You are on page 1of 27
AGORA — Papeles de Filosoffa — (2004), 23/1: 39-65 ISSN 0211-6642 SOBRE EL SIGNIFICADO Y ALCANCE DE LA METAFISICA EN KANT. DE LAS IDEAS TRASCENDENTALES A LAS IDEAS TRASCENDENTES Mariano Alvarez Gomez Resumen La reiterada afirmacién de Kant, sobre todo a partir de la Critica de la razén pura, de que no es posible la metafisica como ciencia, es en él compatible con la biisqueda insistente de una legitimaci6n de la metafisica de lo suprasensible, que incluye los tres objetos: Dios, libertad e inmortalidad, a los que llega a considerar como “ideas trascendentes” y que tienen la funcién de expresar, respectivamente, “lo suprasensible sobre nosotros”, “lo suprasensible en nosotros” y “lo suprasensible después de nosotros”. En este contexto Kant llega incluso a considerar su obra como complemento de la de Aristételes y de la de Platén; complementa a Aristételes, en cuanto que su filosofia trascendental, a la que Kant llama también ontologia, no hace fundamentalmente sino desarrollar la doctrina aristotélica de las categorias; y complementa a Platén en lo que es la metafisica propiamente dicha, como doctrina de lo suprasensible. Palabras-clave: metafisica, trascendentalidad, ontologfa, conocimiento teérico, conocimiento practico, lo suprasensible, Dios, libertad, inmortalidad. Abstract Kant’s repeated thesis, specially in and after the Critique of pure Reason, that metaphysics is not possible as a science, is made by him compatible with a consistent enterprise to legitimate a metaphysics of the supersensible, that includes God, freedom and immortality as its objects. Kant ultimately considered these three objects as “transcendent ideas” which have the function to express, respectively, “the supersensible above us”, “the supersensible in us” and “the supersensible after us”. In this context, Kant came to the point of considering his own work as a complement of Aristotle’s and Plato's: in fact, it is a complement of Aristotle inasmuch as Kant’s transcendental philosophy, which he also called ontology, has as its basic task nothing else but to develop the Aristotelian doctrine of 39 AGORA (2004), Vol. 23, n° 1: 39-65 Mariano Alvarez Gémez Sobre el significado y alcance de la metafisica en Kant categories; and it is a complement of Plato with respect to what metaphysics is as such, as a doctrine of the supersensible. Key-words: metaphysics, transcendentality, ontology, theoretical knowledge, practical knowledge, the supersensible, God, freedom, immortality. 1, Presentacién Sera poco menos que imposible decir algo nuevo sobre el significado de la metafisica en Kant y més si se tiene en cuenta que es un tema de perma- nente discusién y polémica. Reconocer importancia a la metafisica en este caso es una tarea com- plicada por varias razones. Vista la cuestion desde la perspectiva del propio Kant, es facil inclinarse a pensar que la metafisica no tiene propiamente lugar, porque no es posible conocimiento tedrico alguno de aquellos objetos que estan mas allé del campo de la experiencia, y que, en la mente de Kant, son los objetos propios de la metafisica. Esta se ocupa de cosas que tras- cienden la experiencia, y de tales cosas no es posible ningiin conocimiento tedrico. Por otra parte, en lo que se refiere a la transmisién y recepcién de la obra de Kant ha predominado la idea de ver en ella, por un lado, un soporte tedrico del conocimiento empirico y, por el otro, una orientacién practica, que se atiene a la autonomia de la moral sin connotaciones mas alla de ese Ambito, que ademés de innecesarias, podrian cuestionar esa misma autonomia. Por tiltimo, si la interpretacién que se hace de un autor esta vinculada de algtin modo a la perspectiva en que se encuentra situado el intérprete, habra que convenir en que el prejuicio postmetafisico, incluso antimetafisico, muy especialmente en Espajia, dificulta atin mas ver en Kant una concepcién metafisica, favorece més bien lo contrario. No obstante, todo esto tiene también su reverso. No hay ciertamente, segtin Kant, un conocimiento te6rico, pero si un conocimiento practico de los objetos metafisicos: Dios, libertad, inmortalidad. No solo eso. Es en relacion a esos objetos como se dirimen los fines esenciales de la huma- nidad. Se trata pues, con otras palabras, del conocimiento mas importante, aunque este sea de indole practica. Respecto de la recepcién de Kant, es cierto que ha existido esa propensién a descartar una orientacion metafisica. Pero esto es sdlo un aspecto, posiblemente el mas influyente vistas las cosas desde hoy, aunque no es el tinico ni es tampoco el mas importante. Kant estd en el origen de las filosofias de los tres grandes idealistas: Fichte, Schelling y Hegel, de un modo esencial ademas, lo que quiere decir que estos no son concebibles sin aquél. Esto supuesto, huelga establecer comparaciones con los que han sido representantes de la 40 AGORA (2004), Vol. 23, n° 1: 39-65 Mariano Alvarez Gémez Sobre el significado y alcance de la metafisica en Kant tendencia empirista, bajo el aspecto incluso del peso que siguen teniendo hoy. Y el llamado idealismo alemdn, representado por los tres autores citados, es una de las formas eminentes de la metafisica. Por tiltimo, la ola postmetafisica o antimetafisica desde la que, de una forma mas o menos inconsciente, se tiende a leer a Kant, tiene que ser revisada por una razon elemental. En buena medida ese prejuicio parte del diagnéstico de Heidegger, que sienta como indudable el fin de la metafisica. Pero Heidegger entiende aqui fin no como término 0 como cese, sino como consumacién de un proceso, que da paso a otro nuevo y diferente, mas “metafisico”, si cabe, que el anterior. En cierto modo existe una analogia entre este posicionamiento de Heidegger y el de Hegel, que también considera finalizada la metafisica, entendiendo por tal la racionalista, y que crea su propia metafisica. El paralelismo entre Hegel y Heidegger tiene también otro punto de coincidencia, la superacién de la metafisica se produce en ambos casos mediante una interpretacién del significado del “pensar”. Con lo dicho queda abierto el camino para tratar con una cierta libertad el tema de la metafisica en Kant, pero antes de entrar en él conviene recordar que, cuando hoy se habla del fin de la metafisica, suele haber una notable confusion. Es frecuente que se haga valer la legitimidad de la ontologia. “Ontologia si, metaffsica no”, vendria a ser el lema. Los que hablan sin apenas haberse ocupado del asunto pueden verse asi libres del contagio de ese tabti en que para muchos ha terminado convirtiéndose la metafisica. Pero aqui deberia hacerse un minimo esfuerzo de clarificacién. Decir “ontologia” es algo asi como decir “lenguaje sobre el ser”, que es con- siderado tradicionalmente como el objeto de la metafisica. Afiddase a eso que para Aristételes, en rigor el padre de la metafisica -aunque él no utilizara este nombre-, el ser se dice de muchas maneras, es decir, fundamentalmente se dice seguin las llamadas categorias, lo cual es tanto como desarrollar el significado de la filosofia primera que versa sobre el ser. Esto tiene directamente que ver con Kant en el sentido de que la ontologia, en la que segiin él apenas se han hecho progresos desde Aris- t6teles para acd, se corresponde con la Analitica Trascendental, que es efectivamente una exposicin del significado de las categorias, de las que si se tiene un conocimiento estrictamente tedrico. Las cosas son pues mas complicadas y tienen mds matices de lo que se pudiera pensar a primera vista. Cabe incluso apurar el paralelismo entre Aristételes y Kant bajo otro aspecto. Si, segiin Kant, Dios es objeto de la metafisica en sentido propio y de él no se tiene conocimiento teérico, aunque su importancia es esencial, 41 AGORA (2004), Vol. 23, n° 1: 39-65