Sie sind auf Seite 1von 1

Historia de Portugal

La Historia de Portugal es la propia de una nación europea cuyos orígenes se


remontan a la Baja Edad Media, ampliando sus territorios durante la Era de los
Descubrimientos hasta crear un vasto imperio y convirtiéndose en una potencia mundial
entre los siglos XV y XVI. Portugal entró en decadencia perdiendo gran parte de su riqueza
y estatus, lo que comenzó por la pérdida de su fuerza militar y naval en el desastre
de Alcazarquivir, y de su flota, que fue incorporada a la Armada Española. Volvió a ser
arruinado en 1755 con la destrucción casi total de su capital por un terremoto, a comienzos
del siglo XIX con las Guerras Napoleónicas y en 1822 con la independencia de su mayor
colonia, Brasil. Una revolución en 1910 depuso la monarquía, pero la República fue
incapaz de solventar los problemas de un país inmerso en la conflictividad social, la
corrupción y los enfrentamientos con la Iglesia. En 1926 un golpe de Estado dio paso a
una dictadura que se mantuvo en el poder hasta 1974, cuando una revolución de militares
llevó al establecimiento de la democracia. Al año siguiente, Portugal declaró la
independencia de todas sus posesiones en África. Es socio fundador de la OTAN, OECD y
la EFTA. En 1986 ingresó en la CEEactual Unión Europea.

Etimología[editar]
El nombre de Portugal deriva del nombre romano Portus Cale. Cale era el nombre de un
asentamiento primitivo localizado en la desembocadura del Duero, que fluye hacia
el Océano Atlántico en el norte del actual país. Durante la segunda guerra púnica (final
del siglo III a. C.) los Romanos intervienen en la Península Ibérica en contra de
los cartagineses. En ese conflicto conquistaron la localidad de Cale (puerto de origen celta
cercano al actual Oporto) pasando a denominarla Portus Cale. Durante la Edad Media, la
región circundante a Cale pasó a ser denominada por los Visigodos Portucale. Ese nombre
derivaría en Portugale durante los siglos VII y VIII. El término fue usado para referirse a la
región entre el Duero y el Miño, que se convirtió en la frontera entre Portugal y España.
Algunos historiadores creen que la palabra Cale deriva del griego Kalles ("bonito"),
refiriéndose a la belleza del valle del Duero, donde los griegos decidieron establecerse. La
palabra sería transformada por los fenicios en Cale, pasando así a los Romanos. Otros
autores piensan que Cale deriva de los pueblos Galaicos que habitaban en la zona.
Portu viene de la palabra Puerto, nombre que también recibe la ciudad que se encuentra
actualmente en el lugar, Oporto. La ubicación de la antigua Cale es la actual Gaia (Vila
Nova de Gaia), una ciudad al otro lado del río. Muchos piensan que ambas ciudades
deben unirse, debido a su cercanía y a sus enlaces históricos.