Sie sind auf Seite 1von 4

XIII Congreso Nacional Farmacéutico Granada, 15-18 de octubre de 2002

Mesa Redonda: El medicamento en la oficina de farmacia


Ponencia: Las fórmulas magistrales

Gonzalo Gálvez Álvarez


Farmacéutico Comunitario. Granada

Mesa Redonda: El medicamento en la oficina de farmacia


Las Fórmulas Magistrales
Gonzalo Gálvez Álvarez
Farmacéutico Comunitario. Granada

Fórmula Magistral

La definición más actual la Fórmula Magistral (Arco, 1985) dice que es un medicamento
destinado a un paciente individualizado, preparado por el farmacéutico, o bajo su
dirección, para cumplimentar expresamente una prescripción facultativa detallada de las
substancias medicinales que incluye, según las normas técnicas y científicas del arte
farmacéutico, dispensado en la oficina de farmacia o servicio farmacéutico y con la
debida información al paciente.

Los Preparados Oficinales

Son Fórmulas Magistrales (Llopis y Baixauli, 1985) fijas en cuanto a sus componentes y
dosis y cuya preparación está descrita en la Farmacopea, para que sean siempre
iguales, las haga quien las haga y que se pueden prescribir por su nombre oficinal, sin
necesidad de especificar toda la fórmula.

Historia

Hablar de Fórmulas Magistrales es hablar de la Historia del Medicamento. Desde las


más antiguas civilizaciones, (Albarracín, 1984) hasta nuestros días el hombre ha utilizado,
como arsenal terapéutico productos de origen VEGETAL, como flores, cortezas, resinas,
MINERAL como el azufre o arsénico, ANIMAL como cantáridas, o alacranes y también
últimamente infinidad de drogas SINTÉTICAS.
La manipulación de estas materias primas, mediante operaciones galénicas, más o
menos sofisticadas, la mezcla ponderada de distintas cantidades de ellas y la adaptación a la
adecuada forma farmacéutica, da origen a la FORMULA MAGISTRAL.
Hasta el siglo XIX, no se empezó a utilizar los medicamentos preparados
industrialmente por los laboratorios farmacéuticos; eran los llamados vulgarmente
ESPECÍFICOS. Hasta esta época casi todos los medicamentos prescritos por el médico eran
preparados en la oficina de farmacia, siempre de forma personalizada para cada enfermo. El
farmacéutico, o el auxiliar dirigido por él, procedía a pulverizar, tamizar, fundir o esterilizar en
los enormes autoclaves de la época las substancias medicinales, preparando jarabes, polvos,
papeles, supositorios e incluso inyectables. Dependiendo de la complejidad de la preparación
de la fórmula magistral el paciente o familiar podía esperar en la oficina de farmacia o volver
mas tarde a recogerla. Como se observa gran parte del trabajo profesional del farmacéutico era
la elaboración de las F.M.

Panorama actual
Actualmente por el contrario casi todos los medicamentos están preparados en las
estanterías de nuestras oficinas de farmacia. Sólo una mínima parte de nuestro hacer
profesional nos exigirá la preparación de una F.M., pudiendo así poner en práctica una de las
funciones fundamentales para la que se nos preparó en la facultad: Hacer el medicamento.
Con el desarrollo de las especialidades médicas, la F.M. adquiere de nuevo una gran
importancia. El médico se encuentra con la posibilidad de prescribir medicamentos a “la carta”,
XIII Congreso Nacional Farmacéutico Granada, 15-18 de octubre de 2002

en los casos en los que los preparados del comercio no satisfagan totalmente. El facultativo
puede optar por esta posibilidad cuando:
a) Su forma farmaceutica no es la más adecuada
b) Su dosificación o número de unidades no sea el ajustada
c) El medicamento dejó de comercializarse o aun no lo está.

En contra de lo que se pensaba hace unas décadas el futuro de la F.M. es prometedor,


debido en gran parte al interés que muchos de nuestros compañeros han puesto en su estudio
y preparación, conscientes que una correcta elaboración de la F.M. aumenta
considerablemente su prestigio profesional y lo identifica como el profesional sanitario técnico
del medicamento.

No hay que olvidar que los equivalentes genéricos, cuya prescripción por parte del
médico es cada vez más frecuente, no dejan de ser formulas magistrales preparadas por la
industria. Estos podrían ser preparados en nuestras oficinas de farmacia, por la relativa
facilidad en su elaboración y por la disponibilidad en el mercado de los principios activos que
contienen.
XIII Congreso Nacional Farmacéutico Granada, 15-18 de octubre de 2002

ETAPAS EN LA ELABORACIÓN Y DISPENSACIÓN DE LAS FÓRMULAS MAGISTRALES

La RECEPCIÓN de la receta
médica (bajo control farmacéutico) La DISPENSACIÓN
Datos del paciente. Información al Paciente: normativa.
Edad, sexo, tipo de afección,
duración del tratamiento y vía de
administración.
Datos de la fórmula (Suñé, 1968)
Control en la dosificación. La
Incompatibilidades:
• Farmacéuticas OFICINA
• Farmacológicas DE El ETIQUETADO: Normativa
FARMACIA La VALORACIÓN
El REGISTRO en libros
oficiales: Normativa.

El Local de Preparación: (COF Granada,


2001) Tamaño, distribución, revestimientos,
equipamiento. El ENVASADO:
El Utillaje: El Cristal y el plástico.
General: Balanzas, agitadores. EL Dosificadores
Específico: (según forma galénica y tipo de LABORATORIO Moldes monouso
preparación) Envases Unguator®
DE
FÓRMULAS
MAGISTRALES

Los EXCIPIENTES
Los PRINCIPIOS ACTIVOS Agua y Alcohol.
Pureza y Gran Actividad Los nuevos excipientes: uso
Normativa: monografías del externo, oral, parenteral,
laboratorio suministrador, rectal
conservación.
XIII Congreso Nacional Farmacéutico Granada, 15-18 de octubre de 2002

Bibliografía

Albarracín, A. et al. 1984. Historia del medicamento. Vol. I. Ediciones Doyma S.A.
Barcelona. 99 pp.

Arco (del) Ortiz de Zárate, A. et al. 1993. Formulación magistral de medicamentos.


Colegio Oficial de Farmacéuticos de Vizcaya. Bilbao. 441 pp.

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada, 2001. Normas de correcta elaboración


y control de calidad de Fórmulas Magistrales y Preparados Oficinales. B.O.E. 65: 9746-
9754.

Llopis Clavijo, M.J. y V. Baixauli Comes, 1985. La Formulación Magistral en la


Oficina de Farmacia. 2ª parte. Distribuciones Cid. Valencia. 263 pp.

Suñé Arbussá, J. M. 1968. Apuntes de Farmacia Galénica. Granada