Sie sind auf Seite 1von 4

JESUS OLLARVES

jollarvesi@yahoo.com
El derecho al agua.-
El problema
Justificación.- teórico, práctico y metodológico;
Objetivo general y 3 objetivos específicos;
Trilogía = tratados internacionales, constitución y derechos humanos.-
TEMA:
EL DERECHO HUMANO AL AGUA, SANEAMIENTO, Y VULNERACIÓN A SU ACEESO POR
CONDICIONES ECONOCIMICAS PRECARIAS.
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA:
El Ecuador dentro de su nueva concepción Constitucional, establece que su garantismo
se fundamenta en la concreción de los Derechos Humanos, que incluidos y positivados
en la Constitución de la República del Ecuador; se consideran como derechos
fundamentales, es decir, el Estado Ecuatoriano, debe proveer estos mínimos de
subsistencia de los ciudadanos.
La constitución en el art. 3.1; establece como deber primordial del Estado:
“Garantizar sin discriminación alguna el efectivo goce de los derechos establecidos en la
Constitución y en los instrumentos internacionales, en particular la educación, la salud, la
alimentación, la seguridad social y el agua para sus habitantes”.-
Establece el efectivo goce de los derechos, es decir, reconoce el Estado que el agua es un
derecho y por lo cual, debe garantizar su goce.
En la Constitución, el art. 12, dispone:
“El derecho humano al agua es fundamental e irrenunciable. El agua constituye
patrimonio nacional estratégico de uso público, inalienable, imprescriptible,
inembargable y esencial para la vida”.
Este artículo, establece que este derecho humano y fundamental, lo caracteriza como
irrenunciable, que lo cataloga dentro de los principios propios de los derechos humanos
(art. 11.6 Todos los principios y los derechos son inalienables, irrenunciables, indivisibles,
interdependientes y de igual jerarquía).-
El Estado, como medio de uso de este recurso natural renovable, lo cataloga como
patrimonio nacional estratégico de uso público.
Por lo cual, este derecho humano como deber del Estado lo garantiza, por medio de la
calificación de uso público, es decir, lo encierra en el marco de un servicio público, por lo
tanto, hace que este derecho humano este limitado a su libre acceso, y lo determina para
uso de los sectores estratégicos y le desarrollo de políticas públicas.
Para este fin que el Estado se ha propuesto, desnaturalizando la esencia propia del
derecho humano, como un servicio público, crea las condiciones para su uso y
conservación, así lo determina la Constitución y dispone:
Art. 411.- El Estado garantizará la conservación, recuperación y manejo integral de los
recursos hídricos, cuencas hidrográficas y caudales ecológicos asociados al ciclo
hidrológico. Se regulará toda actividad que pueda afectar la calidad y cantidad de agua,
y el equilibrio de los ecosistemas, en especial en las fuentes y zonas de recarga de agua.
La sustentabilidad de los ecosistemas y el consumo humano serán prioritarios en el uso y
aprovechamiento del agua.

Art. 412.- La autoridad a cargo de la gestión del agua será responsable de su planificación,
regulación y control. Esta autoridad cooperará y se coordinará con la que tenga a su cargo
la gestión ambiental para garantizar el manejo del agua con un enfoque ecosistémico.

A nivel internacional, también, es reconocido este derecho, es así, que la Organización


Mundial de la Salud, establece que forma parte del Derecho Humanitario.

Por otro lado, el 28 de julio de 2010, a través de la resolución 64/292, la Asamblea General
de las Naciones Unidas reconoció, explícitamente el derecho humano al agua y al
saneamiento, reafirmando que el agua potable limpia y el saneamiento son esenciales
para la realización de todos los derechos humanos.

La finalidad principal de las Guías para la calidad del agua potable es la protección de la
salud pública. El agua es esencial para la vida y todas las personas deben disponer de un
suministro satisfactorio (Suficiente, inocuo y accesible). La mejora del acceso al agua
potable puede proporcionar beneficios tangibles para la salud. Debe realizarse el máximo
esfuerzo para lograr que la inocuidad del agua de consumo sea mayor posible

Por estas condiciones, en especial por el principio de descentralización de los servicios


públicos, el Estado, para cumplir con estos objetivos, crea la Secretaría Nacional del Agua,
para el sector rural y para el sector Urbano las Empresas Municipales de Agua Potable.

HIPOTESIS

¿La falta de pago por la prestación del servicio público de agua, por la empresa estatal
vulneraria el derecho fundamental de acceso al agua y su saneamiento?
JUSTIFICACIÓN

Los derechos humanos, como tema de vital importancia en cuanto en la constitución


ecuatoriana del 2008, ha positivizado como derecho fundamental el agua,
considerándolo como patrimonio nacional, por ello es importante referir que estos
derechos son justiciables y de aplicación inmediata en torno a garantizar su efectivo goce
por parte de autoridades públicas tanto en sede administrativa como judicial, debiendo
considerar que el agua como derecho fundamental es interdependiente y correlativo con
el derecho a la vida y los establecidos en el buen vivir, razón por la cual restricciones a
este derecho fundamental de rango constitucional y exigible judicialmente al verse
afectado puede provocar lesiones irreparables y que deben ser garantizados por el
estado, pero cumpliendo parámetros de accesibilidad y equidad.
Por estas consideraciones, al ser considerada el agua como un servicio público, el estado,
por intermedio de la descentralización otorga a los gobiernos autónomos municipales, la
competencia del servicio pública del agua, al ser considerado un servicio, este está sujeto
a un pago, por la logística que estos denota como es alcantarillado, central de tratamiento
de agua, medidores, y el saneamiento, por lo cual, bajo esta óptica seria justificado el
cobro por el servicio (no por el agua como derecho); pero hasta donde el Estado tiene la
facultad de suspender el servicio de agua potable.

La suspensión del servicio vía administrativa es legal, pero su suspensión definitiva no es


constitucional, pues el Estado debe proveer el mínimo vital para que una persona pueda
subsistir, es decir, no puede suspender el servicio por completo, debe otorgarle un
mínimo que le permite el desarrollo de su vida personal, como es preparar alimentos,
bañarse, limpiar su hogar, etc.

Ante esto, en el Ecuador, el servicio de agua potable, al momento, en que un usuario del
servicio no cancela el mismo, la empresa pública de agua potable, suspende
temporalmente y hasta definitivamente el servicio de agua potable, por lo cual, vulnera
el derecho humano al agua, por lo cual, no se respeta este límite del mínimo vital. Y qué
medidas se debe optar cuando una persona tiene una situación económica apremiante o
precaria.

OBJETIVO GENERAL:

ANALIZAR EL DERECHO AL AGUA, SANEAMIENTO, Y SU VULNERACIÓN COMO DERECHO


HUMANO A SU ACCESO COMO SERVICIO PÚBLICO, POR CONDICIONES ECONOCIMICAS
PRECARIAS.
OBEJTIVOS ESPECIFICOS:

 DETERMINAR EL DERECHO HUMANO AL AGUA EN LA CONSTITUCION DE LA


REPUBLICA DEL ECUADOR.
 IDENTIFCAR DENTRO DEL DERECHO COMPARADO RESOLUCIONES INHERENTES
AL DERECHO HUMANO AL AGUA
 ESTABLECER LOS ESTÁ NDERES DEL DERECHO INTERNACIONAL EN RELACIÓN
CON EL DERECHO HUMANO AL AGUA
 ESTABLECER LOS LÍMITES DEL ACCESO AL DERECHO HUMANO DEL AGUA FRENTE
A LA ADMINITRACION PUBLICA COMO SERVICIO.
 DETERMINAR PARAMETROS QUE PERMITAN ESTABLECER EL MINIMO VITAL QUE
UNA PERSONA REQUIERE PARA ACCEDER AL DERECHO HUMANO DEL AGUA
POTABLE, FRENTE A LA RESTRICCIÓN ADMINISTRATIVA ESTATAL.

Los derechos humanos no son sujetos de valoración patrimonial.