Sie sind auf Seite 1von 3

Síntesis Cincos Modelos

1. Currículo oficial, o currículo escrito.

Está descrito en documentos formales. En el caso dominicano está constituido


por los Fundamentos I y II, las Bases de la Revisión y Actualización
Curricular y los distintos diseños curriculares. Su propósito es proporcionar a
los docentes una base para la planificación de las clases y la evaluación del
estudiantado; y a los gestores para supervisar a maestros y profesores y
hacerlos responsables de sus prácticas y resultados. El currículo oficial no es
inflexible. En su desarrollo intervienen diversos elementos humanos,
materiales y circunstanciales que lo hacen dinámico, y por tanto, sujeto a
modificaciones valederas.

2. Currículo operacional, pertinente o Probado.


Comprende dos aspectos: lo que realmente enseñan los docentes y lo que
verdaderamente aprenden los estudiantes, demostrado en las prácticas y
evaluaciones (currículo probado). Generalmente hay poca coherencia entre el
currículo oficial, el enseñado y el probado de una escuela. La diferencia
fundamental entre el currículo oficial y el operacional es que los docentes
tienden a interpretarlo a la luz de su propio conocimiento, creencias y
actitudes. Además, los estudiantes influyen bastante en el operacional porque
llegan a acuerdos informales con los docentes para no causarse
complicaciones recíprocas. Una consecuencia de esto es que el docente baja
el nivel de exigencia del curriculum oficial.
3. Currículo oculto.
Generalmente no es reconocido por los docentes y funcionarios de las
escuelas, aunque puede tener una profundidad y un impacto duradero positivo
o negativo en la formación integral de los alumnos, que los dos currículos
anteriores. Está implícito en todos los momentos. Las escuelas son
instituciones que configuran un conjunto de normas y valores. Los mensajes
del currículo oculto se relacionan con temas de sexo, clase y raza, autoridad y
conocimiento escolar, entre otros. Involucra mensajes, gestos, valores,
actitudes que de manera imprevista, espontánea, consciente y subconsciente se
ponen en juego en la relación docente-discente en cada situación de
aprendizaje.

4. Currículo Nulo.
Se refiere a temas de estudio que los docentes no los enseñan, ignoran. Se
produce con contenidos amplios que requieren mucho tiempo impartirlos; por
preferencia del docente por temas específicos; por evaluación inadecuada,
porque incluye conocimientos que no fueron adecuadamente tratados en clase;
por falta de motivación porque temas importantes se desarrollan con
displicencia y desinterés, restándole importancia al contenido; por falta de
preparación del docente en ciertos temas. Pero cualquier tipo de currículo nulo
acarrea pérdidas, por lo cual es necesario analizarlo para su eliminación o
control.
5. Extracurrículo o currículo adicional.
Comprende todas aquellas actividades/experiencias planificadas fuera del
horario de las asignaturas escolares. Contrasta con el currículo oficial en
virtud de su naturaleza voluntaria y de su capacidad de respuesta a los
intereses de los estudiantes. Son ejemplos: los campeonatos deportivos, las
actuaciones artísticas, las excursiones, los concursos, los proyectos de ayuda
social, las ferias de ciencias, las ceremonias cívicas, los talleres…No
constituye un complemento o algo extra, por el contrario, es muy importante
en la formación de los educandos.
Estos planteamientos pretenden revelar las complejidades que encierra el
enseñar y el aprender, y contribuir al fortalecimiento de una visión holística
del currículo.