo el Océano Pacífico. Ninguno
de los sacerdotes abandonó su puesto ni mostró evidencia alguna de miedo.
¡La Lemuria desapareció con dignidad!
Auld Lang Syne fué la última canción dedicada a Lemúria.
Las personas de la Tierra obtienen nuevamente esta canción a través del
pueblo Irlandés. Somos esos antiguos conocidos reuniéndose de nuevo.
Aquellos de nosotros pertenecientes al Reino tridimensional estamos reunidos
ahora, en consciencia, por ser antiguos amigos y miembros de la familia de
Lemúria.
Antes del total hundimiento de Lemúria, fue profetizado que, un día, en un
futuro algo distante, muchos de nosotros se reunirían en grupos y cantaríamos
esta canción de nuevo, sabiendo, con toda certeza, que la “Victoria de la
Tierra” estaba garantizada.
Y casi con lágrimas en los ojos Adama nos da a saber, que muchos
estábamos entre aquellas valientes almas que sacrificaron su vida para el
beneficio colectivo.
Aplaudamos a ese coraje de antaño y festejemos ahora nuestro reencuentro,
y continuemos la gran misión Lemuriana de asistencia a la humanidad de todo
el planeta, hacia la senda de su gloriosa Ascensión.
Un nuevo día, un nuevo mundo, está por nacer. Aprendamos como las
lecciones de Amor de la Nueva Lemuria, el paraíso reencontrado, están a
punto de manifestarse de nuevo.
Estamos aquí para co-crear en conjunto una muy importante limpieza y
sanación para el planeta y para todos nosotros también.
Vamos a llamar a esto la primera limpieza de los antiguos registros lemurianos
dolorosos, que están como remanentes en los corazones y las almas de la
mayoría de las personas.
El tiempo de nuestra separación está por terminar y estamos religando ahora
corazón con corazón a un número cada vez mayor de ustedes, diariamente.
Quedemos ahora en silencio durante unos breves momentos mientras dentro
nuestro establecemos nuestra intención de permanecer con nuestros registros
limpios y sanos. Anclémoslo profundamente en nuestro corazón.
Después de efectuar la limpieza y sanación para vuestros registros,
permanezcan en silencio, y desde su corazón, pidan permiso a su Ser
Superior, para otorgar limpieza y sanación para toda la humanidad que pueda,
en este momento, tener sus propios registros limpios.
Creamos una Nueva Lemúria en 5ta. Dimensión, un paraíso de maravillas y
magia. Todo cuando soñaron está aquí y mucho más. Cuando llegue el
momento, en conjunto con ustedes, extenderemos a Lemuria a la dimensión
de superficie de este planeta. Enseñaremos todo cuanto sabemos y todo lo
que hemos aprendido en estos últimos 12,000 años a las personas de la
superficie.
Yo soy Adama, y junto con mis compañeros Lemurianos, en conjunto,
aplaudimos esta pacífica victoria.

INTRODUCCION
Es un sistema de sanación lemuriana canalizado junto a mi alma gemela en
7ma dimensión el Maestro Guía Kirael (Maestro Lemuriano).

¿QUIÉN ES EL MAESTRO KIRAEL?

Kirael es un espíritu guardián de séptima dimensión, el que ha comprometido


amorosamente su luz hacia este plano terrestre para ayudarle a la humanidad
a sanar, evolucionar y experimentar lo que él llama “el Gran Cambio de
Conciencia”. El mantiene consistentemente que este “cambio” profundo, todo
abarcante, es una época de gran alegría y celebración a medida que la Diosa
Gaia, la Madre Tierra, reequilibra su energía y se prepara para la transición
evolutiva de las masas hacia una nueva dimensión.

A medida que conectemos con esta energía de sanaciones lemurianas, de


alta vibración cósmica, nos sentiremos Uno.

Aprender a despertar nuestro maestro interno, es una de las características de


esta energía, pues de esa forma, nos afirmaremos en nuestro camino de
evolución, nosotros somos nuestros propios maestros.

La vibración de 5ta dimensión nos permitirá conectarnos con nuestro


chacra corazón, nuestro ser interno, nuestra sabiduría lemuriana, para
comenzar a pensar y sentir a través del corazón. Esto nos dará paz,
armonía, relajación y sensación de estar en el camino correcto.

A través de nuestro trabajo interno y según nuestro grado de evolución almica,


lograremos un estado de sanidad, de amor y relajación profundos, además de
la ascensión a la 5ta dimensión.

A medida que conectemos con la energía lemuriana, depuraremos el aura,


nuestros campos energéticos, la conexión con las otras dimensiones, y los
chacras corpóreos y extracorpóreos.

La depuración y suelta de bloqueos, en situaciones que nos detienen en


nuestro avance, ataques psíquicos, entrega de nuestro poder y energía a
otras personas, nos ayudara en la pronta evolución, manifestándose en la
vida cotidiana, en el mejor humor, mejor condición de nuestro físico, menos
enfermedades, mas vitalidad, menos horas de sueño por mas productividad,
mayor conexión con nuestros guías personales y los maestros ascendidos,
más posibilidades de ayudar a otros, tender puentes para la conexión con uno
mismo. Nosotros somos nuestros propios maestros.

La energía lemuriana y sus sanaciones te conectaran con tu cristo interno. Tu


ser cristico.
Conectaras con tus dones personales, tu misión almica en esta vida.
Podrás conectar con tu sabiduría de vidas pasadas para la concreción de tu
misión.

SANACIONES LEMURIANAS
La vibración lemuriana o energía de 5ta dimensión, el amor incondicional se
manifiesta como una energía expansiva de sanación, proviene de la más alta
vibración cósmica.

No hay ninguna restricción en su utilización porque es amor, es una manera


de sentir y de actuar.

Esta vibración actuara sobre tus cuerpos energéticos, ayudándote a abrir tu


chacra corazón para poder ver, sentir y actuar desde el amor incondicional.
Ayudará a cambiar tu perspectiva.

Todos los beneficios o características que comento se manifestaran con la


habitual practica de las sesiones, ten en cuenta que cuanto más depures tus
cuerpos energéticos y chacras, mayor espacio le das a lo nuevo para que
ingrese a ti. De esta forma se sanean tus viejos patrones de pensamiento,
para lograr incorporar lo nuevo, para elevar tus vibraciones y así ayudar en la
evolución de tu alma.
Las sanaciones lemurianas nos ayudaran en nuestros campos energéticos, en
el campo físico, en el mental y espiritual. Podemos usarlo para sanaciones
personales, de otros, lugares físicos, o incluso espacios abiertos.

Podemos: armonizar los cuerpos energéticos, el aura, chacras, cuerpo físico,


equilibrarnos.
Limpiar y armonizar lugares físicos o espacios abiertos.
Armonizar situaciones o concretar metas y
crear nuestra realidad. Pedir guía a los
maestros para determinada situación o
problema.

Podemos encontrar los patrones de bloqueo en vidas anteriores y pedir su


cierre, sanando la energía proveniente de esas situaciones que pueden
detenernos hoy para el avance en la evolución de nuestra alma. Así como
también comenzar la sanación en las generaciones familiares.

La vibración lemuriana, Reiki Cristal, nos provee protección, contra las


energías más bajas que pueden entorpecer nuestro avance, esto se obtiene
invocando la energía frecuentemente y permitiendo que se eleve nuestra
vibración energetica.

La vibración lemuriana es calórica, potente, enérgica, expansiva y efectiva,


funciona con solo la invocación, y la dirección de la misma, luego de la
respectiva iniciación.

No es necesaria la imposición de manos, con solo dirigir la energía hacia la


persona o situación, esta comienza a actuar, provocando un inmediato alivio, y
desbloqueo de chacras, eliminando las energías discordantes, para que se
desenvuelva normalmente y continúe su actividad.

Es una vibración de apertura de consciencia. Permite que la persona sea más


consciente de sus actos y de su evolución, pudiendo resolver sus karmas o
temas pendientes, actuando sobre la voluntad interior, dando la fortaleza
necesaria para atravesar las pruebas que se nos presenten.

Tenemos la posibilidad de cambiar nuestros contratos de vida: eliminando


decretos impuestos ya sea por nosotros mismos o por terceros. Solicitando a
la energía que se dirija al tema en cuestión y pidiendo su disolución.

Da una completa sensación de paz, relajación, entereza, fortaleza espiritual


que no has experimentado antes.
Esa sensación álmica de caminar por el camino correcto para ti. Una
sensación de felicidad interna y de conexión con nuestro ser superior no
conocida hasta ahora. Permite eliminar las emociones negativas en forma
rápida y restablecer el equilibrio emocional y energético en armonía con el
universo.
Es una energía expansiva porque con solo la invocación en algún caso en que
te sientas incomodo, la energía correrá por tu columna de luz, alineándote, e
incluso haciendo expansiva tu nueva vibración para que se armonice tu
entorno.

Agudiza el canal de conexión con tus guías personales y maestros espirituales


que te asisten.

Genera apertura del chacra tercer ojo, intensificando los sentidos corporales,
físicos y las sensaciones emocionales hacia los demás. Ayuda a la
visualización.

Intensifica el desarrollo de tus dones, intensifica el desarrollo de la telepatía y


la empatía energética – vibracional. Permite el desarrollo de los chacras del
8vo al 12vo.

El enraizamiento y la conexión con la tierra son más rápidos, así como


también la conexión con la energía del universo.

Este es el Reiki de la intención, porque solo con la intención que tengo y


dirigiendo la energía cristal, esta va a donde es necesario, para sanar o
desbloquear. Es importante estar centrado y tener muy en claro la intención
con que dirijo la vibración, incluso en el caso de que solo esté pensando, la
energía del amor, es la más poderosa, y se intensifica con la dirección que le
demos.
Por supuesto que no actúa en el caso de tener intensiones negativas o
nefastas hacia otra persona o situación.
Pero tomemos consciencia de nuestros pensamientos, y busquemos la mejor
manera de dirigir la energía porque actúa en el acto, al instante y es muy
efectiva.

Luego de la sintonización en el respectivo nivel o incluso luego de dar una


sesión a otra persona se puede producir el incremento de sueños nocturnos,
donde encontraremos una fuente de conexión con
nuestro inconsciente y así la posibilidad de obtener información para dirigir
nuestros próximos tratamientos con el fin de acelerar el proceso de sanación
comenzado.

Todo está a nuestra disposición en cualquier momento, solo debe ser


correctamente solicitado, invocado y dirigido hacia el objetivo que tenemos, ya
sea a otra persona, nosotros mismos o una situación.

Esta técnica de sanación solo podrá ser brindada a los seres que requieran su
iniciación y que deseen mantener un compromiso en la expansión de la luz en
el planeta tierra, promoviendo: el amor incondicional, las buenas actitudes y
acciones en sus actos, practicando la compasión a su alrededor y teniendo en
cuenta las intenciones que los movilizan en sus acciones.
Este sistema nos permitirá elevar nuestras vibraciones y así comenzar a
relacionarnos con personas que mantengan nuestra misma ideología,
vibración y energía.

Es una energía de poder, pero no el poder terrestre, es una energía de “co-


ligazón”. La “co-ligazón” es unirse con seres afines en hermandad, sin ego,
donde se trabaje el amor incondicional, la fe, la templanza, la gratitud, la
complacencia, la amistad, sin que medie el intercambio de poder.

Lo anteriormente mencionado sobre las cualidades o características de la


vibración Reiki Cristal, ocurrirá a medida que usted tome los distintos
niveles y teniendo en cuenta su evolución álmica, su apertura de
consciencia y sus dones personales, así también como su trabajo personal
y su constante compromiso con su evolución.
El esta primera etapa luego de la iniciación usted comenzara la familiarización
con la vibración de quinta dimensión, el amor incondicional, Reiki Cristal.
Esta etapa es para su trabajo interno y depuración de su canal de luz, para
experimentar la sanación físico - emocional, la elevación vibracional y la
apertura de consciencia. Trabajando el chacra corazón, aprenderemos a
relacionarnos con los otros a través de nuestro centro energético más
importante y no con la mente consciente.
Esto nos dara la posibilidad de tener relaciones y vínculos relacionados con
nuestra vibración energética, a conectarnos con nuestra misión almica y por
ende con lo que nos gusta hacer y comenzar a ser , para disfrutar nuestra
estadía en este planeta. Ser ejemplo energético para nuestro alrededor y
ayudar a elevar las vibraciones del entorno y del planeta.

Es una energía muy movilizadora a nivel emocional. Tenga en cuenta que


puede vivenciar emociones nuevas o reprimidas que no sabia que tenia.
Manéjese con paciencia y apertura mental para incorporar esta nueva técnica
y así descubrir una nueva forma de relacionarse con su ser y con el entorno.

Le permitirá sentir felicidad y alegría de forma inmediata, nos transmitirá la


plenitud al usarla y necesidad de esparcir la luz en el planeta Tierra.

Brinden sus sonrisas y su placer por utilizar esta técnica energética de Reiki
Cristal junto con los cristales etéricos que recibirán en la iniciación y dejen esa
emoción en los corazones de todos los que se crucen en su camino.