You are on page 1of 3

DEFECTOS EN LA ESTRUCTURA

CRISTALINA.
1. INTRODUCCIÓN.
Para empezar. El propósito de este trabajo es presentar un análisis comprensivo y resumido
sobre los temas de imperfecciones en estructuras cristalinas, haciendo énfasis específicamente
en los defectos lineales o dislocaciones.

Al momento de comenzar a estudiar las estructuras cristalinas, es evidente que se realiza la


suposición de una red ideal sin imperfecciones, en otras palabras, un cristal perfecto.
Naturalmente, en la realidad las estructuras cristalinas perfectas no existen, y aunque no lo
parezca, tener una red ideal en la realidad es indeseable desde el punto de vista energético y
práctico. Los materiales requieren imperfecciones para mantener un equilibrio estructural, y es
de aprovechamiento para ciertas aplicaciones la manipulación de estas imperfecciones para
conseguir ciertas propiedades deseadas en los materiales.

2. DEFECTOS ESTRUCTURALES POR LOS MATERIALES.


Los materiales se componen de diversas organizaciones microscópicas que suelen modelarse
teóricamente como estructuras cristalinas. A partir de este concepto de estructura cristalina es
posible explicar muchas propiedades que exhiben los materiales, sean estos cristalinos o
amorfos. El plantear que en un material clasificado como cristalino posee estructura cristalina
es una idealización que no siempre se cumple en los materiales reales. La forma como están
colocados los átomos en un material real normalmente difiere de la posición ideal que se espera
a partir de la estructura cristalina. Esto quiere decir que en la práctica no conviene asumir que
los cristales son perfectos. Los cristales prefectos pueden definirse como una agrupación estable
y ordenada de átomos (iones o moléculas) enlazados entre sí.

Además, los defectos de un sólido cristalino desempeñan un papel determinante, en sus


propiedades de conductividad, ópticas y de transporte de cargas entre otras. Los defectos más
comunes son la dislocación y los defectos puntuales. Veremos algunos ejemplos donde se pone
de manifiesto el importante papel que juegan los defectos sobre las propiedades de los cristales.
Hay propiedades sensibles y otras insensibles a la estructura cristalina. El concepto de red
perfecta es útil para explicar aquellas propiedades insensibles a la estructura. Cuando se
consideran aquellas propiedades sensibles a la estructura se hace necesario comprender cierto
tipo de defectos cristalinos.
TABLA 1. TABLA DE LAS PROPIEDADES SENSIBLES E INSENSIBLES DE LA ESTRUCTURA (METALES)

3. DEFECTOS PUNTUALES.
Los defectos puntuales son discontinuidades de la red que involucran uno o más átomos. Estos
defectos pueden ser generados en el material mediante el movimiento de los átomos al ganar
energía por calentamiento. Los defectos puntuales, como lo sugiere el nombre, son defectos
que se encuentran en regiones tipo puntuales en el cristal. Se puede decir que son
perturbaciones localizadas a nivel de la posición de átomos individuales.

4. DEFECTOS DE SUPERFICIE.

Los defectos de superficie son las fronteras o planos que separan un material en regiones de la
misma estructura cristalina, pero con orientaciones cristalográficas distintas. Estas
imperfecciones pueden ser:

▪ Superficies Externas

▪Límites de Grano

▪ Fallas de Apilamiento

▪ Límites de Macla

▪ Límites del Dominio

▪ Límites de Grano de Ángulo Pequeño


5. DEFECTOS LINEALES.

Un defecto lineal o dislocación se refiere al cambio abrupto en la estructura de átomos a lo largo


de una línea llamada línea de dislocación. Ocurren en densidades altas e influyen fuertemente
en las propiedades mecánicas del material. Para describir una dislocación hacemos uso del
vector de Burgers. Este, describe el tamaño y la dirección de la distorsión.

6. BOLIOGRAFÍAS.

[1] Callister, W. D., & Rethwisch, D. G. (2014). Materials science and engineering: an
introduction. Hoboken, NJ: John Wiley & Sons.

[2] Askeland, D. R. (2016). The science and engineering of materials. Australia: Cengage Learning

[3] Defects in Crystals/ Prof. Dr. Helmut Föll website, Chapter 5.