Sie sind auf Seite 1von 1

ESPECTATIVAS ÉTICA Y DEONTOLOGIA PROFESIONAL

La vida es maravillosa, el simple hecho de estar respirando y compartiendo con las


personas que amamos, es una gran dicha de todo ser humano. Mi nombre es José Gabriel
Blondell García, hijo de José Rafael Blondell Vera y Yaniza Del Valle García Salazar, a
quienes amo y adoro, por brindarme su apoyo día a día, y direccionarme a siempre, hacer las
cosas bien, no actuar de mala fe, tenderle la mano al que la necesite y sobre todo ser humilde.
Soy el primero de sus dos retoños, el segundo, mi hermana Gabriela Del Valle Blondell
García; todos nacimos en el Estado Sucre, en Cumaná, quien fue nuestra primera casa, pero
actualmente nos encontramos viviendo en la ciudad de Maturín, desde hace 12 años. Cada
mañana, le doy las gracias, a mi padre celestial, por haberme regalado la vida y la familia que
tengo, y aunque se me presenten adversidades siempre alzo la mirada al cielo y recuerdo,
cuan bueno es DIOS, y sobre todas las cosas, que todo pasa por que tiene que pasar, pero
siempre hay que mirar hacia adelante.

En cuanto al ámbito educativo, hoy me encuentro cursando el 9no semestre de Ingeniería


Industrial, en el instituto universitario politécnico Santiago Mariño de Maturín. A un solo
paso de alcanzar mi objetivo, de convertirme en ingeniero industrial, después de un largo
camino y grandes pruebas. Dentro de mis últimas cargas académicas de la carrera, se
encuentra la materia “Ética y Deontología profesional”, la cual, puede enriquecer, según mi
punto de vista, los principios, valores y obligaciones que debe tener todo profesional. Pienso
en aprovechar en lo absoluto, dicha asignatura, cumpliendo con las actividades asignadas, y
a través de la experiencia obtenida, poder aplicar las herramientas aprendidas, en mi vida,
pues aspiro, en ser un trabajador honesto, responsable y recto en su labor, encaminado en
seguir siempre los estatutos del entorno laboral y social, y crecer día a día tanto en el lado
profesional, como el lado humano.

La palabra de DIOS dice en Deuteronomio 16:19-20 “No torcerás la justicia; no harás


acepción de personas, ni tomarás soborno, porque el soborno ciega los ojos del sabio y
pervierte las palabras del justo. La justicia, y sólo la justicia buscarás, para que vivas y poseas
la tierra que el SEÑOR tu Dios te da”. Considero que este versículo de la biblia, deberíamos
ponerlos todos en práctica, y tomarlo como principio ético y moral, en nuestra vida, para
llegar a ser hombres y mujeres, gustos y honestos, y crecer como persona. Como futuros
profesionales, debemos darle mucha importancia, en fortalecer nuestros principios y hay que
tomar en cuenta la ética y deontología, como base de nuestras relaciones laborales.

Atte. JOSÈ G BLONDELL G