Sie sind auf Seite 1von 38
Gílbert Simondon Dos leccionei sobreel animal y el hombre Cet ouvrage,pubbé dons le cadre du
Gílbert Simondon
Dos leccionei
sobreel animal y el hombre
Cet ouvrage,pubbé dons le cadre du Programmed'Ande à la Publication
Victoria Ocampo,bénéficie du soutien du Ministêre FrançaisdesAffaires
Etrangêres et' du
Service de Coopération
et d'Action
Culturelle
de
I'Ambassade de Franceen Argentine.
Traducción y edición técnica
TolaPizarro y Adrián Canga
Esta obra, publicada en el marco del Programa de Acuda a la Publicación
Vistoria Ocampo, cuenta con el apoyo del Ministerio de Asuntos Extranjeros
Presentación de Jean-avesChâteau
de Franciay del Senricio de Cooperacióny de Acción Cultural de la
Postfacio de Adrián
Canga
Embalada
de Francia en Argentina.
del Senricio de Cooperacióny de Acción Cultural de la Postfacio de Adrián Canga Embalada de Francia
Simondon, Gilbert Dos lecdones sobre el animal y el hombre/ Gilbert Simondon ; con postfacio
Simondon, Gilbert
Dos lecdones sobre el animal y el hombre/ Gilbert Simondon ;
con postfacio de: Adrián
Cebra, 2008.
Cangi - la ed. - Buenos Abres : Ediciones La
112p. ; 20x14cm.
Traducido por: Adrián Cangay Tola Pizarro
ISBN 978-987-22884-7-1
1. Filosofia Contemporânea. 1.Adrián Canga,postfacio. 11.Adrián
Canga,trad. IH.Pizarro, Tola,trad. IV Título
CDD190

NOTA DE TRADUCCIÓN

Hemos respetado el contenido y editado las repeticiones propias de la oralidad, para poder conservaral
Hemos respetado el contenido y editado las repeticiones
propias de la oralidad, para poder conservaral máximo
la
estnicturación
sintáctica
aunque.
en
algunos
casos,
modificamos la
puntuación para favorecer la más clara
comprensión del texto en espaãol.
T.PFA.C © Editions Ellipses,2004 © EdicionesLa Cebra2008 edicioneslacebra©agmail.com www.edicioneslacebra.com.ar
T.PFA.C
© Editions Ellipses,2004
© EdicionesLa Cebra2008
edicioneslacebra©agmail.com
www.edicioneslacebra.com.ar
Imagen de tapa
J.J. Grandville,
ilustración
a Disurso n Àladaine de ZaSabZiêre,de Jean de La
Fontaine.
Este libra se termino de imprimir
en el mes de abril
de 2008 en Gráfica
M.P.S.,Santiago de Esfera 328/38. Lanús, Buenos Abres, Argentina
Quedafecho el depósito que dispone la ley 11.723
PRESENTACIÓN /elzlz-YaesC;záfeízu Estetexto se componede dos leccionesque sirven de htroducción a un curso anual de
PRESENTACIÓN /elzlz-YaesC;záfeízu Estetexto se componede dos leccionesque sirven de htroducción a un curso anual de
PRESENTACIÓN
/elzlz-YaesC;záfeízu
Estetexto se componede dos leccionesque sirven de
htroducción a un curso anual de psicologiageneral,diri-
gido a estudiantesprincipiantes del curso de propedéutica,
del primer aão de los estudios de Letras de la Universidad,
hasta el aão 1967. Está destinado a las licenciamde filosofia,
psicologia o sociologia.
Lo que estáen juego parala psicologia
La psicologiaesuna disciplina, un orden de invesüga-
ción y de enseõanza cuya determinación del objeto plantea
el problema de saber cuáles son las relacionei entre el hom-
bre y e] anima]. ZSeinteresa só]o en e] hombre o también
en el animal? La respuesta dada por la existencia de una
'psicologiaanimal" en la división técnicadel trabajode
investigación y de enseõanza, no resuelve por sí mioma el
problemaperolo cargade un pesoinstitucional: auncuan-
do haya diferencías entre la psicologia humana y la animal,
la utilización del término "psicologia" implica quehabría,
al menos, algo en común en el hombre y en el animal, en la
9
Ptesetttación Jenn Yues Châteati vida humana y en la animal. Perosi seutilizan los mismos Esel
Ptesetttación
Jenn Yues Châteati
vida humana y en la animal. Perosi seutilizan los mismos
Esel estádio de eseproblema que Simondon encara,en
el primer párrafo de nuestro texto, en la introducción del
métodos para estudiar a] hombre y a] animal en psicologia
Zelo quieredevir que desdeel prantode vista psicológico,
tienen algo esencialmentecomún o parecido?Si no eso
correria el riesgo de significar que lo que la psicologiaes
curso anual de psicologia general. Con este fin, antes de es-
tudiar de qué manera se plantea el problema en las teorias
actuales,Simondon se propone estudiar la historia de la
susceptible de aprehender no es esencial en el hombre o en
e[ animal, o bien, en ninguno de ]os dos.
noción de vida animal y humanas.Sn e curso dlW!.PSp?g!
qiiáça desde [a Antigüedad hasta e] sig]o XV]]. Una y obra
Tradicionalmente la psicologia estudia lo que se puede
;õ;i'iiü;;;;i;iãs
üa sea polgBe unçà=g.Hgdq-oToneda!
clamar espíritu, alma, conciencia, etc.Pera Ztiene sentido es-
o porquqpna.es
solo el gHuesto de
lq.ggq.
Esa búsqueda
tudiarlos enel animal? ZNo seriamejor estudiar el instinto?
Pera, de hecho estudia las conductas inteligentes e instin-
tivas, tanto en los hombres como en los animales, estudia
históricaque seapoya en la fomtación de conceptosde la
psico[ogíacontemporânea y actual, se interesa en mostrar
como la determinación de estesconceptos » por ende, la de-
la vida humanay la vida animal'. La distinción tradicional
terá\inación del objetofundamental de estadisciplina como
de sus métodos, tiene su origen en concepcionesy debates
entre la inteligencia y el instinto, elaborada para oponer lo
que caracterizaa la vida y a las conductashumanas de los
de ideas antiguas. Para ello, Simondon se remonta hasta
animales,no permite diferenciarel objeto de }a psicologia
los pensadorespresocráticos.No setrata de una historia
humanay el de la psicologia animal. De hechola psicologia
completa de las nociones de vida humana y de vida animal,
-que una reflexión superficialpodría suponer fundada en
una distinción de las conductas propiamente humanas y de
tampoco de estudiar y de representaren toda su compleji-
dad y sus matices las diversas doctrinas que se relacionan
lasde los animales-.muestramás bien la dificultad que exis-
con ellas, sino de haver aparecer de maneta contrastada las
te en distinguidas. La plicología general Elantç!.!!proble-
ma de la vida, de la unidad de la vida animal y humana,y
principales concepcionesy los puntos en los que ellas se
oponen como figuras que representan el problema en sus
diversas fomtas.
desus relacionei con la inteligencia, êi\óbito
y el instinto:
Sabersi hay que distinguir o no vida humanay vida
1. AI actuar así, la psicologiareanudóuna tradición que se remontaa
animal, hasta qué punto y cómo, no es una pregunta a la
que responda directamente ciencia alguna, aunque pueda
Aristótelesy a su tratado DeI'áme(Pérfpsiicllês):EI almaes"lo queanima" el
principio de la vida, seaéstahumana,animal o vegetal.Esviviente lo que se
parecer. en un cierto grado, que dependa en su posibilidad
mueve por sí mesmo, lo que posee su principio
de câmbio o de movimiento
-o
y su definición de la respuestaa tal pregunta,tal como lo
laausenciade âmbar-por esenciay no por accidente,por oposición a lo que
percibimos en la psicologia. Por el contrario, es un tema
compete a la téatica.
Cf. De Z'ámeIJ y Physiqlie 11.DoceSimondon: ':Aristóteles
incluyó ]a psicologia en !a biologia"
11
10
Presetltación jenn-YuesChâtealt sobreel cual casatodos los hombres tienen una opinión a la que estánmuy
Presetltación
jenn-YuesChâtealt
sobreel cual casatodos los hombres tienen una opinión a la
que estánmuy arraigados:. Esuna pregunta que a menudo
la "diferenciaanUopológica"a.chora bien, esla inminente
dignidad del hombre que éócratesfunda al separadode
todas las otras realidades naturales. Esesentimiento de una
se plantei en llüda gtidiana antes de plantearse en la fila'
diferencia esencia]entre el hombre E!!
qllimi:!Cegado a un
.:gga; y no solamente las nocione!.ge
anima!.ZI.gÊ.hom12re,
quecorren el riesgode.constituir un problema, sino también
los términos y las represegt?cisnesen los que se plantea el
problema v uno tralt de resg1lle1lo("intehgenda, razón,
aj!!!:.bens.amiento, conde!!ç:ia,cuerpo! instinto", etc.).Los
sêiiHtl&dêí'alar singular del hombn,.SS cgmparti1112a.partir
dê p'Mãpióíaiferéntes: por los Sofistas.,guese?tieneg que
'iilbõinüiéêila
medida
de todas las cosas", por Platón. por
loíEstõiqj11jjlõíérêrisüanismo
de-bs-:Padres.de -lê Jglesio,
hombrestoleran con dificultad que no se compacta,sea
y por los primeros Apologistas,
y.!çlbretodo
por Desca!.
tes.'Simondoi;caracteriza
esas doctrinas
çç)qg
=éticq?.:.
Sin
dual queresu opinión. Estoes porque la representaciónque
uno.tienedes!.lm!?mQ,.valadecir,deiàüébaneliçgnviene
"éúbarg3 los valores mordes y rehgiqsos tambjéi!.pueden
condudr iiostener'la tesesde la proximidad o al menosde
comportassecon lo! otro? y de lo que se pue4q.esperarde
elmos,de "la humanidad" como uno de los valores más fun-
la conünuidad'a\tre el psiquismo humano v el osiauism
damenta[es,e incluso, de ]o que se puede esperar de la vida,
animal como en San Francisco de 41Í!!.en
durante:êIRenacimiento.
Giordano Bruno
hasta.ge!.gi!!
pllaiFiêiêstáêãjiiêgo
en !ç11$ê.çoncepción de
las relacionesentre el hombre y el aniilal
EI mesmoSimondon subraya,como una detemtinación
decisivadel debatey de su destino, el inicio moral vigoroso
Lo que estáen juego desdeel punhode vista ético y reli-
de los enemigos de Descartes,que consideran su posición
gioso del problema.
'excesiva,insólita y escandalosa".Peloaun una represen'
tación como la de Aristóteles que pretende estar fundada
Lo que aparecenetamente en el cuadro histórico bosque-
3. Esta representaciónconesponde a la autobiografiaintelectual que
jado por Simondon, esla importância de.la dimensión moral
Sócratesexpone en el Phédonde Platón(a partir de 95.e) donde explica
y religiosêlgelprobkma.
SeriaSóaates quien habría inventa-
do al hombre yL4.insistir sobresu distanciaradical con todo
lo que es naturaleza,habría fundado un humanismo sobre
cuán decepcionado estuvo en su juventud por las búsquedas naturalistas de
Anaxágoras. Más que buscar por qué encãdenamiento de causas naturales
las cosas devienen lo que devierten, Sócrates pensó que la única cosa
verdaderamente importanH era saber por qué hay que haver lo que se debe
hacer: Si Sócratesesta ahí en su prisión, no es fundamentalmente a causa de
los huesos y músculos de su cuerpo -determinaciones físicas y fisiológicas
sin las cualés no estaria allí- sino a causa del pensamiento que tuvo. Que la
2. Tantomás cuanto que las concepcionesde cadauno van hastael findo
de sus raíces,generalmente, en la más trema infância, momento en el cual el
animal o su representación pudieron tener una importância tan grande como
Idemde Justiciano peijudicara a la Ciudad a la que le debíatodo, al huir del
castigohjusüficado, induso. Lo que Sócratespone de manifesto es que la
única cosapor la que merecela pena preocupasseesel Hombre,.eseser que
complqa,lo que,sinduda alguna,sabenla psicologia,el psicoanálisisy el
gene el pensamiento(p&ronêsís)como capaci;lad de pensar las Ideal, el más
sentido común.
capaz pam plantear el porqiie de todo.
13
12
Pl"esell.tación. mean-YuesCltâtenil en la observación objetiva conduce a una jerarquización del entre el
Pl"esell.tación.
mean-YuesCltâtenil
en la observación objetiva conduce a una jerarquización
del
entre el hombre y el animal una gran continuidad. En cam- \
hombre con relación a los otros vivientes, que aunque no
bio, Sócrates,Platón y los Estoicoshicieron hincapiéen el l
seauna jerarquizacióncon fines de oposiciónnormativa,
tampoco es axiológicamente4 neutra.
estatuto singular y separado del hombre en el centro de la l
naturaleza.
Esta replesentación aristotélica es considerada por
Simondoncomo una visión inteligente, generosa,no sis-
En el Cristianismo de los primeros tiempos y en la Edad
Media, se cultivó apasionadamente tanto el apego a desva-
temática,no dicotómica,en sus resultadossino en sus
lorizar al animal y
a separadodel hombre-sobre todo del
prmapios.
hombre crisüano-- como el apego a valorizar al animal y a
hacer de éste el igual, el semejante o el más allegado al hom-
La historia de lasideal y su dialéctica de conjunto.
bre. En ambos casosla posición se fundaba
en una represen'
taciónmítica del animal. No hay ima concepcióncristianal
De maneja general,es evidente que durante el período
estudiado y a pesar de la indicación de un movimiento
de las relacionesentre la humanidad y la animalidad, y en
el me)or de los casos,se puede devir que esun problemapara
de conjunto "dialéctico" de las ideas, las concepciones
el Cristianismo,en cuyo interior cobranfomta y sentido
opuestas pudieron existir en cada época y volver después
particulares, argumentos favorables o desfavorables.]'
de haber dejado de ser dominantes. EI interés de la ampli-
tud histórica del examenpropuesto por Simondon, que
Tampocose puede decir que en los signosXVI y XVll e
incluso en el sigla XVlll exista un conflicto como entre las l
aunque no puede profundizar cada doctrina, permite
ver
en cadauna la contribución a la posicióny al tratamiento
concepcionesde Descartes y de los cartesianos, y las de los l
autores que se oponen entre los que Simondon evocaa Bos-
de un problema, demuestra que no hay tina concepciónde
suety en particular a La Fontaine.
la Antigüedad o
del Cristianismo sobreesta cuestión.Los
AI menos en lo que se conservo del curso, la búsqueda
Presocráticos y AristÓteies, ê;i'iã'lÃ;Éigüedad,
concibieron
de Simondon no apuntaba a ello. Seve que hav en nuestro
ajunto un problema que no es etemo sino aue !qylglyg.a
4. Paraconvencessede eUopólo hay que pensaren el papel que Aristóteles
lomlal
que reaparece 4ç.Wl!
Época.g.ggâ!.1la?.311lide
los
asigna a la
razón que esla "característicaespeciâcadel hombre;, ensu moral,
argumen os y delali. doctrinas, en témlinos de las grandes
belofom\a de "razón ptáctica'(noús prakHkos),de esa"inteligenda prácüca
'HÓgÓHàí
cuya virtud es la phranàís, la "prudencia"(ver
Éfbiqzieà Nlc07ileque VI). EI
alcance ético
de esta diferencia específicaes evidente, aun
quando no fuese
Las diversas concepciones evocadas por Simondon se
una intendón moia], que esta diferencia seaestableciday, en todo caso,no con
la intención de estableceruna separación radical entre e]hombre y e] animal,
induso. desde el punhode vista ético -como parecemostrar la afirmadón
aristotélica- que puedehaber en ciertos animalesun tipo de pAtonêsís,una
oponen y se organizan como tomas de posición sobre estas
cinco importantes preguntas:
imitación
de la p/zlonêsfs.
14
15
como tomas de posición sobre estas cinco importantes preguntas: imitación de la p/zlonêsfs. 14 15 '4''

'4''

como tomas de posición sobre estas cinco importantes preguntas: imitación de la p/zlonêsfs. 14 15 '4''
jenn-YuesChâteait Presetttación (],) La primera pregunta essabersi hay continuidad entre à,L i Por último, en
jenn-YuesChâteait
Presetttación
(],) La primera pregunta essabersi hay continuidad entre
à,L i
Por último, en el casoen el que no haya que establecer
el hombriFêí'ãliimaÍ'ãb'ieli'dÜereãci;'êieiiããRenllê
ãh.
bos:tã pnmera posición es la de los presocráticos"n:atura-
listas", Pitágoraso Anaxágoras.La segunda,la de Sócrates
diferencia dicotómica y jerárquica entre los hombrçlWto$
animalessino afim\ar su homogeneidad,queda aún po!!a-
bêrii
los animales debat
serpensados sobre el modelWdq.lgs
y la de Platón, menos franca, según Simondon. Quizás cons-
tituya un problema situar aAristóteles sobreeste punto.
çeBLE] problema siguiente es,mas precisamente,saberen
humanost.td.copo.IQ$ Antiguos los.çonsideraban: .dotados
de razón, de inte]igencia{ de alma racional, etc. O bien si los
hombres deben ser pensados tal como los consideraban las
el casoêiíijüê'lãaiÍerenda
fuese desconocida, si uno es
concepciones cartesianas. Adora bien, a] menos en la historia
elevado a ]o que Simondgn
]lami!.!!n!=dicotomía"
taJante
de la constituciónde la psicologia contemporânea,es esta
aislanao ai nombre. de 11naturaleza. Esa es la posición de
última
posición la que se impondrá.
Sócrates,delos Estoicoss,de los primeros Apologistas cris-
tianos y la de Descarnes.Aristóteles, SanAgustin, Santo To-
mas, el mesmoMontaigne, Bossuety La Fontaine, son más
La presentación que Simondon hace de Descartes' co-
nesponde a cierta tradición de su recepción,que tiene una
mayor consecuencia desde el punto de vista de la historia;
moderadosaún cuando piensan que hay una diferencia
espfdfica entre el.bombrç y el animalÜCyá!.dç ]os dos.es
hace que estén mas desprovistos en equipamientos naturales que todos los
animales, y que la técnica que les es otorgada sea presentada de manera
problemática,no como equipamiento y perícia(instinto) naturales y como
superior? EI interés de la evocación de las figuras de Bruno
una figura de equipamiento y perícias naturales propiamente humanos. Mas
y de Montaigneespara mostrarla posibilidad de sostener,
estarepresentacióncuya importância seimpuro en el corazónde la cultura
occidentalmás alia de los signos,y queSimondon evocaen la versión dada
en cierta medida, la superioridad del animal.
por Séneca.no es tan diferente de las de los naturalistas presocrátícosque ven
en la humanidad un progreso con relación a la animalidad. A propósito de
à : S}el hombre es supera.(!!,llWestión
es sabersi espor
Platón, Simondon prefiere evocar el mito del Timea,que al presentar la idea
progreso con relación.al animal o si hay degradación del
hombre en.e] qnimg]. La primera es ia posición de los pre-
de la animalidad como degradaciónde la humanidad, constituyeuna figura
socráticoscomoAnaxágorasy la última, la de Platón en el
Timeoó.
del pensamiento sobrenuestro problema más original, que caliâcade genial y
monstruosa al mesmotiempo.
7. La figura de Descartespmsentada, está quizás más cercade ser redbida, o
por algunos"cartesianos" algo rígidos comoMalebranche,o por una recepción
hastacomo la de La Fontaine(a quien Simondon evocacon evidente simpatia),
.Los Estoícosquierat mosüar.que el hombre es un ser aparte de toda
que a la que sostieneel mesmoDescartes,si se tiene en cuentatodo lo que
él escribió.Es cíerto queesel 17úcleode Za.Pias(Z/hde Descarneslo queaqui se
Raturaleza. (p33)
'
6.Sinlondon no trata de presentar aqui la totalidad de la concepción de Platón.
encuentracomprometidosi sequierejuzgarla.Y noespoco trabajohacerseuna
idea justa delo que Descarnesdigo sobreeste tema con tanta precisión, matices
y firmeza. Como ayuda para este examen,se podrá consultar particulamiente;
sho losaspectosmássignificativos,susceptiblesde componerla constelación
de los pmblemas y de.las pmidmes
que conespondat a nuestra pregunta.
Méditahons metWhysiqtiesVI, Rqollses nux 4 objectiots, Pldade, pp 529-531; Tvaité
de Z%omme,sobre todo p. 807 y pp. 872-873; Díscozznde /a .hféf&ode B Z/M'e à
Simondon, cavo interés por la téaüca se conoce,no evoca aqui el mito de
Prometem del Prafdgorm -tan importante
para
el pensamiento
de la téaüca-
Renerítour Po[Zot(avü11638);A.T. ]], pp. 3941; 1rftreà 2Vmcasfiede] 23-11-1646;
Lelüe à ÀÍorus de $2-1649(pp.
1318-20).Algunas fórmulas de este corpus, si se
que presentelaaeadón y el equipamiento de losvivientes comenzandopor
los de los animales,los de loshombres intervienen en újüma posidon, eso
toman aisladamente.pueden dar a entender que los hombres no tienen alma
comparable a la de los animales, lo que Descartes consiente en llamar un "alma
16
17
que los hombres no tienen alma comparable a la de los animales, lo que Descartes consiente
!enn-YuesChatear no de las doctrinas ÍHosóficassino de las ideas que contri- buyeron a la formación
!enn-YuesChatear
no de las doctrinas ÍHosóficassino de las ideas que contri-
buyeron a la formación de los conceptosen psicologia e
incluso a la determinación desu objetoefectivo.
La doctrina de Descartes,tal como es relatada, puede pa-
recer chocante si se da importância
a los animales o si seteme
que conduzca a maltratados. ParaSimondon, como su punto
de vista es histórico, la cuestión aqui no es discutir ni sabersi
hay que estaro no de acuerdo con ella'. Este 'cartesianismo",
corpórea"(6'
RfjnHses,p. 530, 4. À4oi'us,p. 1318), es dedo lo que conesponde
a las funcionemdel cuerpo, esamáquina animal, animada y viviente (Zrdfé de
I'holnme, p. 873). Adora bien, se puede decir que esta "alma corpórea"(que no
es tetracosa que el cuerpo encarado desde el punto de vista de la organización
de sus funciones), anima inmediata y directamente al cueipo vivíente, animal
o humano, ya que(4' R(#)onsn)nuestra almapmpiamente humana que mueve
al cuerpo, no es inmediata ("espíütu", "cosa pensante","alma razonable",
que solo posei el hombre).Ella sólo intervienebaia el mundo central de los
espíritus animales", cuyo
flujo separecefuncionalmente a lo quehoy se Dama
influxo nervioso", aunque seproduzca en la sala de máquinas del corazón, que
[as envia a] cerebro y de ahi, a ]os newios y a ]os múscu]os. DoceDescartes, en
el Díscoizrsdela À4éfhadeV, que éstos mueven todo el cuerpo en una profunda
unidad del organismo (À4édítnãon6'), y a vedesno intervienen para nada. Siuno
hace caso omito de que el hombre también pueda tener un "alma col:pórea ", se
plantei: 1)que el cuerpo animal pareceinanimado, no viviente, no animal; y 2)
queel hombre parecetotalmente diferente del animal aun comocuerpo. Por el
contrario, si setiene en cuenta la existencia de este "alma corpórea", la posid6n
cartesianapodría ser presentadacomo comprendiendo a la vez, ulz cferfo
Farpadoente el animal y el hombre- donde la mioma fisiologia y psicologia
pueden aplicasseal estudio del cuerpo y del alma que está ligada mientras
estévivo. Se puede
devir que "los aniinales sin razón se nos parecen" como
doceel l)isco n deZaÀ4éfhode'q p. 157,y esrealmente lo que mostró la historia
delas ciencias,según la interesante observacióndeSimondon. Este revelo zona
dÍPrmcü rpdícalde nahlraieza, ya que el hombm esel único en poseer este alma,
llamada por Descartes res cogífa7zs,cosa pensante, que está junta y unida tan
estrechamente al cuerpo y sus funciones que lo importante de la existência se
encuentraafectado.
8. Ni, por e)amplo,si Descarnesrehúsaque los animalesposeanvida,
sensibilidad y deseo(apetito), lo que expresamentenegó al haber sostenido en
las 6'Ri+onsa ailxo
ecHom,p. 530,así como en la carta a Morus del 5-2-1649, p.
1320,en ]asque só]o dice que, en ]o refennte a] penisamiento de los animales, no
se puede probar ni demostrar que no lo tialen "porque el espíritu humano no
penetraen el comzón deellas', p. 1319,segúnlo cita Simondon.
18

[

Presa!taciót!

asícomprendido, más aUáde las3'eaccionesde desestimación (a vecessentidas, que pudo suscitar), "ganó"
asícomprendido, más aUáde las3'eaccionesde desestimación
(a vecessentidas, que pudo suscitar), "ganó" históricamente
en la ciencia psicológica contemporânea: derribó y destruyó
lasantiguas concepciones.Y al mesmotiempo se vio derriba-
do como experiencia del cogífoque permitia distinguir
en la
naturaleza "el alma razonable" y el "alma corporal"
Tal es la tesesde Simondon sobre la "dialéctica'
de
conjunto que correspondea la historia que él compuso=EI
cartesianismo desde un punho de vista científico, pretende
que se pueda da] cuenta de ]as conductas aê]ãitíina], de su
psiquismo, dejB.gaturalezac.considerándolo como una hiá=
quina animada, pelo desprovista de pensamientoracional,
en el sentido
del cogflo cartesiano. Conesponde,
no solo a lo
que emprendió una "psicologia
animal", la etología, a partir
del sigla XIX, sino y sobre todo, a lo que devino la psicologia
en general, la humana, ya seabafo la forma de la psicologia
experimental, del behaviorismo, "psicologia sin alma" según
la fom\ula de Watson, o bien, de manera mas reciente, de la
'cibernética"y desde19469,de la psicologia cogrutivasalada
de la "inteligencia artificial". EI cartesianismo,a su manera,
condujo ahomogenizar comodfscípZflzmcimt@cas,la psicolo-
gia animal y la humana, al hacer de la psicologia una parte
de la biologia concebida, con respecto a sus princípios,
como
una "mecânica",si setoma estetém\ino con el verdadero
sentido que le otorga Descartes.Bastó para elmo,poner entre
9. Se podrá comparar la crítica del cartesianismocon la que haceen Dtz
Àloded'afsfmce desobjefsfechligues,(Aubier- Montaigne, 1958.1989),de la
cibemética de N. Wiener, que reposa "en una asimilación abusiva del objeto
técnicoal objeto natural y en particular al viviente", p. 48, ver también pp.
110y149.
19
mean-YuesChâteau Presentación paréntesislo que Descartesqueria fundar: la existenciadel alma racionalpropiamente
mean-YuesChâteau
Presentación
paréntesislo que Descartesqueria fundar: la existenciadel
alma racionalpropiamente humana. En cuanto a ésta,no es
equivalentes para la filosofia. Ninguna deviene filosófica
si no es por una maneta distinta de su elaboración, que en
un objeto posible para la
psicologia empírica sino
que se co-
general, transforma el sentido de la interrogación inicial.
nocemás facilmente que todo lo que es corpóreo.
Adora bien, en su obra filosófica mayor, "E/ itzdíüduo y szz
Esta "dialéctica" históüca efectiva, que condujo a la
gélzesispsüobioZódcan,Simondon se pregunta:
2có!!o
]o
p!:
fomtación de las ciencias psicológicas actuales, estaba com-
quico y lo vit4. sc;.Jçligünguçnel:lJDQdçl eUQ?l.y.:go 'Zcómo el
prendida en la objeción de Gassendi: "como el alma de los
hombre y el animal se.dist4nguen*"La respuestaaesta última
animalesesmaterial, la del hombre puede serio también''.
pregunta depende, en cierta medida, de la respuestaa la ori
meiÇihãiiiadeBanérâ94=ga. AI esforzarsepor responder a
EI animal y el hombre a la luz de la ontogénesis delo vital
la piimera pregunta, Simondon se cienteelevadoapuntualizar
y delo psíquico
[o concerniente a ]as re]aciones de] hombre y de] animal, en un
sentidomarginal, debido a que las dos preguntastienen una
Uno sepuede preguntar cuál esla posición de Simon-
don. No bastan ni la revisión de las opiniones a las que
fuerte relación, pelo al igual que los análisespor los cuales él
comenzabaa respondera su pregunta fundamental,habrían
Simodon reconocería un valor propedéutico, pelo en las
que no confiaba para la elaboración del pensamiento,ni la
importância de lo queuna historia nos presentaríacomo un
podido condudr
a ideal falsas sobre el hombre y el animal. En
erecto,la nota de la pagina 152 comienza como una rectifica-
d6n. " Eito tlo signi$ca quesolobagaseresuiuietttesy
oirosüpietttes
hecho. Quedaría por verificar si se estableció el hecho, por
y pensantes:es probnble quelos animales, a
determinar qué puede haber de raciona] en ]a evolución que
siMación psíquica, solo queelas situaciones
oeces,se mcttenh'en m
queconducen a actosde
le corresponde,por comprender lo que ella significa exacta-
mente y desde qué punto de vista.
pemamfmfo,solaramos.#ecumfesm ZosatzfmaZn".La distinción
operada entre lasnociones de individuos vivientes y de indi-
Para este fin nos proponemos examinar la maneta en que
viduos vivientes que tienen un modo de existencia psíquica no
su reflexión propiamente filosófica mostró como había que
plantear el problema. Porque todas las preguntas no son
corresponde,pues, ala del animal y del hombre.
Sin embargo,es cierto que se hubiesepodido contar
con descubrir en esa obra, una determinación de lo que
10. Caco
objeciones
a las À édífatfons
Àlétlzphysiques,
p. 471. Se ve como
podría
sonel animal y el hombre,y de la relaciónde ambos,en la
aplicassea toda la historia de la consütución de la psicologia contemporânea
lo que G. Canguilhem decía especialmente del desarrollo de la psicologia
como der\cia del sentido intemo, en el sigla XVlll: "Toda la historia de esta
psicologia puede escribirse comola de los contrasentidos cuyas causasfueron
medida en que su ínfenciólzgeneral anunciada es estudiar
lasÀ4édífatíonsde Descartes,sin considerado responsable",("Qu'est-ce quela
11.Cf. L'lndfpidu et sagenêsepsycho-bfolagque.PUF.1964.Primera mitad de
su tesesprincipal cuya continuación aparecia can el título L'ilüípfdzlatfon
psichfq#eet collecfízpe,Aubier 1969(Millon 1995).
pshychologie?",
en Etudes d'hisfoírn
ef de phílosophfe des sclelices, Vth,
1970).
20
21
mean-doesChâtealt Presentación e[ ser según sus ires nive]es: físico, vital, psíquico y psico- pre'individual.
mean-doesChâtealt
Presentación
e[ ser según sus ires nive]es: físico, vital, psíquico y psico-
pre'individual.
Porque el ser está en relación. Toda relación
social", siendo el problema deter\inado: cómo "reubicar
al individuo en el ser de acuerdoa ecostres niveles" por
verdadera tiene "range de ser "(p. 11).Y espor su relación con
la totalidad del ser y de los modos posibles del seDque toda
medio del "estudio de las fomlas, modos y grados de la in-
cosaes ser, aun quando no es "cosa" en sentido substancial.
dividuación"(p.
16). Sin embargo, lo que él considera
"un
La nota de la página 152no dize que el hombre y el
fundamento de las áreastalescomo meteria, vida, espíritu,
animal'son semejantessino que no se puede designar ma
!ociedadjLnQ.son substanciassino
diferentes.!egilgçiiêi
eié;Giã'qú;''Éhnã'f--ãããi;'aií'mt:oFología. pe! g"
de individuación ',(ibid.) y despuésde todo, esta doctrina
cuentade sus diferencias. Hay animales que son muy dífe-
'supone un encadenamiento de la realidad física hasta las
rentésunos de otros, de los más simples a los "superiores'
formas biológicas superiores(es deck. hasta el hombre en
e induso quando son de la misma raza. Y las diferencial no
su modo de ser social),pero "sin establecerdistinción de
son menores en los hombres, aunque sólo fuera de acuerdo
clasesy de géneros", aun cuando esta doctrina tenda que
al momento de la ontogénesis(del embrión, del adulto, del
poder dar cuenta de lo que, en la experiencia, nos conduce a
considerarla relación deun "individuo"
con una "especie'
envejecimiento final). Hgy qqzélggenninaciones naturales
que orientan y limitan las posibilidagS! çlÊJln$jyjçlpacióiy
y de una especie con un "género"(pp.
139 y 243):'.
No hay diferencia esencial entre el animal y el hombre
9ãêéá'iitaib l;síqiljg PS?rqTF"el animal!flé.!ngç!!.equip?'
do paraviver.quelpf!!adensa!)!.glbombas.parlpynsall.gu!
porqueno la hay desdeêl puntõ'iiS vira de la ontogénesis
para viver". Pera no debe seLnljlE!!W!!da:jgj=ipQ$ançip
generalizada. Esta ontología general y diferenciada a la vez,
es la filosofia di<Simõhdqn.
deHaithêunstanciasJli
l.loHug
ellasl.11ç!!$uçf2.gface! y.p
devenir Las drcunstancias no deben ser considerada! sola-
Hay que tener muy en cuenta que todo es ser.Todo, toda
mentecomo]iberadorasde una parte den!!!!!glBê.Bo4çD:
realidadindividual e inclusotodo lo queno esindividuo, lo
cial en suspenso hasta ahí, sino como deterglnantes(p
153)
12.En un sentido, género y especieno existen. Solo existiriam los individuos;
EsÍãíplantear un probZem?pp$!g
Panda
las circunstancias
y
quízásni eso;a devir verdad. los individuos tampoco existem,Bóiaexiste
pueaen conauar al viviente a una resoluclón que cobra for-
la
individuación, p. 197."EI individuo no es un ser sino un acto,y el ser es
individuo comoagentede eseacto de índivíduación por el cual semanifiesta
ma de una indiçitiuaci6n
nueva
psíquica y colectivai3.
y existe"(ibid). Lo que haceque la existenciade los vivientes, comoespecie,
géneroo cualquier conjunto que sea,reposando sobreuna "naturaleza", esté
desprovistade fundamento objetivo suficiente: ninguna clasificacióny por
consiguiente,ninguna jerarquización de los vivientes está objetivamente
13.EI psiquismo no es una cualidad superior queposeeríanalgunos vivientes.
"EI verdadero psiquismo aprece cuando las funciones vitales ya no pueden
fundada, p. 163.La maneta en que pueden reagruparse no solo debería tener
encuenta suscaracteres"naturales"(anátomofisiológicos) sino de qué manera
viven en grupo y fomtan sociedad,p. 164.de qué manera sehdividuan
al
resolverlos problemasplanteados al viviente", p. 153.Es el régimen de la
vida que se aminora, que deviene un problema para sí mesmaporque la
afectividad,"desbordada", "plantea problemasen lugar de nsolverlos", p.
formar sus grupos, es decir. al indivíduar de maneta"transindividual" los
152.Ya no gene el poder regulador
de "resolver en conjunto la dualidad
de la
gruposenlosqueseindividuan.
percepción y de la acción", p. 151.
22
23
Presentación mean-YuesChâtent{ todomoral o metafísico.Perono seplEg! dedr deantemano, l La posibilidad de que
Presentación
mean-YuesChâtent{
todomoral o metafísico.Perono seplEg! dedr deantemano, l
La posibilidad
de que algunos animales "se encuentren,
#
«wÉ.ããÜiêi:ã©w=E2@E9-qlE.=!y©
a veces, en situación psíquica y que esas situaciones pue-
dan "condudr a actosde pensamiento",no es afim\ar que
un cuerpo viviente. Aun quando uno queda observar líneas
de fuerza y dominantes, no se puede;.limitar lo que üií'$êi'
"ellos piensan" o que "tienen
pensamiento",
significaria
«iç6$úãMai;$4êlãsdêlbgld.s!\slÉnsge.glgp!=
'simp]ementeque un umbral es.franqueada". Pera"la in-
l:elaaon. ya sea con ]o que está en é], ]o ore-individual,
ya con
dividuación no obedecea una ley del todo o nada: sepuede
efectuar de manera cuántica, por saltos bruscos"(p.153). Si
'pensar" puede tener sentido para un animal, no sabemos
io que no er;j; lo Uans:individual v lo enter-hq4vidual. Y tal
vez haya también moral y metafísica.
qué podría significar para é], si no es por conletura,en la
medida en que, como doceDescartes,no podemos saber qué
ciente.Nada obriga a considerar que esole sucediesecomo
un modode existenciacompleto,correspondientea una
esencia,y completamente nuevo para é], pelo que no seria
por una multitud de pequenasdiferencial, en su modo de
relación consigo y con su media, que serian vividas por él
como proa/enzasnuevos. Simondon no se preocupa en demos-
trar que los animales piensan. No tendría sentido dentro del
marco de su doctrina. Pero muestra que los medias teóricos
generalesde los que uno dispone, fuera de las concepciones
metafísicasy mordesdásicas,enla perspeltiyg4gllina.gille.
génesisgeneralizada proveniente de una reflexión sobre las
ciencias físicas, biológicas y psicológicas para representarse
en general qué es el psiquismo y el pensamiento, nó permiten
exduir esaposibilidaden un ser,a partir del momentoen
que está vivo. zQué es el animal? zQué es el hombre? ZCuáles
son las relacionei de ambos? No se puede responde!.a.altas
preguntas de.manera rigurosa desde el punto de.vista.del
conocimiento teórico, en la medida en que los tém\mos.en
qüê'ün expresados,son nociones que tienen un sentido ante
25
24
PRIMERA LECCIÓN Abordaremos la historia de la noci6n de vida animal en el campo de
PRIMERA LECCIÓN
Abordaremos la historia de la noci6n de vida animal en
el campo de la psicologia. Es una quentede formación de
conceptosentre las ciencias de la naturaleza y las ciencias
del hombre, que se manifiesta pare!.gglplig.ggganollo de la
noción de vida animal. Es!!problema
de las relacioBçs.gS
inteligencia, dehábitos, de instinto v de.!içlg.
"'':Qué
significa una conducta instintiva? ZCuálesson los
caracteresde las conductasanimalespor oposicióna las
conductas propiamente humanas? ZCuál es la noción de
jerarquía de las funcionemque distintos autores manifesta-
ron a través del tiempo? ZEn qué sentido eseprincipio de
]erarquíade las funciones pudo tener un valor heurístico
desdela Antigüedad hasta nuestrosdias?Eslo que voy a
tratar de mostrarles en dos lecciones que estarán dedicadas
a la recapitulación de los diferentes aspectoshistóricos del
desarrollo de esanoción, el\ relacióg çgnb manera en cómo
se presenta, en la época contemporânea, el problema de
' Estetextoesla üansaipciónde la grabacióndel unidode un pulsode
Propedéutica dictado en la Universidad de Poitien diante
el primer
semesUedel aõo 1963-1964.Las notas que siguen pertenecenal editor.
27
Ptimera !ección Dos !eccionessobreel anima! y ei hombre lg vida animal y de las conductasinstintivas.
Ptimera !ección
Dos !eccionessobreel anima! y ei hombre
lg vida animal y de las conductasinstintivas. Esevidente
doutrinas de la identidad
de las almas y de su comunidad
que en isto también se encuentra la noción de psicologia
.j;=;Ü;ãiêzá,ega !?@eFZZ@Qsf!
ç;@g!:!!g,«sqlgl99
animal.
de las almas. La n?etempsícosíses una doctrina
antigua
que
La Antigüedad
suponeque el alma esun principio viviente queno estáli-
gadoa la individualidad de tal o cualexistencia.Un alma
animal puede servir para animar a un aterpo humano, pue'
A través del tiempo, se puede dedo que en la Antigüe-
de reencamarse en un cuerpo humano, y un alma que pasó
dad, la primerB.pociéD
quese
desprende no es la de ins-
a un cuerpo humano, después de una existenciahumana,
tinto, ni la de inteligencia por oposición al instinto, sino en
puede perfeitamente
volver a la existenciabajo una forma
términosglobales,la de vida humana, vida animal y vida
vegetal o animal:
vegetal.Lo que pareceç+aroal menos en los Presocráticos,
es que el alma humana --y esoasombró a los historiadores
del pensamient(» no es considerada como una naturaleza
Diógenes Laercio cita la palabra -según algunos iróni-
ca- de Pitágoras,quien al pasarun día por una callevio y
oyó a un perto, un cachorro al que castigabancruelmente.
diferente del alma aiiiihal'6 aêi alma vegetal Todo lo vi-
viente estáprevisto de un principio vital, la gran línea de
Pitágoras se acercó a
'deteneos, es uno de
esosverdugos de animales y les digo:
mis amigos difunto que se reencamó
separación pasa entre el reino viviente y el reino no viviente
en este animal". Diógenes Laercio cree suponer. con la dis-
mucho másque entre loivegetales, loê'animalesy loé'hom-
tanciade los siglas, que la intención de Pitágorasera iró-
bres.La ideadeoponerlavidaanimalala vidahuBii;ã:'y
nica. Pero es muy probable que a través de la leyenda, sea
las fundones humanas a funciones animales que serían de
necesarioconsiderar que si Pitágoraspudo devir semejante
tetra naturaleza,
es relativamente
reciente.
cosa,es porque había una creencia popular en la mefempsi-
Pitágoras
cosisy que él se valia de esa creencia.voluntariamentetal
vez, para detenerel suphcio de eseanimal. En todo caso,
con elmose reveló la base de una creencia parcialmente
pri-
EI alma humana, el alma animal, el alma vegetal,se-
mitiva, en el origen de nuestras civilizaciones occidentales:
gún Pitágoras, son consideradas como si pertenecieran a
[a misma natura]eza.Es e] cuerpo y sus funciones ]os que
establecendiferencias entre la manera de viver de un alma
la de la trasmigración de las almas, lo que pem\ite suponfl!
que el alma no es una reahdad propiaãiente indlTdual EI
alma seindividualiza por u2.cierto tie=lpo en las espegS?
'""g?qa
en «- l«em+)um«-q:.SB.«- meWÊj$gê@o
en un cuerpo g;}4mal }g
gue !e desprende dqesas primçrqs
1.Cf. Empédocles, Kafharmof, fr.117: "En oiro tiempo fuí un joven y una joven,
un zarza]y un ave,un mudo pez en el mar
Kafharmof, fr.117: "En oiro tiempo fuí un joven y una joven, un zarza]y un ave,un mudo

28

29

Primar lección Dos !eccionessobre e! anima! y e! hombre de üna existçnl4g dçtemünad%.pela.ggtes de esaexistencia,
Primar
lección
Dos
!eccionessobre e! anima! y e! hombre
de üna existçnl4g dçtemünad%.pela.ggtes de esaexistencia,
c9noi;üó.X.pç)(+g.cqgocer otras.
rentes.Un hombre puede devenir aveo monstruo marido o
bien puede devenir río; una mujer desconsoladapuede ser
No hay que ignglqr.SI aporte heurístico de tal doctrina
transformadaen manantial o en árbol. $çlB Hçlamgfo!!s,
o.creenciaporque através de.éstansS.gtggifig$aiãÍ;õêibi-
lidad.de.una,çgntinlidad qelayida, la realidad del pasaje
es deci& çaml21QEl4F especies que.conçie3lr\en Elatjyamente
dg.glgQ .que .çs m:áF que eliDdiVidya. Cuando el individuo
a la individualidad, pero que supgqg}.!? existenciade un
rtq®©didêuWe
está muerto, pólo su cuerpo sedescomponey algo de él
está çg\sçÇygdo mien!!!s
gue
.lâ
Jpdividulhqad
morfglg-
queda. Además, esta idea de una perennidad de las almas,
gica se encuentra transformada. Hace un momento, decía
de una inmortalidad virtual de las almas,serácontinuada
por la doctrina espiritualistq:ye!.çlj;!!janlsmo con una inno-
qiie estãcrêêiiãa prm\iüva en la mefeinpsícosfsy en la posi-
bilidad de metamorfoses,es decir, de câmbio de forma de
vaciónsumamenteiqlpoPante: aparecela individualidad,
lapersonalidgd*gç!-alma. Las almasson inmortales pera
se podría decir que sirven solamenteuna vez a la exis-
existenciacon conservaciónde un principio vital, tal vez
pudo servir para elaborar doctrinas comola de la continui-
dad de la vida y la del câmbio de las especies
tencia temporal
Después están fijadas a su suerte. Por el
Además vamos a encontrar luego, en la doctrina de
contrario, en la dgctrina primitiva de los griegos el goela
Platón una especiede transformismo pera a la inversa, un
no está, de ningún modo, marcada Dará siemore oor una
transfomüsmo regresivo que será la primera fomta conoci-
exiltenêiai'Después
de una existencia podrá conocer obras,
da en el pensamiento occidental de doctrina transfomüsta.
de alguna manera está reviviscente', se reencama, vuelve
a existir en otras especiesvariadas y puede pasar de .un
Anaxágoras
géneroviviente a oiro. Esmoincluso puede ser la basede la
creencia en diferentes metamorfoses. Las metamorfosis son
Entre los presocráticos o al menos entre los autores an-
câmbiosde fomta deun se!;lCjlgntqgy89CSn razón deuna
teriores a Platón, se encuentra la doutrina de Anaxágoras
sueste echada o de una carencia, se encuentrq:.transforma-
quien afim\a que existe identidad de naturaleza innata de
da!por los dioseso por otra potencia,en ma especiedife-
las almas pelo que se hallan diferencial de cantidad, canti-
dades de inteligencia, de razón(de lzoí2s),porque el 7zo12sde
+Para Simondon la reviviscencia existe en los domínios metafísico y físico
a la vez. Reviviscente:adjetivo del sustantivo reviviscencía:propiedad que
poseen algunos seres animales o vegetales de recobrar la actividad
de la
2.Da&\e hte transfomtada en laurel cuando era perseguida por Apoio; Aura
vida luego de un período de anhidrobiosis.Ej: reviviscenciade las esporas.
fue tmnsfomlada
en manantia] por Zeus; Demeter hino nacer abejas del cuerpo
Estado de vida aminorada engendrado por una sequedad que conduce a la
disecaciónde un organismo. Se trata de una vida sin agua.Del griego anudros
de Melissa muerta; Las Hlelíades,hqas de Hlelios, fueron transformadas en
álamos en los bondes de un río. Cf. Grima], Dfctfonnaírzde iyfhalogiegrecque
(sin agua) y alas(vida)[N.
de T.].
et Rornaftte, PUE, 1951.
30
31

l

Dos teccionessobre el anitllal y el hombre Printaa !ecdón la planta es menosfuerte, menos detallado,
Dos teccionessobre el anitllal
y el hombre
Printaa !ecdón
la planta es menosfuerte, menos detallado, menos potente
Se#wfolz"(conócete a ti mesmo). La lección socrática es de
que el de los animales, y éste es menos fuerte y menos de-
ta[[ado que e] de] hombre. No son diferencias de natura]eza
retrospecciónsobre sí mesmo y
de profundización por .la
conciencia y por la interrogación.
acerca dç las verdades que
sigo:ge çaqtidad 4q jnteligencig y de cantidad de razón que
poseeremos. çomo si entraõáramos verdades
en creme
No
se encuentran entre
los seres.
esla naturaleza sino nosotros quienes tenemos un potencial
Sócrates
de verdad para liberar, somos nosotros quienes.poseemos
como seresexcepcionales esacarga de realidad que hay que
dar a luz. Esohace que exista, entre el instinto de los anima-
E!.Slprimerg quq.ptrggljo en lq antigüedad una opo-
sición entre.el principio vital de los vegetaleso de los ãni-
malesy el.hombr%Fiel primer responsabledel dualismo
les.y.larazón humana, entre el instinto de los animalesy la
inteligenciahumana, una diferencia de naturalezq.Por eito,
todo la física,vale decir, la teoria del mundo:y dela.natura-
tradicional;
En-çfectq!
djstinguç inteligencia .ejinstiptg
y
leza.SÊegqi:Etra
]léãtãda
y desechada.
opine,
Sn gertapledidal.la
inteligencia
.a! instinto.
Funda,
uno puede decido enestecaso,aun cuando más tarde fuera
Platón
un abuso emplear la mesmapalabra(ilB humã;ii;;;jÕ> Esde-
cir. una doi:!!!Bgsçgún la dual el hombre es una realidad no
comparable a ninguna tetra en la naturaleza. Eiitrelãhatu;ã-
leza estudiada por Anaxágoras y el hombre que los Sofistas
Y eso conduce a la teoria de Platón que ya no es com-
pletamente
dualista
sino
ql4ç#oneLê!.hombre.jQbrç
.]gs
otros seres natylalçs. una teor!.gpgmogéNcq,y.cpsmgj:ó-
y
Sócratesestudian,no hay punto de comparaciónposible.
gicaque expresaa su maneta la preeminencia del hombre
Dar todo el espíritu o la fuerza al estudio de la naturaleza,
desatbierta p(!!.êéSrates En efeêÊcr'Elatónconsidera.al
puede ser considerado un extraviarse.
animal a través del hombre porque la realidad humana-es
Sócratesse arrepiente por haber dedicado sus jóvenes
nãos a estudiar los fenómenos de la naturaleza con Anaxá-
el modelo de todo. En el hombre encontramosla imagen
de los tremreinos de la naturaleza y a ésta bajo la forma de
goras y con los físicos. Desde entonces supo que el porvenir
los trçlpripcilZigs:
noíZsQa !azón)!
thlimós.(el,çglázóq
el
del hombre y su interés fundamental no está en el estudio
de las constelacioneso de los fenómenosnaturales, sino en
impulso),
@ít/zunia(el
deseo).
La preeminencia
del Boas
caracterizaal hombre, la predominanciadel t/irmos(im-
êl
estudio de sí mismê''No se trata de conocerlas cosas,
el mundo,
los
fenómenos
físicos,
es necesario
:decir-como
está inscripto çn el frontón del templo:dp.Delfos:-r'Glzofhí
py!sg.!Rstinülg} caracterizaal animal y la íi íthumü a la
.plant!. Si el hombre estuviera reducido a las vísceras,a
los órganos que existenentre el diafragma y el ombligo,
32
33
Pri?Hera!ección Dos !ecciones sobreel nninla! y el hombre momento llamé una evolución a la inversa.
Pri?Hera!ección
Dos !ecciones sobreel nninla! y el hombre
momento llamé una evolución a la inversa. Por exemplo,
seria como
una planta.
Estaria
reducido
a to épífht4z7zéfíkolt,
la facultad concupiscible',la facultad vegetativa que pólo
el hombre tiene uíías pelo no le sirven. Tener umases una
débil defensa,esun arma poço potente. Peropor degrada-
conoceel placery el dolor,el agradoy el desagrado,li-
ción progresiva, se ve aparecer paulatinamente el rol de la
gadosa lasnecesidadeso a la satisfacción.La necesidad
existey es el principio del dolor porquela carenciaes
garra. Primero hombres, de estos nacen las mujeres que se
sirven mejor de sus umas.Luego, sedesciendea los felinos
esteprincipio. Cuando la necesidadestá colmada, existe
la satisfacción porque el placer de la satisfacción seopone
a la tristeza y al dolor de la necesidad,tales son las dos
para los cuales el uso de la gana es de un interés incontes-
table y está mucho más desarrollada y pertenece a lo que
hoy en día se flama esquema corporal, vale decir, que las
modalidades
de to i#ff;zumétíkon,
la facultad
de építhzimfa,
usan por naturaleza. La maneja de agazaparse para saltar,
la facultad de concupiscencia.En lo referente al thumos,
ya está correlacionada con la colocación delas garras para
éstecaracteriza a los animales. Los animales son corajudos
empuãar estrangular y destrozar a su presa.Por consi-
e instintivos. Tienen impulso, una propensión instintiva,
son llevados a defender a su progenitura, a atacar a un
guiente, la existencia de ciertos detalles anatómicos que
en el hombre son poco útiles, seentiende en un plan de
agresor,a realizar cierto número de conductas que llevan
a cabo naturalmente
debido al fo építhuméfíkon. Un caballo,
organización del mundo a partir del cual esdel hombre de
quien sedesprenden las diferentes especies,por simplifi-
un león pueden ser corajudos como un hombre pero no
cación y degradación.
poseen S1.29gs,es devir, ]a facultad r?ciç)nal d! organizar
Estaidea del Tlmeoes en un
cierto sentido monstruosa
suconductapor el saber,la facultad de actuar.la de saber
y a la vez genial. Es la primera posición de la teoria de la
por qué sç.!ceda
.Ei'3nima]
no ]o sabe, es elevado a actuar
evolución en
el mundo occidental. Solo que es una teoria de
por un impulso, por un calor ç)rgpnicgque exlsJEe2.Él{.por
la evolución a la inversa. De todos los animales,el hombre
un instinto. A esto se dSbelapgsibilidad
de encarar a los
diferentes animales como subhombrçs gegradaçjS)nes4el
esel primero constituído por simplificación y degradación,
lo que implica un desarrollo detal o cual aspectodel cuerpo
hombre. En el Tlmeo3,Platón desanolla una teoria de la
humano, considerable como el de las garras en el lugar de
creación de las especiesanimales a partir del hombre. AI
principio, el hombre era lo más perfecto, y manifestaba en
él todos los elementos que más tarde permitirían crear por
degradación a las diferentes especies.Es lo que hace un
las umas.Sepuede obtener una especieanimal adaptada a
un modo de vida particular. De ninguna manetasetrata
de hacer falir.al
hombrç dq.la? especies.animales por unã
evoluciónplcen4eqB.y progresjva.sino.al.contrario, setrata
de::mostrar J115mo. del esquema humano'.puedep:.falir:Fs-
' Concupiscib]e: Tendencia de ]a vo]untad bacia un bien sensibleIN. deT.].
3. Cf. Plat6n, Timée,39e, 41b-43e, 76d-e, 90e-92c
34
34

35

Tendencia de ]a vo]untad bacia un bien sensibleIN. deT.]. 3. Cf. Plat6n, Timée,39e, 41b-43e, 76d-e, 90e-92c
r''T
r''T
Primera !ección Dos }eccionessobree! anima! y ethombre Aristóteles qyçmqs.p.á:.slglplesZqu?.son los de los
Primera !ección
Dos }eccionessobree! anima! y ethombre
Aristóteles
qyçmqs.p.á:.slglplesZqu?.son los de los animales. Sepuede
cotejar con otros mitos de la reencamación: las almas beben
Y chora veremosel segundo punto de las doutrinasde la
el agua del Leteo después de haber elegido un cuerpo' en
función de sus existenciasanterioresy de su mérito. Las
que pudieron elevarselo mqor posibleen el conocimiento
de la verdad y en la práctica de la meditación no fallarán
Antigüedad. Aristóteles y su primera çlgçtrina DatHralista,
objetivo;y,deobservación.en:loconcemientea:larelacióndel
vegelg!.çç2n4anima!.!ge!!!!jpa!.çone].hQmbre.
En primer lugar, Aristóteles no desdefíó la consideración
al elegerel cuerpo de un filósofo; en cuanto a las otras, irán
hacia cualquier existencia animal. Si Platón continuara en
esta serie de degradación, diria que uno puede encamar-
se en especiesde árboles. Pera parece que la noción de
de la existenciavegetal. Para él, el vegetal ya contiene un
alma.Manifiesta la presencia de un alma, de un principio
vegetativo que él llama fo trqtíkon, es deck. lo relativo a las
funcionem de desarrollo
y crecimiento.
Trepeílz,trepfikon, que
metamorfosisligada a la reviviscenciabajo forma vegetal,
sedifundió anterior\ente en Greda a travésde los mitos
derivan de trephó,nutrir. engordar, hacer crecer.EI trepHkolz
cuidade las funciones de nutrición en el vegetal.Pero-y
religiosos orientales. En la época de Platón se le atribuyó
relativa importância en el campo filosófico, tal vez más en el
esoya es muy importante y muestra una profunda y gran
observaciónen Aristótele9- la función de los vegetalesno
poético. En erecto, la mitologia incluye transformaciones en
ciertas especiesde árboles.
es solo la de nutrisse. Vean cómo la mirada jerarquizante
Por consiguiente, es importante observar que en Platón
existeuna noción de jerarquía. En el Hmeotodo está jerar-
de Elqtér\.Elreemplg2;ada.Eg!.gB!!!rada dç.gblerladóp.
Un vegetalsenutre, esdeck. asimilay crece.Asimila algo
quizado, los tremreinos lo estar pera no son considerados
estrictamentedistintos por naturaleza,más bien por nive-
de cadauno de los elementosque le aportan el suelo,el abre
o la luz, fijando las partes necesariaspara el desarrollo y
+
les. Sin embargo, las diferencial de nível comprenden hasta
las diferencias de naturaleza. En todo caso,el texto se detie-
crecimientode los tecidosque lo constituyen.La nutrición
consisteen asimilar.EI vegetal sereproduce.La nutrición
ne entre el animal y el vegetal. Sediria que existesolución
está, pues, en función
de la reproducción.
.R. to tzepfikon,
de continuidad ya que no está dicho que los animalesse
el desanollo de lo vegetatiy!.Sontiene
una-nutüdóg
que
l
degraden en vegetales.
tiene por Qbjeto la generación.como princioio d? 6nalidlg
Existenplantas, como algunas cactáceas,que se desarrollan,
l
Estaesla primera parte de las doctrinasde la Antigüe-
engrosan durante vários aços, acumulan reservas y luego
l
dad. En cierto sentido, se las puede llamar doctrinq!.11Xioló-
florecen,fructifican y mueren. Su única tarei es la emisión
gíca!y.mHças-
de semillas a través del media y luego mueren. La finalidad
4.Cf. Platón, Républíque,X.
37
36
r' Dosleccionei sobree! anima! y e! hombre Primna iección de su desarrollo, toda su historia

r'

Dosleccionei sobree! anima! y e! hombre Primna iección de su desarrollo, toda su historia temporal,
Dosleccionei sobree! anima! y e! hombre
Primna iección
de su desarrollo, toda su historia temporal, convergehacia
facultad de sentir. Así como el trqtíkolz está hed\o para la
esaproducción de semillas. Ven allí un empleo de la idea de
fínalidad que esrelativamenteimportante porque sellega
nu"trición y la generación,el aisthefíkolzreúne también dos
funciones:la aísf;zesís,la facultad de experimentar,de sen-
fáci[mente a jerarquizar ]a vida vegetal, animal y humana
con solo conceder a la planta la facultad de nutrirse.
Ü& y
la óraís,
el
deseo,
como
consecuencia
de la aísfhesís,
y eito eslo que caracterizaal animal. ÉsB
ç!!ádotado
dS
Hace un momento veíamos el to épífhz/métíkonplató-
sensibilidaq
y gç.mgglgdqd«mQtrjçidad.balo.)a.fgmiage
nico, ahora, reemplazado por fo h'eptíkolz,que ya Uoj!.]!g,
deseo, de impu]so.
Es algo comparab]e a] t/fumos de la doc-
julçig.de.vglol.!inq ynjuicjg.çb BêlidpdyeLlesultado
irina de Platón.'i.a
sensación
es hêdu hí
Zupéíolz,la abfhesfs
dS.H. g!!pdiQ.productg de.JI experiSnqa=HaZ.pue?{.un
cierto logos,:una :çierta griçgtqcióR f+pqlilta en la maneta
en que una planta se desarrolla y se constituye. Esmoes
sumamente importante porque tenemos aqui e] reempla-
esla facultad de sentir hêduhzíZupérolz,lo agradabley lo
á8i;;ãi;;
y ambas cualigi©gs
qoRhê4%&d lupéro&.Lg.ÓreZj9
esel resu]!adçLde.$enliIJQ.agradable.y,]g.desagradabl%EI
impus»Htlç .epppjg.l
estar F!.çlolor y abuscar el placeles
zo de ecosjuicios de valor relativamente egocéntricoso,
al menos,antropocéntricosdel primer período que llamé
mitológico, por un juicio de realidad, resultado de una
observaciónmucho más rica que un juicio de valor pues
elmotor de todo viviente, de todo viviente:animal porque
1IQestádjlÜQ.gllgl2.E anta atentaplacer:y dQlq. AI nível de
la aísthesís,existe también una plzanfasiaaisfhefíke,una ima-
incluye una relación entre funciones,a saber.relación
ginación sensorial, una imaginación sensib]e. En e] animal,
al menos en algunos animales preferentemente criados en
temporal de sucesiónpero también de organización y con-
la serie de los vivientes,
existe una memoria
simple,
mtzemé,
tinuidad funcional entre los diferentesactosde nutrición
y el acto de generaciónen la planta.
Oiro aspecto.d!.la biologia aristotélicaes la noción de
identidad o de equivalenciaentre las funciones animales,
que seopine a la anamnesia.La a7zamnesfsesreservadaal
hQqbrepglguE.:upongreipçmg!!gogc.concieilga{.!!QEizo
para recorçlaç:elJê $!çullflg.ge mei:i.log:aciég.o reipemQla-
ción. La mnenlé.çlmelnQljê.dirQctq.memoria
espontânea.
vegetales y humana!:Pueden
seljlg!!!zadas
en lo!.gSIJei-
Existe pues, en los animales más desarrollado$ seilgadón,
nospor procedimientos o modos operatórios relativamgqte
imaginación sensorial, memoria pasiva:.deseov. como re-
diferentesy no impiden qulsean cgmpgabjes.Aqui, Alis-
sultado del deseo, el movimiento.
tóteles elevala descripción a un nível de abstracción, por
zQuéle falta al animal p!!a ser como el hombre? Le falta
medio de la noción de función, que esmucho mayor que
la bct!!!ande ra;bnamientg to Zo©súÊgi3ilfi!$üt?{ lógica.
el n;Bli2ndg por sus predecesores. En los animalqsl ê4emás
Le falta
también
la facultad
de eleger librgnente!
bozzZezztíh)n,
del (frepfíll;àl la facultad dq.gecerJ existe fo(j$1heql3ji,.la
la delibçlaçjl5ng.mág;exãitamente la elecciónl+bre luilgo de
38
39
Dos !ecciones sobreel anima! y e! hombre e?çelmjpall.JaEposibihdadesde acción,la elecciónabre, la
Dos !ecciones sobreel anima! y e! hombre
e?çelmjpall.JaEposibihdadesde acción,la elecciónabre, la
proaínsêc.lapreferenciadada a aquello que eslóglcaménte
preferible:
Razón y elección lebre son pues, caraççSllÍsticas
dg.!ê.g$peci%.per(! la.
espSgcl)umanaBQ.
.ÊÍgstl;jggggDte
difçreqte p!!naturaleza
de las especietanimêles. Lo fun-
damental en la doctrina que acabode exponer, es que no
trata de dar concepcionesmitológicas y ante todo mordes
decadanível, sino que intenta.n\alljÍestar.clamolasJliferen-
te!flincionçs g.ta]es se expresap en-]112]antqc.Sgel animal y
en el hombre. Este aspecto de continuidad
se manifesta
en
particular, en la noción de un pasaje insensible de la planta
al animal. Razonando a partir
de los animales marinos o de
las plantas que se encuentran en el mar, Aristóteles declara
que se podría llamar a los árboles "ostras de berra". La ma-
nera en que las ostras se desarrollan en el mar no es muy
diferente a la maneja enque las plantas sedesarrollan en la
berra. Enefeito, las ostrasestánfijadas, sedesarrollan y cre-
cen progresivamente por adjunción de materna,aumentan
su concha por sucesivos agregados que quedan marcados
de tal modo que se puede ver el credmiento de una concha
casi de la mesmamaneta en que se ve el número de mãosde
un árbol cuando se lo corta y se cuentan los círculos. Mu-
chosanimalesmarinas que desarrollan su conchacrecen,la
hacen crecer de ]a mesmamanera en que un árbol engrosa
su tronco agregandoa partir de las células generadoras,
drculos sucesivosde modera. Por esa razón en la escala
mas baja, es imposible decir si se está en relación con una
plantao con un animal. No hay que preocuparsedemasia-
do en jerarquizar a toda costa.Existeun tronco común al
40

Pvimeralección

común al 40 P v i m e r a l e c c i ó
reino vegetal y al reino animal Y eso hasta nuestros dias. Sedenominan protistas a los
reino vegetal y al reino animal
Y eso hasta nuestros dias.
Sedenominan protistas a los seresvivientes qüe no pueden
clasificarseni entre los animales ni entre las plantas. Los
protestas seriam los seres vivientes anteriores a cualquier
diferenciación.po$ible en animales y en vegetales.
La(analogia funcion;;!ya
más lhos y es a partir de ésta
que se alega a pensar qué es el instinto
en Aristóteles.
EI
modo en el que las abejasconstruyen sus colmenas para
alojarla miel y a las abejasjóvenes,estápuesto en paralelo
con el modo en el que las plantas producen sushajas para
rodear y proteger sus frutos. Las disposiciones distintivas
enlos animales como la construcción de una colmena, de un
nado,son comparablesa ciertos modos de crecimiento que
enlasplantas tienen una finalidad visible. Lo que los anima-
leshacen por movimientos separados, como las abejas que
construyen sus colmenas y que disponen de cierta manera
las ramiãcacionesde los panalesen el interior, es la cons-
trucción de una estructura comparable a la que se edifica
por el crecimiento de la planta, crecimiento con miras a la
generación y a la reproducción. $élo son modolSlperl99os
diferentes. EI moda vegetal y SI animal son diferente,
pera
hayidentidad funcional:.Por asídedrlo=hay.un paralelismo
funcional, entre ecosmodos operatorios.diferentes. En los
animaleSmetiõs'ãesarrollados, los menos diferenciados, no
existemfuncionem que se encuentren definidas y liberadas
como en los animales mqor creados. En éstos existen fun-
cionemcomo la imaginación, la anticipación. phantasíaaísthe-
ffke, que ya manifiestan una cierta experiencia, y que peru'
ten la utilización de la experiencia en casosvecinos alos que
41
r Primar iección Dos !ecciones sobree! aninln! y el hombre fueron experimentados. Dice Aristóteles que

r

Primar iección Dos !ecciones sobree! aninln! y el hombre fueron experimentados. Dice Aristóteles que la
Primar
iección
Dos !ecciones sobree! aninln! y el hombre
fueron
experimentados.
Dice Aristóteles
que
la phalztasfa
afsf;zeükeno existe en las hormigas, en los gusanos o en las
es el análogo fundonal.dQ la prudencia humanaCpero con
modplJ)peratorios diferentes. Como en la planta, la manera
abejas.Hormigas, gusanosy abejasno tienen imaginación,
trabajan y construyen como una planta que se desarrolla. La
de desarrollarseimita el modo en que las hormigas y las
abejasconstruyensusnidos. De estaforma el hábito en el
sociedad
de las hormigas
o la de las abejas construye su hor-
animal imita a la prudencia humana. Esta puede hacer uso
miguero o su colmena,como una planta que sedesarrolla y
construye sus ramas y sus follajes durante su credmiento.
de razón,
puede
hacer
uso
del
bozzZetztlkolz, deZ Zogisfíkolz,
de
la proaíresis.EI animal no hace uso del bouZmtíkozz,proaíresis,
Esaqui cuandoel instinto aparece.EI instinto esuna facul-
Zo@sükolz,pero a pesar de todo, el:hábito!.imitaa estapru-
tad de construir como si fuera un crecimiento, una manera
de crecer en e] vegeta]. Lo que es instinto en e] animal, en el
vegetal e!.ql.!iechQlj&crecer de tal o cual mane;a, dêdesa-
dencia que ape]? a ]a razón, a ]a vibre elección, y al cálculo
de las posibíh4ades.
Así, aun cuando se admite, y uno debe admitido según
nollarse de tal.qçual !nanera,con.!alrégimenfohaç contal
Aristótele%.qyÇ.!â.1laz(5UJ1llÊii)i5:ã aêlhombr!
y
.es,su ca-
fómtula folia. con tal,forma dada al vegetal, con tal o çyal
racterística espedfica, !;?dstencontinuidades, equivalencias
característiS!.çspçcificq.Polçonsiguiente,el instinto como
funcionalesentre los diferentes niveles de organización,
modo operatorio de construcción de una colmena o de un
hormiguero, es equivalente a una estruclürá'adaesallglbo.
entre los diferentes modos de ser de los vivienles. La obra
de Aristóteles es esencialmenteuna obra de biologia y de
Es.espedãco. Fom\a parte de la especiâgdadc eq.un4.çom-
ducta en ç!.animal y sobre .tç)dq en.el anjinal soçliab.eR.gl
historia natural, por elmose puede ver cuán leias fue al desa-
rrollar la noción de función, al desprender de las diferentes
conductasvitales la noción de función, que permite que
vegetal,esel equivalente del credmiento definido polcas lí-
qeas. En los animales más desarrollados,
más diferenciados,
correspondanpor paralelismosseresmuy diferentesen es-
no sóloexisteestapha?ztasfaafst;zetíke,sino un cierto hábito
tructura y en modo de existencia, y que se encuentran, des-
que hace que los animales puedan aprender y que por la
experiencia, adquieran cierta capacidad de prever lo que
de el punto de vista de la vida, concebidoscomo un enca-
denamiento de funciones comparables a pesar de todo. Un
se les presenta, y de paliar los
diferentes inconvenientes de
sabergeneral de los vivientes se hace posible a través de la
noción de función en Aristóteles. Por esomesmo,a las fun-
posibles acontecimientos, que imita a la prudencia humana,
esdecir la previsión, la prudmffa, que es la facultad de pre-
ver y adaptar la conducta a los acontecimientosvenideros.
cionempsíquicas que uno puede descubrir, más o menos por
observacióno por introspección al avalizar al hombre, se
EI
Débitoes.Fn-el
animal.:una!uqrtq de ç5peliçpçl2.qle
puede hacerles corresponder, en los vivientes, equivalentes
funcionales. EI núcleo mismo de esta doctrina es la noción
imita a.la prudencia.humana.Imita.eso quierededr que
43
42
Printera lección Dos iecciones sobre el animal y el hombre de función, que permite poner
Printera lección
Dos iecciones sobre el animal y el hombre
de función, que permite poner en práctica la de equivalen-
cia funcional, equivalencia que puede ir del vegetal al ani-
mal, de] animal a] hombre e incluso de] hombre a] vegetal,
estásuficientemente educado, o simplemente con la maneta
de desarrollar la colmena, o el hormiguero si no estádota-
do de dichas facultades. Lo qlS no es posible con algunas
facultades lo
es con
atrás,:.y:*:lasãJncioiles
bubsistêíí=os
porque son funcionemlas que cuentan y no pólo las especies.
Puede haber grados de organización extremadamente dife-
mediQ$.Égqlbiapsegún;las especiespera las funciones per'
rentes, eso no tiene importância. Es posible, sin embargo,
manecen.Eito es, quizás, lo más profundo, esrealmente la
asede:una teoüzl de la.lida.en
Aristóteles: la téóríá de quê
que equivalgan realidades funcionales entre una especiey
otra. EsSBFso.quehay.Ébnçi4 biológica e!!.ê81jÉteles.Hay
hay.}!n.nlvari99te qye.es la.vida:
En
esoAristótele!:WdÓ
unaciencia.Ese]padl!.gg.!âbiQ.IggB,ç]qguyÉ laFsicolo-
creencia biológica.porque
hay una 'jgran.bipótç?is",
y a eso
selo llama tbeoría:una teoria de las funciones.Esla teoria
gíaen la biolg!!.p:!qp.e.!as.Qnqones
psíquica!.foco el
razonamiento, la deliberaci(5p,.b: abre elección, sirven para
según la cual todas las espedes viven de la misma mahera.
Podría decirse que todas las especiesufom. Y el pensamien-
to, el razonamiento, el boziZeutfk07z,eZZogisük07z,Zaproaíresís,
realizar.gperagçlngs que ÇS)!iqaqparte dç la vi.dp.que tjf!=En
un sentido en las funcione? vitales.LquS.pu?den serpuestas
lo que parecepropiamentecaracterísticode una especielo
enpara[e[oçg!!.Ig.g!:.=.EroducE.er:.!!planta, el].FIanimal
menos detaUado, g!.E!,.g!=S)s-desa1lrg1lagp.;:.j?o!-Sll.g,.bs
es, quizás, porque no existe en las otras, pero las funciones
cumplidaspor media de esosdonescaracterísticosde una
especieno les son propios. Los mediou para respondera
funcionespsíquicas son funciones vitales y hay que com-
paradas con atrás funcionem reali2ãdas por oúõ;'Hiêdiõél Se
una necesidadsonpropios de una especie.L! ÇWBcificidad
];=;üãécir
que ei nombre prensay quê'âl'Fêfisa}, al utili-
zar sus facultades racionales, eZZo8zstíkon,eZboliZetfk07z,Za
ccn$$e.elLdçrb$.façyjtqde?.quq:Jznas
especie! poseen y
otras no. Por oüa parte, preguntárse para qué se ponen en
práctica estasfacultades,para qué sirven-. esoya no es es-
proarésfs,hacealgo que la planta produce cuandodesarrolla
sushoras,cuando genera sus semillas. Hay continuidad y
pecífico, porque la vida es la mesma en todas partes. En una
permanenciade la vida de una especiea tetra.
ostra,en un árbo], en un animal o en un hombre, la vida
Los Estoicos
tiene las miomas exigencias. Por ejemplo, para el crecimiat-
to y para la reproducción,existenlas mesmasexigenciasy
funciones paralelas que conesponden
a esas exigencias.
Luego de estos descubrimientos que pueden pasar por
fundamentos de la ciencia en la doctrina de Aristóteles, los
Puedenser cumplidas con posibilidades operatoriasmuy
diferentes. Lo que e] hombre hace con e] bozz/eutík07z,o con
Estoicos,a fines de la Antigüedad volvieron, en cierto senti-
do, a las doutrinas éticas de los predecesores de Aüstóteles,
la proa#sls, o el ZogístiXon,el animal lo hará con el hábito, si
44
45
Prima'a lección Dos !eccionessobree! animal y e! hombre doctrinas platónicas o socráticas. Los Estoicos, rechazan
Prima'a lección
Dos !eccionessobree! animal y e! hombre
doctrinas platónicas o socráticas. Los Estoicos, rechazan la
inteligencia en el animal y desarrollan la teoria de la activi-
con la mano, oiros están envueltos en una robusta concha.
EI hombre nada tiene. Nade d4ectus', se lo pone en el sueco,
dad instintiva animal. Oponen las funcionemhumanas de
es incapaz de moverse, mientras que ya los polluelos de las
libertad,de elecciónracional,de racionalidad,de conod-
aves son capaces de buscar un alimento, los insectos cuando
nacen saben adonde deben dirigisse para emprender vuelo.
miento, de prudencia, a ]os caracteres de] animal que actúa
l
por instinto. Son elles los que menordesarrollan la teoria
EI hombre nada sabe. Es desfavorecido por la naturaleza.
l
del instinto. Y se puede decir que son ]os fundadores dç la
ngçjéB:(4g.i!!sliDtQPQrmotivos éticos. Quieren mostrar que
Debe aprender todo y debe durante largos aííos depender
de sus padres para lograr ganarse la vida y prevenirse con-
tra los principales peligros que acechansu existencia.Pero,
e4.bgDIZe çs :up sç11XugSstiâ gpa.Oq.dççyí!!Wui%.r!!!tFale-
en câmbio, pglçç
la razón,.es.!:l único dgtodos .los animales
za=.Quetoda.!ê.ngturdeza,gstiÍ-hçcba:Pêraç!bgmülç:.gue
esçper:g!!:deqr]g.e]
.pqnciEie,.dç.la naturaleza. Z.,gue.todo
que se mantiene
erecto .jue.pue!!dirigir
los gos
haja
el
fiel:l'existe
lücacióh'oiatoria
Fr!
certa
.me-
corlverge bacia.e!;.gue.eg,.ç!.rçy dç.]ê,,creaijé11=Por consi-
dido, pero.gBElseaumentacon ia iiifla denun!.$syunción
guiçnte-.está.dotado;dq.funcionelgue
pese encuentran en
los otros seres}rjvientes. Estacomparadón entre el hombre
de.baseentre ]a naturaleza y el hombre. Esta disyunción
y los animalesque opong
çlinstinto
a la
razón, tiene un
básica tiene por principio,
segun parece, algunos aspectos
iniciáticos, ciertas doctrinas que eran tal vez órficas, quizás
doble sentido: en algunos estoicos esta oposicion se con-
funde con el tema moral de amplificación. Esel temadel
pitagóricas o sólidas del orfismo y del pitagorismo, y que
junco pensante.EI hombre oarec! inferior a los animalesen
ponían de manifiesto que.SIhombrq.gSrle un gçltino alZ!!!e.
EI resto de lq:.qeaqég.pertçRecç.al.!!undo.
a .la.natulaleza,
todo lo concemientg.q.lq natulaleza.!!=ogpj(l.j=!igüvo,
todo estálimitado
a sí mismo, pelo el hombre es de
otra na-
pera es incomparablemqtg supera?ra ellg!.q
todo lo que
tiã&a
y dê;=É;i;i=ÜHl;ãe;Ó
d';+Úo'&'Õb o mmomêdo.
condeme ala
razón. Si se toman algunos pasajes de Séneca,
Quizás ;exista eW
Eslglg!!
(3'comienzo de esa vastísi-
se encontrará
en el estoicismo latino, ricos y numerosos ele-
mentos de comparación entre los seresvivos animalesque
estar perfectamenteadaptadosa su función por naturaleza,
ma aspiración a salir del mundo, que se manifiesta a fines
de la Antigüedad; la idea de que la naturaleza no basta, que
la naturaleza dada no basta y que el orden humano es un
y los hombres que son inadaptados
de origen y desde el pri-
mer intento. Por exemplo,dice Sénecaque en todos los seres
orden diferente. Ellos fue11onlos fundaggElgSla
noc ón de
vivos existen defensasnaturales. Unos tienen bellas pides
que los protegen del frio, oiros tienen escamas,otros púas,
' Dqectus: Particípio de dqicio: Acción de an:qar tuna, mas abalo,precipitar,
otros tienenuna piesviscosaque impide que selos tomen
abrégé.Laün- Français l]]ustié-
HacheHe [N. de T.].

dealbar todo pataspor alto o patasarriba. Cf. Ga#iot,Felix,Dictfmnaíre

47 46
47
46
Dos leccio?!essobre e! anima! y ei hombre SEGUNDALECCIÓN instinto.para mostrar que hay una diferencia capital
Dos leccio?!essobre e! anima! y ei hombre
SEGUNDALECCIÓN
instinto.para mostrar que hay una diferencia capital entre
el principio de las acciones anigt!!çs )[.el de las acc ones
humanas
Su
mira es ética.
Conclusión de la primera lección
En este período de la Antigüedad
se distinguen, en pri-
mer lugar, las doctrinas preplatónicas o platónicas que son
l
esencialmentede tipo ético. Luego se encuentran, las doc-
l
trinas relativasa Aristóteles o las desarrolladasen torno a
l
Aristóteles, las que también apareceríanen Teofrasto.Ante
l
todo sondoctrinas de correlación funcional entre lasprinci-
l pares actividades psíquicas y las diferentes
actividades
que
l
existen en los animales eincluso
en las plantas y que corres-
ponden a una teoria naturalista de las funciones psíquicas.
Por último,
hay un retomo
a ]as doutrinas éticas con ]os Es-
tóicos, gradas a la noción de instinto, esencialmente consti-
tuído por el automatismo.EI animal actúapor instinto. Lo
que hace a semejanza del hombre, lo hace sólo por instinto
l
el hombre lo hacepor razón. La naturaleza del hombre es
'
diferente a la del animal y a la de la planta.
48
48
problemas y puesta en juego A fines de la Antigüedad, los Estoicos rehúsanla inteh- genciaen
problemas y puesta en juego
A fines de la Antigüedad, los Estoicos rehúsanla inteh-
genciaen e] animal, y desanollan la teoria de la actividad
instintiva. Actividad comparable ala de la inteligencia para
los resultadospera que no se funda en los mismosfun-
cionamientosinternos. Particularmente, el animal no está,
comoel hombre, ligado al fuego cósmico, al púr fechtzíkon,a
esefuegohacedor quem'ecortatodas las cosas,las ensambla
y les da una significación.
La Antigüedad -a pesar de todo y sobre todo- había
constituído y cristalizado una oposición entre las teorias
que son fundamentalmente naturalistas, fisiológicas, y las
que,al contrario, tenderían a considerar al hombre como un
ser separadodel universo. A pesar de esta oposición entre
la razón humana y las conductas natwales, en las conductas
de los seres -que sobre todo son meteria--,gS.Sncuentra en la
Antigüedad la noción de gradación de una reahdad animal
a una reahdad humana. O bien por gradación ascendente,
comola desarrollada por los fisiólogos jónicos, o bien por
49
Dos !eccionessobreel animal y e! hombre SegundaZecciólz degradación, como en la doctrina platónica. Pera, que
Dos !eccionessobreel animal y e! hombre
SegundaZecciólz
degradación, como en la doctrina platónica. Pera, que se
reguladores, con los mesmos esquemas, se puede profundi-
l
trate de una gradacióno de una degradación,y sea cual
z;;y elucid
éiÍQr
querela distancia que se admita entre la realidad humana y
d
lación con el
[a rea]idad animal, aun cuando uno se oponga a ]os témlinos
mundo, de}tlçgDçginQçiól].de.la-palingenesia.(pa/i7zgmesís)
l
extremos, es elevado, a pesar de todo, a indicar a través de un
c;de la gradación y degradación
de las existencias.
escalonamiento progresivo, una continuación posible. Puede
AI contrario,la intervención de la doctrina de la activi-
haberaHÍuna degradaciónen la que el hombrepanea ani-
dad espiritual a partir del cristianismo, pelo mucho más
mal o puede haber una gradación en la que, de los animales
más simples(como los pecesnacidos en el mar, nacidos de
aún en el interior del cartesianismo, constituye una oposi-
ción dicotómica que afimta la existencia de dos naturalezas
lo húmedo) sepaseprogresivamentea travésde una serie
distintasy no sólo de dos niveles,podendo de un lado la
ascendente,a] hombre. Eso supone que, sea cua] quere]a
realidad animal desprovista de razón, incluso de conciencia,
distancia entre la realidad animal y la realidad humana, en el
en todo casode interioridad;
y del otro, la realidad humana
mondo,existen conductas, funciones, acütudes y contenidos
capazde la.concienciade sí, de] sentimientomoral, de la
mentales que son de la mioma naturaleza en el animal y en
concienciade sus actos y de la conciencia de los valores.
el hombre. A esta continuidad moderada. a esta equivalencia
funcional, la vimos manifestarse de la maneta más clara, más
En estesentido, esimportante observar que la doutrina
de la Antigüedad
no es la más sistemática. Antes lo es la
sensata,más detallada y finalmente más cercanaa una teoria
doctrinade un cierto número de Padresde la lglesia, re-
científica verdadera, en la doctrina de Aristóteles. Y en la
flejándosecon gran mesura en SantoTomas,quien vuelve
Antigüedad situe existiendo, en tomo de ésta, una visión de
parcialmentea Aristóteles y quien esuno de los más mo-
la relación entre la realidad humana y la realidad animal que
deradosautores de la Edad Media. Por último, lo es la doc-
esuna visión inteligente. generosa,no sistemática.AI menos
trina de los cartesianosque ademáses franca y totalmente
no sistemática de entrada, no dicotómica, en sus resultados
dicotómica.
sino en su principio, que autoriza, por consiguiente, acerca-
Ante todo, veamoslas primeras doctrinas que son so-
mientos, comparaciones. Autoriza una jerarquización que
y
no es con fínespropiamentede oposiciónnomtativa entre
bre todo éticas, las doctrinas de metafísica de inspiración
religiosa, y luego, el sistema cartesiano que opone punto
distintos tipos de realidad natural. Por elmo,dgJa decldn4 de
11Antigüedad resulta que lo que se produce en el hombre
y en.el animal es.gBnpagblçpero no idénÜco porque con
por punto,la noción de vida animal a la de vida humana.
Me permitiré decir que ese carácterjustamenteexcesivo,
insólito y escandalosode las doctrinas del tipo de la de
@
las mesmas:.gtegorías.mentê1lçsl.g2p !QSmismos conceElgs
Descartes provoca un movimiento
del pensamiento que

50

51
51
Dos !eccionessobreel animal y e! hombre Segundalección tal vez fue favorable al descubrimiento de una
Dos !eccionessobreel animal y e! hombre
Segundalección
tal vez fue favorable al descubrimiento de una teoria cien-
tífica del instinto de las conductas animales,y al mesmo
sino que lo trastoca de una manera inesperada y singular
al decir que el contenido mesmo de la realidad sedispone
tiempo y finalmente, por un curioso retomo de las cosas,
en la épocacontemporânea,favorable a una teoria de los
instintos en el hombre. Esdecir que existeuna especiede
movimiento dialéctico que seconstituyó en la búsqueday
en la comparaciónde la vida animal con la vida humana.
Desdeel arranque, en los Antiguos, apareceuna especie
de mirada fenomenológicaque, a partir de los principa-
en la noción de animalidad. y que esecontenidopermite
caracterizaral hombre. Esdecir que la realidad humana se
ve recubierta por una universalización del animal. Setrata
dela evolución de una teoria científica que es verdadera-
mente de tipo dialéctico.
Desde Aristóteles hasta Descarnesy desde Descartes
hastalas teorias contemporâneas de la noción de instinto,
les aspectos de ambas vidas, jerarquiza
la humana con
existe realmente una especie de teses,antítesesy síntesis. EI
relación a la animal, pera sin oposición rigurosa y sin
cartesianismo constituye la antítesesde la teoria de la Anti-
pasión dicotómica. Luego vemos aparecerel nacimiento
del dualismo, que emplea al animal como una especiede
herramienta, como el no-humano, que hace del animal
una especiede ser de razón. Es decir, un ser fictício que
güedad según la cual la realidad humana y la realidad ani-
mal sonuna continuidad. Descartesa6rma que no lo
son.
Finalmente, la tesis contemporânea afim\a obravez que son
continuas, no solo por el trastocamiento del cartesianismo
es,ante todo, lo que no es el hombre, un pseudo viviente,
una clasede contratipo de la realidad humana idealmente
constituída. Finalmente, por un retomo de las cosasque se
sinoporque expresaque lo que es propio del animal lo es
también del hombre.
Es devir que primero los Antiguos tratabande decir
produce a menudo en la teoria cuando ésta seencuentra
con la prueba de la experiencia,tal noción desarrollada
seha generalizadoy universalizado al punto de permitir
que lo que es propio del hombre, en alguna medida lo es
del animal,
y sobre todo en la medida en que
es un animal
superior(se trata de la teoria de la degradación de Platón).
pensar las conductas humanas en sí mismas. Esto carac-
Luego, elJaBçsianismo.S:presa
que lo que es propio del
teriza el tercer período del desarrollo del problema de la
relación entre el animal y el hombre, entre la vida animal
y la vida humana entre los siglos XIX y XX. Período que
hombre, de ninguna.glanera lo es dêlãiiimal, pglgugd.!11i-
mal forma parte dela resextmsl!y el hombre fomta p?g111e
la reiiiõgí aln POr fin, las tesescontemporâneas consisten en
rehúsa al cartesianismo, no para devir que el animal es un
decir que aquello que descubrimos en el ambito de la vida
ser razonabley un ser que tiene afectividad, un ser que
instintiva, de la maduración, del desarrollo del comporta-
es conscientey
que por consiguiente tiene un alma --la
miento en ]a rea]idad animal, pemlite pensar también en la
que seria simplemente una inversión del cartesianismo-,
realidad humana, hasta la vida social que existe, en parte,
52 53
52
53
Segundalección Dos leccionei sobreel ntlimd y e! }tombre su propia interioridad, a estimar que tiene
Segundalección
Dos leccionei sobreel ntlimd
y e! }tombre
su propia interioridad, a estimar que tiene un alma y que
en los agrupamientos animales y que pemüte pensar ciertos
tipos de reladones como la de ascendencia-supeüoridad, en
prensa en sí (cogíto.ergo szzm).Pera las otralplrlona?!
vistas
del exterior son poco a peco empuladas hasta la naturaleza.
la especiehumana. cubo allí un movimiento dialéctico que
se describirá mas adelante.
De los "bárbaros",
o bien los
seres que el dimorfismo
sexual
separade cita eZpe#enciasostçBy!.FB !! propia interiori-
Los Apologistas
Son los primeros autores que trataron de definir una
dl4c sepuede suponer que sólo sonproductos dela natura-
leza.Y esporque la noción de alma estádirectamenteligada
a la prueba de la interioridad, a la prueba y al ejercicio de
relación relativamente dualista entre la realidad humana y
la realidad animal en los Antiguos o, más exactamente,una
[a conciencia.En cuantõhàyMãaiâeréh$ã'étnicilc.Sy]tum],
sexual o de cualquier
otra especie, ésta.puede constituir
una
vez finalizado el período clásico.Esen este período en el
batera suficiente para que la atribución del alma searefu-
que se esbozó ]a teoria de ]a acción como anterior
al saber.
tada,:porqu(!Jg!.gtros nqjelán
considSlgd(B.!çmejg!#ç? al
Encontramos en algunos 4pplQgi$!e$
como Taciano,
.suje.!Q.qge.4apruebade la experienciade su interioridad
Amobe, Lactancio' una actitud de dualismo ético extrema-
activa.
damentepotente, que no.apuesta.a.oponetMoHlbrB.g)n
San Agustín
los animalessino al crisüano.conel conjunto constituído
por los no-cristianos v los ani;Dêles.Con el fin de humilhar a
San:4g!»yncvinculado con la cultura antigua, reconoce,
la razón, facultad exaltada por los Antiguos, sedqo que de
los hombres, solo el cristiano se distingue de los animales.
Sepuede observar cuál es la carga ética que se encuentra
incorporada en esadoctrina. Esono debe conmovemos. Se
sabeque uno de los primeros Concíliosestimó que las mu-
por el contrato, en los animales.un alma.8Witiva. Estio.a
que los animalestienen necesidades,que suíren. EI sabe
que [uchan contra e] do]or. sabe que ]os anima]es ]uchan
por mantener la integridad de su organismo. También esti-
ma, a través de la observación, que los animales recuerdan,
jeres no tenían alma, por razones que tal vez sean parecidas
a ésta:no setrata de una bioma de mal gusto, pera esque
imaginan y sueõan. Uno ve un perto dumüente y piensa
que estátratando de atrapar una presa, de ladrar. Si es un
geRçlglllBeDlgunQes.êiemplglleyadoc cuandQdg.plpebê.de
perto de vaza,de pronto parecehacerel gestode tomaria
1. Cf. Taciano,apologistacristiano,luego gnósüco,nado en Asiria mbe
entre los dientes, de abrir o cerrar con un ruído secosu boca
los mãos110y 120.EscübióDiscoursaux Gncs. Amobe, autor latino, nacido
en Africa, contemporâneode Diocleciano,murió en el aõo 327. Proíêsaba
como si la hubiese agarrado. En suma, es la manifestación
la retóricaen Numidiay tuta por alumnoa Lactancio.Seconvirtióal
exterior del sueíio en el perto por actitudes explícitas. A pe-
cristianismo. Lactancio, apologista cüstiano murió havia el aão 325. Seeduco
enAfrica. Menciona a Tertuliano y
a Cipüano.

54

55
55
Dos !eccionessobreel anima! y e! hombre Segunda Zeccfó7z sar de todo, San Agystín conçibg.quç tido
Dos !eccionessobreel anima! y e! hombre
Segunda Zeccfó7z
sar de todo, San Agystín
conçibg.quç
tido
es instintivo
en
EI hombre posee una fagiltal4.pensante, lózig
y racio-
el animal, que las diferente!ind!!stria!!.y.}tabihdades
de los
nal que le permite concebir los limes con una nitj4çlXuna
animalesseexplican por los sentido%.por la imaginación y
por la memoria,.sin la intervención del alma human:b.dota-
organización mayor que.]q.gueLpermite a una
golond$na
tener la estínzafíodel nadoque va a construir. Lo cual quiere
da de un sentido moral y del ejerdcio de la razón.
devir que para Santo Tomas esta finalidad
de la conducta
animal conesponde auna cierta representación. Aqui se ob-
Santo Tomas
servacomo Santo Tomasretoma la doctrina de Aristóteles
Los Escolásticos, que también están animados por el re-
cuerdo de la Antigüedad
y en particular
por el de Aristóte-
paradesarrollarla a la luz de!.çonceptualismome4jeva!: la
doctrina de la finãlidad que jerarquiza las diferentes acti-
vidades en el animal. Una cierta moderación, llamémosla
[es, refutan e] razonamiento
en e] animal.
Pero como Santo
fenomenológica y científica, fue conservada por los autores
Toma%
!!çonoSen.y.explicitam.
e! hedtc!.dç que existem en
el animal intenciones,fine!.lejanos por los que trabaja,y
que son;perqbido! concientementepor él. Ãsíêi'êõ;nã'la
golondrina que recogebarro para construir su nado,no lo
haceporque le causaplacer.Acumula el barro porque lo
de la Edad Media. junto a una especiede pasión dualista,
sobretodo manifestada en los Apologistas que hicieron del
animal un mito. EI mito de no perteneceral domínio de la
fe, de lo que no es la criatura que reconoce a Dias en fom\a
directa. De este modo, actúa el recuerdo de la Antigüedad
necesitapara construir el nido y porque tiene la intención,
en el curso de este primer período.
es decir, la finalidad experimentadainterior\ente,
de la
construcción del nado.La intención consiste en estar lite-
Giordano Bruto
ralmente "tendido hacia"; se trata de tener una actividad
orientada haciala realizaciónde un fin. La golondrina tie-
ne pues, la intenciónde construir el nado,esel fin remoto
Por otra parte, e! Renacimiento interviene como un
de su actividad, mas no actúa porque el barro le peace.Este
fin lejano es percibido, según Santo Tomas, por la estímafio,
redescubrimiento muy.vigoroso de la relación entre el psi-
qqsmg.?lyiBa] JCgg]!ugtano También se podría decir que
el Renacimiento exalta el psiquismo parãüéngãrie derãli&
vale decir, por una impresión relativamente qualitativa, ni
reflexiva ni racional, pera que a pesar de todo, es una re-
presentación. No una representación totalmente lógica,
absolutamente esquemática y estructurada pelo una re-
presentación alfin.
[ismo de [os Apo[ogistas.
Exacta e] psiquismo.animal
para
ubicalEjgpq mana
fiel psiquismo humano para.decir que
los animales nos enseâan.
Tãiiibiéii'ãllt"existe una cierta teoria,un aspectoapa-
sionadodel animal que hacede ésteun mito: EIanimal es
56
57
Segundalecciót! Dos leccionei sobree! animal y ei hombTe mientos del pensamiento desarrollado en ltalia. Sepodría
Segundalecciót!
Dos leccionei sobree! animal y ei hombTe
mientos del pensamiento desarrollado en ltalia. Sepodría \
la naluralezav.b.:paus!! gt+ç .ensçjb.Ítl
hombr%quq.!g
da
pensar en San Francisco de Asís y en su maneja de consi- l
lecdones,:.ya:?eade pureza,de dedicación,de habilidad e
incluso de inteligenci!.aWmpiadg.parael descubrimiento
deramla realidad animal.
de un objetivo. En Giordano Bruno, el câmbio del Renaci-
San Francisco de Asas
miento semanifesta con una inspiración extremadamente
cercana a los impulsos
hacia el cosmos de los antiguos
ParaSanFrancisco de Asís, la realidad animal de ningún
platónicos.
modo es alga.gérdid(!y grosero. Fom\a.parte de un
orden
Giordano Bruno, que fue quemado vivo en 1600, es uno
de los ãlósofosmás considerablesdel Renacimiento.Me-
universalzLos animales, a su manera, reconocenla gloria
del Creador y la armonía de la Creación y adoran y honran
tafísico, de pensamiento muy vasto, vigoroso hombre de
ciencia en la generalidad y envergadura de sus doctrinas.
Había concebido una teoria segun la cual existen innume-
rables mundos, diversamente animados y obrastierras ha-
bitadas, no solola nuestra, sino oiros planetas que también
aDias. Por eso,si uno alcanzaun nível suficientede pureza
moral y de simplificación
de sí mismo, no es imposible ser
oído directamente por los animales. La comunicación del
hombre con el animal solo se hace imposible por los peca-
dos humanos,por una especiede espesamientode la con-
están habitados
y en los cuales la vida se desarrolló. Segun
su doctrina,]a animación,vale decir la vida, no solo se
ciencia entendida como un estado de rudeza y de torpeza
de los hábitos. EI hombre que sepuriãcó
lo suâcientey que
trata de los individuos a la escalaque los conocemossino
que también concebela vida a escalade los astros. Hay
está inspirado, que tiene conciencia de lo que es el IJniverso
y la Creacióny que ama a Dias, es oído por los animales.
astros animados y es que la animación puede existir en los
Se dice que los animales se agrupaban para escudtar a
elementos en los que creemosque no hay vida. La piedra
mesmaciente, a su manera, y padece ciertas afecciones. La
San Francisco de Asís. Induso, existen algunas leyendas
desanolladas en esaépoca, segúnlas cualespareceria que
vig? X!!.gEqçggg.nQ.jon
fenómenos que aparecen sólo
conlas formas humanas; ambascomienzan aexistir a nível
se hubiese acordado la posibilidad de santidad en algunos
cósmico.La teoria de Giorda1lg Brtlno. çs pna,çolmg+gglg-
Entonces, los animales son considerados como seres de-
animales. La noción de santidad desplegada en el pensa-
miento ético y religioso, no habría sido reservada solamente
al ser humano sino que podría existir una ciertasantidad
positários de una fuerza universal y por consiguiente, no
deben ser despreciados,no deben ser tratados como seres
inferiores o caricaturas del hombre. Este pensamiento se
animal. Esun
pensamiento que concuerda con ciertascon-
podría relacionar con tradiciones vecinasa ciertos movi-
cepcionesdel Renacimiento donde se descubrió una reno-
vada relación entre el hombre y las cosas,entre el hombre
59
58
Dos iecciones sobre e! anima! y e! hombre Segutldalección y el Universo. La realidad humana
Dos iecciones sobre e! anima! y e! hombre
Segutldalección
y el Universo. La realidad humana no es considerada con
que su sistema. Sus intenciones son bastante claras porque
orgullo como una creación especial de Dios, Creación por la
cual el orden Universal entero está casi finalizado, y al cual
está subordinado de manera absoluta. Más bien. la relación
como los Apologistas, tiene la pretensión de humillar a la
razón pura. Sobre todo ãq!!ç1la.que fabrique
?istemas. Pero,
mas aun qui'liiÉiión,
quiere humilhar al orgullo humano
entre.EIhombrllZ lo!.aDmales e!.pensada seaún un orden
porque éste sostiene las teorias demasiado sistemáticas y
estéticoTodala Cn:lg(liggçs-WÇ)Blglace!.!ygg! 4elhombre
escomplementado del lugalglgos
tas:.1lav una jotalidad. UniversêÜ::
animalesy de las plan-
Esla
noción del
Gran
eslo que ocasionadificultades al hombre.Eslo que causó
las guerrasde religión, lo que provocalos confhctosmás
severosy destructivosen la especiehumana. Hay que re-
Se11j:csuertede panteísmo desarrollado en el Renacimiento;
integrar al hombre al orden de la Creación, procurar que se
esevident!.guS.en los autoresCristianos no esde a mesma
concebaen cierta manera. pariente cercano de los animales,
natulalezaCjiDO que deüene .!inq
teoria
de ]i'anfiõníídel
que viven de maneta ordenada,más ligados a los procesos
Universo como aeadón de Dio? En los"autores panteístas
o naturalistas seda realmenteuna reanudación del panteís-
naturales.
Es por eso que Montaigne
evoca a las cabras de Candia',
mo antiguo.
las que luego de haber recebidoun dardo, por única indica-
ción y maestría natural van en busca del dictame y comen
Montaigne
EI eco de la doctrina del Renacimiento se siente en au-
tores que prepararon directamente el pensamiento carte-
siano, sin aceptarel dualismo entre el hombre y el animal.
Es el caso de MontaigneLquienuepreseilta Hás eá.i:atado
esahierba para curarse. En lugar de decir con anogancia
que las cabrasactúan por naturaleza, mientras que noso-
tros cuando estamosenfermos usamosla razón para elegia
el medicamento, debiéramos más bien considerar que los
animales tienen en la naturaleza a "una verdadera maestra
deescuela"
de espíritu del Renacimientoque el del cartesianismo.Es
profundamente ã.oÚsia, es decir que pa!!,élJmlaqilt4des
psíquicas que existen en los animales son las güsmWe
Ahora bien, aqui hay un deslizamientode sentido.He
aqui lo importante en la teoria de Montaigne tomado de
'La Apologia de Raymond de Sebonde"z.La doctrina que
las que existem.çn ç] hombre. Para Montaigne ]os animales
interviene aqui está sometida a un deslizamiento de sen-
juzgan, comparan, razonan y actúan como el hombre y
mejor que el hombre. Sesabeque Montaigne tiene un pen-
samiento ondulante, y es difícil aprehender exactamente
tido porque Montaigne distingue perfectamente[o que e]
'' Candia: Antigua ciudad de Greda en la iscade Creta. Hoy llamada Iraklion
su sistema. Esmucho más fácil aprehender sus intenciones
o Heraklíon
[N. de T.].
2. Cf. Montaigne, Essaís,Li\ re 11,ch. XII.
60
61
Dos }eccionessobreel anima! y e! hombre Segunda!ección hombre adquiere con hesitación, por un uso relativamente
Dos }eccionessobreel anima! y
e! hombre
Segunda!ección
hombre adquiere con hesitación, por
un uso relativamente
hubo desde la Antigüedad. Tal vez, incluso, más dualista
delicado de la razón. Uso que puede integrar
los resultados
que los apologistas como Taciano, Amobe, y Lactancio que
de la experiencia, que puede estar cometido
al enor y que
dec[arabanque e] cristiano es completamentediferente de
nunca es por completo inmediato. Mientras que en las ca-
los animales y de los demás hombres.
bras de Candia, desde el momento en que son heridas por la
flecha, van a comer el dictame. Evidentemente luy aqui dos
Descartes
especies de conductas y Montaigne
lo sabe muy bien puesto
que dize que los animales tienen la posibilidad, el honor de
Según.Descartes el animal
no pç?!Sg.!nteligencia ni
tener una verdaderamaestrode escuela:la Naturaleza. Es
instinto. Es una .máquina, W.altómat!=#asti!.dlí
sg e!-
decir que actúan segúnun comportamiento, una conducta
tendió poli?üntgCun
análogo psíqujq
de !êljpteligegga,
diferente de la conducta humana. Pero la conducta racional
pelo más compacto,más concreto, menos consciente,más
puede existir. bãontaignç.pueltra qye los supqlyre!(.jon
los animales! ya que no tienen necçgldad-dç.interrogarse
recubierto debido al automatismo. A pa11j!=.g! Descartes,
seráexplicado,no po! el automatismopsíquico,sinopor el
paq
sabe!.gué. medicamento necesitan, lo conocen direc-
físico. La doctrina cartesiana es la de un automatismo físico,
tamente, tienm "una verdadera maestra de escuelg=pno
es decir un automatismo
déZoàBçlSÇ'dél' Cüêrpó;'ae las ac-
se equivocan.
Es la.puerta
abiert!. al.dualismo,
porque
se
pretexto deexaltar al animal y de mostrar que:elhombre no
tiene que estar tan.orgulloso de su humanidad, puesto que
titudescdelos movimientg?c$411@!DaXsininstinto.
Es necesarioentender que el instinto en una doctrina
como la de Montaigne, no es del orden de la razón sino
en el tordo
no es "superior
a un animal yq que sç equívoca
del orden de lo psíquico.Esuna realidad del orden de lo
y está obligado.a recunir a la razón. aunque los animales
psíquico como en los
Pylcar8e?fue
el primero.Sn
n!.11gi:!fl11?1.gngan.Ssg.:rqzónl.hedip.quemuestra ' superio-
deck:que ]gs:çgn4uctas animales no son condu(;!#s.insygti-
ridad". Estánen relaciónmás directa con la naturaleza,y
vas sino mecânicas. De ninguna maneta es lo mesmo, tal vez
cuando uno doceeso, admite ilnplícitaiilente
que el proceso
segenereuna confusión, ya que uno podría decir quelo que
racional
es deão;':npióêeio
di
ãprenlJizlijb:
.diâej:q.
del
caracteriza
a las conductas
instintivas
es el automatismo.
Es
procedo.instinüçii dê::lõfáiiià\ates,que esmás inmediato,
falso, ya se verá luego.
que es.unlfoRductl
más.directa. Y es a partir de esta opo-
Pero vamos a hablar de un automatismo psíquico, un
sición que habrá distinción completa entre la inspiración
automatismo
comparable
al
que
se obtiene
o
al
que
se
renacentista:inspiración naturalista, monista, y el sistema
piensa obtener cuando se lleva a cabo un aprendizaje ex-
de Descartes, que es un sistema dualizante, como nunca lo
tremadamente cedido. EI aprendizaje, por exemplo, del tipo
62 63
62
63
Dos !eccionessotlre el anima! y e! hombre Segundaleccíón de memoria, se puede desplegar a través
Dos !eccionessotlre el anima!
y e! hombre
Segundaleccíón
de memoria, se puede desplegar a través de una serie de
de sus acciones,en atrás no demuestran lo mesmo. Eso no
números, de palabras, o de un texto sin pensado y haciendo
tetra cosa al mesmo tiempo. Esasactividades, cuando están
prueba que tengan espíritu.
Es la naturaleza que actua en
ellas"3.La naturaleza entendida como la conformación de
constituídas,puedenefectuassea partir de un procedode
su cuerpo.Actúan por figura y movimiento. Y, así como
desencadenamiento como una estimu]ación inicial, como la
con una pala excavadorano se puede haver otra cosaque
recitadón de un texto quehay que retomaren el punto de
cavar o
conuna maquinade telef,telef, asíuna arara es
arranquepara lograr decido en su totalidad y que constitu-
incapaz de hacer tetra cosa que teceruna tela o un topo que
yen un automatismoque sepuedellamar de tipo psíquico.
cavar la berra y montaria en fomta de topinera. EI animal
Pero de ninguna manera Descartesprensa en eseautoma-
se encuentra pues, en virtud
de su confom\ación corporal,
tismo. ÊI describe un automatismo gue está gu)LBlo!.ge
ser el análogode la inteligencia,de un hábito adquirido y
eminentementeapto para el funcionamiento de su cuerpo
Fuera de éste nada puede. Claro está, Descartesdoceque
el espíritu humano no puede penetrar en el corazón de los
aprendido:.es
un automatismo
de la materna,
de.l1
7'es-exferz-
sa,debido a quelas fomtas de suspiezassop.gnllpr?Pies
al funcionamiento.:deuna máquina. Cuando una arara
animales para saber lo
que ocurre alH'.
Finalmente, afim\a que el pensamiento está contenido
construye una tela, actúa exactamentecomo una máquina
de telef. Cuando un topo hace su topinera y cava su galeria,
en nuestro sentimiento. EI pensamientoes conciencia,y
sostienelo siguiente:"despuésdel error de los que niegan
actua como una pala excavadora, es decir como una herra-
mienta hechapara esefin. Los animalesestánconformados
para cierto tipo de acción generalmentelimitada. A excep-
ción de cierta manipulación material que conesponde a su
fom\ación corporal, son muy torpes, incapacesde resolver
a Dias, no existe nada que alejemás a los espíritus débiles
del recto canino de la virtud, como imaginar que el alma
de los animales seade la misma naturaleza que la nuestra"s.
Quiere .devir que e!.alma
humana.F?.ns
co8íta zs,y que la
realidad animal espor completo reselfmsa, sin çgncienéia,
un verdadero problema. Dista muito
poder pensar que
sin interioridad. En erecto,'êl criterio sobre el cual Descartes
las maravilhas de la industria de los animales citados, para
mostrar la "superioridad" animal,
testimonien en contra
se apoya pare:4jjstinguir la realidad humana y la realidad
anima[Ces.Sete:::jt.rea]idadhumana se distingue de ]a de]
de elmosy en contra del instinto. Si uno quisiera considerar
animal porque el animal puede hacet muy bien, como
el instinto como algo psíquico en los animales,Descartes
una herramienta
y fuera de eso nada
No hay
seíialaría que allí no hay instinto,
.$é1llLhaX aytQmatismç)
corporal. He aqui lo que dice: "aunque vários animales
3. Cf. Descartes,
Dfscours de Znméthode, V partie
demuestren ser más industriosos que nosotros en algunas
4.Cf. Descartes,lebreà À4orw,5 fevxier 1. 1649.
5. Cf.Descarhs,Disco n de/a méfhode,V partie
64
65
Dos !eccionessobree! nninln! y e! hombte SegundaZecdón plasticidad. EI ser humano, según el método cartesiano,
Dos !eccionessobree! nninln! y e! hombte
SegundaZecdón
plasticidad. EI ser humano, según el método cartesiano,
un argumento de naturaleza teológica muy conmovedor:
puede poner todaslas dificuldadesen fom\a de problema y
los animalesno puedensuprirporque el dolor esla conse-
resolverlas progresivamente por grados. Eslo que hace que
el hombre no seencumtre
adaptado completamentepor
âgura y movimiento anada. EIno tiene la confom\ación del
topo o las hileras y gana\os de la arara, sino que resuelve
problemas por la razón, por el espíritu, por lo que Descartes
cuencia del pecado original. Ahora bien, de ningún modo
está dicho que los animaleshayan comido el fruto prohibi-
do, por consiguiente, los animalesno pueden suprir -seria
una injusticia para con ellos puesto que no cometieron ese
acto'-. La especiehumana esla única que puede suprir.Por
flama "tener espíritu", tener alma, tener facultad racional.
estarazón, uno puede descuartizar perros y ponerlos contra
Por eso el hombre puede vencer cualquier dificultad por
las puertas del granero para ver la circulación de la sangre.
medios progresivos,medios de posición y resolución de
Esla conclusión a la que llegaban los seãores de Porá-Royal
problemas. Entonces,se mega la conciencia en el animal,
sobretodo dela facultad de adquisición racional, de apren-
al pem\itirse la vivisección.
dizaje inteligente,de resolucióninteligente de los proble-
Bossuet
mas. Seapuesta a ]a noción de automatismo en ]a conducta
animal y a la supresión de la idea de instinto.
Es uno de los autores que con más fuerza se rebeló
Malebranche
contra ese cartesianismo. Procuró conciliar a Descartesy
a SantoTomas.No habría que despreciar la meditación de
Bossuet sobre este punto. Bossuet fue bastante lejos y dio
Esuno delos másfervientes entre todos los que adoptan
la doctrina cartesiana.Tiene un "maravilhoso" argumento
para devir que los animalesno pueden temerun alma y que
prueba de perspicácia.de gran equilibüo en ese estudio.
Digo eito: "somos animales, los hombres somos animales.
Tenemos la experiencia, tanto de lo que hace en nosotros el
no sufren.Escribió:"Los animalescomensin placer,gritan
sin dolor. crecen sin saberia, nada desean, nada temen,
animal como de lo que haceen nosotros el razonamiento y
la reflexión. EI ser más rico y más completo, es el hombre.
nada conocen y si actúan de una manera que indica inteli-
gencia,esporque Dias los hizo asípara conservados,formó
su cuerpo de manera tal que evitan maquinalmente y sin
temor, todo aquello que es capaz de destruirlos"'. Y tiene
Y
el hombre es animal. En cierta medida podemos temerex-
periencia de lo
que es ser animal. En algunos casossomos
seres empíricos
y en eso somos animales.
No es imposible
probar, intimamente, qué esser animal". Éstaes,al menos,
la idem de Bossuet.
6. Cf.Malebrandte, DeZarecheirhedeh zpéHlé,Lide VI, ll partie,chapitreVU,
7. Cf. Ma]ebranche, De ]a reco«chede ]a t-érífé,Livn
rv dlapitn
X], Pléiade
Pléiadep.467.
P.717
66
66

67

7. Cf. Ma]ebranche, De ]a reco«chede ]a t-érífé,Livn rv dlapitn X], Pléiade Pléiadep.467. P.717 66 67
SegznzdaZeccíólz Dos !eccionessobree! an ma! y el hambre En otro momento doceque el verdadero problema
SegznzdaZeccíólz
Dos !eccionessobree! an ma! y el hambre
En otro momento doceque el verdadero problema no
de la mesmamaneja que los gradosde una granadaestás
imbricadosunos en otros porque setrata de una granada
está en preguntasse si los animales
tienen persistencia,
que creció de tal fom\a y porque es propiedad
de su especie
conveniencia y razón en su conducta porque esto es en
ser así anatómicamente? ZO bien existe en cada animal algo
cierta medida análogo de la disposición en el ajuste de los
que actual y activamente se constituye en el principio de una
diferentes órganos de un viviente. Doce: "hay disposición
en
organización,de una persistencia,de una razón y de una
el ajuste de los granos de una granada"'. Ustedes saben que
relaciónentre los diferentes actos?Dicho de otro modo, Zse
los granos de una granada están engranados unos en los
trata deuna acüvidadespecíficao de una acüvidadindivi-
oiros. Están ajustados y localmente defom\ados de manera
tal que no hay ningún interstício entre dos granos.No son
dual? ZCuáles el soporte de la razón? Si es el Creador quien
rigurosamente regulares, pera están tan bien imbricados
puso en los animales esta razón, esta organización,ésta es
muy parecida a la organización de los granos de una granada
ursosen otros, tan bien ajustados ursoscontra otros que hay
que sacadosuno por uno para que no se aplasten.Existe
(evidentemente específica); mientras que si es individual,
es
comparable a la que se produce en el ser humano depositá-
una disposición en el ajuste de los granos de una granada,
una organización de tipo anatómico.
rio, como individuo,
como persona, de la organización de sus
actos, de la correlación de sus conductas. Es así cómo Bossuet
Esta organización anatómica en una planta es la mioma
que [a organizaciónque uno ]]ama instintiva en e] compor-
tamiento de un animal que haceuna cosaantesde otra. Es
la noción de estructura anatómicaextendida a la noción de
plantei el problema pero sin resolveria completamente.Sin
embargo,muestra una clara concienciade lo que se puede
clamarla estructura del comportamiento en correlación con
estructura del comportamiento. EI verdadero problema no
la estructura de la organización anível anatomofisiológico en
los vivientes. En Aristóteles ya se encontraba algo de esta.
es saber si hay una estructura, es decir persistencia, razón,
relacionesen la conductade los animales, sino que setrata
LaFontaine
de sabersi la razónque semanifíestapor esapersistencia,
esa organización, está en ellos individualmente o bien, si
proviene del que los hizo. EI problema planteado aqui es el
La Fontainefue el autor que, en el pensamientodel si-
de la Creación. ZEsla especieanimal la que contiene algo que
por razonesespecíficaselevaa cadauno de los individuos
glo XJVlbasumiéla delgp!.gSI reino animal iidiculizado
por. ç!,pensamiento.si?temáticoLo hizo. con .un.qrácter
filosóhco.innegabley con elementos.del saberpositivo.
a actuar de esemodo(porque se es perto, gato o ardida),
8.Cf. Bossuet,Zrnítédu /ibrz-mbítre,ch.V "De la diHérenceentre I'homme et
la bête'
Elementos que pueden ser considerados como punto de
arranque del estudio etológico, es deck, del estudio de las
69 68
69
68
Segtlndlz lecdólt Dos leccionei sobree! attimnl y e! hombre costumbres de las conductas de los
Segtlndlz lecdólt
Dos leccionei sobree! attimnl y e! hombre
costumbres de las conductas de los animales. La Fontaine es
el primero incluso en el siglo XVll que sostieneuna teoria
de la conducta animal que se desprendió paulatinamente
Estelfundamentoplanteado, no erlcuentre mat
Que en estas:labutastambién yo entremezcterasgos
de la teoria filosófica y devido una ciencia de la experiencia,
o una materna de la experiencia. Es en las fábulas y parücu-
lamtente en el DfscoursàmadanzedeZaSab/fereque se observa
De ciataliloso$a,
gatil,attayente posada.
(Esla Hosofía de Descartes)
estaafimlación y esteestudio. He aqui una cita: '%hora bien
l,a ZZama?zlzuwa. Usfed Zsío na
usted sabe Íris, de ciencia cierta, que, aunque el animal pen-
sara, el animal no reflexionaría sobre el objeto ni sobre su
pensamiento". Quiere decir que uno acuerdaque el animal
no tiene concienciareflexiva. L11gflexién es.la.deudora.en
Oyó Rabiar de Cita? Ellas dicen puas
Que e/ dizima/ es u/za máquilza;
Queen é/ teciaseface sín eZegíry por resortes'
algunamedida, del.c(igífoz.de la.actividad por sí mioma.
Pela.qst(l.no.g)ççjuyç.dg.Bjngunq lnançr4.!ê jDteligeDcia, el
Ningún sentimimto, no hatyalma, en ella todo escuerpo
Taleselreloi quemarcha
razonamientg, el.glcuIQ,.la previsión. Veamosesefragmen-
to capital del Díscoursà madapnede/a Sab/iate.Con respectoa
'4 rasos sfenzpreíguaZes,chegoy sin propósito
(Sinprevisión,elrelojcuyaagujaavanza )
éste, también se puede citar la epístola
a madame de Mon-
.AbrpZo,Zeam s# ínferioc
tespan. Setrata de un fragmento que tiene, tal vez, un carác-
ter tedioso,pera quequerría lograr detener el cartesianismo
por ser inadecuado en todos los fenómenos vitales. En su
Variasquedastepresmtan todo el espírita del mundo;
La palma'a lmzwe a Zasegulzda,
conjunto, La Fontaine considero el género de las fábulas
a la maneta de la Antigüedad y no se las debe interpretar
Unclterceraligue, repicafinalmente.
AI decit deasasgentesel animal esta! cual:
como la expresión directa de una realidad estudiada por él.
EI objeto lo golpes en un lugar;
La fábula esun géneroliterário, pelo en las epístolasy en
Eselugar golpeadoua directamettte,
los discursos, La Fontaine expresa mucho menor su doctrína
baia la fomta de la disertación.
Segúpznosohos,a transmitir aZoecíPzoZanooedad.
(Esla teoria de la conducción nerviosa)
En el final del libra IX, luego de las galanterías de la épo-
ca, era así como las cosas se presentaban: veamos desde el
verso 24 hasta el 178:
EI sistemapro8resiuamentela tecibe.
aímpresíón 1
se Jzace.Alas,
Zcónzo se lzace?
En el sentido de: medias físicos [N. de T.]
70
70
71
71
Dos leccionei sabree! animal y e! hombre Segundalección --Según ellas, por necesidad, Cuando en pano,
Dos leccionei sabree! animal y e! hombre
Segundalección
--Según ellas, por necesidad,
Cuando en pano, ella Fuso Eramempatia
sfn paslópz,sílzoo/ulzfad:
En conlfundity boiar laspistas
EI
animal sesienteagitado
EI
anima! catgadode nãos, uivo Cieruo de diez cuernos
Por mouimientos queel vulgo lInHa
Pane en su lugar a uno másjouen y to obriga poT@erza
Tristes, alega'ía,amor,placa. dolor cruel
A
presetzfara /os Fenos un Huno cepo.
O
algú7toiro deecosestados.
iCuántos razotlamientospara coltsemar sus dias!
Pera, de nin8una lnanera eseso; no se engane.
EI
tegreso sobresus pesos, las malicias, los rodeou.
-Z Qué espides?--Ulz rezo. --ZY ?zosoüos? --Esoesoha cosa.
Y
et câmbio, y cim estratagemas
He aqui cómoDescnrteslo e)clone,
Descarnes,esemortal de quien hubieran fecho un Duos
iDi8nüs de }os más grandes jefes, dignas de menor sueste!
Se tos desuelta después de su muerte:
Elth'e los pa8attos,y queestáen et centro
SoeztodosZosholzoressupremos
Cuando la Perdiz
Entre e! hombre y e!espírita, comoentre la ostra y el Lembre
Así lo considn'an nuesh'm gentes',»anca Desfiade carga
He aqui -- digo -- comorazonlaesteautor
Ue a slzs pfc/zolzes
Sobre todos los animales, criaturas del Seãor,
En peZígra,y comosóZoffe7zeulzapluma' )zunia,
Todauíano puedeDotarpara huit de la muerte
Tangoel don de pensar;y yo séque pienso'.
Abata biat, ustedsabe,Íris, a ciettciacinta,
Simula estüt ferida y ua alastrando el ala
Atrayendo al Camdor, y a! Perto sobresus pesos,
Qw aun quando el animal pensara,
Despia el peligro, saios de este modoa su família;
EI
animal no re#exionarín
Y
tuego,Guardoet Cazador cree quesu Perto la atraía,
Sobreel objeto ni sobresu pmsamiento.
Descarnesua más pejos,y sostime claramente
Ella le doceadiós,alfa el ouelo, y se ríe
Que denin8ún modo,el animal prensa.
Del Hombre, quial conPso, la situe en pano con la mirada.
No leiasdet norte existe un mundo
Usted }to seinquiete
En eZque se sabe que Zos /zabífa7ztes
Pot creetlo.ni tyo.
Wom comoen Zosprfmaos tempos,
Sin empa:rgo, curado
en los bosques,
En una pr(Z@nda {glzoralzcía:
EI sortido de los cremos, e! de las Doces,
Hablo de los humanos;porque, en cunnto n los animales,
No dio nin8una tregua a la huidiza presa,
Ellas construyenobras
Que con tenentes caudalosos detienen los estragos,
+En el sentido de criados, servídumbreIN.
de T.].
"
La
Fontàine
evoca
la célebn
proposición
del
Dísmrso
del À4étodo:
'Prensa
luego existo" [N. de T.].
'
Esta pa]abra tiene e] sentido co]ectívo de p]umaje
[N. de T.]
72
73
Dos ieccionessobree! animal y e! hombre Seglipzda leccfón Y hacen comunicar una y tetra libera.
Dos ieccionessobree! animal y e! hombre
Seglipzda leccfón
Y hacen comunicar una y tetra libera.
Nunca lü guena cor tanto arte
EI edi$cio resiste. y dura en su conjunto.
Sehinoentrelos hombres,
Luego un fecho de nadará,
es un fecho de mortao.
Ni siquiera en el signoen que uiuimos,
Cada cantor actua: común es !a tarei;
Gtlardaespaldasadelantados,oigías,espias,
EI uiejojtace camiltar ai jouett sin descattso,
Emboscadas,bandos, y miZ ftzuencfones
Cada maesüo de obra corre y emptiãa al bastón de mando
Deuna perniciosay maldita ciencia,
La república de Platón
Rija del Estigma', y madre de los héroes,
No serícinada mas queaprmdizaje
Ejercendeusosanimales
De estafamília an$bia.
EI sentido colntln y la uçpeHencia.
Saber, en itluiwno, conshuir sus casas,
Para celebrar sus combates, el Aquaonte
debería
Pesar los estanques sobrepuett tes,
Deuoiuernosa Homero. iAh! si !o deuoloiera,
Fato
de su arte, sabia !abot;
Y si deooluiera también al rido! de Epicuro,
Por más que nuesttos semdantes meaneso,
iQué diria ésseúltimo sobreestosexemplos?
Hasta et presente todo su saber
lo que ya dize: que n ios animales, la ttatutalezn
Consiste en pesar la onda n nado.
Puede por los únicos resortes" operar todo esmo;
Que ecoscantores sólo meanwn cueT'popacto de espírita,
Que /a 17zemorlaescoWoraZ;
lamas podtátt obligarme n creerlo;
Y que,para llegnr a los diversosexemplos
Pero he aqui bucho más: escucheeste relato,
Que me Dignede un tey plenode gloria.
Que saquea Zzlzen estastensos,
E! anintal sólo necesita de e11a.
E! dejênsor del Norte seráante usted mi garante:
E! objeto, cuando uuelue,ua a su timda-
Uuy a citar a un pH7zc@eamado pm /a 14cfmia
.4 bzzscar.por e/ mesmocanino,
pólo su nontbreesun maTOpara el imperio otomano
La imngen anteriormente trazida,
Es el rey polaco. lamas ciente
iln rey.
Qzzíen, sobre Zosmesmos rasos uizeZuede Zamesma ma lera,
EI docepães que, ell su Jmttera,
Sin el rectnsodel pensamiento,
Ursosanimnlesestar nl guerradesdesiempre;
.A causar ulz mesmo ac07zfecímíenfo
La sangre que se transmite de padresciRijos
(Eslamemoria- hábito).
RmueoaszznlafeHa'
EstesaniTltales,dica,sonpacientesdel Zona.
' (del lat. Stygius,y
éssedel gr. Styx,SVgós).Mit. EI mayorde los rios
del mundo infemal. Daba siete vue]tas a]rededor de] ]nfiemo. Sus aguas
aseguraban hvu[nerabi[idad
[N. de T.].
' Meteria en el sentido de odio, causal de ]a guena
[N. de T.].
"'
++Ver N. de T. pág. 69 [N. de T.].
en e] sentido de] cerebro [N. deT.].
74
75
Dos leccionei sobreet atiiutal y e! hombre Segundizlecdóm Nosotrosactuamosdemanetadifnmte, Que la planta, despuésde
Dos leccionei sobreet atiiutal y e! hombre
Segundizlecdóm
Nosotrosactuamosdemanetadifnmte,
Que la planta, despuésde todo no tiene.
La ooluntad nosdetennina,
No el objeto, ni el instinto. Hablo, camião;
Sín embargo ZapZalzfarespira;
Mas, Zquién responderá a lo que uay a decit?
Siento en mí cinto agente;
Todoobedeceen mi máquina'
ligue la fábula Los dosrafones,eZzono y eZdueto', que
A
eseprincipio inteligente.
indica la posibilidad de previsión y, en cierta medida, el
razonamientoen el animal. Existe tambiénotra fábula en
Y
esdistinto del cuerpo,seconcebeclaramente,
Se concebemenor que et cuerpo cismo:
la cual La Fontaine quiere
directamente atacar la doctrina
De todos nuestros mouimientos esel árbitro supemo.
cartesiana. Es la fábula
del
búho:
"EZ Rafózzy e/ BÚ/zo"', en
Pera Zcómolo entiendeel cuerpo?
el libro IX, fábula 9, que había manifestado la pronoia,un
Ahí estael Furto: ueolajurramienta
principio de previsión y de cálculo en función de lo que la
Obedecera la mano; pera a la mano Zquién la guia?
previsión
le pemlitía recoger. Seencontró en un
árbol hueco
(Esel problema de la comunicación de las substancias)
un viejo búho. Los búhos vielas siempre son más sábios que
los búhos jóvenes, y al mismo tiempo que él, en el mondodel
iEh! ZQuién guia a ios ciclos y a su rápida carreta?
Algún ángel está quizás atadoa estescuel?os.
hueco del árbol, "muchos ratones sin pies, rechondtos de
Uti espírita jipe ai nosotros,y mueuetodosttuestrosresottes:
grasa". EI búho los había capturado durante el verano en el
momento en que los ratones se pasean y los había amputa-
La impresión seface. EI media, yo lo ignoro:
pólo selo aprendeen el senode la Diuinidad;
do porque había razonado. Y asíLa Fontaine, nos describe
el razonamiento del búho: ahora bien, estas gentestienen
Y. si h(W que hablar con sittceridad,
pies, estasgentesconen. Por consiguiente, si se les cortan
Descarnestambién lo ignorada.
los pies y se los guardan en el interior del árbol, serán comi-
Nosotros y él sobreesoestamosiguates:
da fresca para el inviemo. Mas estas gentes van a debilitarse
Lo que yo sé, Íris, es qt+een estesanimales
porque sin pies ya no podrán nutrirse. En consecuencia,es
Cubo exemplo acabo de citar,
Eseespírita no actua, e! hombrepólo essu templo.
Por esta hay que dar al animal una uentnja'
necesario también juntar granos, trigo-. y el búho se había
abasteddo de cierta cantidad de gramas de trigo que daba
a los ratones para mantenerlos regordetes. Estosson algu-
nos exemplosque La Fontaine da para mostrar que no pólo
+en el sentido de mi cueipo [N. de T.].
++Palabra muy imprecisa, pera escrita adrede por La Fontaine. En el sistema
cartesiano,el animal era parecido a la planta. Pelo La Fontaine no admite las
difêrmcias absolutase insinua la idea de una gradaciónIN. de T.].
+En francés:Lesdeux Rata,]eRenardet ]'(Euf [N. de T.]
++En francés:Les Souüs et ]e Chat-HuantN.
deT.].

76

77
77
Dos !eccionessobreel animal y el hombre ANOMALIAS. hay conciencia en los animales, aunque admite que
Dos !eccionessobreel animal y el hombre ANOMALIAS. hay conciencia en los animales, aunque admite que
Dos !eccionessobreel animal y el hombre
ANOMALIAS.
hay conciencia en los animales, aunque admite que no hay
(aILBERT SIMONDON, UNA FILOSOFIA DE LA INDIVIDUACION
reflexión. Pera hay conciencia porque hay hechos de orga-
nización y de experienciaindividual. ÉI habla de animales
sociales,y me pregunta si lo pensó en esemomento. Es po-
4dríán
Cazzgí
sible que lo haya pensado
porque hay aspectos culturales en
'Hay que desmenuzar el universo,
los animales, aquello que uno llama "una cultura" en varias
perderelrespetoatodo"
Nietzsche
sociedades animales. Se comprobó que algunas sociedades
de [eones, en ciertos lugares, tienen maneras de bazar que
no son las miomas que otros leones ponen en práctica en
otros lugares. Por ejemplo, la manera de cercar a la presa,
Gilbert Simondon
alcanza reconocimiento
en Francia
de abatia las presas asociando a una treintena o quarentena
entre 1964y 1989 después de ]a difusión de su tesis dou-
de animalesque se alejan mucho y que inmediatamente
toral defendidaen 1958baia el titulo L'/pzdíüdiafíonà /a
se acercan para espantar a sus presas hacia el centro del
lumfà'e desnatíons de F07meef d'ln®rmatíon, publicada en
dos volúmenes. EI primero L'fndfuídu et sagazêsephysíco-
círculo que se estrecha.Son formas culturales y no sólo
instintivas. Valedevir que si un león fue criado en un grupo
bfologíque(1964), el segundo l.'lndíufduatíotz psychique et
coJJectfoe(1989).Un articulo de Gilles Deleuze editado
en el que se practica esamaneta de cazar, va a cazar así, de
por la Rwue phíZosoúqKede ZaFrance et de Z'éh'anca' de 1966,
lo contrario lo ignorará. No parece que lo supiera, que lo hi-
valora y respalda el primer volumen de Simondon por su
ciera instintivamente.
La Fontaine no está seguro que en las
originalidad enelplantei del problemade laindividuación.
sociedadesanimalesno existan fenómenos culturales muy
Si la tesesde Simondon será considerada transfomtadora
caracterizados. Esta es algo que está implícito en lo que se
del campo filosófico contemporâneo es porque dejará sus
nos digo sobre los pastores, respecto de la jerarquía
social;
marcas en DWhelzce ef r@éüHolt(1968) de Deleuze y afectará
un castosmandariaa los demáscon "un bastónen alto".
a un campofilosófico dedicado a la investigación histórica
No sé si es cierto, pera es ]a idea que é] puede tener de las
de la noción de Individuo. Aquello que se le reconocea
Simondonesun profundo conocimientode la historia de
relacionei de ascendencia-superioridadentre los animales
la Hlosofía y de la ciência en el plantei
de la pregunta por
en las conductas colectivas.
el procedode individuación, capazde reunir el atomismo
de Demócritoconel principiode indetemtinaciónde
Heinsenberg, el pensainiento
de lo individual
de Aristóteles
con el retomo
a la cosa mesma de Husserl, el ego cartesiano
y la manada leibniziana con el Daseínheideggeriano.
79