Sie sind auf Seite 1von 1

Origen de la vida, conjunto de fenómenos que han determinado la aparición de seres

vivientes en la Tierra. La idea de un proceso único procede directamente de las teorías


evolucionistas de Charles Darwin, según las cuales todos los seres vivos descienden de un
ancestro único.
Durante mucho tiempo, la investigación de los orígenes de la vida no fue más que un
debate basado en la metafísica y las creencias religiosas. De hecho, la mayor parte de las
religiones enseñan que los seres vivos han sido creados a partir de la nada o de un caos
original por una divinidad, una “mano” que crea y pone orden.

Creación, en la Biblia, acción de Dios que conlleva la existencia del Universo y de todo lo
que contiene.

Además de la génesis del mundo por un dios celestial, los mitos de la creación mencionan
también otros mitos, como el de una mujer embarazada, o de la reproducción gracias a que
se consuma el matrimonio del cielo y la tierra. El huevo cósmico del que emergen los
primeros seres humanos se encuentra en muchos mitos hindúes, africanos, griegos y chinos.
En otras tradiciones, la tierra debe ser extraída de las profundidades por un buceador o se
forma a partir del cuerpo despedazado de un ser preexistente. Según los mitos, puede que el
dios recurra a materiales preexistentes, que abandone su obra después de su conclusión, que
la perfección de lo hecho varíe o que influya luego sobre lo creado o no nacido. Muchas
veces, la creación también intenta explicar la existencia del mal y la naturaleza de la
divinidad y de la especie humana.