Sie sind auf Seite 1von 6

1

TU HIJO, TU ESPEJO
Salmo 127:3-5
3 He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del
vientre. 4 Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en
la juventud. 5 Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No
será avergonzado Cuando hablare con los enemigos en la puerta.

Los hijos son llamados «herencia de Jehová». Ello significa que los niños
pertenecen a Dios; son «nuestros» sólo en un plano secundario.

 Herencia najalah significa «posesión; propiedad» o sea los hijos son


propiedad, posesión de Dios esto nos colocas a los padres en un
Segundo plano
 La herencia genética es el proceso por el cual las características de
los individuos se transmiten a su descendencia

Dios da generación a las parejas como una persona confía una fortuna a sus
herederos. Para impactar la sociedad.

 Saeta: arma que dispone de una punta en un extremo y que se arroja


contra el blanco.

Descendientes y dominio.
Dos personas solas no podían dominar la tierra. Esto requería descendientes.
Esos descendientes son la proyección de nuestro liderazgo

Génesis 1:28
Luego Dios los bendijo con las siguientes palabras: «Sean fructíferos y
multiplíquense. Llenen la tierra y gobiernen sobre ella. Reinen sobre los
peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que corren por el
suelo».
 Valiente: se refiere a la persona que tiene carácter decidido y se
enfrenta a las situación es difíciles y peligrosas con valentía y valor

 Veamos un valiente que lanza sus saetas (que proyecta su liderazgo)

Josué 24:15
Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los
dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado
del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi
casa serviremos a Jehová.
2

Este padre iba a hacer todo posible para que todos juntos servirían a Jehová.
Tomó la delantera en este asunto con denuedo.

Porque Josué era valiente


Josué 1:5-9
Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con
Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.:6 Esfuérzate y sé
valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual
juré a sus padres que la daría a ellos. 7 Solamente esfuérzate y sé muy
valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés
te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas
prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu
boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para
que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque
entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te
mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque
Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

 Toma posesión de la tierra


 Es hacedor de la palabra de Dios
 Medita en la palabra de Dios
 No teme cumplir el propósito de Dios
 Dios es su fuerza

TU HIJO, TU ESPEJO es de valiente proyectar eso

.ELÍ Y SUS HIJOS (1 SAM. 2:12-3:14).


.
 Los hijos de Elí eran impíos que “no tenían conocimiento de Jehová”

1Samuel 2:12.
Los hijos de Elí eran hombres impíos, y no tenían conocimiento de Jehová.

La palabra “conocimiento” también incluye la idea de aprobar o reconocer.

 . Eran egoístas, rebeldes, violentos, menospreciaban las ordenanzas


de Dios

1Samuel 2:13-17
13 Y era costumbre de los sacerdotes con el pueblo, que cuando alguno
ofrecía sacrificio, venía el criado del sacerdote mientras se cocía la carne,
trayendo en su mano un garfio de tres dientes, 14 y lo metía en el perol, en
3

la olla, en el caldero o en la marmita; y todo lo que sacaba el garfio, el


sacerdote lo tomaba para sí. De esta manera hacían con todo israelita que
venía a Silo. 15 Asimismo, antes de quemar la grosura, venía el criado del
sacerdote, y decía al que sacrificaba: Da carne que asar para el sacerdote;
porque no tomará de ti carne cocida, sino cruda. 16 Y si el hombre le
respondía: Quemen la grosura primero, y después toma tanto como quieras;
él respondía: No, sino dámela ahora mismo; de otra manera yo la tomaré por
la fuerza. 17 Era, pues, muy grande delante de Jehová el pecado de los
jóvenes; porque los hombres menospreciaban las ofrendas de Jehová.

 Eran fornicarios, justo en el lugar de adoración

1Samuel 2:22.
Pero Elí era muy viejo; y oía de todo lo que sus hijos hacían con todo Israel,
y cómo dormían con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de
reunión.

 Elí era como muchos padres modernos, no creía en la disciplina


corporal.

“El no los ha estorbado”

1Samuel 3:13.
Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él
sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado.

A lo mejor, ¡no quería “deformar su carácter y personalidad”!

 Al consentirles así, Elí quedó culpable de ¡honrar a sus hijos más que a
Dios!

1Samuel 2:29.
¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer
en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de
lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel?

 Elí y sus hijos murieron todos en un mismo día (cap. 4).

Los padres tienen la responsabilidad de criar a sus hijos,


ORDEN FAMILIAR. Dios ha dado a los padres la responsabilidad de criar a
los hijos; esta no es la responsabilidad de los abuelos, de las escuelas, del
estado, de grupos juveniles, ni de los compañeros y amigos. Aun cuando
cada uno de estos grupos pudiera ejercer influencia sobre los niños, en última
instancia, el deber y la responsabilidad descansan sobre los padres y,
4

particularmente, sobre el padre, a quien Dios ha designado «cabeza» de la


familia, a fin de que la dirija.

Se necesitan tres cosas para la apropiada enseñanza de los hijos:

1. UNA ACTITUD CORRECTA

Efesios 6:4
Padres, no hagan enojar a sus hijos con la forma en que los tratan. Más bien,
críenlos con la disciplina e instrucción que proviene del Señor.

2. UN FUNDAMENTO CORRECTO.

Deuteronomio 6:6-7
Debes comprometerte con todo tu ser a cumplir cada uno de estos mandatos
que hoy te entrego. Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en
tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino,
cuando te acuestes y cuando te levantes.

Proverbios 22:6
Dirige a tus hijos por el camino correcto, y cuando sean mayores, no lo
abandonarán.

3. UNA DISCIPLINA CORRECTA.

Proverbios 13:24
Quienes no emplean la vara de disciplina odian a sus hijos. Los que en
verdad aman a sus hijos se preocupan lo suficiente para disciplinarlos.

La disciplina correctiva para los rebeldes, ORDEN FAMILIAR. La


disciplina es la otra cara de la enseñanza.

Aun los niños con un espíritu de aprendizaje necesitan explicaciones


detalladas, mucha paciencia, oportunidades para entrenarse y experimentar,
así como el derecho a aprender mediante sus errores.

Pero un niño:

Consentido
Pro 29:15 La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho
consentido avergonzará a su madre.
5

Rebelde
1Sa 15:23b La rebelión es tan pecaminosa como la hechicería, y la
terquedad, tan mala como rendir culto a ídolos.

Terco o necio
Pro 22:15 La necedad es parte del corazón juvenil, pero la vara de la
disciplina la corrige.

Todo esto rompe la armonía familiar. La respuesta divina a ello es la


disciplina firme y amorosa.
la disciplina no es abuso físico. La disciplina puede ser dolorosa, pero no
perjudicial. Nunca debemos hacer daño a un niño.

Pro 23:13 12 No dejes de disciplinar al joven, que de unos cuantos azotes


no se morirá.

Dios es partidario estricto de la disciplina.

Aunque siempre nos disciplina por amor y para beneficio nuestro, su


corrección puede causarnos dolor

Heb 12:5 ¿Acaso olvidaron las palabras de aliento con que Dios les habló a
ustedes como a hijos? Él dijo: «Hijo mío, no tomes a la ligera la disciplina del
Señor y no te des por vencido cuando te corrija. 6 Pues el SEÑOR disciplina
a los que ama y castiga a todo el que recibe como hijo»*.7 Al soportar esta
disciplina divina, recuerden que Dios los trata como a sus propios hijos.
¿Acaso alguien oyó hablar de un hijo que nunca fue disciplinado por su
padre? 8 Si Dios no los disciplina a ustedes como lo hace con todos sus hijos,
quiere decir que ustedes no son verdaderamente sus hijos, sino ilegítimos.
9 Ya que respetábamos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban,
entonces, ¿acaso no deberíamos someternos aún más a la disciplina del
Padre de nuestro espíritu, y así vivir para siempre?* 10 Pues nuestros padres
terrenales nos disciplinaron durante algunos años e hicieron lo mejor que
pudieron. Pero la disciplina de Dios siempre es buena para nosotros, a fin de
que participemos de su santidad. 11 Ninguna disciplina resulta agradable a
la hora de recibirla. Al contrario, ¡es dolorosa! Pero después, produce la
apacible cosecha de una vida recta para los que han sido entrenados por
ella.

De igual manera, Dios exige que los padres disciplinen correctamente a sus
hijos. Hasta el destino eterno del niño puede depender de la disciplina
provista por sus padres

Pro 23:14 La disciplina física bien puede salvarlos de la muerte.*


6

Sal 115:10 ¡Oh sacerdotes, descendientes de Aarón, confíen en el


SEÑOR! Él es su ayudador y su escudo.
Sal 115:11 ¡Todos los que temen al SEÑOR, confíen en el SEÑOR!
Él es su ayudador y su escudo.
Sal 115:12 El SEÑOR se acuerda de nosotros y nos bendecirá.
Bendecirá al pueblo de Israel y bendecirá a los sacerdotes, los
descendientes de Aarón.
Sal 115:13 Bendecirá a los que temen al SEÑOR, tanto a los
grandes como a los humildes.
Sal 115:14 Que el SEÑOR los bendiga ricamente, tanto a ustedes
como a sus hijos.
Sal 115:15 Que sean bendecidos por el SEÑOR, quien hizo los cielos
y la tierra.
Sal 115:16 Los cielos pertenecen al SEÑOR, pero él ha dado la tierra
a toda la humanidad.
Sal 115:17 Los muertos no pueden cantar alabanzas al SEÑOR
porque han entrado en el silencio de la tumba.
Sal 115:18 ¡Pero nosotros podemos alabar al SEÑOR ahora y para
siempre! ¡Alabado sea el SEÑOR!

Verwandte Interessen