Sie sind auf Seite 1von 12

SUMILLA: DESCARGO RESOLUCIÓN

DIRECTORIAL Nº 1415 Y
OTROS.-

Mg. Diego Martín Martínez Marroquín


DIRECTOR DE LA UGEL – CAMANÁ
RESOLUCIÓN DIRECTORIAL Nº 1415 de fecha 31 de Diciembre
del 2018.
__________________________________________________________

SONIA FARJE BENAVENTE, identificada con DNI Nº


06661196, con domicilio real en Conjunto Habitacional “Las
Flores” Block VI, Dpto. 402 y domicilio procesal en Jr.
Sebastián Barranca Nº 350 – Segundo Piso - Of. 202,
Cercado y Provincia de Camaná, departamento de Arequipa;
respecto a la RESOLUCIÓN DIRECTORIAL Nº 1415 que da cuenta
de la Apertura de Proceso Disciplinario en mi contra.

Habiéndoseme notificado con fecha 31 de Enero del 2019


RESOLUCIÓN DIRECTORIAL Nº 1415;

II.- FUNDAMENTO DE HECHO:

Mi persona viene laborando como docente en el C.E.B.E


“Medalla Milagrosa” – Camaná desde el año 2001. Hasta la
actualidad.
Es de saber por su despacho que la institución en la que
laboro se dedica a la educación Básica Especial que
atiende la Educación inclusiva para niños con discapacidad
o NEE; que atiende con un enfoque inclusivo a los niños,
niñas y adolescentes con discapacidad severa y
multidiscapacidad; en tal sentido, me encuentro preparada
para ejercer mi labor en la modalidad, por cuanto me he
preparado para ello en la modalidad de Educación Especial.
En esas circunstancias y tal como se registró en el Acta
de Evidencias de fecha 03 de Junio del 2016 a horas 8:10
am aproximadamente, se suscitó un incidente con el menor
de iniciales R.A.O.H. que da cuenta de una supuesta
agresión en su contra por parte de mi persona en
circunstancias en que nos encontrábamos en formación, es
así que al percatarme que el menor de iniciales R.A.O.H se
encontraba alejado de la formación por la parte posterior,
mi persona se acerca para tomarlo del brazo cuidadosamente
e indicarle que se acerque a la misma; en ese momento, el
menor me tomó del cuello con ambas manos por espacio de 50
segundos aproximadamente, asumo que en ese lapso de tiempo
ninguno de mis compañeros presenciaron la escena puesto
que ninguno vino en mi auxilio ni dio señal de alerta; en
esas circunstancias, sospecho que por instinto de
sobrevivencia y autoprotección pude haber efectuado algún
movimiento que hubiera podido ocasionar el rasguño; cuando
logré quitar sus manos de mi cuello, mis manos sujetaban
sus antebrazos a la altura del tórax y es esa escena que
percibe don Rodolfo Meza quién lejos de ayudarnos a ambos
(al menos de iniciales R.A.O.H y a mi persona) por ser su
función como Auxiliar, me recriminó con total certeza la
ejecución de los hechos. Es esta misma persona, quien
llamó a la directora de la Institución narrándole hechos
falsos e imputándome la comisión de los hechos sin tomar
en cuenta mi testimonio, motivo por el que la Directora de
la institución tomó nota de la incidencia en el Cuaderno
de Incidencias (nótese que el mencionado cuaderno no fue
usado anteriormente, por el contrario, al parecer no
hubieron incidencias anteriores y tan sólo se reportaron
los hechos descritos) con los hechos relacionados a mi
persona; así mismo, esta misma persona se ha encargado de
difamarme ante los docentes y padres de familia sin haber
presenciado completamente la escena, poniéndolos en mi
contra; habiéndose utilizado su declaración como prueba
referencial en mi contra en el proceso que se sigue por
Por otro lado, los informes psicopedagógicos del menor
R.A.O.H de fechas Julio 2013, Diciembre 2014 y Mayo 2015,
concluyen: “Es un alumno con una posible Discapacidad
Intelectual Severa, acompañada a trastornos convulsivos
recurrentes e inadecuada socialización agrediendo a niños
y adultos sin motivo alguno aparente”. Debo afirmar al
respecto que el día de los hechos no fue la primera vez
que he notado un comportamiento agresivo del menor, sin
embargo, nunca lo he reportado debido a su comprensible
condición. Respecto a la medicación permanente del menor,
es el especialista quien debe evaluar y sugerirla de ser
pertinente para una mejora progresiva en la salud del
menor.

Sobre estos hechos, se lleva a cabo una investigación


teniendo como resultado la Sentencia Nº 261-2017- JCT con
fecha 23 de Noviembre del 2017, mediante la cual se
dispone:
“1: DECLARAR: FUNDADA la demanda sobre contravenciones
interpuesta por la representante del Ministerio Público
contra Sonia Adriana Farje Benavente en agravio del menor
R.A.O.H…, y se DISPONE el cese inmediato de las acciones
que configuran tal contravención así como cualquier tipo
de vulneración, así como EXHORTAR a la demandada que
….debe eliminar todo acto de violencia o maltrato.
2. DISPONER: Que la demandada… CUMPLA con abonar a favor
del menor …… la suma de S/. 400 (cuatrocientos con 00/100)
por concepto de indemnización por vulneración a la
integridad física y moral del menor….
3. EXHORTAR: A la Gerencia Regional de Educación de
Arequipa y la Unidad de Gestión Educativa Local de Camaná…
que realicen la ACCIÓN DE REUBICACIÓN de la docente…”
Con fecha 2 de Abril del 2018, mediante Sentencia de Vista
Nº 032-2018, se confirma la Sentencia anterior,
encontrándose en la actualidad en aplicación de recurso de
Casación. Las apelaciones a las que le hago mención, fueron
interpuestas por mi persona con la única intención de
buscar un criterio de equidad y justicia.

- DE LA DEFINICIÓN DE AGRESIÓN:
Conforme lo señala la Real Academia de la Lengua Española,
la agresión es la “acción violenta que realiza una persona
con la intención de causar daño a otra”.
Guillermo Cabanellas de Torres, en su libro Diccionario
Jurídico Elemental, define el término agresión como “la
acción o efecto de acometer, de atacar: Así, en Derecho, es
el ataque, el acometimiento dirigido violentamente contra
una persona para causarle algún daño en sus bienes, para
herirla o matarla”.
Aceptar la decisión del juez, emitida mediante Sentencia Nº
261-2017- JCT, es aceptar que mi persona ha ejercido
violencia voluntaria contra el menor de iniciales R.A.O.H,
lo que atentaría contra mis principios éticos y
profesionales en mi calidad de docente.

Por otro lado, su institución ha tomado por hecho que


efectivamente mi persona agredió (Violentamente con la
finalidad de causarle daño) al R.A.O.H; y por el contrario
me ha dejado en total desamparo moral puesto que su
institución y la sociedad civil me sitúan en un lugar de
indefensión al considerar la protección absoluta e
indubitable del supuesto agredido.

Siendo así, su entidad emite el INFORME PRELIMINAR Nº 09-


2018-GREA-UGELADM-STPD, el que se indica:
a) 5. “Mediante el Oficio Nº 96- DCEBEMM-2017 la
directora del CEBE Medalla Milagrosa pone en
conocimiento de la UGEL la Sentencia Nº 261-2017-JCT
en primera instancia del Juzgado Civil, la cual fue
recurrida y resuelta por el superior en grado mediante
la Sentencia de vista Nº 032-23018 que confirma la
apelada, elevo en Recurso de Casación a la Corte
Suprema; con lo que se advierte que ya existe un
proceso judicial respecto a la contravención en
agravia del alumno R.A.O.H”
b) 9. “Respecto a la Sentencia de Vista Nº 032-2018 en SU
SEGUNDO CONSIDERANDO: son hechos probados.
Se ha probado que con fecha tres de junio del dos mil
dieciséis en la hora de ingreso al colegio Medalla
Milagrosa, donde estudia el menor agravado, ocurrieron
hechos que dieron lugar a esta causa, estando a las
declaraciones que se citaron:
Está probado que a consecuencia del incidente del
entro agraviado resulto con lesiones en la región
malar derecho y en la cara anterior derecha del
cuello, que requieren un día de atención facultativa
por un día de incapacidad médico legal, como consta en
el certificado médico legal de fojas trece;
Está probado que las lesiones que presenta e
agraviado fueron causados por la demanda, como se
desprende de las declaraciones del menor agraviado.
…La evaluación psiquiátrica practicada a la demandada
se concluye que es portadora de depresión atípica (con
tendencia a la depresión, personalidad con rasgos
ciclotímicos (con cambios de afecto en forma continua)
y trastornos maniaco depresivo (con ideas maniacas y
cambios de ánimo inesperados, que denotan
inestabilidad emocional que deviene en incompatible
con las exigencia de trato a menores con discapacidad…
”.
a) Del mismo Informe en cuestión, que contiene 05
páginas, se desprende que el mismo está dirigido al
Mg. Diego Martín Martínez Marroquín en su calidad de
Director de la UGEL – Camaná, sin embargo se desconoce
los nombre de los servidores públicos que lo emiten,
puesto que se evidencia en las fojas 01 a 04 la
existencia de 3 rúbricas no identificadas y en la foja
05 se evidencian 04 rúbricas de procedencia no
identificada.
Así mismo, mediante RESOLUCIÓN DIRECTORIAL Nº 1415, de
fecha 31 de Diciembre del 2019 SE RESUELVE: 1º Declarar
PROCEDENTE la denuncia administrativa formulada en contra
de la Docente SONIA ADRIANA FARJE BENAVENTE por supuesto de
agresión físico en agravio del menor RODRIGO ANDRE OROPESA
HUAMAN. 2º Aperturar proceso Administrativo disciplinario a
la docente SONIA ADRIANA FARJE VENAVENTE, quien se presume
habría incumplido sus deberes como docente establecidos en
la Ley de la Reforma magisterial, Ley Nº 29944, en el Art.
40º Inc. N).

III.- FUNDAMENTOS DE LAS PRETENSIONES:

3.1.- SOBRE LA SOLICITUD DE NULIDAD DE LA RESOLUCIÓN


DIRECTORAL Nº 1415

3.1.1.- a) Tal como señalo en el II. a) el proceso


judicial en mi contra al que se hace mención, se encuentra
en Casación; en consecuencia, conforme a la Constitución
Política del Perú Artículo 2°.24. e) Se configura a la
presunción o, mejor dicho, estado de inocencia, como un
derecho fundamental. Así señala: “Toda persona tiene
derecho a la libertad y seguridad personales. En
consecuencia, toda persona es considerada inocente
mientras no se haya declarado judicialmente su
responsabilidad”, en tal sentido, mientras el proceso se
encuentre en casación, no se me puede considerar culpable.
Nuestro país es uno eminentemente democrático, en
consecuencia nos regimos por el principio de Supremacía
Constitucional que deja cuenta de la ubicación de la
Constitución Política del Perú por encima de todo
ordenamiento jurídico; en consecuencia, la razón de ser de
la presunción de inocencia es la seguridad jurídica y
laboral, la necesidad de garantizar a toda persona
inocente que no será condenada sin que existan pruebas
suficientes que destruyan tal presunción; en el caso que
se ha investigado en mi contra, se ha otorgado primacía al
derecho fundamental del menor R.A.O.H por su condición
física y mental dejándoseme de lado como persona humana.

b) Respecto a la Sentencia de Vista Nº 032-2018 en SU


SEGUNDO CONSIDERANDO, el documento asume los hechos por
probados, los mismos que su despacho dan por efectuados a
pesar de encontrarse en Casación.
En cuanto a ello, he sustentado que conforme a la
Constitución Política del Perú me asiste el derecho a que
se me presuma inocente hasta que se emita Resolución
condenatoria en el proceso de apelación que se viene
revisando en casación; incluso si en la Resolución de
Casación se resolviera consintiendo las resoluciones
anteriores se corroboraría una vez más que se ha emitido
fallo en mi contra considerando pruebas y declaraciones
referenciales como la del supuesto agredido, la del
auxiliar de Educación quién no observó la escena completa,
el Examen Psiquiátrico practicado a mi persona, etc.

Al respecto debo efectuar mi descargo en honor a que en la


Sentencia de Vista Nº 032-2018, se ha considerado como
medio probatorio el resultado de la Evaluación Psiquiátrica
practicada a mi persona; en consecuencia, debo admitir
(pese a que se tratan de situaciones estrictamente
personales y que pertenecen a mi esfera de reserva y
cautela) que vengo siendo medicada desde el 2014
aproximadamente debido a que atravieso por la etapa natural
femenina denominada menopausia, la misma cuyos trastornos
coinciden con los que se hace referencia en la Evaluación
psiquiátrica.
No obstante ello, mi situación temporal que menciono
líneas arriba, no es motivo para aseverar mi culpabilidad,
intención y alevosía en los hechos materia de la presente
investigación. Lo antes mencionado resulta altamente
comprobable debido a que durante los 19 años que vengo
laborando como docente en esta Institución jamás he tenido
incidencias similares, por el contrario, siempre me he
dirigido con sumo respeto, cuidado y compromiso tanto con
mi trabajo profesional como con la relación con los
alumnos y padres de familia, no habiéndose reportado jamás
incidencias en mi contra. Respecto a ello, debo hacer
notar que desde la fecha de ocurridos los hechos, he
notado cierto hostigamiento laboral debido a que reconozco
que es obligación de la Directora de la Institución dar
parte inmediata a la Ministerio Público, Policía Nacional
y UGEL cuando se haya vulnerado los derechos fundamentales
del educando de manera tal que pudiera perjudicar su
estado de salud leve o gravemente, siendo que en el caso
en mención, no se ha notado tal agresión “violenta” en
contra del menor, por el contrario, con un adecuado
liderazgo se hubiera explicado la incidencia a los padres
de familia del menor a fin de evitar procesos
investigativos sobre hechos de los que no se tuvo certeza.
No se ha probado que el rasguño ocasionado en el rostro
del menor de iniciales R.A.O.H haya sido efectuado con
violencia e intención, puesto que ninguna persona ha
presenciado el momento exacto de ocurridos los hechos,
toda vez que don Rodolfo Meza -Auxiliar de la Institución-
percibe los hechos cuando las manos del menor de iniciales
R.A.O.H ya no se encontraban en mi cuello, por el
contrario, observa la escena cuando mis manos sostenían
ambos antebrazos del menor.
c) Respecto de las rúbricas de procedencia no
identificada, conforme a la Constitución Política del
Perú “Artículo 20.- El que desempeña un cargo público
es directa e inmediatamente responsable por los actos
que practique en el ejercicio de sus funciones”; así
mismo, conforme a la LEY N° 27444 LEY DEL
PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO GENERAL, todos los actos
administrativos se rigen por el principio de
legalidad ( Por el que las autoridades
administrativas deben actuar con respeto a la
Constitución; así mismo, cuando dichos actos
administrativos contravienen a la Constitución
política del Perú, gozan de un vicio en su formación
que los torna NULOS DE PLENO DERECHO, conforme el
Art. 10 de la Ley Nº 27444.
d) Conforme se desprende de la Resolución Directoral Nº
1415 de fecha 31 de Diciembre del 2018 se resuelve
aperturar proceso administrativo en mi contra por
incumplimiento de mi deber de docente conforme al Art.
40 Inc. N, de la Ley Nº 29944, que textualmente
señala:
“Asegurar que sus actividades profesionales se
fundamenten en el respeto mutuo, la práctica de los
derechos humanos, la Constitución Política del Perú,
la solidaridad, la tolerancia y el desarrollo de una
cultura de paz y democrática.”
De lo anterior se desprende que los hechos se han
originado de tal manera que no existe norma jurídica que
goce de primacía sobre la voluntad y el instinto humano de
autoprotección de la propia vida y el instinto de
supervivencia, ya que en el momento de los hechos sentí
que la presión de las manos del menor R.A.O.H en mi cuello
me estaban dejando sin oxígeno, puesto que me encontraba
en estado de indefensión siendo que por instinto de
supervivencia procedí a intentar quitar las manos del
menor de mi cuello, y es probablemente en ese acto que de
forma involuntaria pude haber ocasionado el rasguño en el
rostro del menor.

Así mismo, debe tomarse en cuenta el principio de la


razonabilidad que se indica en la Ley Nº 27444 Ley del
procedimiento Administrativo General por el que las
decisiones de la autoridad administrativa, cuando creen
obligaciones, califiquen infracciones, impongan sanciones,
o establezcan restricciones a los administrados, deben
adaptarse dentro de los límites de la facultad atribuida y
manteniendo la debida proporción entre los medios a
emplear y los fines públicos que deba tutelar, a fin de
que respondan a lo estrictamente necesario para la
satisfacción de su cometido.

En merito a los fundamentos expuestos


efectúo mi descargo de ley.

Camaná, 11 de enero del 2019.

___________________________
SONIA ADRIANA FARJE BENAVENTE
DNI Nº 06661196
RESPUESTA ESCRITA AL PLIEGO DE PREGUNTAS
PARA EL DOCENTE SONIA FARJE BENAVENTE

1. DIGA LA PROCESADA SI TIENE ALGÚN GRADO


DE AMISTAD O ENEMISTAD CON LA DIRECTORA
Y AUXILIAR DE CUANDO SUCEDIERON LOS
HECHOS MATERIA DE INVESTIGACIÓN.
Respuesta: Que, no. Antes de la ocurrencia de los hechos no
he tenido ningún grado de amistad ni enemistad con las
personas señaladas; mi relación con ambas personas es
estrictamente laboral. Sin embargo, quiero precisar que a
partir de ocurridos los hechos materia de investigación, las
personas antes mencionadas han venido hostigándome en el
centro de trabajo y divulgando los hechos que aún se
encuentran en investigación, tomándolos por ciertos; lo que
me causa perjuicio irreparable en mi honor y reputación como
docente.

2. DIGA SI EXISTE CUADERNO DE ANECDOTARIO


DEL ALUMNO AGRAVIADDO RESPECTO SU
CONDUCTA, COMPORTAMIENTO Y RENDIMIENTO.
Respuesta: Que, no tengo conocimiento de la existencia del
cuaderno mencionado, por mi parte yo nunca lo he
visualizado ni conocía de su existencia.

3. DIGA USTED SI AFIRMA O NIEGA LO


DENUNCIADO.
Respuesta: Afirmo parcialmente los hechos; efectivamente
reconozco que entre mi persona y el menor R.A.O.H se suscitó
un acercamiento físico abrupto y que como consecuencia el
menor resultó con un rasguño en el rostro; sin embargo,
rechazo rotundamente que los hechos se hayan efectuado con
intensión de causarle daño en su vida o salud; puesto que no
recuerdo el momento en que pude ocasionarle la supuesta
lesión, sin embargo asumo que probablemente lo realicé en el
momento en que mi persona intentaba poner a salvo mi propia
vida.
4. DIGA USTED SI CONOCE SUS DEBERES
EXPRESAMENTE SEÑALADOS EN LA LEY DE LA
REFORMA MAGISTERIAL.
Respuesta: Que, si conozco mis deberes como docente y como
ciudadana civil, conozco que tengo el deber de practicar
valores y derechos humanos, respetar a los alumnos, a velar
por una cultura de paz, a velar por los lineamientos de
nuestra Constitución Política y a ser tolerante; todos los
anteriores son deberes que jamás he dejado de cumplir y que
los he profesado con sumo respeto y cuidado; sin embargo
reconozco también el derecho que me asiste al
“Reconocimiento, por parte del Estado, la comunidad y los
padres de familia, de sus méritos en la labor educativa” Que
constan en el Artículo 41, Inc. p) de la Ley 29944.

___________________________
SONIA ADRIANA FARJE BENAVENTE
DNI Nº 06661196