Sie sind auf Seite 1von 13

*LA LENGUA

Es un órgano muscular móvil que se compone de 3


porciones: raíz, cuerpo y punta. Ocupa la mayor parte de la
boca entre las arcadas dentales. La lengua participa en la
masticación, sabor, deglución, habla y limpieza bucal,
aunque su función principal consiste en llevar el alimento
hacia la faringe durante la deglución y articular palabras del
lenguaje hablado.

Músculos de la lengua
La lengua está dividida en 2 mitades por un septo lingual
fibroso medio. Cada mitad de la lengua se compone de 4
músculos extrínsecos y 4 músculos intrínsecos, los cuales
son inervados por el nervio hipogloso (XII), excepto el
palatogloso que es inervado por el vago.

Músculos de la lengua Extrínsecos

Geniogloso. Se origina de las apófisis geni superiores del


maxilar inferior y se extiende en abanico por la cara inferior
de la lengua hasta el dorso de la misma. Las fibras más
inferiores se insertan en la cara anterior del cuerpo del
hioides.

Hiogloso. Se origina en el cuerpo y asta mayor del hioides,


tiene dirección anterosuperior para insertarse en la cara
lateral e inferior de la lengua. Un manojo muscular puede
originarse del asta menor del hioides y se denomina
condrogloso.

Estilogloso. Se origina en el borde anterior de la apófisis


estiloides, cerca de la punta, y en el ligamento estilohioideo.
Desciende en dirección anterior y pasa por debajo de la
inserción del constrictor superior de la faringe hasta su
inserción en la cara lateral de la lengua.

Palatogloso. Se origina de la cara inferior de la aponeurosis


del velo del paladar. Desciende formando el pilar anterior
del velo del paladar, por delante de la amígdala, para
insertarse en la porción lateral de la lengua.

Músculos de la lengua Intrínsecos


El músculo longitudinal superior forma una fina capa en la
profundidad de la membrana mucosa del dorso de la
lengua.

El músculo longitudinal inferior es una estrecha banda,


aproxima a la cara inferior de la lengua. El músculo
transverso de la lengua está situado en la profundidad del
músculo longitudinal superior. El músculo vertical de la
lengua tiene una dirección inferolateral desde el dorso de la
lengua.
*LA BOCA
La boca es un orificio que se encuentra en la parte inferior
del rostro. Es el comienzo del sistema digestivo, por donde
ingieren los alimentos al cuerpo.

Órganos:Dentro de la boca, encontraremos varios órganos


que permitirán la ingestión de la comida y la prepararán
para su digestión.además de ayudarnos con la ingestión y
absorción. Labios: Los labios son pliegues de carne que
delimitan el orificio de la boca y, al ser musculosos, pueden
moverse para, por ejemplo, chupar. Algunos animales (los
que no son mamíferos) no tienen labios ya que no necesitan
succionar la teta para alimentarse durante su infancia.
Lengua: La lengua es un órgano muscular. Sirve para ayudar
a tragar, chupar, hablar (en aquellos seres vivos que
pueden), sentir los sabores y empujar los alimentos para
que puedan ser masticados.
Dientes: Los dientes son órganos duros de un material
similar al hueso. Estos sirven para desgarrar, triturar y
cortar los alimentos antes de tragarlos.
Glándulas salivales: Existen tres tipos de glándulas salivales
en la boca: las parótidas, las submaxilares y las sublinguales.
Su función es producir un líquido viscoso llamado saliva. La
utilidad de la saliva es, principalmente, comenzar la
digestión y ayudar a formar el bolo alimenticio. Sin
embargo, también elimina algunas bacterias de la boca y la
limpia de restos de alimentos.
Músculos de la boca

Elevador del labio superior: Eleva el labio superior


mostrando la encía. Expresión de malhumor y descontento.

Cigomático mayor: Eleva las comisuras labiales. Acción de


sonreír.

Cigomático menor: Proyecta hacia delante el labio superior.

Buccinador: Comprime las mejillas contra los dientes.


Acción de soplar.
Risorio: Con los labios juntos, dirige el ángulo de la boca
hacia atrás.

Orbicular de los labios: El paciente cierra e impulsa los


labios hacia delante. Acción de silbar.

Canino: Eleva el borde superior del labio unilateralmente.


Sonrisa despectiva.

Musculos masticatorios
La masticación es una parte de la función del aparato digestivo y está presente en una
variedad muy grande de animales, incluido el ser humano.

La masticación se define como un conjunto de actos que, constituyen la primera fase del
proceso digestivo. Gracias a estos actos los alimentos se degradan de forma mecánica con
ayuda de los dientes, la lengua y los músculos masticatorios. La función masticatoria se
trata pues de la fase previa a la ingestión y al comienzo de la digestión.

La función masticatoria se lleva a cabo mediante movimientos rítmicos bien controlados de


separación y cierre de los dientes maxilares y mandibulares. Los movimientos de masticación se
realizan mediante patrones de apertura y cierre, movimientos protrusivos, de lateralidades tanto
hacia la derecha como hacia la izquierda. El movimiento masticatorio se puede realizar gracias a
los músculos de la masticación.

Los músculos de la masticación son un grupo de músculos


asociados a los movimientos de la mandíbula (articulación
temporomandibular). Es uno de los principales grupos
musculares de la cabeza (el otro grupo es el de los
músculos de la expresión facial).

Son cuatro músculos principales los que conforman el grupo


de la masticación: el masetero, temporal, pterigoideo
medial y pterigoideo lateral. También participan músculos
supra e infrahioideos. Embriológicamente, los músculos de
la masticación se desarrollan a partir del primer arco
faríngeo, por lo tanto están inervados por una rama del
nervio trigémino (Vº par craneal), el nervio mandibular.

Masetero: Es el más superficial de los músculos


masticadores y palpables cuando se cierra con fuerza la
mandíbula.Es un músculo amplio y de forma rectangular.
Posee dos fascículos, uno superficial y otro profundo. Al
contraerse de forma simultánea eleva la mandíbula.
Temporal: Es un fuerte músculo elevador de la mandíbula
situado a cada lado de la cabeza y ocupa la fosa temporal
por arriba del arco cigomático y se extiende en forma de
abanico, cuyo vértice se inserta en la apófisis coronoides de
la mandíbula. El músculo está cubierto por la fascia dura, la
que puede ser removida quirúrgicamente y utilizada para
reparar una membrana timpánica perforada (una operación
conocida como un miringoplastia). Al contraerse eleva la
mandíbula y también la dirige hacia atrás; en esta última
actividad intervienen los haces posteriores.
Pterigoideo medial (interno)

Se inserta superiormente en la cara interna del ala externa de la apófisis pterigoides y cara
externa del ala interna y por el fascículo palatino de Juvara en la apófisis piramidal del
palatino y de ahí sus fibras se dirigen para terminar en la cara interna del ángulo de la
mandíbula.

Es un músculo elevador de la mandíbula; pero debido a su posición proporciona pequeños


movimientos laterales.
Pterigoideo lateral (externo)

Se extiende de la apófisis pterigoides al cuello del cóndilo de la mandíbula. Se encuentra


dividido en 2 haces, uno superior o esfenoidal y otro inferior o pterigoideo.

La contracción simultánea de ambos pterigoideos externos produce movimientos de proyección


hacia delante de la mandíbula. Si se contraen aisladamente, la mandíbula ejecuta movimientos
laterales hacia uno y otro lado, cuando estos movimientos son alternativos y rápidos, se llama de
diducción y son los principales en la masticación.

Digástrico
Tiene 2 vientres musculares (anterior y posterior) y un tendón intermedio, el cual los une. Se
extiende del hueso temporal (apófisis mastoides) a las fosas digastricas de la mandíbula.

Vientre anterior: al contraerse desciende la mandíbula y el hioides esta fijo y cuando la mandíbula
esta fija, eleva al hioides. Vientre posterior: al contraerse eleva el hioides y la cabeza se encuentra
fija y si la cabeza se inclina el hioides está fijo.

Estilohioideo
Eleva el hueso hioides y lo lleva hacia atrás, interviene en el habla, masticación y deglución.

Milohioideo
Músculo aplanado y parecido a un triangulo. Son 2 músculos que al unirse forman el piso de la
boca. Se extiende desde la mandíbula al hueso hioides.

Eleva el hueso hioides, la lengua. Interviene en los movimientos de deglución, las fibras
posteriores dan movimiento de lateralidad a la mandíbula y las fibras anteriores dan movimiento
para arriba y abajo.

Geniohioideo
Desciende la mandíbula cuando se contrae y participa en la deglución, elevando la laringe.

Esternohioideo
Se contrae para impedir la elevación del hiodes cuando baja la mandíbula.

Omohioideo
Depresor del hueso hioides, tensor de la aponeurosis cervical media. Contribuye a favorecer la
circulación venosa del cuello durante la inspiración.

Esternotiroideo
Desciende el cartílago tiroides y por tanto la laringe.

Tirohioideo
Elevador de la laringe, depresor del hueso hiodes
Músculos faciales que participan en la masticación

Buccinador
Por su contracción, estos músculos mueven hacia atrás las comisuras de los labios.

enfermedades mas comunes en la boca


 Herpes oral: El herpes es una infección causada por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1)
que puede aparecer en la boca, en los labios o en las encías. Se caracteriza por formar pequeñas
ampollas dolorosas que se suelen conocer con el nombre de calenturas. Una vez que se ha
contraído esta infección, el virus permanece inactivo pero puede volver a aparecer en cualquier
momento.
Se contagia mediante el contacto personal cercano o íntimo con la persona infectada. También se
puede contraer al entrar en contacto directo con el herpes o por usar objetos que hayan estado en
contacto con él tales como lápiz de labios, vaselina para labios en barra, toallas, máquinas de
afeitar, cubiertos y demás.

 2 Úlceras bucales: Las úlceras son una de las enfermedades bucales que pueden afectar a
cualquier parte de la boca: la lengua, los labios, la cara interior de las mejillas, el fondo de
la boca y las encías. Son lesiones que aparecen por irritación por causas como el contacto
con dientes rotos o prótesis mal puestas, mordiscos en el interior de la mejilla o labios o
quemaduras por comida o bebida demasiado caliente.

Otro motivo por el que pueden aparecer es por debilidad del sistema inmunitario por un
resfriado, por ejemplo, por la fiebre, por el estrés y por cambios hormonales, éste último
especialmente en mujeres.

 3 Candidiasis oral o muguet: La candidiasis oral es una infección provocada por hongos
levaduriformes que aparecen en la lengua y en el revestimiento de la boca. Estos hongos
viven de forma natural en nuestra boca pero en ocasiones, las condiciones pueden favorecer
que se multipliquen causando la infección.

Por lo general, esto suele suceder cuando bajan las defensas del cuerpo y el sistema
inmunitario no es capaz de controlar a estos hongos. Además, los esteroides, la diabetes, los
antibióticos o las prótesis dentales mal ajustadas también pueden provocar que aparezca la
candidiasis oral. Suele ser frecuente en los recién nacidos y en estos casos, es de fácil
tratamiento.

 4 Leucoplasia: Aparece en forma de parches en la lengua, en la parte interna de la mejilla


y en la boca, afectando siempre a las membranas mucosas. Se desconoce cuál es la causa
que favorece su aparición aunque se barajan opciones como asperezas en los dientes o
prótesis dentales, el tabaco (especialmente si se fuma en pipa) o el alcohol.

Existe un tipo de leucoplasia llamada leucoplasia vellosa oral que está provocado por el
virus Epstein-Barr y que aparece especialmente en personas con VIH/SIDA, siendo uno de
los primeros síntomas que aparecen de esta enfermedad. También se ha observado en
personas que no padecen SIDA pero cuyo sistema inmunitario no funciona del modo
correcto como por ejemplo en quienes han recibido recientemente un trasplante de médula
ósea.

 5 Xerostomía o boca seca: La xerostomía o boca seca es la sensación de sequedad bucal


por la disminución o ausencia de saliva debido a una alteración en el funcionamiento de las
glándulas salivales. Suele afectar con más frecuencia a mujeres que a hombres; un 40% de
quienes la padecen son mayores de 50 años.

Existen varias causas por las que puede aparecer la boca seca. Algunas de ellas son el
estrés, la ansiedad y la depresión, que pueden causar un funcionamiento anormal de las
glándulas salivales. Enfermedades como la diabetes también pueden afectar a la producción
de saliva. Así mismo, el tabaco, el alcohol y una dieta pobre en frutas y verduras
contribuyen a la aparición de la xerostomía.

 6 Halitosis: También se conoce como mal aliento caracterizado por olor desagradable
que sale de la boca y que da lugar a problemas de carácter social. Por lo general se asocia a
una pobre higiene y a enfermedades bucales aunque puede ser una señal de otro tipo de
patologías.

La halitosis oral procede de la propia cavidad bucal y generalmente se debe a la existencia


de placa bacteriana en la lengua aunque también se puede relacionar con otras causas como
una mala higiene dental o al tabaco. Sin embargo, la halitosis extraoral se origina por
trastornos en el tracto respiratorio digestivo, en el hígado o en los riñones.

 7 Caries: Las caries son perforaciones o cambios estructurales que se producen en los
dientes. Puede afectar a personas de cualquier edad y es una de las principales causas de la
pérdida de dentición. Aparecen cuando los restos de comida se quedan entre los dientes
formando placa que posteriormente se convertirá en sarro cuyos ácidos dañarán el esmalte
dental.

Por lo general, las caries no duelen a menos que se hagan demasiado grandes y acaben
afectando al nervio del diente o provocando una fractura del mismo. Es importante tratar
las caries cuando aparecen para evitar un absceso dental y la extracción del diente.
 8 Bruxismo: El bruxismo consiste en apretar fuertemente los dientes o hacerlos rechinar
de forma inconsciente. Es habitual que ocurra de noche cuando es más difícil controlar el
impulso. Aunque hay gente que no muestra síntomas, muchas personas con bruxismo
muestran problemas en la articulación de la mandíbula y desgaste en los dientes. También
puede aparecer dolor de oído, de cabeza o de mandíbula.

No existe consenso acerca de las causas que provocan la aparición del bruxismo pero se
cree que puede estar muy relacionado con el estrés y la ansiedad. De hecho, algunos
pacientes con bruxismo han visto que éste desaparecía tras realizar técnicas de relajación.
Otro método empleado es el uso de férulas para evitar el rechinamiento de dientes.

 9 Gingivitis: La gingivitis consiste en la inflamación de las encías y es un efecto a largo


plazo de la acumulación de placa entre los dientes de la que derivan otras enfermedades
bucales como la caries. Tanto la placa como el sarro producen bacterias que emiten toxinas
dañinas para las encías provocando la inflamación y una mayor sensibilidad. Puede
aparecer sangrado y úlceras.

Además de una deficiente higiene dental, existen otros factores que pueden favorecer la
aparición de la gingivitis como el embarazo, una diabetes que no esté siendo controlada, el
uso de algunos medicamentos, los dientes mal alineados o prótesis dentales mal colocadas.

 10 Periodontitis: La gingivitis consiste en la inflamación de las encías y es un efecto a


largo plazo de la acumulación de placa entre los dientes de la que derivan otras
enfermedades bucales como la caries. Tanto la placa como el sarro producen bacterias que
emiten toxinas dañinas para las encías provocando la inflamación y una mayor sensibilidad.
Puede aparecer sangrado y úlceras.

Además de una deficiente higiene dental, existen otros factores que pueden favorecer la
aparición de la gingivitis como el embarazo, una diabetes que no esté siendo controlada, el
uso de algunos medicamentos, los dientes mal alineados o prótesis dentales mal colocadas.

 11 Cáncer oral o bucal: Este tipo de cáncer suele aparecer en los labios y en la lengua
aunque también puede ocurrir en otras partes de la boca como la cara interior de las
mejillas, las encías, el suelo de la boca o el paladar. Suele ser un cáncer que se extiende
rápidamente.
El tabaco y el alcohol están considerados como principales factores del cáncer de boca
aunque hay otras posibles causas como el roce crónico con prótesis, el virus del papiloma
humano, los medicamentos inmunodepresores y una pobre higiene dental.

 12 Estomatitis: Consiste en una infección de la boca provocada por el virus del herpes
simple (VHS) que se manifiesta en forma de úlceras y llagas. Es muy habitual en niños
quienes lo traspasan con facilidad de unos a otros.

Además de ampollas y úlceras, puede aparecer dificultad para tragar, babeo, fiebre e
irritabilidad especialmente a la hora de comer y beber por las molestias. El tratamiento es
sencillo y consiste en un medicamento para combatir la infección y un analgésico para el
dolor.

Una vez que se ha adquirido el VHS éste permanecerá para siempre en el organismo. En la
mayor parte de los casos se mantendrá siempre inactivo pero podrá surgir de vez en cuando,
apareciendo de nuevo las úlceras.

 13 Noma: Se trata de una de las enfermedades bucales más agresivas que existen pues
consiste en una gangrena que destruye las membranas mucosas de la boca. Aparece con
frecuencia en niños pequeños con síndromes de desnutrición grave que habitan en zonas de
poca higiene y han pasado por el sarampión o la varicela.

La destrucción del tejido comienza por encías y mejillas extendiéndose después por los
labios hasta llegar a los huesos provocando la caída de los dientes causando deformidad. Se
puede detener con antibióticos y una nutrición adecuada, requiriendo cirugía para eliminar
el tejido destruido y reconstruir los huesos.

 14 Labio leporino: El labio leporino es un defecto congénito que sucede cuando el labio
no se ha desarrollado correctamente en el vientre de la madre durante los primeros meses
de embarazo. Consiste en una abertura del labio superior que en ocasiones puede llegar
hasta la nariz. Suele acompañarse de paladar hendido.

Puede provocar algunos problemas en los niños como dificultad para alimentarse de la
madre, pérdida auditiva, problemas en el habla y en el lenguaje y problemas en el
desarrollo de la dentadura. Además, la visible malformación que supone puede causar
problemas emocionales y psicológicos.
 15 Paladar hendido: El paladar hendido es una malformación que surge durante los tres
primeros meses de embarazo y que provoca que el bebé nazca con el tejido del paladar
incompleto. A menudo suele estar acompañado del labio leporino. Dependiendo de si la
abertura del paladar se encuentra en la parte de adelante o de atrás, puede provocar
problemas para comer y beber y también para hablar.

El paladar hendido se puede solucionar con una cirugía que debe ser practicada antes de
que el bebé cumpla los 18 meses de edad. En ocasiones, se precisan también cuidados
dentales y terapias para el habla.

 16 Maloclusión: La maloclusión aparece cuando los dientes no están debidamente


alineados o las filas superior e inferior no encajan adecuadamente. Es una de las
enfermedades bucales más frecuentes que presenta la mayor parte de la población aunque
son pocas las personas que necesitan algún tipo de intervención para corregirla.

Existen varias causas para que se produzca la maloclusión, casi todas ellas producidas en la
infancia: chuparse el dedo hasta edad avanzada, uso excesivo del biberón o respirar por la
boca son algunos de ellos. Además, también aparece cuando los dientes de leche tienen
poco espacio entre ellos, lo que hace que los definitivos tengan que crecer torcidos.

 17 Edentulismo: El edentulismo consiste en la pérdida parcial o total de los dientes de


forma progresiva a causa de traumatismos, enfermedades, caries y una deficiente higiene
dental. Las consecuencias que tiene son principalmente estéticas, lo que conduce a una falta
de autoestima y a problemas emocionales además de dificultades a la hora de comer y
hablar.

Además, la ausencia parcial de dientes provoca que el hueso se reabsorba provocando el


desplazamiento de las piezas que quedan. Esto provoca una gran alteración en el
funcionamiento de la mandíbula, en especial en cuanto a la mordida.

 18 Fluorosis: La fluorosis consiste en manchas que aparecen en el esmalte dental que no


producen dolor ni afectan a la función normal del diente. Habitualmente es muy difícil
verlas a simple vista pero si la fluorosis es grave, las manchas pueden aparecer de color
marrón y el esmalte con picaduras. Es una de las enfermedades bucales más estéticas que
dolorosas o problemáticas.

La aparición de la fluorosis se debe a un consumo excesivo de fluoruro durante el proceso


de formación de los dientes pero antes de que éstos salgan en la boca lo que se produce
antes de los ocho años de edad. Para evitarlo, es conveniente vigilar que los niños no usen
demasiada pasta dental cuando se laven los dientes y que no abusen del enjuague bucal.
 19 Queilitis: La queilitis, también conocida como boqueras, es una inflamación de las
comisuras donde se unen el labio superior y el inferior que puede aparecer en un lado o en
ambos. Suele aparecer en forma de enrojecimiento que puede agravarse con fisuras, grietas
y costras en los casos más graves.

Puede producirse por bacterias o por hongos aunque en ocasiones es señal de una
alimentación deficiente o de defensas bajas. Es molesta especialmente a la hora de comer
ya que suele escocer o arder al abrir la boca y con el contacto con alimentos y bebidas.

 20 Papiloma: El virus papiloma humano (VPH) se caracteriza por causas lesiones en la


piel en forma de verrugas o úlceras. Cuando se encuentra en la cavidad bucal suele aparecer
en los labios, en las comisuras, en el frenillo y en el dorso de la lengua.

Muchos estudios apuntan a que el papiloma oral puede derivar en cáncer en sus cepas de
alto riesgo por lo que es una de las enfermedades bucales a las que hay que prestar más
atención. En estos casos, el papiloma desciende hasta la garganta por lo que hay que
consultar inmediatamente con el médico de producirse molestias en esta zona.