Sie sind auf Seite 1von 81

Vicerrectoría Académica

El proceso de la comunicación, factores y funciones de la


comunicación.

1. Concepto de comunicación
La comunicación es un fenómeno muy amplio y complejo. Sin duda, los seres vivos
se “comunican”. Tenemos la certeza de que no somos los únicos animales que se
comunican, sin embargo también sabemos que nuestro modo de comunicación es
distinto al de otros seres vivos.
Varias definiciones se han propuesto, pero podemos estar de acuerdo, en síntesis,
en que la comunicación es una relación intencional entre al menos dos
entidades, por medio de un mensaje. Analicemos sus características:

a) Es una relación
En la comunicación dos o más seres establecen un vínculo que se concreta en el
diálogo, en el cual emisor y receptor intercambian papeles (el receptor se
convierte en emisor, el emisor en receptor) y se retroalimentan. Por eso es
posible plantear que la comunicación es una interacción.

b) Es transmisión de información
El vínculo comunicativo humano tiene varias funciones, sin embargo, la función
que define la comunicación consiste en el traspaso de datos dirigidos al receptor
por medio de signos.

c) Es intencional
En el vínculo comunicativo media la voluntad del emisor: se ejecuta “PARA”
transmitir información. La comunicación y por tanto el lenguaje, sirve a
determinadas finalidades u objetivos: habrá comunicaciones emotivas,
apelativas, referenciales, etc.

d) Es un proceso
El vínculo comunicativo es temporal y ocurre en etapas o pasos. El emisor se
plantea la necesidad y la intención de transmitir, selecciona los signos, crea el
mensaje y lo transmite. El proceso incluye las etapas de codificación,
transmisión y decodificación.

MENSAJE

RECEPT OR
EMISOR

CODIFICACIÓN TR AN SMISIÓN DEC ODIFICACIÓN

1
Vicerrectoría Académica

2. Los factores del proceso comunicativo

Para que sea posible comunicarse es necesaria la intervención de varios factores


que son intrínsecamente necesarios al proceso. Para Roman Jakobson, la
comunicación es una relación entre un emisor y un receptor a través de un
mensaje, que es transmitido utilizando un código de signos y mediante un canal.
Todo ello condicionado por un contexto.

PROCESO DE LA COMUNICACIÓN

CONTEXTO Referente
Situación

EMISOR MENSAJE RECEPTOR

CÓDIGO

CANAL

a) Emisor
Es una entidad capacitada para elaborar y enviar un mensaje. Él cifra el mensaje
según un código (codifica). Posee la intencionalidad comunicativa.

b) Receptor
Es una entidad capacitada para recibir e interpretar. Él descifra el mensaje según el
código (decodifica).

Algunos autores hacen la diferencia emisor/destinador y receptor/destinatario,


aumentando el número de participantes y la extensión del proceso:

 Destinador: Quien dirige el mensaje, el propietario de la intención.


 Emisor: El ser concreto que codifica y envía el mensaje (sea propia o no
la intención).
 Receptor: El ser concreto que recibe y decodifica el mensaje (esté
invitado o no a comunicarse).
 Destinatario: A quien va dirigido el mensaje.

2
Vicerrectoría Académica

c) Mensaje
Es el conjunto de señales portadoras de información que son transmitidas por el
emisor y entendidas por el receptor.
Es un objeto, una “cosa” material que puede ser vista, escuchada, manipulada,
grabada, etc., porque su materia prima son signos que tienen una parte material
(significante).

d) Código
Es el sistema de signos y reglas establecidas para elaborar e interpretar mensajes.
Debe ser compartido por el emisor y el receptor. El emisor transmite signos a un
receptor. Los signos no existen aisladamente, sino que forman sistemas, en los
que cada signo se define por sus relaciones con los demás.
Los seres humanos disponemos de gran cantidad de códigos, que pueden ser
combinados entre sí e incluso podemos crear nuevos códigos y ampliar los
existentes añadiéndoles nuevos signos.

e) Canal
Es el medio por el cual el emisor transmite el mensaje al receptor. Es la vía física
que sirve para que la señal “viaje” del emisor al receptor. No es un viaje “fácil”, y
resulta a veces larguísimo describir los caminos que sigue la señal.
Simplificando, podemos referirnos al medio material del que están “hechos” los
signos del código, como voz, gestos, ademanes, mímica, movimientos. O también
podemos referirnos al órgano sensorial que permite al receptor captar la señal,
diciendo:

 Canal acústico (por ejemplo: la voz)


 Canal visual (dibujos, letras)
 Canal táctil (el Braille)

f) Contexto
Es todo el universo que rodea y envuelve la codificación, transmisión y
decodificación del mensaje. Es extracomunicativo, vale decir, existe
independientemente de una comunicación particular. Es objetivo, tiene existencia
propia fuera de la comunicación.
Se suelen distinguir dos ámbitos del contexto:

 Referente: Es la realidad a la cual se refiere el mensaje, el objeto que se va a


informar, el tema, asunto o materia de la cual trata lo dicho. En los mensajes de
animales el referente es verificable en la naturaleza, concreto y presente (“hay
alimento en esa dirección”), o es un futuro deseable (“sal de mi territorio”). En
cambio, los hombres pueden referirse a objetos inexistentes o virtuales: el
pasado, realidades hipotéticas, etc. De este modo, entre seres humanos pueden
comunicarse mentiras, teorías, ironías, fantasías…

 Situación comunicativa: Conjunto de circunstancias espacio-temporales,


sociales y personales en medio de las cuales se desarrolla la comunicación.
Influyen en la elección del canal, del código y del tipo y configuración del
mensaje.

3
Vicerrectoría Académica
Ante la polisemia del término contexto, con posterioridad a Jakobson se ha
propuesto que los factores son siete: emisor, receptor, mensaje, código, canal,
contexto (referente) y situación. Conceder existencia a este nuevo factor supone
la función situacional, cuando el mensaje se focaliza en las circunstancias de la
comunicación. Aun teniendo en cuenta estas precisiones, presentamos la teoría en
su primera forma, su forma clásica, por ser la más conocida y usada.

El ruido
Es cualquier elemento, fenómeno o situación que impide que el proceso fluya limpiamente.
No se refiere sólo al ruido acústico, sino a todo elemento que daña la comunicación. Puede
afectar a cualquier factor de los ya mencionados: el ruido ambiental forma parte del contexto
y del canal; la tartamudez del emisor; la miopía, del receptor; el desconocimiento del
significado de una palabra, del código, etc.

3. Las funciones del lenguaje verbal


Desde la filosofía clásica se identifican tres funciones de la comunicación, que
tardíamente fueron formalizadas por Karl Bühler a principios del siglo XX: la
comunicación es para informar acerca del mundo, para expresar la realidad
subjetiva del emisor y para influir sobre el receptor.
Algún tiempo después, Roman Jakobson, en un ensayo acerca de la naturaleza de
la relación entre lenguaje y poesía, complementó esta idea sugiriendo que hay una
función por cada factor de la comunicación, seis en total. Hay que aclarar, eso sí,
que tanto Bühler como Jakobson hablan de funciones del lenguaje verbal, pero
nosotros podemos extenderlas a los otros códigos comunicativos, aceptando que
algunas funciones sólo son aplicables a la comunicación lingüística.
En una situación comunicacional se pueden manifestar todas las funciones, pero lo
normal es que predomine una o dos. A continuación se mencionan y comentan
todas ellas. Los nombres pertenecen a la teoría de Jakobson; si aparece un
segundo nombre, a la de Bühler.

a) Función referencial o representativa


Centrada en la realidad extralingüística. Pone énfasis en el contenido o referente del
mensaje, dejando de lado la forma. Se reconoce cuando se da una información
objetiva acerca de un hecho o un estado (independientemente de si existe en
nuestra realidad o pertenece a una nueva realidad, creada en la comunicación), es
decir, cuando se hacen aseveraciones o suposiciones sobre el mundo objetivo, sea
real o ficticio, presente, pasado, futuro o simplemente posible:

 La ventana está abierta.


 Los unicornios se pasean por el jardín.
 Es probable que mañana llueva.

Cualquier comunicación, de un modo u otro, implica información acerca de la


realidad extracomunicativa; entonces, prácticamente cualquiera será referencial.
Sin embargo, hay mensajes explícita y enfáticamente referenciales, como todos
aquellos que implican exposición objetiva de conocimientos o información sobre
hechos: textos de carácter científico y periodístico, descripciones, biografías,
mapas, retratos, imitaciones.

En la teoría literaria se asocia esta función con el género narrativo, pues los
cuentos y novelas hacen referencia a acontecimientos y circunstancias de la
realidad (una realidad ficticia).

4
Vicerrectoría Académica
b) Función emotiva o expresiva

Centrada en el emisor del mensaje. Se distingue cuando se manifiesta su realidad


subjetiva (sentimientos, emociones, opiniones).

 ¡Qué bueno que hoy es viernes!

Se enfatiza esta función con claridad en el uso de exclamaciones, la elección de


algunos recursos lingüísticos (como los diminutivos, aumentativos y despectivos) y
numerosos recursos no verbales (como los gestos). Algunos típicos textos de
carácter expresivo son las descripciones valorativas, las opiniones y otras
manifestaciones subjetivas como insultos, agradecimientos, felicitaciones, etc.

En teoría literaria se asocia con el género lírico, ya que la lírica es expresión de


sentimientos.

c) Función conativa o apelativa

Se centra en el receptor y se distingue en aquellas situaciones comunicativas que


tienen como finalidad apelar directamente a él, dando órdenes, solicitando,
preguntando o intentando persuadir a actuar de determinada forma. En síntesis,
tratando de dirigir su conducta.

 Dime la hora, por favor.


 ¿Vamos al cine?

Algunas expresiones gramaticales propias de la función conativa son el vocativo, el


imperativo y la modalidad interrogativa. En el lenguaje icónico: las flechas y los
letreros de prohibición. Algunos textos apelativos son las leyes, los manuales de
instrucción y las guías prácticas de estudio, así como los discursos publicitario y
político.

El género dramático es apelativo, porque en la exposición del conflicto hay una


exhortación a que el lector reaccione.

d) Función poética o estética

Se centra en el mensaje mismo. Se relaciona con la literatura en general, porque se


refiere a cómo se configura el mensaje, a su forma; pero se observa con claridad en
muchos otros tipos de discurso de la vida cotidiana, especialmente en la publicidad
y en el habla popular. Pone énfasis, entonces, en la forma del mensaje, más que en
el fondo.

No es lo mismo decir

 “Una persona no ha cambiado su conducta”, que decir:


 “Genio y figura hasta la sepultura”.

La configuración rítmica y la rima interna de este segundo enunciado permiten que


la comunicación sea más efectiva que en el primero, pues capta mejor la atención y
permite un fácil almacenamiento en la memoria.

5
Vicerrectoría Académica
e) Función fática o de contacto

Se refiere al canal, y se identifica cuando la comunicación se centra en establecer,


cerrar o verificar la calidad del contacto entre los interlocutores:

 Aló, aló, ¿me escuchas?

Se destaca en las fórmulas ritualizadas que son propias del saludo y la despedida.
También en enunciados apelativos del tipo “no te escucho, habla más fuerte por
favor” o en interjecciones carentes de significado temático, pero eficaces para dar a
entender que se mantiene abierto el canal: “sí, sí, claro, mmmh, OK…”

En los titulares de los diarios, se evidencia una triple función: referencial


(información de un hecho), poética (es visualmente impactante, destacado con
letras grandes y coloridas) y fática (llama la atención del potencial lector para
establecer contacto).

f) Función metalingüística

Se centra en el código y se manifiesta cuando usamos el lenguaje para referimos a


algún aspecto de sí mismo:

 Botar y votar son palabras que tienen significados distintos.

La reconocemos en las preguntas y los consejos acerca de cómo redactar, los


significados de las palabras, las categorías gramaticales, etc.

Los textos metalingüísticos habituales son los diccionarios y los libros de gramática
y ortografía. La asignatura de lenguaje es una situación comunicativa
predominantemente metalingüística.

6
Vicerrectoría Académica
FACTORES DE LA COMUNICACIÓN Y FUNCIONES DEL LENGUAJE

CONTEXTO
Función
referencial
o
representativa

MENSAJE RECEPTOR
EMISOR Función
Función
Función conativa
poética
emotiva o
o
o apelativa
estética
expresiva

CÓDIGO
Función
metalingüística

CANAL
Función
fática
o
de contacto

7
Vicerrectoría Académica

Los códigos.
CONCEPTO DE CÓDIGO

Cotidianamente nos comunicamos mediante SIGNOS, los que, en sentido amplio,


son unidades mentales de significación que surgen de la unión de un significado (un
concepto) y un significante (un vehículo físico que porta el concepto).
Una unidad de significación es algo que se percibe por los sentidos y evoca una
entidad diferente de sí misma, o sea, es cualquier “cosa” que se capta
sensorialmente y que posee un significado para quien lo advierte. La ciencia que
estudia los signos es la Semiología.
Cierto tipo de signos, sobre todo los verbales, no existen en forma aislada, sino que
se relacionan y combinan entre sí. Al conjunto de signos y las reglas que rigen su
combinación y uso, se le llama sistema de signos o CÓDIGO.

8
Vicerrectoría Académica
Un ejemplo sencillo:

Significado
Detenga su
CÓDIGO: vehículo
SEMÁFORO
Luz ROJA
encendida Significante

Repertorio
Precaución:
de
Signos
pronto viene
la luz roja

Luz AMARILLA
encendida

Siga adelante

Luz VERDE
encendida

Sólo una luz puede estar encendida a la vez

Cada luz permanece encendida en un lapso determinado de tiempo


Reglas de Si se apaga la luz se enciende la siguiente, en ciclo, en este orden:
Combinació
n

VERDE AMARILLA ROJA VERDE

9
Vicerrectoría Académica

1. TIPOS DE SIGNOS

Sin intención Índice, síntoma


comunicativa o indicio (huella)

SIGNO
(En sentido amplio:
representación de una Verbales Signo lingüístico
cosa por otra)

Con intención
comunicativa
Ícono

No verbales

Símbolo

Desde una perspectiva técnica, el signo en sentido amplio es la “unidad de


significación básica” que ayuda a explicar las demás. Se define como
representación de una cosa por otra. Veamos los tipos de unidades de significación.

SIN INTENCIÓN COMUNICATIVA

a) Índices (o síntomas o indicios)

Son no intencionales; sólo son huellas que, al ser interpretadas por el ser humano,
le indican algo. Poseen significado, pero no constituyen comunicación. Se
establecen por el conocimiento del mundo que tiene una persona. Un individuo
descubre una relación de contigüidad entre distintos elementos de la realidad y los
asocia. Esta contigüidad podría definir una relación natural entre el significante y su
significado. Los indicios entre sí no forman un sistema organizado. Ejemplos:

 Una nube oscura en el cielo es indicio de lluvia.


 El motor que suena mal es indicio de falla.
 Un grupo de personas que ríe es indicio de burla o alegría.
 Una colmena es indicio de miel.

Estrictamente hablando, entonces, la risa es sólo significativa cuando una persona


la escucha y la interpreta como “alegría”. Pero si yo quisiera aprovecharme del
valor significativo que tiene la risa e “intencionalmente” hiciera ostentación de ella
ante otra persona, entonces la risa pasaría a ser comunicativa y, por tanto,
ascendería en grado de abstracción a signo intencional, codificado. Se transformaría
en signo y dejaría de ser síntoma.

10
Vicerrectoría Académica

I. Verbales

Signo verbal

Son intencionales, comunican. Se establecen por la necesidad de expresar la


realidad humana. Una comunidad establece una relación convencional entre una
secuencia de sonidos verbales (significante) y un contenido (significado) que
representa un referente concreto o abstracto. Esta representación define una
relación arbitraria entre significante y significado. Los signos entre sí forman un
sistema organizado. Ejemplo:

 Todas las palabras de la lengua.

II. No verbales

a) Íconos (o iconos)

Son intencionales, comunican. Se establecen por la necesidad de expresar de un


modo muy concreto un referente de carácter material. Un individuo descubre una
relación de semejanza entre una determinada imagen (visual o acústica) y su
referente (el ícono “imita” algunas características de su referente). Esta semejanza
define una relación con muy alto grado de motivación entre significante y
significado. Los íconos entre sí no forman un sistema organizado.

Cuando se habla de lenguaje icónico, estamos en un plano de mayor organización


de información en el plano espacial, pues existen ciertas convenciones para
representar (en este caso hay cierta sistematicidad). Ejemplos:

 Una fotografía y/o caricatura.


 Un mapa y/o plano (lenguaje icónico).
 La imitación del trino de un ave mediante una flauta.
 Un mapa conceptual o un gráfico (lenguaje icónico).

b) Símbolos

Son intencionales, comunican. Se establecen por la necesidad de expresar de un


modo concreto y sintético un referente abstracto. Una comunidad establece una
relación convencional entre un conjunto de rasgos distintivos (significante) y un
contenido (significado) que representa una abstracción. Esta representación define
una relación levemente motivada entre significante y significado.

 Una mujer vendada con una espada en una mano y una


= JUSTICIA
balanza en la otra.

 Una paloma blanca = PAZ

 Una cruz = CRISTIANISMO

 El dibujo de un corazón = AMOR

El símbolo y el ícono, sin llegar a ser universales, pueden ser translingüísticos, es


decir, pueden establecer comunicación entre sujetos de distintas lenguas e incluso
culturas. Los símbolos entre sí no forman un sistema organizado (los símbolos
químicos y los números pudieran para el caso ser una excepción).

11
Vicerrectoría Académica

NOTA SOBRE LOS GESTOS: Según esta clasificación, los gestos son un caso
problemático. Aquellos gestos involuntarios, inconscientes, debieran considerarse
índices. Aquellos gestos intencionados que apoyan la comunicación verbal pudieran
asociarse a los signos en sentido estricto.

2. CÓDIGOS HUMANOS

En términos generales, el hombre se distingue de otros animales por la


multiplicidad y variedad de códigos de que dispone. Podemos distinguir algunas
características específicas de los códigos humanos, no presentes en los de los otros
seres comunicantes:

 La comunicación humana gira en torno al código verbal, aunque


difícilmente encontraremos situaciones en las que éste no se apoye en otros
códigos.

 Normalmente los mensajes comunicacionales se construyen sobre


varios códigos, siendo el verbal el principal.

 Hay códigos que tienen existencia independiente del verbal (aunque


también lo pueden apoyar), la “comunicación no lingüística”.

Dependiendo del canal de comunicación, encontraremos la siguiente clasificación:

LENGUAJE
VERBAL

ORAL ESCRIT
O

apoyado por apoyado por

CÓDIGOS CÓDIGOS PARA CÓDIGO


PARA
KINÉSICOS PROXÉMICO LENGUAJE
ORAL
LENGUAJE S
S ESCRITO ICÓNICO
S

Intensida Distribució
d n

Ritmo Tipograf
a

Tono Puntuació
n

12
Vicerrectoría Académica

3.1 El lenguaje verbal

En términos sencillos, es el código que usamos cuando nos comunicamos con


palabras. Será descrito con mayor detalle en posteriores materiales de estudio, por
ahora indiquemos sus características esenciales:

 Es un código de comunicación, pero también –y principalmente- es un


sistema de configuración mental de la realidad.

 En sentido amplio es simbólico (pues sirve para representar una cosa por
otra).

 Es social, vale decir, la relación entre el significado, el significante y la


referencia, es arbitraria. Esta relación ha sido atribuida socialmente, de modo
tal que, al educarnos de acuerdo con patrones culturales en un idioma,
aprendemos que para todos nosotros cierto sonido tiene un significado y
representa una determinada referencia.

Algunos signos, sin embargo, aparentemente no han sido siempre simbólicos,


sino que en sus orígenes fueron icónicos (como las onomatopeyas: tic-tac,
guau, chirrido, zumbido, mugido, bisbiseo…) o índices (algunas interjecciones:
ja, buh, ah, oh, ay…).

 Es fónico. Se emiten sonidos vocálicos que se perciben auditivamente. La


posibilidad de escribirlo es una ventaja adicional que han aprendido a dominar
muchos pueblos y personas, pero no hay que olvidar que las culturas
prehistóricas y los individuos analfabetos tienen también lenguaje verbal,
aunque no lo escriban.

En realidad, el lenguaje verbal puede ser traducido de modo tal que sus signos
sean transmisibles por otros canales, aparte del acústico. Por ejemplo, a través
del canal visual están el lenguaje de señas para sordomudos, los jeroglíficos
egipcios, los ideogramas chinos y, fundamentalmente, los alfabetos.

A partir de los sistemas alfabéticos, se han inventado otras “traducciones”, esta


vez de sonidos o letras, como en el caso del sistema Braille (código táctil para

13
Vicerrectoría Académica
ciegos), el código Morse (para transmisión eléctrica, luminosa y acústica a
grandes distancias), la taquigrafía, los códigos de banderas, etc.

 Es doblemente articulado y económico. Todos los códigos de comunicación


tienen signos con significado y significante. El código verbal, además, analiza el
significante en unidades sonoras menores (nosotros les decimos “letras”). Con
unas cuantas de estas unidades sonoras (en el español de Chile son 22)
podemos construir un infinito número de significantes.

Así llegamos al concepto de economía. Si los cuervos usan 400 signos, tienen 400
significantes distintos entre sí. Nosotros, en cambio, tenemos apenas dos decenas
de unidades con las que podemos construir no 400, sino infinitos signos, que a su
vez se combinan entre sí.

 Es lineal, como consecuencia de su carácter oral y articulado. No se pueden


pronunciar simultáneamente dos letras: hay que unirlas en una cadena
temporal. Por lo tanto, mientras más complejo sea el referente, más extenso
será el mensaje, a diferencia de una fotografía, por ejemplo, en la que dos
mensajes de muy distinta complejidad pueden ocupar el mismo espacio.

 Cualquier mensaje en cualquier código puede teóricamente ser “traducido” al


lenguaje verbal. Esta capacidad se conoce como “omnipotencia semántica
del lenguaje”.

3.2 El paralenguaje

Corresponde al conjunto de las cualidades físicas del significante lingüístico. Es


indisociable del lenguaje verbal, ya sea oral o escrito, y está constituido por
elementos físicos que pueden variar intencionalmente, como la intensidad (o
“volumen”) con la que se habla o el tipo de letra (manuscrita, Times New Roman,
cursiva…). Los elementos paralingüísticos se valen, por tanto, de los accidentes
intencionales del lenguaje verbal.

a) En el plano oral, o fónico

 El tono: Más agudo o más bajo. Manifiesta la emocionalidad y la


afectividad del emisor. La adecuación emocional del tono de voz utilizado en la
conversación no sólo refleja, sino que también condiciona muchas veces el tipo
de relación establecida. Por ejemplo, una excesiva emocionalidad ahoga la voz y
el tono se hace más agudo. Por lo tanto, el deslizamiento hacia los tonos agudos
es síntoma de inhibición emocional.
Algunas variaciones tonales están estrictamente codificadas. Por ejemplo, en
español, hay una clara entonación ascendente al final de la frase cuando se
hace una pregunta (ortográficamente se marca con el signo “?”), y una
descendente cuando se termina una idea (lo que corresponde al punto).

 La intensidad: Suave, regular o fuerte, expresa la adecuación del emisor


a la situación, su intencionalidad de imponerse o su timidez ante la situación, y
el énfasis que se da a una palabra o frase.
Cuando la voz surge en un volumen elevado, suele ser síntoma de que el
interlocutor quiere imponerse en la conversación, y está relacionado con la
intención de mostrar autoridad y dominio. El volumen bajo sintomatiza la

14
Vicerrectoría Académica
intención de que no quiere hacer el esfuerzo de ser oída, con lo que se asocia a
personas introvertidas.

 El ritmo: Se refiere a la fluidez verbal con que se expresa la persona.


Puede ser átono o marcado, monótono o expresivo, entrecortado o fluido,
rápido o lento.
El ritmo lento o entrecortado puede revelar un rechazo al contacto, un
mantenerse a cubierto, un deseo de retirada y una frialdad en la interacción. El
ritmo cálido, vivo, modulado, animado, está vinculado a la persona presta para
el contacto y la conversación.

Además, es normal que se haga más lenta la enunciación cuando se desea que
se comprenda una parte difícil o enfática.

b) En el plano escrito, o grafemático

 La distribución espacial: El texto escrito aprovecha su carácter visual


para hacer que la configuración del mensaje sea expresiva en sí.

La forma más habitual de escribir es de margen a margen, pero difícilmente se


encontrará un texto que no aproveche otras distribuciones espaciales para
algunas partes, como centrar títulos o encuadrar párrafos. Hay textos con
distribuciones típicas e invariables, como la carta y la noticia. La poesía se vale
de esto en la versificación y en los caligramas.

 La puntuación: Es la representación gráfica de los elementos


paralingüísticos del tipo oral, por lo tanto, influye tanto en la lectura en voz alta
como en la organización temática, los énfasis y la emocionalidad del texto.

El ritmo y la organización temática se grafican con pausas como el punto (.), la


coma (,), el punto y coma (;), los dos puntos (:) y los paréntesis (). El tono por
signos de interrogación (¿?), puntos suspensivos (…) y comillas (“”). La
intensidad por los signos de exclamación (¡!) y el tilde (´).

 La tipografía: Se refiere a la selección del medio gráfico que se usa en


sustitución del sonido, tanto la forma física de las letras (tamaño, forma, tipo)
como el uso de otros gráficos de apoyo que no son propiamente signos de
puntuación, como @, {}, &, %, $.

3.2 La comunicación no verbal: La cultura está construida sobre una infinidad de


códigos no verbales. Algunos son compartidos por un grupo reducido de personas
(hay hogares en los que la posición de los objetos es significativa) y hay otros que
domina la gran mayoría de la población. Algunos son los siguientes:

a) El código kinésico (cinésico o quinésico): Al igual que kinesiología, cinemática,


cinematógrafo, cinema, esta palabra se construye con una raíz griega que significa
“movimiento”. Comprende los gestos, los movimientos corporales, los de las
extremidades, las manos, la cabeza, los pies y las piernas, las expresiones faciales
(sonrisas), la conducta de los ojos (parpadeo, dirección y duración de la mirada y
dilatación de la pupila), y también la postura.

El gesto es el movimiento corporal propio de las articulaciones, principalmente de


los movimientos corporales realizados con las manos, brazos y cabeza. Se debe

15
Vicerrectoría Académica
diferenciar el gesto de la gesticulación. Ésta última es un movimiento anárquico,
artificioso e inexpresivo.

Hay cinco tipos de gestos:

 Gestos emblemáticos o emblemas: Señales emitidas


intencionalmente. Su significado es específico y muy claro, ya que el
gesto representa una palabra o conjunto de palabras bien conocidas.
Por lo tanto, son gestos traducibles directamente en palabras.

 Agitar la mano en señal de despedida.


 Sacar el pulgar hacia arriba indicando aprobación.
 Fruncir la nariz puede querer decir «Estoy disgustado» o "¡Puf!".

 Gestos ilustrativos o ilustradores: Se producen durante la


comunicación verbal. Sirven para ilustrar y complementar lo que se está
diciendo. Son gestos conscientes que varían en gran medida en función de la
cultura. Pueden ser movimientos que acentúen o enfaticen una palabra o una
frase, esbocen una vía de pensamiento, señalen objetos presentes, describan
una relación espacial o el ritmo de un acontecimiento, tracen un cuadro del
referente o representen una acción corporal.

 Gestos patógrafos: Reflejan el estado emotivo de la persona. A


través de este tipo de gestos se expresan la ansiedad o tensión del
momento, muecas de dolor, triunfo y alegría, etc. Normalmente son
índices sólo informativos que el receptor es capaz de interpretar; otras
veces hay intención comunicativa de parte del emisor.

 Gestos reguladores: Movimientos producidos por quien habla o por


quien escucha, con la finalidad de regular las intervenciones en la interacción.
Son signos para tomar el relevo en la conversación, que tienen también un
importante papel al inicio o finalización de la interacción (por ej.: darse la mano
en el saludo o la despedida).

Los gestos reguladores más frecuentes son las indicaciones de cabeza y la mirada
fija. Las inclinaciones rápidas de cabeza llevan el mensaje de apresurarse y acabar
de hablar, mientras que las lentas piden que el interlocutor continúe e indican al
oyente que le parece interesante y le gusta lo que se está diciendo.

 Gestos de adaptación: Utilizados para manejar emociones que no


queremos expresar. Se utilizan cuando nuestro estado de ánimo es incompatible
con la situación interaccional particular, de forma que no podemos expresar
nuestras emociones reales directamente con la intensidad con la que realmente
las sentimos. Ante esta situación se produce una situación incómoda, que
necesitamos controlar, y es cuando aparece el gesto como una forma de
adaptarnos a esa situación.

Gestos de este tipo son pasarse los dedos por el cuello de la camisa cuando nos
sentimos ahogados por la tensión de la situación, o cepillamos el pelo cuando nos
sentimos nerviosos.

b) El código proxémico: Corresponde a la utilización del espacio social y personal y la


percepción que se tiene de éste.

Se refiere al amplio conjunto de comportamientos no verbales, relacionados con la


utilización y estructuración del espacio inmediato de la persona. Todo individuo se

16
Vicerrectoría Académica
desplaza dentro de una "burbuja privada" que representa el espacio que ha de
separarle de los otros para hacerle sentir seguro.

Los diferentes estudios acerca del control del espacio que nos rodea, han entregado
ciertas mediciones de las distancias en que permitimos el ingreso de otras personas
a nuestro ámbito. Sin embargo, éstas pueden variar de cultura en cultura. De
manera general, podemos presentar la siguiente subdivisión:

 Zona íntima (15-45cm): El acceso a esta zona está reservado a


personas muy vinculadas al individuo. Existe también una zona sub-íntima (0-
15cm), también denominada zona de contacto, donde la comunicación no se da
sólo mediante la palabra, sino también mediante el tacto, el olor, la
temperatura del cuerpo, etc.

 Zona personal (46-122cm): En esta zona podrán entrar todas las


personas que se hayan ganado la confianza del individuo. Está limitada por la
extensión del brazo: el dominio físico.

 Zona social (122-360cm): El área social está reservada a personas que


el individuo no conoce o conoce muy poco. Por ejemplo, los escritorios de
personas importantes suelen ser lo bastante anchos como para mantener esta
distancia.

 Zona pública (más de 360cm): Es idónea para pronunciar discursos o


en algunas formas muy rígidas y formales de conversación. Mediante la
disminución o ampliación de las distancias, se puede entender la aprobación o
desaprobación que el individuo mantiene con los otros.

Ciertos estudios indican que las distancias demasiado cortas que se dan de forma
inadecuada para una relación interpersonal, pueden provocar actitudes negativas
cuando la relación con el individuo no es íntima. Esto se rompe en aquellas
situaciones en las que la cercanía se hace forzosa y es convencionalmente
aceptada, como los ascensores y los buses.

c) El código icónico: Es el conjunto de los códigos que se valen de la imagen


bidimensional. Los códigos icónicos se complementan con el lenguaje verbal escrito.
Lo normal es que los textos escritos tengan ilustraciones y, a la inversa, una
ilustración sea explicada por un texto.

Ha sido estudiado sobre todo en el ámbito de la publicidad, la educación y el


periodismo, ya que estos profesionales saben que a veces “una imagen vale más
que mil palabras” al momento de persuadir o informar. Esto se debe a su capacidad
de concentrar información.

El lenguaje icónico es muy habitual en varios ámbitos, como las señales urbanas
(letreros), medios de comunicación escrita (diarios y revistas), computación (los
sistemas operativos del tipo Windows basan su interfaz en este código), arte
(pintura, cómic, fotografía), cartografía (mapas, planos), publicidad (afiches,
catálogos), infografía (ilustraciones informativas de textos de estudio, diarios,
revistas) y gráficos (organigramas, esquemas).

17
Vicerrectoría Académica

Sistema, norma y habla.


1. Visión tripartita del lenguaje.

LENGUAJE
código
Variante
según
Sistema
una
de
se funcional
comunidad,comunicación,
comunicación.
HABLA
NORMA
LENGUA
Por ejemplo,
abstracto,
habla
dadas
elPor
en deaño
la lengua,
español.
el
las
ejemplo,materialin
compartido compartia
circunstancias
2003,
el español
por
en elidioma
los de por
estrato
cona
h,

Sistema abstracto, compartido por los hablantes,


código de comunicación materializado en un idioma.
Por ejemplo, el español.
LENGU
A

Variante funcional de la lengua, compartida por una


comunidad, dadas las circunstancias concretas de la
comunicación. Por ejemplo, el español de Chile, según
se habla el año 2003, en el estrato culto y con un estilo
informal.
NORMA

Realización concreta y particular de la lengua, con


infinitas posibilidades de variación. Por ejemplo, “Hola,
comostâ”.

HABLA

1.1 Lengua o sistema

18
Vicerrectoría Académica
Es el sistema de signos que usamos como código para comunicarnos y como
“plantilla” de configuración de la realidad. La lengua es un “órgano” que se
desarrolla en el recién nacido y que ya ha alcanzado su total madurez alrededor de
los 3 ó 4 años, mediante un desarrollo cognitivo y la adquisición de uno o más
idiomas.

a) La lengua es un “órgano” con localización anatómica.

Desde el siglo XIX se sabe que la Hemisferio Izquierdo


capacidad de manejar el código verbal
está asentada en algunos lugares precisos
del cerebro.

El lenguaje se localiza en el hemisferio Elaboración


izquierdo del cerebro (en las personas de Lenguaje
diestras), que es el que controla la
motricidad fina y la actividad lógica
(análisis, números, lenguaje). Como se
verá más adelante, esto no implica que el
hemisferio derecho (intuición, relaciones
espaciales, interpretación afectiva) no
participe en la actividad lingüística. Comprensión de
La habilidad de elaborar mensajes Lenguaje
verbales se ubica en el “Área de Broca”,
sección del cerebro localizada en la
tercera circunvolución frontal izquierda.

La capacidad de entender lenguaje verbal se encuentra en la primera circunvolución


temporal izquierda, llamada “Área de Wernicke”.

b) La lengua es un conjunto de conocimientos.

Adquirir el idioma implica 3 aprendizajes:

 Conocer el conjunto de sonidos y cómo se combinan para construir


significantes (conocimiento fonético y fonológico).
 Conocer el conjunto de los signos (significantes y significados) que haga
referencia a la realidad (conocimiento léxico y semántico).
 Conocer tanto las reglas que permiten combinar signos entre sí como las
que posibilitan formar nuevos signos (conocimiento sintáctico y
morfológico).

Tradicionalmente, se ha restringido la gramática a la morfología y la sintaxis, sin


embargo, el conocimiento gramatical es lo fono-fonológico, lo léxico-semántico y lo
morfo-sintáctico.

Estos aprendizajes serán fundamentales tanto para comunicarnos como para, sobre
todo, elaborar una representación mental de lo que es la realidad objetiva. Por
supuesto, el aprendizaje de la lengua continúa durante toda la vida.

c) Hay una relación fundamental entre lengua y pensamiento.

El pensamiento es el modo humano de captación de la realidad. La mente posee los


objetos externos por medio de “conceptos”. La percepción de árboles ha construido

19
Vicerrectoría Académica
en mi mente un “concepto de árbol” que se aplica a todos los objetos que coinciden
con él.

Una corriente filosófica (defendida por Humboldt, Marx, y Saussure, entre otros)
postula que no hay pensamiento posible sin lenguaje verbal, ni lenguaje sin
pensamiento. Desde esta perspectiva, se asimilan e igualan el concepto mental
con el significado del signo lingüístico. Vale decir, el hombre que no tiene lenguaje
tampoco tiene pensamiento.

d) La lengua es una realidad social, culturalmente definida.

Constituye la manera como cada grupo cultural hace propia la comprensión


lingüística y enfatiza aspectos de la realidad que les son significativos. Se dice que
en la lengua quechua hay más de cien palabras para referirse a la papa. Este
tubérculo es un sustento importante para ese grupo cultural, por tanto, en su
lengua el significado de esta palabra debe ser muy preciso y aplicado a múltiples
aspectos de su vida cotidiana.

e) La lengua es un conjunto de reglas abstractas que todos sus hablantes


comparten.

Por ejemplo, en castellano tenemos la regla, implícitamente aprendida, de que el


sustantivo va antes que el adjetivo. En cambio, en inglés el orden normal es al
revés, es decir, el adjetivo va antes que el sustantivo. Si tenemos que aprender
inglés, deberemos aprender esa regla de la lengua inglesa lo que para sus
hablantes nativos es perfectamente natural.

 La casa de mi tía es muy amplia y hermosa


sustantivo adjetivo adjetivo

Aunque alguien sea muy ignorante respecto de la gramática de la lengua española,


si es hablante de español, nunca se va a equivocar en el orden correcto. Ningún
hablante de castellano ordenaría la oración anterior de otra forma, por ejemplo
“Hermosa casa la es muy amplia de mi tía”.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que las reglas gramaticales obedecen a
procedimientos que escapan a la lógica corriente. ¿Por qué? En primer lugar,
porque las reglas se pueden violar: en español puedo, sin problemas, poner el
adjetivo antes que el sustantivo, como en el inglés (es anormal, pero posible: “me
compré un rojo vestido”). Y, en segundo lugar, porque las reglas gramaticales no
son reglas lógicas: “no me dijo nada”, “queda bastante poco”, “el ocio es la madre
de todos los vicios” o “esa niña es una flor”.

1.2 Norma

La lengua tiende a ser conservadora y homogénea, ya que, de no ser así no


podríamos entendernos. Sin embargo, la lengua cambia, aunque nunca esos
cambios son tan determinantes como para que los hablantes no se entiendan entre
sí. Cuando esto empieza a suceder, significa que, una variante empezaría a tener
sus propias reglas independientes y, por tanto, empezaría a adquirir la categoría de
una lengua, como ocurrió con el español, que originalmente era sólo una variante
del latín.

Alguien puede decirme “Hola, cómo estás”, “Quiubo”, “Buenos días, cómo está”,
“Vale, cómo estáis”, “Hola broder, qué onda” o “Buen día, cómo está usted”. Surge

20
Vicerrectoría Académica
entonces una pregunta que ha marcado el estudio del lenguaje durante decenas de
siglos: Habiendo tantos modos distintos de decir las cosas ¿cuál es la forma
correcta? ¿Cuál es la norma o lo “normal”?

La respuesta es clara: hay tantas normas como variantes funcionales de la lengua.


Vale decir, un enunciado será “correcto” según la variante que esté utilizando. Cada
uno de nosotros maneja varias normas, que son “correctas” en su determinado
ámbito. No sería adecuado hablarle a un niño como si fuera adulto ni sería
adecuado corregir a los rioplatenses que digan “vos tenés”, si en su ámbito de
comunicación eso es lo normal.

Los factores de variación de la lengua, que determinan las normas, son los
siguientes:

a) Tiempo (variación diacrónica)

La lengua cambia con el paso del tiempo. Hay lugares donde el cambio es más
lento (sectores rurales y aislados), y hay grupos culturales que pretenden impedir
que ocurra esta variación, pero, en definitiva, siempre ocurre. Ya nadie dice “Si
plugiera a vuesa señoría…” Las palabras cambian y el modo de decirlas también.
Desaparecen conceptos (botica, alberca, biógrafo, fenecer) y aparecen otros
(zaping, trabajólico, estándar, cuásar). Esto implica una diferencia entre las
distintas generaciones de hablantes: el abuelo no habla igual que el nieto.

Lo que antes era el “almacén”, hoy es “tienda” o “supermercado”; los actuales


almacenes tienen otro referente. Los abuelos hablan del “paletó” o “paltó”; la
prenda todavía existe, pero hoy se le dice “chaqueta” o “abrigo”. Los adultos de hoy

decían años atrás “el descueve” y “macanudo”. Actualmente los jóvenes utilizan
otras palabras.

b) Lugar (variación diatópica)

Es una de las variaciones más evidentes de la lengua. Somos instantáneamente


capaces de distinguir a un cubano de un español, aunque ambos son usuarios del
mismo idioma y se entienden mutuamente. El madrileño dice “andáis a caballo”, el
chileno “andai a cabayo” y el rioplatense “andás a cabasho”.

Las distintas normas diatópicas reciben el nombre de DIALECTOS.

Nuestro dialecto es el “español de Chile”, aunque también se pueden notar


diferencias locales bastante claras entre chilenos. Por ejemplo, lo que en Santiago
es una “cocina”, en algunas zonas del sur se llama “estufa”; en Temuco y otras
zonas se dice “gánate aquí”, en vez de “ponte aquí”. En muchas partes del sur hay
un fenómeno llamado ceceo, que consiste en pronunciar la s como si fuera una z
española (“zubmarino”). En algunas zonas, se dice “marraqueta”, en otras “batido”
o “francés”, pero todas corresponden a un mismo referente. En muchas partes la
/ch/ se pronuncia como /sh/, lo cual es señal de desprestigio. Además,
independientemente de otros factores, los hablantes rurales hablan distinto que los
urbanos.

Algunos de los rasgos generales del español de Chile son los siguientes:

 22 sonidos (el español de España tiene 23). Pronunciamos c y z como s, y ll


como y.

21
Vicerrectoría Académica
 Aspiración o pérdida de s al final de sílaba (mohca, pan tohtado) y al final de
palabra plural (loh mihmo).
 Relajación o pérdida de d entre vocales (pescao, peazo) y al final de palabra
(salú, virtú).
 Sustitución de vosotros por ustedes.
 El sistema este-ese-aquel se reduce a este-ese, excepto algunas
comunidades rurales que aún usan “aquel”.
 Pronombres cuyo, cual y quien muy poco (y mal) usados. Se reducen a que,
con pocas excepciones en personas cultas.
 Ausencia de futuro imperfecto (vendré) y futuro subjuntivo (viniere, hubiere
venido).
 Uso adverbial de adjetivos (comemos rápido en lugar de comemos
rápidamente).
 Algunos elementos del léxico: nomás, al tiro, ya (en lugar de sí), cuestión (en
lugar de cosa), algunos arcaísmos como fierro, alcuza, botar (desechar) y
pararse (ponerse de pie).
 Preferimos los extranjerismos a sus sinónimos españoles (mall en vez de
centro comercial, carnet en lugar de carné).

c) Situación (variación diafásica)

Cuando hablo con mi jefe le digo “buenos días” y “hasta luego”. En cambio, a mi
amigo le digo “hola” y “chao”. Esta diferencia depende del tipo de relación funcional
que se da entre los participantes de la conversación. Se distinguen así dos
ESTILOS: el formal y el informal, dependiendo de la simetría o asimetría existente
en la relación entre los hablantes.

En la relación entre los individuos, los dos tipos de relación lingüística afectan a
diversos aspectos de la comunicación, tales como:

 Nivel de formalidad.
 Grado de restricción.
 Modo de presentación (estilo)
 Utilización del léxico.
 Control del lenguaje proxémico.
 Lenguaje postural y gestual.

c.1. Relaciones de asimetría o complementariedad


Se recurrirá al habla formal si la relación es asimétrica o complementaria, es decir,
si las personas se encuentran en distinto nivel o jerarquía funcional. La relación
desigual exige un lenguaje que se caracteriza por su rigidez y distancia.

Se produce distancia proxémica, se utilizan gestos y ademanes acordes con la


diferencia entre los interlocutores, se cuidan la pronunciación, la sintaxis y el
vocabulario.

Se recurrirá, por tanto, a la norma formal si la relación es asimétrica o


complementaria, es decir, si las personas no están en un mismo nivel o jerarquía
funcional o si son desconocidos. La relación desigual (jefe/empleados,
profesor/estudiante, médico/paciente, juez/ciudadano, policía/conductor) exige un
lenguaje que se caracteriza por su rigidez y distancia. Se produce distancia
proxémica; los gestos y ademanes deben estar acordes con la situación formal
(postura corporal adecuada y uso adecuado de las manos) y debe cuidarse la

22
Vicerrectoría Académica
pronunciación, la sintaxis y el vocabulario. El lenguaje se acerca más a la variedad
escrita.

c.2 Relaciones de simetría o igualdad


Se recurrirá al habla informal si la relación es simétrica, esto es, aquélla que se
produce entre personas que están en un mismo nivel o jerarquía funcional, o bien,
si existen vínculos afectivos de cercanía o familiaridad.

En la relación coloquial simétrica, se producen acercamientos proxémicos, los


gestos y ademanes operan de manera más natural y el lenguaje es más relajado.

Se recurrirá entonces, a la norma informal si la relación es simétrica: aquella que


se produce entre personas que están en un mismo nivel o jerarquía funcional; o
bien, si existen vínculos afectivos, de cercanía o familiaridad (pololos, profesionales,
estudiantes, hermanos, compañeros, amigos). En la relación simétrica se produce
acercamiento proxémico, los gestos y ademanes operan en forma más natural
(postura corporal un tanto más relajada, uso de manos y ademanes sin coerción).
El lenguaje es más afectivo, rápido, expresivo y simplificado. A esta norma se la
conoce habitualmente como LENGUAJE COLOQUIAL.

Relación
-acordes
ASIMÉTRICA
formal.
(entre
Distancia
-culto.
se
Relación
SIMÉTRICA
naturales.
coloquial)
relajada.
Gestos
Lenguaje
Postura
Sintaxis
Pronunciación
Léxico
produce
otros)
con
adecuado
no
ycoloquial
corporal
proxémica
correcta
ademanes
formal,
coloquial
la situación
cuidada
rígida
nivel
USO DEL
LENGUAJE EN EL
NIVEL DEL
HABLA

Relación no Relación coloquial


coloquial SIMÉTRICA
ASIMÉTRICA

se produce

-Gestos y ademanes Acercamiento -Gestos y ademanes


Distancia acordes con la Proxémico más naturales.
Proxémica situación formal. -Postura corporal más
- Postura corporal relajada.
rígida. -Uso de manos sin
-Uso adecuado de coerción.
manos (entre otros.)

-Lenguaje formal,
-Lenguaje informal.
nivel culto.
-Lenguaje adaptado
-Pronunciación
a la situación
cuidada.
(popular, familiar,
-Sintaxis correcta.
coloquial).
-Léxico adecuado.

23
Vicerrectoría Académica

d) Nivel educacional o estrato (variación diastrática).

Hemos escuchado varias veces expresiones como “te voy a pegarte” o “dentre
nomá caallero”. Y sabemos o intuimos que los emisores de tales mensajes tienen
un grado de educación inferior al nuestro. Esta variación nos permite distinguir dos
NIVELES: uno culto y otro inculto (e innumerables variedades intermedias).

Considerando las diferencias de estilo y nivel se suele hacer una matriz que permite
una mejor descripción de las lenguas funcionales. Aquí se detallan algunos de los
rasgos de estas cuatro normas en el dialecto español de Chile actual:

 Culto formal: es el modelo de lenguaje usado por el hablante culto en


situaciones formales: discusiones de proyectos entre profesionales, debates
públicos, discursos, informes escritos, etc. Se caracteriza por:

 Amplitud de recursos expresivos y léxicos.


 Precisión conceptual (no se dice “cosa” sino “platillo”; tampoco se diría “no
entiendo una cuestión”, sino “todavía no comprendo a qué se refiere con
uno de sus argumentos”).
 Mantiene un discurso fluido y continuo.
 Uso del “usted” para la segunda persona (“Venga, por favor”).
 Utiliza correctamente los nexos gramaticales y formas verbales.
 Pronunciación apegada a la norma escrita (en “alcohol” se pronuncian dos
“o”) y, en extranjerismos, a las formas originales.
 Uso de tecnicismos (cefalea, macroeconómico) y cultismos grecolatinos
(equilátero, esquizofrenia, in situ, a priori).

 Culto informal: en este caso el hablante aún siendo culto y competente


lingüísticamente, se manifiesta relajado. La variedad informal es la más usada
en la lengua ya que se emplea en la vida cotidiana, entre familiares y amigos.
Sus principales características son:

 Es espontáneo y expresivo (movimiento de manos, ojos, cuerpo en


general).
 Presenta un uso discontinuo del código, lo que refleja su conocimiento,
pero no un apego excesivo a las normas.
 Pronunciación relajada de /d/, /s/ y /tr/.
 Simplificación de grupos vocálicos (alcol en vez de alcohol) o
consonánticos (obio en vez de obvio, tramporte en vez de transporte).

24
Vicerrectoría Académica
 Tendencia a abreviar (tele, fono, micro).
 Sencillez en la ordenación sintáctica de la frase.
 Presencia de frases hechas o muletillas de moda ("ponte tú...", "olvídate").
 Abuso de muletillas como “cosa”, “cuestión.”
 Uso indistinto de “tú” y “vos” para la segunda persona (¿vas a venir? o ¿vai
a venir?).
 Se evita el hiato (Juaquín en lugar de Joaquín, almuá en lugar de
almohada, linia en vez de línea).
 Abuso del diminutivo, incluso en formas no nominales (atracito, rapidito,
allacito, ayayaycito).
 Uso de indigenismos: guacho, guata, pucho, pololear, piñén…
 Uso de apodos.
 Preferencia de algunos signos en lugar de otros: plata (dinero), pelo
(cabello), chico (pequeño), contar (narrar)…

 Inculto formal: es el modelo de lenguaje usado por el hablante inculto en


situaciones formales: visitas al médico, comparecencia en tribunales, discursos
públicos. Se trata de una relación asimétrica, trata de hablar con respeto y
formalmente, intentando imitar la norma culta, pero su limitado manejo de
léxico y de estructuras gramaticales complejas lo delatan. La norma inculta
formal, típicamente oral, se caracteriza por:

 la existencia de ultracorrección: el hablante tiene conciencia de que su


norma es deficiente y trata de corregirla imitando la norma culta, pero
equivocándose. Por ejemplo, sabe que no es correcto decir “maire” (en
lugar de “madre”) y lo corrige, pero extiende la regla a la palabra “aire”, y
luego dice “por favor, cierre la puerta para que no pase el adre”. Por eso a
veces se oye decir toballa, bacalado, ajíses, fuistes.
 Abuso de muletillas y otras palabras sin función concreta en su discurso.
Sobre todo hay imprecisión y redundancia de conectores.
 Elección de palabras y frases “prestigiosas”, oídas en los medios de
comunicación masiva, pero incorrectas (“metereólogo”, “me duele el
celebro”) o descontextualizadas (“mi mami colapsó en la cocina”, “la pelea
fue dantesca”).

 Errores en la concordancia gramatical al elaborar textos complejos (“El


cuerpo de carabineros hizo un comunicado, la cual dijo que no había que
preocuparse”).

 Inculto informal: en este caso el hablante que no es culto ni competente


lingüísticamente, se manifiesta relajado. Sus principales características son:

 Emisión discontinua del discurso por falta de recursos léxicos.


 Imprecisión en la ordenación sintáctica.
 Gran pobreza léxica. Sus palabras son, sobre todo, concretas (sus
referentes son “cosas”) y del entorno cotidiano.
 Pronunciación muy relajada, con simplificación de grupos consonánticos
(ausoluto, paire, caule), cambios de sonidos (juego en vez de fuego, güitre
en vez de buitre, cardo en vez de caldo), adición de sonidos (dentrar,
garuga, sandiya, sure, comere…) y pérdida de sonidos (aonde en vez de
adonde, reise en vez de reírse, tabién en vez de está bien, caallo, córrete
pal lao…).
 Uso extendido del “vos” y modificación en la conjugación del “tú” para la
segunda persona (“soi cochino” o “eríh cochino” en vez de “eres cochino”).
 Confusión y duplicación de pronombres (“me le perdió”, “no te vai a
caerte”).

25
Vicerrectoría Académica
 Desuso del imperativo monosílabo (sale en lugar de sal, tiénemelo en lugar
de ténmelo, pónetelo en lugar de póntelo, etc.).
 Conjugación modificada del subjuntivo de los verbos “haber” (haiga,
haigai, haigamo) e “ir” (“no vai a ver” en vez de” no vayas a ver”, o no se
vaigan a caer”), entre otros.

Las cuatro normas descritas pueden complementarse con otros usos


vinculados tanto con lo culto formal como con lo inculto informal:

 El uso supraformal (relacionado con la norma culta formal): En algunas


situaciones protocolares o rituales se usa un lenguaje caracterizado por su
rigidez absoluta e imposibilidad de cambiar el léxico o la gramática. Esto
ocurre en algunos oficios religiosos, ritos, ceremonias castrenses, relaciones
diplomáticas, eventos oficiales de los gobiernos, etc.

 El uso estándar (relacionado con la norma culta formal): En la educación


formal (el colegio, la universidad) se enseña la variable estándar de la lengua,
esto es, una herramienta para elaborar y comprender mensajes verbales de un
mediano nivel de complejidad en un nivel culto y formal, para que el hablante
pueda desempeñarse en cualquier ámbito comunicacional, no sólo con su
familia y amigos, sino con los medios de comunicación masiva, los
profesionales, el Estado, la ciencia, la filosofía y el arte, independientemente
del país o la región y de la edad del hablante. Cuando se habla, en general, de
“norma española”, se está haciendo referencia a esta variable estándar, que
pretende ser reflejo fiel de la lengua. El uso estándar pretende ser
panhispánico permitiendo la comunicación entre todos los hablantes de la
lengua, por ello es una modalidad que desea ser transversal situándose por
sobre las variables diatópicas, diacrónicas, diastráticas y diafásicas propias del
uso habitual.

 El uso marginal o antinorma (relacionado con la lengua inculta informal): Es


un uso rudimentario, propio de individuos que están fuera, al margen, de los
grupos y clases sociales que constituyen una comunidad. Sujetos pauperizados
como mendigos y vagabundos o aquellos que en pobreza y/o enfermedad
extremas jamás se han educado ni han tenido, o han tenido muy poco, la
opción de trabajar.
Sobre todo este uso marginal, pero también el uso inculto en general, presenta
la dificultad para comunicar mensajes precisos y abstractos, por la pobreza de
su conocimiento lingüístico y su mundo cultural. Por lo tanto, no es que el
lenguaje inculto “diga las cosas de otra forma”, sino que es incapaz de
expresar ideas abstractas y conceptos precisos.

e) Otras variaciones

Los factores tiempo, lugar, situación y estrato son los fundamentales. Hay otros
factores menos determinantes, porque afectan sobre todo a la parte más superficial
de la lengua, esto es, a la selección de las palabras.

 El sexo del hablante: no es muy significativo como factor de variación en


español. El lenguaje de los hombres y las mujeres es bastante similar, aunque
las mujeres hablan ligeramente más rápido que los hombres y cargando su
discurso de más recursos expresivos afectivos que los hombres. Con respecto
al léxico, en español de Chile los hombres usan menos que las mujeres
palabras como “atroz”, “amoroso” o “lindo”.

26
Vicerrectoría Académica

 El grupo de interés y ocupación del hablante: Hay circunstancias sociales


relativas a la profesión, la ocupación y la convergencia de gustos y hábitos
(conocidas también como campos), que determinan el uso de cierto léxico
especial. Esto da origen a las jergas, que reflejan la existencia de referencias
comunes especiales entre los hablantes.

 Los hábitos lingüísticos de los adolescentes: Los adolescentes siempre buscan


innovaciones que marquen una identidad entre sí y diferencia con los adultos.
Por eso construyen una “jerga juvenil”. Como las palabras juveniles
rápidamente pasan al uso de los adultos, esta jerga debe variar
frecuentemente.

 Los hábitos lingüísticos de los delincuentes (el o la coa): Los delincuentes buscan
innovaciones lingüísticas, cambios de los significantes, que les permitan un
vocabulario propio que facilita su actividad. Algunas palabras del coa han
pasado a la norma informal del lenguaje corriente (chorear, tira, cantar la
firme…).

 Los hábitos lingüísticos de profesionales, técnicos y otros grupos afines: Los


profesionales médicos, abogados, profesores, etc. tienen vocabularios
específicos de su actividad (o tecnolectos). Además de estos vocabularios hay
vocabularios específicos menos sistemáticos y prestigiosos propios del deporte,
el trabajo, los cultos religiosos, etc.

1.3. Habla

En el nivel del habla, esto es, la realización de la lengua en enunciados


pronunciados o escritos por hablante reales en situaciones concretas, hay que
considerar tanto una visión estructural y lógica del lenguaje, como una visión
pragmática y contextual. La lengua proporciona un código: signos y reglas para la
transmisión de significados. Pero el habla concreta implica la percepción integrada
del mensaje en un contexto, en términos tanto lógicos (lado izquierdo del cerebro)
como afectiva (lado derecho), de modo tal que el significado comunicado debe
interpretarse como un sentido.

1.3.1. Los actos de habla

Son enunciados que constituyen acciones. Corresponden al lenguaje en uso, al


lenguaje en la práctica, en la situación comunicativa concreta. Cuando hablamos no
sólo decimos palabras, sino que también realizamos ciertas acciones: describimos,
invitamos, aconsejamos, saludamos, felicitamos, discutimos, etc., es decir,
hacemos cosas con palabras. No sólo importa lo que decimos, sino cómo lo
hacemos y con qué intención:

Desde esta perspectiva, el hablante cuando participa de un proceso comunicativo


desencadena tres actos de comunicación:

27
Vicerrectoría Académica
a) el acto locutivo (o locucionario): El simple acto de decir algo.
b) el acto i-locutivo (o ilocucionario): El objetivo, finalidad o intención de lo dicho.
c) el acto per-locutivo (o perlocucionario): Los efectos de lo dicho en el oyente.

El acto ilocutivo puede corresponderse con el acto perlocutivo, en ese caso la


comunicación, el acto de habla, es “feliz”, pues los objetivos de la comunicación se
han cumplido, por ejemplo:

Daniela: (a su amigo) ¿Hace cuánto que no vamos al cine? (deseando ser invitada).
Enrique: No sé…mmmm….. ¿vamos el sábado?
Daniela: ¡Súper…! ¡Qué entretenido!

Cómo podrá entenderse fácilmente, en ocasiones la comunicación se frustra, a la


pregunta de Daniela se pudo haber respondido:
Enrique: No sé…mmmmm… ¿Hace un mes o más?, ¡qué importa!

Según la evidencia del acto ilocutivo los actos de habla pueden ser directos o
indirectos:

a) Directos

Cuando se entiende claramente la intención del emisor. Por ejemplo, si un señor le


pide a un muchacho: “Cómprame el diario”, es un acto de habla directo porque
queda claramente expresado que es una orden.

b) Indirectos

Cuando no se expresa claramente la intención del emisor. Si el mismo señor le dice


al muchacho: “Necesito revisar los avisos clasificados del diario”, es un acto de
habla indirecto, pues no está diciendo claramente la orden o la petición, pero el
otro debe “darse por aludido” y facilitar el diario. En este caso, se realizó una
indirecta, que dentro del contexto se puede entender, pero que en estricto rigor no
es una orden clara, porque la intención verdadera es hacer que el otro facilite el
diario.

Si se pide la realización de una acción determinada, la forma más directa es el uso


del imperativo, por ejemplo, “Apaga la luz”, pero este enunciado puede resultar
descortés o producir incomodidad, tanto en el hablante como en el receptor.
De allí que prefiramos utilizar formas indirectas que se podrían manifestar con
enunciados tales como:

 Se estaría mejor con la luz apagada.


 Estás desaprovechando energía...

Los actos de habla son concretos, por tanto, están en el plano del habla cotidiana.
Responden a las situaciones del contexto, por eso serán distintos según el grado de
formalidad y la norma que se use. La norma, como ya sabemos, corresponde al
grado de educación de las personas. Según las situaciones concretas que a las
personas les toque vivir, serán más o menos formales. Claramente es una situación
distinta si alguien habla con su jefe o habla con amigos. En el primer caso, sus
actos de habla serán de un mayor grado de formalidad y, si es una persona de un
nivel culto, tratará de hablar conforme a ese nivel. En el segundo caso, si es una
persona culta, seguirá en ese registro, pero su grado de formalidad será distinto.
Habrá más cercanía y el trato será de igual a igual.

28
Vicerrectoría Académica
Los distintos tipos de actos de habla según la finalidad del enunciado serán
los siguientes:

1.3.1.1 Acto de habla asertivo o representativo

El hablante o emisor afirma o niega algo con diferentes grados de certeza; está
comprometido en grados diversos, con la verdad de una proposición. Hay especial
énfasis en dar a conocer una información, por tanto, la función del lenguaje más
relevante es la función referencial. Algunos actos de habla asertivos son: afirmar,
describir, informar, definir, creer, etc. Por ejemplo:

 La prueba consta de 80 preguntas.


 Estoy segura de contar con su amistad.
 El cielo está despejado
 Creo que viajaré
 La ventana está abierta.
 Es una muy mala noticia.

1.3.1.2 Acto de habla directivo

El hablante o emisor trata de conseguir que el oyente efectúe una acción. Se trata
de recibir una respuesta inmediata por parte del oyente. Normalmente se dirigen
directamente al receptor dando una orden, preguntando, pidiendo algo, etc. En este
caso, la función del lenguaje que se destaca es la apelativa. Algunos actos de habla
directivos son: invitar, preguntar, ordenar, etc. Por ejemplo:

 Escoge tres de las fotografías y caracteriza las imágenes.


 ¿Dónde se encuentra mi hija?
 ¡Silencio!

1.3.1.3 Acto de habla compromisorio

El hablante se obliga a realizar una determinada acción futura, pues arriesga su


prestigio en caso contrario. Algunos actos de habla de este tipo son: prometer,
jurar, apostar, etc. Por ejemplo:

 Me comprometo a pagar mañana temprano.


 Prometo que iré a tu casa el sábado.
 Juro que es cierto lo que digo.

1.3.1.4 Acto de habla expresivo


El hablante expresa un estado afectivo emocional o físico. En definitiva, da a
conocer lo que siente. Algunos actos de habla de este tipo son: saludar, agradecer,
felicitar, dar condolencias, quejarse, etc. Por ejemplo:

 Discúlpame, por favor


 ¡Eres súper tierno!
 Agradezco tu gentileza.
 Te doy las gracias por el favor que me hiciste.
 Te felicito por tu puntaje.

1.3.1.5 Acto de habla declarativo


El hablante modifica con sus palabras una situación de la realidad. Son los actos propios de
los rituales o de momentos específicos en donde ciertas personas dicen algo que
sólo ahí tienen un efecto. Son actos de habla adjudicados a una autoridad, pues si

29
Vicerrectoría Académica
cualquier persona dice: “Yo te bautizo”, no tendrá ningún efecto particular. Sin
embargo, si eso lo dice un sacerdote tiene un efecto concreto: el niño bautizado no
será igual a partir de ese momento. Actos declarativos son: fallar (que un juez
emita un fallo o sentencia), bautizar, casarse, orar, etc. Por ejemplo:

 Te bautizo en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.


 Los declaro marido y mujer.
 Están casados en nombre de la Ley.
 Me rindo.
 El acusado deberá cumplir una pena de cinco años y un día en el penal de Punta
Peuco.

Concepto Contenido
mental

SIGNIFICADO

Imagen
acústica
(fonos)

Imagen Fenómenos
= SIGNIFICANTE REFERENTE = de la realidad
sensorial

Imagen
visual
(grafos)

30
imagen
sensorial

Vicerrectoría Académica

El signo lingüístico.
Concepto general de signo lingüístico

La definición más común de signo es: “señal de una cosa”. El signo es una
unidad lingüística psíquica (está en nuestra mente) que está constituida por la
asociación intelectual entre una imagen acústica (significante) y un concepto
(significado).

La Real Academia Española de la Lengua (RAE) define al signo como: “Unidad


mínima de la oración, constituida por un significante y un significado”.

1.1 Estructura general e importancia del signo lingüístico

El signo nace de la asociación entre un significante y un significado.

El significante puede entenderse como el aspecto “material”, concreto y


perceptible del signo. Es lo que escuchamos y pronunciamos al momento de hablar
o lo que leemos y escribimos. El significante configura el plano de la expresión.

El significado corresponde al aspecto “ideal”, abstracto e imperceptible del signo,


no se escucha ni pronuncia, tampoco se lee ni escribe.

La importancia radical del signo en la vida humana es que porta significación, es


decir, manifiesta un vínculo entre el sujeto (su realidad mental) y los fenómenos
de la realidad, los llamados referentes. Esto significa que mientras más rico el
caudal de signos que manejemos, más compleja y profunda será nuestra realidad
mental. Todo ello nos permitirá, por cierto, comprender mejor nuestra
circunstancia.

De este modo, la función principal de los signos, además de ser el instrumento


básico de la comunicación, es permitir, por medio de su organización en un sistema
léxico – semántico, la constitución de una Visión de Mundo, por ende, los signos
tienen como función aprehender y transmitir la realidad interna y externa al ser
humano.

1.2. Características generales del signo lingüístico

a) Arbitrario: el signo es arbitrario porque no existe ninguna relación natural,


motivada, necesaria entre significante y significado. Por ejemplo, no hay obligación
alguna de que el concepto, la idea de gato se exprese por los cuatro fonemas
españoles /gato/.

b) Lineal: el significante es lineal ya que para expresarlo se requiere disponer los


sonidos en una secuencia ordenada, unos primeros y otros después, siendo
imposible pronunciarlos al unísono. Así el significante /murciélago/ requiere
pronunciar diez sonidos ordenados durante algunos segundos; en lo escrito
significante implica un tiempo y un espacio.

c) Intencional: el signo tiene una finalidad, una función, pues el acto de


comunicarse cumple ciertas necesidades del hablante. Los enunciados pueden
servir, por ejemplo, como vehículo de la subjetividad: ¡Hoy es un gran día,
celebremos! o de la apelación: Los que no tengan autorización, retírense de este
lugar, o de la referencialidad: Los diccionarios se encuentran sobre la mesa.

31
Vicerrectoría Académica

d) Convencional: el signo es convencional porque se establece por un acuerdo


social entre los miembros de una comunidad. Los hablantes se han concertado
tácitamente para denominar un referente; lo convencional o institucional del signo
se percibe en el cambio lingüístico: en Chile se dice aeropuerto; en Argentina,
aeroparque.

e) Cultural: el signo es cultural porque manifiesta, por medio de una lengua


determinada, un vínculo particular entre los sujetos y el mundo que viven. Un
ejemplo: el gaucho argentino se dedica a la ganadería. Ha acuñado más de
doscientas palabras para referirse sólo a los pelajes de vacas y caballos, pero para
la riqueza vegetal realiza una división mínima en cuatro áreas:

pasto (lo que sirve de alimento para sus animales),

paja (lo que les sirve de lecho a los mismos),

cardo (las plantas con madera con las cuales se puede hacer fogatas),

y yuyo (aquello que no tiene función alguna).

f) Sistemático: el signo lingüístico forma parte de una lengua por lo tanto, su


sentido depende de los demás signos. Ejemplo: el signo casa se vincula con otros
como: departamento, cabaña, mansión, construcción o pieza. Además posee
vínculos morfológicos con casona, caserío o caseta. La sistematicidad es
característica definitoria del signo, ya que los símbolos, señales e íconos no son
sistemáticos.

Signo Lingüístico

Se caracteriza por ser

Arbitrario Sistemático

Lineal Cultural

Intencional

32
Vicerrectoría Académica

2. El léxico y la relación significante - significado

2.1 En el plano de la expresión

2.1.1 Homofonía: es la relación en la que un signo se vincula a otro por una igualdad en
su significante oral. Por ejemplo: varón y barón.

2.1.2 Homografía: relación mediante la cual un signo se vincula a otro por una igualdad
en su significante escrito. Ej.: Dejamos sobre (1) la mesa, dentro de un
sobre (2), la carta que cuenta sobre (3) nuestras vacaciones.

Observaciones:

(1) sobre. Prep., encima de.


(2) sobre. m., cubierta, por lo común de papel, en que se incluye una
carta, tarjeta., etc., que ha de enviarse de una parte a otra.
(3) sobre. Prep., acerca de.

2.1.3 Paronimia: es la relación de un signo que se vincula a otro por una semejanza de
etimología, forma o sonido en su significante.

Los parónimos pueden confundir al hablante de escasa preparación, como en este


ejemplo: Sin duda, posee actitudes para la música, en vez de, sin duda, posee
aptitudes para la música.

Evidentemente, actitud significa interés, preocupación o disposición del ánimo;


en cambio, aptitud es disposición, capacidad o habilidad que permite realizar algo.
Como se advierte, actitud y aptitud no siempre concurren en un mismo sujeto.

2.2 En el plano del contenido

2.2.1 Sinonimia: es una relación en la cual un signo se vincula a otro por una relativa
igualdad en su significado. Ej.: la palabra escondite posee sinónimos como
escondrijo, refugio, guarida, madriguera.

2.2.2 Antonimia:es una relación en la cual un signo se vincula a otro por una oposición
en su significado. Ej.: la palabra intrépido tiene antónimos como miedoso,
cobarde, temeroso.

HOMOGRAFÍA
HOMOGRAFÍA

HOMOFONÍA PARONIMIA

SIGNIFICANTE
SIGNO
LINGÜÍSTICO SIGNIFICADO

SINONIMIA ANTONIMIA

33
Vicerrectoría Académica

3. Denotación y connotación

Según la perspectiva estructuralista, el contenido o significado del signo está


compuesto por una determinada organización jerárquica de rasgos semánticos o
semas. Los semas genéricos son aquellos que incluyen al signo en una categoría
general. Los semas específicos son los que permiten la distinción entre signos.
Los semas virtuales corresponden a un conjunto de rasgos no determinado ni
determinable de rasgos semánticos que posee un signo, entendiéndose por
“virtual” todo elemento que esté latente en la memoria asociativa del sujeto
hablante, y que, por lo tanto, es inestable. A modo de ejemplo, según el Diccionario
de la Real Academia Española (DRAE), el signo gato posee diecisiete definiciones.
Considerando la primera definición, podríamos observar lo siguiente:

Semas genéricos : sema 1 sema 2 sema 3 sema 4


mamífero carnívoro félido digitígrado

Semas específicos : sema 5 sema 6 sema 7


doméstico aprox. 50 cm. cazador de ratas

Semas virtuales : sema 8 sema 9 sema 10


ágil astuto ladrón

“Pedro es un gato jugando al arco”. (Sema 8).


“Ernesto observó a su compañero con mirada gatuna”. (Sema 9).
“Hay que tener cuidado con él, es como gato de campo”. (Sema 10).

Los semas genéricos y específicos conforman el significado denotativo, en


cambio, cuando uno o unos semas virtuales son preeminentes sobre los genéricos y
específicos, se constituye el significado connotativo con una significación
figurada, más propia de la función emotiva o poética del lenguaje. Desde luego, si
el hablante desarrolla mayores niveles de connotación, la riqueza expresiva de su
discurso aumenta.

34
Vicerrectoría Académica

SIGNIFICADO

puede ser

DENOTATIVO CONNOTATIVO

si actualiza semas genéricos y específicos (se si actualiza semas virtuales (se relaciona con el
relaciona con la definición lingüística) sentido en contexto)

35
Vicerrectoría Académica

Ortografía literal.

1. LA ESCRITURA EN EL PLANO DE LA EXPRESIÓN: LA ORTOGRAFÍA.

Técnica y sencillamente, la escritura es un conjunto de trazos sobre el papel para


representar los sonidos del lenguaje oral. No hay correspondencia unívoca entre un
fono o sonido (que se representa entre barras) y un grafo o letra (que se
representa entre corchetes) Observe lo siguiente:

/eksakto/  <exacto> = 7 sonidos y 6 letras

La causa más habitual de la mala ortografía es la falta de hábitos de lectura pues la


ortografía es visual. A ello se agrega la falta de interés por seguir las reglas
ortográficas, así como la inclinación a contravenirlas. Lo más importante es que por
medio de la lectura se desarrolle un interés por el lenguaje que nos lleve a desear
conocer las normas que lo rigen.

1.1 PRINCIPIOS GENERALES DE ORTOGRAFÍA

1) Las palabras derivadas conservan la ortografía de sus primitivos:

Del primitivo vestir, los derivados, vestimenta, investir, vestíbulo, vestidura,


vestido, etc.
Del primitivo crecer, los derivados crecimiento, crecido, crecía, etc.

2) Las palabras compuestas conservan la escritura de las simples:

De la simple crecer, las compuestas: acrecentar, decrecer, etc.


De la simple escribir, las compuestas: reescribir, transcribir, inscribir, etc.

1.2 RECOMENDACIONES SOBRE LA ESCRITURA DE ALGUNAS CONSONANTES

SOBRE B Y V
* B

1. La b puede presentarse delante de cualquier consonante: b+cons

blando obtener abrupto


obvio obstar (impedir) obligar

2. Las terminaciones del pretérito imperfecto de la primera conjugación y las del


mismo tiempo del verbo ir.

Pretérito imperfecto Pretérito imperfecto


verbos de la primera conjugación verbo ir
yo -aba yo iba
tú -abas tú ibas
el el
ella -aba ella iba
usted usted
nosotros -abamos nosotros íbamos
nosotras nosotras
ustedes ustedes
ellos -aban ellos iban

36
Vicerrectoría Académica
ellas ellas

3. B sigue después de m:

cambio ambición ambiguo


combate ambos ombligo

4. Los infinitivos terminados en las secuencias -ber, -bir y -buir:

beber recibir contribuir


saber prohibir atribuir
Excepciones: absolver, precaver, mover, llover, volver, hervir, servir y vivir.

5. Las palabras terminadas en -bundo, -bunda, -bilidad:

vagabundo meditabunda amabilidad


nauseabundo errabunda contabilidad
Excepciones: movilidad y civilidad.

6. Las palabras que empiezan por biblio-, bu-, bur-, bus-, bi-*, bis-*, biz-*:

biblioteca bujía burla busto binario bisnieto bizcocho


bibliófilo búho burbuja buscar bípedo
*: significa dos o dos veces.
Excepción: vudú.

7. Las palabras que contienen en elemento compositivo –bio, bio-, bien-, bene-
anfibio biología bienaventurado benefactor

*V

1. Después de las consonantes b, d, n


adverbio obvio envestir
advenedizo obviar Envío

2. El presente del verbo ir, y el pretérito indefinido y el imperfecto del subjuntivo de


los verbos andar estar y tener

Presente del verbo ir Pretérito indefinido de los pretérito imperfecto del subjuntivo
verbos de estar, andar, tener
estar, andar, tener
yo voy yo -uve yo -uviera
-uviese
tú vas tú -uviste tú -uvieras
-uvieses
el va el el -uviera
ella ella usted -uvo ella usted -uviese
usted
nosotros vamos nosotros nosotras -uvimos nosotros nosotras -uviéramos
nosotras -uviésemos
ustedes ustedes ustedes -uvieran
ellos van ellos ellas -uvieron ellos ellas -uviesen
ellas

3. En las terminaciones graves –viro, -vira y en las esdrújulas -ívoro, -ívora:

triunviro Elvira carnívoro herbívoro

37
Vicerrectoría Académica
Excepción: víbora

4. Las palabras que empiezan por eva-, eve-, evi-, evo-, vice-*, viz-*, vi-*:

evangeli eventual evitar evocar vicepresident vizconde virre


o e y

*: significa en lugar de.


Excepciones: ébano, ebionita, ebonita, eborario.

5. Verbos terminados en –olver:

resolver volver disolver revolver

6. Los adjetivos graves terminados en –avo, -ava, -evo, -eva, -eve, -ivo, -iva:

octavo esclava longevo nueva leve masivo viva

SOBRE G Y J

*G

1. Las palabras que empiezan por geo- y gest-


geometría geografía geología
gestación gesticular gestor

2. Las palabras que terminan en:

-algia neuralgia -gíneo virgíneo


-gélico angélico -ginoso caliginoso
-genario sexagenario -gio adagio
-géneo homogéneo -gión región
-gencia regencia -gional regional
-génico fotogénico -gionario legionario
-genio ingenio -gioso religioso
-génito congénito -gir restringir
-gente agente -gírico panegírico
-ger escoger -gogía pedagogía
-gesimal cuadragesimal -gogia demagogia
-gésimo vigésimo -ígena indigena
-gético apologético -ígeno oxigeno
-gia magia -ígera alígera
-giar contagiar -igerar aligerar
-giénico higiénico -ígero flamígero
-ginal original -logía teología

Excepciones: Las palabras con terminaciones -plejia, -plejía: (paraplejia,


apoplejía) y, además, ejión, majencia, tejer y crujir.

38
Vicerrectoría Académica

*J

1. Las combinaciones -aje, eje-, adj- y obj-.

andamiaje ejemplo adjetivo objetivo


homenaje ejercicio adjuntar objeción

2. Las formas verbales con los sonidos je, ji cuyos infinitivos no llevan j:

bendecir traer conducir reducir


bendije traje condujimos redujo

3. Las formas verbales de los infinitivos que terminan en –jar y -jear.

trabaje empuje aje canjear homenajear lisonjeó

Excepción: aspergear.

SOBRE C, S Y Z

*C

1. Infinitivos terminados en -acer, -ecer, -ocer, -ucir y -ciar

hacer agradecer cocer producir anunciar


nacer crecer conocer reducir beneficiar

2. Los sustantivos terminados en -ción, relacionables con palabras terminadas en -to,


-tor, -do, -dor

atención intervención desesperado operador


(atento) (interventor) (desesperación) (operación)
Junción construcción admirador
(junto) (constructor) (admiración)
canción inspección
(canto) (inspector)

3. Los diminutivos

-cito: tamborcito -cecito: piececito -ecillo: doblecillo


-cita: emocioncita -cecita: vocecita -ecilla: piececilla
-ecito: huesecito -cillo: autorcillo -cica: lengüecica
-ecita: reinecita -cilla: cancioncilla -cico: temblorcico

4. Los plurales de expresiones que en singular terminan en z:

luz: luces paz: paces vez: veces


matiz: matices haz: haces pez: peces
desliz: deslices

39
Vicerrectoría Académica

*S

1. Los adjetivos terminados en -oso, -osa, -uso, -usa, ísimo, -ísima.

Ansioso iluso preciosísima


Grandiosa difuso ilustrísimo
Pedregoso intrusa cansadísimo

2. Los gentilicios terminados en -esa, -ense

Francesa nicaraguense portuguesa


Lotense holandesa bonaerense

3. Los sustantivos terminados en -sión, relacionables con sustantivos terminados en


so,o sor

ascensión (ascenso) previsión (previsor)


confesión (confeso) invasión (invasor)
precisión (preciso) inversión (inversor)

4. La terminación -ase,-ese de todos los verbos

usase piénsese escríbase


cantase tómese dibújese
armase viniese sucediese

5. Delante de b, d, f, g, l, m.

esbelto asdrupción esférico rasgo islote asma


esfinge esgrima aislar esmeralda

*Z

1. Ciertos infinitivos derivados terminados en –izar:

electrizar armonizar
popularizar pulverizar

2. Palabras terminadas en:

-anza: esperanza -azo: cabezazo, portazo, -eza: aspereza, extrañeza,


templanza, añoranza encontronazo torpeza

40
Vicerrectoría Académica

SOBRE LL Y Y

*LL

1. En las palabras terminadas en -illa, -illo

camilla costilla cepillo cigarrillo

2. La mayor parte de los verbos en -illar, -ullar, -ullir

Cepillar aullar bullir

*Y

1. Al final de una palabra si va precedida de vocal:

buey ley rey


estoy Godoy soy

2. Sigue a los formantes ad-, dis-, sub:

Adyacente disyuntiva subyugar

*H

1. Las palabras que empiezan por los sonidos ia, ie, ue, ui, orr

hiato hiedra huevo huir horrible


hiere huemul huincha horror

2. Las palabras que empiezan por algunos prefijos griegos:

Hidro (agua)hídrico homo (igual)homónimo


hidrología homogéneo
Hemi:(mitad)hemisferio hipo (bajo)hipopótamo, hipocalórico

41
Vicerrectoría Académica

Ortografía acentual.

1. PRELIMINARES: LA SÍLABA, SECUENCIAS DE VOCALES

La sílaba es uno o varios sonidos que se producen en un solo impulso espiratorio y


muscular. Hay algunas consideraciones para la separación de sílabas:

1) Toda sílaba implica al menos una vocal: Solamente las vocales pueden
formar sílaba por si mismas, nunca una consonante o conjunto de consonantes
pueden formar sílaba sin tener junto con ellas una vocal.
Ejemplos:

bi-blió-te-ca es-que-le-to com-pu-ta-dor

2) Las secuencias de vocales en la sílaba. Diptongo e hiato: Hay ocasiones en


que dos vocales pertenecen a una misma sílaba (náufrago, fuente, aire, fui, etc.)
También puede ocurrir que en una secuencia de dos vocales cada una pertenezca a
sílabas distintas (caída, púa, maíz, aéreo, etc.).

Para saber cuándo podemos separar dos vocales contiguas debemos atender a una
clasificación:

Las vocales del español se pueden clasificar, según el grado de abertura del tubo de
resonancia al pronunciarlas. Tal clasificación da lugar a Vocales Abiertas (VA) y
Vocales Cerradas (VC).
E y O son vocales abiertas; I e U son vocales cerradas.

I U } vocales cerradas

E O } vocales abiertas

A } vocal abierta

Según la clasificación anterior, la combinación de vocales contiguas tiene sólo


cuatro posibilidades:

VA + VC : naufrago, (Puede ser diptongo o hiato)


caída, etc.
VC + VA : fuente, púa, etc. (Puede ser diptongo o hiato)
VA + VA : aéreo, ahora, etc. (Solo hiato)
VC + VC : fui, viuda, etc. (Solo diptongo)

Siempre cuando se pronuncian dos vocales seguidas, hay una de ellas que es más
intensa, que se pronuncia más fuertemente. Si la vocal más intensa es abierta (A,
E, O) estamos en presencia de un diptongo; si la vocal más intensa es una cerrada
(I, U) estamos en presencia de un hiato.
El diptongo es la concurrencia de dos vocales en una misma sílaba (so-cia-li-za-
ción). El Hiato es la no concurrencia de dos vocales en una misma sílaba (es- co-gí-
a-mos). En hiato con vocal cerrada siempre se tilda el acento, este acento se llama
dierético.

42
Vicerrectoría Académica

Diptongo Hiato
VA(tónica) ley, VA maíz,
+ oigo, + leí,
VC deuda, etc. VC(tónica) oír, etc.
VC diálogo, VC(tónica) púa,
+ siente, + búho,
VA(tónica) cuota, etc. VA dúo, etc.

VC huir, VA aeroplano,
+ diurno, + ahorcado,
VC Luis, etc. VA Atenea, etc.

“Un triptongo es el conjunto de tres vocales que se pronuncian en una misma


sílaba. Los triptongos están formados por una vocal abierta que ocupa la posición
intermedia entre dos vocales cerradas, ninguna de las cuales puede ser tónica.
Ejemplos: amortiguáis, buey, despreciéis, miau (…).” RAE: Ortografía de la
lengua española, p. 44.
Los triptongos cuando se tildan, siempre en la vocal abierta, lo hacen siguiendo las
reglas generales de marcación del acento gráfico.

2. CLASIFICACIÓN DE PALABRAS SEGÚN EL ACENTO

Las palabras pueden clasificarse en tónicas o átonas según tengan o no acento en


una de sus sílabas.
Las palabras tónicas son aquellas que llevan acento en alguna de sus sílabas. Las
palabras átonas son aquellas que carecen de acento, son átonos solo los
monosílabos.

3. LA ACENTUACIÓN GRÁFICA DE LOS MONOSÍLABOS Y EL TILDE


DIACRÍTICO.

Los monosílabos por regla general no se tildan, son átonos. Existe un conjunto de
monosílabos potencialmente ambiguos, sus significados precisos se determinan por
la existencia del acento gráfico. Esta tilde que distingue significados semánticos y
gramaticales se llama tilde diacrítico.
A continuación entregaremos una lista de los monosílabos más frecuentes que se
afectan por este tipo de tilde.

Se tildan No se tildan
Él (cuando es pronombre) El (cuando determina a un sustantivo)

Él escribió el informe, cp. con El lápiz está roto

Matías escribió el informe

Tú (cuando es pronombre) Tu (cuando determina a un sustantivo)

Tú lees en vez de trabajar Tu hermano llegó a mi oficina

Mí (cuando es pronombre) a) Mi (cuando determina a un sustantivo)


Mi ciudad está entre cerros
Él compró una bicicleta para mí.
b) Mi (cuando se refiere a la nota musical)
El tono de la canción es mi
Té (cuando es sustantivo) Te (cuando es pronombre)

¿Vamos a tomar el té? yo te vi en la calle

43
Vicerrectoría Académica

a) Sé (cuando es el imperativo de ser) Se (cuando es pronombre)

Tú sé inteligente para tomar decisiones No se lo digas.

b) Sé (cuando es la 1º persona del presente del


indicativo de saber)

Yo sé mi lección
Dé (cuando es el imperativo de dar) De (cuando es preposición )

¡Dé el asiento a la señora! Estoy en la casa de Juan


a) Sí (cuando indica afirmación) a) Si (cuando se refiere a la nota musical)

Yo sí puedo ayudarte a pintar tu casa. La nota de la partitura es si

b) Sí (cuando es pronombre) b)Si (cuando es conjunción condicional)

él se dijo a sí mismo Yo voy al estadio si el día amanece despejado

Más (cuando es adverbio de cantidad) Mas (cuando es conjunción adversativa)

Yo conozco más ciudades de Chile que tú Tenía muchas ganas de ir a la fiesta, mas no pude.
Cp. con:

Tenía muchas ganas de ir a la fiesta, pero no pude

Palabras no monosílabas que se ven afectas por este tipo de tilde:

Se tildan No se tildan
Aún (cuando equivale a todavía) Aun (cuando equivale a incluso)

Camilo aún no llega del jardín. Todos llegaron a la fiesta, aun Manuel.

Sólo (cuando equivale a nada más que). Solo (cuando equivale a sin compañía).

Yo corregí sólo dos pruebas en la mañana. Todos han salido, voy a pasar el fin de semana solo.

Se usa tilde en el caso de que se sienta una posible


ambigüedad en el enunciado.

Los pronombres demostrativos éste, ése y aquél con Los adjetivos demostrativos este, ese y aquel con sus
sus femeninos y plurales. femeninos y plurales

Aquél me llamó a declarar Aquel hombre me llamó a declarar


Ésa no sabía la respuesta. Esa niñita no sabía la respuesta.

Se usa tilde en el caso de que se sienta una posible En ningún caso se tildan las formas neutras esto, eso
ambigüedad en el enunciado. y aquello.

Cuál(es), quién(es), cuánto(s), qué, cómo, cuán, Cual(es), cuyo(s), quien(es), cuanto(s), que, como,
cuándo, dónde. cuan, cuando, donde.
(cuando tienen sentido interrogativo o exclamativo) (cuando son adjetivos, pronombres o adverbios).

¿Cuáles son los nombres de tus hijos? El joven, el cual estaba allí, lloró.

¿Dónde están? Corría tan veloz como un gato

44
Vicerrectoría Académica

4. CLASIFICACIÓN DE LAS PALABRAS SEGÚN LA SÍLABA TÓNICA.

Las palabras tónicas tienen dos o más sílabas, pueden clasificarse según la sílaba
tónica en palabras agudas, graves, esdrújulas o sobreesdrújulas.

Una palabra aguda es aquella que lleva el acento en la última sílaba: Escribir,
canción, sutil, etc.

Una palabra grave es aquella que lleva el acento en la penúltima sílaba: escuela,
alumno, cóndor, etc.

Una palabra esdrújula es aquella que lleva el acento en la antepenúltima sílaba:


esdrújula, América, héroe, etc.

Una palabra sobreesdrújula es aquella que lleva el acento en cualquiera de las


sílabas anterior a la antepenúltima: dígamelo, cuénteselo, etc.

5. REGLAS GENERALES DE MARCACIÓN DEL ACENTO GRÁFICO.

El tilde o acento gráfico se escribe solamente cuando en las palabras agudas,


graves, esdrújulas y sobreesdrújulas median determinadas condiciones:

Las palabras agudas se acentúan cuando terminan en n, s, o vocal: allá, jazmín,


adiós, etc. Compárense, por ejemplo, con reptil, feroz, capaz que también son
agudas.

Las palabras graves se acentúan cuando terminan en cualquier consonante distinta


a n o s: mástil, huésped, portátil, fútbol, etc. Compárense, por ejemplo, con
erudito, germen, residuo que también son graves.

Las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas se acentúan en todos los casos:


orquídea, acróbata, cómetelo, etc.

6. ACENTUACIÓN DE PALABRAS COMPUESTAS

El primer elemento de un compuesto no se tilda: decimoquinto, cefalotórax,


contraórdenes, puntapié, veintitrés. Excepción a esta regla es los adverbios
terminados en -mente: sutilmente, útilmente, rápidamente, etc.

En los compuestos de dos o más adjetivos unidos con guión, cada elemento
conserva su propia acentuación: léxico - semántico, económico - filosófico, etc.

7. ACENTUACIÓN DE MAYÚSCULAS, DE PALABRAS LATINAS Y DE OTRAS


LENGUAS

Las palabras en mayúscula, las palabras y expresiones latinas usadas en nuestra


lengua y las palabras de otras lenguas que se han adaptado al español (por
ejemplo, París, búnker) se tildan sólo si lo exigen las leyes de acentuación antes
vistas.

Aquellas palabras de otras lenguas que no se han adaptado a la nuestra (que se


recomienda escribir en cursiva o entre comillas) no llevan ningún tipo de tilde que
no exista en el original (por ejemplo, Phoenix, Minneapolis).

45
Vicerrectoría Académica

Sintaxis española.

1. CONCEPTO DE ORACIÓN

La oración es cualquier expresión con autonomía sintáctica que cumple con una
función del lenguaje. Que la oración tenga autonomía sintáctica significa que esta
no depende de ninguna otra expresión para comunicar (para decir) algo.

Un enunciado como: “Él está allí” es una oración no solo porque posee autonomía
sintáctica sino también porque cumple la función referencial. Es oración el conjunto,
no cada uno de sus tres componentes por si solos.

Hay que profundizar sobre el circuito comunicativo para comprender las funciones
esenciales del lenguaje:

Esquema Nº 1

Contexto
(función referencial)
(ÉL, ELLA, ELLO)
Emisor MENSAJE Receptor
(función emotiva) Código : Lengua española (función apelativa)
(YO) Canal: oral /escrito (TU)

El lenguaje sirve en primer lugar para contar algo, para decir algo a otro. Cuando el
emisor se comunica puede contar sobre algún sentimiento o emoción propia. En
este caso estamos ante la función emotiva o expresiva.
También las palabras del emisor pueden servir para que este influya en lo que
hace, dice o piensa el receptor. En este caso estamos ante la función apelativa o
conativa.
No obstante, el emisor puede comunicar sobre lo que lo rodea, sobre los referentes
de la realidad: los árboles, las personas, el mar, etc. En este caso estamos ante la
función referencial o representativa.
Esta es la función más general, se usa cuando el interés del mensaje no es yo (el
emisor) ni tú (el receptor).
Las funciones descritas tienden a darse combinadas, pero siempre hay una que es
dominante. En la oración siguiente pueden notarse las tres funciones:

Estando ante sus alumnos el profesor dice:

“El Mundo es Ancho y Ajeno es una excelente novela.”

Por todo lo dicho, una oración puede ser principalmente emotiva o expresiva
(¡Qué hermoso cuadro!, ¡Cuanto lo siento!); referencial o representativa (Va a
llover) o Apelativa o conativa (Vamos a jugar, sal de aquí).

2. SOBRE LAS PARTES DE LA ORACIÓN

Una oración se conforma por un conjunto de palabras, llamadas técnicamente


signos, estas desempeñan distintas funciones en el contexto de la oración. Se
establecen de este modo las llamadas 'funciones gramaticales'. Hay funciones
gramaticales primarias o de primer nivel (sujeto y predicado) y secundarias o de
segundo nivel. Por razones metodológicas pospondremos la explicación de las
funciones primarias. Para explicar las funciones secundarias presentamos, en

46
Vicerrectoría Académica
primer lugar, el siguiente esquema:

Esquema Nº 2

De delimitación de la sustancia........ Artículos


De cualidad de la sustancia.............. Adjetivos
Expresión
De sustancia.................................. Sustantivos
de conceptos
De procesos................................... Verbos
De cualidad del proceso................... Adverbios
Palabras
Reproducción
.................................................... Pronombres
de conceptos

Expresión Preposiciones
....................................................
de relaciones Conjunciones

Según se observa en el esquema precedente, los dos ejes sobre los cuales se
articula la oración gramatical son el sustantivo y el verbo.

2.1 EL SUSTANTIVO (s)

Desde la perspectiva formal, el sustantivo es la función que consiste en conllevar


las categorías de género y número gramaticales.

Palabras como baúl, y martillo poseen género gramatical masculino, por poder
concordar con los artículos el o un (cuando son singulares) y los (cuando son
plurales): el baúl (un baúl, los baúles); un martillo (el martillo, los martillos).
Asimismo, expresiones como silla, y bufanda poseen género gramatical femenino,
por poder concordar con los artículos la y una (cuando son singulares) y las y unas
cuando son plurales): la silla, (una silla, unas sillas, las sillas); una bufanda (unas
bufandas, la bufanda, las bufandas).

En términos sencillos si a una palabra puede anteponérsele un artículo diremos que


cumple la función de sustantivo.

2.2 EL VERBO (v)

Desde una perspectiva formal el verbo es la función que consiste en conllevar las
categorías de conjugación y tiempo gramaticales.

Palabras como salía, comes, cantará presentan la categoría de conjugación por


manifestar la vocal propia de la misma:

A primera conjugación: amar, saltar cantar, etc. (infinitivo en –AR)


E segunda conjugación: comer, moler, tejer, etc. (infinitivo en -ER)
I tercera conjugación: vivir, salir, dormir, etc. (infinitivo en -IR)
Además, expresan tiempo gramatical. Salía informa sobre un proceso ocurrido en el
pasado (Yo salía ayer cuando tu llegaste), comes sobre un proceso que está
ocurriendo en el presente (Tú comes ahora con muchas ganas) y cantarás sobre
un proceso que ocurrirá en el futuro (José cantará en el recital del próximo mes).

En cuantos ejes de la oración gramatical, el sustantivo del sujeto y el verbo del


predicado establecen entre sí una concordancia de número y persona:

47
Vicerrectoría Académica

Esquema Nº 3

SUJETO PREDICADO
Yo salía cuando tu llegaste
1º persona singular 1º persona singular
Tú comes ahora con muchas ganas
2º persona singular 2º persona singular
José cantará en el recital del próximo mes
3º persona singular 3º persona singular

2.3 EL ADJETIVO (adj)

El adjetivo es la función que consiste en determinar, referirse directamente, a un


sustantivo. En frases como 'ojo morado', 'buen libro' y 'sombrero de copa', los
constituyentes morado, buen y de copa son adjetivos, pues se refieren, califican,
determinan, caracterizan a un sustantivo.

2.4 EL ADVERBIO (adv)

El adverbio es la función que consiste en determinar, referirse directamente, a un


verbo. En oraciones como 'vio a su amigo', 'supo la noticia' y 'bebió el té', los
constituyentes a su amigo, la noticia y el té son adverbios, pues se refieren,
califican, determinan, caracterizan a un verbo (se verá más información sobre esto
en la guía siguiente que trata de los complementos).
Existen adverbios tradicionales diferenciados por su contenido:

Esquema Nº 4

CONTENIDO EJEMPLO
LUGAR (a)Donde, aquí, acá, cerca lejos, (a)dentro, (a)fuera, arriba, abajo, detrás,
(a)delante, etc.

TIEMPO Cuando, hoy, ayer, mañana, ahora, antes, después, temprano, tarde, siempre,
nunca, jamás, etc.

MODO Como, cual, bien, mal, mejor, peor, así, apenas, los terminados en –mente:
rápidamente, brevemente, lentamente, etc.

CANTIDAD Cuanto, tan, tanto, más, menos, menor, mayor, muy, mucho, poco, harto,
bastante, nada, todo, etc.

ORDEN Algunos proceden de los de tiempo, lugar y modo: primeramente,


posteriormente, antes, después, etc.

AFIRMACIÓN Si, verdaderamente, claro, seguro, cierto, etc.

NEGACIÓN No, nunca, jamás, tampoco, etc.

DUDA Acaso, quizás, tal vez, probablemente, etc.

48
Vicerrectoría Académica

2.5 EL ARTÍCULO (art)

El artículo es un tipo de determinante del sustantivo que en su contenido delimita la


extensión del mismo. A los sustantivos les suele anteceder un artículo, siendo éste,
entonces, una marca de sustantivación.

Esquema Nº 5

CON DELIMITACIÓN SIN DELIMITACIÓN


Masculino Femenino Masculino Femenino
Singular El La Un Una
Plural Los Las Unos Unas

2.6 EL PRONOMBRE (pron)

El pronombre reproduce conceptos que ya han sido dichos o que se suponen en el


discurso.

Los pronombres mostrativos mencionan la distancia existente entre los


participantes del discurso y los referentes acerca de los que tratan. Cuando los
mostrativos funcionan como adjetivos (Esta ciudad es muy bella; Este libro es muy
completo, Aquella pared se cayó) no llevan tilde.

Esquema Nº 6

PRONOMBRES MOSTRATIVOS

Cerca del emisor Cerca del receptor Lejos de ambos

Singular Plural Singular Plural Singular Plural


Masculino Éste Éstos Ése Ésos Aquél Aquéllos
Femenino Ésta Éstas Ésa Ésas Aquélla Aquéllas
Neutro Esto *** Eso *** Aquello ***

Los pronombres personales mencionan a las personas involucradas en el


discurso.

Esquema Nº 7

PRONOMBRES PERSONALES
P GÉNERO NÚMERO CASO CASO CASO CASO
GRAMATICAL GRAMATICAL NOMINATIVO PREPOSICIONAL ACUSATIV DATIVO
O
1ª masculino yo mi, conmigo me
femenino Singular
masculino Plural nosotros nos
femenino nosotras
2ª masculino
femenino tú ti, contigo te
masculino Singular Lo
femenino usted la le

masculino Los
femenino Plural ustedes las les

3ª masculino Singular él lo le, se


femenino ella la
neutro ello lo
masculino Plural ellos los le, se

49
Vicerrectoría Académica
femenino ellas las

Los pronombres posesivos mencionan la propiedad que los participantes del


discurso tienen sobre los referentes acerca de los que tratan. Los posesivos
también pueden funcionar como adjetivos (nuestras ideas fueron aceptadas por
todos, el auto suyo está en la esquina).

Esquema Nº 8

PRONOMBRES POSESIVOS
Un poseedor Varios poseedores
1º persona 2º persona 3º persona 1º 2º 3º persona
persona Persona
S P S P S P S P S P S P
M El Los El Los El Los El Los El de Los de El Los suyos
mío míos tuyo tuyos suyo suyos nuestro nuestros ustedes ustedes suyo
F La Las La Las La Las La Las La de Las de La Las suyas
mía mías tuya tuyas suya suyas nuestra nuestras ustedes ustedes suya
N Lo *** Lo *** Lo *** Lo *** Lo de *** Lo ***
mío tuyo suyo nuestro ustedes suyo

Los pronombres interrogativos mencionan, en la pregunta, a aquel elemento


desconocido que debe ser aportado, mediante una respuesta, por nuestro
interlocutor.

Estos mismos pronombres sirven como pronombres relativos cuando mencionan


un antecedente sustantivo. Note que los relativos no se tildan.

Esquema Nº 9

PRONOMBRES INTERROGATIVOS Y RELATIVOS

Pronombres interrogativos Pronombres relativos

¿Quién? Quien
¿Qué? Que
¿Cuál? Cual
¿Cúyo? (uso anticuado) Cuyo
¿Cuánto? Cuanto

Los pronombres indefinidos mencionan de modo vago a sus referentes: alguien,


nadie, cualquiera, quienquiera, algo, nada. También se emplean: alguno, ninguno,
uno, otro.

En La guía siguiente trataremos de modo sencillo las conjunciones y preposiciones.

3. Concepto de Sintagma.

El artículo, el sustantivo y el adjetivo conforman el sintagma sustantivo o


sintagma nominal; el verbo y los adverbios conforman por su parte el sintagma
verbal.

El sintagma es una estructura cuyos miembros están en relación de subordinación,


uno(s) es (son) determinante(s) y otro es determinado. Obviamente, sustantivo y
verbo son para cada sintagma el elemento determinado, fundamental.

50
Vicerrectoría Académica

Como vimos el artículo y adjetivo determinan al sustantivo y el adverbio determina


al verbo:

Esquema Nº 10

SINTAGMA NOMINAL SINTAGMA VERBAL

art S adj adv V adv


margen NÚCLEO margen margen NÚCLEO margen
determinante Determinado determinant determinante determinado determinante
 e 
variable Constante variable variable constante variable
ORACIÓN

Ejemplos de sintagma nominal: Nuestro amigo; El profesor, Las casas de


Providencia, etc. Ejemplos de sintagma verbal: caminan lento, no saben leer, vio a
gente en la plaza, etc.

4. SUJETO (S) Y PREDICADO (P)

Si relacionamos un sintagma nominal con un sintagma verbal formamos una


oración proposicional o proposición gramatical. Por ejemplo, una oración tomada
del texto guía:
El indio no es sordo

La proposición gramatical consta de sujeto y predicado, ambos conceptos


corresponden a las funciones primarias, aquellas que aparecen en primera instancia
en el análisis gramatical.

Sujeto y predicado también forman un sintagma, necesariamente bimembre, en el


cual el predicado determina al sujeto. En este caso tanto sujeto como predicado son
miembros constantes del sintagma, pues no existe sólo predicado o solo sujeto.

El sujeto es la función primaria que consiste en ser el miembro determinado del


sintagma cuyo elemento determinante es predicado. Por su parte, el predicado es
la función primaria que consiste en ser el miembro determinante del sintagma cuyo
elemento determinado es sujeto.

En todo sujeto existe un elemento con función sustantiva, el sujeto implica


sustantivo. Sin embargo, la existencia de un sustantivo no implica necesariamente
sujeto, este puede estar en el predicado formando un complemento. De forma
análoga, en todo predicado existe un elemento con función verbal. Predicado
implica verbo.

Ahora estamos en condiciones de realizar el análisis sintáctico de la oración el indio


no es sordo.

51
Vicerrectoría Académica

Esquema Nº 11

SUJETO (S) PREDICADO (P)


(sintagma nominal) (sintagma verbal)
Indio Es

El Indio Es sordo*

El indio no es sordo

(art)  (s) (adv)  (verbo)  (adv)


masc., sing. determinante 2º conj. determinante
determinante NUCLEO presente
3º pers.sing.
NÚCLEO
* Sordo es morfológicamente adj, pero, en esta oración, es sintácticamente adv.

Para analizar la oración hemos dispuesto sus constituyentes desde los necesarios y
constantes (s) y (v), hasta sus constituyentes innecesarios y variables (adj) y
(adv).

5. ORACIONES PROPOSICIONALES Y ORACIONES APROPOSICIONALES

Como ya vimos, la oración con sujeto y predicado se denomina proposición


gramatical u oración proposicional. Existen también, por supuesto, oraciones
aproposicionales, (sin S ni P ): ¡Hace calor! , Llueve, o ¡Gol!. Aunque la oración
aproposicional no consta de S y P, si puede constar de s, adj, v y adv. Todas estas
oraciones tienen autonomía sintáctica y cumplen con una función del lenguaje (La
primera y tercera son emotivas, la segunda es referencial). Por lo tanto, no puede
definirse a la oración como aquella estructura que consta de S y P.

Esquema Nº 12

(sintagma verbal)
¡¡¡Hace calor!!!
(s)
(verbo)  (adv)
2º conjugación determinante
Presente
3º pers. Sing.
NÚCLEO

Estamos en condiciones de precisar el concepto de autonomía sintáctica, es la


característica de la oración de no ser miembro determinado ni determinante
de ningún sintagma.

52
Vicerrectoría Académica

Las preposiciones, las conjunciones y los


complementos.

1. LA PREPOSICIÓN (PREP) Y LA DEFINICIÓN DE COMPLEMENTO

La preposición es cualquier expresión que cumple con la función de relacionar dos


términos, de los cuales el segundo es un sustantivo, que en conjunto con la
preposición, complementa al primer término.

En expresiones como:

'estoy con Juan'


'casa de madera'
'Vio a su mamá', etc.

Con, de y a son preposiciones. Las preposiciones tradicionales que ha definido la


gramática son las siguientes:

A Cabe de Entre para sin sobre

Ante Con desde Hacia por so tras

bajo contra en Hasta según

Las preposiciones van siempre delante de un sustantivo (o de cualquier término


que cumpla la función sustantivo), y tienen la particularidad de formar con este un
complemento. El complemento es una estructura que consta de preposición y
sustantivo, que por poder determinar a un sustantivo o un verbo puede cumplir
tanto la función de adjetivo como la de adverbio, según el caso.

En una oración como: Mi casa santiaguina es hermosa

La expresión santiaguina se refiere directamente al sustantivo casa (indica el lugar


donde está), por tal razón es adjetivo. Compárese el ejemplo anterior con el
enunciado análogo: Mi casa de Santiago es hermosa

En este ejemplo, la expresión de Santiago, también se refiere al sustantivo casa,


indicando a su vez lugar, por lo tanto, es también esta expresión un adjetivo. De
Santiago, además de ser adjetivo es una estructura de preposición y
sustantivo, es por tal razón, complemento.

2. LAS CLASES DE COMPLEMENTOS

Existen tres clases de complementos el complemento directo (CD), el complemento


indirecto (CI) y el complemento circunstancial (CC).

a) El CD es cualquier expresión conmutable (o reemplazable) por los


complementarios acusativos lo, la, los o las.

Ejemplos:

Yo vi a mi mamá = Yo la vi

Por ser posible conmutar (remplazar) la expresión a mi mamá (complemento, por


tener preposición y sustantivo) por la es complemento directo.

53
Vicerrectoría Académica

Lo mismo ocurre con expresiones como:

Yo escuché a los oradores = Yo los escuché.

El delincuente mató a sus víctimas = El delincuente las mató.

Llevamos a (e)l estudiante en el auto = Lo llevamos en el auto

Obsérvese lo siguiente:

Él limpio el sillón cuidadosamente = Él lo limpió


cuidadosamente

Los niños vieron la televisión ayer = Los niños la vieron ayer

Tomó los fósforos de la mesa = Los tomó de la mesa

Escribirá dos novelas en vacaciones = Las escribirá en


vacaciones

En primer lugar, las expresiones: el sillón, la televisión, los fósforos y dos


novelas han sido remplazadas, respectivamente, por los complementarios
acusativos lo, la, los y las. Por lo tanto son complementos directos. En segundo
lugar, estas mismas expresiones se refieren a no-personas, Podríamos decir
entonces que cuando el CD se refiere a persona lleva preposición a, y cuando no se
refiere a persona carece de preposición. Sin embargo, como se ha definido el
complemento como una estructura con preposición y sustantivo, en las gramáticas
se ha propuesto para los CD de no persona la existencia de una preposición cero,
simbolizada por . Por tanto, haciendo explícita la preposición cero ():

Él limpio  el sillón cuidadosamente = Él lo limpió


cuidadosamente

Los niños vieron  la televisión ayer = Los niños la vieron ayer

Tomó  los fósforos de la mesa = Los tomó de la mesa

Escribirá  dos novelas en vacaciones = Las escribirá en vacaciones

En resumen, el complemento directo (CD) es cualquier expresión conmutable por


los complementarios acusativos (lo, la, los, las), que cumple función sólo de
adverbio y que puede construirse sólo con preposiciones a o .

b) El CI es cualquier expresión conmutable (o remplazable) por los


complementarios dativos le o les.

Ejemplos:

Yo di un regalo a mi hijo = Yo le di un regalo

Por ser posible conmutar (remplazar) la expresión a mi hijo por le es complemento


indirecto. Lo mismo ocurre con expresiones como:

Yo escribí una carta a los oradores = Yo les escribí una carta.


Manuel compró una bicicleta a su hermana = Manuel le compró una bicicleta
Llevamos el recado a las vecinas = Les llevamos el recado.

54
Vicerrectoría Académica

Obsérvese lo siguiente:

1. Yo escribí  una carta a los oradores = Yo la escribí a los oradores.

Yo escribí una carta a los oradores = Yo les escribí una carta

2. José compró  una bicicleta a su hermana = José la compró a su


hermana

José compró una bicicleta a su hermana = José le compró una bicicleta

En ambos ejemplos hay CD y CI, Cuando realizamos ambas conmutaciones a la vez


debemos colocar antes del verbo los complementarios, siempre en el orden dativo-
acusativo. Realizando las conmutaciones respectivas:

Yo escribí  una carta a los oradores = Yo se la escribí

José compró  una bicicleta a su hermana = José se la compró

Podemos notar que los complementarios dativos le y les se transforman en se


cuando tanto un CD como un CI se han conmutado por sus complementarios
respectivos.

El complemento indirecto (CI) es cualquier expresión conmutable por los


complementarios dativos (le, les), que cumple función sólo de adverbio y que
puede construirse sólo con preposición a.

c) El CC es cualquier expresión no conmutable (o no reemplazable) por los


complementarios acusativos (lo, la, los o las) ni dativos (le o les).

Ejemplos:

Los muebles de la casa están viejos


Los muebles la están viejos
Los muebles le están viejos

Por ser imposible conmutar (reemplazar) la expresión de la casa (complemento, por


tener preposición y sustantivo) por la o le es complemento circunstancial.

Lo mismo ocurre en expresiones como

Yo voy a tu trabajo los jueves


 Yo lo voy los jueves.
 Yo le voy los jueves.

Obsérvese lo siguiente:

1. Las tazas de la cocina están sucias


2. Avancé de la cocina hasta el comedor
3. La mesa con madera sureña es hermosísima
4. Los mueblistas construyeron el ropero con madera sureña.

Las mismas expresiones de la cocina o con madera sureña, son en los diversos
ejemplos tanto adjetivos como adverbios.

55
Vicerrectoría Académica

de la cocina: en 1. es adjetivo (determina el lugar de donde son las tazas); en 2.-


es adverbio (determina desde qué lugar caminó hasta llegar al comedor)
con madera sureña: en 3. es adjetivo (determina el material con que está hecha
la mesa. Al mismo tiempo especifica la mesa del comentario: esa mesa, y no otra,
es hermosísima); 4.- es adverbio (indica el material con que se construyó cierto
objeto)
Podemos decir entonces que los CD e CI se encuentran siempre en el predicado (P),
y son, por lo tanto, adverbios, mientras que el CC puede estar tanto en el sujeto
(S) como en el predicado (P), y, por lo tanto, puede ser tanto adjetivo como
adverbio. El CC que es adjetivo se construye solo con la preposición de y se
denomina también complemento del nombre.

El complemento circunstancial (CC) es cualquier expresión inconmutable por los


complementarios acusativos (lo, la, los o las) o dativos (le, les), que cumple
funciones de adjetivo o adverbio, según el caso, y que puede construirse con
cualquier preposición.

Esquema resumen del complemento:


COMPLEMENTO
Directo Indirecto Circunstancial

(propiamente dicho) (o del nombre)


Se la la cualquier preposición la
construye preposición preposición preposición de
con ao a
Reemplazable
por lo, la, le,
los, las les ***** *****
Cumple la función de
adverbio adverbio adverbio adjetivo

3. LA CONJUNCIÓN (CONJ)
La conjunción es la función que consiste en relacionar sintáctica y semánticamente
dos palabras, sintagmas, cláusulas u oraciones. Ejemplos:
(1) Yo comía con fruición peras Y manzanas.
(sustantivo) CONJUNCIÓN (sustantivo)
COORDINANTE
Oración

(2) Tú eres inteligente SIN EMBARGO (tú eres) algo soberbio.


Oración 1 CONJUNCIÓN Oración 2
COORDINANTE

(3) Nosotros lo felicitamos (a él) A CAUSA DE QUE (él) ganó el certamen.

Sintagma verbal principal CONJUNCIÓN sintagma verbal subordinado:


(verbo) SUBORDINANTE CLÁUSULA*
(verbo)
sintagma adverbial causal
(verbo): determinado (adverbio): determinante

Oración

* La cláusula es lo que la gramática tradicional ha llamado oración subordinada.


La cláusula es un componente de oración que tiene un verbo en forma personal,
pero que carecer de autonomía sintáctica.

56
Vicerrectoría Académica

4. CLASIFICACIÓN DE LAS CONJUNCIONES Y EXPLICACIÓN DE LOS EJEMPLOS

Las conjunciones se clasifican por tres criterios básicos:

a) La forma de la conjunción (clasificación morfológica): existen conjunciones


simples o compuestas.

En (1) hay una conjunción simple (o expresión conjuntiva) porque Y se forma solo
de una palabra.

En (2) y (3) hay conjunciones compuestas (o frase conjuntiva) porque SIN


EMBARGO y A CAUSA DE QUE se forman de más de una palabra.

b) La función general o tipo de relación que establece la conjunción (clasificación


sintáctica): existen conjunciones coordinantes o subordinantes.

En (1) la conjunción es coordinante porque une constituyentes que junto con


poseer la misma función sintáctica (sustantivo-sustantivo) son independientes
entre sí: NO HAY DETERMINACIÓN. Peras no determina a manzanas, ni
manzanas determina a peras. Los elementos coordinados pueden intercambiarse
indistintamente:

(4) Yo comía con fruición manzanas Y peras.

En 2) la conjunción es coordinante por las mismas razones: une constituyentes que


poseen la misma función sintáctica (oración-oración), que también son
independientes entre sí: NO HAY DETERMINACIÓN. Tú eres inteligente no
determina a Tú eres algo soberbio, ni Tú eres algo soberbio determina a Tú eres
inteligente. Los elementos coordinados pueden intercambiarse indistintamente:

(5) Tú eres algo soberbio, SIN EMBARGO, (tú eres) inteligente.

En (3) la conjunción es subordinante porque une constituyentes que junto con


poseer distinta función sintáctica (sintagma verbal-sintagma adverbial) son
dependientes entre sí: SÍ HAY DETERMINACIÓN (en este caso hay
determinación unilateral A determina a B, pero B no determina a A). A causa de
que él ganó el certamen determina a Nosotros lo felicitamos, pero Nosotros lo
felicitamos no determina a a causa de que él ganó el certamen). Los elementos
coordinados no pueden intercambiarse indistintamente:

(6) * El ganó el certamen A CAUSA DE QUE nosotros lo felicitamos.

La razón de esta imposibilidad es que la conjunción forma parte del sintagma


adverbial.
c) El contenido de la función general que establece la conjunción (clasificación
semántica): existen conjunciones copulativas, continuativas, disyuntivas,
adversativas, concesivas, causales, consecutivas, finales, comparativas,
condicionales o temporales

En (1) la conjunción Y es copulativa, porque meramente une, junta, suma dos


sustantivos.
En (2) la conjunción SIN EMBARGO es adversativa porque une dos oraciones con
sentidos opuestos. Una oración positiva (+): eres inteligente, y otra negativa (-):
eres algo soberbio.

57
Vicerrectoría Académica

En (3) la conjunción A CAUSA DE QUE es causal porque une dos frases de tal
modo que la segunda (Él ganó el certamen.) da origen a la primera (Nosotros lo
felicitamos). Ocurre primero el ganar y posteriormente la felicitación.
5 Inventario de las conjunciones.

Relación Concepto Observación / Tipo Conector


1. Copulativa Suma Ni implica negación. Y, e, ni, que
Los alumnos no corrían NI saltaban por el patio.
Por ejemplo, como,
Ejemplificación
como es el caso de
O sea, es decir, vale decir
Reiteración
en otras palabras
Incluso, es más, más aún,
2.Continuativa Persistencia Intensificación
aún más.
En efecto, así pues,
Corroboración
de hecho, por cierto
También, así mismo,
De agregado
además, incluso, hasta
Estaba perdido, EN EFECTO, demoró tres horas en volver a su casa.
(O)...o, (u),
Exclusión
ya (sea)...ya (sea)
3.Disyuntiva Elección
Equivalencia O o, ya (sea)...ya (sea)
Distribución O o, ya (sea)...ya (sea)
YA SEA por cansancio, YA SEA por aburrimiento dejó de jugar.
Pero, sin embargo, mas
(+/-)
Restrictiva
Pese a ello, no obstante (-/
+)
No (jamás…) …..sino (que)
Exclusiva
No (jamás…) …..solo (que)
Oposición
4. Adversativa Por el contrario, al
+/- De oposición total
contrario,
(son antónimos)
a la inversa, al revés.
En cambio, mientras
De diferenciación (que),
(son distintos) en tanto (que), a
diferencia de
Pedro nació en Rancagua, EN CAMBIO, Ignacio en Antofagasta.
Aunque, si bien, pese a
Obstáculo inútil.
Relación opuesta a la que,
5. Concesiva Falta a lo
adversativa a pesar de que, aun
esperado
cuando.
AUNQUE se levantó muy temprano, llegó atrasado a su compromiso
Porque, puesto que, ya
Relación opuesta a la
6. Causal Motivo que, pues,
consecutiva
a causa de que…
PORQUE estaba muy enojado, no le habló en dos semanas.
Luego, por consiguiente,
7. Consecutiva Resultado Relación opuesta a la causal por (lo) tanto, por eso, así
que…
Faltó sin avisar a la reunión, por consiguiente, se enojaron con él.
Para que, a fin de que,
8. Final Objetivo con el objeto (propósito)
de…
Ahorró durante el año para que su familia pudiese salir de vacaciones.

58
Vicerrectoría Académica

Como, cual, así como, bien


como, tal cual, así cual, al
Igualdad
igual que, tan…como,
tanto…como, tanto…como.
9. Comparativa Cotejo Desigualdad:
Más que, mejor que,
- Superioridad
mayor que
Menos que, peor que,
- Inferioridad
menor que
Cuando se esforzaba era tan inteligente como su hermano mayor
Cuando, mientras tanto,
Simultaneidad mientras que, en tanto
que…
10. Temporal Momento A penas, no bien, en
cuanto,
Sucesión inmediata
tan pronto como, así
que…
Tan pronto como cerró la puerta, notó que sus llaves estaban adentro
Si, en caso que, siempre
Si pide indicativo. La condición
11. Condicional Necesidad que, mientras, con tal que,
tiene sentido futuro.
menos que, a no ser que….
A no ser que descanses lo suficiente, no ganarás la carrera.

59
Vicerrectoría Académica

El párrafo y las estructuras textuales.

EL NIVEL ORACIONAL: PÁRRAFO Y ESTRUCTURA DE TEXTO.

En este curso, estudiamos ya en detalle el concepto de la oración gramatical y sus


partes. Aquellos contenidos son fundamentales para poder entender que de la
articulación de dichas oraciones, realizada mediante las distintas formas de conexión
(nivel nexual), podemos obtener estructuras mayores que la simple oración.

Esta estructura mayor se denomina párrafo y está limitada por la presencia de una
sangría en su extremo superior y un punto y aparte en su extremo inferior. Cada párrafo
contiene secuencias de ideas expresadas a través de oraciones vinculadas en forma
coherente entre si y asociadas a una idea principal.

De acuerdo con lo anterior, cada párrafo tiene un tema (sobre lo que habla) y una idea
principal. Además, podemos encontrar ideas secundarias. Dependiendo de la relación que
se establezca entre tema, idea principal e ideas secundarias, podemos determinar
distintos tipos de párrafos:

a) Párrafo por ejemplificación

La idea principal está apoyada y reforzada por ejemplos. Observa el siguiente texto:

“Con el sufijo “ismo” se agrupan numerosos movimientos en Europa, antes de la Primera


Guerra Mundial, como el futurismo, surrealismo, dadaísmo, cubismo, ultraísmo,
creacionismo, etc., que alcanzaron su apogeo en el período de entreguerras”.

b) Párrafo por comparación o contraste

Se remarcan las semejanzas o las diferencias entre personas, animales, cosas, hechos,
conceptos o fenómenos. Se hace hincapié en las semejanzas y en las diferencias. Como
por ejemplo:

“Una de las diferencias más importantes en el proceso evolutivo del hombre estriba en
los medios de subsistencia y alimentación. Durante el paleolítico, los hombres vivían de
la caza –que era responsabilidad de los hombres– y de la recolección de frutos y granos.
El neolítico, por el contrario, empieza cuando los hombres se convierten en agricultores y
ganaderos, y aprenden a obtener sus alimentos mediante el cultivo de la tierra y la
domesticación de algunos animales”.

c) Párrafo por encuadramiento, o enumeración

La información se estructura para llevar al lector a través de partes, etapas, clases, tipos.
Ejemplo:

“A continuación hablaremos de los micro estados europeos: 1) Andorra, 2) Liechtenstein,


3) San Marino, 4) Mónaco, 5) El Vaticano. Empecemos por Andorra”.

60
Vicerrectoría Académica

d) Párrafo por reiteración, o repetición

Se repite una o más veces la idea principal con el fin de resaltarla. Deben predominar en
este tipo de párrafo la o las reiteraciones de la misma idea utilizando palabras distintas.
Ejemplo:

“La vida huye rápidamente. Ni un segundo regresa. La existencia es fugaz, como la flor, lozana en
la mañana y marchita al atardecer. No podemos recuperar ni el momento más breve, el vértigo de
existir avanza segundo a segundo sin poder retroceder nunca. Esforcémonos por dar las mayores
muestras de amor, mientras podamos”.

e) Párrafo por justificación, o argumentación

Presenta las causas que genera una situación y los resultados que ella produce (idea
básica + causas + consecuencias, o viceversa).

Este tipo de párrafos suele organizarse presentando un hecho o una situación seguida de
las causas que la han provocado, esto es, el efecto seguido de las razones que lo han
causado, o bien, las causas y, a continuación, el efecto. Observa este ejemplo:

“Mediante el algoritmo analógico conocido como metáfora se identifica verbalmente algo real (R)
con algo imaginario o evocado (i); se identifica, pero no se compara, pues en ese caso sería un
símil, recurso diferente y mucho más simple y primitivo. Puede decirse, así, que una metáfora es
una comparación incompleta: en vez de afirmar que “ella es tan bonita como una rosa”, se escribe
más llanamente “ella es una rosa”, lo que ya constituye metáfora.”

Planos de organización textual y tipos de textos.

Los planos de organización textual hacen referencia a los niveles en que las unidades de
un texto se combinan en la comunicación oral y escrita. Un texto estructura los
elementos de que se compone en dos niveles fundamentalmente: el llamado plano global
o nivel supraoracional (tema, orientación, propósito, carácter estructural general), y el
llamado plano local, o nivel oracional (actos de habla, enunciados, oraciones, palabras).

Estos distintos niveles de estructuración están imbricados en el texto, y su separación


responde a razones de utilidad metodológica. En el plano global se ubican los
mecanismos y reglas que rigen la comprensión y producción del texto como un todo:
tema del texto, orientación (argumentativa, narrativa, expositiva, descriptiva),
secuencias textuales que lo componen, etc. En el plano local, se analizan los aspectos
fónico-gráficos, gramaticales y léxicos caracterizadores de un texto.

NIVEL O PLANO GLOBAL


En este nivel se ubican las secuencias textuales, el tema
del texto, su orientación funcional, va desde la oración al
texto.

PLANOS DEL TEXTO

NIVEL O PLANO LOCAL


En este nivel se ubican los fenómenos de cohesión
gramatical, va desde la palabra a la oración.

61
Vicerrectoría Académica

4. Secuencia textual

En el plano global de un texto conviven diversos tipos de pasajes o segmentos con


cierta identidad o autonomía, los que constituyen verdaderas unidades de la composición.
Estos pasajes, siguiendo a Jean Michelle Adam, se han denominado “secuencias
textuales”, pues, el texto puede entenderse como una “estructura jerárquica compleja
donde se articulan diversas secuencias de un mismo tipo o diferentes”. Desde esta
perspectiva, podemos distinguir los siguientes tipos básicos estructurantes o secuencias:

1. Secuencias narrativas 3. Secuencias argumentativas


2. Secuencias expositivas 4. Secuencias descriptivas

Estas secuencias están presentes en los textos en relación de dependencia-independencia


con el conjunto más vasto del que forman parte, siendo algunas de ellas secundarias
respecto a una que resulta dominante o envolvente y que define el carácter
general tipológico del texto. Así, en una novela, por ejemplo, las secuencias
dominantes son las narrativas, mientras que las secuencias descriptivas (o de otro tipo)
podrían ser catalogadas como secundarias. En un artículo de opinión, en cambio, la
secuencia dominante será de naturaleza argumentativa, siendo las secuencias narrativas
y descriptivas, secundarias. En suma, un texto será narrativo, expositivo, argumentativo
o descriptivo según cuál de las secuencias sea dominante en él.
Los textos pueden ser homogéneos y/o heterogéneos. Los textos homogéneos son
aquellos construidos sobre la base de una sola secuencia; los heterogéneos, sin embargo,
incluyen variedad de secuencias.
Esta serie de estructuras globales se pueden presentar alternadas o entrelazadas a lo
largo de un texto. Un mismo tipo de texto puede combinar entonces dos o más
“secuencias” y en un texto narrativo puede haber descripciones, como en un texto
argumentativo puede encontrarse un pasaje narrativo, etc. En todos los casos habrá un
tipo de secuencia predominante, la cual define el carácter global del texto.

Así entonces, el texto escrito es un tejido cuya trama incorpora a nivel global diversas
secuencias textuales, una de las cuales será predominante y definirá el tipo de texto.

Cuando un texto presenta una secuencia dominante y, de modo incrustado, una


secuencia secundaria (descriptiva, argumentativa, etc.) se tipifica con el nombre de la
secuencia dominante, colocando tras un guión el nombre de la secuencia secundaria. El
ensayo será entonces un tipo de texto expositivo-argumentativo, la crónica periodística,
expositiva-narrativa, etc. Ejemplo: “Hace pocos días fue lanzado al mercado el modelo
Jaguar X-Type 2.0, con él se pretende llegar a un público más joven, sin dejar de
satisfacer las necesidades de los padres de familia. La firma británica propone en este
caso una carrocería estilizada con cierto aire deportivo, pero marcado por las líneas
clásicas de la marca, su gran parrilla frontal cromada, y su cómodo tamaño.” Podemos
tipificar este texto como un texto expositivo-descriptivo.

5. El formato tipo

Ciertos estructuras lingüísticas clichés o formatos fijos (chiste, aviso económico, afiche,
parte de nacimiento, formularios etc.), suelen servir de orientación o referencia a la hora
de producir o interpretar discursos y textos. Estos modelos estereotipados poseen
estructuras fijas que los usuarios adaptan a sus necesidades. Así, cada texto concreto
actualiza diversos modelos o tipos en su concreción lingüística y discursiva, activando un
repertorio tan amplio como los criterios tipológicos descritos más arriba.

62
Vicerrectoría Académica

Así por ejemplo, de acuerdo al campo disciplinario en que se inserta podrá haber un texto
médico, que actualice cierto formato fijo o estereotipo, como la receta médica, la que
además pondrá en operación cierta función (prescriptiva) y probablemente usará como
secuencia textual secundaria la descripción para consignar el modo de ingerir el
medicamento ordenado. La flexibilidad y complejidad con que se articulan texto y
discurso puede ser amplia o restringida, puede ir desde el apego a un formato de texto
tipo (receta, memorando) hasta intrincados juegos de niveles.

1. Formas básicas del discurso expositivo

Las formas básicas son estructuras discursivas empleadas para constituir un tipo de
texto. Para el discurso expositivo son específicamente unidades o estructuras discursivas
que se emplean para exponer de distintos modos la información que se está
transmitiendo. Según el programa oficial, se distinguen al menos cinco formas básicas del
discurso expositivo: la definición, la descripción, la caracterización, la narración y el
discurso del comentario.
La descripción y la narración se incorporan en el discurso expositivo como secuencias
descriptivas y narrativas. Es decir, un texto expositivo, sin dejar de serlo, incorpora,
en su constitución, fragmentos narrativos y/o descriptivos subordinados a la exposición.
Las formas básicas se agrupan en tres áreas:

a) Aquella área que refiere a rasgos constitutivos o que identifican a objetos, personas,
personajes o figuras personificadas (definición, descripción y caracterización).
b) Aquella área que refiere a secuencias de hechos o situaciones (narración).
c) Aquella área que expone opiniones, comentarios, puntos de vista del emisor sobre los
objetos o materias del discurso (discurso del comentario).

FORMAS BÁSICAS DEL


DISCURSO EXPOSITIVO

Discurso del
Definición Descripción Caracterización Narración
comentario

Rasgos o identificación de Opiniones,


Secuencias de
objetos, personas, personajes o figuras explicaciones,
hechos o
personificadas. puntos de vista.
situaciones.

1.1 La definición
La definición, según el DRAE, es una proposición “que expone con claridad y exactitud los
caracteres genéricos y diferenciales de una cosa material o inmaterial”; en ella predomina
la función metalingüística del lenguaje. Hace referencia a los objetos, procesos,
fenómenos, palabras o conceptos para identificarlos en sus rasgos constitutivos
esenciales. La definición debe destacar las características principales y sus diferencias
particulares. Debe ser clara, exacta y ojala breve. La definición no apunta a los rasgos
concretos del objeto que define, por lo que implica un proceso de abstracción.

63
Vicerrectoría Académica

Para identificar aquello que se define, se especifica su género próximo, es decir la clase
general o contexto más amplio en que este se sitúa y su diferencia específica, aquello
que permite reconocerlo como una especie distinta.

Ejemplo: El canguro es un animal que tiene una bolsa fuera del cuerpo. El canguro
pertenece a la clase amplia “animal” (género próximo) y se distingue de los otros
animales por una característica propia: “una bolsa fuera del cuerpo” (diferencia
específica).

1.2 La descripción

Se utiliza cuando se entregan diversos datos para configurar una imagen de los
objetos, de sus diferentes aspectos y de los elementos que los constituyen. La
descripción suele ser estática, en contraste con la narración que es esencialmente
dinámica, porque ésta relata hechos o acontecimientos. A diferencia de la definición, la
descripción da cuenta de los rasgos individuales del objeto descrito.

LA DESCRIPCIÓN

Según el ENFOQUE DEL AUTOR: Según los ELEMENTOS DESCRITOS:

 Descripción objetiva o denotativa:  De objetos: el propósito es construir una


el autor tiene una actitud ajustada al representación vívida de las cosas, de tal manera que
objeto, eliminando al máximo sus el que lea pueda sentir las mismas impresiones que
opiniones personales, enumera con tuvo el descriptor.
precisión los rasgos que definen lo
descrito. La función del lenguaje  De animales: se organizan los datos según los
predominante es la referencial, y se rasgos distintivos de la especie a la que pertenece,
encuentra, por ejemplo, en textos yendo de lo general a lo específico. Si la descripción es
científicos. más libre se pueden destacar los rasgos que más
llaman la atención: el tamaño, el color, la mirada, el
 Descripción subjetiva o aspecto fiero o inofensivo, etc.
connotativa: el autor NO tiene una
 De épocas o cronografía: se organizan los datos
actitud ajustada al objeto, expresa sus
que constituyen un periodo temporal, recreando una
opiniones personales, busca plasmar lo
cierta atmósfera (ideológica, política, económica, etc.)
que “le sugiere” el objeto que describe.
que rodea a los personajes.
Suele utilizar el lenguaje poético
(comparaciones, metáforas, epítetos,  De ambientes: según la perspectiva de Carmen
etc). La función del lenguaje Balart y Angel C. Gonzalez, hay tres tipos de
predominante es la poética, y se descripción de ambientes:
encuentra, por ejemplo, en textos
artísticos y literarios. – Pictórica: tanto el descriptor como lo descrito se
encuentran estáticos, como si fuera un cuadro
(piense en la descripción de una habitación en un
momento determinado).

– Topográfica: el descriptor está en movimiento y lo


descrito inmóvil. Las impresiones se van sucediendo
rápidamente captándose lo esencial. Es una
descripción propia del cronista que viaja
desplazándose por un lugar.

– Cinematográfica: el descriptor está en


movimiento o estático. Lo descrito necesariamente
está en movimiento. Se representa un proceso
como, por ejemplo, una batalla, una procesión o un
amanecer. Importan los movimientos, los tonos, los
relieves, todo lo que enmarque el desarrollo de la
circunstancia.

64
Vicerrectoría Académica

1.3 La caracterización

Es un tipo especial de descripción que entrega información sobre los rasgos de


personas, personajes, objetos o figuras personificadas. En la caracterización, además, el
emisor suele incorporar el factor de la subjetividad. Por ejemplo, al leer el enunciado "Me
gusta porque es muy alegre": se opina sobre la persona pero también se caracteriza
como “muy alegre” y esto la hace singular respecto de otros posibles caracterizados, por
ello en el DRAE, se define caracterizar como “determinar los atributos peculiares de una
persona o cosa, de modo que claramente se distinga de las demás”. En literatura,
es una técnica utilizada para configurar a través de rasgos distintivos a un personaje
dramático o novelesco. Por ejemplo, en el primer capítulo de El Quijote se caracteriza a
Alonso Quijano.

Existen distintos tipos de caracterización o descripción de persona, objeto o figura


personificada:

 La prosopografía : Descripción en su aspecto físico.

 La etopeya : Descripción en sus cualidades morales y/o sicológicas.

 El retrato o : Descripción que entremezcla equilibradamente lo prosopográfico con lo


semblanza etopéyico.

1.4 La narración

Se centra en la transmisión o relato de los acontecimientos, hechos o situaciones que


acaecen o suceden en una secuencia. Estos hechos son protagonizados por personas (o
seres personificados) en una sucesión temporal incluidos en una o varias secuencias.
Puede ser literario o referido a hechos reales. Sus elementos constituyentes
fundamentales son: el narrador, y su punto de vista o focalización, los personajes, los
espacios, el tiempo y los acontecimientos.

Aquí la exposición de procesos o hechos en una secuencia utiliza la forma básica


narrativa, subordinada al objetivo de explicar un fenómeno. Podemos encontrar también
esta forma básica narrativa al relatar hechos del presente, donde el emisor nos cuenta lo
que él, como un testigo, está viendo con la finalidad de explicarnos acerca de algo. En un
documental televisivo, por ejemplo, sobre una leona cazando junto a sus crías. El relato
simultáneo podrá entregar valiosa información adicional subordinada a las necesidades
expositivas del filme. Luego de testimonios científicos, el documental muestra la escena
con el siguiente discurso “Cuando la leona sabe que sus crías están listas, las empuja a
salir junto a ella, corren y juegan durante el camino, cuando ven la presa no dudan en
atacarla. Aquí uno de los cachorros muerde al animal herido. Horas más tarde,
descansan y disfrutan del festín. La leona duerme y descansa, mañana será otro día”.

65
Vicerrectoría Académica

Ejemplo:

“Para que te interiorices un poco más en el espíritu de la literatura neoclásica, te


contaremos el argumento de esta obra dramática. Paquita una muchacha joven, está
enamorada de un gallardo militar, don Carlos, sobrino de don Diego, prometido oficial de
la muchacha. Este último ignora el amor que existe entre ambos jóvenes. La culpa de
esta falsa realidad la tiene la madre de Paquita, al desconocer los verdaderos
sentimientos de su hija. Del mismo modo ignoran los sentimientos de la joven las
religiosas del convento donde se está educando. Cuando don Diego se entera de que
ambos jóvenes están enamorados, generosamente renuncia a la mano de su prometida.

El desarrollo del conflicto del triángulo amoroso sirve para mostrar vicios sociales y
enseñar normas de comportamiento”.
Carmen Balart, Crecer por la palabra I.

1.5 El discurso del comentario

El discurso del comentario pretende exponer opiniones, comentarios, puntos de vista del
emisor sobre los objetos o materias del discurso. Según el DRAE, comentar significa
explayarse, “declarar el contenido de un escrito, para que se entienda con más facilidad”.
Su función es comentar, explicar, precisar información, aclarar los datos que se entregan
o declarar el punto de vista del emisor.

La subjetividad del emisor se expresa empleando recursos discursivos como la crítica, la


ironía, el elogio, la peyoración, y la admiración, entre otras.

La crítica de arte utiliza esta forma discursiva ya se trate de la valoración de obras


individuales, o de sus autores, o de la valoración de un filme recién estrenado, una
novela clásica que se redescubre desde otra perspectiva, o de una nueva generación de
pintores, etc. También algunos suplementos de los periódicos están abocados
específicamente a la publicación de comentarios, como es el caso de los comentarios
deportivos.

Ejemplo:

“Su libro, “El documental chileno” publicado el 2005, cumple con la misma función de sus
publicaciones anteriores, es un intento por dar cuenta del desarrollo de la cinematografía
nacional, en este caso el documental, a través de sus procesos de producción: sus
dificultades -obstáculos políticos y económicos- y progresos —nuevos dispositivos
tecnológicos y narrativos—.
Desde esa perspectiva, el libro funciona en el campo de la investigación histórica pero no
necesariamente en un área prospectiva, donde quedan ausentes los análisis formales,
teóricos y estéticos en beneficio de la información brindada. De todos modos, ese es el
sentido que propone la autora desde sus primeras páginas, ser un manual introductorio
para estudiantes y realizadores, a partir de un ‘despertar de la avidez por un
conocimiento mayor y más profundo de lo que es el documental’ según señala Mouesca
en su introducción; interesante en la medida en que configura un catastro bastante
exhaustivo (dando cuenta de numerosas obras nunca estrenadas ni proyectadas
comercialmente), de la producción documental nacional en tanto una puesta al día de un
género que sin duda ha sido poco abarcado desde las letras y la teoría cinematográfica.”
Carolina Urrutia, Crítica a “El documental chileno” de Jacqueline Mouesca
(fragmento)

66
Vicerrectoría Académica

2. Modelos de organización global de los textos expositivos

Los textos expositivos, como ya lo sabemos, se presentan de diversas formas, desde


libros científicos hasta artículos de prensa. La manera de organización de los textos
responde a lo que llamamos modelos de organización global, característicos de todo
texto expositivo.

Los cinco modelos de organización más comunes son los siguientes:

2.1 Problema-solución
El texto plantea uno o varios problemas y luego plantea sus soluciones.

“El SIDA, síndrome de inmuno deficiencia adquirida, es causado por el virus de la inmuno
deficiencia humana, llamado VIH. Hoy, esta enfermedad no tiene cura, sólo remedios que
alargan un final irrevocable. Es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) y se
transmite por la sangre, semen, fluidos vaginales y por vía materna. Hasta el 2000, el
resumen mundial de la epidemia entregó cifras alarmantes.

El mejor tratamiento nunca va a ser tan bueno como nunca haberse enfermado,
entonces la prevención es el mejor remedio”.

Revista school magazine, N° 61, Stgo.2001

2.2 Causa-consecuencia

El texto presenta algunas ideas o informaciones como causas y otras como


consecuencias.

“Cuando un alumno manifiesta una actitud deshonesta durante una evaluación, ésta se
anulará, debiendo el infractor rendir una interrogación en forma inmediata o en el horario
que se le indique y asumir una suspensión de clases de tres días.”

2.3 Comparación o contraste

En el texto se comparan o contrastan ideas o informaciones, a través de los párrafos del


mismo nombre.

En ocasiones, se utiliza un tipo de comparación especial llamada analogía (se compara un


fenómeno u objeto desconocido por los lectores con otro que sea conocido).

“En el verano, la vida familiar se desarrolla al aire libre, los pequeños cerca de la ruka,
los adolescentes cuidan de los animales y el padre y la madre están dedicados a sus
diarias tareas. En el invierno, mientras la lluvia cae incesantemente sobre el techo de
paja, la familia se reúne en torno al fogón y, haciendo caso omiso del humo que inunda
el recinto y ennegrece las paredes, se lleva a cabo, en la intimidad de la casa, un proceso
cultural de fundamental importancia: mientras las mujeres trabajan afanosamente en las
labores domésticas, los miembros mayores se entretienen en largas conversaciones y
discursos acerca de sus recuerdos, sus antepasados y las hazañas que se les atribuyen.

Los niños que observan silenciosa y atentamente esta escena cotidiana, van absorbiendo
la cultura de su pueblo.”

Carlos Aldunate del Solar, Mapuche (fragmento).

67
Vicerrectoría Académica

2.4 Secuencia temporal

Se expone un conjunto de ideas o una serie de informaciones según una determinada


cronología, marcando un antes y un después.

“Para preparar un rico cola de mono hay que seguir las siguientes instrucciones: hierva la
leche con vainilla, y clavo de olor; luego retire del fuego, añada el aguardiente y café al
mismo tiempo que revuelve, agregue azúcar a gusto y sirva bien helado.”

2.5 Enumeración descriptiva

Se enumeran y describen las propiedades de un ente o fenómeno.

“Lord Winchester era propietario de una fábrica de fusiles y su mujer imaginaba que la
perseguían los espíritus de las personas muertas por los disparos de esas armas.

Por esa razón transformó su casa en una gigantesca casa antiespíritus. Había puertas
que no conducían a ningún sitio, tras las cuales se encontraba un muro.

Las escaleras acababan en el vacío, los pasillos tenían tantos recovecos que uno podía
extraviarse en ellos, y cada pocos metros había una trampilla en el suelo.

Cuando Lady Winchester murió había en su casa más de mil puertas y mil escaleras...”

68
Vicerrectoría Académica

EL TEXTO

1. Introducción: textualidad

1.1 El texto: definición

El texto es una configuración lingüística que resulta de un conjunto de operaciones


que conectan oraciones individuales. Una secuencia de oraciones será un texto si
solo si presenta cohesión y coherencia. La cohesión es la exigencia de buena
formación textual que designa el aspecto formal, gramatical de las relaciones entre
una oración y otra. La coherencia designa el aspecto mental, conceptual, de la
relación que se postula entre los hechos referidos. La coherencia es una interacción
entre el texto (aportado por el emisor) y el saber sobre el mundo que comparten
emisor y receptor.

1.2 Las reglas de textualización

En el plano estrictamente lingüístico, de los signos, la relación de


coherencia/cohesión se basa en tres reglas de construcción: recurrencia,
conexión y progresión Estas reglas son relaciones que se pueden observar tanto
en el nivel micro-estructural (o local) entre oraciones y frases como en el macro-
estructural (o global).
Las reglas de recurrencia y conexión pueden asociarse al plano de la cohesión. Por
su parte, las reglas de progresión pueden asociarse al plano de la coherencia.
En esta guía de manera sencilla nos referiremos al plano de la cohesión,
específicamente a las reglas de recurrencia y conexión.

69
Vicerrectoría Académica
TEXTO

USA RECURSOS
POSEE POSEE
PARALIN-
COHESIÓN COHERENCIA GÜÍSTICOS

REGLA DE
REGLA DE REGLA DE SINTÁCTICO-
CONEXIÓN
RECURRENCIA (CONECTORES) PROGRESIÓN SEMÁNTICOS

POR TEMA DE
REPETICIÓN CONJUNCIÓN
CONTINUO ENTONACIÓN

POR
SUSTITUCIÓN PREPOSICIÓN ENCADENA- DE APOYO
MIENTO

POR PRONOMBRE POR


PRONOMBRE RELATIVO HIPERTEMA

POR EXPRESIÓN POR TEMA


NOMINAL
ADVERBIO
FRAGMENTADO

POR
FRASE POR TEMA
NOMINAL DISOCIADO

POR
METÁFORA

ELIPSIS

1.2.1 Reglas en el plano de la cohesión

1.2.1.1 Las reglas de recurrencia

Un texto presenta elementos que se repiten, cada oración repite referentes de


oraciones anteriores. Existe una mantención del referente unida a la persistencia de
indicaciones de tiempo y lugar. Los principales mecanismos de recurrencia textual
son

a) La repetición: Una palabra o frase (llamada también sintagma) aparece en


la misma forma en las oraciones siguientes:

“Estanislao era un asiduo visitante del hipódromo. Estanislao apostaba


sobre todo en las grandes carreras”.

b) Sustitución por un pronombre (o pronominalización): Cada vez que se


practica el recurso de la sustitución es porque el elemento sustituido y el
sustituto son correferentes, es decir, en términos simples, se refieren a lo
mismo. La repetición tiende a evitarse en el lenguaje común, se prefiere
mantener los referentes por medio de pronombres Se llama
pronominalización la relación de correferencia por, número, persona y
género gramaticales. Estrictamente existen dos tipos.

- Pronominalización anafórica: el referente se mantiene por el pronombre:

70
Vicerrectoría Académica
“Josefina llegó a la meta en tiempo record. Fue su mejor marca del año.”

- Pronominalización catafórica: el pronombre anticipa el referente:

“Éstos cayeron hasta lo más bajo, los índices macroeconómicos bajaron


25%”.

La anáfora y la catáfora son correferencias direccionales, la primera


retrospectiva (retrocedemos en el texto para buscar información), la segunda
prospectiva (adelantamos parte de información que se expresa cabalmente
palabras más adelante).

c) Sustitución por una expresión nominal (o sustitución léxica): En la


mantención del referente podemos sustituir una palabra por otra porque son
sinónimos, porque el contexto los torna correferentes o porque se
incluyen:

“Aquejado por una molesta tos, visitó a un médico amigo. Luego de


examinarlo, el galeno le recetó un jarabe...” (Sinónimos)

“Estuve en la reunión con el director. En realidad, es un tipo muy simpático”


(correferentes por contexto).

“El camarógrafo no tiene oportunidad ante el ataque de un elefante. Es el


mayor animal terrestre” (correferentes por inclusión).

d) Sustitución por una frase nominal (o sustitución sintagmática): Una


frase nominal es correferente con una palabra o frase debido al conocimiento
de mundo que comparten emisor y receptor.

“Aylwin y Frei se saludaron con afecto. El ex presidente del Senado le dio


un abrazo”.

e) Sustitución metafórica: Es una forma especial de correferencia en cuanto a


su contenido: se alude, en términos simples, a un elemento “real” mediante
una figura, un elemento “imaginado.”

“El rinoceronte atacó al periodista, aunque falló en su intento. Todos


comentarían después, de manera exagerada, que el tanque con cuernos
casi había matado al hombre de la prensa.”

“El sol nos ilumina a todos. Nadie es más generoso ni más democrático que el
astro rey.”

f) La elipsis: La elipsis es una forma paradojal de recurrencia, pues se


mantiene la referencia por ausencia. No se repite el referente porque el
contexto lo supone:

“Daniela se arregló para la cita.  Se calzó los zapatos nuevos y  se cortó


el pelo.” (Hemos marcado con  la elipsis)

NOTA: En general, se denominan PROFORMAS, todos aquellos elementos de


sustitución que no son sinonímicos (ya sea, pronominales ya sea nominales)

71
Vicerrectoría Académica

1.2.1.2 Reglas de conexión (Conectores)

Además de la recurrencia, los individuos y los hechos que menciona el texto deben
estar relacionados entre sí. Cuando hablamos de reglas de conexión nos referimos
a los nexos interoracionales (V. guía de conectores I y II). La conexión puede ser
implícita cuando los referentes están relacionados:

“Despertó dos horas después de lo habitual.  Sus medicamentos lo afectaban.”

o explícita por medio de conectores:

“No tenía los méritos para el cargo, sin embargo, fue seleccionado entre seis.”

Las reglas de conexión se realizan cuando el productor del texto utiliza nexos, o
conectores, que permiten explicitar las relaciones entre palabras u oraciones. Los
elementos sintácticos que funcionan como conectores son:

a) Las conjunciones: partículas que relacionan o enlazan palabras u oraciones,


cumpliendo funciones lógicas específicas.
b) Las preposiciones: elementos conectantes que forman parte de la
estructura del complemento. Se presentan tanto en el sujeto como en el
predicado, puesto que en ambos estos complementos pueden estar presentes.
c) Los pronombres relativos: palabras que reemplazan a un antecedente,
esto es, algo o alguien (sustantivo, adjetivo o adverbio) que ya ha sido
mencionado antes en el enunciado o que es conocido por el interlocutor.
Cumplen, por lo tanto, una función pronominal.
d) Los adverbios: son palabras o expresiones cuya función es complementar la
significación de un verbo, un adjetivo o de otro adverbio.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Las relaciones explícitas intraoracionales se realizan por medio de conectores. Sin


embargo, hay organizadores textuales que establecen relaciones entre conjuntos
de oraciones o párrafos para subrayar la estructura del texto:

Las anáforas intratextuales: el susodicho, el antes nombrado, éste, aquél.

Los indicadores de progresión textual: En primer lugar… (en segundo, en


tercero…), por una parte… por otra, etc.

Los indicadores de anclaje cognitivo: Así como en el párrafo 5…, Como ya


dijimos, etc.

Los conclusivos: en resumen, en suma, en conclusión.

72
Vicerrectoría Académica

2.1 Reglas en el plano de la coherencia

2.1.1 Reglas de progresión

La mantención del referente es una condición necesaria pero no suficiente para la


construcción de textos. Cada oración del texto debe tanto mantener el referente
(constituir un soporte) como asimismo cambiarlo (constituir un aporte). En otras
palabras, el texto tiene que progresar desde lo dado (la información conocida)
hasta lo nuevo (información desconocida). El texto presenta anclajes,
sosteniéndose en lo dado puede construir lo nuevo, progresa añadiendo nuevos
referentes o introduciendo nuevas informaciones sobre lo conocido.

a) Los conceptos de tema y rema

La oración esta conformada típicamente por sintagmas o frases nominales. El


tema es el 1er sintagma, el de la izquierda, que está en el sujeto. Los remas
son los sintagmas siguientes que están a la derecha del verbo. La
informatividad de la oración “corre” desde la izquierda hacia la derecha: el
tema es menos informativo (- INF), el rema, por su parte, da más información
(+ INF). Considerando tema y rema como ejes informativos para la
progresión, el verbo cumple una función de transición:

“Joaquí hará una  la celebrará en casa de amigos.”


n fiesta.
tema  rema tema  rema
- INF transición + INF - INF transición + INF.

b) Las formas de progresión temática:

* progresión por tema continuo: El tema se mantiene en toda las


oraciones, el rema aporta lo nuevo:

“La secretaria tuvo su primer día. La recién llegada tomó recados


telefónicos y redactó solicitudes.”

*progresión encadenada: El rema de la oración anterior se transforma en


tema de la siguiente.

“Sin notarlo se cortó un dedo. Éste no le dolió hasta que brotó sangre, la
cual le manchó el delantal.”

*progresión derivada de hipertema: El tema incluye otros que se irán


tratando en el transcurso del texto.

“Los programas de televisión implican distintos espectadores. 24 Horas supone un


público adulto, Tronia y 31 minutos han sido pensados para niños. De El último
pasajero pudiera esperarse un público más transversal.”

73
Vicerrectoría Académica

*progresión por tema fragmentado: Es una variante de la progresión


derivada de hipertema. Se diferencia de ésta porque carece de una estructura
tan ordenada:

“El fútbol es pasión de multitudes. Los estadios se repletan cada fin de


semana. Los niños desean ser como el jugador de moda, habitualmente en la
mañana del lunes el titular del periódico es deportivo.”

*progresión por tema disociado: El tema se desarrolla mediante dos


secuencias paralelas:

“Los estereotipos presentan y reproducen visiones simplistas de la realidad. El


hombre es quien toma las decisiones y sustenta el hogar; la mujer cuida y
atiende al marido y los hijos. La preocupación principal del varón dice relación
con el mundo del trabajo. Son preocupaciones privadas las de la madre: la
educación de los chicos y la creación de un clima hogareño”·.

74
Vicerrectoría Académica

EL INFORME DE LA INVESTIGACIÓN, SUS PARTES Y LA


NOTACIÓN APA.
El informe de investigación es un texto que cuenta el proceso, avance y término de una
indagación. Posee —en ese orden— al menos seis partes fundamentales a saber: portada,
índice, introducción, desarrollo, conclusiones y bibliografía. Cada una de éstas tiene su función
en el conjunto de la investigación.

a) La portada: Es la primera página de la investigación cuya función es identificar la


institución que la recibe, su título (y subtítulo si posee), y los datos relacionados con los
investigadores (alumnos), las circunstancias de la investigación (asignatura para la cual se
investiga, fecha de entrega, etc.) y el examinador (profesor).

b) El índice: Es una muestra sumaria de los contenidos de la investigación que se expresa


indicando los títulos y subtítulos de cada parte del trabajo en orden de aparición
coincidiendo con la página en que aparecen. La importancia del índice es que junto con
permitirnos rastrear la información nos da una idea de los contenidos y perspectivas de la
investigación. Por su importancia se sugiere que aparezca después de la portada.

c) La introducción: Presenta el trabajo indicando el problema a investigar, lo que se conoce


de él hasta hoy, el objetivo que se persigue, la perspectiva teórica, la metodología y los
alcances de la investigación. Lo fundamental de la introducción es plantear que lo
investigado es relevante, pero, sobre todo, que se centra en la prueba de una hipótesis:
una posible respuesta al problema que nos ocupa. La introducción no es un párrafo ni un
par de párrafos, en una investigación seria es como un capítulo más de la investigación:
explica todo lo que es necesario saber para empezar a pensar el problema.

d) El desarrollo: Es el cuerpo del trabajo. Se compone de capítulos que van presentando


datos sobre el problema que nos ocupa, razonamientos válidos y estrategias de prueba
sobre nuestras opiniones. Aunque todo dependerá del contenido de la investigación, el
texto posee una estructura argumentativa: opinión, pruebas y conclusión.

e) La conclusión: Muestra el resultado de la investigación. Es recomendable que al redactar


las conclusiones se tenga muy en cuenta la introducción, pues todo lo que se “adelantó”
como propuesta, posibilidad, labor a realizar, etc. debe tener su término o respuesta en la
conclusión. Una función de la conclusión es resumir, decir en pocas palabras de que se ha
tratado todo. Asimismo, debe indicar con toda claridad que es lo nuevo, aquello a lo que se
ha arribado gracias al desarrollo del problema. En este punto vale la pena enumerar las
conclusiones. El desarrollo de la investigación nos irá mostrando aspectos desconocidos o
no considerados desde el principio, por lo tanto, siempre debe hacerse una revisión de la
introducción cuando el desarrollo está terminado. Por cierto, teniendo en cuenta la
introducción y el desarrollo se orienta la conclusión.

f) La bibliografía: Es el listado de las fuentes consultadas en la investigación. Las fuentes


son todos aquellos medios de los cuales nos servimos para extraer los datos con los que
trabajamos. Ejemplos de fuentes: Libros, diarios, revistas, páginas web, etc. La bibliografía
es una lista alfabética por autor que a su vez se reordena por año de publicación. Hay
especificaciones internacionales para citar:

* Libro:
PÉREZ SOTO, CARLOS 1998, Sobre un concepto histórico de ciencia. Santiago de Chile, LOM.

* Artículo en revista:
GREZ, SERGIO 2007, “Las razones del poder”, Patrimonio Cultural, DIBAM, N° 45, Año XII, 4-5.

75
Vicerrectoría Académica

*Capítulo en libro:
SÉE, HENRI 1961, “El progreso del capitalismo en el siglo XIX”, en: Orígenes del capitalismo
moderno, ciudad de México, FCE.

Deben seguirse las indicaciones paralingüísticas del caso: cursiva, versalita, entrecomillado,
etc.

Ejemplo de bibliografía:

ALONSO, AMADO Y PEDRO. HENRIQUEZ UREÑA. 1953. Gramática castellana; segundo curso.
Buenos Aires. Losada.
BOGARD, SERGIO. 2005. “Aspecto, aktionsart y transitividad en español”. Nueva Revista de
Filología Hispánica 53 (1). 1-29.
GILI-GAYA, SAMUEL 1972 [1943]. Curso superior de sintaxis española. Barcelona.
HERNÁNDEZ ALONSO, CESAR. 1996 Gramática funcional del español. Madrid. Gredos.
SILVA-CORVALÁN, CARMEN. 1983. "Tense and aspect in oral spanish narrative: context and
meaning". Language 59. 760-80.
SILVA-CORVALÁN, CARMEN.1998-1999. “Aspecto verbal: de la oración al discurso”. Boletín de
Filología de la Universidad de Chile 37 (2).

Otras características formales de la investigación:

Lo que se desea destacar: deberá ir subrayado. Los términos técnicos se señalarán con
comillas simples (‘ ’).

Los cuadros y figuras: se presentarán titulados adecuadamente, numerados en forma


correlativa y con indicación de su contenido.

Notas a pie de página: se evitarán en la medida de lo posible. Cuando aparezcan, deberán


ser breves y aclaratorias. En ningún caso se presentarán notas destinadas únicamente a
referencias bibliográficas.

Las citas son transcripciones de un texto que se incorporan a la investigación pues sirven
para comentar, probar, definir, etc.

Como citar:
Las citas de menos de tres líneas irán insertas en el texto y señaladas con comillas dobles ("
").
Las citas extensas (tres líneas o más) constituirán un párrafo aparte y tendrán un margen
mayor que el utilizado en el texto. En este caso, no se emplearán comillas.

En las citas se indicará el apellido del autor seguido del año de publicación (y de una letra, a,
b, etc., si hay más de una obra en el mismo año) y de las páginas citadas.

Ejemplos (fragmentos de una investigación en donde se ha citado)

a) Citas de menos de tres líneas:

Asimismo plantea que los significados oracionales de tiempo, modo y aspecto constituyen un
significado global ‘inferido a partir de la combinación y uso de dichos bloques estructurales en
un contexto discursivo específico’ (SILVA-CORVALÁN 1998-1999: 1158).

76
Vicerrectoría Académica

b) Citas de más de tres líneas:

Sergio Bogard, por su parte, en relación con la diferencia entre el significado estructural y
discursivo de una forma verbal ha dicho que, aunque la distinción aspectual está marcada
morfosintácticamente:

el sentido aspectual de la oración no necesariamente equivale al aspecto procedente de la


forma verbal flexionada (…) Esta afirmación aparece justificable, al menos hipotéticamente, si
tomamos en cuenta que el aspecto es una noción cuyo ámbito de actualización trasciende el
significado derivado de la estructura verbal y se ubica fundamentalmente en el discurso
(Bogard 2005: 6).

Lo anterior significa que entonces, necesariamente, el significado de la noción de ‘aspecto’ es


más que el de uno de los componentes del significado global del enunciado. El aspecto esta
además condicionado por la existencia de otras unidades dentro del enunciado, y no es sólo
una categoría verbal. Tanto Bogard como Silva-Corvalán dan ejemplos en que la forma verbal
se contradice con el sentido del enunciado…

77
Vicerrectoría Académica
LA EXPOSICIÓN ORAL.

1. LA COMUNICACIÓN ORAL

La expresión verbal oral es aquella en la que el canal fundamental es oral-auditivo y


existe un alto nivel de interacción entre el los participantes (hablante-oyente).
Se distinguen modalidades de comunicación oral:

La conversación es un intercambio oral informal, privado y con tema emergente,


espontáneo que cambia con mucha frecuencia. La finalidad de la conversación es
mantenerse conectado con los otros (es abiertamente fática) mediante las palabras. Es la
interacción más cotidiana y natural. En la conversación la interacción es inmediata y
espontánea.

El diálogo es un intercambio oral informal, privado y con tema previsto que se


mantiene. La finalidad del diálogo es poner en común ideas con respecto a un tema
particular buscando una solución, conclusión o acuerdo. Es también una interacción
cotidiana pero, a diferencia de la conversación implica razonamiento más elaborados
(posee una estructura argumentativa) y voluntad de llegar a acuerdos. En el diálogo la
interacción es inmediata.

La discusión es un intercambio oral, formal (en distintos grados), público (con audiencia
que no participa en la interacción) y con tema previsto. La finalidad de la discusión es
informar, explicar, o argumentar sobre un tema de relevancia pública. No es una
interacción cotidiana ni natural, implica estudio y conocimiento sobre el tema, habilidades
para hablar ante público y razonamientos muy elaborados. En la discusión la interacción
no es inmediata ni espontánea, se da en momentos establecidos comúnmente como
forma de pregunta o réplica.

En el ámbito universitario lo que se desarrolla es el diálogo y la discusión. La discusión es


para el caso lo típico de la interacción académica.

1.1. LA EXPOSICIÓN ORAL

Ocurre cuando un hablante mediante un monólogo explica a un auditorio un determinado


contenido. Hablamos de monólogo pues, aunque existan interacciones un sujeto dirige la
comunicación tornándose básicamente unilateral.

La comunicación oral posee muchos elementos que el orador debe considerar:

a) contenido verbal: claridad organización.


b) gestos.
c) postura.
d) distancia con el interlocutor.
e) miradas.
f) voz (volumen, velocidad, timbre).
g) silencio.
h) apariencia personal.
i) desplazamientos.
j) respiración.
k) imagen asertiva.
l) materiales de apoyo.

78
Vicerrectoría Académica

El orador cumplirá las finalidades de informar y/o persuadir. Para ello utilizara distintas
estructuras de discurso.

1.2 FINALIDAD DE LAS FORMAS DISCURSIVAS ORATORIAS

FINALIDAD DE LAS FORMAS


DISCURSIVAS ORATORIAS

INFORMAR PERSUADIR

mediante la

Descripción Narración Exposición Argumentación


(caracteriza) (relata) (explica) (fundamenta)

La exposición académica utilizará fluidamente la descripción, narración, exposición y


argumentación de acuerdo a si está más cerca del polo de la información o de la
persuasión. Si hay un eje informativo será un discurso más narrativo-descriptivo, por su
parte, si hay un eje persuasivo será un discurso más expositivo-argumentativo.

1.3 Características de la exposición oral

Generalmente se produce en situaciones públicas y de relación asimétrica (de


complementariedad). Como consecuencia de ello, el cumplimiento de las normas
sociales, de acuerdo con la situación, y la aplicación de las técnicas correctas de
enunciación, son aspectos fundamentales.

Algunos aspectos por controlar en un discurso público, son los siguientes:

* Control de los tópicos que trata el discurso: Toda conferencia debe amoldarse al
público, al cual va dirigida. Se debe estructurar el contenido en un orden que oriente
paso a paso el desarrollo de la exposición. Se suele utilizar como apoyos estructurales
los esquemas o los gráficos.

* Control del contacto: se debe evitar la lectura directa, lo cual evita la


desconcentración del receptor, esto permite estar atento a los cambios de
circunstancias y controlar efectivamente las variables que se presenten. Se debe
lograr que el público se sienta partícipe, dirigiendo su mirada a todos los sectores.

* Control de la voz: los matices que el orador pueda incorporar están relacionados
con la acústica y la preparación técnica de la sala (micrófonos, amplificadores y
cualquier otro elemento que colabore en el desarrollo de la conferencia). El objetivo
es lograr que todos los asistentes oigan claramente el mensaje.

79
Vicerrectoría Académica

* Control del lenguaje corporal: moderación en la gesticulación y movimiento de


brazos y manos. Tratar que la conferencia tenga cierta dinamicidad. El lenguaje
corporal refleja el control que se tiene del tema, la seguridad del expositor y crea una
imagen de credibilidad y competencia.

* Control de la información: los encargados de la organización suelen tener


información acerca de los asistentes, lo cual es importante para el charlista. Averiguar
el rango de edades, los intereses y las características ocupacionales o profesionales
del auditorio.

* Control del trato con el auditorio: Evitar el tuteo. Dar confianza. Ante la consulta
de algún participante no hay que incurrir en discusiones interminables ni tratar de
convencer de lo contrario. Se debe utilizar un criterio amplio.

Considere que su exposición será evaluada según la siguiente tabla:

Tabla de Evaluación de Exposiciones

Nº Aspecto observado Nota


1 Postura física.
2 Ademanes, apoyo gestual.
3 Dominio del espacio.
4 Trato al público (audiencia, receptores).
5 Volumen de la voz.
6 Tono (adecuado, muy agudo, etc.).
7 Dicción (pronunciación).
8 Ritmo (monótono, muy rápido, etc.).
9 Uso de pausas (silencios).
10 Disposición de ideas.
11 Claridad de objetivos.
12 Ausencia de “muletillas”.
13 Manejo de vocabulario.
14 Motivación del auditorio al inicio de la exposición.
15 Énfasis en ideas principales.
16 Estructura del discurso (presentación - desarrollo - conclusión)
17 Uso de ejemplos o formas de aclarar ideas.
18 Reiteración de la idea principal al inicio (presentación) y final (conclusión)
19 Motivación del auditorio durante el desarrollo.
20 Motivación del auditorio en la conclusión.

80
Vicerrectoría Académica

Índice temático

TEMA PAGINA

1. El proceso de la comunicación, .............................. 1


factores y funciones de la
comunicación.

2. Los códigos. .............................. 8

3. Sistema, norma y habla. .............................. 17

4. El signo lingüístico. .............................. 29

5. Ortografía literal. .............................. 33

6. Ortografía acentual. .............................. 39

7. Sintaxis española. .............................. 43

8. Las preposiciones, las conjunciones y .............................. 50


los complementos.

9. El párrafo y las estructuras textuales. .............................. 57

10. El informa de investigación, sus .............................. 71


partes y la notación APA.

11. La Exposición oral. .............................. 74

81